(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Idea de un principe politico christiano, representada en cien empresas : dedicada al principe de las Españas nuestro señor"

c < 

C € 

c c 

c c - 



ce C 

ce < 
ce C 



c *L C c 

■ d " 



ce 

< < 

ce 

«-<¿ < (< ' c c 
, c < ' ' ^(C 

, < . X c c 

. < c < c c 

, ( ce <C<CC 

- c c 



ce C * X" 
(.< c < 

ce C C«CC< 

' < <c < 

c< c< C«< 

cccc C 



c<C r c?. 

:< f</< • ' c < 

. . .< , ce nx. í? 

: c ce «c ce 

c < c< «c 

<< « ce «c C<<<C'< 

C C <IC rece 



( 



C € O 



C <aQ<K<> ( C C •< ccCc 



, c c ce- ce ■ ce <<vf< c í <« SSS 



o a ce ce t ( ce" ce ^c e 

c < ce ec 

«r cr« x c<" ec <<<: 
C (^ CC CC CCecc 

' , r< C (<<c X CE- CC ^CC 

«- C ' <■ X CC <? CC C 

C « C << «c ce <k 

C<i C '«. c <q 

r, cC<£ C' r C CC <?l 

ce<r c ■■■< ce o 

< < Cl"C.CC "Ci 

ecc C c C d 

ce CC C <3 

< CCC C<C C C 

«ce cc^c <r cí 

roe? < erccvrOC C' e< 

< ecccvcc c «e « 

ixx <• ex e<« <c *r <<< 

/¡CC u« < «Cf/C «£"■ c 

CX ( r<<~ e ccoc 4C< < « 

Kcecc c ce- «L 

-v < iccc e ce- c ct e etC 

V < < <• « < c < c c • 

re < c oce oc ( 

- f v( « ( e:^e c 

( 'Cf tCC ( 
( (((> 
IC" '*■ < C (, C ( 

rec^ f< -C* c<"c < 
C c :< ((c r 

• ■ < c f ^f < < d"e '• 
íx ' <<. ' c^' ; ' : ^C l,r 

1 ( ' d"c r ' d' ' 
CC< (C< ^<( 

«r«- ¡a « 
n C% 

-•-" C 



"^c e< xc < 
< * 
re c 

r <r 

ccee 
<c<:ce 
CCC CC 

C3T< C' ; 



c< ec 



C c. << «Ci' c 
<C C C ' ^«3?< r *« ^ 
ecc c c - cecee ^<rec 



c ^ eeeC' y C(Ccc 

c~iC< C€C ' eeCfC" 



c ■ <r < ' c 

r ,*- ,?■ . «ce 'CC< 



PERKINS LIBRARY 

Duke University 



Kare Dooks 



,*C' < ' r 

r f «CC C C C 

:cc <«& >^rc< 

í ■ <: CC <<€ < << C< 
ac ecc '^r< c<- 

: c ce «ccC(C < c 

: cec cecee c 

¿ CeC rCCeC^cc C 

i CCCfíf ecc < 

t e irccec 
^ c c (CCCC 
■3 ( C ■'.(< ce 

c eCerCC ce c C 
: Ce C f CC C C . 

ec c ■ o < 

: ecc (<i e c ( c 

!_ C( c r <TC CC C C ( 
<íl o < < ce ce <3 

C_ e < < ec <a c 

el (<fC( 
ec_ c ( rcc 

: c -<c c<r e< ' rx 



< C( 
c d 


c 


i re 


( c 


CC 

< 



C f < 



^.<_ < ( < ce •- c«c 

<c <e ce c < •■ >c • ■ c 

ce <c «r.cci <C(.'.(C • 
c • c «¡t c < C t <€.'<■« c<- 5 

CC ( Cf í Ce < Cé CC d«C(e 

<e c ^f c< c < ec < < <r ce v 



' e<«. 

. « C « ' p 

e •. 



CC cC 

■ d¿ 8 ce <C 

r . C <- C <T <* < ' < 

• c> c c ; < -' ce • c 
e t c cc< < 

Ci c c c « ■ ( ( c > — 

r C C i ■ c 

Ce <( C ( , , ( 

< ' < * I ( < (< • 

f ce -' e ■ c< k 

C v c < - ( 

ce c.c " < 



c cc< <r c 



ec c.'C <e c 

: i ce ecc c 6 

c ce c« c > c v 

c ce co< c 
c ce Cv e e 
c ec c • ■ c c 
c ce c:: c c 
c CC #r < c c 

C ce C'teC' ( 

C CC (.tf e ( 

c c C4KL <! C> C < 

c <• <<g^ c<< e 



cr ' 

c « < C'- 

í 

x í - e ^ c 

a €< ■<- 
c < c 
( C 
e 
■ < cc<* 
"- i í<fe C X 
- e CCL'.C <C 
.(C «£'«C eC 
1 e ccC'-' ( C 
e e«C 'C f<3Í 



c « e . « 

■ c < 

< c 
c - 
c c 

■ ce c 
CC C 

5 CC. C 

C ( 

i e 

' C<< r 
C C 
C C'«C C 
<r<- r 

Ce (< 

cccc ' 



<C 
Ce < cc «O 

CC 

<cc 
<t 

cc 
( c c c 

cC CCí 



cce C c< < «C <C c c " 4 

e<£ C CC (C e <C c< 
■ «r c <3 CCC <C -C C 



CC C 

re c 
C< < 

y cc 

cC <C 

<< <r 

« Cc 



' : <SC ' fL l C cc VI V^_v ^ *^C «.v. v,> \<u v<¿íC. v«C « 

c< ecc^' <T <<• « <C c ' c ' C <c<? C *- ki ( <c< c<C '■— 
v" ce C«cc c<C O c~c<- ce C^ C - C <C <?c.C. 
c2 CCC <fc~ < e«CL e.c '<CC c ' c S? C ' ^ <«£" ' C£C 
CCCCC* C C C<~<< «<r< rCC C£ :<& «> « C , c «c . 
CCCCc V c cc< «CL «e <<££ t ^- < S^ <c <- C«C< * C'CL. 
cc< ecc <T <ec e^^rc r<Cc ce« cc c «: c<e< cc^cc ¡ 
ce CCC C <tCévd CL CCC CC <S- C re; c«Cc c CCC « 
ce ce «■ c "C c <L< ^cc ; «ce ' c< < < cec e ft <ccc < 
ce ce c .cc<tc"c<:€críSc a ce c <c c*cc< " «ice; 
(Ce CC C -Ce C< cree© CCC •• CCC c ' eC c <c c<-c << 

CC CC< C <<C~<£C,_ <ZL~ <ZC«[^< <<<< <■■<:«: C c <C <• tf.^gre: 

cc ce c a' r <^' e cce^cc^v -€ c c c &xs c c cí^c c 

ce ce Ce <Sc <cs <^ c^"C?'CCC f C' c ce r c <rc< c c< <r 7 c < 
Ce er cr C*CTC€ CF<5 cct^fecc.^ ere c . ecc cree c?c c 



c: 

e 

c: i 

t r<7 

e 

<^ 

c 



CC ec Ce e 



C r C Cect 



<cc c c " ccc< c ce czc c 



ecc - ce e^cicc ec^ec^ c «ecc c cíccc^ e <§ 



cc^c (recoce 'Ceceen c cree cccc c C CCC 
ce e ccfec^ic <c: c crcas^ cj cjcc< cí^c c ce ca 

CCc CC ClC Cccgc CCCC CCCeoCv/'C ■.-CCC í CjtCC CCc ccc< 
CCc cr rt c vcc<rc:c cccr<3r<C¿x "'■■■■.Ccccc<rTc CL ce ^c c < 
CC (C<CC'C€Cc CCciC^C^C'' CCC ccCjC e CCCCC4 

CCc ce^rCeCCc c«<^^CCC((C ^^SW 

CC < rr>í(rr:x cc< CC< CCv¡r?C<CI << CCC c C«iC C-- ;< ^C <L- C « 



rect < c ece_ 

rcC : C C C@ f l 

c e <e>fv<- 

cc c cr ees c re 

. ce c c cec.ee 

c ecc C C CCC: -re 

c«l c e;:c<s?ccc 

c «cL c; tz-iCm-< 3^ 
c «l c c ceccvcr 



CC« ce ccccCc ; _e^?<: cc v ec^íCS^í <' ! C/c i r, t 
CCc rr< CccCCLec^crrc CC • C^ : ■<g<^~ • «C- CCCCCOt 
■CC< cTiCf^ O'C^iCO: C OccC^ CCc ec - rce 
CC «tó Ct^vC 1 C C^CC-CCceCCCCC 
CC' ;: cc ; r ecc CCC CCl C 'OC«CC cccc CC CC'C 
ccr érese ec ce ecc c C3&L.0 ccccciLc er 

cf¡ -.--Cf<f e^c^cce cclc^^c ' cecee ce 

c ' ccecO" CCCvCCC e Ce<£C' C<CC(!:c 
c ' c crcccccccc c cc<e cecee ce 

C Vcr c ¿^crr C CCCCCC^ c C'Vr«KI '-<aST.CCc C d 

c ecceCLc'e cecee ce ce 7 c^cccccc 

d oCCC eí CjcCírrc < /C <iT"' - ceTCCC C C 



c erre re cljcc ^c c 
, ce eccrcce":. cl ccccccí 

CCc eTc •■ ecc " , C r eC CCCI 

ccccecccce^ -el '<e ecc 

<Ccc Ce co'Ci' ecc r CC C ce 

CCCCC r VV C1' €<Z¿ '■<■«?<- Cc'rXC 

cecee < c cec cce cc^c: 

c< cec ce C- r ' e e ce 

cecerce c'-c ecc 



•-<s&xxís. ce- _^r 

cíccczccc ^c?C' 

ceccceccc ecc-: 



C '«CtCi'C €C<WC < € ~43&it cíIvCC ce <e 



- ■•• e c r¿ 

■CCc C^C 
cCC C CcC 

ec CeC 



c cj dT-cc cc r cccc < 
C ^CCeC C' cCCcc 



ccC-. c <£cccC ce ecC c: cc cree. 
<cC ' e ceccecc cc cíCCC t ce c ce 



í^ r= recrece' CCCC C c/co" <wC«Cecrc <^ <c 



r C CC Lé - 
^-.i C CC ' 



,<^ec > 'c c í^ceéec rec <r 

(<^v re c^ '-ceCCcc cC 



c^ crvVíífc C cíCC^y^ cc ceec Oicec^ccfeca 
c Le fe /cr ce CCCX «N C cc c cc- CKCC <ec ere cí 

C^C'-vV e*^CC ^r? >r r / V^c« C CC (f <" <3^C- '• c <C\vr ,( .. (¡ 

V c cc - c c ec^ ^c o cc *B t cc c * <§&r~, c .^c^ c < 

£= ^ ; V>í^ : cc^ ^!c^^ C""-: C cccc c^C rcc^ccccí-cc C 
^cr' rfrfíím : M¿< CT^ cc C< ce .cccLccCc ccC 
c cc_ v eccecc^c ^"^ c? ^=^ - c « ^ ««rece < r< c< L • c 

^"'f-i^^M tecle 



c xiCcec ccc<C.L«r ceccccc <& 
.c'Cecc^ec<T CL'CCCe d 



C 'íCcc c 
C cCCc c 

(T < CC CC C C 

e ' •■ '■ cc c c 
C •- ( ' c 



c ce cccc- c ^ ■; 
e cece.ee c '^: v* 

C ee^ ecc « % % 

<c_ cCc ' cc < je 5^ 

cc CC* C c '•^-■' \C, 

CC : ecc € (íc cc < 

cC< <C~ c ce C "'«c (C 

cce ce 

-• cecee CCC € ■ cec <e c 

cc cc ■'< < <& c' ce c 

C CCCed CC C é; ce . c 

c cecee re e e e 

c ccctcc -ec e cc cc 

ccie«Cs_ 'te «te r c_ C < 
cccc ce c: * c c < 

CCCC ec CCC e c C C 

<c e ec cc < c e c 

cc e c cc ce e c 

CC-C C c§CC cccc 
cecee cec c cec 
^ c- c í?r c CCc 



c cc c e cce cree ^e o * 

<e e e < cc cc cccc cec ce c 4 

,e > > Cccc cc cec c ecc CCC Cu 

ce e c cc c<c_ ce e € c -e e * 
cc e e ec cc cc cc ■ c c^ %% < 

-V CC ccccecccc ce e c^ ^c 

t e c c a'C' cc ce cc cc c cc ^c c < 

r CL c c C e e cc ec - C ^ < % ' 

'cec cce re cc C c ce c 

c e ec- ee cec cc e ^ cec « 

; > >> > - ,¿ >< cc «; c .-'c c cc ce c 

ccceeiecícce Cf fe 
cc cecee c^c.<ec cc c c cc 



-, CT ■rCCCc ■ CC 

e - 'c- r r <c 
C cj ■'.'<c<S/- ^L' 
r e. ce cccc c; 

C fcecee' C 
c ( -§ ec <c 

c: c- cc- c 

C r(; ' ; c 
C c ce 
_ CL c ec 

e c_l c ce e 



cec -e 
cc ce. c <e 

ce ce e -^ce 
C c ^ ^CL 



VSO 



3S* 



Digitized by the Internet Archive 
in 2012 with funding from 
Duke University Libraries 



http://archive.org/details/ideadeunprincipe55saav 



' J3E YN PRINCIPE POLÍTICO 

CHRISTIAHO, 

Reprefcntada en cien empreías, 

DEDICADA 

\áL PRINCIPE DE LA^ ESPADAS 

TtfVíVSTRO SE/ÍÍOR, 

POR 

tüoír DitGo m Saavedraíaxakdo 
Cavallero del Orden de £. Iago, 
del Confejo de íu M ageftad en 
el Supremo de las IncGas, i ÍU 
Embajador Pknipotenciario en 
los Treze Cantone^, en la. Diera 
Imperial de Ratisbona, porel 
Círculo i Cafa de jorg¡ona, i en 
el CongreJjpÉ de Munflerpara la 
Paz General. 




EXML 




en Amberes, 

En Cafa de IERONYMO 

X 
IVAN BAPT. VerdvSSEN . 

1^5- 



EXMELABOBEM 
ÉTfOBLTVNAM, 



AL PRINCIPE 

NVESTRO SEÑOR. 

Serenifimo Senou 

W^ÉM0? Ropongo a V. A. la Idea de vn Princi- 
pe Poli tico Chriítiano , reprefentada 
con el buril, y con la pluma \ paraque 
por los ojos, y por los oídos (in'fttu* 
mentos del faber) quede mas infor- 
mado el animode V.A. enla fcienciadeReynar, 
y firvan las figuras de memoria artificiofa. Y porque 
en las materias politicas fe íiiele engañarel difcur- 
fo \ fi la experiencia de los cafos no las afegura , y 
•riirigunos exemplos mueven mas al Sucefor, que 
los de fus Antepafados, me valgo de las acciones de 
Jos de V.A. y afsinolifonjéoíiismemorias>encu- 
briendo fus defeótos? porque no alcanzaría el fin 5 
de que en ellos aprenda V.A. ágovernaí. Porefta 
razón nadie me podra acufar , que les pierdo el ref- 
pao : porque ninguna libertad mas importante á 
los Reyes, y á los R eynos> que la que fin malicia, ni 
paífion refiere, como fueron, las acciones de los ga- 
viemos paíTados, para emienda de ios prefentes. 
Solo éfte bien queda de aver tenido 1 vn Principe 
malo>en cuyo cadáver haga anatomía la prudencia, 
conociendo por el las enfermedades de vn mal go- 
vierno, paracurallas. Los Pintores, y Eftatuarios 
» *J« 2 tienen 



te 

smS 



tienen M úfeos con diverfas pinturas, y fragmentos 
de eftatuas, donde obfervan Ios-aciertos , o errores 
de los Antiguos.Con efte fin refiere la hiftoria libre- 
mente los hechos paíTados, paraque las virtudes 
queden por exemplo,y fe repriman los vicios con el 
temor de la memoria de la infamia. Con el mifmo 
fin. íeñalo aqui las de los Progenitores de V. A. pa- 
raque vnasle enciendan en gloriofa emulación , y 
otras le cubran el roftro de generofa vergüenza, 
imitando aquellas , y huyendo deftas. No menos 
induftria an menefter las artes de Reynar , que fon? 
las mas difíciles, y peligrofas, aviendo de pender de 
vno folo elgovierno , y la fálud de todos. Por efto . 
trabajaron tanto los mayores ingenios en delinear 
al Principe vna cierta, y fegura carta de governar* 
por donde reconociendo los efcollos, y bagios,pu- 
dieffe feguramente conducir al puerto el bajel de fu 
citado. Pero no todos miraron a aquel divino Non- 
te, eternamente inmobil, yaíli fefialaron rumbos 
peligrofos, quedieroncon muchos Principes en 
las rocas. Las agujas tocadásxon la Impiedad , el 
Engaño* y la Malicia, hazen erradas las demarca- 
ciones. Toquelas fiempre V.A. con la Piedad, la: 
R azon , y la Iufticia , como hizieron fus gloriofos 
Progenitores >. y arrojefe animofó , y confiado alas 
mayores borrafcas del govierno futuro , quanda,, 
d'efpues de largos y felices años del prefentepufiere 
Dios en el a V.A. para bien de la Chriftiandad. 
Yiena io.de Iulioi 640. 

&<m Diego Samara laxar do.. 



EL IMPRIMIDOR 

A los aficionados de la Política. 

S Alterón a lu\ eflas Un celebradas Emprefas en Monaco año 
de 1640. Connuebos defuelos las retoco elSaMedra, aplican- 
do a ellas enjertos de las Divinas Letras y de otros graVes' Autor es T 
¿juelds: hermofearm de flores y frutos, y mejoraron fu naturale- 
za en formas de puntos curiofos-, gnflos de ftngular dotrina, diVer- 
fidad de conceptos altos , y con tales correcciones como las timos fa- 
lír de las prenfas de Milán año de 1 64Z ; pero aun no fin muchas 1 
erratas de los Typographos , tas anales haüareysen ejia tercera im* 
prefíion corregidas. Fue ejle libro recibido* con fálaplaujb en fus dos 
primeras ediciones, que los exemplaresa pocos dios fe di/parecieron.. 
Eméndelo en las faltas de k Imprefíion,y drle a mi e/lampa para el 
bien comun,ba%iendole lu^irde nueVoi <Por lo qual confio en Vuef- 
tras Virtuofas inclinaciones y nobles entendimientos % lé favorece- 
rey s, y lédareys la eftimacmi a medida de la que han tenido mis cui- 
dados, gaflos y trabajos ,• con que lo? tendré- por muy bien empleados^ 
animándome a lo Venidero de emprender ^ofreceros cofas dé mayo? 
Valor , hallándolos. Toda lúa no dudo fírm ejia obra-bien recibida^ , 
pprfer de Autortan famojb y ,yel afunto AeBatexido de difcurfos y 
penfamientos folidos , faga^ra^pn dé Effado ,goVierno de %¿ynos 
y^epublicas, noticias y .atenciones pertinentes ¡cuerdos ra^pnamien* 
tos ejludiosde ¡aprudencia., difcretos aVifps de cordura,y recatadas^ 
chnñdet 'aciones de la TroVidencia^iVina^ 

SV.MM'A PRIVILEGII REGÍS HTSP. 

PHilippvsIV. Deigratialíijpaniarum&.índ'rarum UexCatbolicus , &c.Se- 
remfiímus Eelgarum Vrinceps y Diplómate fuo Regio fanxit, ne quti I dcam Prin- 
cipisGhriftiano-PoIitici,centum Symbolisexplicatam ab Ill.* IO '& Exe.™°" 
Domino Didaco Saa-v&d'ka Faxardo, EquiteOrd.S.Iacobi, &c.H//"- 
fanicoy GaüicOfVel flandrico idiomate intraduodecim ab hncatmos exeudat, aut alibi 
locorum tcrrarúmveexcufam, in-bas InferiorisGer manta ditionesinferat, prater- 
Hieronymi Verduflen voluntatem. Qut [ecusfaxit y confifcatione Ubrorum & aha-> 
gr&ttipcetMmuUabitur } fi(Qut latiuspatet in Literis datis BruxelU %-lulij 165.4».' 

Sigaa»»- 

LOYENS*. 



Aprobación del Ü^.íP. Frai Pedro de Cuenca, y Cárdenas, dd Orden 
de íos Mínimos de S.Francifco de Taula } Leílor jubilado ¡Califi- 
cador del Con fe jo de la General Inquificion deEJpaña, Vicario 
General delExercito de Su Magefladen Ita/iafiroüncialque a 
[ido tres Tóeles, Zelofoj Procurador General de fu %eligion (src. 

POr comifion del San&o Oficio é vrfto citas Emprefas Políticas., y di- 
go , que fia algún libro íé avia de conceder privilegio , paraqüe pafafe 
íincenfura,o paraquebaflafe la de fu Author,eraá efte, a imitación de Dios, 
que aprovo lo que avia criado. Vidit cuntía, qu&fcccrat, -creram vaUi: bono, 
conque quedaría fin efla mortificación, y mi humildad fin peligro. La obra 
es tal , que folamente nectíira de fi mifmá para fu recomendación , pues 
como .dijo S. Ambrofio, líber ¡p fe per fe loguitur. En ella la razón de 
JEftado fe adorna con tanta erudición, y con tan prudentes aforifmos , y 
profundas fentenoias , que fi Cordova nos dio vn Séneca Philofoj I o, 
Murcia nos le da Político. Solamente me laftimo deque rio la ayan goza- 
do las Edades, conque el Emperador Carlos Quinto uviera efeuíadoel 
leer a Comineo, Marco Bruto á Polybio, yAuguftono fe uviera canfa- 
cíoeneferivirde fu mano las noticias del imperio. Y fi el mayor punto de 
la Naturaleza coníifteen engendraran Rey , y producir vn Principe , mez- 
clando en fu generación el oro de fu mayor quilate, como dijo Pl.uon. Guod 
natura int en dens generare Re gtm núfcmt aurum. Efte libro le excede, pues 
para el Mundo moral engendra Reyes con formación tan rica, que tiene 
bien quegaftar la mas eftendida Monarquía con feguridad , que no hallará 
ñueftra Sánela Fe, que (emir; la mayor cirriofidad , que.cenfurar ; ni las 
mejores coftumbres , que "huir. Nada lemerezco al Autor en eftaaproba- 
ciomporque la materia no deja libertad ai juicio,y afsi obedezco al gran Ber- 
nardo, quando enfeña, difee verocundia decorare fidem, reprimen pr afumptionem. 
Milán 10. de Marzo 1642. 

Frai Pedro De Cvenca, y Cárdenas. 

Attentarclaüone pr&ditta Adm. R<¿ V* Mag, Fr, Vctri de Cuenca , y Car -den *t % 
concedo quod 

IMPR1MATVR. 

Fr. Bafilius CommifT. S, Orlícij Mediol. 

lo. Paulas Mazuchelius pro Eminentifs. -D.Card. Archicp. 

Comes Maioragiuspro Excellentiís. Senau, 



AL LE T ORÍ 




EN la trabajofa ociofidad de mis continuos viajes por 
Alemania, y por otras Provincias , pensé en elas 
cien Emprefas, que forman la Idea de vn Principe Políti- 
co ChriftianOjeícriviendo en ías pofadas,lo que avia dif- 
currido entre mi por el camino, guando la correlponden- 



cia 



cia ordinaria de decáenos con<el Rey nueftro'Señor,y cotí 
fus Miniftros,y los demás negocios publicos,que eftavan 
á mi cargo, da van algún «fpacio de tiepo.Creció laobra,y 
aunque reconocí ,que nojpodia tener la perfección , que 
convenía, pornoaverfehechocon aquel fofiego de ani- 
mo, y continuado calor del diícuríb, que avria menefter, 
paraque fus partes tuviefen mas trabazón , y correfpon- 
dencia encreíi, y que era fobervia prefumir, que podía yo 
r. Tr&cj?erequa- dar preceptos a los Principes, 1 me obligaron las inftancias 
Á ?r\n«TtoUhni ^ c Amigos ( en mi muypoderofas) a (acalla a luz,en que 
■<¡utdem> & onero- también til vo alguna parte el amor propio : porque no 
fum.ac pope fu- menos defvanezefl los partos del entendimiento, que los 
plinTun. lib.s. de ^ Naturaleza. No eferivo efto,ó Letor, para diículpa 
.^pifl.iS. de errores: porque qualquiera feria flaca , fino para gran- 

gear alguna. piedad del los , en quien confid erare mi zelo 
de aver en mediode tantas ocupaciones, trabajos, y peli- 
gros procurado cultiva* efte libro , por fí acafo entreíus 
hojas pudieífe nacer algún fruto, que cogieífemi Principe, 
y Señor natural, y no fe perd i effen conmigo las experien- 
cias adquiridas en treinta ^ y quatro años, que defpues de 
cinco-en los eñudiosdela Vniverfidadde Salamanca, £ 
empleado en las Cortes mas principales de Europa,fiem- 
pre ocupado en los negocios publicóla viendo afiílido en 
Roma a dos Conclaves:enRatisbonaávn Convento E- 
ieftoral , en que fué eligido Rey de Romanos el preíentc 
Emperador: en los Cantones Eíguizaros a ocho Dietas,y 
vlcimamente en Ratisbona á la Dieta general del Impc- 
rio,fiendo Plenipotenciario de la Ser. ma Caía, y Circulo 
de Borgoña. Pues quando vno de los advertimientos po- 
éticos defte libro aproveche a quien nació para governar 
dos Mundos, quedará difeulpado mi atrevimiento. 
A nadie podra parezer poco grave el afunto de las Em- 

preías 



prefas, pues fué Dios Autor dellas. La Sierpe de metálala 
Zarza encendida , el Vellocino de Gedeon, el León de Numrc.it. 
Sanfon, las Veíliduras del Sacerdote, los requiebros del f¿¿ t f¿ h 
Efpofo , que fon , fino Emprefas ? iud!c!i4. 

A.Eprocurado,quefeanuevalainvencion,ynosé,íi lo 5 Kod -ír l8 * 

y N r > . , A , ti- • ' Cant¿Cant. 

avre conleguido,iiendo muchos los ingetno5,quean pen* 
íado en efte eftudio,y fácil encontrarfe los penfamientos, 
como me afucedido, inventando algunas Emprefas,que 
defpueshalléferagenas, y las dejé no fin daño del inten- 
to: porque nueftrosAnteceflbres fe valieron de los cuer- 
pos^ motes mas nobles, y huyendo agora dellos, es fuer- 
za dar en otros no tales. 

También á algunos peníamíétos,y preceptos políticos, 
que fino en el tiempo, en la invención fueron Hijos pro- 
picies bailé deípues Padres,y los íeáalé ala margenareis 
petando lo venerable de la Antigüedad. Felices los inge- 
nios pallados , que hurtaron á los futuros la gloria de lo 
q«e avian deinvetar.Si bien con particular eftudio, y def- 
velo é procurado texer efta tela con los eftambres poli ti- 
cos deCornelio Tácito , por fer gran Maeflro de Princi- 
pes,y «quien con mas buen juicio penetra fus naturales , y 
deícubre las coftumbres de los Palacios, y Cortes , y los 
errores, ó aciertos del govierno. Por fus documentos , y 
íentehciasllevodelamanoal Principe, que forman eftas 
Emprefas, paraque fin ofenía del pié coja fus flores, traf- 
plantadas aqui, y preíervadas del veneno , y efpinas, que 
tienen -algunas en fu terreno nativo, y les anadió la mali- 
cia deftos tiempos. Pero las máximas principales de efta- >• Woqui* Comi- 
do confirmo en efta fegunda imprefsioncon teftimonios ^rJmlTexami 
de las fagradas Letras:porquelapolitica,que a pafado por natum, pwbatum 
fucrifol, es plata fiete vezes purgada , y refinada al fue- " r ™ >P'W tm 
go de la verdad, 1 Paraque tener por Maeftro á vn Etni* KaK*. 7. 

&>& co, 



a*, oáVnfmpio-, fi fe puede alEfpiritu Sánelo? 

§. En ladeclaracion de los cuerpos de lasEmprelasno 
me detengo: porque el Letor no pierda elgufto cWenten- 
dellas por fi mifmo. Y fi en los difcurfos fobre ellas mez- 
clo alguna erudicion,no espor oftenrar^ftudios,fino para 
iluftrar el ingeniodel Principe,y hazerfuavelaenfeñanza* 
§. Toda la obra eftá compuerta de fentencias,y máxi- 
mas de Eftado : -porque eflas fon las piedras , con que fe 
levantan los edificios políticos. No van fueltas, fino ata- 
das al difcurfo, y aplicadas al cafo, por huir del peligro dé- 
los preceptos vn i verfales. 

Con eftudio particular &procuradó,que el eftilo lea le- 
vantado fin afectación , y breve fin obfcuridad , impreía, 
B.Dwwi bmUejfe que a Horacio pareció dificultofa, l y que no la é vifto in^- 
Sforo, obfcurus tentada en nueílra lengua Caftellana.Yo me atreví á ella: 
H©rar,art.poet,. porque en lo que fe efcrive á los Principes, ni a de aver 
claufulaociofa , ni palabra fobrada. En ellos es preciofo 
el tiempo,y peca contra el publico bien,el que vanamen- 
te los entretiene^ 

§•. Nome ocupo tanto en lainílicucion, y govierno 
del Prinápe,que no me divierta al de las Repúblicas, á fus 
crecimientos, confervacion, y caidas , y a formar vn Mi^ 
niftro de eítadOj y vn Cortefano advertido. 
c $. Si alguna vez mealargo en las alabanzas, esporani- 

mar la em ulacion, no por Tifón jear^ de que efloi muy le- 
jos; porque feria gran delito , tomar el buril , para abrir 
adulaciones en el bronze^ 6 incurrir en lo mifmo, que re- 
prehendo, 6 advierto. 

§;. Si en las verdades foi libre,atribuyafe á los achaques 
de la Dominación, cuya ambición fe arraiga tanto en el 
corazón humano, que no fe puede curar fin el hierro, y el 
fuego. Las dotrinas fon generales , pero fi alguno por la 

femé- 



femejanza de los vicios entendiere en ruperfona, loque 
noto generalmente, ó juzgare, quefeacufa en el, lo 
que fe alaba en los demás, no ferá mia la culpa. 

$. Quando repruevo las acciones de los Principes^ ha- 
blo de los Tyranos, ó folaméte de la naturaleza del Prin- 
cipado, íiendo afsi , que muchas vezes es bueno el Princi» 
^pe,y obra mal: porque le encubren la verdad,ó porque es 
mal acó nfe jado. 

§. Lo miímo fe a de entender en lo queíe afea de la* 
Repúblicas: porque ó es documento de lo que ordinaria- 
mente fucede á las Comunidades , ó no comprehende a- 
quellas Repúblicas Coronadas, ó bien inftituidas, cuyo 
^proceder es geneK>fo ', y Real. 

§. Me é valido de exemplos antiguos,y modernos:de a- 
quellos por la autoridad , y deftos porque perfuaden mas 
eficazmente, y también porque a viendo pafadopoco 
tiempo, ella menos alterado el eílado de las cofas, y con 
menor peligro fe pueden imitar,ó con mayor aciertq/or- 
marpor ellos vn juicio político, y advertido, ííendoéíle 
el masfeguro aprovechamientode la Hfiftoria. Fuerade- 
que no es tan efteril de virtudes , y herokos hechos nuef 
tía Edad,que no dé al íiglo prefente, y a los futuros infig, 
pes Exemplos, y feria vnaefpeciedeinvidia, engrande- 
cer las cofas antiguas, y olbidarrios de las prefentes. 

§. Bien sé, ó Letor, que femejantes libros de Razón de 
filiado fon como los Eftafermos,que todos fe enfayan en 
ellos, y todos los hieren, y que quien faca á luz fus obras, 
á de pafar por el humo, y prenfade la murmuración (que 
es lo que fignifica la Emprefa antecedente , enyo cuerpo 
es la Emprenta) pero tambien,sé, quequantoes masob- 
feuro el humo,que baña las letras,y mas rigurofala préía, 
que las oprime,falen a luz mas claras , y refphndecientes. 

& ¿t * SVMA- 



SVMARIO 

DE LA OBRA Y ORDEN 

DE LAS EMPRESAS. 

Educación del Principe. 

Defde lá Cuna da- feñás de si el va?» 

Iof.. i Hinc labor , &virtw foI # i¿- 

Y puede el Arte pintar como en ta- 
bla rafa fus imagines. 2 Ad omnia fol. 7; 

Fortaleciendo , y iluftrando el cuer- 
po con exercicios honeftos. 3 Robur, &Dectts rol. 16. 

Y el animo con las (ciencias. 4 Eon folum Armit.- £01.24.. 
Introducidas en el con induflria 

fu ave. 5 Deleitando enfeñdn» fol. 3 2* ' 

Y adornadas de Erudición. . 6 Volttioribm ornan tur Htter*,fo\,$6. 

GOMO SE A DE AVER EL PRINCIPE, 
en fus accione^ 

Reconozca las cofas como fon , fin- 
que las acrecienten , 6 mengüen 
las paíliones. 7 Auget , & m'mttit¿ fól^z^- 

Ni la Ira fe apodere de IaRazotw & Vuoculis Ira.- foJ.51. 

O le conmueva la Invidia^.xjuedefi 

mifma fe venga- 9 Sui Vtndex. fbl.ó'o, 

Yxefultadela Gloria, y de la Fama. 10 Tama nocet. fol. 69. 

Sea el Principe advertido en fus Pa- 
labras , ppr quien fe conoze el 
Animo.; 11 . Ex pulfu no fcitur.. £oLy6» 

Deflumbre con la Verdad la Men- 
tira. 11 Txucm Candor, - fol. 82. 

Teniendo por cierto , que fus De- 
feceos feran patentes á la Murmu- 
ración. lyCenfüu patent; fol.ooi 

La qu al advierte, y per fieiona; 14 Vetrabit, &Deconü fol.97. 

Eílinr e«mas la Fama , quelaVidai 15 Dum luccam, ftream* fol.105. 

■••■■-- Cot&. 



Cotejando fus Acciones con las de 

fus Anteceíores. 
Sin contentarfe de los Trofeos, y 

Glorias heredadas. 
Reconozca de Dios el Ccptro. 

Y que a- de rcítimüle al Sucefor% 
Siéndola Corona vn bien falaz. 
Con la Lei rija*, y corrija. 

Con lalufticia,y la Clemencia afir- 
me la Mageftad. 

Sea el premio precio d:l Valor. 

Mire fiempre- al Norte- déla verda~ 
dera Religión. 

Poniendo en ella la firmeza , y fegu- 
ridad de fus Eíhdos. 

-Y la Efperanza de fus Victorias. 

No en la faifa, y aparente. 

Gonfultefe con los Tiempos pafa» 
dos,prefentes, y futuros. 

Y no con los Cafos ungulares , qtfe> 
no buelven a fuceder. 

Sino con la Experiencia de muchos, 
que fortalezen la Sabiduría. 

Ellos le enfeñaran á fuftentar la Co- 
rona con la Reputación. 

A no depéder de la Opinión vulgar. 

A' moftrar vn mifmo ferablante en- 
arabas Fortunas. 

A Sufrir, yEfperar. 

A reducirá Felicidad IasAdverfi- 
dades. 

A navegar con qualquier viento. 

A eligir de dos Peligros el menor. 



1 6* Purpura iuxtaVurpuram. fofcxio* 

17 Alienis Spolijs, fol.114.^ 

18 A Deo.. fol.iioa- 

1 9 Vicifm traditur. fol. 1 3 1 . 

20 Bonum faüax, fol . 1 3 6n 

21 Regit, &eorrig:t.^ fol.143. 

22 Prafidra Maiejlatis. fol. 15 6". 

23 PretiumV mutis. fol. 1 65. 

24 Immobilis ad immobiie N/«w.f .174. 

25 Hicutierr fol. 1 8 o» 
16 Inhoc Signo* fol. 180". 

27 Specie Religionü. fol, 192 *- 

28 Quafint, quafuerin^quatnox 

futura fequantur. fol.i 98 i 

29 No« rfemper tripodem* £0^205, 

30 • Pulátur Experientijs.- foLi 1 u- 

31 Extftimatione ritxa. fol. 22 1.* 
3 2 -Ne te- qutfwris extra, fol. 2 3 o«~ 

33 Siempre el miftnK fól.237. 

34 Ferendum, & jperandum* fol. 245^ 

3 5 Intercluya rejpirat. fol.2 5 o. ► 

36 In contraria ducet. fol. 254. 

37 Mínimum eligendum. fol.¿6i.* 



COMO SE A DE AVER EL PRINCIPE, 
coa los Subditos , y Eftrangeros* 



Hágafe Amar , y Temer de todos. 
Siendo Ara expuefta a fus ruegos. 
Pcfe la Liberalidad con el Poder. 
Huya de los Eftremos. 
Jabelándolos con primor* 



38 ConHalagcy conTemou fol.itf^í- 

39 Ómnibus. foK27¿. 

40 Quatrtbuunt, tribuit*- fol.284.- 

41 Ne quid tumis. fol. 2 91, 

42 Qmne tulit punftum,- fol.300»- 



^ 



- Para faber Reinar .TepaDifimuIar. 4$ Vt fciat Kegnm. fol.305; 
Sinqae fe dcfcubran los pafos de fus 

Definios. 44 Níí a quo, tiec ad quem, fol.313. 
Y fin afegurarfe en fe de la Mageílad. 45 No» Matejlate fecum. foL 540. 
Reconozca los engaños de la Imagi- 
nación. 46 TüUimur Opinione* fol.314. 
Xos que fe introduzen conefpecicde 

. Virtud. 47 Et iuuijfe nocet. ' fol.35 j. 

O con la Adulacioni y Liíbnja 4% Sé luce lúes. fbJ.345. 

COMO SE A BE AVER EL -PRINCIPE 
con fus Mini-Aros. 

"N. 

■ De a fus Miniaros preílada la Auto- 
ridad. 49 Lunüne Stlifé £ol.35&. 

Teniéndolos tan fugetos a fus Def- 

denes, como á fus Fabores. 50 loui t & Vulm'mu .'"Yol. 366» 

■Siempre con ojos la Confianza» r Ji tide, <¿r Dtft.de. foJ. 388. 

Porque los malos Miniftrosfon mas 
dañólos en los puertos mayo- 
res, et Wátqueenlatierritnoctuo.fohjvS, 

-En ellos ejercitan fu Abaricia. 5 3 Cuftodiunt, non carpían, fol.407. 

y quieren mas pender de fi mifmos, 

que del Principe. 54 A (ependet. fo!.4l$. 

Los Confejeros fon ojos del Ceptro. 35 His prauide, & prouide. fol.420. 

y los Secretarios el Compás del 

Pri nci pe. 5 6 Quia Secretis ab ommhus. fol. 43 4. 

Vnos, y otros fean ruedas del reloat 

del govierno, ñola mano. fj Vni reddatttr. fol.439. 

Ünronzcs hágales muchos Honores, 

íin menos esbar los propios. 58 sin perdida de fu luz.» fol.452. 

COMO SE A DE AVER EL PRINCIPE 
en el govierno de fus Eftados. 

t 

l Para Adquirir,y Confervar 4 es riie- 

nefter el Confejo , y el brazo. $9 Ccl fenno s e con la mam» fol^gi . 

Advirtiendo el Principe, que fino 

crece el £(hdo, mengua. 6o O fuhr, o fajjf. ioí^So. 

Reconozca fu« cuerdas, y procure 

que 



6i Nullipatct. 


fol.498« 


63 Confale vtrique.- 


fol.505. 


64 Refolver > y executar. 


fol.512^ 


6 c De vn Error muchos*.- 


fol.517.. 


66 Ex fafctbusf afees. 


fol.j2 3. 


6j Voda, no corta* 


fol.53;^ 


6& Hispo ffi. 


&&5 : 44r 


69 Ferro, &aum 


foI-5 5 r. 



que las mayores confuenerr con 

las menores. 6 1 M4¿w¿ mmoribks coftmmti f.491; 

Sin que fe penetre el artificio de & 

Armonía. 
Atienda en* las Refoluciones á los 

principios , y fines.. 
Siendo Tardo en confultallas *• y 

Veloz en executaHas. 
Corrija los Errores , antes que en fi 

rnifmos fe multipliquen, .. 
Trate de poblar fu Eftado, y de 

criar fugetosal Magiftrado. 
No agrave con Tributos' los Efta- 

dos. 
Introduzga el trato , y comercio, 

polos de las Repúblicas. 
Haziendofe Dueño de la guerra, y 

de la paz con el azero,y el oro. 
No divida entre fus Hijos los Efta- 

dos. 7.0 Dam fc'mditur, frangor. fol.5^7». 

Todo lo vence el Trabajo. - 71 Labor omniavinat* fol.573.- 

Interpuefto el repofó , para renovar 

lasJuerzas. * 72 Vires alit,- tifii'f&br* 



eOMO.SE A DE AVER EL PRINCIPE 
en los males interaos T y externos de fus Eftados» 

tas fédidones fe vencen con la cele- 
ridad, y conladiviíion.. 75 Compreffaqukfcunh- fóI.j86Y 

La Guerra fe a de emprender , para - 

luftentar la Paz— 74 ln fulcrum Pacií. - fol.597^ 

Quien fiembraDifc ordias ? coge JJ ^llumíolligit, qui difcordias 

guerras. feminat, fol. 604, 

La mala intención de los Miniftros 76$alen de luz,. , j llegan 

las canfa. de fuego. Í0U6ÍJ» 

Y las Viftas entre los Principes* 77* Vrafenúa noceU foldióV 
Con Preteftos aparentes fe disfra- 
zan. _ 7$ formofa ftiptrne. fal.61 9.' 

Tales Definios íé ande vencer con 

O tro s. . 79 Confita confiljjsjruftrantur. f.6*2 G± 
Previniendo antes de la ocafión las 

Armas. So ln arena,& ante arenam* foI.tf|T».- 

Y pefando el valor de las Fuerzas. 8* guid valem yim* fol. tf 3 8 

Buefla* 



Pueda la gala en las Arma?. 1 

Porque defuexercicio pende la con- 
fervacion délos Líbdos. 

Obre mas el Confejo, que la 'Fuerza. 

Huyendo el Principe de los Confe- 
jos medios. 

A íiíta á las guerras de fu Ettado. 

Llevando entendido» queflorezen 
las Armas, q u ando Dios les aíiftc. 

Que-convicnehazer voluntarios fus 
eternos Decretos. 

Que la Concordia lo vence todo. 

Que la Diveríionesel mayor ardid. 

Que no fe deve fiar de Amigos re- 
conciliados. 

Que.fuele fer dañofa la Protección. 

Que fon peligrofas las Confedera- 
ciones con Herejes. 

taTyara Pontificia a todos a de lu- 
cir igualmente. 

La Neutralidad) ni da Amigos, ni 
gana Enemigos. 



$z Decus in armiíl fol,6$z. 

8$ Me combaten,) defienden, fol.6 61 • 

84 Tiara Confito, quam Vi. fol. 666. 

8e Confilia media fugienda. ío\.6yi. 

%6 Rebus'adéjl. ~ fol. £77. 

87 Aq/pueVeo. fol. ¿84. 

88 Volentes trahimuu foí.ÓQo. 

89 Concordia cedunt. fol. 696. 

90 Difiunftisvinbtu. fol.702. 

or No fe [mida. fol. 707, 

9* Trotegen, pero defruyeth fol.713. 

03 Imf'ta fondera* fol.718. 

94 librata refulget. foJ.724. 

95 Neutri adbarendunu fol.735. 



COMO SE A DE AVER EL PRINCIPE 
en las Vitorias , y tratados de Paz, 



96 Mentor aduerfa. 



Eh la Vitoria efte biva la memoria 

de la Fortuna ad vería. 
Procurando el Vencedor quedar 

-mas fuerte con loyDefpojos. 97 Fortior ftolijs* 

Y haziédo debajo del Efcudo la Paz. 98 Súb clypeo. 
Cuya dulzura es fruto de la Guerra. 99 Merces beüt. 



fol. 744. 

fol.752. 
fol.758. 
fol. 76 ¡ . 



COMO SE A DE AVER EL PRINCIPE 
en la vegez, 



Advierta, que las vltimas Acciones 
fon las que coronan fu Govierno. 

Y pronoftican qual ferá el Sueefor. 

Y cjue es igual á todos en los vitra- 
jes de la muerte. 



100 Qu¡ legitinu-. 
lOi Ttiturummdtcato 

ludtlria Mortis, 



fol. 7 6 9. 
fol. 78 ¿. 

fol.79^ 

ERY- 



ERYClPVTEANL 

4 

Confiliaíij ac Hiftoriographi Regij 
AD GVIL. DE BLITTERSWYCK, 

-EX-SCABINVM fcR VXELLENS EM, 
$)e Idea tprináfa Politiá Ckrijl'wú. 

E t> ISTOLA. 

Deam PrincipisPoliticiChrfftianijamoe- 
nifsimis Symfoofe, do&ifsimisque Dif- 
ferrationibus ornatam accepi ; dubius, 
poftquám infpicere ccepi , ab Opere Au*. 
dorem, anmagis ab Auórore Opus ad- 
miraren Hoc fingulare & eximium plañe 
eft, omnis£[ue prudencia , ac do&rinae facundifsimum íi- 
mulacrum. lile omni laude majar , humani modum in- 
genij excedit.Minuseft, quodvel Nobilitas, vel Dignú 
tas, vél Portutia dedic. His tamen fingulis Summum 
Saavedram efle, mille&millejamlinguis famaloqui- 
tur. Et quis aptior Paci tra&andae erat? Rex nofter cali Vi- 
to poteriseftj quiatotá, vtíicdicam, Pallade armatus. 
Etiam inverbisarmaéffe, haec Symbola proifus divina 
oftendunt. Ea*igiturdelkiíemeíeerunt, & velipfas cu- 
tas mitigabunt* Sic etiam tantum Virum compellarc 
meisaudeboLitteris, accaelefteingenium ejusfamilia- 
riüsincipiamvenerari. Aliunde jamfcribatn? Sacisifta, 
ve epiftolam facianr. Vale, & me amare perge. Lovanij,ki 
Arce, v. Non, O&ob. ©•.ioc.xun. 




>?¥-* CT-t l^TIi 



EIVS- 



KÍVSDEM AD AVCTOREM 

IDEiE PRINCIPIS POLITtCI CHRISflANI. 

ILL ME AC EXC ME DOMINE, 

PalUdis Decuiy Spes O* Fiducia Varis. 

Cribendi.libertatem ab ingenio tuo plañe diuino , &L 
abjiumankate, blandifsimo Virtutumomnitrm or- 
namento fumo.Ingenium quidem caelefti quodam lumi* 
ne in Symbolis Politicis refplendens, ita peóhis pene- 
trauk meum, vt inflammatus fim, Amorisque delicias ab 
hocignideriuem. Humankas accedk , illa Sapientiae au- 
ra, Eruditionis anima,& Amorem ad familiaritatem im- 
pellit. Video, video, quicquid Sapientiae eft , quicquid E- 
rudkionis, in his Imaginibus,in his Difíertationibusi ne& 
minús doceor,quám oble&or. Cedan tpnftu rae aliae : hic 
nobis ApelleSieft, qui ingenio & lineas, & colores otrines* 
vinck. Cedan tlibrU. hic nobisScriptor eft, qui eloquio 
totam complexas Sophiam, vnusperfeeÜam Principis 
Politici Christiani Ideam effbrmat* Nihil amcenius,. 
nihil vtilius: vbi flores , fímul fruófcus funt : in horto hor- 
reum, in hórreo hortus. Inueniunt oculi delicias iuasjdi- 
ukias anftrius^ &;expleri poten: Quam nihil igkur Para- 
dinvs, qui Symbola fcripfít Heroica, pafsimque aeítima- 
tur,in médium protulit : quam multa etiam malé. Reli-^ 
qui, conítkuerehancamcenitatemconatifunt, vixauíl 
vlurpare> Nimirum fummo hic ingenio opus, quodna* 
tura Tibí dedk-,fummáeruditione^quaminduftria,re- 
rum,&ftudiorum vítis* Tua haec gloria eft , óVirorum 
Phoenix,quivno VoluminejCentumqueSymboliscom- 
p.reheodere potuifti , quod aliorum millelibri non exhi- 

beant; 



beantr. Híeefé,quicqi3id vbiqueeft, quicqtud vetufía& 
noftra témpora habent, facra & profana. Exempla velut 
luminafunc, fentenciae velutgemma?, Opuscotum non 
nifi aurum, in omni do&ritiae cenfu , & ab ómnibus , ce- 
iam pofteris,aeftimandum. Prodeatigitur, vrpublicum 
fíe •, ve Principes omnes doceat ,, quomodo veré Princi* 
pesfinCyfe,aliosque regañe ^felices fine, felices vero alióse 
£uo non minüs Exemplo , quina Imperio faciane. Hoc 
meum nunc votum e%fed tuum beneficium r :quod tuo^ 
ingenio cuaeque Erudieioni«& Principes, & Populiaece- 
ptum ferenc. lea vale Excelleneifsime Domine , Se vt A- 
morem Cultumque JEterrHtatieuíe dedicem, hocingenij* 
raei munufeulum , veluepignus, admitte. Lovanij, in-- 
Arce Regia, Prid. Nonas O&ob. oc. loe. xliii*. 

AnAoris Rd^onfum, 

AMPLISSIME ET CLARISSIME VIR¿ 

Mufctmm ymm Gemma¿ 




F/Ec perluftrantis Orbem pulcherdma mercer, vt 
quemadmodtim in nova fulgentia fydera, itain 
celebres, & illuftres vires incidac , prout mihi jam conti- 
gic.Etíí enim divinum tui animi vultum do&iísima ope- 
ra dspinxerant{ calamus enirrrgenij 8c ingenij penicillus- 
eft: ) cuitum tamen & familiarkatenv inuida longin- 
quitas averterat-, fed cüm in has Provincias perueni^ pro- 
piusque ad teaccefsi , hxc á benigna humanicate euá me^ 
rui v & jam Amicum experior, euáque doclifsimá & ama- 
bili epiftolá decoratus fum , eá elegantiá, ac yenufto ftyli- 
cultu exaratá, vt fi ab eá laudes in Symbola mea Policica 
collacas amouere lkerec , millies legerem: fedprohibet 



pudor. Laudati a laudato, magnae exiftimationis efl, fed 
á te laudato & Eruditifsimo Viro msíximx quidem,velut 
gloriofum &*re perennius moniimentum : Quidquid 
cnim profers ,auidé TypiPlantiniani cxcipiunt, &xter- 
nitati vouent, & confecrant. Sed Kcét impares laudes po- 
tiúsoneriquám honoriíint , faastamen velut tuae arden- 
tis beneuolentiíE & amicitiae Índices veneror. Abundas 
laudibus, «5c tibi & alijs, & non abfque fcenore & vfura fa- 
mx eas impertiri potes , quia cüm reliquos laudas , ipfo- 
met fingulari laudandi fty lo & facundia te ómnibus lau- 
dandum pruebes. 

Vnácumepiftolátuaaccepi Libeflum Di£ Bissexto, 
munus quidem cadefte, mihi gratifsimum. In eo Arbiter 
Caelorum &: temporum vias Solismetiris, annumque 
componis^ &licetfuperniillius Grbis fabrica m agís o - 
pinioniquám fcientiae fubjaceac , ita compofitam credi- 
derim : fin minüs , divinas fapientiae aemulus , quomodo 
pofiet aliter coriílrui , oftendis edocéíque. Ncc minüs 
mihigratusalterlibellus fimul compa&us^ cujus titulus 
Vnvs et Qmnis. Symbolum enim eft tui diuini inge- 
iúj,in quo vno omma funt : ícilicet quicquid doctrinas & 
fcientiarum finguli do¿ti Viti hucufqué labore, iludió, & 
ingenio imbiberunt, in te colle&um tufpicimus, Se mira, 
mur. Viue igitur feliciter, diuque, 6 hujus aeui , & futuro- 
rum gloria i ÓcPatriaedecus, vtá te vno omnes docea- 
tnur, & me ama. Bruxellx xiii»0¿tobrisci>cic.yufV» 



ÍIGVRA 



EMPRESA I 




NAce el valor ,no fe adquiere. Calidad intriníeca es 
del alma , que fe infunde con ella, y obra luego. 
Aun el feno materno fue campo de batalla a dos her- 

A manos 



% EMPRESA I. 

i. sedcoüideban- manos Valeroíbs. '• El mas atrevido fi no pndo adelan- 
Gen" V <"tut%} £ar C ^ cuer P° rompió briofo las ligaduras,y adelanto el 
i.r¿«r,^ x En la cuna fe 

pAttu apparuerüt exercita vn eípiritu grande. La fuya coronó Hercules 
gemim m vttro, con lavitoria de las culebras defpedazadas.Defdealli lo 
jio»e wfatitium reconoció la invidia, y obedeció a fu virtud la Fortuna. 
vnusprotuLt ma- Vn corazón generofo en las primeras acciones déla 
Gen. c.38.27. Naturaleza,v del cafo defcubre fu bizarría. Antes vio el 
Señor Infante Don Fernando Tio de V. A. en Norlin- 
guen la batalla , que la guerra, y fupo h>ego mandar 
con prudencia , y obrar con valor 
Torquat. TaflT. * Uetaprecoyfe , élajperatn^a y é prefli 
Cor ' <Pareano i por, quando nlpfáro^ ifrutt'u 

Siendo Ciro niño,y ele<5to Rey de otros de fu edad cx- 
ercitó en aquel govierno pueril tan heroicas acciones, 
que dio a conocer fu nacimiento Realhafta entonzes 
oculto. Los partos nobles de la Naturaleza por fi mif. 
mos fe manifieftan. Entre la mafa ruda de la mina bril- 
la el diamáte,y reíplandece el oro.En naciendo el León 
reconoze fus garras,y con altivez deRey facudo las aun 
no enjutas guedejas de fu cuello, y fe apercibe para la 
pelea. Las niñeces defcuidadas délos Prin." fon ciertas 
feñales, y pronoílicos de fus acciones adultas. No efta 
la Naturaleza vn punto ociofa.Defde la primera luz de 
los parcos afifte mas diligente a la difpoficion del cuer- 
po^ a las operaciones del animo,y para fu perfección fe 
vale de los padres infundiédo en ellos vna fuerza amo- 
rola,que los obliga a la nutricion,y a la enfeñanza de los 
hijos, y porque recibiédo la fuílancia de otra madre no 
dejeneralsen de la propia , pufo con gran providencia en 
los pechos de cada vna dos fuentes de candida íangre, 

conque 



EMPRESA I. 



i 



% 



conque fe fuftentafsen. Peróla,flojedad,oe:l temor de 
debilitarfe induze a las madres a.fruftrar efte fin con 
grave daño de la República entregando la crianza de 
fus hijos a las Amas. Ya pues , que, no fe puede corregir 
eñe eftillo , fea cuidadofa la elección en las calidades 
dellas EJlo es (palabras fon de aquel Sabio Rey Don 'j-tt.7.par.i. 
Alonfo,que dio leyes a la tierra y a los orbes en vna ley 
de las partidas ) en darles Amasfanas , i bien acojlumbr acias, 
e de buen linaje , ca bien afi como el niño Je gobierna , efe cria en 
el cuerpo de la madre fafta que nace , otro fi Je g&bierna ,. eje 
cria del Ama defde que le da la teta, fajla quegela tuelle, e porque 
el tiempo de la crianza es mas luengo , que el de lamadre, por en- 
de no puede Jer , que non reciba mucho del contenente , e de las 
cojlumbres del Ama. 

§. La Segunda obligación natural de los padres es la 
enfefianza de fus hijos. 3. Apenas ay animal,que no afsi- $.?'$ tibí fum? 
ftaalosfuyos,haftadéjallosbieninftruidos,Noesme- ertld * ttt9S - ¿ ccí - 
nosimportanteellerdeladoétrina,queeldelaNatu- ' 
raleza, y mas bien reciben los hijos los documentos , o 
reprehenfiones de fus padres , que de fus Maeftros , y 
Ayos ^principalmente los hijos de Principes, que def- 4* educan fiqui- 

precianelfergovernadosdelosque fon inferiores a el- dm reüe **f 
r 5 r ¿ n 1 J t rentlb,tí > Pífa- 

los. Pero porque no iiempre le hallan en los padres ias ¿ios & iaps mo- 

calidades neceífarias para la buena educación, ni puede res ' mrit ° bo " 1 

,«, . l «i- »* n 1 1 euadent. Ariít. 

atender a ella, conviene entréganos a Maeitros de bue- ^ih. m, 
ñas coftumbres, de íciencia,y experiencia/' y a Ayos de 5# Qtunndift 
las partes, que feñala el Rey Don Alonfo en vna ley de libau Magifiñ, 
las partidas. Onde por todas eftas rabones deben los %eyes f2"^ nf X' 
querer bien guardar fus fijos , e efcoger tales Ayos , quefean de ta, mores. Plu- 
buen linaje , e bien acojlumbrados , efin malafaña, efanos , e de " rch - de l Ilb * 
buen feJo s efobretodo, que fean leales derechamente amando j ^ t t7.part.«r 

Ai el' 



z, 
unt 



4 EMPRESA L 

el pro del^ey , e del%eyno. A que añado, que fean tam- 
bién de gran valor,y generofo efpiritu,y tan eíperimen- 
tados en las artes de la paz , y de la guerra , que lepan 
enfeñata reinar al Principe, calidad que movió a A- 
grippina a efcoger por Maeftro de Nerón a Séneca 
6.vt ipfiuspuert- «• No puede vn animo abatido encender peníamientos 
%£«%&£ generólos en el del Principe. Si amaeftrafse el buho al 
fiiijs ewfdem ad Águila no le facaria a defafiar con fu vifta los rayos del 
$em dominar ion* $ j n ¡\ c llevaría fobre los cedros altos, fino por las 

yteretur. Tac. r \ • i i i 1 t i f 

lib.u. an. fombras encogidas de la noche , y entre los rudos tron- 
cos de los arboles. 

$. Luego en naciendo fe an de íeñalar los Maeftros, 
y Ayos a los hijos con la atención, que fuelen los jardi- 
neros, poner encañados a las plantas , aun antes, que íc 
defcubren fobre la tierra,porque ni las ofenda el pie, ni 
las amancille la mano. De los primeros esbozos,y deli- 
neamétos pende la perfecion de la pintura,afsi la buena 
educació de las imprefsiones en aquella tierna edad, an- 
tes que robufta, cobren fuerza los afeólos , y no fe pue- 
dan vencer. De vna pequeña Amiente nacevnarboI,al 
principio débil vara,que facilméte fe inclina, y endere- 
za, pero en cubriendofe de cortezas,y ramas no fe rinde 
a la fuerza. Son los aféelos en la niñez como el veneno, 
que fi vna vez fe apodera del corazón , no puede la me- 
dicina repeler la palidez, que introdujo. Inadvertidos 
defto los padres fuelen entregar fus hijos en los prime- 
ros años al govierno de las mugeres , que cori temores 
de fombras les enflaquezen el animo, y les imponen 
otros refabios, que fuelen mantenellos defpues. Por 
efte inconveniente los Reyes de Perfia los encomenda- 
van a perfonas de mucha confianza , y prudencia. 

7-Defde 



EMPRESA I. j 

7 ' Defde aquella edad es meneflerobíervar, y advertir i^utrlatm per 

fus naturales,fin cuyo conocimiento no puede fer acer- ™e*p!m!hom- 

tada la educacion,y ninguna edad mas a propofito para nfica , verum ak 

ello, que la Infancia, en que defconocida laNaturale- *"««<**» í?« "- 

za a la maliciaba la difimulacion 8 ~obra fencillámen- rJglm opimivi- 

te, y deícubre en la frente, en los ojos , en la rifa, en las deamur. plut. 

manos,y en los demás movimietos íus afeaos, y incli- primo 

' c- i >± r i^- r \ c 8. luuenes non 

naciones. Si el niño es generólo y altivo,íerena la tren- ^ unt mallgnimo * 

te y los ojuelos,y rifueño oye las alabanzas y los retirá, ru, fed facdis 

yfeentrifteze fi le afean algo. Siesanimofo, afirmad wo ™> ™ me * 

J . o y " qucd nandum vi- 

roftro y no fe conturba con las íonbras y amenazas de dermn nequittas. 
miedos. Si liberal, defprecialos juguetes y los reparte. Arift.lib.a. 
Si vengatiuo,dura en los enojos, y no depone las lagri- 
mas fin la fatisfacion. Si colérico, ñor liberas caufas fe 
Conmueve , deja caer el fobrecejo , mira de foslayo , y 
levanta las manecillas. Si benigno , con la rifa y los 
ojos grangea las voluntades. Si melancólico, aborrece 
la compañía , ama la foledad,es oftinado en el llanto,y 
difícil en la rifa, íiempre cuvierta con nubéculas de 
trifteza la frente. Si alegre , ya levanta las cejas , i ade- 
lantando los ojuelos, vierte por ellos luzes de rego- 
cijo: ya los retira, y plegados los parpados engracio- 
fos doblezes manifiefta por ellos lo feftivo del animo. 
Afsi las demás virtudes o vicios traflada el corazón al 
roftro y ademanes del cuerpo, hafta que mas adver- 
tida la edad, los retira,y zela. En la cuna , y en los bra- 
zos de la Aya admiro el palacio en V. A. vn natural a- 
grado y compuefta Mageñad , con que dava a befar la 
mano : y excedió a la capacidad de fus años la grave- 
dad y atención con que fe prefentó V. A. al juramen- 
to de ovediencia de los Rey nos de Caftilla, y León. 

A j Pero 



6 EMPRESA I. 

Pero rio ficmprecftos juicios de la infancia íalen cier- 
tos, porque la Naturaleza tal vez burla la curiofídad 
humana, que inveftiga fus obras, y fe retira de fu curio 
ordinario. Vemos en algunas infancias brotar a priía los 
malos afectos, y quedar deípues en la edad madura 
purgados los ánimos, oyaíea, que los corazones alti- 
vos^ grandes deíprecian la educación, y figuen los afe- 
ctos naturales, no a viendo fuerzas en la razón para do- 
mallos, hada que fiendo fuerte, y robufta reconoce fus 
errores,y con generólo valor los corrige. I alsi fue cruel, 
y barvara la coftumbre de los Brachmanes,que deípues 
de dos meíes nacidos los niños , í¡ les parecian por las 
feñales de malaindole,o los matavan, o los echa van en 
las felvas- I los Lacedemonios los arrojavan el rio Tai- 
getes. Pococonfiavan de la educación, y de la razón, 
ylibrealbedrio, que fon los que corrigen los defe&os 
naturales. Otras vezes la Naturaleza fe esfuerza por ex- 
cederfeafimifma, y junta moftruoíamente grandes 
vimides,y grandes vicios en vn fugeto, no de otra fuer- 
te, quequandoen dos ramos fe ponen dos ingertos 
contrarios , que fiendo vn mifmo el tronco,rinden di^ 
verfos frutos, vnos dulces,y otros amargos. Efto fe vio 
en Alcibiades, de quien fe puede dudar, í¡ fue mayor 
en los vicios, que en las virtudes. Afi obra la Naturale- 
za defconocida a fi mifma, pero la razon,y el arte corri- 
gen, y pulen fus obras. 

<09 



EMPRE- 



EMPRESA II 





On el Pinccl,y los colores mueftra en todas las co- 
fas fu poder el arte. Con ellos fi no es Naturaleza 
la Pintura, es tanfemejanteaella, que en fus obras íe 
engáñala vifta,y a menefter Yalerfe del taóto para reco- 
noce!- 



8 EMPRESA II. 

nocelIas.Nopuededaralmasa los cuerpos, pero les da 
la gracia, los movimientos, y aun los afectos del alma . 
No tiene bañante materia para abultallos, pero tiene 
induftriapara realzallos.Si pudieran caber zelos en la 
Naturaleza,los tuviera del arte.Pero venigna,y cortes fe 
vale del en fus obras , y no pone la vltima mano en a- 
quellas,que el puede perficionar. Por efto nació defnu- 
do el hombre fin idioma particular, raías las tablas del 
encendimiento,de la memoria,y de la fantaíía,paraque 
en ellas pintaíse la dotrina las imagines de las artes, y 
fciencias, y efcriviefe la educación fus documentos, no 
fin gran miílerio,previniendo afsi,que la necefidad,y el 
beneficio eftrechaísen los vinculos de gratitud y amor 
entre los hombres, valiendofe vnos de otros, porque fí 
bien eílan en el animo todas las femillas de las artes y 
de las fcien ciaste ítá ocultas y enterradas,y an menefter 
i. omnibm xa- el cuidado ageno,que las cultive,y riegue. 1 - Efto fe deve 
hdJ(me7im- hafceren lajubetud,tierna, y apta a recibir las formas,y 
tntum-, omncs ad tan fácil a percebir las fciencias,que mas pareze,que las 
ijta omma nati re conoze,acordandofe dellas,que lasapréde, arsumen- 

lutnui cuín wY¡tt'~ ■*■ 

toraccefit,ttíctiu to,deque infería Platón la immortalidad del alma. u Si 
animi bona vtiat aquella difpoficion déla edad fe pierdc,fe adelantan los 
Caíiiod. i o. a recros,y gravan en la voluntad tan hrmemente lus ín- 
var. epift. clinaciones , que no es bailante defpues a borrallas la 
z.viato de awmu educacion.Luego en naciendo lame el ofo aquella con- 
pfittmfámí ^ z m ^J ^ e forma fus miembros, fi la dejara endure- 
mu immortaia zer,no podría obrar en ella. Advertidos defto los Reyes 
ffcatqucduimas, d e p cr fi a( J aV aa fus hijos Maeftros, que en los primeros 
tilia ¡iwt Mgc. fiete anos de lu edad le ocupaisen en organizar bien lus 
«¿4 & adpeui- cuerpecillos.v en los otros flete en fortalezellos con los 

ficuhm (¿al. r . . ti ir* ' J r i ■** 

exercicios de la gmeta ; y la eígnma-, y deipuesles poma 

alia- 



EMPRESA II. 9 

al lado quatro infignes Varones. El vno muy fabio,quc 
les enfeñafsd4as arces.El fegüdo, muy moderado y pru- 
dente,que corrigiefse fus afeaos, y apetitos. El tercero, 
muy jufto, que le inñituyefse en la adminiftracion de la 
jufticia.1 el quarto,mui valerofo y praticg en las artes de 
la guerra , que le induftriafse en ellas, y le quitafse las 
aprehenfionesdel miedo con los eftimulos déla gloria. 
$.Efta buena educación es mas necefaria en los Prin- 
cipes, que en los demás, porque ion inftrumentos de la 
felicidad politica,y de la falud publica. En los demasíes 
perjudicial a cada vno,o a pocos, la mala educacion^en 
el Principe a todos , porque a vnos ofende con ella , y a 
otros con fu imitación. Con la buena educación es el 
hombre vna criatura celeftial,y divina, y fin ella el mas 
feroz de todos los animales. ? Que fera pues vn Princi- 3- Homo nttam 
pe mal educado,y armado con el poder ? Los otros da- If^Jfjí^ 
ños de la República fuelen durar poco; efte lo que dura manfuetífimum- 
la vida del Principe. Reconociendo efta importancia de q " e Att ! mal e $ cí 
la buena educación Filipe Rey de Macedonia,efcrivió a mn fifajenierf 
Ariftoteles luego que le nació Alexandro,que no dava velnot * beneedu- 
menosgraciasa los Diofes por el hijo nacido, quanto ^/fi¡¡¡¿¡? 
por fer en tiempo,quepudiefse tener tal Maeftro.I no es ferodfimum. 
bien defeuidarfe con fu buen natural , dejando , que o- v }*}: l fl:* c le &- 
breporh miimOjporque el mejor es imperfecto, como nod.A1t.c5. 
lo fon cali todas las cofas , que an de fervir ai hombre, 
pena del primer error humano, para que todo coftaíse 
fudon A penas ay árbol , que no dé amargo fruto , íi el 
cuidado no le traíplanta , y legitima fu naturalezaba- 
ftarda caíandole con otra ramaculta,i generola.La en- 
íenanza mejora a los buenos, y haze buenos a los ma- 
lo*. 4 - Por efto falió tan gran zovernador el Emperador f* d( " at '"> & «*■ 

B Tra- 



,o EMPRESA IL 

bonts ñamas i»- Trajano, porquea ib buen natural fe le arrimó la inda- 
ducit , & rurfum ft r i a ,y dirección de Plutarchofu Maeftro. No fuera tan 

uUm InftuutioM f croz e * a °im° del Rey Don Pedro el Cruel,íi lo vuiera 
confequa»tur,me- fabido domeñicar Don luán Alonfo de Alburquerque 

^ILnttoZ eM- f u fy°* A y cn l os n * tura l es " as diferencias , que en los 
den fámus. metales: vnos refiften al fuego, otros fe deshazen en el, 
piat. Dial. 4. de y fe d erra man,pero todos fe rinden al buriI,o al martil- 
^ ío,y fe dejan reducir a fuciles ojas.Noay ingenio tandu- 

ro,en quien no labre algo el cuidado,y el caftigo.Es ver- 
dad, que alguna vez no baña la enfeñanza, como face- 
dio a Nerón, y al Principe Don Carlos, porqueentre la 
purpura,como entre los bofques y las felvas/uelen cri- 
arfe monftruos humanos al pecho de la grandeza , que 
no reconozen la corrección. Fácilmente fe pervierte la 
juventud entre las delicias, entre la libertad, y la liíbnja 
délos Palacios, enlosquales fuelen crecer los malos 
afectos, como en los campos viciofos las efpinas, y yer- 
vas inútiles, y dañólas, y fi no eftan bien compueftos,y 
reformados lucirá poco el cuidado de la educacion,por- 
que fon turquefas , que forman al Principe fegun ellos 
fon , confervandofe de vnos en otros los vicios , o las 
virtudes , vna vez introducidas. Apenas tiene el Prin- 
cipe difeurfo, quando fus criados ,0 lelifonjean con las 
defembolcuras/^ coftumbres particulares de fus padres, 
yantepafados, o le reprefen tan aquellas acciones gene- 
rofas. que eftan como vinculadas en las familias. De 
donde nace el continuarle en ellas de padres a hijos ci- 
ertas coftumbres particulares, no tanto por la fuerza 
de la fangre, pues ni el tiempo , ni la mezcla de los ma- 
trimonios las muda , quanto por el corriente eftilo de 
los Palacios , donde la infancia las beve , y convierte en 

Natura- 



EMPRESA II. Ix 

Naturaleza, y afsi fueron tenidos en Roma por fober- 
víqs los Claudios,por belicofos los Seipiones,y por am- 
biciólos los Appios , yenEípaña eftan losGuzmanes 
en opinión de buenos, y los Mendozas de apacibles, 
los Manriques de terribles, y los Toledos de graues y 
feveros. Lo mifmo fucede en los artífices, fi vnavez 
entra el primor en vn linaje , íé continua en los fucefo- 
res amaeltrados con lo que vieron obrar a fus padres, y 
con lo que dejaron en fus difeños , y memorias. Otras 
vezes la lifonja mezclada con la ignorancia alaba en el 
niño por virtudes la tacañería, la jactancia , la infolen- 
cia , y otros vicios, creyendo, que fon mueftras de vn 
Principe grande , con que íe ceba en ellos , y fe olvida 
délas verdaderas virtudes, fucediendole loquea las 
mugeres, que alabadas de briofas y deíembuel tas, eftu- 
dian en fello, y no en lamodeftia y honeftidad , que 
fon fu principal dote. Por evitar eftos daños, bufca van ^^¡^ e f 4>tl ^ 
los Romanos vna Matrona de fu Familia , ya de edad, qmd tmpa dm¿ 
y de graves coftumbrés,quefuefseAya de fus hijos, y Ke( i tíe f*< :ere > wod 
cuidaíe de fu educación , en cuya pretenda, ni fe dijeíse, ^¡dlmuT.^ii " 
ni hizieíse cofa torpe. P Efta feberidad mirava, a que fe dial, de om. 
confervafse fincero,y puro el natural,y abrazafse las ar- ^ ouéddipLa 
tes honeftas. 6 - Quintiliano fe queja,de que en fu tiempo ac femity eo 
fe corrompiefse efte buen eftilo , y que criados los hijos P ertmebat > **{*»■ 

! A \ • r r • • r - • €er * &- integra, 

entre los ñervos bevielen lus vicios, iin aver, quien cui- & m uu prau.t*. 
dafse (ni aun fus mifmos padres) de lo que fe decia, y tlbm dí ' torta v - 
hazia delante dellos. > Todoefto fucede oy enmu.£^ 
chos Palacios de Principes, Por lo qual conviene mu- fine ampemar- 
dar fus eftilos , y quitar dellos los criados hechos a fus *!! ; Tfc - 
vicios, iubitituyendoenlu lugar otros de altivos pen- 
famientos, que enciendan en el pecho del Principe 7-n* *$&* 

x n L r .' . tota domo penfi 

B z eipin- 



mnt. 



■ma 



u EMPRESA II. 

habetquid coram efpiritus gloriólos 8 * porque depravado vna vez el pala- 
infante domino, . no fe corrige, fino fe muda , ni quiere Principe bue- 
áat: quado enam no. La ramilla de Nerón ravorecia para el Imperio a 
ipfi párente*, nec Qthon , porque era femejance a el. 9 ' Pero íi aun para 

proktdtt, ñeque ~ ' r 1 , L j i r> • i_ r j 1 

modefiafdmuios eito no tu viere libertad el Principe, huyale del , como 
affuefdciunt , /íá 1 h i zo e l R ev D on Iaime el Primero de Aragón vien- 

i4h!Quint.íb¡d. ^°^ e tiranizado de los que le criavan , y queje tenían, 

como en priíion , que no es menos vn Palacio , donde 

%.Nequeemm au- ftan introducidas las artes de cautivar el albedrio.y vo- 

TiuHS i {¡cutida co- » '■/ 

uenit dicen, fed luntad del Principe , conduciéndole a donde quieren 
ex quodiíquisgio-, f us Cortefanos, fin que pueda inclinar a vna , ni a otra 

rioíusfiat. Eurip. r • % i i 

in Hipo!. parte, como le encamina el agua por ocultos condutos 
9. Prona in eum para íolo el vio y beneficio de vn campo. Que impor- 
iLta.Tac.iib! f a el buen natural y educación, fiel Principe no a de 
1. hiíh ver , ni oir , ni entender mas de aquello , que quieren 

Mar.hift. Hifp. | os j aftften ? Q^ e mucno que faliefe el Rey Don 

I1b.11.cap.;. 7 ,_. ^- . r ?7 ., j, 

Lnrique el Quarto tan remito y parecido en todos los 
Mar. hiíl Hifp. eternas defectos a fu padre el Rey Don luán el Segun- 
do, íi fe crió entre los mifmos aduladores y lifonjeros, 
que deftruyeron la reputación del govierno pafsado? 
Cafi es tan impoísible criarfe bueno vn Principe en vn 
palacio malo, como tirar vna linea derecha por vna re- 
gla torcida. No ay en el pared , donde el carbón no 
pinte , o efcriva lafcivias. No ay eco , que no repita li- 
bertades. Quantos le habitan fon como Maeftros, o 
idea del Principe, porque con el largo trato nota en 
cadavno algo, que le puede dañar, o aprovechar, y 
quanto mas dócil es fu natural , mas fe imprimen en el 
las coftumbres domeñicas. Si el Principe tiene criados 
buenos , es bueno,y malo, fi los tiene malos,como fu- 
cedió a Galba , que fi dava en buenos amigos, y liber- 
tos fin 



EMPRESA IE íj 

tos , fin reprehenfion fe governava por cllos,y fi en ma" 
los era culpable fu inadvertencia. ,0 * ío.Amkorum #- 

L Corregidos pues ( fi fuere pofible ) los danos de tenowmque,xbi 

- 3 . . a L . , , . , l 1 / . «. . tn bonos wcidiffet^ 

los paiacios,y conocido bien el natural, y inclinaciones^ reprehenfione 
del Principe procuren* el Maeftro, i Ayoencaminallas P atlens « fi man 
a lo mas heroico, y generofo , fembrando en fu animo *¡j*£ ¿¡¿mf 
tan ocultas femillas de virtud y de gloria , que crecidas Tac. íib.i. hift. 
fe defeonozca fi fueron de la Naturaleza , o del arte. 
Anime la virtud con el honor, afeé los vicios con la in- 
famia y deferedito, enciéndala emulación conelex- 
emplo. Eftos medios obran en todos los naturales, 
pero en vnos mas , que en otros ; en los generofos la 
gloria-, en los melancólicos el deshonor-, en los colé- 
ricos la emulación-, enlosinconftanteseltemor, y en 
los prudentes el exemplo. Los quales tienen gran fuer- 
za en todos, principalmente , quando foh de los Ante- 
pafsados, porque lo que no pudo obrar la*fangre,obra 
la emulación, fucediendo a los hijos lo que a los renue- 
vos de los arboles , que es meneíler defpues de naci- 
dos ingerilles ( como emos dicho) vn ramo del mifmo - 
padre, que los perficione. Ingertos fon los exemplos 
heroicos /que en el animo de los defeendientes infun- 
den la virtud de fus mayores: en quedeveingeniarfe ' 
laindullria, para que entrando por todos los fentidós 
prendan en el, y echen raizes , porque no folamente fe 
an deproponer al Principe en las exortaciones, o repre- 
henfiones ordinarias , fino también en todos los obje- 
tos. Lahiftoria le refiera fus heroicos hechos, cuya 
gloria eternizada en laeftampaleincitea la imitación. 
La Mufica, (delicado filete de oro,que dulzemente go- 
vierna los afectos ) le levante el efpiritu cantándole fus 

B 3 trofeos 



M EMPRESA II. 

trofeos y Vitorias. La pintura y la eícultura (e los 
reprcíenten , porque fi bien el pinzel y el buril fot* 
lenguas mudas, perfuaden tanto, como las mas fa- 
cundas. Recítenle panegíricos de fus agüelos , que le 
exorten y animen a la emulación, y el mifmo los re- 
cite, y haga con fus Meninos otras reprefentaciones 
de fus gloriólas hazañas, en que fe inflame el animo, 
porque la eficacia de la acción fe imprime en el , y feda 
a entender , que es el mifmo , que reprefenta. Remé- 
de con ellos los actos de Rey fingiendo, que da audien- 
cias , que ordena , caftiga , y premia , que govierna 
eíquadrones , expugna ciudades, y da batallas. En 
tales eníayos fe crió Cyro , y con ellos íalió gran Go- 
vernador. 

§. Si defcubriere el Principe algunas inclinaciones 
opueílas a las calidades , que deve tener , quien nació 
para governar a otros , es conveniente ponelle al lado 
Meninos de virtudes opueílas a fus vicios, qué los cor- 
rigan , como fuele vna vara derecha corregir lo torcido 
devn arbolillo atándola con el. Afsipues al Principe 
avaro le acompañe vn liberal, al tímido vn animofo, al 
encogido vn deíembuelto, alperezofo vn diligente, y 
afsi en los demás vicios, porque aquella edad imita fá- 
cilmente loque vé, y loque oye, y copia en fi las co- 
ftumbres del compañero. 

$. La educación de los Principes no fufre deforde- 
nada la reprchenfion y el caíligo : porque es efpecie de 
deíacato, fe acobardan los ánimos con el rigor, y no 
conviene que vilmente fe rinda a vno, quien a de man- 
dar a todos. PoreíloelRey Don Alonfo en vna ley de 
partida enfeña a los Ayos , que traten manfamentc , y 



con 



EMPRESA II. Vy 

con halago a los Principes, y da la razón, id los que de 
buen lugar tienen , mejor Jé cafligan por palabras , que por fe- 
ríelas : e mas aman por ende aquellos , que afi lofa^en , e mas 
gelo agradefeen , quando an entendimiento. Es vn potro la ju- 
ventud , que con vn cabezón duro fe precipita , y fácil- 
mente fe deja governar de vn bocado blando. lu Fue- i *. uuc iUucfa- 
ra deque en los ánimos generólos queda fiempre vnf^T''^ 
oculto aborrecimiento aloque le aprehendió por te-»«í, p atí€ á fui 
mor, y vn defseo,y apetito de reconocer los vicios, que rea ° r «?'«»». 
le prohibieron en la niñez. Los afectos (oprimidos prin- 
cipalmente en quien nació Principe) dan en deíefpera- 
ciones, como en rayos las exalaciones conftreñidas 
entre las nubes. Quien indifereto cierra totalmente las 
puertas a las inclinaciones naturales , obliga a que fe ]*¡ u $f ^f >m 
arrojen por las ventanas. Algo fe a de permitir a la fra-^ ¿tetan, fi 
gilidad humana,llevandola dieñramente porlasdeli- wtutm ajpern*- 
cias honeftas a la virtud *, arte de que fe valieron los 7mloZefuTet^ 
que governavan la juventud de Nerón. "• nrenr. Taclib. 

i$.ann« 




EMPRE- 



EMPRESA III 




COn la aísiílencia de vna mano delicada,íb licita en 
los regalos del riego,y en los reparos de las ofenías 
del Sol,y del viento , crece la roía, y fuelto el ñudo del 
botón , eftiende la pompa de fus hojas. Hermofaflor, 

Reyna 



EMPRESA IIL* Í7 

Rcyna de las demás, pero foíamente lilon ja de los ojos, 
y tan achacóla, que peligra en fu delicadez. £1 mifmo 
Sol,quelaviónazer, la ve morir fin mas fruto, que la 
oftencacion de fu belleza , dejando burlada la fatiga de 
muchos mefes,y aun laftimada tal vez la mifma mano, 
que la crio, porque tan lafeiva cultura no podia dejar 
de producir elpinas. No fucede afsi al Coral nacido en- 
tre los trabajos, que tales fon las aguas, y combatido 
de las olas y tempeftades , porque en ellas haze mas ro- 
bu ña fu hermofura, la qual endurecida deíjpues con el 
viento,quéda a pruevade los elementos, para iluftres y 
prccioíbs vfos del hombre. Tales efeótos contrarios 
entre fi , nacen del nacimiento y crecimiento defte ár- 
bol y de aquella flor,por lo mórbido, oduro,en quele 
criaron; y tales íe ven en la educación délos Principes, 
los quales fi fe crian entre los armiños , y las delicias, 
que ni los yifite el fol , ni el viento , ni fien tan otra au- 
ra , que la de los perfumes , falen achacofos y inútiles 
para el govierno , como al contrario, robufto y hábil, 
quien fe cria entre las fatigas y trabajos. Con eftos fe 
alarga la vida, con ios deleites fe abrevia. A vn vafo de 
vidro, formado a (opios , vn foplo le rompe,el de oro, 
hecho al martillo, refifte al martillo : el queocioía- 
mente a de paísear íbbre el Mundo,poco importa, que 
fea delicado, el quele a de fuñen tar íbbre íiis hom- 
bros, conviene que los crie robqftos. No a menefter 
la República a vn Principe entre biriles , fino entre el 
polvo,y las armas. La conveniencia, o daño deeña,o Manan, híi*: 
aquella educacion,fe vieron en el Rey Don luán el Se- Hlf P- ll °- c ' IK 
gundo , y el Rey Don Fernando el Católico. Aquel fe 
crió en el Palacio, eñe en la Campana. Aquel entre 
& C Damas, 



¿g -EMPRESA IIL 

Damas, cite entre Soldados* Aquel guando entro a 
governar, le pareció que entrava en vn golfo no co- 
nocido, y defamparando el timón, le entegró a fus va- 
lidos. Efte no fe halló nuevo , antes en vn Rey no age- 
no fe fuppgovernar,yhazer obedecer. Aquél fuedef- 
preciado , efte reipetado. Aquel deftruyó fu Reyno , y 
Mar.H.ft.Hifp. efte levantó vn¿ Monarquía. Confiderando eft<> el 
lib. 13. cap.i. Rey Doq Fernando el Santo, crió éntrelas armas a fus 
hijos Don Akmfq, y Don Fernarído. Quien hizo 
grandeal Emperador Carlos (Quinto , íi no fus conti- 
nuas peregrinaciones y fatigase Tres razones movíe- 
miJl fiutaque ron a Tiberio a ocupar en losexercicos la juventud de 
exerátus para- fus hijos Germánico , ,yíDruíb; que fe r hiziefsen alas 
ZÍ7¡Z n Z armas > q^ganaíTen lia voluntad de los Soldados, y 
fcuüentem meitus eftu vienen en fij poder, mas íeguras las armas. *• 
¡ncaflris babeü En la campana logra la experiencia el tiempo. En 

Tiberius , Jeque t r> 1 -1 » 1 1 1 r ' • . f '« 

mioremrebatur, el^alaciole pierden, la -gala , Ja-cerimon*a, y eldiver- 
vtroquefiítoiegto- timiento*, mas eftudiaeli Principe en los adornos déla 
Tlc'líbTann. perfoña , ( que en los del animo; Si bien comc?Íe ati- 
z.stetitq- y in me- enda a efte , no fedeve defpreciar el arreo y lagenti- 
diopopuitt&ai- leza, porque aquel arrebata los ojos , yeftoselanimo 
8¡ftt2í *&&». ^ pos fc dejaron agradar de-la buena 
&furfum. Etait dílpolicion de Saúl. *• Los Ethiopes, y los Indios en 
samuel ad p p t <- algunas partes , eligen por Rey al mas hermofo , y las 

lum : Certe vtde- ■ * i*r n \ J /- « , \ 

tis, quem elegís ave J asa * a masdifpuefta y demás rcíplendiente color. 
Gowhws, qaw:a El vulgo juzga por Iapreíencia las acciones, y pien- 
7j¡0poí^ !i fa >q«ees mejor Principe elmas hermofo. Aunlosvi- 
i.R¡fÍ capí o. cios, y tyranias de Nerón no bailaron a borrar la me- 
23. &¿ 4 . moriadefu hermofura, y en comparación fuyaabor- 

V!% tS& reda eI P ucbl ° Romano a Galba disforme conrave. 
fajiídto erut af- gez. 3- Eíparce de fi la hermofura agradables fobor- 

nos 



EMPRESA ni. 'i£ . 

la voluntad.- Es vn privilegio particular déla Natu- totes forma ac d e - 
raleza, vna dulce tyrania de loi aft&os, y vn tefti- c ™ cor ^\ '(n 
momo de la buena compoltura del animo. Avn^rA 
corazón au'gufto cafi fiémpre á¿oÍtigáñá : Vna augu r Tac.lib. i.Hift. 
fta prefencia. A Platón te párecfiá* que 'áísi córhóeí p| atoru 
circulo no puede eílai* fin centro , afsi lá hermofu- 
ra non puede eftar fin virtud interior. Por efto el 
Rey Don Alón ío el Sabio propone, que ai Princi- ■ » - ; ' 
pe fe procure dar rnuger muy hermbfa. ' JPorqúe los lib.Mt.¿.p.i. 
fijos , que della Quiere ferdn mas fermofos , e mas apueí 
fios i lo que contiene mucho a los fijos de los Qjyes , qué 
fean tales , que parezcan lien entre los otros ornes. Los 
Lacedemoriios multaron a fu Rey Archidamo, a- Plutafch. . -Mí- 
viéndole calado con vna muger pequeña , Jin que 
baftafse la efeuía graciola , que dava de áver eligid 
do: del nial el menor* Es la he^ofura del cuerpo 
vna imagen del animo, y vn retrató cíe fu bondad. 
* Aunque alguna vez la Naturaleza divertida en las' 4 . species em 
perfecciones externas^ fedefeuida de ías internas. En wprüfíwi** 
el Rey Don Pedro el Cruel vna agradable prefencjai¿ y / ^ ?r( ,^ , 
encubría vn natural áípero , y feroz» La fobervia^ r ^- D - Amb « á ' 
y altivez de la hermofura deícompone la modeftia e 
de las virtudes , y aísi no deve el Principe preciarfe 
de la que es afectada , y femenil, que fuele fer in- 
citamento de la agena lafeivia, fi no de aquella que 
acompaña las buenas calidades del animo , porque no 
fe a dé adornar el alma con la belleza del cuerpo, 
fino al contrario , el cuerpo con la del alma. Masa 
menéfter la República, que fu Principe tenga la perfec- 
ción en la mente , que '.en la frente-, fi bien es gran 

G 2 orna- 



2 o EMPRESA III. 

■: ornamento, que en el fe hallen juntas la vna,y la otraj 

como fe hallan en la pálmalo gentil de fu tronco,y lo 
hermofo de fus ramos con lo fabrofo de fu fruto, con 
otras nobles calidades, fiédo árbol tan vtil a los hom- 
bres , que en el notaron los Babilonios (como refiere 
Plutarch. Sym- Plutarcho ) trecientas, y fefenta virtudes. Por ellas íe 
P oflib.8.qu. 4 ¿ entiende aquel requiebro del Efpofo. Tu ejlatura es fe- 
Ijtaturdtuaaf- mejante a la palma. V En que no quifo alabar íblamente 
fimi r 4 r'rlt la gallardía del cuerpo, fino también las calidades del 
animo, comprenendidasenla palma, timbólo de la 
jufticia por el equilibrio de fus ojas , y de la fortaleza 
porlaconftanciadeíusramos, que íé levantan con el 
pefo, y gcroglifico también de las Vitorias, fiendola 
Corona defte árbol común a todos los juegos , y con- 
tiendas fagradas de los Antiguos. No mereció efte ho- 
nor el ciprés , aunque con tanca gallardía confervando 
íii verdor fe levanta al cielo en forma de obeliíco,por- 
que es vana aquella hermofura fin virt,ud, que la ador- 
ne, antes en nacer es tardo, en fu fruto vano,en fus ojas 
amargó, en fu olor viol'qpto,y fu fombra peíada. Que 
importa, que el Principe fea diípuefto y hermofo, II 
folamente íatisface a los ojos , y no al govierno. Baila 
en el vnagraciofa armonía natural en fus partes, que 
defcubra vn animo bien diípuefto y varonil, a quien el 
arte dé movimiento y brio , porque fin el las acciones 
del Principe ferian torpes, y moverían a rifa y a defpre- 
cio al pueblo, y aunque tal vez no bailan las gracias a 
hazelle amable , quando efta deftemplado eleftado, 
- y fe defea en el mudanza , dé dominio, como experi- 
mentó en fi el Rey Don Fernando de Ñapóles , y fuele 
también fer defgraciada la virtud , y aborrecido vn 

Principe 



EMPRESA III. *i 

Principe cotilas mifnus buenas partes, que otro fue 
amado, y a vezes la gracia , que con dificul tad alcan- 
za el arte , feconfigue con la ignavia y floxedad , co- 
mo íucedió a Vitellio. *' Con todo eíso generalmente 6 . studu exenU 
fe rinde la voluntad a lo mas perfeto , y afsi deve el [ ui Ya7 ° c M uam 

n- . ni- i • • ii bonu artibus qu&- 

Principe poner gran eítudio en los exercicios de h fitaperinde adfue- 
fala, ydelaplaza, oparafuplir, opara perficionar r *> qttambukper 
con ellos los favores de la Naturaleza , fortalezer k K'tmJ"' 
juventud, criar efpiri tus genero fos, y agradar al pue- 
blo, 7 el qualfe complaze de obedecer por íeñor a -j.rerfonavrmá- 
quien entre todos aclama por mas dieftro. Lo robu- ^ on ff m att " 
fio, yfueltoenla caza del Rey nueftro Señor, Padre ocuk [mire de* 
de V. A íu brío y deftreza en todos los exercicios mi- be * c¿«¿*w. Cic. 
litares, fu gracia y airofo movimiento enlasaccio- ] ' 
nes publicas /que voluntad no a grangeado ? Con 
eftas dotes naturales, y adquiridas, fe hizieron amar 
de fus vafallos , yeftimar de los ágenos el Rey Don 
Fernando el Sancho , el Rey Don Enrique el Segundo, Marían r H¡ft. 
el Rey Don Fernando el Catholico , y el Emperador H^b- 1 *^ 8 » 
Carlos Quinto , enlosquales lahermofura y buena 
dilpolícion íe acompañaron con el arte, con la virtud 
y el valor. 

$, Eftos exercicios íe aprenden mejor en compañía, 
donde la emulación enciende el animo , y defpierta la 
induftria. I aísi los Reyes Godos criavan en fu Palacio a 
los hijos délos Efpanoles mas nobles, no folopara 
grangear las voluntades de fus familias , fino también, 
paraquecon ellos íeeducafsé^y exercitafsen en las artes 
los Principes fus hijos. Lo mifmo hazian los Reyes de 
Macedonia,cuyo Palacio era ieminario de grandes Va- 
roñes, f. EfteeftilojOÍeaolvidadojofeadelpreciado mmaúumDucm 

C 3 i. cnla 



ü EMPRESA III. 

vucuuh vuftfa- efr la Gbrtc'de ETpaHa , fiendo oy mas conveniente 
mwqueapudMa a granjearlos ánimos de los Principes extrange- 
Curr. ros traer a ella íns hijos , formando vn lerrunano,don- 

de por el efpacio de tres años fueísen inftruidos en las 
artes y exercicios de Cavallero, conque los hijos de 
los Reyes fe criarían , y fe harían a las coílumbres , y 
trato délas Naciones, y tendrían muchos en ellas,que 
con particular afeito y reconocimiento los firvief- 
fen. 

§. Porque él Rey Don Alonfoel Sabio Agüelo de 
V. A. dejó efcritos en Vna ley de las partidas los exerci- 
cios, en que debían ocuparfe los hijos de los Reyes, y 
harán mas imprefsion en V.A. fus m i fm as palabras-, 
Iib.13. tt.j.p.i. las pongo áqui. Aprender déle él %ey otras manera*' finia*, 
áue diximos en tas leyes antes defia , qué contiene mucho. EJlas 
fon en dos maneras , las T>nas , que tañen en fecho de armas pa- 
ra ayudar je deltas , quando menefier fuere i e las otras para 
al?er fabor, e placer, conque pueda mejor fe frir los trabajos , 
e los pe Jares , quando los ol>iere. Ca en fecho de Caballería, con* 
Viene , que fea fabidor , para poder mejor amparar lo fuyo , e 
conquerir lo de los enemigos. E por ende debe faber cazcalear bien, 
e apuefi amenté , e ijartoda manera de armas , también de a- 
quellas , que a de Jjefiir para guardar fit cuerpo , como délas 
otras , conque fe a de ayudar. É aquellas que fon para gua)'da f 
a las de traer,' eJ>far, para poderlas mejor Jofrir , quando fue > 
re meneíler, de manera, que por agravamiento deltas no coya 
en peligro , nln en Vergüenza ,. e de tas que fon para lidiar , ají 
como la lan^a , e ejfiada , e porra, e las otras , conque los ornes 
lidian amaíiamienie a de fer muymañofo para ferir con ellas. É 
todas efiívs armas , que dicho abemos , también de las que a de t 
Qefiir , como de tas otras , a menefier que tas tenga tales , que el 



EMPRESA III. ij 

fe apodere delíaj\ \ e no eflaséel: B dtm antigmmetüe moftraVan 
. a los %eyes a tirar de arco , e de halle ft a , edefubir ayna en ca- 
ballo y efaber nadar , edetodas las otras cofas , que toca/en a 
ligereza y e Valentía* E ejlo faltan por dos rabones. La Vna, 
porque ellos fe fopiefen bien ayudar deltas , quando les fue fe me- 
nefter. La otra , porque tos ornes toma/en ende buen exemplo para, 
quererlo fa^er , e Vfar. Onde fi el%ey, aft como dicho altemos, 
non Vfafe de las armas , fin el daño , que ende le bernia , porque 
Jks gentes defufarian dellas por razón del , podria el mifmo Ve- 
nir a tal peligro , porque perdería el-cuerpo , e caería en gran Ver- 
güenza. 

Para mayor difpoficion deeftosexercicios, es muy 
apropofito el de la caza. En ella la juventud íe defem- 
buelve, cobra fuerzas y ligereza, íe pratican las artes 
militares, fereconoze el terreno, íe mide el tiempo 
de efperar, acometer y herir, fe aprende él vio de 
loscaíbs y de las eftratagemas. Alliel afpe&o de la 
fangre vertida de las fieras y de fus disformes movi- 9- nm & fila* 
mientos en la muerte, purga los afedos, fortaleze el^;^; 
animo , y cria genero fos efpiritus , que deíprecian con- qmd vmamni 
fiantes las fombras del miedo. Aquel mudo filencio de datar > ma Z nac °- 

. r f < r - • i gttatiw» mata- 

losbolques levántalos penlamientos a acciones glo- menta fnnt.vim. 
íiofas. * lib - 1 - e P ift - ad 

Cornd.Tacit. 




EMPRE- 



M 



EMPRESA IV- 




P Ara mandar esmenefter (ciencia, para obedecer 
baila vnadiferecion natural , y avezes la ignoran^ 
cia lo la. En la planta de vn edificio trabaja el ingenio, 

en 



POLÍTICA IV. Zj 

en la fabrícala mano. El mando es eftud¡oíb,y perípicaz; 

la obediencia cafifiempre ruda, y ciega. Por naturaleza 

manda el que tiene mayor inteligencia, u el otro por fu- ,. vr&efiautem 

cefion,por elección, o por la fuerza, eri que tiene mas par- "***"*> *t *><>»«- 

dr i \r r-r i i l f •• • ñus natura c (l qui 

calo,que la razón. Y abi le deben contar las íciencias valet ¡ me uJ entta 

entre losinílrumentos políticos de Reinar. A Iuíliniano prAtúdere, 
le pareció , que no folamente con armas , fino también A""* 1 * 1 -? ^*- 
con leyes avia de eftar iluftrada la Mageftad Imperial, 
para faberfe governar en la guerra, y en la paz. *• 2. imperatoria» 

Efto fignificaeftaemprefaeri la pieza de artillería, ni- Maiefíatem non 

1 1 ., ° * v ir i r i 1 j olum armú dec$- 

velada (para acertar mejor) con la eiquadra, timbólo de ratam, fed etiam 
las leyes , y de la jufticia , ( como diremos ) porque con Ugúm oportet 
éftafeádeajuftarlapaz,y la guerra,fin que la vna, nila f™TtmU 
otra fe aparten de lo jufto, y ambas miren derechamente & bei¡orum } & ; 
al blanco de la razón por medio déla prudencia, y íabi- J 4 * "&}<$* 
duria.Por efto el Rey Don Alonfo de Ñapóles, y Aragón j n p ro h.inft. 
preguntado , que a quien devia mas á las armas , ó á las 
letras, refpondió. En los libros é aprendido las armas, y los dere- 
chos de las armas. *' l.txlibrisfeau 
Alguno podría entender eñe ornamento de las letras, f* a ¿272™ 
mas en el cuerpo de la República, fignificad'o por la Ma* Panor.lib.4. 
geftad,queenlaperfonadel Principe, cuya afiftenciaa 
los negocios no fe puede divertir al eftudio de las letras,y 
que bailará, que atienda a faborecer , y premiar los inge- 
nios, paraque en fus Reynos florezcan las fciencias,como 
fucedió al mifmo Emperador Iuíliniano, que aunque 
defnudodellas, hizógloriofofu govierno con los Varo- 
nes dodlos, que tuvo cerca de fi. Bien creo, y avn lo mue- 
llran muchas experiencias , que pueden haílarfe grandes 
Governadores fin la cultura de las fciencias , como fué el 
Rey Don Fernando el Catholico: pero folamente íucede 

D efto 



a 6 EMPRESA 

cfto en "aquellos ingenios defpiertos con muchas expe- 
riencias, y tan faborecidos déla Naturaleza de vn rico 
mineral de juicio, que fe lesofreze luego la verdad de 
las cofas , finque haga mucha falta la cfpeculacion , y el 
eftudio. Si bien éfte fíempre es necefario , para mayor 
4. mfiprudenüt perfección, 4 porque aunque la prudencia natural fea 
Vnlwafowa" grande, á menefter el conocimiento de las cofas , para ía- 
umen perficicnda ber eligillas , o reproballas, y también la obfervacion de 
ou¡n Inib 1 1 ' os exemplos pafados , y prelentes , lo qual no fe adquie- 
ciu re perfectamente fin el eftudio, Y afsi es precifamente ne- 

cefario en el Principe el ornamento , y luz de las artes. 
L.i¿.tt.5.p.2. Qp or [¿mengua denonfaber ejiascofas (dice el Rey Don A- 
lon ib ) alaria por fuerza a meter otro con Jigo, que lofopiefe. E po- 
derle ya avenir y lo que dixo el%ei Salomon^que el que mete fu pori- 
dad en poder de otro^fa^efe fu ftefbo , e quien la fabe guardar , es 
Señor de fu coraron , lo que contiene mucho al%ey. Bien á me- 
nefter el oficio de Rey vn entendimiento grande iluftra- 
L.itf.tt.5p.2, do de las letras. Cafin duda (como en la mifma leí dijo 
el Rey Don Aloníb ) tan gran fecho , como efle' y non le podría 
ningún Orne cumplir a menos de buen entendimiento , e de granja- 
biduria : onde el%ey , que defpreciafe de aprender los faberes, 
deJpreciariaaíDios > de quien tienen todos. Algunas fciencias 
emos vifto infuías en muchos, y íblamente en Salomón 
la Política. 

Para la cultura de los campos dá reglas ciertas la agri- 
cultura, y también las ai para domar las fieras, pero nin- 
tíStíí f? nas , fon baftantemente feguras para governar los 
<juamb9mmi,tdeo Hombres, enquees menefter mucha (ciencia. 5 No fin 
rtTmeTZ ^> tm caucla *> e & u &° > Y experiencia fe puede hazer ano- 
bomimbus \egen c ^ om i a de la diuerfidad de ingenios, y coftumbres de los 
veitt. Subditos,tan necefaria en quien manda,y afsi a ninguno, 



mas 



POLÍTICA IV. if 

mas que al Principe conviene la íabiduria. ' Elía es la que 6 - ® uUtís &>'*& 
haze felizes los Reinos, rcfpe&ado, y cernido al Printipe. mtmut!<¡Sm 
Entonzes lo fué Salomon,quando íe divulgó la fuya por twtfattáia ¿fi- 
el mundo. Mas fe teme en los Principes el faber , que el ^Z*mMt 
poder. Vn Principe fabio es la feguridad de fus vaíaHos,/^/». 
7 X vn ignorante la ruina. 8 Dedonde íe infiere,qüan bar- Vc S ct « 
Vara fue la fentencia del Emperador Lucinio,que llama- Z'f e ¿[^ m¿ 
ua a las fciencias pefte publica , y a los Filofofos , y Ora- p p u u e jt, 
dores veneno délas Repúblicas. No fué menos barrara Sap.cap.6.i¿. 
la reprehenfion de los Godos ala madre del Rey Alerico, 8 - xtxmfom* 
porque leinftruia en las buenas letras, diciendo que le j^^*^ 
haziainhabil para las materias políticas. A diferente luz Ecd.cap.10.5: 
las mira va Enea Silvio, quando dijo, que a los Plebeyos eran 
plata, a los Nobles oro, y a los Principes piedras preciojas. Refirie- 
ron al Rey Don Alfonfo de Ñapóles aver dicfrp vn Rey, 
que no efta van bien las letras a los Principes , y refpon- 
dió. Efa mas fué J>o^ de buei , que palabra de hombre. 9 Por 9- e*w vocem 
eftodijo el Rey Don Alonfo. Acuciofo debe el%eyfer en)Z^ mn 
aprender lósfaberes: ca por ellos entenderá las cofas de %eyes,yfa- Panor.lib.^' 
bra mejor obrar en ellas. Igualmente fe precia va Iulio Ce-L,^^,^; 
íar de las armas, y de las letras: y afsi fe hizo , efculpir fo- 
breel globo del mundo con la efpadaen vna mano,y vn 
libro en la otra , y efte mote. Ex ^troque Cafar. Moftran- 
do, que con la efpada, y las letras adquirió , y confervó 
el Imperio. No las juzgó portan importantes el Rey de 
Francia Ludovico Vndecimo , pues no permitió a fu 
hijo Gar los Oótevo, que eftudiafe, porque avia recono- 
cido en fi mifmo,quela fciencia le hazia pertinaz , y 
obftinado en fu parezer , fin admitir el confejo de otros. 
Pero no le falió bien , porque quedó el Rey Carlos 
incapaz, y fe dejó governar de todos con grave daño 

D 2 W de fu 



ti EMPRESA 

de fu reputación, y de fu Reyno. Los eftremos en efta ma- 
teria fpft dañofos. La profunda ignorancia cauía delpre- 
cio, y irrifíon, y comete disformes errores , y la demaíia- 
da aplicación a los eftudios arrebata los ánimos, y los di- 
vierte del govierno.Es la converfacion de las Muías muy 
dulce,y apacible, y fe deja mal por afiftir a lopefadode 
las audiencias, y a lo molefto de los Confejos. Ajuftó el 
Marian.Hift. Rey Don Aloníb el Sabio el movimiento de trepida- 
H1fp.l1b.14.c5. c ¡ otl) y no pudo el govierno de fus Reynos. Penetró con 
fu ingenio los orbes, y ni fupo confervar el Imperio ofre- 
cido,™ la Corona heredada. Los Reyes muy (científicos 
ganan reputación con los eftraños, y la pierden con fus 
Vafallos. A aquellos es de admiración fu fciencia,y a eftos 
de daño, verificandofe en ellos aquella fentencia de 1 hu- 
cydides,cjue los rudos ordinariamente fon mejores para 
10. uebct'ores, governar,quc los muy agudos. 10? El Soldán de Egipto 
quamacuttores, mowl ¿ ¿¿ [ a f am adel Rey Don Alonfo le embio Em- 

vtpiurimuniyim- . . . / r . . . 

tus Rempd'Lcaní bajadores con grandes prelentes, y cali todas las Cuida- 

admiwftrjnt. des ¿ c Cartilla le tuvieron en poco, y le negaron la obe- 
Thucyd.l.b.3. i- • T . . r i 1 r ' 1 • 

* * diencia. Los ingenios muy entregados a la elpeculacion 

de las í ciencias fon tardos en obrar, y tímidos en refol- 
ver,porc|iiea todo hallan razones diferentes, que los cie- 
ga^ confunde. Si la vifta mira las cofisa la reverbera- 
, t -' r . cion del Sol, las conoce, como fon, pero fi pretende mi- 
animo meo qu&- rar derechamente a lus rayos,quedan los ojos tan oruíca- 
rac& mut$\g&- j os q ue no p Ue( J e n diftinguir fus formas. Afsi los inge- 
ommbus )(¡ tufitmt n * os m ^y dados al refplandor de las fciencias,falen dellas 
fubfoie.iiancoc- inhábiles para el manejo de los negocios. Masdefem- 
mamáeT¡Dm tarazado obra vil juicio natural , libre de las diíputas, 
filijs bominwti, vt y futilezas de las efcuelas. El Rey Salomón tiene por 

EcTc* ""'" ea% mu Y ma ^ a c ^ a ocu P ac * on > aviendola experimentado , "• 
; * I#I5, y Arú 






POLÍTICA IV. 29 

v Ariftoteles juzgó por dañofo el entregarfe demafia- ll - Smen '^ 

J . 1 n • • r 1 j 1 r * ti_ qu&damexhbe- 

damente los Principes a algunas délas iciencias libera- raiibas fcientijs, 
les.avnque les concede el llegar a suítallas. !1 Por loqual iu**vfq ue adait- 
es muy conveniente,que la prudencia detenga el apetito ¡tmfii t fen\m ve- 
gloriólo de faber , cjue en los grandes ingenios íuele fer rbfefe ais trade- 
vehemente. eomo lo hazia la madre de Aerícola mode- r f'f!^ e v ft ueúá 

» 11 • extremum perfi- 

lando fu ardor al eftudio, mayor de lo que convenía a vn qm veUe,vaide 

Cavallero Romano , y a vn Senador , lh con que fupo te- n H xtu ™\ , 
1 1 r 1 • 1 • u vi r ^ i 1 Anft.l.8.poI. 

ner modo en láíabiduna. H No menos le excede en los . 

eftudios, cj ue en los vicios. Tan enfermedad fuelen fer Jt ium* ftudtum 

aquellos del animo,como eítos del cuerpo. Y afsi baila en rfolof ? 1 »* acrm 

el Principe vn esbozo de las fciencias , y artes , y vn cono- ^efíumRo^'lTsc- 

cimiento de fus efe ¿tos praticos, y principalmente de natoñbaufijfe.ni 

aquellas, que conducen al govierno de la paz, y déla P rudenua watr ¡*> 
Jim i ■ l a i n. il tncenfum )a cfla- 

guerra, tomando dellas lo que baile a íliutralle el enten- gramem ammum 
dimiento, y formalle el juicio, dejando a los inferiores la Mwtjjfet. 
gloria de aventajarle. Conténtele con ocupar el ocio con ac,nvit ' £ r * 
tan noble exercicio, como en Helvidio Prifco lo alaba \qMdl/diffic¡iii- 

TacitO. 1? " mum)ex fapientitt 

6. Supueíto efte fin no fon mejores para iVlaeílros de ™ dmu . . 

, f, . • r , - r . J . r r ,. Tac.mvir.Agr. 

ios Principes ios ingenios mas lciennhcos. queordma- „ T 

r ■ 1 r ■ j ' i 1 1 1 n 1 il-ln&ettumtl- 

riamente luelen ler retirados del -trato de los Hombres, kflre aitionku 

encogidos, irrefolutos, y inhábiles para los negocios, ^f'^ivenis ad- 

lino aquellos praticos, que tienen conocimiento ,yex- vt fimque vtn*. 

periencia de las cofas del Mundo, y pueden enfeñar al mm •magnifico fe- 

Principe lasartes de reinar, juntamente con las fcien- fel^edqmZ- 

cias. - mior aduerfus for- 

§ Lo primero, que a de enfeñar el MaeftroalPrin- ^W«*^ 
cipe es el temor de Dios, porque es principio de la Tacl.^hift. 
fabiduria. t Quien eftá en Dios, eftá en la fuente de \6.TimorDomim 
lasfeiendas, Loque pareze faber humano es ignoran- ™<f'«»'/^»¿*. 

i laJ. 110.10» 



cía, 



jo EMPRESA 

17. obfecroDo- c ia, hija de la malicia, por quien fe pierden los Principes, 

quensabhen 3 & *■_.--, . r . i n ■ • 

nudiusterúut i & §. La Eloquencia es muy necelsana en elrnncipe, 
exquoiocutuses f lcn ¿ fol a Ja tyrania,que puede vfar para atraer afsi dul- 

adfcruum tutttn . { 1 r 1 1 r n 

¡mpeditioris,& cemente los ánimos , y hazerie obedecer , y relpeta/. Ke- 
tardioruimguA conociendo efta importancia Moyfen le efcuíava con 
Exod.4.10. ® lós ^ e 4 ue era car da , y impedida fu lengua , quando le 

18. perge tgitnr, embió á Egipto a governaríu Pueblo, í7 ' cuyaefeufa no 

tu^doclboVete re P rov ° ^ ios ) aHCes * e afeguro que afsiftiria á fus labios, 
quidioquartí. y le enfeñaria lo que avia de hablar, l8> Por efto Salomón 
Exod.4.11. f e alabava de que con fu eloquencia fe haría , reverenciar 
votentlum admt- ^ e l° s Poderoíbs , y que le oyefen con el dedo en la bo- 
rabil* ero,&fa- ca. $ Si avn pobre, y definida la Eloquencia es poderofa 
mirébmturm aarre b¿tarel Pueblo,que hará armada del poder, y vefti- 
tacentemmefufi- da de la purpura ? Vn Principe,que a menefter , que otro 
mbtm,& loquen- ^^q por el, mas es eftatua de la Mageftad, que Princi- 

tem me refpiaent, •_ » ■ r \ 1 1 r 1 • p r « • r \ 

é ' fermocinante pe. Nerón tue notado de 1er el pnmero,que neceísitale de 
mefiurasnanm la facundia agena. 20 * 

t$!T mt h La hiftoria es Maeftra <k ía verdadera pojiti. 
zo.prtmusexijs, ca , K - y quien mejor enfeñará á Reynar al Principe, 
qmrerumpottti p 0r q ue en e ll a c {^ prefente la efperiencia de todos 

eJ[crit 3 Nerotiem í * . r i i i • • • • i i 

aliena facundu a°s goviernos paiados , y la prudencia, y juicio de los 
cgiújfe. q uc fueron. "• Confejero es . que a todas horas eftá 

n. Veri f imam Con eL 

di[ápimam,exer- De la Iuriíprudencia tome el Principe aquella parte, 
JmZSS ^ Ue P erceneze al govierno , leyendo las leyes , y conftim- 
hifioúam ejfe. ' ciones de fus Eftados , que tratan del, las quaíes halló la 
Polyb.ü. razón de Eftado, y aprovó el largo vfo. 

u. Hominumque r , r . \* \ *' . x 1n . . 

muitorummem kn las iciencias de Dios no le entremeta el Principe, 
inYnumcoiicfta. porque en ellas espeligrofo el faber,y el poder, como 
Nico. NaZ ' ^° ex perimentó Ingalaterra en el Rey Iacobo,y bafta^ue 



tenga 



POLÍTICA IV. p 

tenga vna fe confiante, y á fu lado Varones fanftos , y 
doctos. 

$. En la Aftrologia judiciaria fe fuelen perder los 
Principes , porque el apetito de faber lo futuro es vehe- 
mente en todos , y en ellos mas , porque les importaría 
mucho , y porque anhelan por parezeríe a Dios , y hazer 
fobrenatural fu poder, y afsi palan a otras artes fuperfti- 
ciofas, y aborrecidas del Pueblo, llegando a creer, que to- 
do fe obra por las Cauías fegundas , con que niegan la 
Providencia diuina, dando en agüeros, y fortilegios, 
y como dependen mas del cafo, que de la prudencia y y 
induftria humana, fon remifos en refolveríe, y obrar, 
y fe confuirán mascón los Aftrologos,que con fus Con- 
fejeros. 




Las 



EMPRESA 




LAs letras tienen amargas las raizes , li bien fon 
dulces fus frutos. Nueftra Naturaleza las abor- 
rece ,y ningún trabajo fíente mas, que el de fus pri- 
meros rudimentos. Que congojas, que fudores cuef- 
tan a la jubentud ?y afsi por efto ? como, porque a me- 

nefter 



POLÍTICA V. 35 

$e'íter el elludio vna continua afiftencia > que ofende a la 
lalud,y no fe puede hallaran lásocfcupaciones, cerimo- 
nias,y di vertimientos del palácio,es menefter la induftria, 
y arte del Maeftro,procurando,que en ellos , y en los jue- 
gos pueriles vaya tan disfrazada la enfenanza,que la beva 
el Principe fin fentir, como íe podria hazer , paraque a- 
prendiefe a leer, formándole vn juego de veinte y quatro 
dados,en que eftuvieíen eículpidas las letras , y ganafe el 
que arrojados pintaíe vna, o muchas filabas, o fórmate 
entero el vocablo , cuyo cebo de la ganancia , y cuyo en- 
tretenimiento le dada fácilmente el conocimiento de las 
letras , pues mas ai que aprender en los naipes , y los jue- 
gan luego los Niños. Aprenda a eícrivir, teniendo grava- 
das en vna lamina ílitil las letras, la qual puefta fobre el 
papel lleve por ella, como por íurcos, fegura la mano , y 
la pluma, exercitandofe mucho en habituarfe en aquel- 
las letras, de quien fe forman las demás , conque íe ena- 
morara del trabajo, atribuyendo a fuingenio la induftria 
de la lamina. 

$. El conocimiento dediuerías lenguas es muy ne- 
ceíario en el Principe , porque el oir por Interprete, 6 
Ieertraduciones,eftá fugeto a engaños , ó a que la ver- 
dad pierda fu fuerza, y energía, yes gran defconfuelo 
del Vaíallo, que no le entienda quien a de confolar fu 
necefidad, deshazer fus agrabios, y premiar fus férvi- 
dos. Por efto lofeph aviendo de governar á Egipto, 
donde aviagran diveríidad de lenguas, que no enten- 
día, l hizo eftudio para aprendellas todas. Al prefente i.L'mguam.qua 
Emperador D. Ferna nd o acredita , y haze ama- n d ™" ouerah au " 
ble la perfección , conque habla muchas, refpondiendo pfaiiso.tf. 
en la fuya á cadáyno.de los Negociantes. Eftas no feie? • 

E ande 



34 EMPRESA 

andeenferíarcon precetos , que confundan la memoria, 
fino teniendo a fu lado Meninos de diverfas Naciones, 
que cada vno le hable en fu lengua, con que naturalmen. 
te fin cuidado,ni trabajo las íavra en pocos mefes. 

§ Paraque entienda lo pratico 'de la Geographia , y 
Gofmographia(fciencias tan importantes,que fin ellas es 
ciega la razón de Eftado)eften en los tapizes de fus Cama- 
ras labrados los mapas generales de las quatro partes de la- 
Tierra, y las Prouincias principales, no con laconfufion 
de todoslos lugares,fino con losrios, y montes , y con al- 
gunas ciudades,y pueftos notabies.Difponiendo también 
de tal fuerte los eftanques, que en ellos,como en vna car- 
ta de marear, reCpnozca(quando entrare á paíearfe) la fi- 
tíuacion del mar,imitados en fus coilas lospuertos,y den- 
tro las islas. En los globos, yeípherasvea la colocación 
del vno, y otro Emifpherio , los movimientos del cielo, 
los caminos del Sol, y las diferencias de los días ,- y de las 
noches, no con demonílraciones fcientificas,fino por via 
de narración , y entretenimiento. Exercitefe en los vfos 
de la Geometria , midiendo con inítrumentos las diftan- 
cias,las alturas,y las profundidades. Apréndala fortifica- 
cion , fabricando con alguna mafa fortalezas , y plazas 
con todas fus eftradas encubiertas , fofos, valuarces , me- 
dias lunas, y tigeras j que delpues bata con pezezuelas de 
artillería, y paraque mas fe le figen en la memoria aquel- 
las figuras, le formaran de mirtos , y otras yervas en los 
jardines, como fe ven en la prefente Emprefa. 

Enfayesé en la Sargentería, teniendo baciadasde me- 
tal todas las diferencias de Soldados , afsi de Caballeria 3 
comodeInfanteria,queaienvnexercito , conlosquales 
fobrevnamefa forme diverfos efquadronesá incitación 

de al- 



POLÍTICA V. jy 

de alguna eftampa^doiídeeften-di&ujado^porqucno á de *• H*queiüdi 
tener el Principe en la juventud entretenimiento , ni jue- w t ^ml% 
go, que no fea vna imitación de lo que deípues á de obrar deben earum re. 
de verasr. *• Afsi fuavemente cobrará amor a eftas artes, y *">">*!«* ffwpf- 
delpues ya bien amanecida la luz de larazon^podraenten- Arift.Pol.7. 
dellas mejor con la converfacion de hombres doctos, CI 7- 
que ledefcubran las caufas, y efetos dellas, ' y con Mi- i^udkm sapm t . 
niftrosexercitadosenlapaz,yenlaguerra, porque fus S%^4p 
noticias fon mas del tiempo preferite, íatisfazen a las du- mcuuppdebiu 
das,fe aprenden mas, y canfan menos. 4 Prou.1.5. 

6 No parezcan a alguno vanos eftos enfayos parala 4 * Sa P entlAm 
y . r ,. & j 1 D ; /i 1 ommum M *W m 

buena crianza de los hijos de los Reyes , pues mueltra la nm ^xquiret sa- 

experiencia quantas cofas aprenden por íi mifmos fácil- ?•'»*>& ■nmati*- 
mente losNinos,que no pudieran con el cuidado deius mmatorum con- 
Maeftros.Nifeiuzguen por embarazofos eftos medios, fíwabit. 
pues íi para domar,y corregir vncauallo , fe an inventa- * 39 * r " 
do tantas diferencias de bocados , frenos , cabezo- 
nes , y muzerolas, y fe a efcrito tanto fobre ello,quanto 
mayor debe fer la atención en formar vn Principe per- 
feto, que a de governar , no folamente a la Plebe igno- 
rante, fino también a los mifmos Maeftros de las fcien- 
cias. El arte de Reynar no es don de la Naturaleza, fino 
de la elpeculacion , y de la experiencia. Sciencia es 
de las (ciencias. *• Con el hombre nació la razón de fyM&ívÜetto 
Eftado , y morirá con el , fin averfe entendido perfeta- "(clZufomU- ' 

mente. rumbotninem re* 

$ No ignoro, Ser, mo Señor , que tiene V. A. al lado gere > an »» al » m 
tan do¿to,y labio Maeltro,y tan entendido en todo, (re- piex. 
licidad de la Monarquía) que llevará a V. A. con mayor ^ Gr ^Naí.ia 
primor por eftos atajos de las fciencias^ y de las-artes, po ° s ' 
pero no é podido, efcufrr eftos advertimientos , porque 

y E 2 íi bien 



3 6 EMPRESA 

fi bien habla con V.A. eftre libro, también habla con 
los demás Principes, que fon, y feran. 





E L cuerpo defta Emprefa fe valió el Efppfb en 
los cantares , para íignificar el adorno de las virtu- 
des de 



POLÍTICA VI. J7 

des de íu Eípofa, l a que pareze,aluden los follajes deazu- *• venter ttmfi- 
zenas, quecoronavan las columnas del templo de Salo- c ¿^™"' ¡■¡■■ t ~ 
morr,para perfieionallas , r y el candelabro del Taberna* c'anr.7,2. 
culo cercado con ellas, J lo qual me dio ocafion de valer- 2. itfupcr capta 
medelmifmocucrpo.paraíisnificarporelcrigolasfcien- Columna ^m opm 
cías, y por las azuzenaslas buenas letras,y artes liberales, futu perfestum- 
conque fe deben adornar. Y no es agenala compara- ^eñopusco- 
cion, pues por las efpigas entendió Pro copio los di fci- a'Xeg.^'^; 
pulos, 4 y por lasazuzenaslaeloquenciael mifmo Efpo. 3# AcMa €X ■ r 
¡o. J Que fon las buenas letras , fino vna Corona de las pocedemia. 
fciencias? Diadema de los Principes las llamo Cañado- xoa ' 2 M F » 
ro. 6 Algunas letras coronavan los Hebreos con vna $ t f! 1CA n A mmer 
girnalda. Efso pareze que fignihean los lauros de los femw, áifápuh- 
Poetas, las rofeas de las vecas, y las borlas de varios co- ru}nc ^»mi»- 

. tellexit. 

lores de los Doctores. Ocupen las fciencias el centro del procop.inc.17. 
animo, pero íu circunferencia fea vna Corona de le- Mi- 
tras pulidas. Vna profefíon fin noticia , ni adorno de i^abiaeimim^ 
otras, es vna efpecie de ignorancia, porque las fcien- rlLipúmlm.'' 
cías íe dan las manos, y hazenvn circulo, coma fe ve en Ganr.j.13; 
el coro de las nueve Mufas. A quien nocanfa la mayor 6. Diadema exi- 
Sabiduria, fiesfevera, y no fabe hazerfe amar , y efti- fwfopfWh 
mar con las artes liberales, y con las buenas letras. Eltas mn) perquamtá 
fonmasneceíariasenel Principe, para templar con el- veterumprouiden- 
las la feveridad del Reinar, pues por fu agrado las Ha- ^ Dignimfem- 
man humanas. Algo camun a los demás fe a de ver en per augem. 
el, difeurriendo de varios eftudios con afabilidad, y Ar^fNou!"" 
buena gracia, porque no es la grandeza Real , quien Sch.proplu:.^ 
confunde, fino la indifereta mefura y como no es la luz 
del Sol quien ofende á los ojos , fino fu fequedad. Yafsi 
conviene , que con las artes liberales fe domeftique , y 
adorne la fciencia política. No refplandezen mas que 

E 3 ellas 



jg EMPRESA 

ellas los rubies en la Corona, y los diamantes en los 
anillos,y afsi no defdizen de la Mageftad aquellas artes, 
en que obra el ingenio, y obedece la mano, fin que pueda 
ofenderle la gravedad de Principe , ni el cuidado del go- 

7. xecmiquam viemo,porque fe entregue a ellas. 7 * El Emperador Mar- 
tudicigraueaures co Antonio fe divertía con la pintura: Maximiliano Se- 
voiuptalJuí'cox- gundo con finzelar.-Theobaldo Rey deNauarra con la 
ufa impartiré. poefia,y con la Mufíca , a que también fe aplica la Ma- 
Tac.lib.i 4 .An. geftad de Filippe Qu 3rt0) Pa j re de y. A. quando depone 

los cuidados de ambos Mundos. En ella criavan los Es- 
partanos fu juventud. Platon,y Ariftoteles encomiendan 
por vtiies a las Repúblicas eftos exercicios. Y quan- 
do en ellos no repolárael animo, fe pueden afectar por 
razón de Eftado, porque al Pueblo agrada ver entreteni- 
dos los penfamientosdel Principe, y que no eften ficm- 
pre fijos en agrauar fu feruidumbre. Por efto eran gra- 

8. Necluxm m tas a ^ P ue kl° Romano las delicias de Drufo. 8 
ittueneadeodifpii- § Dos cofas fe an de aduertir en el vio de tales artes. 
ctbat :boc potm Qy e p e ODren afolas entre los muy domefticos , como 

tntendereudiem ¿>r, 1*1 ir 

¿dificatiombtif, nazia el Emperador Alexandro bevero, avnque era muy 
nottem conu'mijs primo en foríar y cantar. Porque en los demás caula 
hul&nuüüwh' defprecio el ver ocupada con el plectro , o con el pincel 
ftatibtu auocauís, la mano, que empuña el ceptro, y govierna vn Rcyno. 
•»«/?« violenta, Efto f nota quanc j a entrado la edad , en que an 

cr malas curat ' * J 1 

exerceret. - de tener mas parte los cuidados públicos , que los diuer- 
Tac.1.3. An. timientos particulares : fieridó tal nueílra Naturaleza, 
?*. ntctriaáddt- q llc no aculamos a vñ Principe, ni nos pareze, que pier- 

faplwam fpetla- } . A , • r r J r J- • 

ri oportet, vt me- de tiempo,quando eíta ociólo, lino quando ie divierte en 
diumteneatur, vt e ft as artes. Lafegunda, que no fe emplee mucho tiem- 
"Itl Vt " P ) ni ponga el Principe todo fu e'ftndio en fer excelente 
Arift.üb.s pul. en ellas 1 , tt porque defpues fundara fu gloria,mas en aquel 
c, 7' vano 



POLÍTICA VI. J9 

vano primor , que en los del góvierno, corrió la fundava 
Nerón , (oleando las riendas de vn Imperio, por governar 
las de vn carro, y preciandofe mas de reprefentar bien 
en el teatro la perfona de Comediante, que en el Mun- 
do la de Emperador. Bien previno efte inconueniente el 
Rey Don Alonfo en fus partidas , quando tratando de la 
moderación defios divertimientos,dijo. E porende el%ei¡ l.*i«tt.$.p.a; 
que nofupiefe de eflas cofas bien Jfar , fegun de fufo diximos , fin 
el pecado , e la mal ejlan^a , que le ende bernia ifeguwteya, auw 
•de ello gran daño^que en Ttilefceria fu fecho, dexando las cofas mayo- 
res , i buenas > por las riles. Efte abufo de hazer el Principe 
mas aprecio de las artes, que de la fciencia de Reynar r 
acusó elegantemente el Poeta en eftos verfos, 

Excudent ahj Jpirantia mollim <era r Virg.¿„d£aa$' 

Credo equidem Ymos ducent de marmore J>ulms y , 

Orabunt cauffas melius : Cctlique meatos 

IDefcribent radio, t? furgentiajydera dicent* 
, Tu regere imperto < Populos%pmane memento y 

Ke ubi erunt artes, pacique imponer e morem r 

( Parcerefubieclis¿?'debellarefuperbos. > ■■ \ 

$ La Poefiafi bien es parte déla Muíica, porque lo 
que en ella obra el grave , y el agudo y obran en la Poe- 
fia los acentos, y confonantes, y es mas noble ocupación,, 
íiendo aquella de la mano, y eftadefoloel entendimien- 10. vileautem 
to: aquella para deleitar ,y efta para enfeñar, deleitando. exer£,t! ^ m P títa¿ 
Con todo elso no pareze, que conviene al Principe, por- &d¡fápimAqua~ 
que fu dulzura íufpende mucho las acciones del 2Lmmo v Cttm 4* ec "P*r 

i i r i i- • aut an¡mam i av.t- 

y enamorado de lus concepto^ el entendimiento, como mentemUbeúbo- 
de fu canto el Ruiíeñor , no fabe dejar de penfaren ellos, mnisadvfim^ 
y fe afila tanto con la futileza déla Poefia , qué defpues fe °¡ZTddlnt7' 
embota,y tuerze en lo duro ; y aípero del govierno, 10, y no Arift.lib.s.Poli 

hallando CJ% 



4 o EMPRESA 

hallando en él aquella deleitación, que en los verfos* 
le defprecia y aborreze , y le deja en manos de otro,como 
lo hizo el Rey de Aragón Don luán el Primero, que 
ocioíamente confumia el tiempo en la Poefia, trayen- 
do de Prouincias remocas los mas excelentes en ella¿ 
haftaque impacientes fus Vaíallos fe levantaron contra 
el , y dieron leyes a fu ociofo divertimiento. Pero co- 
mo es la Poeíia tan familiar en las cortes y palacios , y 
haze cortefanos, y apacibles los ánimos, parezeria el 
Principe muy ignorante , fi no tuviefe algún cono- 
cimiento della , y lafupiefe tal vez víar, y afsi íe le 
puede , conceder alguna aplicación , que le defpierce, 
y haga entendido. Muy graves poefias vemos de los 
que governaron el Mundo , y tuvieron el timón de la 
nave de la Iglefia con aplaufo vniverfal de las Na- 
ciones. 

§. Suélenlos Principes entregarfe a las Artes de 
la diftilacion , y fi bienes noble divertimiento , en que 
íe defeubren notables efectos , y fecretos de laNatu- 
xi.infuperuaca- raleza, conviene teneilos muy lejos dellas, " porque 
mis nhmnoix fácilmente la curiofidad pafa a la Alquimia , y fe tizna 
áter. en ella la cudicia , procurando njar el azogue, y hazer 

Eccl.c5.14. plata, y oro, en que fe confume el tiempo vanamen- 
te con defprecio de todos , y fe gaftan las riquezas pre- 
fentes por las futuras , dudofas y inciertas. Locura es, 
lidiMupittim 9 ' que folamente fe cura con la muerte, empeñadas vnas 
qu A operAtuY m m experiencias con otras, fin advertir, que no ai piedra 
tiujstautem filofofal , mas rica , que la buena economía. Por ella, 

Jen fus operatúr: 1 • J 1 r • 1 • r 

guuborum^u Y P or la negociación , y no por la (ciencia chimica, le 
funumagis qtum* áz entender loque dijo Salomón, que ninguna co- 

ttf^f^' & avia mas rica i S Lle * a Sabiduría , IX como fe experi- 
. mentó 



POLÍTICA VI. & 

mentí) en elmifmo, aviendo fabido juntar con el co- 
mercio en Tarfís , y Ophir grandes teíbros , para los 
quales no fe valdría de Flotas, exjmcftas á los peligros 
del Mar, fi los pudiera multiplicar con loscriíbles, y 
quien todo lo difputó , ,J y tuvo (ciencia infuía , uviera *?• E f di fP u J autt 

/r r n i v i i i i n r w luperhgnuaee- 

(li hiera poli ble) alcanzado, y obrado eltelecreto. Ni dro^tueftin tU 
es de creer, que lo permitirá Dios, porque íe confun- banoyvjjiuead 
diria el comercio de las Gentes, que coníifte en las mo- 2>^^ST 
nedas labradas de metal precioíb, y raro, 3.Rcg.c.4.5i. 




Nacen 



4* 



EMPRESA 




NAcen con nofotros los afe¿to$,y la razón llega deí 1 
pues de muchos años , quando ya los halla apode- 
rados de la voluntad,que los reconoce por Senores,lleva- 
da de vna falla apariencia de bien, hafta que la razón , co- 
brando fuerzas con el tiempo, y la experiencia reconoce 

fu Im- 



POLÍTICA Vil. 4j 

fu Imperio, y fe opone ala tyrania denueftras inclina- 
ciones, y apetitos. En los Principes tarda mas efte reco- 
nocimiento, porque con las delicias de los Palacios ion 
mas robuftos los arec~tos,y como las perfonas,que les af- 
siften, aípiran al valimiento,y cafi fiempre entra la gracia 
por la VQÍútad,y no por la razón, todos fe aplican a lifon- 
gear, y poner azechanzas a aquella , y deslumhrar a efta. 
Conozca pues el Principe eílas artes, ármefe contra fus a- 
fe£tos,y contra los que fevalen dellas para governalle. 

§. Grandefcuido ai en componer ios ánimos de los 
Principes. Arrancamos con tiempo las yervasinfrutuo- 
fas,que nacen entre las miefes , y dejamos crecer en ellos 
los malos afectos, y pafsiones, que fe oponen a la razón. 
Tienen los Principes muchos Galenos para el cuerpo , y 
a penas vn Epitecto para el ánimo,el qual no padece me- 
nores achaques y enfermedades , antes fon mas graves, 
que las del cuerpo, quanto es mas noble parte la del ani- 
mo.Si en el uviefse frente^donde fe trasladafse la palidez 
de fus malas afecciones , tendríamos compaísion a mu- 
chos,que juzgamos por felices, y tienen abrafadá el alma 
con la fiebre de fus apetitos. Si fe vielse el animo de vn 
Tyrano , fe verían en el las ronchas , y cardenales de fus 
pafsiones. l En fu pecho fe levantan tempeftades furio- i.sireciudanmr 
ías de afe&os, con las quales perturbada , y ofufcada la T 7»*»«"«w » 

ir i 11 i ii r tes,popafptctU- 

razon delconoze la verdad , y aprehende las colas , no niatus&tüus, 
como fon,fino como fe lasproponelapaision.De donde quandomcorpora, 
nace la diverfidad de juicios y opiniones, y la eftimacion ^PmfelfaT* 
varia délos objetos fegun la luz a que fe los pone. No confuit^ammus 
de otra fuerte nos fucede con los afectos* quequando ^ f "fí ar ; A 
miramos las colas con los antojos largos, donde por vna 
parte fe reprefentan muy crecidas, y corpulentas , y por 

F i la otra 



4 4 EMPRESA 

la otra muy difmínuidas', y pequeñas. Vnos mifmos fon 
los criftales,y vnas mifmas las colas, pero eftá la diferen- 
cia en que por la vna parte pafsan las eípecies, o los rayos 
vifuales del centro a la circunferencia , con que fe van 
efparciendo, y multiplicando , y fe antojan mayores los 
cuerpos,y de la otra pafsan de la circunferencia al centro, 
y llegan difminuidos. Tanta diferencia ai de mirar defta, 
o de aquella manera las cofas. A vn mifmo tiempo (avn- 
que en diverfos Reinos ) miravan la fucefsion a la Coro- 
Mari.Hift.Hifp. na el Infante Don íaime , hijo del Rey Don Iaime el Se- 
gundo de Aragon,y el Infante Don Alonfo, hijodel Rey 
Don Dionyfio de Portugal. El primero contra la volun- 
tad de fu padre la renunció, yelfegundo procurava con 
las armas quitarfela al fuyo de la frente. El vno confide- 
rava los cuidados y peligros de reinar, y eligía la vida reli- 
giofa por mas quieta y feliz. El otro juzgava por inútil y 
pefada la vida fin el mando, y ceptro , y anteponía el def- 
íeo, y apetito de reinar ala lei de Naturaleza. El vno mi- 
ravaála circunferencia déla Corona, que fe remata en 
flores,y le parezia viftoía,y deleitable. El otro coníidera- 
va el punto,o centro della, de donde falen las lineas de los 
defuelos, y fatigas. 

$. Todas las acciones de los Hombres tienen por fin 
i. omnia nm- alguna efpecie de bien, * y porque nos engañamos en fu 
quee¡us(quodfpe- conocimiento, erramos. La mayor grandeza nos pareze 

íiemboniprAfert) - n , i i r^ r 

gratú.omnes pequeña en nuelxropoder,y muy grande en elageno.Det- 
agunt. conozemos en nofotros los vicios , y los notamos en los 

demás. Que Gigantes íe nos repreíentan los intentos ty- 
ranos de otros, que Enanos los nueftros? Tenemos por 
virtudes los vicios,queriendo , que la ambición íea gran- 
deza de animo,la crueldad jufticia,la prodigalidad libera- 
lidad. 



AriíU.i.Pol. 
ci. 



POLÍTICA VIL 4 y 

lidád, la temeridad valor, fin que la prudencia llegue a 
cüfcernirlo honefto délo malo , y lo vtil de lo dañofo. 3 $. vaud pruden- 
Afsi nos engañan las cofas,quando las miramos por vna tiabenedaab de- 
parte delosantojos de nueftros afe<5tos,opafsiones. Sola- ahnoxijidífm- 
mente los beneficios fe ande mirar por ambas. Los que ««»'• 
fe reciben parezcan fiempre muy grandes, los que fe dan, T ? clt ' lb, 4- An » 
muy pequeños. No folamente le parecían afsi al Rey Don Mar. Hift.Hifp. 1 
Enrique el Quarto , pero avn los olvidava , y folamente 
tenia prefentes los fer vicios , que recibía , y como deuda 
trata va de pagallos luego. Nopienfeel Principe, que la 
merced que haze,es marca , con que deja feñalado por ef- 
clabo a quien la recibe , que éfta no feria generofidad , fi- 
no tyrania , y vn£ efpecie de comercio de voluntades, co- 
mo de efclabos en las coilas de Guinea , comprándolas a 
precio de gracias. Quien dá,no a de penfar que impone 
obligación. El que la recibe, pienfeque queda con ella» 
Imite pues el Principe á Dios , que dáliberalmente,y no 
zahiere. 4 ; .-._ . , 

$. bnlas reíoluciones de mover la guerraren los tra- bm A $uenter ) & 
tados déla páz:en las injurias/quefe hazen : en las que fe ™»'wp*rat. 
reciben, fean fiempre vn os mifmosloscriftalesdelara- °* ' ** 
zon,por donde fe miren con igualdad.^ A nadie conviene 
mas efta indiferencia, y juílicia en la confideracion de 
las cofas,quc al Principe,que es el fiel de fu Rey no , y a de 
hazer perfeto juicio de las cofas , paraque fea acertado fu 
govierno, cuyas valanzas andarán defeoncertadas , fi en 
ellas cargaren fus afectos , y pafsiones , y no las igualare 
la razón. Por todo efto conviene, que fea grande el cuida- 
3 o,y atención de los Maeftros en defenganar el entendi- 
miento del Principe , dándole a conozer los errores de 
la voluntad, y la vanidad de fus aprehenfiones , paraque 

F 3 libre, 



4 6 EMPRESA 

libre , y de fa pafsionado haga perfeto examen de las co- 

fas.Porque fifecofideranbien las caídas de los Imperios, 

las mudanzas de los Eftados,las muertes violentas de los 

Principes, cali todas an nacido de la inobediencia de los 

aféelos , y pafsiones a la razón. No tiene el bien publico 

. mayor enemigo,que a ellas, y a los fines particulares. 

§. No es mi dic1:amen,que fe corten los afectos, oque 

fe amortigüen en el Principe, porque fin ellos quedaría 

inútil para todas las acciones generofas , no aviendo la 

Naturaleza dado en vano el amor,la ira,la efperanza,y el 

miecJo,los quaIes,fino fon virtud , fon compañeros della, 

y medios,con que fe alcanza , y con que obramos mas a- 

certadamente.El daño eftá en el abufo,y deíorden dellos, 

que es lo que le a de corregir en el Principe, procurando, 

que en fus acciones no fe govierneporfusafeáos^finopor 

la razón de Eftado. Avn los que ion ordinarios en los de- 

¿.Kegumejliu mas Hombres,no convienen ala Mageftad. y En fu retre- 

viuere,vtnon mo- te folia enojarfe Carlos Quinto , pero no quando repre- 

^^^¿fentava laperfonade Emperador. Entonzes mases ei 

feruias. Principe vna idea de Governador, que Hombre. Mas de 

M T ^f\ m ° ratf to d°s,que fuy 6. No a de obrar por inclinación , fino por 

razón de go vierno.No por genio propio,fino por arte.Sus 

coítrumbres mas an de fer políticas , que naturales. Sus 

defseos mas an de nazer del corazón de la Republica,que 

¿.NuüomagUex- del fuyo. Los Particulares. fe goviernan a fu modo , los 

tiwtmeftyquam Principes fegun la conveniencia comun.En los Particula- 

tie miferaZne, rcs es doblez difsimular fus pafsiones,en los Principes ra- 

fweiraobftiHA- zon de Eílado. Ningún afeólo fe defeubrió en Tiberio, 

K"í^ ía muerte de Ger- 

ftaperrumpe- manico,fe le pufo delante. 6 Quien govierna a todos, con 

Tac'üb An codosade mudar de afecto, o moftj;arfe, fi conviniere, 

defnudo 



POLÍTICA VIL 47 

definido dellos. 7 Vna mifma hora le a de ver íeuero,y be- 7- iftudeftfae: 
nigno:jufticiero, y ciernen te: liberal,y parco, fegun la va- "¡ff^Zm 
riedad de los caíbs , 8 en que fué gran maeftro Tiberio, pofaftaere* 
viendofe en fu frente tan mezcladas las feñales de ira , y Teren * 
manfedumbre/jue no fe podia penetrar por ellas fu ani- *¡J™f m ***** 
mo. 9 El buen Principe domina a fimifmo,y íírve al Pue- Sen.ín Med. 
blo.Si no (e venze , y disfraza fus inclinaciones naturales, 9. nautfaciie 
obrará fiempre vniformemente . y fe conozeran por ellas f u dt ÍP exerit &• 

r r 1 1 1 • • 1 lam (ogmtmm 

tus hnes, contra vn principal documento político de va- mm m Principa 
riar las acciones, para zelar los intentos.Todos los Princi- «ko vertir, ac 
pes peligran , porque les penetran el natural , y por el les 2mZ™f¿: 
ganan la voluntad , que tanto conviene mantener libre, TacJib. $.An> 
para faber governar. En reconociendo los Miniitrosla 
inclinación del Principe, le lifongean, dando a entender, 
quefondelmifmo humor. Siguen fus temas, y viene a 
fer vn govierno de obítinados. Quando conviniere ga- 
nar los ánimos, y el aplaufo comun,fínja el Principe,que 
naturalmente ama ó aborreze lomifmo que ama y ab- 
orreze el Pueblo. 

§. Entre los afeaos y pafsiones quenta Ariflotelesla 
Vergüenza , y la excluye del numero de las virtudes mo- 
rales,porque es vn miedo de lainfamia,y pareze, que no 
puede caer en el Varón bueno y confiante, elqual o- 
brando cóforme a la razon,de ninguna cofa fe debe aver- I0 vulnavirm ' 
gonzar.Pcro Sari Ambrofio la llama virtud, que da mo-JJ^ 
do a las acciones. 10 Lo qual fepodriá entender de aquel- mnfoium infa- 
la Vergüenza ingenua, y naturaKque nos preferva de in-*í»#? i4w¿ * 
curnr en colas torpes , y ígnominioías , y es lenal de vn jcmonih^ne 
buen natural,y arguméto,que eftan en el animo lasíemil- ^dumprnergri- 
las de las Virtudes,avnque no bien arraigadas, y que Ari- <¡n™ ¡Z7rTife7- 
ftoteles habla de la Vergüenza viciofa, y deftemplada , la m refomt uw. 



ir. Quorundam 
parum idónea eft 
verecundia rebta 
ciuilibus } qu<tfiY- 
mamfrontem de- 
fiderant. 
Séneca. 



48 • EMPRESA 

qual es nociva a las virtudes , afsi como vn rocío ligero 
cria,y fuftenta las yerbas,y fi pafsa a fer efcarcha , las cue- 
ze,yabraía. Ninguna virtud tiene libre exercicio donde 
ella pafsion es íbbrada, y ninguna es mas dañoía en los 
Principes, ni que mas fe cebe en la generofidad de fus áni- 
mos, cuya candidez ( fi ya no es poco valor) fe avergüen- 
za de negar,de contradecirle reprehender , y de caftigar. 
Encogeníe en fu grandezá,y en ella fe afombran , y ate- 
morizan , y de íenores fe hazen efclabos de fi mifmos , y 
de los otros. Por fus roítros fe efparze el color de la Ver 
guenza, que avia de eftar en el del adulador, del men- 
tirofo,y del delinquen te, y huyendo de fi mifmos íe de- 
jan engañar, y governar. Ófrezen , y dan lo que les pi- 
den, fin examinar méritos, rendidos ala demanda. Si- 
guen las opiniones agenas, avnque conozcan , que no 
fon acertadas , por no tener conftancia para replicar, 
eligiendo antes el fer convencidos , que convenzer. De 
donde nacen gravifsimos inconvenientes a ellos , y a ius 
Eftados. No fe a de empachar la frente del que govier- 
na: fiempre fe a de moftrar ferena , y firme. " Y afsi con- 
viene mucho curar a los Principes efta pafsion,y rompel- 
les efte empacho natural,armandolesde valor,y conftan- 
cia el animo^y el roftro contra la liíbn ja,la mentira,el en- 
gaño^ la malicia-jparaque puedan reprehendellas , y ca- 
ftigallas, confervando la entereza Real en todas fus ac- 
ciones, y movimientos. Efte afeólo, o flaqueza fue muy 
poderoía en los Reyes Don luán el Segundo , y Don En- 
rique el Quarto , y afsi peligro tanto en ellos la reputa- 
ción, y la Corona. En la curadefta pafsion esmenefter 
gran tiento , porque fi bien los demás vicios fe an de cor- 
tar de raiz,como las zarzas , efte fe a de podar folamente, 

qui- 



POLÍTICA VIL 49 

Ijuitandoleló fuperfluo, y dejando biva aquella parte de 
Verguenza,que es guarda de las virtudes,yla que compo- 
ne todas las acciones del Hombre, porque fin efte freno 
quedaría indómito el animo del Principe,y no reparando 
en la indecencia, y infamia, fácilmente feguiria fus anto- n vix 4rtilfU 
jos, facilitados del poder, y fe precipitaría. Si apenas con honefiu pudor re* 
buenas artes fepuede confervar la Vergüenza, " que feria JJJj^ annaJo 
fi fe la quitafemos* En perdiéndola Tyberio, fe entregó a t * Vo ¿ mo in 
todos los vicios,y tyranias. n Por efto dijo Platón, que te- fceUrafimuí , ac 
miendo Iupiter no fe perdiefe el genero humano, ordeno ded ¡¡ tWA n°™p" 

_ . . r K r ,i° tt i i ¿ pojtquam remoto 

a Mercuno,que repartieie entre los Hombres la Vergueo- púdote, & metu, 
2a, y la Iufticia, paraque íe pudiefe confervar, f uo tmtüm '*"&* 

§. No esmenosdaííofo en los Principés,ní muy diftan- xac V .l.<í .annak 
te defta pafsion,la de laCommiíeracioft , quando ligera- 
mente fe apodera delanimo,y no deja obiar a la razón, y 
a la juflicia, porque condoliéndole de entriftezer a otros, 
o con la reprehenfion, o con el caftigo, no le oponen a los 
inconvenientes,aunque los reconozcan,y dejan correr las 
cofas. Hazenfe fordos a los clamores del Pueblo. No les 
mueven a compaísion los danos públicos , y la tienen de 
tres, o*3uatro,quefon autores<deilos. Hallan fe confufos 
en el delito ageno , y por deíembarazarfe de íi mifmos, 
eligen antes el difsimular,o el perdonar,que ti averigual- 
le. Flaqueza es déla razan, y cobardía de la prudencia, y 
conviene mucho curar con tiempo efta enfermedad del 
animo, pero con la mifma advertencia, que la dé la Ver- ' 
guenza vicióla, paraque folamente fe corte aquella par- 
te de Commiferacion flaca , y afeminada, que impi- 
de el obrar varonilmente, y fe deje aquella compaf- 14. Trincipdtw 
íion generóla , ( virtucl propria del Principado ) ,4 m ™jy"»*»<Il 
quando la dieta la razon,fin daño del fofiégo publicoXa s.'chryfoft. 



vaa, 



jo EMPRESA 

vna, y otra pafsion de Vergüenza , y Commiferacion íc 
venzen,y fugetan con algunos a&os opucílos a ellas,que 
enjuguen,y defequen aquella ternura del corazón, aquel- 
la fragilidad del animo, y le hagan robufto , librándole 
dedos temores íerviles. A pocas vezes, que pueda el Prin- 
cipe (avnque fea en cofas menoresjtener el animo firme, 
y conffante,y reconozer fu poteftad, y fu obligación, po- 
dra defpucs hazer lo miímo en las mayores.Todo eflá en 
defempacharfevnavez, y hazerfe temer , y reverenciar. 
§. Otras dos pafsiones fon dañólas alajú ventud, el Mie- 
do,} 7 la Obííinacion.Él Miedo, quádo el Principe lo teme 
todo , y defeonfiado de fus acciones ni fe atreve a hablar, 
ni á obrar. Pienfa que en nada a de faber acertanrehüía el 
falir en publico, yamalaíbledad. Eftonacede la educa* 
cion femenil , retirada del trato humano , y de la falta de 
experiencias, y afsi fe cura con ellas, introduciéndole aur 
diencias délos Subditos,y de los Forafteros , y íacandole 
por las calles,y plazas a que reconozca la Gente, y conci- 
ba las cofas,como fon,y no como fe las pinta ía imagina- 
ción. En fu quarto tengan libre entrada , y communica- 
cion los Gentileshombres de la Camarade fu Padre, y 
los Corteíanos de Valor, Ingenio y Efperiencias,como fe 
praticó en Efpañahafta el tiempo del Rey Filippe Segun- 
do , el qual efearmentado en las defembolturas del Prin- 
cipe Don Carlos fu Hijo , eftrechola comunicación de 
losdemas, y huyendo de yn inconveniente dio en otro 
mas fácil á luceder, que es el encogimiento dañoíb en 
quien á de mandar , y hazerfe obedezer. 

$.La Obftinacionespartede Miedo, y parte de vna 
Ignavia natural, quando el Principe no quiere obrar, y íe 
eftá , quedo á vifta de laeníeñanza. Efta frialdad del ani- 



mo 



POLÍTICA VIIL j s 

ixio fe cura con el fuego, y eftimulosdeJa Gloria, como 
coa las eípuelas lo r<hacio de los potros , poniendo poco 
á poco al Principe en el camino , y alabándole los pafos, 
aue diere,avnqueíeacon alabanzas defiguales, o fingidas. 




|nfidera3a anduvo laÑatumeza con el vnicoir- 
nio. Entre los ojos le pufo las armas de la Ira, Bien 

G i es 



¡% I EMPRESA 

es menefter, quefe mire a dos luzes efta paísion,tan tyra- 

na de las acciones, tan Señora délos movimientos déi 

animo. Con la mifma llama , que levanta, fe deílumbra» 

i. Nondefiderat El tiempo folamente la diferencia delalocura. En la Ira. 

fortitudo aduoca- no es vn Hombre el mifmo , que antes , porque con ella 

o i^ñitm ^ c ^ e G* ^o ^ a menefter la Fortaleza para obrar, 

ejt.quamhancab x porque eftaes confiante, aquella varia: efta fana, y 

iracundia fetere aquella enferma. * No fe vencen las batallas con la Ii- 

fiabiim "abinc™- viandad , y ligereza de la Ira. Ni es Fortaleza la que fe 

tajdeiemabinfi- mueve fin razón. Ninguna enfermedad del animo, mas 

d ** Senut*' contra c ' decoro del Principe , que efta, porque el airarle 

fuponedeíacato, o ofenía recibida. Ninguna mas opue- 

fta a fu oficio, porque ninguna turba mas la ferenidad 

del juicio, que tan claro le a menefter el que manda. El 

Principe , que fe deja llevar de la Ira, pone en la manade 

quien le irrita las llaves de fu corazón r y le da poteftad- 

fobre fi mifmo. Si tuviera por ofenía, que otro ledek 

compufiefe el manto Real, tenga por reputación, que 

ninguno le defcom ponga el animo. Fácilmente le def- 

cubritian fus definios , y prenderían fu voluntad las aze- 

chanzas de vn enojo. 

§-. Es la Ira vna polilla , que fe cria y y ceba en la pur- 
pura. No fabe fer í ufrido el poder. La pompa engendra 
fobervia, y la fobervia Ira. Delicada es la condición de 
los Principes. Efpejo,. que fácilmente fe empana. Cielo, 
que con ligeros vapores fe conturba, y fulmina rayos. Vi- 
cio, que ordinariamente cae en ánimos grandes , y gene- 
ro fos, impacientes, y malfufridos , a femejanza del mar, 
que fiendo vn cuerpo tan poderofo , y noble fe conmue- 
ve^ perturba con qualquier foplode viento. Si bieadu- 
ra mas la mareta en los pechos de los Reyes, que en el: 

prin- 



política VIII. rj 

principalmente quando intervienen ofenfas del honor, 
porque no les pareze , que le pueden recobrar fin la ven- 
ganza. Nunca pudo el Rey Don Alonfo el Tercero olbi- Marian. Hifto¿ 
darladefcorteíiadelRey Don Sancho de Navarra, por- Hif P' 
quedada la batalla de Arcos fe bolvió a fu Corte fin def- 
pedirfe del, y no fofegó en la ofenía r haftaque le quitó el 
Reyno. Esla Ira. de los Principes, como la polbora , que 
ien encendiéndole, napuede dejar de hazer fu efeto.Men- 
íajera de la muerte la llamó el Efpiritu Saneto , 3 y afsi $.indignat¡ox¿ 
conviene mucho , quebivan fiempre Señores della. No & nmt ^ mrtí *~ 
es bien, q*ie quien a demandar a todos, obedezca a ella 
pafsion. Con fideren los Principes , que por ello no fe pu- 
lo en fus manos por ceppro cofa , conque, pudieíen ofen- 
der , y fi tal vez llevan los Reyes delante vn eftoque det 
nudo , infignia es de luftkia , no de Venganza , y auiv 
entonzes la lleva otra mano, paraque fe interponga el 
mandato entre la ira, ylaexecueion. De los Principes- 
pende la (alud publica , y peligraría ligeramente ,. fi tu* 
viefen tan precipitado Confejero , como es la Ira. Quien 
eftaria fegurode fus manos? porque es rayo, quanda 
la impele la poteítad. E porque h Ira del %ey (dijo el 
Rey Don Alonfo en fus partidas) es más fuerte, e mas Iikio.tr^p.*., 
dañofa , que la de tos otros Ornes , porque la quede mas ayna 
complir, por ende debe fe* mas apercebido, quando la oViereen 
foberláfofrir. Silos Principes fe viefen, quando eftan aira- 
dos , conocerían , que es defeompoftura indigna de la 
Mageñad , cuyo foíiego , y dulce armonia de las pala- 
bras , y de las acciones mas a de atraer , que efpantar^ 
masadedejaramarfe, que hazerfe temer.. 

$. Reprima pues el Principe los efectos de la Ira, y 
fino fufpendafu furor,y tome tiempo para la execucion^ 

G j por- 



j 4 EMPRESA 

tilMo.tt.j.p.i. porque como dijo el mifrno Rey Don Alonfb. IDeheel 

%ey fofnrfe en la faña y fafta que /eapafada, e quando lo finiere 

feguirfele a gran pro, ca podra e/coger la Verdad , e fa^er con 

derecho, lo que finiere. Enfi experimentó el Emperador 

Theodofio efte inconveniente, y hizovna lei, que las 

Tenencias capitales no íe executafen haña defpues de 

jLidqtteviulpa- treinta dias. lifte decreto avia hecho primero Tyberio 

ttum dañan prc- hafta folosdiez , pero no quería , que fe revócate la íen- 

ZíZTiímT tencia ' 4 Bienconfiderado, fi fuera para dar lugar ala 

ai pamtendum gracia del Principe , y a que íe rcconocieíe del y pero Ty- 

e Zf u . berio, como tan cruel, no vlava delta. r> A Augufto 

a . ^^ r acon f e j Athenedoro . que no diefe ordenes eno- 

5. NcqueTiberius ., r . • 1 i 

inttru&u tempe jado, lin aver primero pronunciado las veinte y quatro 

ris mitigábame letras del abecedario Griego. N 
ac j. j. anna . ^ Siendo pues la Ira. vn breve furor , opuefto a la tar- 
danza déla confuirá , fu remedio es elconíejo, nore- 
íblviendofe el Principe á la execucion hafta averie con- 
fultado. Defpreció laReyna de Vafthoel llamamiento 
del Rey Afuero , y avnque fe indigno del delacato , no 
procedió al caftigo , hafta aver tomado el parezer de los 

*. Qua renua, & Grandes de fu Reyno. € - 

tdRegü impertí, $, L a conferencia íbbrela injuria recibida enciende 

tllsmndaJlrat, mas ^ a * ra > P or c &° prohibió Pycagoras , que no fe hi- 
venire €ontempfit¡ riefeelfuego con la efpada, porque la agitación abiva 

V &^nm£%uwe mas ^ as l' amas > Y no " ene ma Y° r remedio la Ira , que el 
fucccn[w t imerro- filencio , y retiro. Por fi mifma fe confume > y extingue: 
gmtt ¡apiernes, Aun las palabras blandas fuelen fer rocíos fobre la fra- 

quiex more reno L . ■ - 1 

ti aderante g ua > S ue la emenden mas. 

Eílh.cap,i.u. $. Habita la Iraen las orejas, óporlomenos eftáca- 
í¡ fiempre afomada a ellas , eftas debe cautelar el Princi- 
pe, paraque no le obliguen finieftras relaciones adef- 

com- 



POLÍTICA VIII. ;s 

componerte con ella ligeramente. 7 * Por ello creo, que i.&tomwbom 

la eílatua de Iupiter en Creta no tenia orejas, porque en ^muídwT^ 

los quegoviernan fuelen fer de mas daño y que prove- ad hquendum, & 

cho : yo por néceísarias las juzgo en los Principes, como tardus ad iram » 

eílenbien advertidas, y feconfulten con la prudencia, °°' u 9 * 

fin dejarle llevar de las primeras imprefiones.Convenien- 

te es en ellos la Ira, quando la razón la mueve, y la 

prudencia la compone. Donde no ella la Ira falca la juíli- $.nu»c irafci tí* 

cia. 8 La paciencia demafiada aumenta los vicios, y haze v * mti 4¿ u *<™- 
., . r . ,. 7J ft. St0b.ier.2es. 

atrevida la obediencia. 

Sufrillo todo, ó es ignorancia, 6 fervidumbre, v alsu- ?• Memmo d«- 

ñas vezes poca eíximacion de ii milmo. El durar en *a omnis mM ¿^ 

Iraparafatisfacionde agrabios, y para dejare (car mi en- dmñaw. 

tos de injurias, hechas a la dignidad Real, no es vicio, ^l*^:** 

fino virtud , en que no queda ofendida la manfedumbre. ío.hwenit nauid 

Quien mas apacible, y manfo, que David , 9 ' Varón Jtomuge, virum 

r" i i i^- IO n i i fecunda cor meta, 

legun el corazón de Dios : IO ' tan blando en las vengan- A(3-*3.í2.i. 
zas , y tan corregido en fus Iras , que teniendo en las ma- 
nos a fu enemigo Saúl , fe contentó con qukalle vn girón T^lJ^'p^í 
del vellido, y aun defpuesfe arrepintió de averie corta- &* oramchiamy- 
do , " y con todo ello aviendo Hammon hecho raer í*/^^í* 
larbarvas, ydeígarrar los vellidos de los Embajadores, coi [mm vauid, 
que embiava a dalle el pefame por la muerte de fuPa- eo 'i aod <#«*#* 

í i n r - r oram chla-midis 

dre, creyendo que era eítratagema, para el piar iusac- Sa ut r 

ciones, le movió la guerra, y ocupadas las Ciudades de i.Reg.c.24^. 

fuEftado, las faqueó, haziendo aferrar áfus Ciudada- lParali P^^ 

nos , y trillalLos con trillos de hierro, y defpues los man- l ¿ v g22t 

do capolar con cuchillos , y abraíar en hornos. ,u Cruel- ferrauit } <¿r cíhíí~ 

dad , y excefo de Ira parezerá ello a quien no fupfere,quc ?*{**? "¡¡T 

todo es menefter para curar de Tuértelas heridas délos wfitque cuttru r & 

defaeatos, que no queden feñales dellas. Con el hierro,y tradtíXlt ™ VP* 
* . * — 7 < lattrm>fie fmt 



y¿ EMPRESA 

vniuerfis emú- el fuego amenazó Anaxarxes a las Ciudades , yProvin- 
mn^zl Rcg?" c * as > 4 ue no obedeciefen vn decreto íuyo , y que dejaría 
c.ix^i, exemplo de fu deíprecio, y inobediencia a los Hombres, 

1 3. vtnonfoinm y a j as b e ft;j as , n [) e £)i os podemos aprender efta política 

¿4m fo/fy* w«/4 eneleltremo rigor, que iin ótenla de íumilericordiavso 
/ir w fempitertiH con e [ Exercito deSyria, porque leilamáron Dios de los 
^tmpZ^&Tn- montes. ,4 Parte es de la República la íbberania de los 

obedientia. Principes, y nopueden renunciara fusofenías, y inju- 
Efth.cní.24. rias# 

1 4. 5«i4 duertit x También es loable» y muy importante en los Prin- 
tíumejlDommus, cipes aquella Ira , hija de la razón , que eitimulada de la 
& non efi dcus gloria, obliga a lo arduo, y gloriofo,fin laqual ninguna 
Imñem *muiúdl co ^ a g ra nde fe puede comenzar , ni acabar. E fta es la que 
nem hanc gran- congenerofos efpiritus ceba el corazón, y lo mantiene 
■émtnmtnum* animofo para vencer dificultades. Piedra de amolar de la 
fum Dominas. Fortaleza la llamaron los Académicos, y compañera de 
-3.Rcg.c20.28. la virtud Plutarcho. 

ítoff? J. En los principios del Reynado debe el Principe dif 

(i-mular la Ira, y perdonar las ofenfas recibidas antes, co- 
Mar.Hiíl.Hífp. mo lo hizo el Rey Don Sancho elFuerte, quando foce- 
dlo en la Corona de Cartilla. Con el imperio fe mudade 
Naturaleza, y afsi también fe a demudar de aféelos, y 
paísiones. Superchería feria del poder , vengarfe de quien 
ya obedeze. Conténtele el ofendido de verfe Señor , y 
Vafallo al ofenfor. No pudo el caíb dalle mas generóla 
venganza. Efto confideró el Rey de Francia Ludovico 
Duodécimo, quando proponiéndole, que vengáfelas 
injurias recibidas , fiendo Duque de Orliens , dijo. No 
contiene a Ttn %¿y de Fruncía , 7>engar las injurias del íDuque de 
Orliens. 

§ Las ofenfas particulares hechas a la petfona, y no a 

la 



política vin. j> 

la dignidad no a de vengar el Principe con la fuerza del 
poder, porqué fi bien parezen infeparab les, conviene en 
muchas acciones hazer efta diftincion , paraque noíea 
terrible, yodiofalaMageftad. Eneftócreo íe fundóla 
reípuefta de Tiberio ¿ quando dijo ,-q'ufe fi Pifon no tenia 
en la muerte de Germánico mas culpa, que averie holga- 
do della , y de fu dolor , no quería caftigar las enemifta- 
des particulares con la fuerza de Principe, " Al contrario r j. Namfi lega- 
no a de vengar el Principe, como particular las ofenfas ^ 9/W '*?»'- 
hechas al oficio, o al eftado , dejandofe luego llevar de la ergl imprime 
paísion, y haziendo reputación la venganza, "quando ■****»"*/*"»*** 

r . v i-r -ii • j ' norte , & luttu 

conviene, diteriUa para otro tiempo, o perdonar, porque m „, ¿¿¡^ f j£ 
la Ira en los Principes no a de íer movimiento del animo, odero,fep<mamque 
finodela conveniencia pública , a efta miró el Rey Don Í%**Q& 

1 1 •> t t • 1-11 ir» ' / >» prwatas immm- 

Fernando el Cathohco,quando aviendole el Rey de Gra- tias, noni'nnapu 
nada negado el tributo, que folian pagar fus Anteceíso- ?!$**• Ta , c - 
res, diciendo, que eran ya muertos , y que en 1 us calas de Mar. hift.Hifp. 
moneda no fe labrava oro > ni plata, fino fe forjavan al- 
fanjes, y hierros dé lanzas. Difsimuló efta libertad, yar- ' 
rogancia, y afentó treguas con el , remitiendo la vengan, 
za para quando las cofas de fu Rey no eftuvieíen quietas, 
en que fe confultó mas con el bien publico, que con fu J- 
Ira particular. " ¡nüm iram fuá, 

$. Es también oficio de la prudenciadifsimular la Ira, ^ etltem dl P- 
y los enojos, quando fe prefume, que puede fuceder ^ du$ ™¡¡* xm * 
tiempo, en que fea danofoel averíos defeu vierto. Por Prov.iz.u. 
cfto el Rey Catholico Don Fernando, avnque le tenían 
muy ofendido los Grandes difsimuló con ellos quando 
dejó elgovierno deCaftilla, y fe retiró a Aragón , def- 
pidiendoíe dellos con tan agradable femblante , y tan 
fin dárfepor entendido de iásofenfas recibidas, como 

H íí 



^ EMPRESA 

í| anteviera -, queayia de boiyer al go vierno del Reyno, 
como fucedio defpues. 

§. Vnpechogenerofodifsimula las injurias, y ñolas 
borra con la ejecución déla Ira, fino con fusmifmas 
hazañas, noble, y valerofa venganza, Murmuravavn 
caballero (quandoelRey Don Fernando el Santo efta- 
Mar.hift. H¡fp. va fobre Sevilla) de Garzi Pérez de Vargas, que no era 
de fu liriaje el eícudo ondeado, que traía: difsimulóla 
oíenfa , y al dar v.n afalto a Triana , le adelantó , y peleo 
tan valientemente , que facó el eícudo abollado , y cu- 
vierto de íaetas, y bolviendofea fu Emulo, que eftava 
en lugar feguro , dijo. Con ra^pn nos quitáis elefeudo de nueftro 
ümgty fjies lo ponemos en tales peligros; J>os lo merecen mejor, 
quejo recatáis nm. Son muy fufridosenlas calumnias los 
que fe hallan libres dellas, y no es menor valor venzer 
efta pafsion, que al Enemigo. 

§. Encender la Ira del Principe no es menos peligro- 
fo, quedar fuegoa vna mina, óá vnpetrardo, yavn- 
que fea en favor propio es prudencia templalla, prin- 
cipalmente , quando es contra perlinas Poderofas, 
porque tales iras fuelen rebentar defpues en daño de 
Mar.hift.Hifp. .quien, las caula. Eñefto fe fundaron los Moros de To- 
ledo , quando procuraron aplacar el enojo del Rey Don 
Alonfo el Sexto contra el Arzobifpo de Toledo , y con- 
tra la Reyna, porque les avian quitado la Mezquita fin 
orden luya. Defta dotrina fe facan dos avifos pruden- 
tes: el primero, quelos Miniñros ande reprefentar 
ii.cunttatamen blandamente al Principe (quando es obligación de fu 
ad imperatorem oficio ) las colas , que pueden encendelle la Ira , 6 cau- 
¡nmoiiw relata. f a ll e difmjfto x ? porqufc alborotado el animo febuelve 

Cor. Tác.14. 9 *• 1 r ' r? 1 1 

AnnaJ. contra quien las refiere, avnque no tenga culpa y lo 

haga 



política viil « ;9 

haga con buen zelo. El fegundo , que no folamente, 
deben procurar con gran deftreza templar fus Iras, 
fino ocultallas. Aquellos dos Seraphines (Miniftros , 

\ r-/i* ^ r\- i t j rr • i*. Dudas vela- 

de amor) que alsiitian a Dios en la viiion de Iiaias, bant faáemeiw, 

dos alas fe embolvian á fus pies , y con otras dos le f duahm veU ' 

cubrian el Temblante, í8 porque eftando indignado no ifaj^"*™' 

pufiefeen tal defefperacion á los que le avian ofendí- i 9tC ad\te fuper 

do, que quifiefen antes ellar debajo de los montes, nos, & abfcondite 

que en fu prefencia.» Pafado el furor de la Ira, fe Zrl!*^' 

ofenden los Principes de aver tenido teltigos della,y avn &ab ira Agni. 

de quien bol vio los ojos a fu execucion , porque ambas A P oc - 6 - 16 - 

cofas fon opueftas á la benignidad Real. Por efto Dios j¿ *f™f? 

• \ r n vt \» ir vxoretas posl fe 9 

con vertioen eítatua a la Muger de Lot. lo mfa ejl ,» ¡u. 

tuam Salís. 
Gen.c. 19.26, 




>! jb 7iáí j A , w!í:oiv v 

H i § Con 



6o 



EMPRESA 




$ /^l On propio daño íe atreve la invidia álasglo. 
\^ rías , y trofeos de Hercules. Sangrienta queda íu 
boca, quando pone los dientes en las puntas de íu Cla- 
va. De fi mifma fe venga. Parecida es al hierro , que con 
lafangre, que vierte, fe cubre de robin, y fe confume. 

r Todos 



POLÍTICA IX. 61 

Todos los vicios ruceo de alguna apariencia de bien^ 

o delectación - y eftede vn intimo tormento ,y rencor del 

bien ageno. A los demás les llega defpues el caftígo j a 

efte antes. Primero fe ceba Ja invidia en las entrañas 

propias, que en el honor del Vecino. ' Sombra es de la '• vumdo ofium 

virtud; huya fu luz quien la quifiere evitar. El facar a p^ a \ 

los rayos del Sol fus ojos el Buho , caufa emulación y , * . 

ínvidia a las demás aves. No le períiguieran , h le en- bm natura mm- 

cerrára en el olbido y fombras de la noche. Con la'™' Mwrum fe* 

igualdad no ai competencia: en creciendo la Fortuna cuiulmroíZr^ 

de vno , crece la invidia del otro. % Semejan te es a la zi- modumque fom- 

zaña, que no acomete á las mieles bajas, fino á las al-"** müvma í^ 

tas , quando llevan fruto : . ' • Y afsi defconozcafe a la fa- qU0 s m &qw> vi- 

ma, a las dignidades, ya los oficios , el que íe quifiere defc ***?• Tatlib.a. 

conozer á la invidia. En la Fortuna mediana fon menores 

los peligros. * Regulo bivio feguro entre las cruelda- L#?L£T£ 

des de Nerón : porqué fu nobleza nueva , y fus riquezas ftuítum f<xíj[et> 

moderadas no le caufavan invidia. f Pero feria indi- *f c A PP arue ™nt 

, ■ . r x r - ' i- ' & z.tz.ama. 

gn© temor de vn animo generólo. Lo que le invidia, Maeth.cj3.2tf. 
es lo que nos haze mayores. Lo que fe compadeze , "nos 4. e* mdwcnta- 
eftá mal. Mejor es ler invidiados, que compadecidos. *M*»* ?**««- 
La invidia es eftimulo de la virtud, yefpina, que como rSi^Ann. 
ala. rola.-, la conferva. Facilmentefe defeuidaria , fino 5 ^ ia MOua . fm 
fuelse emulada. A muchos hizo grandes la emulación, y nem ciantudmt, 
á muchos felizes la invidia. La gloria de Roma creció mq f e mMdio fa 
con la emulación de Carthago-, la del Emperador Car- Tac.l.i 4 . Ann. 
los Quinto, con la del Rey Francifeo de Francia. L& 
invidia trujo a Roma á Sixto Quinto , de donde nació fu 
Fortuna. Ningún remedip mejor, que el defprecio , y le- 
vantarfe alo gloriólo, haftaque el invidiofo pierda de 
yifta al queperfiguc* La fombrade la tierra llega hafta 

H3 " el 



6i EMPRESA 

el primer orbe , confín de los elementos , y mancha ios 
reíplandores de la Luna , pero no ofende a los Planetas 
mas levantados. Quando es grande la fuerza del Sol, 
venze y deshazelas nieblas. No ai invidia, fies muy 
difigual la competencia ,- yafsi foloéfte es fu remedio. 
Quanto mas prefto fe fubiere al lugar mas alto , canto 
menor ferá la invidia. No haze humo el fuego , que fe 
enciende luego. Mientras regatean entre fi los méritos, 
creze la invidia , y fe arma contra aquel , que fe adelan~ 
ta. La fobervia, ydefprecio delosdemas y es quien en 
la felicidad irrita a la invidia, y la mezcla con el odio» 
i Res. cío. & Lamodeftia la reprime, porque no fe invidia por feliz 
ii. '" a quien no fe tiene por tal. Con efte fin fe retiró Saúl á fu 

cafa, luego que fue ungido por Rey, y moftrando que 
no le engreía la Dignidad, arrimo el ceptro, y pufo la 
mano en clarado. 

§. Es también remedio cierto levantar la Fortuna en 
Provincias remotas : porque el que vio nazer, y vé cre- 
zer alSugeto, le invidia. Mas por la vifta, que por el 
oido, entra la invidia. Muchos Varones grandes lapen- 
íaron huir , retirándole de los pueftos altos. Tarquinio 
Confuí, por quitarle de los ojos de la invidia , eligió vo- 
.¡og luntariamente el deftierro. Valerio Püblio quemó fus ca- 
fas , cuya grandeza le caufava invidiofos. Fabio renun- 
ció el Confutado diciendo : Agora dejara la'ufbidia ala fa- 
milia de los Fabios. Pero pienfo, que íe engañaron , por* 
que antes es dar venganza, y ocaíion alainVidia^laquaí 
no deja al que vna vez perfiguió, hafta poneile en la vi- 
tima miferia. No tiene foñibrasel Sol, qüando eftá en 
la mayor altura, pero al paflb , ¡que va declinando ,€fa> 
zen, yfe eftienden, afsi la invidia perfigt^-con mayor 

fuerza 



POUT*CA IX. ¿5 

fuerza al queempieza a caer , y como hija de ánimos co- 
bardes, fiempre teme, que podrá bolvera levantarfe. 6.Qnem ohjigna- 
Aun echado Daniel a los Leones le pareció al Rey Da- f R <* amul <> 
rio, que no eftava feguro de los que ínvidiavan lu.vah. opúmatum fwrü. 
miento y temiendo masía invidia délos Hombres,que ™ quid fiem con- 



tra -Damelem, 



6.16. 



el furor de las Fieras , felló la piedra , conque fe cerra va ¿^ 

la Leonera , porque alli no le ofendieflen. ' j.vecriritertm* 

Algunas vezes fe evita la invidia , ó por lo menos fus ntm , quo modo 
efetos, embarcando en la mifma fortuna á los que pue- adh&rens J^ulf- 
den invidialla. 7 Aísi la remora,que hiera del nav*o detie- u nt m nA mgmm 
ne fu curfo, pierde fu- fuerza, íi la recogen dentro. reteptw. 

§. No fiempre roe la invidia los cedros levan tados:tal m " ! •* i%t ' lm 
vez rompe fus dientes, yenfangrienta fus labios en los 
el pinos humildes mas injuriados, que favorecidos de la 
Naturaleza, y le arrebatan losojos, y la indignación 
lasmiferias, y calamidades agenas: o ya fea, quedes- % 

baria fu malicia: o ya que no puede fufrir el valor, y 
conftancia del que padeze, y la fama, que refulta de 
los agrabios déla Fortuna. Muchas caufasde compaf- 
íion , y pocas, o ninguna de invidia fe hallan en el Au- 
tor defte libro, y ai quien invidie fus trabajos, yconti- 
nuasfatigas, ó no advertidas, ó no remuneradas. Fatal 
es la emulación contra el. Por íi mifma naze, y fe levan- 
ta fin caufa, atribuyéndole cargos, que primero los oye, 
que los aya imaginado : pero no bailan a Turbarla fegu- 
ridad de fu animo candido , y atento a, fus obligaciones;, 
antes ama a la invidia, porque ledefpierta, y a la emu- 
lación , porque le incita. 

§.Los Principes, que tan fuperiores fe hallan a los 
demás, defprecien la invidia. Quien no tuviere valar 
para ella, no le tendrá parafer Principe. Intentar ven- 
celia 



¿4 EMPRESA 

celia con los beneficios, o con el rigor es imprudente 
emprefa. Todos los monílros fugetó Hercules, y contra 
eíleni bailo la fuerza , ni el beneficio : porningunode- 
pone el Pueblo las murmuraciones , todos le parczen 
deuda , y fe los promete mayores , que los que recibe. 
Las murmuraciones no ande extinguir en el Principe el 
afeólo alogloriofo. Nada le a de acovardar enfusEm- 
prefas. Ladran los perros a la Luna, y ella con mageftuo. 
ib defprecio prpfigue el curfo de fu viaje. La primer regla 
del dominar , es íaber tolerar la invidia. 

§. La invidia no es muy dañoía en las Monarchias, 
antes fuele encender la virtud, y dalla mas a conozer, 
quando el Principe es jufto , y confiante, y no da ligero 
crédito a las calumnias. Pero en las Repúblicas, donde 
cada vno es parte, y puede executar fus pafsíones con la 
parcialidad de Parientes y Amigos,es muy peligrofa,por- 
que cria difcordias , y vandos, de donde nazen las guer- 
ras civiles, ydeílaslas mudanzas de dominio. Ella es la 
que derribó a Anibal y a otros grandes Varones , en los 
tiempos pafsados , y en eílos pudo poner en duda la gran 
lealtad de Angelo Baduero , Clarifiimo Veneciano , glo- 
ria y ornamento de aquella República, tan fino, y tan 
zelofo del bien publico , que avn deílerrado, y perfegui- 
do injuftamente de fus Émulos , procura va en todas par- 
tes la confervacion y grandeza de fu Patria. 

§. El remedio de la invidia en las Repúblicas es la 
igualdad común, prohibiendo la pompa, y la orienta- 
ción, porque el crecimiento , y luílre de las riquezas es 
quien ladefpierta. Por eftoponia tanto cuidado la Re- 
publica Romana en la.taía de los gaílos fuperfluos, y 
en dividir los campos, y las haziendas, paraque fuefe 

igual 



POLÍTICA IX. 6¡ 

igual la facultad , y ppder de fus Ciudadanos.' 

$. La invidia en los Principes es indigna de fu gran- 
deza, por fer vicio del Inferior contra el Mayor , y por- 
que no es mucha la gloria , que no puede refplandecer, 
fino efcureze á las demás. Las Pirámides de Egipto 
fueron milagro del Mundo , porque en fi mifmastenian 
la luz, fin manchar con fus fomoras las cofas vecinas. 8 8. vyramides m 
Flaqueza es, echar menos en fi, lo que fe in vidia en %f$$™ 
otro. Efta pafsion es mas vil, quando el Principe invidia bra confumens,vi- 
el valor, o la prudencia de fus Miniftros: porque eftos fja conftruaionis 

_ ' r L if • • • V i • fpattanulla parte 

ion partes luyas , y la cabeza no tiene invidia a los pies: re fp¡citur. 
porque fon muy fuertes, para fuñentar el cuerpo, ni a Caffiod. líb.6. 
los brazos por lo que pbran; antes fe gloria de tener var,e P l #I ** 
tales inftrumentos. Pero quien reducirá con razones 
alamor propio de los Principes, como fon fuperiores 
en el poder, lo quieren fer en las calidades del cuerpo 
* y del animo. Aun la fama de losveríbsde Lucanodava 
cuidado a Nerón en medio de tantas grandezas. 9 ■ Y aísi 9- tucanumpro- 
es meneíter, que ios que andan cerca de los Principes, debant%uodfa- 
eften muy advertidos para huir la competencia con mm carmmum 
ellos del faber , o del valor , y fi el cafo los pufiere en ™ v ™?^¡\ 
ella , procuren ceder con deftreza , y concedelles el ven- Annal. 
cimiento. La vno, o lo otro no folamente es prudencia, 
finoreípeto. En aquel Palacio de Dios, que fe lerepre-. 
fentó á Ezechiel , efta van los Cherubines , ( efpiritus de 
fciencia,y Sabiduría ) encogidos, cuviertas las manos con 
las alas. 10 Solamente quifiera invidiofo al Principe de la 19.' Appamti» 
adoración , que caufaen el Valido el excelso de fus fabo- f^Zsffat 
res, paraque los moderaíse. Pero no sé, que hechizo pennas eorum. 
es el de la gracia , que ciega, la invidia del Principe. Ezcchlcl10,8 - 
Mira Saúl con malos ojosáDavid; porque fus hazañas 

I (con 



66 EMPRESA 

u. TSoHreüiset- ( con fer hechas en fu íervicio) eran mas aclamádas,q 
£° 0C f SSauU /: tes (uvas " y noinvidia elUey Aflueroá Aman fu Pr 
dietiu. vado, obedecido como Rey, y adorado de codos. " 

x.Reg, c 8.9. ^ Ninguna invidia mas peligróla, que la que ñas 
i2.cm£tiqueferfi ¿ n t re los Nobles, y afsi fe a de procurar , que loshon< 

tii Regisrftü i» fo- J 1 '.. . l t r ... 

rtbusPalattjvcr- rc s > y cargos no parezcan hereditarios en las Familia* 
/^«/fty , fleae- fino que pafsen de vnas a otras , ocupando los muy ricos 
l^T/X^ ' €n P u eftos de oftentacion y gafto ; ylospobres enaque-' 
Efth. c.3.2. Hos, conque puedan rehazerfe y fuftentar el efplendor 
de fu Nobleza. 

§. La emulación glorióla, la que^no invidia a la vir- 
tud y grandeza agena , fino la echa menos en fí, y la pro- 
cura adquirir con prue vas de fu valor y ingenio-, eftaes 
loable, no vicio $ fino centella de virtud , nacida de vn 
animo noble y generólo. La gloria de Milchiades , por 
la Vitoria que alcanzó contra los Perfas, encendió ta- 
les llamas en el pecho de Themiftocles , que confumie- 
í ron el verdor de fus vicios, y compueftas fus coílum- 
bres, antes depravadas , andava por Athenas , como fue- 
ra de ti, diciendo: Que los trofeos de Milchiades le quitaban 
el fueño, y trayan defbetado. Mientras tuvo competidores 
Vitellio, corrigióíus vicios 5 en faltando, les dio libre 
is.Tum tpfe,ex- rienda. 1 * Tal emulación es la que fe a de cebaren las Re- 

eratufque 3 vtnui- publicas con los premios . los trofeos, y eftatuas: por- 
to amulo Jtmtia, l . K ' . V r - i r > * • i r 

1 ibid¡ne y raptu m q u e es el alma de íu conlervacion,y el eipintu de íu gran- 
externos mores déza. Porefto las Repúblicas de Helvecia no adelantan 

TacTbíi! Hift ^ us con fi nes >y ^ cn deltas pocos Varones grandes , aun- 
que no falta valor y virtud a fus Naturales , porque fu 
principal inftituto es la igualdad en todo , y en ella cefsa 
la emulación, y fin la competencia fe cubren de ceniza 
lasafcuasde la virtud militar. 

$.Pero 



POLÍTICA IX. 67 

$, Pero fi bien es conveniente y iieceíaria efta ému- 1 
lacion entre los Miniftros , no deja de 'fer peligróla $ 
porque el Pueblo , autor dellas, I4 fedivide,yaplaudien- i^sckntianítu: 
* do vnos a vno, y otros a otro , fe enciende la competen- '^&rumre p- 
cia de ambos , y fe levantan fediciónes y tumultos. %e ¿nuií™"'™ 
También el defseode preferí rfe íe arma de engaños, y TacI.14.Ann. 
artes , y fe convierte en odió y en invidia la emulación: 
de donde nazen graves inconvenientes. Defdeñado 
Metello de que le nombrafsen por fuceísor en Efpaña 
Citeriora Pompeyó , y invidiofo de Cu gloria , licencio 
los foldados, enflaqueció las armas, y fufpcndió las 
provifiones. Defpues hizo lo miírno Pompeyo , quan- 
do fupo , que era íu fuceísor el Confuí Marco Popilio, y 
porque no ganafse la gloria de venzer a los Numanti- 
nos, aíentó pazescon ellos muy afrentofas a la gran- 
deza Romana. En nueftro tiempo íe perdió Grolpor 
las diferencias de los Cabos , que ¿van al focorro. Nin- 
guna cofa mas perjudicial a los Principes , ni mas digna 
de remedio : y aísi pareze conveniente cañigar al culpa- 
do, y al que no loes: a aquel porque dio cauía, ya 
efte porque no cedió a fu derecho, y dejó perder la oca- 
fion. Si algún excelso ai en efte rigor , fe recompehía con 
el beneficio publico, y con el exemplo a los demás. 
Ninguna gran refolucion fin alguna mezcla deagrabio. 
Primero ade mirar el Vafalloporel fervicio de fu Prin- 
cipe , que por fu fatisfacion. Pida defpues la recompen- 
fa de la ofenfa recibida , y cargue por íervicio el averia 
tolerado. Valor es en tai cafo el fufrimiento del Mini- 
ftro, porque los ánimos generofos deben anteponer el 15. vriuatacda 
fervicio de fus Reyes , y el benefició publico a fus paísio- P ubl,cü vtilitatl ' 
nes. iy Ariftides y Themiftocles eran grandes enemigos, Tac. U.ujléal 

I z y avien- 



6t EMPRESA 

y aviendo fido entibiados á vna embajada juntos ,quan- 
do llegaron á la puerta de la Ciudad, dijo Ariítides. 
Mar. hin.Hifp. Quieres Tbemiftocles , que dejemos aquí nueftrás enemtjlades, 
para tomallas defyues, quando falgamos. Afsi lo hizo Don 
Enrique de Guzman, Duque de,Medina Sidonia, que 
(aunque muy encontrado con Don Rodrigo Ponze, 
Marques de Cádiz) leíbcorrió, quando le tenian cer- 
cado los Moros en Alhama. Pero porque amenos cofia 
1 6.Ardnum , w- fe previenen los inconvenientes , que fe caftigan deípues, 
demjocipotenta ¿¿fe c \ p r i n cipe atender mucho ano tener en los pueftos 
TacTtT^ Annl dos Miniftros de igual grandeza y autoridad -> porque es 
17. DiieHuseft difícil, que entre ambos aya concordia. l€ Aviendode 
M.AUtuseprato- embiar Tyberio a Afiavn Miniftro, que era de igual 
7btmenteAfiam! ca 'idad con el que eftava governando aquella Provincia, 
¿muUtto ínter confideró elinconueniente, y porque no UVÍeíe compe- 
ta J!ira o- tenCÍa COn el > cmbi ° Víl ?m0t > 4 Ue era dc men0r S ra - 
riretur. Tacit. do* ' 7 
lib. 2, Annal* 






7*M 






liiíllllJliJIfJ 



$. Suelto 



POLÍTICA X. 



6 9 




§. Q Velto el halcón procura librarfe delcafcabel, re- 
ij conociendo en fu ruido el peligro de fu libertad, 
y que lleva con figo a quien leacufa, llamando con qual- 
quier movimiento al Cazador , que le recobre , aunque 
fe retire en lomas oculto y fecreto de las felvas. O á 

I J quan- 






7 o EMPRESA 

quantos lo fonoro de fus virtudes, y Heroicos hechos 

les defpertó la invidia, y los redujo a dura fer vid timbre/ 

i. Ncemmuspe- j^ csmenos peligróla la buena fama, que la mala. x 

riculum ex ma- v1 %**i • i ■ i -r i • r i« 

&nafama, quam Nunca Muciades uviera en la pnlion acavado ínfehz- 
tx mala. Tacit. mente fu vida , fi fordo , y incógnito fu valor ala fama, 
invita Agrie y mo derando fuspenfamientos altivos, fe contentara 
con parezer igual a los demás Ciudadanos de Athenas. 
Creció el aplaufo de fus Vitorias , y no pudiendo los ojos 
déla emulación refiftir a los rayos de fu fama, pafsóa 
fer en aquella República fofpecha , lo que deviera fer 
efiimacion y agradecimiento. Temieron en fus cervi- 
zeselyugo, que imponía en las de fus enemigos, y mas 
el peligro futuro , y incierto de fu infidelidad , que el 
preíente ( avnque mucho mayor) de aquellos, que tra- 
tavan déla ruina de la Ciudad. No fe confuirán con la 
razón las fofpechas, niel rezelo íe detiene a ponderar 
las cofas, ni a dejarle venzer del agradecimiento. Qui- 
fo mas aquella República lapriíion, y infamia de vn 
Ciudadano , avnque benemérito della , que bivir todos 
en continuas íbfpechas. Los Carthaginefes quitaron a 
Saphon el go vierno de Eípana , zelofos de íu valor y po- 
der *, y deftef raron a Hanon , tan benemérito de aquella 
República, por la gloria de fus navegaciones. No pudo 
fufrir aquel Senado tanta induftria, y valor en vn Ciu- 
dadano. Vieronlcíer el primero en domar vn León , y 
temieron, que los domaria, quien hazia tratables las 
fieras. Aísi premian hazañas i y fervicios las Repúblicas. 
Ningún Ciudadano quema por luyo el honor , o bene- 
ficio, que recibe la Comunidad ; laofenfafi, olafofpe- 
eha. Pocos concurren con fu voto para premiar , y todos 
le dan para condenar. El que fe levanta entre los demás, 

efe 



POLÍTICA X. fu 

efe peligra. El zelo de vn Miniftro al bien publico 
acufa el defamor délos demás, fu inteligencia defcu- __ . 
bre la ignorancia agena. De aquinaze el peligro de las ]*™£™¡±¿ m 
finezas enelfervicio del Principe, y el feria virtud y el ^spar'fiíberat.eó 
valor perfeguidos , como delitos .Para huir efteaborre- ^^¡ff 
cimiento yinvidia,SalluftioCrifpoíe fingía ionolento, num & mniAm 
y para poco , aunque la fuerza de fu ingenio era igual a ofienubat. Tac. 
los mayores negocios.* Pero lo peor es queavezesel '^ ™¿ 
mifmo Principe fíente, que le quiebre elíueno el de- AgmoU qmre _ 
fvelo de fu Miniftro,y le quifiera dormido, como el. Por r*mVMm>?** r 
tanto como ai hipocrefia, que fin je virtudes , y difsimula xac¡?Tn v¡tT 
vicios, afsi conviene , que al contrario la aya para difsi- Agrie r 
mular el valor , y apagar la fama. Tanto procuró-ocultár ^.Debeüaüs mur 
Agrícola lafuya(temerofodela invidia deDomiciano) ¡J¡^JS 
que los que le veían tan humilde y modefto , fino la pre- tumTiberijcÁfa- 
fuponian , no la hailavan en fuperfona. 3 Con tiempo ^«W*w- 

r . ' n . . ■ * . i Marti } & Iota, & 

reconoció elle inconveniente Germánico, aunque no le A «guíto facrauif. 
valió, quando vencidas muchas Naciones levantó vn fe , de ftmbitoTl- 
trofeo, y advertido del peligro de la fama , no pufo en el Z%^t 
fu nombre. 4 El fuyo ocultó San luán , quando refirió el [aentiam f a m 
favor,que le avia hecho Iefus en la Cena, y fi no fue poli- ££</£ ?™ u 
tica, fue modeftia advertida.' Avn los fueños de grande- ErateiJom ¿_ 
za propia caufan invidia éntrelos hermanos. La vida bensvmmdfei* 
pelísró en Iofeph i porque, con mas ingenuidad que re- i&* "» *>fa* 
cato , refino el fueno délos manojos de elpigas, que le g ¡ bat ¿y w# 
humillavan al fuyo, levantado entre los demás, que ioan.13.23. 
avnlafombra de la grandeza , o el poder fer, da cuida- 6. Agñcoh fmuí 
do a la invidia. Peligra la gloria en las propias virtudes,. ZiZ'^iwum 
y en los vicios ágenos. € No fe teme en los Hombres m yfinn gUúam 
el vicio, porque los hazeefclabosj la virtud fi, porque xlc?t> m^t 
los haze Señores, Dominiotieneconcedidodelamifma Agrie. 

Natura- 



atur. 
vira 



7 i EMPRESA 

Naturaleza fobre los demás, y no quieren las Repúbli- 
cas , que éíle dominio fe halle en vno , fino en todos re* 
partido igualmente. Es la virtud vna voluntaria tyrania 
de los ánimos , no menos los arrebata , que la fuerza, y 
para los zelos de las Repúblicas , lo mifmo es , que con- 
curra el Pueblo a la obediencia de vno por razon,que por 
violencia ; antes aquella tyrania por fer juña , es mas pe- 
ligrofa, y fin reparo: loqual diócauíay preteftoalO- 
ftracifmo , y por efto fué defterrado Ariftides , en quien 
fué culpa el fer aplaudido por jufto. El favor del Pueblo 
es el mas peligrofo amigo de la virtud. Como delito fe 
fuele caftigar íü aclamación, como íe caftigo en Galeria- 
j.Wbildufafed no. 7 Y afsi fueron fiempre breves y infauftoslosrequie- 
rtomenmftgne, & b ro5 ¿ & \ Pueblo Romano , como fe experimentó en Ger- 
tTJn!mrevu!gi manico. 8 Ni las Repúblicas, ni los Principes quieren, que 
celebrábante, los Miniftros lean excelentes, finó fuficien tes páralos 
Tac.lib.4.Hiít. ne g cios. Efla cauíadió Tácito al aver tenido Poppeo 
%-Breues & tn- Sabino por efpacio de veinte y quatro años elgovierno 
maní amores, délas mas principales Provincias. 5 Y aisi es gran iabidu-. 
Tac.U.Annal. r i a ocultar la fama, efculando las demonftraciones del 
y.müam obexj- valor ¡ del entendimiento , y de la grandeza , y teniendo 

tniam artem, fcd . « r • \1 . * i-c \ 

quod partiegotijs, entre zenizaslos penlamientos altos, avnque es dincil 
ñeque fupraerat. emprefa contener dentro del pecho a vn efpiritu genero- 
Tacl.6.Annal. p Q ^ u ama q Ue f e d e f C ubrepor todas partes , y que ama la 
materia,en que encenderle, y luzir. Pero nos pueden ani- 
mar los exemplos de Varones grandes, quede la Dicta- 
tura bolvieron al arado, y los que no cupieron por las 
puertas de Roma, y entraron triunfando por fus muros 
retos , acompañados de trofeos y de Naciones vencidas, 
feredugeron a humildes chozas, y allí los bol vio a ha- 
llar fu República. No topara tan preílo con ellos , íino 

los 



POLÍTICA XI. 7l l00mtimm 

los viera retirados de fus glorias aporque para alcanza- *&^$w* 
lias es menefter huillas. La fama, y opinión fe concibe nmU^nnT 
mayor de quien fe oculta á ella. Merecedor del imperio tnmtx Miafa- 
pareció Rubellio Plauto, porque bivia retirado, f No gg« 
afsi en las Monarchias, donde fe fube , porque fe a empé* babítufe xeroja- 
zado a fubir. El Principe eftima ; las Repúblicas temen a $* áfaeta do- 

! , Aiii- i - w,0 > 1«*toque me- 

los granees Varones. Aquel los alienta con mercedes, y tu cccuitm, tamo 
eftas los humillan con ingratitudes. No es fulamente en pi»*fam* adeptas. 
ellas temor de fu libertad ,. fino también pretexto de la n ,ékf¡Mi# : fi 
invidia, y emulación. La autoridad y apíauíb , que eftá trábete, tanquam 
entodos ; esfofpechofoyinvídiado, quando fe vé en vn %JfJ¡^fl 
Ciudadano folo. Pocas vezes fu cede efto en los Princí- fes exftat&a 
pes, porque no es la gloria del Vafallo obje&o.de invidia ?S$$M 
a fu grandeza. Antes le la atribuyen aíí , como obrada Tac.Hb. i.Hift. 
por fus órdenes , en que fue notado " el Emperador "• Beftrmptr 
Othon. Por efto los Miniftros advertidos deben atribuir b £$£¡^ 
los felizes fuccefsosafu Principe,eícarmentandoen Silio, que tamo memo 
que fe gloria va de a ver tenido ovedientes las legiones , y r ~ atu l\_ 
queledebia libenoel Imperio, conque cayo en íudel- t^mimimeomr 
gracia, ll juzgando, que aquella jactancia difminuia fu. memor anduvo, 

1 ■ U • r J ■ C • 1L C ' ' „ n 1 ^rmffet. . 

gloria, y hazia lu poder interior al beneficio. S Por lo Tacíib.4.H¡íK 
milmo fué poco grato a Vefpaíiano Antonio Primo. H h Nec Agrícola 
Mas recatado era Agrícola, que atribuía la gloria de fus v m£W¿0W ' 

i - r •■ r • i r ii famagejtu exul- 

nazanas a lus Superiores, - J lo qual le afegurava de la ín- tambad autho- 
vidia, y no le dava menos gloria, que la arrogancia. lS I- Ym & ducem > vt 
luftreexemplo dio Ioab a todos losGenerales,llamando, Tamrefenbau 
íiempre que tenia apretada alguna Ciudad al Rey David, Tacin vita Ag. : 
que viniefse con nueva gente fobre ella, paraque a el fe U^kM^L 
atribuyefse el rendimiento. 17 Generóla fué la atención cunda mpradi- 
de los Alemanes antiguos en honrar a fus Principes.dan- < Wo » m**w- 

jii \ ' • i r -r t - r dam 3 nec extra 

doies la gloria de íus milmas hazañas. guñam erau 

K / §. Por Tac.invitaAg. 



n EMPRESA 

x 6:nitmt^m -j ^ Por las razones dichas es mas feguroel premio de 
t™nlTp!pui! U & los fe vicios hechos a vn Principe , cjue a vna República, 
cbfidecvítJtem, y mas fácil de ganar fu gracia. ,8 Corren menos rieígo 
& cape eanvne, | os error€S contra aquel , que contra efta, porque la muU 

tum amevajtata . a . 'a . r ' r A ,_ 

■fMritvrbstMmi-titud nidiísimula, niperdona, ni le. compadeze. Tan 
»iwíM/£nk«r an i mo f a esen las refoluciones arrifeadas, como en las 
2.Rcg.ciz.i8. injuftas, porque repartido entre muchos el temor, o la 
17. vúncipem culpa , iuzga cada vno,que ni le a de tocar el peligro , ni 
fuum defenderé, manchar la infamia. l9 No tiene la Comunidad frente, 
fmUfaaagioZ d° n d* falgan los colores déla vergüenza , como a la del 
€¡us afanare pr¿- Principe , temiendo en fu períbna , y deípues en fu fama, 
tipuumfacramen' y tn i a ¿ e f us Defcendientes la infamia. Al Principe 
Tac.iib.de Ger.liíongean todos, proponiéndole lo masgloriofo: en las 
1%. Tarda funt> Repúblicas cafi todos miran por la feguridad , pocos 
quaincommunc por el decoro. i0 El Principe a menefter fatisfazer a fus 
pllatamgrlua Vafallos : en la Comunidad cefsa efte temor , porqueto- 
ftatim meneare, dos concurren en el hecho. De aqui nazc el fer las Repu- 
TioitlfbTkn. b ncas ( no hablo de aquellas que fe equiparan a los 

1 9. ua trepida R e y es ) P oco f e g" r as en la fe de los tratados, porque fola- 
&vmmqueanxi¡ mente tienen por jufto lo que importa a fu confervacion 
foeuntynemoprt- y m-arideza , o á la libertad, queprofefsan, en que fon 

nattm expedito * c ./- * 1 1 ' * 

ionfiUo, ínter todas fuperíticiofas. Creen , que adoran vna verdadera 
muitosjoaetate libertad, y adoran a muchos ídolos Tyranos. Todos 
Tac.l?b.T.Hift. P^ en ^ an ° 1 ue mandan , y obedezen todos. Se previenen 

20. raucudecus ^ e c " aca s contra el dominio de vno , y beven fin rezelo 
fnbikum cuu: el de muchos. Temen la tyrania de los de a fuera , y def- 
.tj™ stut * d $~ conozen la que padezen dentro. En todas fus partes fue- 

Tadib.12.An. na libertad > yenninguna fe vé. Mas efta en la imagina- 
cion, que en la verdad* Hagan las Prouincias Rebel. 
des de Flandes paralelo entre la libertad , que gozaron 
antes , y la prefente , y confideren bien, í¡ fué mayor, fi 

pade- 



POLÍTICA XI. 75 

padecieron cntonzes la íervidumbre, los tributos y da- 
ños, que agora. Ponderen los Subditos de algunas Repú- 
blicas, y el mifmo Magiftrado , que domina , fi pudiera 
aver Tyrano , que les pufiefse mas duros hierros de fervi- 
dumbre , que los que ellos miímosfean puefto a titulo 
de cautelar mas fu libertad , no aviendo alguno , que la ^mim^ukm'm. 
goze , y fea libre en fus acciones. Todos biven efelabos tifatite. 
de fus rezelos. De fi mifmo es Tyrano el Magiftrado, T » cít - lib -*- An - 
pudiendofe dezir dellas, que biven finSefior, pero no *¡¡Jf ( J!¡¡¡*£ t 
con libertad , tt porque quanto mas procuran foltar los ubertat corrum- 
nudos de la íervidumbre. mas fe enlazan en ella. " í¿ at ! ir :., A 

* Tacit.hb.i.An. 




Ki 



Es 



EMPRESA 




ES la lengua vn inflamiento, porquien.explicafus 
conceptos el entendimiento. Por ella fe deja enten- 
dió por la pluma, que es otra lengua muda , que en vez 
delí a pinta,y fija en el papel las palabras , que avia de ex- 
primir con el aliento. Vna y otra hazen fe de la calidad 

del 



POLÍTICA XIL 77 

del entendimiento, y del valor del ani rao, no aviendo o- 
trasfeñales mas ciertas, por donde fe puedan mejor co- 
nozer. ' Porefto el Rey Don Akmfo el Sabio tratando r .i» ungua emm 
en vna lei de las partidas como debe fer el Rey en fus pa-foientia digno- 
labras, y la templanza , conque a de vfar dellas, dijo afsi: £*¡faj™& 
Ca el mucho fablarfa^e erfbilefcer las palabras , fájele de/cubrir dotim* ¡n ver fa 
lasporidades , eft el non fuere orne dégranfefo , por las fus palabras e^U.*.». 
entenderán los ornes la menniame a del. Ca bien ají como el cántaro , „ ' k 
quebrado fe conoce por fu fueno ¡ otro fiel fe fo ¿{el Orne es conocido 
por la palabra. Pareze , que tomo el Rey Don Alonfo efta 
comparación de aquellos veríbs de Perfio. . 

fonatVitium, percujfa maligné PerfSatyr,|. 

(Rjjpondet Vtridi non cotia fideha limo. 
Son las palabras el Temblante del animo,por ellas fe vé fi 
el juicio es entero, o quebrado. * Para fignificar eftaki^oratioyultm 
bufeo otro cuerpo mas noble, y proporcionado, como es mmte fi>P^ 
la campana,hmbolo del Pnncipe-,porque tiene en Iadu-^ 4í4jC ^ w<<Wtf 
dad el lugar mas preeminente , y es el govierno délas ac-M^#»^»/- 
cion >s del Pueblo, y fi no es de buenos metales, o padeze cmn^&bdber* 
algún defe<5k>,fe deja luego conozer de todos por fu fon^atiquidfratti. 
Afsi el Principe es vn relox vniverfal de fus Eftados, los SeoecaEpilIii;. 
quales penden del movimiento de fus palabrastcon ellas, l ¿\Zllml%^ 
o garia,o pierde el crédito , porque todos procuran cono- mone probatura 
zer por lo que dize.fu ingenio.fu condición, y inclinado- Me,lí *^f*-t s - 
nes.Ninguna palabra luya íe cae al que las oye. rijas que- 
dan enla memoria,y pafsan luego de vnosá otros por vn 
examen rigurofo , dándoles cada vno diferentes fentidos, 
Avnlas que en los retretes deja caer defcuidadamentefe 4 , A f aeiem ^ 
tienen por profundas,y mifterioías, y no dichas a cafo. Y pamm fatuas, 
afsi conviene,que no fe adelanten al entendimiento, * fi- X ¡™ZZS" 
no queíalgan defpuesde la meditación del difeurfo , y de JBcd.i^.n. * 

lacón- 



7 % EMPRESA 

la confideracion del tiempo,dellugár,y déla per fbna;por- 
que vna vezpronüciadas,no las buelve el arrepentimiento 

Horat# Kefcit T>ox miffa revertí 

L.I.U.4.P.2. dijo Horacio,y el mifmo Rey Don Aloníb. Eporende todo 
Orne, e mayormente el%ey,fe debe mucho guardar en fu palabra, de 
manera, que fea acatada , epenfada, ante que la diga , cadejpues, 
que I ale de la boca , non puede Orne fa^er , que non fea dicha. De 
que podrian nazer grandifsimos inconvenientes, por- 
que las palabras de los Reyes fon los principales inftru- 

5 . it fermo ¡Mus mentos de Reynar. \ En ellas eftan la vida, olamuer- 
foteftatefienm t e : 6 la honra,o la deshonra: el mal , o el bien de fus Va- 
Ecd.8.4# í^llos. Porefto Ariftoteles aconfejóaCailiftheno, ereú 

6. Mors,& vita b'iandole a Alexandro Magno : Que habla/se poco con el,y de 
i» manu imgu*. cofas degujlo, porque era peügrofo tratar con quien en el corte de fu 
Prou.c 1 .2 1 . ¿nguafenia el poder de la Ytda,y de la muerte* No ai palab ra del 

Principe,queno tenga fu efecto. Dichas fobre negocios, 
fon orden csifobre delitos, fentencta t y fobre promefas, 
obligación Por ellas,o acierta, o yerra la obediencia. Por 
lo qual deben los Principes mirar bien , como vían defte 
inftrumento de la lengua, que no a cafo la encerró la Na- 
turaleza^ le pufo tan firmes guardas,comofon los dien- 
Aurum mum tes «Conio ponemos freno al caballo, paraque no nos pre- 
& argentum tuti cipite , le debemos poner a la lengua* 7 Parte es pequeña 
€onfla,&verbis ¿ c \ cuer p f pero como el timón , de cuyo movimiento 
r7m?&frenos'ori pende,o la falvacion , ola perdición de la nave. Eftála 
tuo reüos. lengua en parte muy húmeda, y fácilmente fe desliza , íi 

F-cc .x . 29. no j a j ct j cnc i a p ru d cnc i a . Guardas pedia David á Dios 
ItfoTamZr P ara fol>oca,y candados para fus labios. g 
mo>& oflium §. Entrar el Principe en varios difcurfbs con todos, es 

arcumjianttd la- desacreditada familiaridad,llena de inconvenientes,!! ya 
PTal.i^o.j. no es, que convenga para la información. Porque cada 

vno 



política xií. 79 

vnode los Negociantes quinera vn Principe muy adver- 
tido, y informado en fu negocio > lo qual es impofsible, 
nopudiendo comprehendellotodo, 9 y fi no refponde ?. Ñeque potfe 
muy al cafo, le juzga por incapaz o por defcuidado.Fue- Fr ^ ci pemfua 

{ ° V íi • j i fcienüA cuntí x 

ra de que nunca correiponde el conocimiento de las par- comprn. 
tes del Principe a la opinion,que fe tiene dellas. Bien con- Tac.üb,3. An: 
Aderaron eftos peligros los Emperadores Romanos,qu&. 
do introdujeron , que les hablafsen por Memoriales , y 
reípondian por efcrito , para tomar tiempo , y que fuefse 
mas confiderada la refpuefta v y también porque amenos 
peligro eftá la pluma, que la lengua. Efta no puede dete- 
nerte mucho en refponder, y aquella fi. Seyano, aunque 
tan valido de Tiberio , le hablava por Memorial. IO Pe- IO - componit ad 
ro ai negocios de tal calidad , que es'mejor tratallos , que ^stZ^u qume 
efcrivillos. Principalmente quando no es bien dejarla tum erat,quam- 
prenda de vna efcritura , queesvn teftimonio perpetuo, v tam ?™fw»* 
fugeto a mas interpretaciones que las palabras , las qna- Tacüb.<j.Án. 
les, como pafsan ligeras, y no fe retienen fielmente , no 
fe puede hazer por ellas reconvención cierta. Pero ó ya 
refponda el Principe de vna , o de otra fuerte , liempre 
es de prudentes la brevedad , " y mas conforme a la Ma- n-uuitum, ht~ 
geftad de los Principes. Imperial la llamó Tácito. " Dc^^^ 
la lengua, y delaeípadafeáde jugar fin abrirfe ; el que Sophoch 
defcubre el pecho peligra. Los razonamientos breves u. imperatoria 
fon eficazes, y dan mucho quepenfar. Ninguna coía mas h ' mt fl' r,«^ 

• j i j c ■ • i n íii • i vi Tac.lib.i.Hift. 

propia del ohciode Rey,que hablar poco,y oír m ucho.No 
es menos conveniente faber callar, que faber hablar. En 




didopareze el que tiene los labios cerrados. ,J Los locos faMMgeiu. 

* A Prou.c.17. 

tienen 



1 4« I» oreftMo- 
rum cor illorum, 
&tncorde fapie- 
tium, os illorum* 
JBccI.21.19. 
Aufon. 



TaíT. 



i j. No» parcam 
ti, & verbis po- 
tentibm i & ad de- 
precandum com- 
pofitis. 
Iob4i»3. 



i6.Muliomel¡us 
eü non vouere, 
<]t:xm poft votum 
proiñiffa'nonreck- 
der'e, 
Ecd.c.5.4. 



$0 EMPRESA 

tienen el corazón en la boca , y los cuerdos la boca en el 
corazón. 14 La prudencia confiíle en no exceder los filies 
en lo vno,ni en lo otro,porque en ellos eftá el peligro. 

Vt diuerfa féi, Jticinaque culpa efl y 

Multa loquen* , <sr cuntía filens 

Entonzes fon convenientes las paíabras,quando el filen- 
cio feria dañólo al Principe,ó a la verdad. Bañantemente 
fe deja entender por los movimientos la Mageftad. Muy 
cloejuente es en los Principes vn mudo íilencio a fu tiem- 
po, y mas fuelen fignificar la mefura,y el agrado , que las 
palabras , y quando aya de víar dellas fean fencillas con 
fentimiento libre, y Real. 

Liberifenfi hifimpüci parole. 

Porque fe defacreditan , y hazen fofpechofas con las 
exageraciones, los juramentos , y los teftimonios , y afsi 
an de íer fin defprecio graues , fin cuidado graciolas , ña 
afpereza confiantes, y fin vulgaridad comunes. Avncon 
Dios pareze , que tienen alguna fuerza las palabras bien 
compuertas. ? 

§. En lo que es menefter mas recato de la lengua,y de 
la pluma es en las promefas,en.las quales, o por generonV 
dad propria,o por facilitar los fines,o por efeufar los peli- 
gros^ fuelen alargar los Principes , y no pudiendo def- 
pues fatisfazer a ellas,fe pierde el crédito , y fe ganan ene- 
migos , y fuera mejor ^verlas efeufado. Tvlas guerras an 
nacido de las promefas hecbas,y no aimplidas,que de las 
injurias:porque en las injurias no ííempre va mezclado el 
intereSjComo en lo prometido,y mas le mueven los Prin- 
cipes por el,que por la injuria. Lo que fe promete, y no fe 
cumple lo recibe por afrenta el Superior , l6 por in jufticia 
el Igual, y por tyrania el Inferior. Yaísi es menefter , que 

lalen- 



POLÍTICA XI. Si 

la lengua no íc arroje a ofrezer lo que no íabe , que puede 

Cumplir. 17 | ly.Kolidtattií 

§. En las amenazas Hiele exceder la lengua , porque el e í ein %** tua, 
fuego de la colera la mueve muy aprifa,y como no puede tijfmh^^ 
correíponder la venganza a la pafsion del corazon,queda tuis. 
defpues defacreditada la prudencia y el poder del Princi- £ccí * 4 *¿* 
pe, y afsi es menefter difsimular las ofenias, y que prime- 
ro fe vean los efeótos de la fatisfacion,que la amenaza. El 
que fe vale primero de la amenaza quede las manos, 
quiere folamente vengarfe con ella, o avifar al Enemigo* 
Ninguna amenaza mayor,que vn filencio mudo. La mi- 
na que ya rebentó no fe teme : la que cftá oculta , pareze 
fiempre mayor, porque es mayor el efecto de la imagina- 
cion,que el de los fentidos. 

$. La murmuración tiene mucho de invidia,o ja&an- 
cia propia, y caíi fiempre es del Inferior al Superior, y afsi 
indigna de los Principes,en cuyos labios á deeftar fegura 
la honra de todos.Si ay vicios , debe caftigarlos , fi faltas, 
reprehendellas, o difsim ulallas. 

§. La alabanza de la virtud,de las a¿tiones,y fervicios 
es parte de premio, y cauía emulación de fi mifmo en 
quien fe atribuye. Exorta, y anima alosdemas. Perola 
de los Sugetoses peligrofa , porque fiendo incierto el jui- 
cio dellos , y la alabanza vna como íentencia difinitiva, 
puede defcubrir el tiempo , que fue ligereza el dalla , y 
queda el Principe obligado por reputación a no deídecir- 
fe de lo que vna vez aprobó, y afsi por eílo , como por no 
caufarinvidia, debe andar muy recatado en alabar las 
Perfonas , cómo fue confejo del Efpiritu fan¿to. l8 A i^Anttmortm 
Jos Eftoicos parccip v que no feavia deaíabar , po;- S£¡3& 
que ninguna cofa fe puede afirmar con/eguridad , y Eccl.ii.3c* 

L mucho 



Zi EMPRESA 

mucho de lo que pareze digno de alabanza , es faifa opi- 
nión. 




A Lo mas profundo del pecho retiróla Naturaleza 
el corazón humano, y porque vicndoíe oculto,y 
iin tcftigos 3 no obrafle contra la razón , dejo difpuefto 

aquel 



política xn. t 5 

aquel nativo y natural color, o aquella llama de íangre, 
con que la Vergüenza encendiefle el roftro , y le acufaflc, 
quando fe aparta de lo honefto,o fíente vna cola , y pro- 
fiere otra la lengua,debiendo aver entre ella, y el corazón 
vn mifmo movimiento , y vna igual coníbnancia. Pero 
efta íenal , que fuele moftrarfe en laju ventud , la borra 
con el tiempo la malicia. Por lo qual los Romanos confi- 
derando la importancia de la verdad,y que es la que con- 
ferva en la República el trato, y el eomercio,y deíTeando^ 
que la vergüenza de faltar á ella fe coníervaíTc en los 
Hombres, colgávan del pecho de los niños vn corazón 
deoro,quellamávan®«//¿,gerolifico í que dijo Aufonio Auíbn, 
averio inventado Pythagoras , para fignificar la ingenui- 
dad , que deben profeíTar los Hombres , y la puntualidad 
en la verdad, llevando en el pecho el corazón , fymbolo 
della, que es lo que vulgarmente fignificaraos, quan- 
do dezimos de vn Hombre verdadero , que lleva el co- 
razón en las manos. Lo mifmo davan a entender los Sa- 
cerdotes de Egipto , poniendo al pecho de fus Princi- 
pes vn íafiro , cuyo nombre retrae al de la verdad # y 
losMiniftros de jufticia llevavan vna imagen fuya. Y 
no parezca a alguno , que fí trujeffe el Principe tan pa- 
tente la verdad , eftaria expuefto a los engaños y artes; 
porque ninguna cofa mas eficaz que ella para deshazcl- 
los, y para tener mas lejos la mentira, la qual no le 
atreve a miralla roítro á roftro. A efto aludió Pythago- Pych. 
ras , quando enfeñó , que no fe hablafle bueltas las ef- 
paldasalSol, queriendo fignificar, que ninguno debía 
mentir, porque el que miente, no puede refiftir a los 
rayos de la verdad , fignificada por el Sol> afsi en fer vno, 
como en quedeshaze las nieblas, y ahuyenta las fom- 

L z bras, 






84 EMPRESA 

bras,dando a las gofas fus verdaderas luzes y colores , co- 
mo fe reprefenta en eíla empreía , donde ai pafso , que (c 
vá. defcuoriendo por los Orizontes el Sol,fe va retirando 
la noche , y íc recójen a lo efcuro de los troncos las aves 
noturnas,que en fu aufencia embozadas con las tinieblas 
hazian fus robos , faiteando engañoíamente el fueño de 
las demás aves. Que confufa fe halla vna Lechuza,quan- 
do por algún accidente fe preíenta delante del Sol ? En 
fu mifma Luz tropieza y fe embaraza : fu refplandorla 
ciega, ydejainvtiles fus artes. Quien es tanaftuto, y 
fraudulento , que no fe pierda en la prefencia de vn Prin- 
i. Magniprtfen- cipe Real , y verdadero ? ■ No ai poder penetrar los defi- 
ere:?* n * os ^e vn animo candido,quando la candidez tiene den- 
tro de fi los fondos convenientes de la prudencia.Ningun 
cuerpo mas patente a los ojos del Mundo,ni mas claro, y 
opuefto a las fombras y tinieblas,que el Sol , y íi alguno 
intenta averiguallefus rayos,y penetrar fus fecretos, hal- 
la en el profundos golfos, y efcuridades de luz,que le des- 
lumhran los ojos , fin que puedan dar razón de lo que 
vieron. La malicia queda ciega al candor de la verdad , y 
pierde fus prefupueftos,no hallando arte, que venzer con 
el arte. Digno triunfo de vn Principe , deshazer los enga- 
ños con la ingenuidad,y la mentira con la verdad. Men- 
tir es acción vil de eíclavos,y indigna del magnánimo co- 
2. non decent razón de vn Principe, * que mas que todos debe procurar 

jtultum verba co- r ~. * * i r l i i s\ i i /n 

pofita, nec Princi- P¿ r czene a Dios , que es la milma verdad. Onde los ( J\eyes y 
femUbmmwen- (palabras fon del Rey Don Alonfoel Sabio hablando 

Prou. 1 6.7. a ) í ue ttenen f u l tí g ar en ^ ttm(t > a c i v ' ien f e ^ ene ^ de fogMT- 

L.í .tt 4.p.2. ^ ar muc b° > deben parar mientes , c¡ue nofean contra ella diciendo 

íbid. palabras mentirofas , y abajo da orra razón en la mifma leí. 

E demos , guando elmmtiejfe en fas palabras , non le creerían hs 

Ornes, 



POLÍTICA XII. tj 

Ornes , que le oyefíenjnaguer dixejfe T>erdad y e tomarían ende carrera 
para mentir. Efte inconveniente fe experimento en Tibe- 
rio, el qualdiziendo muchas vezes fingidamente, que 
eftava refuelto a poner en libertad la República, o fufti- 
tuir en otros Hombros el pefo del Imperio , no fue crei- 
do deípuesen las cofas verdaderas, y juñas. J ^ Advatja,& 

§. Quanto fon mayores las Monarchias , mas fugetas toties itmfa uno* 
eftan a la mentira. La fuerza de los rayos de vnaForcu-?" ,, ' /l * rftífo,<u 
nailultre levanta contra lilas nieblas de la murmura- confules, feuquit 
cion.Todo fe interpreta a mal, y fe calumnia en los gran- alm ™£ m ™ /«/*- 
des Imperios- 4 Lo que no puede derribar la fuerza,lo in- q U ™&ToZftofií 
tenta la calumnia, o con fecretas minas, o con fupueftas <*«« demifit. 
cuñasen que es menefter gran valor de quien domina ib- acit ' lb, 4-Atv 
bre las Naciones, para no alterar fu ctrrfo , y pafalle fere- tl^'FT* 
no,unque le perturben lus vozes. Eíta valerola conitan- finta. 
cia fe a vifto fiempre en los Reyes de Efpaña, defprecian- Tac.hb. 4.H1ÍI, 
do la invidia, y murmuración de fus Émulos , con que fe 
an deshecho íemejantes nieblas, las quales , como las le- 
vanta la grandeza,tambien la grandeza las derriba con la 
fuerza de la verdad , como fucede al Sol con los vapores. 
Que libelos infamatorios.que manifieílos falfos:que fin- 
gidos Parnafos : que Paíquines maliciofos no fe an efpar- 
cido contra la Monarchia de Eípaña. ? No púdola emula- 
ción manchar fu jufto govierno en los Rey nos, que patee 
en Europa, por eftar a los ojos del Mundo, y para hazer 
odiólo fu dominio , y irreconciliable la inobediencia de 
las Provincias reveldes con falfedádes , difíciles de averi- 
guar, divulgó vn libro fupuefto de los malos tratamiert- 
tosdelos Indioscon nombre del Obifpo de Chapa, de- 
jándole correr primero en Efpaña , como imprefso en Se- 
villa,por acreditar mas la mentira, y traduciéndole def- 

L j pues 



26 EMPRESA 

pues en todas lenguas. Ingeniofa, y nociva traza , aguda 
malkia^ue en los ánimos fenzillos obró malos efeólos, 
avnque los prudentes conocieron luego el engaño, def- 
mentido con el zelo de la Religión, y juílicia , que en to- 
das partes mueílra la Nación Efpañola,no fiendodefigual 
á fi mifma en las Indias. No niego , que en las primeras 
conquiftas de America fucederian algunas defordenes, 
. por averias emprendido Hombres , que no cabiendo la 
vizarria de fus ánimos en vn Mundo, íe arrojaron, mas 
porpermifsion, que por elección de fu Rey, aprovarfu 
Fortuna con el deícubrimiento de nuevas Regiones,don- 
de hallaron Idolatras mas fieros , que las mifmas fieras, 
que tenían carn jzerias de carne humana , con que fe fu- 
ftentávan,los quales no podían reducirfe a la razón, íi no 
era con la fuerza,y el rigor. Pero no quedaron fin reme- 
dio aquellas defordenes , entibiando contra ellos los 
Reyes Catholicos fe veros Comiísarios , que los caftigáf- 
fen,y mantuviéífen los Indios en jufticia,dando paterna- 
les ordenes para fu confervacion , eximiéndolos del tra- 
bajo de las minas,y de otros , que entre ellos eran ordina- 
rios antes del defeubrimiento : embiando Varones Apo- 
ftolicos,que los inftruyíTen en la Fe,y fuñentando a coila 
de las rentas Reales los Obilpados, los Templos , y Reli- 
giones,para beneficio de aquel nuevo plantel de la Iglefia, 
fin que defpues de conquiftadas aquellas vallas Prouin- 
cias fe ecRaiTe menos la aufencia del nuevo Señoreen que 
feabentajó elgovierno de aquel Imperio, y el defvelo 
de fus Miniílros al del Sol , y al de la Luna , y Eftrellas; 
pues en folas doze horas , que falta la prefencia del Sol 
al vno de los dos Emifpherios, fe confunde, y perturba el 
otro , viíliendofe la Malicia de las fombras de la No. 

che, 



POLÍTICA XII. 87 

che ,y executando con lá mafcara de la eícuridad homi- 
cidios,hurtos, adulterios, y todos los demás delitos , fin 
que bafte á remediallo la providencia del Sol en comuni- 
callepor el órizontedel Mundo fus crepuículos,en dejar 
en íii lugar por Virreina ala Luna con la afsiftenciade 
las Eftrellasjcomo Miniftros fuyos, y en dalles la autori- 
dad de fus rayos : ydefdeefte Mundo mantienen aquel 
los Reyes de Efpaña en Iufticia , en Paz , y en Religión 
con la mifma felicidad política que gozan los Reinos de 
CaftiHa. 

Pero porque no triunfen las artes délos Émulos y 
Enemigos de la Monarquia de Efpaña , y quede defva- 
necida lainuencion de aquel libro, confiderenfe todos 
los cafos imaginados , que en el fingió la malicia averfe 
cxercitado contra los Indios , y ponganfe en paralelo 
con los verdaderos, que emos vifio en las guerras de 
nueftros tiempos,afsi en la queíe movió contra Genova, 
como en las prefentes de Alemania , Borgoña, y Lore- 
na , y fe verá,que no llegó aquella mentira á efta verdad. 
Que géneros de tormentos crueles inventaron los Ty- 
ranos contra la Inocencia , que no los ayamos vifto en 
obra, no ya contra Bárbaros inhumanos, fino contra 
Naciones cultas, civiles , y religiofas 5 y no contra enemi- 
gas , fino contra fi mifmas , turbado el orden natural del 
parentefco, y deíconocido el afeóto a la Patria. Las mif- 
mas armas auxiliares fe bolvian contra quien las fu- 
ftentava. Masfangrientaera la defenla, que la opofi- 
cion. No avia diferencia éntrela protección, yeldef- 
pojo:entrelaamiftad,ylahoftilidad. A ningún edificio 
iluftre , a ningún lugar fagrado perdonó la furia, y la 
llama. Breve eípacio de tiempo vio en zenizas las vi- 
llas, 



88 EMPRESA 

lias, y las ciudades , y reduzidas a defiertos las poblacio- 
nes. Iníaciable fue la fed de fangre humana. Como en 
eróticos íe probávan en los pechos de los Hombres las 
piftolas, y las eípadas,avn dcípues del furor de Marte. La 
vida fe alegráva de los disformes vifajes de la muerte. A- 
viertos los pechos , y vientres humanos fervian de peíe- 
bres, y tal vez en los de las Mugeres preñadas comieron 
los Cavallos, embueltos entre la pajados no bien forma- 
dos miembreciüos de las Criaturas. A coda de lavidafe 
hazian pruevas del agua , que cabía en vn cuerpo huma- 
no,y del tiempo,que podia vn Hombre fuftentar la ham- 
bre. Las Virgines con fa gradas a Dios fueron violadas, 
eftuprádaslas Donzellas, y forzadas las Cafadas a la vifta 
de fus Padres, y Maridos. Las mugeres fe vendian , y per- 
mutávan por vacas , y caballos, como las demás prefas, 
ydefpojos paradeshoneftos vfos. Vncidos los Rufticos 
tirávan los carros, y paraque defcubriefsen las riquezas 
efcondidasloscolgavandelospies,y de otras partes ob- 
fcenas , y los metían en los hornos encendidos. A fus 
ojos defpedazayan las Criaturas , paraque obrafse el 
amor paternal en el dolor ageno de aquellos partes de 
fus entrañas, lo que no podía el propio. En las felvas , y 
bofques, donde tienen refugio las fieras , no le tenían los 
Hombres, porque con perros ventores los bufeavan 
en ellas, y los faca van por el raftro. Los lagos no eftavan 
feguros de la cudicia ingenióla en inquirir las alhajas ^ fa- 
candolas con anzuelos y redes de fus profundos íenbs. 
Avn los huefsos difuntos perdieron fu vltimo repofo, 
traftornadas las vrnas , y levantados los marmoles pa- 
ra bufear lo que en ellos eftava efeondido. No ai arte 
Mágica, y Diabólica j que no fe exercitafse en el defeu- 

brimien- 



POLÍTICA XII. 8 9 

brimiento del oro , y de la plata. A manos de la cruel- 
dad, y déla cudicia murieron muchos millones de per- 
fonas , no de vileza de animo, como los Indios , en cuya 
extirpación íeexercitó la Divina jufticia, poraver fida 
por tantos figlos reveldes a fu Criador. No refiero ellas 
cofas por acufar alguna Nación y pues cafi todas inter- 
vinieron en efta tragedia inhumana , fino para defen- 
der de la impoftura á la Eípañola. La mas compuefta 
de coftumbres eftá a riefgo de eftragarfe. Vicio es de 
nueftra Naturaleza , tan frágil, que no ai acción irra- 
cional , en que no pueda caer , íi le faltare el freno de la 
Religión, o de la Iufticia, 




M Repara 



jo 



EMPRESA 




REpara la Luna las aufencias del Sorprendiendo a la 
noche. De fus movimicntos,crecientes,y menguan- 
tes pende la confervacion de las coías , y avnque es tanto 
roas hermofa,quanto fon ellas mas efcuras , y deímaya- 
das ; recibienáo (erde fu lux 3 ni por ello , ni por fus conti- 
nuos 



POLÍTICA XIII. 91 

míos beneficios ai quien repare en ella, avnquandoíe 
ofreze mas llena de reíplandores.Pero íi alguna vez inter- 
puefta la fombra de la tierra fe eclipfan fus rayos,y deícu- 
bre el defecto de íü cucrpo,no iluminado,como fe ofrecía 
antes a la vifta,fino opaco, y efcuro , todos levantan los 
ojos a notalla, y avn antes que fuceda, eftá prevenida la 
curiofidad,y le tiene medidos los pafsos grado a grado , y 
minuto á minuto. Son los Principes los Planetas déla 
tierra, las Lunas , en lasquales fubfiituye fus rayos aquel 
divino Soldé jufticia para el govierno temporal , porque 
fi aquellos aftros predominan a las cofas , eftos á los áni- 
mos, y afsi los Reyes de Perfia con fingidos rayos enfor- Chryfol.ferm. 
ma del Sol,y de la Luna , procuravan íer eftimados como 12 °- 
aftros, y el Rey Sopor no dudó de intitularfe hermanp 
del Sol, y de la Luna en vna carta , que eferivió al Empe- 
rador Conftaucio. * Entre todos los Hombres refplan- i.r^r^h» so- 
deze la grandeza de los Principes , colocados en los or- y> P art j ce P s Ji- 
bes levantados del poder y del mando, donde eftan ex- sliuátunl, 
puertos a la cenfura de todos. Colofsos ion, que no pue~ conftantto jr4tñ 
den defcomponerfeíinfer notados. Yafsimiren bien co- ^mSc.1.7. 
mo obran, porque en ellos tiene puerta fu atención el 
Mundo,el qual podra dejar de reparar en fus aciertos, pe- 
ro no en fus errores. De eren ojos , y otras tantas orejas fe 2. saperupidem 
previene la curiofidad para penetrar lo mas oculto de fus ™j¡¡¡¡¿ efttm 0CUm 
peníamientos. Aquella piedra ion de Zacharias, íbbre Zachar.3.9. 
quien eftavan ficte ojos. * Por lo qual , quanto es mayor 3 Os wagmim- 
lagrandeza,á de fer menor la licencia en las defemboítu- J™T* á/ '¿ w 
ras. 5 La mano del Principe lleva lafolfa alamufica del a^m x mt¡m^» 
govierno 3 y íi no feñaláre a compás el tiempo,cau(ará dif- f*&* cun£t ' mr - 
íbnarvcias en los demás , porque todos remedan fu movi- maximafanuB* 
miento. De donde nace , que los Eftados íe parezen a fus mwmuhcx ; i\ae¡í* 

M 1 Prin- Salluí *- 



9 t EMPRESA 

Principes,y mas fácilmente a losmaIos,quea los buenos* 
porque eftando muy atentos los Subditos a fas vicios, 
quedan fijos en fus imaginaciones, y la lifonja los imita,y 
afsi haze el Principe mas daño con fu exemplo , que con 

4. Viteütus ventre r .. r , l • 1 • • 1 r • t n 

&guufibüpfi tus vicios, tiendo mas perjudiciales lus malas coítum- 
bojiis: otbo laxu, bres,que provechoías fus buenas.porque hueñramala irt- 
jRcip'^t'Lfior* clinacion mas fe aplica á emular vicios, que virtudes. 
dacebatur. Grandes fueron las que refplandezieron en Alexandro 
Tac.hb. *.Hift. ]y[ a g no , yprocurava el Emperador Caracallaparezerie 

5 . flexibles qua- f l arnen te a el en llevar inclinada la cabeza aliado iz- 
ducimuraPriMt- quierdo.Y alsi avnque vnos vicios en el Principe ion ma- 
fibiu^tque, vt ita \ os a (i folo,y otros a la República, como lo notó Tácito 
(hmus. a€eS en Vitellio^y Othon: 4 todos fon dañofos a los Subditos 
Plin.in paneg. por el exemplo. Girafoles Tomos, que damosbuelta mi- 

6. cum incedebat rando,y imitando al Principe, ? femejantes a aquellas rué- * 
clmuhmjimuí ¿ as ¿ c | a ví fi on deEzechieLque feguian íiempre el movi- 

cnmetsroufere- . 1 v¿_. \ - K • 1 ií • r 

bantttr,íttm toiie- miento del Cherubin. * Las acciones del Principe Ion 
bámiir [taimes, ma ndatos para el Pueblo , que con la imitación las obe- 
UnwT' Uí C ~ ^eze. 7 Picnfan los Subditos,que hazen agradable fervicio 
Ezech.io. i6. al Principe en imitalle en los vicios , y como eftos fon fe- 

7. Ea condiúo ñores de la voluntad , juzga la adulación , que con ellos 
fS^^Podrierangcalla, comoprocurava TigellinoladeNe- 

quidfaciant 3 pr^Y b | C > > ^Y 5 

apere vdcantur. ron , haziendole companero en lus maldades. Delorde- 
Qumcil. na p e ] a R e publica,y fe confunde la virtud. Y afsi es mene- 

d" ]T\ d T lUe % ^¿{us k an ta l es lascoftumbres del Principe, que dellas 
malas artes^m- aprendan codos a fer buenos, como lo dio por documcto 
busjciispoiiebat, a l os Principes el Rey Don Alonfoel Sabio. E otro fi para 
%rimtpe\ntciL MMtener bienfu pueblo ^dándole buenos exemplos de fe m'tfmos, mó- 
tate fcelerum ob- filándoles los errores, par aque fagan bien: ca non podría el conofcer a 
Ta?íib'i4 An ®' tos > n ' m l°fabria temer \riin amar , mn otro fe bien guardar fu cor a- 
1 .6.tt - p *. %P } h mn fa palabras •, ninfus obras (fegun diximos de fufo en las o- 

tras 

y 



POLÍTICA XIII. 9j 

tras Leyes) nin bien mantener fu pueblo, fe el cojlumbrese maneras 
buenas, no oVeffe. Porque en apagando los vicios el farol lu- 
ciente de la virtud del Principe, cjue a de precederá todos, 
y moftrarles los rumbos fegu ros déla navegación , dará 
en los efcollos con la República, fiendo impofsible , que 
fea acertado elgovierno de vn Principe vkioCo. Cae lucio 
(palabras fon del mifmo Rey Don Alón ib) ha en fe tal na- L-5-tt.$.p. ü 
tarasque quato el Orne mas lo l?Ja,tanto mas lo ama y e defto le Vienen 
grandes males je mengua elfefo,e la fortaleza del cor a^pn^e por fuer- 
za a de dexar los fechos, quel coVtenen defa^er porfabor de los otros, 
en que halla el Vtcio. Defpreciael Pueblo las leyes, viendo, 
que no las obferva el que es alma dellas. Y afsi como los 
defectos déla Luna fon perjudiciales a la tierra, afsi tam- 
bién los pecados del Principe fon la ruina de fu Reino, 
eftédidoelcaftigo a los Va(allos,porque a ellos también 
fe eñienden fus vicios,como los de Ieroboan al Pueblo de 
Ifrael. 5 Vna fombra de deshoneftidad,que efeureció la fa. 9- Pwpter pccca~ 
ma del Rey Don Rodrigo „ dejó por muchos figlos en ti- ^5*3?* 
nieblas la libertad de Eípana.De donde fe puede en.algu- quibm peccan fe* 
na manera difeulpar el bárbaro eftilo de los Mexicanos, €sr ** J f rael - , 
queobligavanafus Reyes (quandolos confagravan)a - 
que juraífen,que adminiftrarian jufticia - y que no oprimi- 
rían a fus Vafallos-,que ferian fuertes en la guerra •, que ha- Lop.Gamar; - 
rian mantener al Sol fu curfo y eíplendor,llovera las nu- ■ 
bes,correr a los rios,y que la tierra produjefse abundante- 
mente fus frutos.Porque a vn Rey Sanóto obedeze el Sol, 
como a Iofueen premio de fu virtud , y la tierra da mas 
fecundos partos , reconocida a la juftificacion del govier- 
no. Afsi lo dio a entender Homero en eílos verfos» 

Sicut percelebris %egu, qui minina curat, Hom . Vly s, 

Inmultifque probifque Virio iura ¿equa minijlrat, 

M J ' Jpfa 



9 4 EMPRESA 

ípfa itti tellus nigricans^prompta^ cttquc benigna 
Fertfrugetyfegetefque O* pomis arbor onujla e¡t 7 
^roueniuntpecude$firfuppeditatmarep¡fces' 7 
ObreBum impertum, populijbrs tota beata efl. 
§. Ala virtud del Principe jufto,no a los campos,fean 
io. Annum fontt, de atribuir las buenas cofechas. IO El Pueblo fiempre cree, 
JSÜ? S uc lo» q°e le goviernan fon caufa de fus defgracias , o fe 
deiujK regnantt- licidades, y muchas vezes de los cafos fortuitos, como fe 
busexMmandü. los achaca va a Tiberio el Pueblo Romano." 

. * 6. N ole perfuadan los Principes a que no feran no ta- 

ix. Quimosvul- -ir-- i i i 

go, fortuita ad dos tus vicios , porque los permita , y haga comunes al 

tuipamtrabentcs. Pueblo,come hizo Vvitizza,porque a los Vafallos es gra- 

aci .4. n. ta i a licencia,pero no el autor delia, y aísi le cofto la vida, 

íiendo aborrecido de todos por fus malas coftrumbres. 
Fácilmente disimulamos en nofotros qualquier defe- 
&o,pero no podemos fufrir vn átomo en el efpejo,donde 
nos miramos,tal es el Principe , en quien fe contemplan 
fus Vafallos, y llevan mal, que efté empanado con los vi- 
cios. No difminuyó la infamia de Nerón el aver hecho a 
12", KAtufauede- otros cómplices de fusdefembolturas. ,l 
decmamoitrhfi § m jvj f e afeguren los Principes en fe de fu recato en el 

Ta"lib.il.Án. fecreto,porque, quandoel Pueblo no alcanza fus accio- 
nes,las difcurre,y fiempre finieftramentc : y afsi no bafta^ 
que obren bié,fino es menefter que los medios no parez- 
can malos. Y que cofa eftara fecreta en quien no puede 
huirfe de fu mifma grandeza y acompañamiento, ni o. 
brar folo,cuya libertad arraílra grillos, y cadenas de oro, 
r$. EttitixitU- q U e faenan por todas partes?Eftodavan a entender al Su- 
l Z!fi¡mhZ*n mo Sacerdote las campanillas pendientes de fus Veftidu- 
liro darefonitum ras Sacerdotales, paraque nofeolbidafe de que fus paflbs 



mwccjfufuo. eftavan expueftos al oído de todos. I5 Quantos eftan de 

1 



guarda 



POLÍTICA XIIL 5>j 

guarda fuera,y dentro del Palacio,quantos afiften al Prin* 
cipe en fus camaras,y retretes,íbn eípias de lo que haze, y 
de lo que dize,y avn de lo que pienfa , atentos codos a los 
adcmanes,y movimientos del roftro, por donde fe expli- 
ca el corazon,pueftos fiempre los ojos en íiis man os,' 4 y i^ocunfotto- 
en penetrando algún vicio del Principe,fi bien fingen dif. r J m j n **«**„ 
fimulalle,y moftrarle finos,afe£tan el defcubrille por pa- pfthma. 
rezer advertidos/) Íntimos , y a vezes por hazer de los ze- 
lofos.Vnos fe miran á otros,y encogiendoíe,fin hablar,íe 
hablan.Hierve en fus pechos el fecreto al fuego del deíTeo 
de manifeftalle, ,J haftaqüe reboífa. Andan las bocas, por ^-^qwloquaf 
las orejas.Efte fe juramenta con aquel,y felodize,y aquel fc,^/ 4 X% 
con el otro,y fin fabelld nadie,lo faben todos,bajando el m cordemeo.quafi 
murmurio en vn punto de los retretes a las cozinas , y '&"" *ft HM ** 
dellasalasefquinas,yplazas. Que mucho, queíueeda 
efto en los domefticos , fi de fi mifmós no eftan feguros 
los Principes en el fecreto de fus vicios y tyranias,porque 
las confiefsan en el tormento de fu confeiencias propias, 
como le íucedió a Tiberio,que no pudo encubrir al Sena- 
do la miferia,á que le avian reducido fus delitos. lg i¿. Q&fpt Tibe¿ 

§. Peronofedefconfuelenlos Principes, fi fi^^'t¡SS& 
cion y cuidado en las acciones, no pudiere latisfazer a to- nespougebant, 
dos.-porque efta emprefa es impofsible,fiendo de diferen- ¥ xnt *™*nt*v*- 
tes naturalezas los que an de juzgar dellas , y tan Haca la panas faterem! 
nueftra, que no puede obrar fin algunos errores. Quien Tacüb.i.An. 
mas folicito en íluftrar al Mundo ? quien masperfe&o, 
que efe Principe de la luz, efe luminar mayor , que da fer 
y hermofura a las cofas f y la curiofidad le halla man- 
chas y eícuridades,ape farde fus rayos. 

$. Efte cuidado del Principe en la juftificacion deííi 
vida, y acciones fe áde eftender también a las de fus Mi- 

niftros, 



96 EMPRESA 

niftros , que reprefentan fu perfona , porque dellas 
le harán también cargo Dios, y los Hombres. No es 
defecto de la Luna el que padeze en el Eclipfe , fino de 
la Tierra, que interpone fu íombra entre ella y el Sol, 
y con todo efofe le atribuye el Mundos y baila a ef- 
curecelle fus rayos , y a caufar inconvenientes y daños á 
las cofas criadas. En los vicios del Principe fe culpa fu 
depravada voluntad , y en la omifsion de caíligar los 
de fus Miniftros, fu poco valor. Alguna efpecie de dif- 
culpa puede hallarfe en los vicios propios , por la fuer- 
za de los afectos, y pafsiones: ninguna ai para permitil- 
los en otros. Vn Principe malo puede tener buenos 
Miniftros, pero fi es omiíso, el, y ellos feran malos. De 
aqui nace, que algunas vezes es bueno el govierno de 
vn Principe malo, que no confíente , que los demás lo 
fean : porque efte rigor no da lugar a la adulación para 
imitalle , ni a la inclinación natural de parezernos a 
los Principes con el remedo de fus acciones. Sera malo 
para fi , pero bueno para la República. Dejar correr li- 
bremente a los Miniftros, es foltar las riendas al Go- 

1 7. Qui d'uunt * 
Videntibus nollte Vierno. 

viden, &afpicü~ §, La convalefciencia de los Principes malos es 
ttbusnouteafpu tan difícil , como la de lospulmones dañados, que no 

cere ea,quA recta. . ' r n r 

fnt : loqmmmi le les pueden aplicar los remedios, porque ellos conli- 
tnihj pucentia. fl. en en olr ^ y no q U j ercri i rj confíften en ver, y no quie- 

' !' . ren ver , ni avnque otros ovan , ni vean, I7 o no íe 

18. ígitur arts . ' r -r t^ n- -. /• -n 1 

finojubarumcor- k> coniíenten ius miimos Dómemeos y Miniltros,los 
nuumque comen- quales le aplauden en los vicios, y como folian los 
%Miik^¡ct A nti g u os fonar varios metales y inftrumentos, quan- 
ñor ue> ut<ir; aut do fe eclipfava la Luna , l8 le traen divertido conmu- 
KbT.'híüX' ** cas > ventrcteaimi entos, procurando tener ocupadas 

fus 



POLÍTICA XIV. <¡? 

fus orejas 9 fin que puedan entrar por ellas los fufurrosde 
la murmuración y las vozes dé la verdad , y del detenga- 
So; paraque fiendo el Principé, y ellos complizes en 
los vicios, no aya quien los reprehenda, y corrija. 





? Penas ai inftrumento , que por fi Folo deje perfetas 
las obras. Loquen© pudo el martillo, perficiona 



N 



la 



9 8 EMPRESA 

la lima. Los defe&os del telar corrige la tigera (cuerpo 
deeftaemprefa) y deja con mayor lüftre, ybermofura 
al paño. La cenfura agena compone las coílumbres pro- 
pias. Llenas eftuvieran de motas , fi ñolas tundiera la 
lengua. Lo que no alcanza á contener, ó reformar lalci, 
fe alcanza con el temor de la murmuración , laquales 
azicate de la virtud , y rienda , que la obliga a no torcer 
del camino jufto. Las murmuraciones en las orejas obe- 
dientes de vn Principe prudente ion arracadas de oro , y 
i. inaurit áurea, perlas refplandecientes ( como dijo Salomón ) ." que le 
& mAYgaútum hermofean , y perficionan. No tiene el vicio mayor ene- 
fatentem, & au- migo, que la cenlura. No obra tanto laexortacion , o la 
rem obedientem. dotrina , como efta •, porque aquella propone para def- 
rouer .25.12. p Ues j a £ ama y j a gi or ] a :e fl- a acu fe lo torpe, y caftiga lúe* 

go divulgándola infamia. Layna espara loquefeádc 
obrar bien: la otra para lo que íe á obrado mal,y mas fá- 
cilmente Ce retira elanimo de lo ignominioíb, que aco- 
mete lo arduo , y honefto. Y afsi con razón efta coníli- 
tuido el honor en la opinión agena, paraque la tema- 
mos, y dependiendo nueftras acciones del juicio, y cen- 
fura de los demás , procuremos fatisfazer á todos obran- 
do bien. Y afsi,avnque la murmuración es en íi mala , es 
buena para la República, porque no ai otra fuerza ma- 
yor fobre el Magiftrado, ofobre el Principe. Que no 
acometiera el poder , li no tuviera delante a la murmu- 
ración ? Porque errores no paflara fin ella ? Ningunos 
Confejeros mejores, que las murmuraciones, porque 
nazen déla experiencia de los daños. Si las oyeran lo$ 
Principes , acertarían mas. No me atreveré á aprova- 
llasen ias Saryi^$ y libelos, s porque iuejen exceder de 
la yerdad , ó caufar coa ella pfcandalos, tumultos, y f 

dició- 



POLÍTICA XIV. 99 

«liciones : pero fe podría diísimülar algo pot los buenos 
efetos dichos. La murmuración es argumento de la li- 
bertad de la República , porque en la tyranizada no fe 
permite. Feliz aquella , donde fe puede feíitir lo que fe 
quiere,.ydezirloque feííente. 1 Injufta pretenfion fuera 2 , ¿autempom 
del que manda, querer tüafpeliar con candados los labios feHcttate t %bi fen- 
de los Subditos, y quepo fequejen, y murmuren de f^ f ZJfdJe 
bajo del yugo de la fervidumbre. Dejaldos murmurar, Uuu Tacít.I.i, 
pues nos dejan mandar, dezia Sixto Quinto a quien le Hlfton 
referia, quan mal fe hablavadel por Roma, Noíentir 
las murmuraciones fuera aver perdido la eftiraacion del < 
honor , que es el peor eftado á que puede llegar vn Prin- 
cipe, quando tiene por deleite la infamia: pero feavn 
fentimiento , que le obligue a aprender en ellas, noá ^mgnammrt- 
vengallas. Quien nofabe difsimulareftas cofas ligeras,*/**» turas non dif> 
no íabrá las mayores. * No fué menor valor en el Gran f imuUtut "> v» 

r r . . J . ir -i ammu m etiam le* 

Capitán lurrir las murmuraciones de iu exercito en el mfimu adueñe- 
Careliano , que mantener firme el pie contra la eviden- <Tjj¥ •'Tacic.I.i$. 
cia del peligro. Ni es pofsible poder reprimir la licencia, 
y libertad del Pueblo.Biven engañados los Principes,que torfam^ruin 
pienfan extinguir con la potencia prefen te la memoria irridereMet, qui 
futura, 4 ó que fu grandeza fe eftiende a poder dorar las P r 4 mi P ote »t'*> 

' / o r cri'dunt extinguí 

acciones malas. Con diverlas trazas de dadivas , y devo- p p etiamfeque- 
ciones no pudo Nerón defmentirla folpecha, ni difsimu- t»*«"»emoriam. 
lar la tyrania de aver abraíado a Roma. ! La lifonja po- acit ' 4 ' 
dra obrar, que no llegue a los oidos del Principe lo que „ a> ZTiantiki 
fe murmura del , pero no quedeje de fer murmurado. El »/W ?rmc\p\s, 
Principe, que prohibe el difeurfo de fus acciones, las t utT) . m !! pl ? c . a ' 

. r r y'r r r r 1 mentís, decedebat 

haze iolpecholas, y comoiiempreie preiumelopeor, iufamta^umiuf. 
fe publican por malas. Menos fe exageran las cofas, ¿tf m ««wtów 
quenolehazecaíb. No quería Vitellio, que fehablafse x . An n a "i 

N i del 



,00 IMPRESA 

del maleftadó de las fuyás, y crecía la murrnuracion 

6. wohibiú p*r con la prohibición , publicandofe peores. 6 Por las ala- 
nlVqtJ™™, tanzas , y murmuraciones fe á de pafsar fin dejarfe hala- 
acfi hceret , vera gar de aquellas , ni vencer deftas. Si fe detiene el Princi- 
narrattm, quid en la^alabanzas , y les da oidos, todos procurarán 

vetabantur, atro- r > J . > r 

dora vuiganerat. ganalle el corazón con lalilonja. bi ie perturba con las 
Tacit.a.Hiftor. murmuraciones, defiftira de lo arduo , y glorioíb, y 
ferá flojo en el govierno. Defvanezerfe con los loores 
propios, es ligereza del juicio. Ofenderfe de qualquier 
cofa, es de Particulares •, difsimular mucho ,.de Princi- 
pes •, no perdonar nada , de Tyrános. Afsi lo conocieron 
aquellos grandes Emperadores Theodofio , Arcadio, y 
Honorio , quando ordenaron al Prefecto Pretorio Ru- 
fino, que nocafligafse las murmuraciones del Pueblo 

7 . Quoniamfi¡d. contrgí e \\ os porque fi nacian de ligereza, fe debían 

ex leuitate procel- ~ * x x <j . * ^ 

ferit } tontemnen- defpreciar : fi de furor, ó locura , compadecer, yfide 
dumetU fi exin- malicia,perdonar. 7 Eftando el Emperador Carlos Quin- 

fania i m'tferation9 t» 1 1 ; r C \ 1 

iigm$\mum:fiyab Co en Barcelona le trujeron vn proceío tulminado contra 
iniuna , rmtt- algunos , que murmuravan fus acciones , para confultar 
L^nica c Si k'ftntencia", con el, y móftrandofe indignado contra 
ijiiís imp.male- quien le traía echó en el fuego (donde fe eftava calentan- 
dix. ¿ Q ^ clprocefp» Es de Principes fabello todo, pero in- 

s.omn¡afáre,}¡ú ¿\g m ¿ey ñ corazón magnánimo la puntualidad en fifca- 
Tacif/^íta lear las palabras* 8 La República Romana las defprecia- 
•Agrie va, y folamente atendía a los hechos.* Aigrandiftan- 

9. Tafia argüe- cia de la ligereza de la lengua á la voluntad de las obras. 10 
iZZttrl Efpinofa feria la Corona, que ferefíntiefse de qualquier 
Iib.i.Anna!. coía, O no ofende elagrabio , oes menor fu ofenfa, en 
jo.vana afiele- quien no fedá por entendido. Facilidad es en el Principe 
fiüjiéUa maie- d e jarfe llevar de los rumores, ypocafédefimifmo. La 
Taku-Annal. mala conciencia fuele eftimular el animo al caftigodel 

que 



POLÍTICA XIV. ioi 

que murmura •, la fegura le defprecia. Si e s Verdad lo 1 r • Kdmq-#reu 
que fetiota en el Principe deshágalo con la emienda: íi Zle "gritav'dí 
falfo por fi mifmo fe deshará. El refentirfe, es recono- tur. Tac.üb.4, 
zerféagrabiado. Con el defprecio cae luego la voz. 11 El AnnaJ * 
Seriado Romano mandó quemarlos Anales de Cremu- ) z : ^"J&fo*** 

,., t r v\ t i v i lectitatfffque áo- 

cío por libres , pero los elcondio , y divulgo mas el ape- „ ec Cu m pericub 
tito de leellos , como fucedió también á los codicilos in- parabamur , mox 
famatorios de Veiento, bufcados, y leidos mientras fue- ¡Sohe^tlüt 
ron prohibidos, y olbidados,quando los dejaron correr. 11 Tacita 4. Ann.' 
Lacurioíidadnoeftáfugétaa los fueros , ni teme laspe- 'J; ?*»'<* inge- 
rías. Mas fe atreve contra lo que mas fe prohibe. Crécela "^Tacit^" 
eftimacion de las obras Satyricas con la prohibición, y la Annal. 
gloria enciéndelos ingenios maldicientes. I3 Lademo- 14. "Ñeque atiud 
ftracion publica deja mas infamado al Principe ,y á ellos ex < er » tRe gn>aut 
mas famofos. 14 Afsicomo es provechofo al Principe fa-vfifun^mfidede*- 
ber ló que le murmura , es dañoíb el íer ligero en dar oi- eus fih «tque iÉb 
dos a los que murmuran de otros , porque como fácil- ^T^Tl^Ann' 
mente damos crédito a lo que fe acufa en los demás , po- .- - , 
dra ier engañado , y tomar ínjuítas reloluciones, o hazer ficta demes Leo- 
juicios errados. En los Palacios es mas peligrofo ello, ™ m erar¡t ' 
pordue la invidia. y la competencia fobre las mercedes, i ',. 
los favores , y la gracia del Principe aguzan la calumnia, r « g ud m acum. 
fiando los Corteíanos femejantesá aquellas Langóftas pía,m - ^.5. 
del Apocalypfi con roftros de Hombre, y dientes de '?• rarauerunt 
León, " conque derriban las efpigas del honor. A lafS^fe^ 
efpada aguda comparó fus lenguas el Efpiritu fanólo, l6 tentinobfeuron* 
V también a las Saetas,que ocultamente hieren a los bue- ^ oscordé * 
nos. 7 David los perleguia como a enemigos. l8 Ningún g 
Palacio puede eftar quieto, donde fe confíenten. Ño me-^wo próximo 
nos embarazarán al Principe fus chifmes, que los negó-/""* hmc P er fiz 
dos públicos. El remedio es no dalles oidos, teniendo fhim.ioo.6. 

N 3 por 



ivM EMPRESA 

por Porteros de fus orejas a la razón , y al juicio , para no 
atrillas fin gran caufa. No es menos neceflaria la guarda 
en ellas, que en las del Palacio , y deftas cuidan los Prin- 
cipes, y íe olbidan de aquellas. Quien las abre fácilmente, 
á los murmuradores , loshaze. Nadie murmura delante 
- de quien no le oye gratamente. Suele fer también reme- 
dio el acareallos con el acufado, publicando lo que refie- 
19. sepi mts ren del,paraque fe avergüenzen de fer autores de chifmes. 
tuM jptni*. £fl- pareze,quedió a entender el Efpiritu íandto,quando 
"* * dijo,queeíhivieíTenlasorejascercadasdeefpinas, ,5 para- 
geneuUm tibí a- °i ue fe laftime ,. y quede caftigado el que íe llegare a ellas 
ftituasreguiam t vt con murmuraciones injuftas. Por fofpechofo a de tener 
JS5T5C ^Principe, á quien rehufadezir en publico lo quedize a 
fujpe£tum babeas, la oreja. 10 Y íi bien podrá efla diligencia^ obrar , que no 
S T C dEu 4 d g ^ e g uen tantas verdades al Principe : ai muchas de las do- 
21 'siúmefr ai- m eft> c as,quees mejor ignorallas,quefabellas,y peía mas 
¡ufeumque ioá } or- el atajar las calumnias del Palacio. Pero quando las acu- 
4¿«á , AignitatUj aciones no fon con malicia,fino con zelo del fervicio del 
queiudkum, c¿ Principe debe oillas, y examinallasbien, eftimandolas 
mitum, Amicvru, poradvertimientonecefarioal buengovierno , y alafe- 
morum 4t *i¡nu¡d t g ur, dad de fu perfona. El Emperador Conftancino ani- 
veraciter, & ma- mó , y avn ofreció premios en vna lei a los que con ver- 
"ff l l rohar ' dad acufavan a fus Miniftros , y Domefticos. " Todo es 

fojjetonpdit, (juod n ir» -.Ai rr r n 

mn integriatgue menelter, paraque el Principe lepa lo que palla en lu ra- 
iufigepjfevdea- lacio, en fus Confejos, y en fus Tribunales , donde el te- 

tur'íntrepidttt.at- . * ti- t 1 -i • j j 

qm fecurtu au- mor cierr ^ los Labios, y avezes las mercedes recibidas de 
deat, interpcüet los Miniftros con la mifma mano del principe inducen a 
^LlÜÍrtflT callar, y avn a encubrir fus falcas y errores, teniéndote 

omniA 3 ipjecogno- 7 J j ' 

fcam, & fifiMit por reconocimiento, y gratitud loquees alevoíia,y trai. 
coprobatem, ¡pfe c j Gn . p 0r q ue ] a obligación de defenganar al Principe en. 

l,4.c, deaecuf. ganado, o mal lervido,e$ obligación de fidelidad 5 mtichc 

mayor 



POLÍTICA XIV. 10$ 

mayor que todas las demas.Efta es natural en el Vafallo, 
las otras accidentales. 

Confiderando las Repúblicas antiguas la convenien- 
cia de las Satyras para refrenar con el temor de la in- 
famia los vicios , fe permitieron , dándoles lugar en 
los Theatros; pero poco apoco de aquella reprehen- 
fion común de las coftumbres (e paísó a la murmura- 
ción particular, tocando en el honor, de donde refulta- 
ron los vandos , y deftos las difsenciones populares, 
porque (como dijo el Eípiritu lando ) vna lengua mal- 
diciente es la turbación de la Paz , y la ruina de las Fami- tz sufmo & 
lias , y de las Ciudades. " Y aísi paraque la corrección biimguu, maiedi- 
de las coftumbres nopendiefle déla maliciade lalen- ?™ b : a t ™ Uosenim 
gua , o de la pluma , fe formó el oficio de Cenfores , los lutbentts. Lmgm 
quales con autoridad publica notaífen, y corrigieíTen tertia *»*&** '&» 
las coftumbres. Eíle oficio fué en tonzes muy provecho* jj¡J*'¿ JÍtelí 
fo , y pudo mantenerfe , porque la vergüenza , y la mo- gentem ¡ cimtates 
deracionde los ánimos mantenían fu jurifdicion , pero ™ u ¿ atas álu ^f* 
01 no le podría executar , porque le atreverían a el la lo- mosuagnaurum 
bervia, y deíemboltura,comoíe atreven al mifmoMa- e £ odl ?\ 
giftrado, avnque armado con las leyes, y con la autori- ,l5 ' 

dad fuprema, y ferian rifa , y burla del Pueblo los Cen- 
fores, con peligro del govierno , porque ninguna cofa 
mas danoía , ni que mas haga infolentes los vicios , que 
ponelles remedios, que fean defpreciados. 

§. Como fe invento la cenfura para corregir las co- 
ftumbres, fe inventó también para los bienes, y ha- 
ziendas, regiftrandolas y aliñando las períbnas, y avn- 
que fue obfervada con beneficio publico de las Repúbli- 
cas Griegas y Latinas, feria agora odiofa, y degravifsi- 
mos inconvenientes , porque el laber el numero de los 

Vafa. 



*$• Vercupt ame 
cor Dauíd eum, 
poftquam nume- 
ratas ejl populus, 
& dixit Datad ad 
'Dommum ) peccaui 
valdemhocfacto. 
2.Reg.c.z4.8. 

24. Qwdenimta 
dumm , tatuque 
inbumanum eít, 
quam publicatio- 
ne , pompaque re- 
rumfamiltarium, 
& paupertatis, 
detegt vtilitatem, 
& inuidta expo- 
nen diuttias. 
1.2. C.quand.& 
quib.quarr.parC 



104 EMPRESA 

Vafallos, y la calidad de lashaziendás firve íblamente 
para cargallos mejor con tributos. Como á pecado grave 
caftigóDioslalifta, que hizo David del Pueblo delf- 
rael. t} Ninguna coía mas dura , ni mas inhumana , que 
defeubrircon el. regiftro de los bienes, y coíás domefti- 
cas las conveniencias de tener oculta la pobreza, y le- 
vantar la invidia contra las riquezas, l4 exponiéndolas 
álacudicia, y al robo. Y íi en aquellas Repúblicas fe 
exercitó la cenfura fin eftos inconvenientes , fue porque 
la recibieron en fu primer inftitucion, o porque no efta- 
van los ánimos tan altivos , y rebeldes á la razón, como 
en eftos tiempos. 







El 



POLÍTICA XV.' 



lar 




EL íímbolo defta emprefa quifiéra ver en los pechos 
gloriofos délos Principes, y que como los fuegos 
artificiales , arrojados por el aire , imitan los aftros, y lu- 
zen deíde queíalen de la mano, haftaque fe convierten 
en zenizas, afsi en ellos (pues los compara el Eípiritu 

O fanfto 



io6 EMlPRESA 

ilQuAfiignisef-fandiO ávn fuego refplandeciente) ■ ardieflcfíempreel 

fuigens. deífeo de la fama,y la antorcha de la gloria. 1 Sin reparar 

ce .c. 5 o. 9 . encJue ¡ aa ¿) ; j v j ( j a j esaC(> ^ á de la materia , y que loque 

l.Tax tnentts bo- * . • r n * J * * 

»<?/?<e ^rirf. SiJ. mas arde,mas prelto le acá va. rorque> avnquees común 
con los animales aquella anfia natural de prorogar la vi- 
da: es en ellos fu fin la coníervacion , en el Hombre el 
obrar bien. No ella la felicidad en bivir , fino en faber bi- 
vir. Ni bive mas el que mas bive, fino el que mejor bive. 
3. Quafi steüa Porqueno mide el tiempo la vida, fino el empleo. La 
matutina in me- que como Luzero entre nieblas , o como Luna crecien- 
qLfiíma'piena te > luzeá otros por el efpacio de fus dias con rayos de be- 
m diebus fuis lu- neficencia, J fiemprees larga,como corta la que en fi mif- 
í? f \ -. ma íe confume, avnque dure mucho. Los beneficios v 
aumentos,que recibe del Principela República numeran 
'4.B0MV1U nu- f us di aSi 4 Si eílos paflan fin hazellos , los deí cuenta el ol- 
vuT autem ni' vido. y El Emperador Tito Vefpafiano acordandofe , que 
wtn permanebit feleaViapafTado vn diafin hazer bien , dijo, Que le a^ta 
EcdTi.irf pcrdUo. Y el Rey Don Pedro de Portugal. Que no merecía fer 
K.itnumerusan- ^Kü'i e ¡ <l ue cadadia no ha^ta merced , o beneficio ¡i fu%eyno. 
norum abfcomiiti No ai vida tan corta,que no tenga bailante efpacio para 
funt Tyranno. b rar generofamente. Vn breve inflante refuelve vna ac- 

Iob.1j.20. & > • " r\ 

MarHift.Hifp. clon heroica, ypocoslaperhcionan. Que importa, que 
con ella fe acabe la vida , fi fe transfiere a otra eterna por 
medio déla memoria. Laque dentro de la famafecon- 
tiene, folamente fe puede llamar vida , no la que confiíle 
en el cuerpo y efpiritus vitales, que defde que naze , mue- 
re. Es común a todos Ja muerte, y folamente fe diferencia 
en el olvido ,0 en la gloria, que deja á la poíleridad. El 
que muriendo fubílkuyeenlafamafu vida^ deja de íe^ 
pero bive. Gran fuerza de la virtud, que a pefar de la Ña- 
turalezahazeimmortalmente gloriofo lo caduco. No le 

pareció 



POLÍTICA XV. \o 7 

pareció a Tácito, que avia bivido poco Agrícola, avnque 6, Quamqua me* 
le arrebató la muerte en lo mejor de fus años, porqueen dtom JP at, ° mHm 

r . .. r , v r . ., i ' r 1 grtttattsereptus, 

fus glorias le prolongo lu vida/ quantum adgu- 

6. No fe juzgue por vana la fama,querefultadefpues ria »i>iong$nnum 
déla vida, que pues la apeteze elanimo, conoze , que Tacir. invita 
la podra gozar entonzes. Y erran los que pienían, que A gnc- 
baila dejaüa en las eítatuas , o en la fucefsion, porque en '' ¡njl ,„ . 
aquellas es caduca, yeneítaagena,yiolaraentepropia, iifaiiñ eo ftarc 
y eterna la que nace dé las obras. Si ellas ion medianas, m M a > V" d fih 

J v 1 ti i . i i ir i ,. 7 conducen putent: 

no topara con ellas la alabanza, porque la rama es hija vrinc\pum diuer- 
de la admiración. Na^er para fer numero , es de la Pie- f am e Jf e f ortm > 
be : .para la fingularidad, de los Principes. Los partícula. TenZ aPfaniam 
res obran para fi-, los Principes para la eternidad. 7 La agenda. Tac. 
cudicia llena el pechó de aquellos: la ambición de gloria ' • 4#AnnaI - 
enciende el de ellos. 8 ■'*.Argentm»q*¡j> 

Igneus ejt nojtm ingoy^ <Ur telejw ortgp Virg. commtmis emmn 

<Prtnápibm. ' Pff !0 ¡ at hone - 

Vnefpiritu grandemiraá loeílremo, ó áfer Cefar; i™ W gloría, 
ó nada, óáfereílrella, ózeniza. No menos luzirá efta Deamm eft, *ut 
fobielosobcliícos,. figloriofamentefcconfumió, :Hf$2tf$¡¡ t 
aquella. Porque no es gran efpiritu el , que como elfali- Polybius. 
tre preparado y encendido, no galla aprifa el vaíbdel 
cuerpo. Pequeño campo es elpecho á vn corazón ardien- 9. skiutekim 
te. El Rey de Navarra Garzi Sánchez temblava al entrar v $2u7™¡iút 
en las batallas, y defpuesfe moílravavalerofo. Ñopo- opera veftabona* 
día fufrir el cuerpo el aprietoen quele avia de poner el Matth.c5.1z. " 
corazón. Apetezca pues el Principe vna vida gloriofa, l ?\ c * € I Á ? rtr ¡* 
que fea luz en el Mundo. 9 Las demás cofas fácilmente ^ :v ^>/^ 
las alcanzará la fama, no fin atención y trabajo. I0 Y biUterpdr<mdum> 
fi en los principios del goviemo perdiere la buena opi- %f-¡^^ 
nion, no la cobrará fácilmente defpues. Lo que vna lib.^.Annai. 

O z vez 



*o8 EMPRESA 

vez concibiere el Pueblo del, fiempre lo retendrá Ponga 
todoíiieftudioen adquirir gloria, avnque aventure bi 
vida. Quien deíTea bivir , rehufa el trabajo y el peligro, y 
fin ambos,no fe puedealcanzar la Fama. En el Rey Ma- 
rabodo echado defuReyno,y torpemente ociofo enlta- 
iu confenuitque jj a \ Q noto Tácito. I? De tal fuerte á de navegar el Princi- 
u darttateA ni- pe en la bonanza, y en las borralcas de lu Reynado , que 
mtam vwendi cu- fe mueftre fiempre luciente el farol de la gloria, confi- 
\ih™/ ^v¡l\.' aerando ( para no cometer, ny peniar cofa indigna de fu 
perfona ) que della, y de todas fus obras y acciones , a de 
hablar fiempre , y con todas las Naciones la Hiftoria. 
Los Principes no tienen otros Superiores , fi no a Dios, y 
á la Fama, que los obliga á obrar bien por temor á la pe- 
na , y a la infamia : y afsi mas temen a los Hiftoriadores, 
qué a fus enemigos, mas ala pluma, que alazero. El Rey 
Balthafar fe turbó tanto de ver armados los dedos con la 
pluma (avnque no fabia lo que avia de eícrivir) que tem- 
i2. Metes Kegú bló, yquedó defeoyuntado." Pero fi á Dios , ó a la Fa- 
cQmmutataeft,& ma> pierden el refpeto, no podran acertar: porque en def- 
mtarhlsteuZ preciando la fama, deíprecian las virtudes. La ambición 
ér compages renu honefta teme mancharfe con lo vicioíb^ó con lo injufto. 
& S ¿m*Z Ur ad No ai fiera mas peligrofa,que vn Principe, a quien ni re- 
(eirvMcemcoihdc- muerde la con fciencia, ni incita la gloria. Pero también 
D^i 6 peligra la reputación y el eftado en la gloria , porque fu 
efplendor fuele cegar a los Principes , y da con ellos en la 
temeridad. Lo que pareze gloriofo defleo , es vanidad, o 
locura, que algunas vezes es fobervia , otras invidia, y 
muchas ambición y tyrania. Ponen los ojos en altas em- 
preías , lifonjeados de fus Miniftros con lo glorioíb , fin 
advertillesla injufticia, o inconvenientes délos medios, 
y hallandófc delpues empeñados, fe pierden. Y afsi dijo 

el Rey 



POLÍTICA XV. 109 

el Rey DonAloníbque Sobejanas honras , e fin pro, non de- Hb.j. tt.^.p^x. 

be el íftjy cobdiáar en fu coraron, ante fe debe mucho guardar 

deltas , porque lo que es ademas , non puede durar , e perdiendo- 

fe, e menguando , torna en deshonra* E la honra, que es dejia 

guifa , Jtempre previene daño de lia al que lafigue, nafáendole 

ende trabajos r e cofias grandes, e fin ra^pn, menofeabando lo 

que tiene por h al, que cobdick alver. Aquella gloria es íe- 

gura , que naze de la generoíídad , y íe contiene dentro 

de la razón , y del poder. 

Siendo la Fama , y la Infamia las que obligan a obrar 
bien,. t} y confervandofe ambas con la Hiftoria, convie- ^^dcogitatlotut 
ne animar con premios a los Hiftoriadores , y faborezer Íf r f e J utamum ' 
lasemprentas, teforeriasdelagloriajdondefobreelde- mouentur. 
pofíto délos Siglos fe libran los premios de las hazaña^ ^ int * decía©; 
generofasw 



*7* 




&Í 



Pro- 



EMPRESA 




PRobervio fué de los Antiguos. Purpura iuxtapurpuram , 
dyudicanda. Para moftrar , que las cofas feconozeri t 
mejor con la comparación devnas con otras; y princi- 
palmente aquellas , que por fi mifmas no fe pueden juz- 
gar bien, como hazen los mercaderes, cotejando vnas 
- ~ piezas ' 



POLÍTICA XVL iii 

piezas de purpura con otras¿ paraque lo fubido defta des- 
cúbralo bajo de aquella, y fe haga eftimacion cierta de 
ambas. Avia en el templo de Iupiter Capitolino vn man- 
to de grana (oferta de vn Rey de Perfia) tan realzada,que 
las purpuras de las Matronas Romanas , y la del mifmo 
Emperador Aureliano parecían de color de ceniza cerca 
del.Si V. A.quifierecotejar,y conozer,quando fea Rey,los 
quilates,y valor de fu purpura Real, no la ponga a las lu- 
zes,y cambiantes de los Aduladores,y Lifonjeros^porque 
ledeílumbraran la viña , y hallará en ella defmentido el 
color. Ni la fie V. A. del amor propio, que es como loso- 
jos,que ven alosdemas,pero no a fi mifmos.Menefter íe- 
ra, que como ellos fe dejan conozer reprefentadasenel 
criftal del efpejo fus efpecieSjafsi V. A.la ponga al lado de 
los purpúreos mantos de fus gloriofos Padres y Agüelos, 
y advierta fi defdize de la purpura de fus virtudes miran- 
dofe en ellas. 1 Compare V. A.fus acciones con las de aquel- *► Tanquam m 
los,y conozerá la diferencia entre vnas, y otras,o para fu- ¡omplZTvittn 
billes el color a las propias,o para quedar premiado de fu tuam ad aliena 
mifma virtud,fi les uviere dado V. A. mayor realze.Con- Vff*"*: _, . 
fidere pues V.A.fi iguala fu valor al de fuGenerofo Padre: 
fu piedad a la de fu Agüelo : fu prudencia a la de Filippe 
Segundo: fu magnanimidad a la de Carlos Quinto : fu a- 
grado al de Filippe el Primero:fu política a la de Don Fer- 
nando el Catholico: fu liberalidad a la de Don Aloníb el 
de la mano horadada: fu juflicia a la del Rey Don Alonfo 
Vndecimo: y fu religión a la del Rey Don Fernando el 
Sancío-, y enciendafe V. A. en deíTeos de imitallos con ge- 
herofa competencia. Quinto Máximo , y Publío Scipion 
dezian,que quando ponían los ojos en las imagines de fus 
Mayores fe infl amavan fus animos,y fe incitavan a la vir- 
tud, 



nz EMPRESA 

tud,noporqueaqiiella€eray retrato los movieíTe,Gnopor- 
que hazian cóparacion de fus hechos con los de aquellos, 
y no íe quieta van , hafta averíos igualado con la fama, y 
iMementoteope- gloria de los fuyos. Los elogios, que fecfcrivenenlasvr- 
fZ™Z m ¡Z na5,TK)habiancoiielquefué,finoconlosquefon. Ta- 
raúombus[uu ) & les acuerdos fumados deja al Sucefor la virtud del Ante- 
accipietis gioriam ce f or . Con ellos dijo Mathathias a fus hijos,quc fe harían 
Z^Zurnum" ' gloriofos en el Mundo , y adquirirían fama immortal. * 
Mach.lib.i. Con eftefin los Sumos Sacerdotes (que eran Principes 
c ' 2 ' * £ ' del Pueblo ) licvavan en el pe&oral efculpidas en doze 

magLIa'mql™- P^ras las virtudes de doze Patriarchas fus Antecefores.» 
mr ordimbusia- Con ellos á de íer la competencia , y emulación glorioíi 
pidum erantfcui- ¿ c \ p r j nc jp eínocon los InferioreSjporquelivenzeacítos, 
Sspa8. 24. queda odiofo, y íilevenzen afrentado. El Emperador 

4. Qmommafa» Tiberio tenia por ki los hechos, y dichos de Augufto 

fia diclaque eius Cejar.* 

vice legüohfer- ' 1 - tr * • 

ttm. Tacít.1.4. §• Haga también V.A,a ciertos tiempos comparación 
Annak de fu purpura prefente con la paíTada , porque nos procu- 

5. áh cumtibe- ramosolbidar deloque fuimos , por no acufarnos délo 
lemmexplrilnta q ue fomos.Confidere V. A. íi a deícaecido , o fe a mejo-. 
v¿ dtmmattoms rado,fiendo muyordinario,moftrarfelos Principes muy 
íoflaul f" s >& mu - atentos al sovierno en los principios , y defcuidaríe def- 

tatus fit. Tacit. _ P 1 - r n /- 

lib.6.. Annal. pues . Cali todos entran gloriólos a Reynar , y con efpiri- 

6. PrimA imperij tus altos ,- pero con el tiempo , o los abaja el demafiado 
state ciarus, ac- p e f <j e i os negocios, o los perturban las delicias,y íe en- 
ribMmlx&utm- tregan flojamente a ellas, olbidados de fus obligaciones, 
tiitattm infuper- y de mantener la gloria adquirida. En el Emperador Ti* 

SfT Zurtanm ^ xxo not ° Tacito > S ue * e avia quebrantado , y mudado 
fimuí domeftícu la dominación. 1 El largo mandar cria fobervia , y la íb- 
áfcordijscjramt- bervia el odio de los Subditos ,como el mifmo Autor lo 
lib.u. Annal* «oníideró en el Rey Vannio. ' Muchos comienzan a go- 

vernar 



POLÍTICA XVI, iij 

vetnarmodeftos,yrc<aos,pocosprofiguen,porquc hallan 7* ipfivefpafia- 

deípues Miniftros aduladores, que los enfenan a atrever. ^LT^J"^ 

íe,ya obrar injuftamente^omo eníeñavan aVefpafiarío. 7 nendasiniquitates 

6. No folamente haga V. A. efta Comparación de fus Í 4ad per ! nde ob ~ 

. j . ~ ° ,. x .- k r . . r jtwato: doñee, i«- 

virtudes^y acciones,hno cambien coteje entre li las de íus duigemu fom- 
Añtepafados,poniendo juntas las purpuras de vnos man- Ka > &praui; ma- 
chadas con fus vicios , y las de otros refplandezientes con aífu(¿e etfí** 
fus acciones heroicas, porque nunca mueven mas los Tacit.U#Hift. 
exemplos , que al lado de otros opueftos. Coteje V. A. el Mar.Hitt.Hifp* 
manto Real del Rey Ermenegildo con el del Rey Don 
Pedro el Segundo de Aragón ; aquel iluílrado con las 
eftrellas , que eimaltó fu fangre vertida por oponer fe a fu 
Padre el Rey Leuvigildo , que íeguia la íecta Arriana , y 
elle defpedazado entre los pies de los cavallos en la batal ? 
la de Garona por aver alsiftido a los Albigenfts , herejes 
de Francia. Buelva V. A. los ojos a los figlos pallados, y 
verá perdida a Eípaña por la vida licenciofa de los Reyes 
Vvitizza, y Don Rodrigo, y reftaurada por la piedad, y Mar.Hift.Hifp; 
valor de Don Pelayo Muerto , y deípojado del Reyno al 
Rey Don Pedro por fus crueldades, y admitido a el fu 
Hermano Don Enrique el Segundo por fu benignidad. 
Gloriofo al Infante Don Fernando, y favorecido del cie- 
lo Con grandes Coronas por aver coníervado la íiiyaal 
Rey Don luán el Segundo fu fobrino , avnque fe la ofre- 
cían, y acufado el Infante Don Sancho de inobediente , y 
ingrato ante el Papa Martino Quarto de fu mifmo padre 
el Rey Don Alonfo Décimo, por averie querido quitar 
en vida el Reyno. Efte cotejo fera el mas feguro maeftro, 
que V. A. podra tener para el acierto de fu govierno,por- 
que avnque al difeurfo De V, A.fe ofrezcan los efpiendo- 
res délas acciones heroicas , y conozca la vileza délas 

P torpes, 



,, 4 EMPRESA 

torpes, no mueven tanto coníideradas en fi mifmas ] co- 
mo en los Sujetos , que por ellas , o fueron gloriólos , o 
abatidos en el Mundo. 



E 



L árbol cargado de trofeos no queda menos tron- 
ique antes. Los que a otros fueron gloriaba el fon 

pefo. 



POLÍTICA XVII. Tiy 

pcfo. Afsi las hazañas de los Antepafados fon confufíon, 
y. infamia al Sucefor, que no las imita. En ellas np hereda 
la glória,fíno vna acción de alcanzalla con la emulación. 
Como la luz kaze reflejos en el diamante, porque tiene 
fondos, y pafa ligeramente por el vidro,que no los tiene, 
afsi qiiando el Sucefor es valeroíb le iluftran las glorias 
de fus Paíados,pero fi fuere vidro vil , no fe detendrán en 
el , antes defeubriran mas fu poco valor. Las que a otros 
fon exemplo, a el fon obligación. En éfto fe fundo el pri- 
vilegio y eftimacion de la Nobleza, porque prefuponé- 
rrios, que emularán los Nietos las acciones de i¿¿ Agüe- 
los. Elquelas blasona , y no las imita, feñala la diferen- 
cia , que ai dellos a el. Nadie culpa á otro , porque no fe 
iguala al valor de aquel con quien no tiene paren teíco. 
Por efto en los zaguanes délos Nobles de Roma eftávan 
folamentelas imagines , ya ahumadas , y las eftatuas an. 
tiguas de los Varones infignes de aquella Familia , repre- 
fentando fus obligaciones á los Sucefores.BoIeflaoQuar- 
to Rey de Polonia traia colgada al pecho vna medalla de 
oro, en que eftava retratado fu Padre , y quando avia de 
refolver algún negocio grave la mirava , y befándola de- 
zia. No quiera {Dios, que yo baga cofa indigna de Jjuejlro^eal 
nombre, O feñor , y quantas medallas de fus heroicos Pa- 
dres , y Agüelos puede V. A, colgar al pecho , que no le 
dejaran hazer cofa indigna de fu Real fangre,antes le ani- 
marán, y llamarán a lo mas gloriofo/ 

$, Si en todos los. Nobles ardieífe la emulación de fus 
Mayores , merecedores fueran de los primeros puertos de 
la República en la paz y en la guerra,fiendo mas confor- i.Pareft mellón* 
me al orden y razón de Naturaleza, quefean mejores 'JMm» 1 «*»»£- 
los que provienen délos meiores, 1 en cuyo ravoreita Ariaor. 

Pi la 



lf ¿ EMPRESA 

la prefuncíon y la experiencia-, porque las Águilas engen- 
dran Águilas, y Leones los Leones, y cria grandes elpiri- 
tus la prefuncíon , y el temor de caer en la infamia. Pero 
fuele faltar efte prefupuefto , o porque no pudo la Natu- 
i..mm ) ytexhQ- raleza perficionar fu fin, * o por la mala educación y flo- 
m'mehom¡nem,ex gedad de las delicias, o porque no fon igualmente nobles 
« 1¿tZL y gencrofas las almas, v obran fegunk difpoficion del 
generan putant. cuerpo , en quien fe infunden , y algunos heredaron los 
At hoc quidem trofeos, no la virtud de fus Mayores , y fon en todo dife- 
rí*™/* *nmtá- rentes dellos, cómo en el exemplomifmo de las Águilas 
men poteft. f e experimenta; pues avnque ordinariamente engendran 
Poi. cTi ilb ' I# Águilas , ai quien diga, que los Abeftruzes fon vna efpe- 
ciedellas, en quien con la degeneración fe defeonozeya 
lo bizarro del corazón, lo fuerte de las garras , y lo fuelto 
de las alas, aviendoíe transformado de ave ligera , y her- 
mofa en animal torpe, y feo. Y aísi es dañofa la elección, 
que fin diftincion , ni examen de méritos , pone los ojos 
folamenteen la Nobleza para los cargos de la Repúbli- 
ca , como fi en todos pafaffe fiempre con la fangre la ex- 
periencia, y valor de fus Agüelos. Faltará la induftria, 
eftará ociofa la virtud , fi fiada en la Nobleza tuviere por 
debidos, y ciertos los premios,fin que la animen a obrar, 
o el miedo de defmerecellos , o la efperanza de alcanzal- 
los, motivos con que perfuadió Tiberio al Senado , que 
l.LanguefutA' no convenia focorrera la Familia de M. Hortalo, que 

hoqm tndujtna, rj tir i- l « c r • j 

htendetur focor- nendo muy noble, le perdía por pobre. ' bean preteridos 
diajmuUusexfe \ os grandes Señores para los cargos fupremos de la paz, 
™!miZmesa\te- en S ue tanto importa el efplendor,y la autoridad: no pa- 
na fubfidia expe- ra los de la guerra , que an menefter el exercicio , y el va- 
tf^i^raues ^° r * ^ eftos fe hallaren en ellos, avnque con menos ven- 
Tac 1.2. Ann! tajas queenotros, fupla lo demás la Nobleza, pero no 

todo. 



POLÍTICA XVII. 117 

toc&. Por efto Tacitafe burlo ele la elección de Vítellio, 
quando le embiáron agovemarlas legiones de Alema- 
nia la Baja, porque fin reparar en fu infuficieneia , folo íe 
miró en que era hijo de quien avia fido tres vezez Con- 
fuí, como fi aquello baftára.* No lo hazia afsi Tiberio en 4rCí „A r ¿ v\uu 
los buenos principios de fu govierno,porque fi bien aten- ty> atmcotifuit* 
dia ala Nobleza délos Sugetos para los pueftos de ^ZmJ*"'^ 
guerra, confiderava, como avian férvido en ella y proce- Tae.lib.i.Bift; 
dido en la paz: para que juntas eflas calidades, \k(Cc el 5. Mdndabatqu* 
Mundo con quanta razón eran preferidos a los demás. 1 inores, nobuita- 
§. En la guerra puede mucho la autoridad de la kngKtTuZZml^, 
pero no fe venze con ella, fino con el valor, y la induftria. iüuflm domi ar« 
Los Alemanes eligían por Reyes a los mas Nobles, y por Us JP e ® a » do •* ¡* 
Generales a los mas valeroios/ Entonzes norezen las ar- aiws potioresfmf- 
mas, quarjdo la virtud y el valor pueden eíperar , que fe- f'¿ T acit.lib.4. 
ran preferidosa todos, y que ocupando los mayores pue- 
ftos de la guerra, podran, o dar principio a fu Nobleza, o h tat l ges ™ u ™ s £ 
adelantar y iluftrar mas^, la ya adquirida. Efta efperanza virme fumunn 
dio grandes Capitanes a los figlos pallados , y por falta ¡£^£ r dc mor * 
della efta oi defpreciada la milicia , porque folamente la 
gloria de los pueftos mayores puede venzer l^s incomo- 
didades , y peligros tle la guerra. No es fíempre cierto el 
preftipueftodel refpeto, y obediencia a la mayor íangre, 
porque fi no es acompañada con calidades propias de vir- 
tud , prudenciay valor, feinclinaráa ella la ceremonia,, 
pero no el animo. Ala virtud, y valor, que porli mifmos 
fe fabrican la fortuna,reípetan el an¿mo,y la admiración. 
El Océano recibió leyes de Colon,y a vn Orbe nuevo las 
dio Hernán Cortes^ queavnque no nacieron Grandes 
Señores,, dieron Nobleza a fus Suceíbres, paraigualarfe 
con los mayores* Los mas celebrados iios tienen fu ori- 

P J gen, 



u8 EMPRESA 

gen, y nacimiento de arroyos: a pocos palios les dio nom- 
bre, y gloria fu caudal. 

§. En igualdad de partes,y a vnque otros excedan algo 
en ellas a de contrapear la calidad de la Nobleza,, y fer 
preferida por el mérito de los Antepafados, y por la extU 
m ación común, 

6. Si bien en la guerra, donde el valor es lo que mas íe 

7. Si Rcmpuubca n . . • • 1 1 1 

tgnafu, & non eftima , tiene conveniencias el levantar a los mayores 
magmpMii ha- grados a quien los mereze por fus hazañas, avnque falte 

tS^Síi eI luftre de Ia N ° bieza > fuek fer p d ¡ g ref ° en ia p az ™*K- 

acflrenuovti iram gar el govierno de las cofas a perfon as bajas y humildes, 
in te prouocabis, p 0r queeldeíprecio provoca la ira de los Nobles y Varo- 
lorumfdem < ! m & nes iluftres contra el Principe. 7 Efto fucede, quandoei 
maxtmts in rebut Sujeto es de pocas partea, no quando por ellas es aclama- 
DTn'caffio. do,y eftimado del Pueblo, iluftrada con las excelencias 
del animo la efcuridad de la Naturaleza. Muchos vemos, 
S.videtur mibi ex que pareze nacieron de íi mifmos , como dijo Tiberio de 
fenattts. Curtió Rurfo. 8 En los tales cae la alabanza de la buena 

' elección de Miniftros, que pone Claudiano. 

'•* leños ex ómnibus oris 

Chud. Ei>ehit 9 <tsr meritmn, ntmquam cunabulaj qu<erit. 

Etqualis, non 1??idefitu4. 
§. Quando laNobleza eftuviére eftragada con el ocio 
y regalo ^ mejor confejo es reflauralla con el exercicio , y 
con los premios, que levantar otra nueva. La plata, y el 
oro fácilmente fe purgan, pero hazer de plata oro, es tra- 
bajo, en que vanamente fe fatiga el arte del Alchimia. 
Por efto fué malo el confejo dado al Rey Don Enrique 
el Quarto, de oprimir los grandes Señores de fu Reyno,y 
levantar otros de mediana fortuna. Aunque la libertad, 
y inobediencia de los muy Nobles puede tal vez obligar 

a humilla- 



POLÍTICA XVIL 119 

a humillallos , porque la mucha grandeza cria íbbervia, 9» w momtt 
y no fufre fuperior la Nobleza , a quien es pefada la fer- ^ddulms ferul 
vidumbre. 9 Los Poderoíbs atropellan las leyes,y no cui- tmm eft. Tacir. 
dandeloiufto, como los inferiores, 10 yentonzes eflan ,J tAtln ? 1 ', 

" ; , , ./ \ o. Nam imbécil- 

masfeguros los Pueblos, quando no hallan poder, que lores femper «. 
los ampare* V fomente fus novedades." Por ello las leves l uum & iu fl um 

i 1-1 n-ii r r • j r^ r ' ^^mt^otenño- 

de Canilla no conhenten, que le junten dos Calas gran- ri fas ¿¡ítem id 
des, y también porque eílen mas bien repartidos los bie- nihl f e A cm ^ 
nes," finque puedan dar celos. No faltarían artes, que ca p 2 / ' Polt6 ' 
con pretexto de honra, y favor pudieíTen remediar el ex- *í« $$# aufu- 
cefode las riquezas, poniéndolas en ocafion, donde fe y Z^^ n ' 
confumieflen en fervicio del Principe,y del bien publico. Tacüb.i.Ann; 
Pero ya acrecido tanto la vanidad de los gaftos,que no es "• c °mmodum 
menefter valerfe dellas , porque los mas poderoíbs biven duat'eTmndonZ 
mas trabajados con deudas , y necefsidades, finque aya ttme » í ed «>f 
fubftancia para executar penfamientos altivos,y atrever- fantlrTmaetl 
fe á novedades. En queriendo los Hombres fer con la eundemyna,wn 
magnificencia mas de lo que pueden, vienen a fer menos plms h&náiut * s 
de lo que fon,y a extinguirfe las Familias nobles. n Fuera- AriíUjb.5. p í. 
deque fi bien las muchas riquezas ion peligrólas , tam- ca P- 8 : 
bien lo eslaeftrema neceísidad, porque obliga ánove- mw/ZliZm 

d ad es . H aut daritudme in- 

figfies, Jiudio ma- 
gnificentia proU- 
bebantur. Tac, 
Iib.3. Annal. 
14. Sed cum ex 
Vnmarijs altqui 
lona, difiparunty 
hi tes nouasmo- 
üuntur* 
Armj>oüib.¿. 

C. 12» 

A muchos 




tlt 



EMPRESA 




A Muchos dio la virtud el Imperio , á pocos la mali- 
cia: en eftos fué el ceptro vfurpacion violenca,y pe- 
ligrofa.En aquellos titulo juftd , y pofefsion durable. Por 
fecreta fuerza de fu hermofura obliga la virtud a que la 
Veneren. Loselementos fe rinden al govierno del rielo 

por 



POLÍTICA XVIII. ni 

por Tu perfección y nobleza, y los Pueblos bufcáronai 
mas jufto ,y al mas cabal para entregalle lafuprema po- í# N w,^ 
teftad. PoreñoáCyro no le parecia merezedordellm- conumn cmqu* 
perio, el queno era mejor, que todos. ' Los Valallos re- if»petium t qmnm. 
verencian mas al Principe, en quien leaventajan laspar- bus impcram. 
tes,y calidades del animo. Quanto futren eftas mayores, Xenoph.l¡b.8. 
mayor fera el refpeto^y eftimacion,juzgando,que Dios le Pe as ' 
es propicio,y que con particular cuydado le afsifte , y dif. 2^K 
pone fu govierno. Efto hizo glorioíb por todo el Mundo &nomcne\wdi- 
el nombre de lofue. l Recibe el Pueblo con aplaufo las «*«*«#» 

r 1 - i r» • • r emm terra " 

acciones, y rcloluciones de vn Principe virtuolo , y con iof.c6.27. 
piadoía fe efpera dellas buenos fucefos,y íi falen adverfos, s . Ee x enim da* 
feperfuade a que aísi convienen para mayores fines ini- eratinbeüo,& 
penetrables.Por efto en algunas Naciones eran los Reyes q tí J*¿ ¿itum 
Summos Sacerdotes. J de los quales recibiendo el Pueblo Deorumpmine- 
la cerimonia y el culto,refpetaíse en ellos vna como fupe- \'%¿™™X¡Z 
rior Naturaleza,mas vecina,y mas familiar a Dios , de la AriíUib.j.Pol. 
qual fe valiefse para medianera en fus ruegos , y contra c * ll • 
quien no fe atreviefse a maquinar. 4 La Corona de Aaron 4- Minufque *»/*- 
fobre la miera fe lleva va los ojos , y los defeos de todos l ¿TiZiMiarcs 
Iacob adoro el ceptro de lofeph , que fe rematava en vna habem. 
¿iguena,íimbolo de la piedad,y Religión. * Anft.Pol. 

; vi ; 1 • 1 • t * • j 1 <. Corona áurea 

§. No pierde tiempo el govierno con el exercicio de la ¡ uper mitramem> 
virtud , antes difpone Dios entretanto los fucefos.Eftava exprefa figno 
Fernán Antolinez devoto oyendo Milsa , mientras a las ^"f™".^*' 
riberas del Duero el Conde Garzi Fernandez dava la ba- pus vim t^é de- 
talla a los Moros , y revenido de fu forma peleava por el fi¿m* ocuioram 
vn Angel,con que le libró Dios de la infamia, atribuen- ^JJc.^.,^ 
dofe a el la gloria de la victoria. Igual fucefo en laorde- • Eta ¿ orM ¡ t f ám 
nanzadefu exercito fe refiere en otra ocafion de aquel fhgMVngAew. 
gran Vaion el Conde de Jiily , lofue Chriftiano, no me- ^JjjJjJ 

Q nos 



m EMPRESA 

¿.Mite timen, nos Sanífr^que valerofo , mientras fe hallava al mifmo 
Qáte&yidtu facrificio. A fsiftiendo en la tribuna a los divinos oficios 
Z^qutuñmT' ^ Emperador Don Fernando el II. le ofrecieron afus pies 
eft boa*. mas eftandartes,y trofeos , que gano el valor de muchos 

Exod.c14.r3. p rec | ece fo r esfuyos/ Mano fobre mano e (lava el Pueblo 
imifi^i?^ de Ifrael,yobrava Desmaravillas en fu favor. 7 Eterna- 
uauitpro co. mente lucirá la Corona, que eftuviere iluftrada, como la 
lofuec. 10.32. de Ariadne,conlaseftrellasrefplandecientes delasvirtu- 
Mar.Hift. H¡fp. ¿ ts j £[ Emperador Septimio dijo á fus hijos , quando íe 
8. Ñeque decimet vnoúz.Queles dejaba el Imperio firme ^fifuefíen buenos^ypoco du- 
ramtveifiniftram, rMe 7 fimalos* El Rey Don Fernando, llamado el Grande 
vt longo tempore por fus grandes virtudes , aumento con ellas fu Rey no,y 
ÍSV ^° e ft a bleció a fus Sucefores. Era tanta fu piedad, que en 

Deucc.17.zo. la traslación del cuerpo de San líidoro de Sevilla a León, 
llevaron el,y fus hijos las andas,y le acompañaron a pies 
. deícalzos deíde el rio Duero hafta la Iglefia de San luán 
de León. Siendo Dios por quien reinan los Reyes , y de 
quien depende fu grandeza,y fus aciertos, nunca podran 
errar,fi tuvieren los ojos en el.A la Luna no le faltan los 
rayos del Sol ; porque!reconociendo ,que del los a de reci- 
1 bir,le efti fiempre mirando,paraque la ilumine , a quien 

deben imitarlos Principes,teniendo fiempre fijos los ojos 
en aquel Eterno Luminar , que da luz, y movimiento a 
los orbes. De quien reciben fus crecientes , y menguantes 
los Imperios,como lo reprefenta efta Emprefa,en el cep-. 
tro rematado en vna Luna, que mira al Sol, ílmbolode 
Dios,porque ninguna Criatura fe pareze mas a fu Omni- 
potencia^ porque lolo el da luz,y íer á las cofas. 
Boe t,us - Quem, <¡uia rejpkk ommafoluty 

9. Ntf eft enm po- Verum pojíis dicere Solem. 

tejiat^ifi ¿ oto. La mayor pot.eílad defeiende de Dios. 9 Antes que en la 

Rom. 13,1. 4 * ^:_^ 



tier- 



POLÍTICA XVIII. iij 

tierra,fe coronaron los Reyes en fu eterna Mente: Quien 

<3ió el primer mobil a los orbes,lé da también' ía los Rey- 

nos,y Repúblicas. Quien a las abejas feñaló Rey,no deja 

abíblutamenteal caíb , o a la elección humana eftasfe- 

gundas caufas de los Principes/jue en lo temporal tienen 

fus vezes , y fon muy femejantes a el. I0 En el Apocalypfe io.?mcipesq«u 

fe fígnifican por aquellos fíete Planetas , que tenia Dios dmm P a * d«- 

P r r- 1 1 i r i • • i-i i rum e íí e * 

en íu mano. " En ellos dan lus divinos rayos, de donde Tac.üb.j.An. 
refultan los reflejos de fu poder, y autoridad fobrelo* lt . i t hafabatm 
Pueblos.Ciega es la mayor potencia, fin fuluz,y refplan. dexurafuafteüaf 
dores. El Principe,que los defpreciare , y bol viere los ojos Apoc.*i.i& 
a las aparentes luzes de bien , que le reprefenta fu miíma 
<eonveniencia,yno la razon,prefto verá eclipfado el orbe 
de fu poder. Todo lo que huye la prefenciadel Sol,queda 
en confuía noche. Aunque fe vea menguante la Luna no 
buelve las efpaldas al Sobantes mas alegre, y aguilena le 
mira,y obliga ¿que otra vez la llene de luz, Tenga pues el 
Principe fiemprefijo fuceptro mirando a la virtud en la 
fortuna proípera,y adverfa 5 porque en premio de fu con- 
ftancía,el mifmo Sol divino,que,o por caftigo,o porexer- 
cicio del mérito , permitió fu menguante , no retirará de 
todo punto fu luz , y boluera a acreícentar con ella fu 
grandeza. Afsi a fucedido al Emperador Don Fernando el 
Segundo:muchas vezes fe vio en los vltimos lanzes de la 
Fortunaban adverfa, que pudo defeíperar de fu Imperio, 
y avn de fu vida,pero ni perdió la efperanza, ni apartó los 
ojos de aquel Increado Sol, Autor de lo criado-, cuya divi- 
na providencíale libró de los peligros, y le levantó a 
mayor grandeza fobre todos fus Enemigos. La vara de 
Moyfen,fignificado en ella el ceptro ,hazia milagroíos e- 
fectos,quando buelta al cielo eftavaen fu mano , pero en 

Q z dejándola 



u 4 EMPRESA 

it. vroiectt,& dejándola caer en tierra , fe convirtió en venenólas íer- 
mfdejtincQiu- p¡ e rites, formidables al mifmo Moyftn. u Quanddel 
ret Moyfes. ceptro toca en el cielo , como la efcala de Iacob le fuften- 
Exod.4.3. ta ojos % y bajan Angeles en fu focorro. Ij Bien conocié- 
í$.vid¡tmfom»if ron e fl- a ver dad los Egipcios .que erabavan en las puntas 
fuper tenam & « e , l° s ceptros la cabeza de vna ziguena , ave rehgioia , y 
íacumenittus piadofa con fus padres , y en la parte inferior vn pie de 
MgZ t™¿ Hipopodamo,animal impio,y ingrato a fu padre, contra 
Det afcendentes cuya vida maquina , por gozar libre de los amores de fu 
& defcedentes.per m adre,dando a entender con eftc Gerolifico, que en los 
nummtxu scah. Principes fiempre ade precederla piedad ala impiedad. 
Gen.28. iz* Con el mifmo fymbolo quifiera Machiabelo a fu Princi- 
pe^ vnque con diverfa lignificación. Que eftuvieíse en las 
puntas de fu ceptro la piedad , y impiedad , para bolvelle, 
y hazer cabeza de la parte , que mas convinieíTe a la con- 
fervacion, o aumento de fus Eftados, y con eñe fin no le 
pareze , que las virtudes fon neceíTarias en el , fino que 
baila el dar a entender, que las tiene, porque fi fuellen 
verdaderas,y fiempre fe govemaffe por ellas,le ferian per- 
niciofas, y al contrario fructüofas , fi fe penfaíTe , que las 
tcnia r eftando de tal fuerte difpilefto, que pueda, yfepa 
mudallas, y obrar fegun fuere conveniente, y lo pidiere el 
cafo, y eftoiuzga por mas neceflario en4os Principes nue- 
vamente introducidos en el Imperio, losqualeses me- 
nefter , que eften aparejados para vfar de las velas fegun 
foplare el viento de la Fortuna , y quando lanecefsidad 
obligare a ello. Impio, y imprudente confejo, que no 
quiere arraigadas,fino poftizas las virtudes. Como puede 
obrar la fombra lo mifmo , que la verdad * Que arte fera 
bailante a realzar tanto la Naturaleza delcriftal, que le 
igualen fus fondos, y luzes a las del diamante ? Quien al 

primer 



POLÍTICA XVIII. Hy 

primer toque no conocerá fu falfedad , y fe reirá del ? v La i+Verágbria 
verdadera virtud echa raizes,y fl ores,y luego fe le caen a la ^te^tumf" 
fingida. Ninguna difsimulacion puede durar mucho. H gatur:fi(i a mma 
No ai recato , que baile a reprefentar buena vna Natura- c ' lertter tan w*n* 
leza mala. Si avn en las virtudes verdaderas,y conformes ñeque fimUtm 
a nueítro natural , y inclinación con habito ya adquirido quidquampotefi 
nos defeuidamos , que ferá en las fingidas ? y penetradas ckír'libTde 
del Pueblo eftas artes , y defengañado como podrá fufrir office^*, 
el mal olor de aquel defeubierto fepulchro de vicios,mas 15. Quafipannus 

abominable entonzes fin ei adorno de la virtud ? Como m ' n fl™*t* v»¿- 

Hi . . : . j 1 j 1 1 1 1 r uer l & Mjnttd no- 

ta, dejar de retirar los ojos de aquella llaga interna , 11 y/ r ¿ # 

quitado el paño que la cubre,íe le ofreciere a la vifta, ** de- 1rai.ctf4.tf. 
donde refukaria el fer defpreciado el Principe de los l ^otbainterim 9 
fuyos.y foípechofo a los eftraños. Vnos , y otros le abor- ZíZ^vfj^ 
rezenan , nopudiendo bivir leguros del. Ninguna cola ñeque defidíator- 
haze temer mas la tyrania del Principe , que verle afectar M cerg > d j** A vo- 
las virtudes ^ aviendo defpues de refultar dellas mzyo- uuiuxund i & 
res vicios , como fe temieron en Othon,quando compe- cm & A ¿¿decoñ 
tia el Imperio. * Sabida lámala Naturákxá^v^ftm^^^S 
cipe, fe puede evitar , pero no la difsimulacion de las vir- dmu afferehnt 
tudes. En los vicios propios obra la fragilidad, en fosMÍ* *"«"*,& ■ 

i r • i i - r P lr . ' . . vmaredttura. 

virtudes hngidas el engano,y nunca acaío, lino para ínju-Tac.lib.i.Hift. 
ftos fines,y afsi fon masdañofas , que los mifmos vicios, 17. lundmimu 
como lo notó Tácito en Seyano. ,7 Ninguna maldad noxi *> w oim P*- 
mayor, que veñirfe de la virtud para exercitar mejor la gumll'f™ 
malicia. l8 Cometerlos viciosas fragilidadrdifsimular vir- Tac.lib.^Aií. 
tudes , malicia. Los Hombres fe compadezen de los vi- x8 « extrema eft 
cios,y aborrezen la hipocrefia,porque en aquellos fe enga- ^fíl^uF 
ñavnoafi mifmo,y en efta a los demás. Avn las acciones vaces^dtdnm, 
buenas fe defprecian, ñ nacen del arte , y no déla virtud. v ^"^ ntu $* 
Por bajeza fe tuvo lo que hazia Vitellio para ganar la gra- platón. 

Q 5 l "* 



ni EMPRESA 

cia del Pueblo-jporque fi bien era loable, conocían todos, 
MQ.Qutcrau 4 UC era fi n gido,y que no nacia J e virtud propia. 19 Ypa- 
fanti& popuiaria, raque fingir virtudes , fi an de collar el mifmo cuidado, 
fiavtrtutibuspro-auehs verdaderas ? fi eftas por la depravación de lasco- 

ficifcerentuY-me- A , r l r i i r • 

moytvtttpwris, itumbres apenas tienen ruerza,como la tendrán lashngi- 
wdecna i & vü¡a Jas / No reconoze de Dios la Corona y fu confervacion, 
Tacit.lXT'An. m cree S üe P rem i a y caftiga, el que fia. mas de tales artes, 
zo*?enetrabdt H uc c ' e * u divina Providencia. Quandoen el Principe 
pauor & admira- fueíTen los vicios flaqueza, y no afe¿tacion 7 bien es , que 
t¡o,caíirdum oiim, \ QS encubra.por no dar mal exemplo.y porque el zelallos 

V tegendts [cele- r . . . r r . ... r 1} r „ * r 

ribas obfeumm, alsl ? no es nipocrelia ni malicia para engañar, íino recato 
buc confidentu ^ natural , y rcfpeto a la virtud. No le queda freno al po- 
^molu^Sm der > 4 ue n o disfraza fus tyranias. Nunca mas temieron 
eftdemNcpctem los Senadores a í iberio , que quando le vieron fin difsi- 
(ub verbeneen- mu l ac i on . *o y fi bien dize Tácito , que Pifon íi\z aplau- 

turionis ínter ler- •* 

uorumiftas^xtre- dido del Pueblo por fus virtudes , o por vnas efpecies fe- 
ma vita alimenta, mejantesa ellas." Noquifomoftrar, que fon lo mifmo 

fruítraorantem. i r> • • i • - i r • i i i j r 

Tacit.üb.5. Aa. en ei l rmcipe las virtudes nngidas , que las verdaderas, li- 
21. curo apud no que tai vez el Pueblo fe engaña en el juicio dellas,y ce- 
vuigm rumore lebra por virtud la hipocrefia. Quanto pues feria mas fir- 

SíSS mc,y mas conftante la fama dc Plfon > fi fe fundira fobre 

úbus fundes. la verdad? 

Tac.hb.15.An. £ # l os rnífmos inconvenientes nacerian,fi el Principe 
tuvieífe virtudes verdaderas , pero difpueftas a mudallas 
íegun el tiempo,y necefsidad, porque no puede fer virtud 
la que no es vn habito conftante, yeftáenvn animo re - 
fuelto a convertilla en vicio,y correr , fi conviniere , con 
los malos. Y como puede fer efto conveniencia del'Prin- 

L.5 .tt.5 .p.2. cipe ; Ca el^ey contra los malos , qtianto en fu maldad eJloYteren 
(palabras fon del Rey Don Alonfo en fus partidas) ftem- 
prc les debe htü>cr mala noluntad ¿porque Ji de ctta giáfa non lo fi- 



POLÍTICA XVIII. t27 

%iejje y non podría fa^er cumplidamente juflkiajnn tener fu tierra en 
fd^nin monftrarje por bueno.Y que cafo puede obligar a efto, 
principalmente en nueftros tiempos,enquceftan afenta- 
dos los dominios , y no penden, (como en tiempo de los 
Emperadores Romanos,)de la elección, y infolencia de la 
milicia ? Ningún cafo fera tan peligrofo,que no pueda ef- 
cufallo la virtud governada con la prudencia, fin que fea 
menefter ponerfe el Principe de parte de los vicios ? Si al- 
gún Principe virtuofo íe perdió,no fué por áver fido bue- 
no,fino porque no (upo fer bueno.No es obligación en el 
Principe jufto, oponerfe luego indifcretamente alosvi- 
cios^quando es vana, y evidentemente peligrofa la dili- 
gencia. Antes es prudencia permitir lo que repugnando, lu 7erm \ t f mfts - 
no fe puede impedir. " Difsimule la noticia de los vicios q»od mientes m- 
hafta que pueda remediallos con el tiempo , animando ául &™™><\M* 
con el premio a los buenos, y corrigiendo con ei caítigo a voUmuum ad- 
iós malos r y vfando de otros medios , que enfeña la pru- P lex woh¡lrerv 
dencia. Y fi no bailaren déjelo al Sucefor , como hizo Ti- sxhryfoft". 
berio,reconociendo,que en fu tiempo no fe podian refor- 
mar las coílumbres. 13 Porque fi el Principe por temor a a*. Nonídtem* 
los malos fe conformafse con fus vicios, no los ganaria.y ? mcen f UY *>""£ 
perdería a los buenos,y en vnos \ y otros crecería la malí- kbamjefutu- 
cia.No es la virtud peligrofa en el Principeiel zelo fi , y el mm cmv í tná * 
rigor imprudente. No aborecen los malos al Principe, Taclib^Anr 
porque es bueno,fino porque con deftemplada feveridad 
no los deja fer malos. Todos defsean vn Principe juña* 
Avnlosmalos lean menefter bueno, paraquelos man- 
tenga en jufticia,y eftén con ella feguros de otros , coma 
ellos.En efto fe funda va Sen eca/juando para retirar a Ne- 
rón del incefto con fu Madre, le amenazava , con que fe 
avia publicado , y que no fufririan los Soldados por Em- 
perador 



n& EMPRESA 

i+Termigdtum perador a vn Principe vicioíb. 14 Tan necefarias fon en el 
iLntelmnJñ Principe las virtudes, que fin ellas no fe pueden fuftentar 
toleramos mili- los vicios.Seyano fabricó fu valimiento, mezclando con 
%uimeúm' g ran ^ s virtudes fus malas coftumbres. M En Lucinio 
Taclib.i4.An. Mucianofehallava otra mezcla igual de virtudes , y vi- 
z¿. Corpus Mi u- úos.T ¿rabien en Veípafiano fe no tavan vicios, y íeala- 
forum toicrans, bávan virtudes. lS Pero es cierto , que fuera mas feguro el 
Tb™g*nZn aim valimiento de Seyano fundado en las virtudes , y que de 
frimmator, ¿«xr¿' Vefpafíano,y Muciano fe u viera hecho vn Principe perfe- 
pnlu°pdam'co- t0 >^ 4 l " ta dos los vicios de ambos,quedáran folas las vir- 
pofituspudorjhtus tudes. 17 Si los vicios fon convenientes en el Principe para 
fumma adipifcen- conocer a los malos .bailará tener dellos el conocimien- 

di libido ¿iulque , • c • r 1 1 r 1 r 

caufa t modoiargi- to >y no *a pratica.sea pues virtuoio ; perode tal luerte dei- 
tio,& luxus,fa- picrto,y advertido,que no aya engaño,que noalcanze, ni 
vtóiaitia*' m alicia,que no penetre,conociendo las coftumbres de los 
Tacit.li¿4.An. hombres,y fus modos de tratar, para governallos fin fer 

26. Ambigua de engañado. En efte fentido pudiera difimularfe el parecer 
^lP*fi a »° /*»'. de losque juzgan,que biven masfeguros los Reyes,quan- 

' ' " * do fon mas tacaños.que los Subditos. ** Porque efta taca- 

27. Egregiam ~ .. . • • ■ 1 1 v •' 1 ^ 

vrinapatus tem- nena en el conocimiento de la malicia humana es con ve- 
perammumji niente,para faber caftigar, y compadezerfe también de la 
v$%ulnZ ^agilidad humana.Es muy afpera, y peligrofa en el go- 
tes mifeerentur. vierno la virtud auftera fin efte conocimiento. De donde 
Tac.hb.i.Hift. nace ^ que en e j p r i nc ¡p e fon convenientes aquellas virtu- 

ll'n Eo H t y t ! or " des heroicas.propiasdel Imperioso aquellas monafticas, 

Keges cenfent,quo T r r > T > 

tütitqmbusimpe- y encogidas,que le hazen tímido , embarazado en las re- 
rjtam.neqmores foluciones , retirado del trato humano , y mas atento á 
SaíuíK ciertas perfecciones propias,queal govierno vniverfal.La 

mayor perfección de fu virtud coníifte en fatisfazer a las 
obligaciones de Principe,que le impüfo Dios. 
Í.Nofolamentequifo M achia velo,que el Principe fin- 
gidle 



política xviil nf 

giefseá fu tiempo virtudes, fino intentó fundar vna Polí- 
tica (obre la maldad , cnfeííándo a 11c valla a vn eftremo 
grado,dkiendo,que fe perdían los Hombres , porque no 
fabian fer malos,como íi fe pudiera dar fciencia cierta pa- 
ra ello. Efta dotrina es la quemas Principes a hecho Ty- 
ranos, y los a precipitado. No fe pierden los Hombres, 
porque no faben fer malos, fino porque es impofsible, 
que fepan mantener largo tiempo vn eftremo de malda- 
des,no aviendo malicia tan advertida j que bafte a caute- 
larían quedar enredada en fus mifmas artes. Que fcien* 
cia podrá enfenar a conférvar en los deli&os entero el 
juicio /a quien perturba la propia contienda, la qual 
avnqüe efta en nofotros, obrafin nofotros , impelidade _ . r 

\. . r • r i- i • i 19* Sed *GtJ4M 

vna divina tuerza interior, íiendo juez,y verdugo de nue- pro f e ^ demm 
ftras acciones, como lo fué de Nerón, defpucsdeaver/tt/m?w¿g»¿*«</« 
mandado matar a fu Madre, pareciendole,quc la luz,que ^"f^^'ó- 
a otros da vida , a el avia de traer la muerte* l9 El mayor doperfiíentium 
corazón fe pierde ,. el mas defpierto confejo fe cónfun- ^^fa"^*" 

j 1 n 1 1 íi- Krr v n c uoreexfurgens,cr 

de a la viita de los delitos. Aísi lucedia aSeyano, quan-^^, i m m 
do tratando de extinguir la familia de Tiberio , fe hal- opeñebaturjan- 
lava confufo con la grandeza del delito, f Caza Di 9 s al Jg"?' 
mas refabido con (ú mifma aftucia. 3I Es el vicio igno- Tac.lib.14.An. 
rancia opuefta a la prudencia : es violencia, que trabaja 30. sed magmtu- 
fiempre en fu ruina. Mantener vna maldad , esmultipli- d of actno ™ m '- 
car inconvenientes. Peligróla rabrica,que prelto cae lobre diunfamterdum 
quien la levanta. No ai juicio, quebafteá remediar las confiíiaadferebat: 

* * 1 1 11 : Tac.hb.4. An. 

tyranias menores con otras mayores : y adonde llegaría 
efte cumulo,que le pudieísen fufrir los Hombres.El mif- dxfajfcmTm*' 
mo exemplo de luán Pagólo Tyrano de Peruíia,de que fe aftutiaeorum , & 
vale Machiavelo para fu dotrina , pudiera perfuadilk ^ u f^¡ a r t am ' 
peligro cierto de caminar entre tales precipicios, pues ío b M3 . " 

R con- 



,30 EMPRESA 

confundida fu malicia no pudo pcrficionalla con la 
muerte del Papa Iulio Segunda Lo mifmo fucedió al 
Duque Valentin,á quien pone por Idea de los demás Prin- 
- eipes,el qual aviendo eftudiado en afegurar fus coías def- 
pues de la muerte del Papa Alexandro Sexto, dando ve- 
neno a los Cardenales de la facción contrariare trocaron 
los flafcos,y el y Alexandro beviéron el veneno , conque 
luego murió el Papa, y Valentín quedó tan indifpuefto, 
que no pudo intervenir en el conclave , no aviendo fu a- 
ftuciaprevenido efte cafo r y afsi no (alio Papa,quien de- 
féava, y perdió caíi todo lo que violentamente avia ocu- 
pado en la Romanía. No permite la Providencia divina, 
}z.Qi¿dippat que fe logren las artes de los Tyranos. 3r La Virtud tiene 

(ofr'tt aitones ma- r l ° - r^.- ^ cl i * « i i 

Hgnorum, nepof- ruerza para atraer x Dios a nuertros intentos , no la Mali- 
fmt implen ma- cia.Si algún Tyrano duró en la vfurpacion , fuerza fué de 
TJvlran^^ a 'g una g ran virtud,© excelencia natural , que difsimuló 
iob 05 .1 2. fus vicios,y le grangeó la voluntad de los Pueblos. Pero 
la malicia lo atribuye a las artes ty ranas, y faca de tales 
exemplos impias , y erradas máximas de Eftado^onque 
fe pierden los Principes,y caen los Imperios. Fueradeque 
no todos los que tienen el Ceptro en la mano,y la Coro- 
na en las fienes,reinan,porque la divina Iuílicia (dejando 
. a Vno con el Reino ) fe le quita, bolviendole de Señor en 
Efclauo de fus pafsiones, y de fus Miniftros , combatido 
3j. proeoquíd <J e infelices fuceffos yfediciones.yafsifeveriflcóenSaul 

abiecijtt fermone , c . . . .. J r • ri 1 

DomimUbkcit te lo que bamuel le dijo,que no lena Rey en pena de no aver 
Dominaste fu obedecido a Dios, 3J porque íi bien bivio , y murió Rey, 
^ , , fué defde entonzes fervidurnbre fu Reinado. 



En 



POLÍTICA XIX. 



m 




EN los juegos de Vulcano y de Prometheo,puefto$ 
a trechos diverfos Corredores , partía el primero 
con vna antorcha encendida,y la dava al fegundo , y efte 
al tercero , y áfsi de mano en mano. De donde nació el 
Probervio* Cürfu lampada trado. Por aquellas cofas, que 

R z como 



ijt EMPRESA 

como por fuccefsion, paífavan de vnos á otros, y afsi dijo 
Lucrecio. 
Lucret. Et quafi curfores Ttitai lampada trado. 

Que pareze lo tomó de Platón , quando aconfejando la 
propagación, advierte que era neceífaria , paraque como 
teda ardiente pafaífe ala pofteridad la vida recibida de 
i. vt vUam,(¡uam [ os Mayores. ' Que otra cofa es el Ceptro Real , fino vna 
'aíep^Z^áf. antorcha encendida , que pafsa de vn Succefsor a otro. 
pm,quafi udam Que fe arroga pues la Mageftad en grandeza tan breve, y 
ardentem pjtem p re ft ac [ a > Muchas cofas hazen común al Principe con los 
Platón* demás Hombres^y vna fola,yefa accidentadle diferencia. 

Aquellas no le humanan , y eftale enfoberbeze. Pienfe 
que es Hombre, y que govierna Hombres. Confidére 
bien , que en el teatro del Mundo fale a reprefentar vn 
Principe,y que en haziendo fu papel , entrará otro con la 
purpura,que dejare, y de ambos folamente quedará def- 
pues la memoria dehaverfido. Tenga entendido, que 
avn efa purpura no es fuya,fino de la República, que fe la 
preña , paraque reprefente fer cabeza della y y paraque 
atienda a fu confervacion,aumento,y felicidad, como de- 
cimos en otra parte. 

§. Quando Ú Principe fe hallare en la carrera de la vi- 
da con la antorcha encendida de fu eftado,no pienfe fola- 
mente en alargar el curfo della, porque ya eftá preferito 
fu termino ^y quien (abe, fi le tiene muy vecino , eftando 
fugeta a qualquier ligero viento/ Vna teja la apagó al Rey 
Mar.Hift.Hifp. Don Enriqueel Primero,avn no cumplidos catorzeaños, 
y vna caida de vn caballo , entre los regocijos y fieftas de 
fus bodas,no dejó , que llegafse a empuñalla al Principe 
Don Iuan,hijo de los Reyes Catholicos. 

§. Advierta bien el Principe la capacidad de fu mano: 

la oca- 



POLÍTICA XIX. ift 

la ocafion,y el derecho, para no abarcar fin gran adverté- 
•cia mas antorchas, quelasquelediérelafucefíon, ola 
elección legitima. Si lo uviéra confiderado afsi el Conde 
Palatino Federico,no perdiera la voz electoral y fus Efta- 
dos,por la ambición de la Corona de Bohemia. Mayor 
fuera lacarreradel Rei Carlos de Ñapóles , ü contento 
con la antorcha de fu Reyno , no uviera procurado la de 
Vngria,donde fué avenenado. 

$. No la fie el Principe de nadie, ni eonfienta, queo- 
tro ponga.en ella la mano con demafiada autoridad, por- 
que el Imperio no fufre compañia , y avn a fu mifmo Pa- Mar.HtíkHifp. 1 
dre el Rey Don Alonfo el Sabio trato de quitarfela el In- 
fante Don Sancho con el poder y mando, que le avia da- 
do. No le faltaron pretextos al Infante de Portugal con- 
tra fu Padre el Rey Don Dionis para intentar lo mifmo. 

§. Eftas antorchas de los Reynos,encendidas con ma- 
los medios , preño fe extinguen .-porque ninguna poten- 
cia es durable, fila adquirióla maldad. Vfurpó el Rey 
Don Garcia el Reyno de fu Padre Don Alonfo el Mag- Mar.Hrft.Hifp. 
no,obligandole a la renunciación,y folos tres años le du- 
ró la Corona en la frente.Don Fruela el Segundo poífeyó 
catorze mefes el Reyno,que mas por violencia , que por 
elección avia alcanzado. Y no fiempre falen los definios 
violentos. Pensó Don Ramón heredar la Corona de Na- MajvHiíLHiff*. 
varra,matando a fu hermano Don Sancho , pero el R ey- 
no aborreció a quien avia concebido tan gran maldad , y 
llamó a la Corona al Rey Don Sancho de Aragón fu Pri- 
mo hermano. 

§ . No fe mueva el Principe a dejar ligeramente efta an- 
torcha en vida , porque fi arrepentido defpues quifiere . 
bol ver a tomalla, podrá fer , que le fucéda lo que al Rey 

R 5 Don 



V 3 4 EMPRESA 

&iÍHiíb]H¡fp. Don Alón fo el Quarto, que aviendo renunciado el Rey* 
no en fu hermano Don Ramiro,quando quifo recobral- 
le,no fe le reftituyó , antes le tuvo fiempre prefo. La am- 
bición, quandopolsee, noíerindeálajufticia, porque 
fiempre halla razones , o pretextos para mantenerfe. A 
quien no moverá la diferencia , que ai entre el mandar , y 
obedecer? 

6. Si bien pafsan de padres ahijoseftas antorchas de 
los Reynos , tengan fiempre prefente los Reyes , que de 
Dios las reciben,y que a el íe las an de reftituir , paraque 
lepan con el reconocimiento , que deben bivir , y quan 
eftrecha quenta an de dar dellas. Aísi lo hizo el Rey Don 
Fernando el Grande, diciendo á Dios en los vltimos fuf. 
Mar.Hift.Hifp. piiosde fu vida. Vueflro es Señor tlpodeYpmeJlro es el mando pos 
Señor fots fobre todos hs %eyes ,y todo eíiafugeto -a yuejlra proTv'ü 
¿encía* El%eino, qwreábi de Tmejlramano : os reflitüyo. Cafi las 
miímas palabras dijo el Rey Don Fernando el Santo fen 
el mifmo tranze. 

§. Iluflre,avnque trabajofa carrera , deftinbelcieloa 
V. A. que laá de correr,no con vna , fino con muchas an- 
torchas de lucientes diademas de Reynos, que emulas del 
Soljfin perdelle de vifta,luceñ fobre la tierra defde Orien- 
te a Poniente. Furioíbs vientos , levantados de todas las 
partes del Orizonte^prOCuran apagallaá. Pero como Dios - 
las encendió,paraque precedan al efiatí darte déla Cruz,y 
alumbren en las fagrádas aras de la Iglefia , lucirán al par 
i* iue dedi te in della, * principalmente fi también las encendiere la fe de 
f t ^lt n rf V.A.yíupladofoíelo.Unicndolafldcwchaí, paraque fe 
que adextremum levante fu luz mas clara j y mas feréna a bufear el Cielo, 
Vi™' - donde tiene fu Esfefarttordue el que las inclináre.las con- 
\ umira apnla Con lus miimas llamas^y ii Jas tuviere opue* 

ftas 



POLÍTICA XIX. ijj 

fías al CieIo,mirando folamentea la tierra , ft extingui- 
rán luego,porque la materia^ue les avia de dar vida , les 
dará muerte. Procure pues V. A. pafsar con ellas glorioía- 
mente efta carrera de la vida,y entregallas al fin della lu- 
zientes al Succeflbr, y no folamente,como las uviére reci- 
bido,íino antes mas aumentados fus rayos , porque pefa 
Dios los Reynos y los Reyes,quando entran a reinar , pa- 
ra tomar defpues la quenta dellos, como hizo con el Rey 
Balthafar. 3 Y fiaOthon le pareció obligación dejar el 3- ¿ppnfa efjn 
ImperiOjComo le halló, 4 no la heredó menor V.A Ac fus es J[ w ^ hablnsü 
gloriofos AntepaíTados. Afsi las entregó el Emperador Dan.j.^. 
Carlos Quinto,quandoen yida las renunció al Rey Don 4- vrfá nojlra 
Filipe el Segundo fu hijo. Yavnque es malicia de al su- t !¡l! t -i! Hm ; & * . 
nos,dezir que no aguardo al hn de lu carrera > porque no Principes conti- 
le las apagafsen , y efcurecieífen los vientos contrarios, nti f m & «jww- 

r i r r» ir 11- ir» **l'rficüt ama- 

que ya loplava lu rortuna ad verla , como lo hizo el Rey \ or ibm auept- 
de Ñapóles Don Alonfo el Segundo, q Liando no pudien- fms yf(popw 
do refiftir al Rey de Francia Carlos Octavo, dejo la Co- rlc^b. i .Hift; 
ronaai Duque de Calabria Don Fernando fu hijo ; lo Mar.Hift.Hifp, 
cierro es,que quifo con tiempo reftituillas a Dios , y dif- 
ponerfe para otra Corona no temporal,fino eterna , que 
alcanzada vna vez fe goza fin temores de qué aya de paf. 
far ¿otras fienes. 




En 



ft* 



EMPRESA 




EN los acompañamientos de las bodas de Athena 
iva delante de los Efpofos vn Niño vertido de hoja 
erpinofas con vn canaftillo de pan en las manos , fimbo 
lo,que a mi entender,fignificava no aver fido inftituido c 
matrimonio para las delicias fulamente , fino para las fa 



tigas, 



política xx. í¿r 

tigas,y trábajos.Con el pudiéramos fignificar también (fi 
permitieran figuras humanas las emprefas ) al que nace 
para íer Rey , porque que e/pinas de cuidados no rodean 
a quién a de mantener fus Eftados en jufticia, en paz , y en 
abundancia, a que dificultades , y peligros no eftá fugeto 
el que a de govérnar a todos f l Sus fatigas an de (er def- i.Quam arduum, 
canfo del Pueblo:fu peligro feguridad , y fu dcfvelo fue- jP^Jg 
ño.Pero efto mifmo fignificamos en la Corona hermofa, cmsta luw: 
y apacible ala vifta,y llena de efpinas con el mote lacado Taci. Ann. 
de aquellos verfos de Séneca el Trágico, 

falla* bonum , quantum malum fronte , quam Séneca, 
blanda tegisl 
Qu ien mirando aquellas perlas, y diamantes de lá. Coro* 
na,aqueiias flores,que por todas partes la cercan,no cree- 
rá,que es mas hermofo , y deleitable lo que encubre den- 
tro^ ion efpinas , que a todas horas laftiman las fienes,y 
el corazon.No ai en la Corona perla,que no fea fudor.No 
ai ruby,que no fea fangre.No ai diamante,que no fea bar¿ 
reno. Toda ella es circunferencia fin centro de repoíb, 
fimbolo de vn perpetuó movimiento de cuidados. Por Strab. 
efto algunos Reyes antiguos traían la Corona en forma 
denave,fignificandofüinconftancia, fus inquietudes,y 
peligros.Bien la conoció aquel,que aviendofela ofrecido, 
la pufo en tierra,y dip.Elqueno te conoce Je legante. Las pri- Valer.Max; 
meras Coronas fueron de vendas, 1 no en feñal de Mage- z.\Pomte cidarim 
ftadjílno para confortar las fienes. Tan graves fon las fa- mmdgm fufer 
rigas de vna cabeza coronada, qué a menefter prevenido zach.j^. 
el reparo^endo el reinar tres fuípiros continuos:de man. 
tener, deadquirir, y de perder. Por efto el Emperador 
Marco Antonino decia , que erad Imperio J>nagran mo~ 
lejíia. Para el trabajo naciéronlos Principes , yconvie» 

S • ne,que 



, 3 8 EMPRESA 

ne,quefehaganael. Los Reyes de Perfia tenían vnCa- 
marero , que los defpertafse muy de mañana , diciendo* 
les. Levantaos %e¡ para tratar de los negocios Je Vuejlros ejladou 
No confentirian algunos Principes prefentes tan molefto 
defpertador , porque muchos cftan perfuadidos a que en 
ellos el repofo , las delicias y los vicios fon premio del 
3. Uac prináp*- Principado, y en los demás vergüenza , y oprobio. ' Cafi 
tusprdmtajHtat, to ¿ os \ 0& Principes, que fe pierden es porque ( como di- 

quorHtn lwiao } ac r *.* n Vi r n t¿ 

voiuptas,penesip- remos en otra parte ) fe perluaden, que el Reynoesrfe- 

fumfit^obur.ac rencia, y propiedad, de que pueden vfar a fu modo, y que 

omnes. ' **" ■ fu grandeza, y lo abfoluto de fu poder no eftá fugeto a las 

Tac.lib.i.Hift. leyes, finolibre para los apetitos de la voluntad, en que 

la lifon ja fuele halagallos, reprefentandoles , que fin efta 

libertad feria el Principado vna dura fervidumbre, y mas 

infeliz, que eimas bajo eftado de fus Vafallos ^conque eri- 

tregandofe a todo genero de delicias,y regalos, entorpe- 

zen las fuerzas, y el ingenio, y quedan invtiles para el go- 

vierno. 

§. De aqui nace,que entre tan gran numero de Princi- 
pes,muy pocos íalen buenos Governadores. No porque 
les falten partes naturales, pues antes fuelen abentajarfe 
en ellas a los demas,como de materia mas bien alimenta- 
da,fino porque entre el ocio, y las delicias no lasexerci« 
tan,ni fe lo confienten fus Dqmefticos'los quales mas fá- 
cilmente hazen fu Fortuna convn Principe divertido, 
que con vn atento.El remedio deftos inconvenientes con- 
fine en dos cofas : la primera en que el Principe luego en 
teniendo víb de razon,íe vaya introduciédo en los nego- 
ciantes de la muerte del Ántecefor,como lo hizo Dios 
con lofue,y quando no fea en los de gracia , por las razo- 
nes , que diré en la penúltima emprefa , fea en los demás, 

para- 

i 



política xx: íj 9 

panqué primero abra los ojos al govierno ] que a los vi. 
cios,que es lo que obligó al Senado Romano a introducir 
en el a la Iuventud.Por efte exercicio, avnque muchos de 
losfobrinos de Papas entran mozos en el govierno del 
Pontificado, fe hazen en pocos anos muy capazes del : la 
fegunda,en que con deftreza procúrenlos que alsiften, al 
Principe ,quitalle las malas opiniones de fu grandeza , y 
quefepa,qucelconfentimiento común dio refpeto ala 
Corona,y poder al Ceptro,porque la Naturalezano hizo 
Reyes. Que la purpura es fimbólo de la fangre , que a de 
derramar por el Pueblo, 4 fi conviniere , no para íomzi\r^ Cm f ulám f*{ m 
tar en ella la polilla de los vicios. Que el nacer Principe cmdem^féa, 
es fortuito , y folamente propio bien del Hombre la vir- »ft«j dmd.quam 
tud.Que la dominación es govierno , y no poder ábíbto- JSSt 
to,y los Vaíallos íubdkos,y río efclabos.Efte documento gmbu S> reiatmfu- 
dió el Emperador Claudio al Rey de los Perfas Meherda- lu vdatos >* d 

i e xr r* • r i i r ~ t r» • i mortem deftinan. 

thes. f Y atsi ie debe eníenar al Principe , que trate a los Liv.Iib.2. Hift. 
que manda,como el quifiera fer tratado,!! obedeciera;co- 5 . y t wndomwa- 
fejofuede Galbaa Pifon, quando le adoptó por hijo/ ¡^fw 
No fe eligió el Principe , paraque folamente fueíse cabe- ^ eogimet. 
za,ííno paraque fiendo refpetado como tal, íirviefse a to- Tac.üb.u. An. 
dos. Confiderando efto el Rey Antigono > . advirtió a fu ¿. cogitare quid 
hijo,queno vfaíTemaldelpoder,ni fe enl obervecieíTe , o Z^ífm 
trataíse mal a los Vafallos, diciendole» Tened hyo entendí- vohmü. 
do^uenueñro^e'mo es T>m noble fer mdumhre. 7 En efto fe fun- Tac,lib.i.Hift. 
do la muger , que efcufandofe el Emperador Rodulfo de 7- An j&«* f li 

j 11 i-i r i" íbv i i • vt munoftrWRegnum 

dalle audiencia,le relpondio. iDejapues de imperar. No na- -¿^ m \¡iUm ¡«rm- 
cieron los Subditos para el Rey, fino el Rey para los Sub- mem - 
ditos. Coftofo les faldria el avelle rendido la libertad, r ° s * 
fino hallafsen en ella juíticia,y la defenfa, que les movió 
alvafallaje* Con fus mifmosefcudos, hechos en forma 

S % circu- 



, 4 o EMPRESA 

9. üom'mevtfcu- circularle coronavan los Romanos, quando triunfaván,- 
to bon* voluntan ¿ Q ¿ on ¿ e f e introdujeron las Diademas de los Sanótos vi- 

tUA coronajtt nos. „ . r * 1 1- • vi ln . 

pfal.y.i 3. otoñólos cotrael común Enemigo. 9 No mereze el Pnn- 

10. vtcmmgu- cipe la Corona , fino fuere también efcudo de fus Vafal- 
lerttatiopatrufa- l s,opuefto a los golpes de la Fortuna. Mas es el Reynar 
^ulZm ¡Ifejtai Oficio,que Dignidad. Vn Imperio de padres a hijos, 10 yfi 
domi.-ita regia po- los Subditos no experimentan en el Principe la lolicitud 
t7&^J™ 0Td e?^>™ 1 * obedecerán como hijos. ElRey 
mtpiurium quafi Don Fernando el Santo tuvo el Reynar pj^r oficio > que 
domefltcaqtudam con f¡ftia en confervar los Subditos , y mantenellos en ju- 
Arirt.lib.j. Pol. fticia,caftigar los vicios, premiar las virtudes , y procurar 
c »?* los aumentos de fu Reyno,fin perdonar a ningún trabajo 
ii.Quiafaauseft ^ f u mayor bien, y como lo entendía y afsi lo executó. 

fortitndo patiperi, i* 1 r» • r • 1 /• 

fowtudoegeL i» ionios Principes muy lemejantesalos montes (como 
tribuiatione fuá, decimos en otra parte ) no tanto por lo immediato a los 
írliTulnSu k vores ^ cie l° ? quinto porque reciben en fi todas las 
ifaj.25.4. inclemencias del tiempo, fiendodepofitariosdekefcar- 
1 i.Gigantes ante cha, y nieve , paraque en arroyos defechas bajen dellos a 
í ™Í^ w ' m í w templar eneleftio la fed de los campos, y fertilizar los 

wdiebm lilis. Ifii ,, l r , 1 t 1 r 1 

ftmt potentes* {&- vaiLes^y paraque lu cuerpo levantado les haga lombra, y 

culo vmfamofi. defienda de los rayos del Sol. " Por efto las Divinas letras 

.4. llaman a los Principes Gigantes : u porque mayor efta- 

15. E/re Girantes : 1 *i Al • r 

gemimtfubaquis. . tura >q" e los demas,an meneiter los que nacieren para lu- 
íobc.zd.5. ítentar el pefo del govierno. Gigantes ion , que an de 
14. ^«^(j^fi-fufrir trabajos, y gemir (comodijolob)de bajo délas 
¡£^ aguas , - fignificados en ellas los Pueblos , y Naciones, «j 
• & Gcnust&im- y también fon ángulos , que fuftentan el edificio de k 
£"*' República. n El Principe, que no entendiere avernaci- 

' ' ' ' doparahazerlomifmoconfusVafallos.ynofedifpufié- 

i^.AppLcatehuc l r C ' n. - \ • 1 1 * r • 1 11 r 1 • 

vniuerfos ángulos ^a luirir ettas inclemencias por el benehcio dellos , deje 

rcpuiu de fer monte,y humillefeafervalle, fi avn para retirarfe 

° ^ :. * al ocio. 



POLÍTICA XX. 141 

al ocio , tiene licencia el que fue deftinado del cielo para 
elgoviernodelosdemas. Electo por Rey Wamba no Mar.Hiíh Hifp, 
quería acetar la Corona,y^m Capitán le amenazó, que le 
mataria,finolaacetava, diciendo, queno-debia con color de 
modeftta ejltmar en masjit repojb partkularflue el común.? or efto 
en las Cortes de Guadalajara no admitieron la renuncia- 
ción del Rey Don luán el Segundo en fu hijo Don Enri- 
que, por fer de poca edad , y el avn en difpoficion de po- 
der governar.En que fe conoze,que fon los Principes par- 
te de la Republica,y en cierta manera fugetqs a ella , co- 
mo inftrumentos de fu confervacion , y afsi les tocan fus 
bienes.y fus males , como dijo Tiberio a fus hijos. i6 Los l6 ; *** ***"$*, 
que aclamaron por Rey a David,le advirtieron , que eran ve ftraad.Rempu- 
fus huefos,y fu carne, * 7 dando a entender,que los avia de h ^ icam pemneat. 
fuftentar con fus fuerzas , y fentir en fi mifmofus dolores ac ' ! "* n# 

vtrabaios lincéenosos 

ycraoajos. _ . _ timm t & caro tu* 

$. También con viene enfeñar al Principe defde fu ju- [unm. 
ventud a domar^y enfrenar el potro del poder , porque íi a - R - c S* c ^ x * 
quifiere llevalle con el filete de la voluntad,dará con el ea 
grandes precipicios. Meneñer es el freno de la razón , las 
riendas de la politica,la vara de la jufticía,y la efpuela del 
valor,fijo ííempre el Principe fobre los eftrivos de la Pru- 
dencia. No á de executar todo lo que fe le antoja , fino lo 
que conviene,y no ofende a la piedad,á la eílimacion,á la 
vergüenza , y a las buenas coftumbres. l8 Ni á de creer el > 8 *F*&*tf»< l<** 
Principe,que es abfoluto fu poder, fino fugeto al bien pu- exijlitíatiomm, 
blico,y á los interefes de fu eftado.Ni que es immenfo, fi- venenndiam fio- 
no limitado,y expuefto a Kgeros accidentes. Vn foplo de {¡urtxm^llZ 
viento desbaratólos aparatos marítimos del Rey Filipe trabónos mom 
Segundo contra Ingalaterra. ' wwmmeff 

§. Reconozca también el Principe la naturaleza de fu L.ij.ff.deC©!>- 

S j * pote- ¡d^WUú 



14*' EMPRESA 

poteftad , y que no es tan íúprema, que no aya quedado 
alguna en el Pueblo,la qual o la reíervó al principio , o íe 
la concedió deípues la mifmajuz natural para defenfa,y 
confervacion propia contra vn Principe notoriamente in- 
jufto, y tyrano. A los buenos Principes agrada,que en los 
Subditos quede alguna libertad. Los Tyranos procuran 
19. Quomodopef- vn abfoluto dominio. í¡> Conftituidacon templanza la li- 
fmuimperatort- bertad del Pueblo nace della la confervacion dd Princi. 

bus fine fine dotm- 1 *t n \ e? ir»-* ir- 

nationem 3 ¡tAqua- pado. Noeftamas leguroel rfincipe,que.mas puede , fi- 
ftísegregjjs modü no e j q Ue con mas razo n puede. Ni es menos foberano 

liberatis placeré. « i r • r xr r 11 1 r • -i 

Tac.Jjb.4.Hift. e l °l ue coníerva a ius Valallos los tueros y pnvilegios,que 
juftamente pofleen. Gran prudencia es dejarfelos gozar 
iibremente,porqüe nunca pareze^que difminuyen la au- 
toridad del Principe,íino,quando fe refientedellos , y in- 
tenta quitallos.Concentefe con mantener fu Corona con 
la miíma poteftad,que fus Antepafados. Eílo pareze,que 
dio a entender Dios por Ezechiel á los Principes (avnque 

10. cormatua en diverío fentido)quando le dijo,que tuvieíse ceñida á fi 

tibiT lg ' " a Corona. lo Al que demafiadamente enfáncha fu cir- 

E2ech.c24.17. cunferencia/e le cae de las fienes. 




De 



POLÍTICA XXL 



M3 




D El centro de la Iufticiafefacó la circunferencia de 
la Corona. No fuera necefaria ella, fi fe pudiera bi- 
yir fin aquella. 

HacJ>m%egesolim(itntfinecreati 9 
!DicereÍH5populh¿niuJiaque0lImfa£la } 

$. En 



i 4 4 EMPRESA 

§. En la primera Edad,nifue menefter la pena , por* 
quelalei no conocía la culpa, ni el premio, porque fe 
amava por íi mifmo lo honefto , y glorioíb. Pero crefció 
con la edad del Mundo la Malicia , y hizo recatada á la 
Virtud, que antes íen cilla, y inadvertida vivia por los 
campos. Deíeftimóíe la igualdad , perdióte la mode- 
ftia, y la vergüenza, y introducida la ambición, y la fuer- 
za, fe introdujeron también las Dominaciones : por- 
que obligada de la necefsidad la Prudencia , y defpierta 
con la luz natural , redujo los Hombres a la compañía, 
civil , donde exercitaísen las virtudes , a que les inclina 
la razon^ydondefevalieíTende la voz articulada, que 
les dio la Naturaleza , paraque vnos a otros explicando 
fus conceptos,y manifeflando fus fentimientos, y neceíi- 
, -t. semv vero da- dades feenfeñafsen, aconfejáfsen, y defendieflen. x For- 
tustít homim ad mada pues efta Compañía nació del común confenti- 
lroind/¡uft¡im& lr )iz nto en tal modo de Comunidad vna Poteftad en 
imujtum decía- toda ella iluftrada de la luz de Naturaleza para coníer- 
AriftHb i.PoI. vac * on ^ e ^ us P art cs , que las mantuviefse en Iufticia , y 
c.2. Paz,caftigando los vicios , y premiando las virtudes: y 

porque efta Poteftad no pudo eftar difuía en todo el 
cuerpo del Pueblo , por la confuííon en refolver y exe- 
cutar, y porque era forzólo, que uviefse, quien mandarte, 
y quien obedeciere, fe deípo jaron della, y la pufieron en 
vno, o en pocos , o en muchos , que fon las tres formas 
de República^ Monarchia , Ariftocracia , y Democracia. 
LaMonarchia fué la primera, eligiéndolos Hombres 
en fus familias, y defpues en los Pueblos, para fu govier- 
no,al que excedía a los demás en bondad, cuya mano 
(creciendo la grandeza ) honraron con el Ceptro , y cu- 
yas fienes ciñeron con la Corona en feñalde Mageftad 

y de 



POLÍTICA XXI. i4y 

ydelaPoteftad fuprema,que le avian conccdido,la qual 
principalmente confifte en la jufticia, para mantener con 
ella ai Pueblo en paz,y aísi faltando efta, falta el orden de 
República, * y cefael oficio de Rey, como fucedióen )f¿*i n f^ 
Caftilla, reducida al govierno de do$ luezes, y excluidos u gts non mm 
los Rey es, pbrlas injufticiasdc DonOrdoSo. y Don l *t**m* • 
Fruela. . I.K 4 . c . 4 . 

§. Efta Iufticia no íe pudiera admiftiftrar bien por fola Mar.HiíhHifp» 
la Ley natural , fin graves peligros de la República , por- 
que fiendo vna confiante , y perpetua voluntad de dar a 
cada vno lo que le toca, 3 peligraría fi fueíe dependiente 5- lu M* «w» 
de la opinión, yjuicio del Principe, y no eícrita. Nilaluz2^ / ¿f > & 
natural ( quando fueíe libre de afeéfcos, y pafsiones) feria Sap.i.i 5 * 
bailante por fi mifma a juzgar recámente en tanta va- 
riedad decafos,eomoíe ofrezen, y aísi fue necefario, que 
con el largo vio ,y experiencia de los fuceíbs fe ftiéíen las 
Repúblicas armando de Leyes penales^ ydiftfibutiVas: 
aquellas para el caftigo de los delitos 5 y eftas para dar a 
«adavno loque le peítenefcieíe» Las penales fe íignificari 
por lá elpada, íimbolo de la IufticiajComo lo dio a enten- 
der Trajano, quando dandoíe la defnuda al Prefe&o Pre- 
torio le dijo» Toma efta ejpada, y Jfd dellaenmifajjor^fí 
gobernare juftamente Sy fino^ contra my. Los dos cortes del- 
la fon iguales al rico , y al pobre. No con lomos para no 
ofender al vno, y con filos para herir al otro 4 Las Leyes 
diftributivas fe figriifican por la regia > o elquadrá , que 
mideatodosindiferentcmentefusacciones,y derechos.* 4 ; tegemftinttQ 
A efta regla dé Iufticia le án de ájüftar las cofas , no ella á '«#< » »w*# 
las cofas , corrió ló hazia la regla Lefvia 5 que pot fer de séneca 
plomo, fedoblava, y ácomodava a las formas de las pie- 
dras* Avnas, y otras Leyes á de daí el Principe aliento; 

T Coraron 



í4 6 EMPRESA 

Üb.5.tu;p.2. Coraron , ealma. dijoelRey DonAlonfoel Sabio, que 
era de la República el Rey. Ca afi comoya^eel alma en el co- 
. ra^pn del Ome t epor ella Vtoe el cuerpo, e fe mantiene ¿ afi en el%ey 
ya%e la jujlicia , que es J?ida , e mantenimiento del Tuebb , y de fu 
Señorío. Y en otra parce dijo, que Rey tanto quería de- 
zir , como regla , y da la razoa Ca afi como por ella fe co- 

lib.rf.tt.i.p.i. no^en todas las torturas , efe enderezan , afi por el %ey fon co- 
nocidos los yerros > e emendados. Por vna letra íbla dejó el Rey 
de llamarfe Lei.Tan vno es con ella,que el Rey es Lei,que 
habla , y la Leí vn Rey mudo. Tan Rey , que dominada 
fola , íi pudiefe explicarfe. La prudencia política dividió 
lapoteftadde los Principes, y fin dejarla difminuidaen 
fusperíbnas, la traflado fútilmente al papel , y quedó 
efcritaenel , y diftintaaios ojos del Pueblo la Mageftad 
para exercicio de la Iufticia,conque prevenida en las Leyr 
es, antes deloscafos, laequidad, yelcaftigonofeatri- 
buyeíen las fentencias al arbitrio,ó á la paísion , y conve- 

5. n« vtendum niencia del Principe , y fuefe odiofo a los Subditos. Vna 
hsuTpott Ugl ' e ^ cu ^ a es * a ^ei del rigor, vn realze de la gracia, vn brazo 
Tacit.i.3.Ann. invifible del Principe, conque govierna las riendas de fu 

6. Mmui ¡ura, Eftado.Ninguna traza mejor para hazerfe refpetar,y obe- 

leftT & ^Tiar ^ cccr * a dominación. P° r 1° S ua * no con viene apartarfe 
Jib.3. Annal^ de la Lei , y que obre el poder lo que fe puede confeguir 
j.hiaud,t¡,jtque con ella. 5 En queriendo el Principe proceder de hecho, 

tndefenfi taquam • 1 r r 1 t *t ' i r • 

innocentes peñe- pierden iu ruerza las Leyes/ La culpa le tiene por ínocen- 
rant. Tacit. 1. 1. cia,y la jufticia portyrania, 7 quedando el Principe me- 
nos poderoíb ; porque mas puede obrar con la Ler,que íir 
pax°&\¿£u- ella. La Lei leconílkuye,y conferva Principe, 8 y learm; 
ftiti&fiientit<m,& de fuerza.Si no íe interpuíiera la Lei,no u viera diñincioi 
^^^'^ .entre el dominar, y el obedezer. Sobre las piedras del; 
lía. 32.17/ Leyes , no de la voluntad-, fe funda la verdadera Politic; 

Linea* 



POLÍTICA XXL Í47 

Lincas fon del govierno, y caminos reales de la razón de 9 ' r ***fi*t*** 

«-.n 1 r» 11 i_ '■• r temieres, vteoru 

Eftado.Porellas,comoporrumbos ciertos, tiavegafegu- mmlminét- 
rala nave déla República. Muros fon del Magiftrado : o- *neam audacia, 
jos.yalmadela ciudad, y vihculos del Pueblo, ó vnfre- %%£¡Z 
no (cuerpo de eftaEmpréfa) que le rige, y le corrige.' t¡a,& ¡niffisim- 
A vn la ty rania no fe puede fuftencar fin ellas. *"{* r ff°™ ld / : 

A lamconítanciadelavoluntadjiujeta alosatectos, netur audacia, & 
ypafsiones, yciegaporfimifma, nofepudoencomen- ™™kf*cuitas* 
darel juicio deialufticia v y fue menefter , quefegovér- uégxXTeg* 
nafe por vnos decretos y decifioncs firmes , lii jas déla ra- 
zón y prudencia , y iguales a cadavno de los Ciudadanos, 
fin odio, ni interés: tales ion las Leyes, que para lo futu- 
ro didtó la experiencia de lo paliado, y porque ellas no 
pueden darfea entender por fi mifmas, y fq'n cuerpos, 
que reciben el alma, y el entendimiento délos Iuezes, 
por cuya boca hablan , y por cuya pluma fe declaran , y , 
aplican iloscaíbs, nopudiendo comprehendellos to- 
dos, adviertan bien los Principes á que Sugetos las en- 
comiendan , pues no les fian menos , que fu mifirro íer, 
y los inftrumentos principales de Reinar , y hecha la elec- 
ción, como conviene, no les impidan el exercicio, y 
curio ordinario de lalufticia, déjenla correr por el Ma- 
giftrado : porque en queriendo arbitrar los Principes íb- 
bre las Leyes, mas de aquello que les permite la Cle- 
mencia, fe deshará efte artificio político, y las que le 
avian de fuftentar > (eran cauía de fu ruina , porque no es 
otra cofa la Tyrania, fino vn deíconocimiento de la *°« itfuigete 
Lei,atribuyendofeafsi los Principes fu autoridad. Deíto g^^g 
fe quejó Roma, y lo dio por cauía de fu fervidumbre, ftratuum\ Ugum 
aviendo Auguílo arrogado á fi las Leyes , para tiranizar '!tj etr í a !' ere \ , 

.1 ra^.S 5 7 ?í . Tic.Iib.LAnn. 



el Imperio. 



<¡> Jl- Claud, 



,4$ EMPRESA 

tPoflquam kraferox inji eommunta Ctfat 
Traflulitj elaffi mores % de fue taque pri/cis 
Artibus , in gtemium pacit Jetóle recefíi* 

11; mm cuntid En cerrando el Principe la boca a las Leyes, la abre ala 

l $mum mmd m ^ c ^ Y a l° s vicios , como fucedió en tiempo dd Em- 

wfetrafmsprin- perador Claudia n 

cepstmmiatr*- . La multiplicidad deLeyes es muy dañofa a la Re- 

dandi patefecerau *. r ™ r r i i u <- 

Tac. l,i j.Ann. pubhca,porque con ellas le rundaron todas , y por ellas le 
perdieron caíi todas: en fiendo muchas caufan confu- 
fion, y fe olbidan , ono fe pudiendo obfervar , fe deípre- 
eian. Argumento fondevna República diífoluta. Vnas 
fe contradizen a otras, y dan lugar a las interpretaciones 
de la malicia , y a la variedad de las opiniones , dedonde 
nacen los pleitos , y las difTenfiones. Oceupafe la mayor 
parte del Pueblo en los tribunales. Falta gente para la 
cultura de los campos , para los oficios, y para laguerra, 
Suílentan pocos buenos a muchos malos, y muchos ma- 
los ion Señores de los buenos. Las plazas fon golfos de 
pyratas, y los tribunales bofques de Foragidos. Los mif- 
lllí pau&Tr\n- mos > c l ue av^n de fer guardas del derecho, fon dura cade- 
cipe vtenmur , 4- na de la fervidumbre del Pueblo» ,l No menos íuelen fer 
?Mnd'úcuM¡ tra ^ a J a< ^ as ^ as Repúblicas con las muchas Leyes, que con 
Tac.1.3. Annal. los Vicios. Quien promulga muchas Leyes > efparzemu- 
TracLín Caüg. chos abrojos,donde todos fe laftimen,y afsi Caligula,que 
armava lazos a la inocencia, hazia diverfos edi&os, eferi- 
tos de letra muy menuda , porque fe leyefen con dificul- 
Tanch. ¡ a tad- r y Claudio publicó en vndia veinte, conque el Pue-^ 
bloandava tan confufo, yembarazado, quelecoftava 
Áriík>icL mas el fabellos , que el obedezellos. Por efto Arifloteles 
dijo„que baftavan pocas Leyes, para los caíbs graves,de- 
jando los demás al juicio natural. Ningún daño interior 

de 



POLÍTICA XXL 149 

délas Repúblicas mayor, que el déla multiplicidad de *3- Oaünmiti: 
las Leyes. Por caftigo de graves ofenfas amenazó Dios *Ífa?£J* h e ™ m 
Ifrael , que fe las mulciplicaria. ,, Paraque añadir ligera- d*mj a ¿t*fmtei 
mente nuevas a las antiguas? fi no ai excefo , que no aya f * t m **'**»» 
íuceqido, ni inconveniente, que no feayaconhderado p /¿ w /^ w muu 
antes, y aquien el largo vfo,y experiencia no aya confti- Qfr„8.u. 
cuido el remedio.Lasque agorada en Cafiilla por nuevas 
el arbitrio,fe hallaran en las Leyes del Reyno. Laobfer- ,. y r m dríía(¡ 
vancia deltas ferá mas bien recibida del Pueblo, y con perpetuóte mó- 
ntenos odio del Principe, que la publicación de otras nummor M¡am 

11 r r i • • o -i P ldem trmñatus 

nuevas : en aquellas loiiega el juicio, en eítas vacila : en efljabuiu &íeu t m 
aquellas íe defeubre el cuidado,en citas fe aventura el ere- i u hm c*#**- 
dito: aquellas fe renuevan con feguridad, eñas fe inven- ^Zml?. I "* t *' 
tan con peligro.Hazer experiencias de remedios es acofta PIín.líb.34.c^» 
de la falud, o de la vida. Muchas yervas ( antes que íe fu- * i-vedttque d*- 
piefen preparar) fueron veneno. Mejor fe govierna U^¿S¡S 
República, que tiene Leyes fijas, avnqtie fean imperfetas, femmibwm mí» 
que aquella, que las muda frequentemente.Para moftrar *f 9" ai ' j"****- 

i a 1 • * i r i r • • bulas teñimmm 

los Antiguos , quean deler perpetuas las efcnvian en upideas fiñptas 
bronze, H y Dios las efculpió en piedras , eferkas con fu & ¿ m D *« 
dedo eterno. Iy Por eftas eonfideraciones aconfejó Augu- *° ** * * 
ño al Senado, que confian temente guardafe las Leyes ^ugl^TníZur 
antiguas , porque avnque fuefen malas, eran mas vtiles a fauate^ecvüam 
la República, que las nuevas. t6 Bailantes Leyes ai va *" m '»»*"*• 

n • • i i i « i . J batuque m fm 

conftituidasentodoslosReynosdo que conviene es,que ¡tatú, udemqut 
la variedad de explicaciones, no las haga masdudofas, y m ""**>&j¡fa 
obfeuras, y crie pleitos, en que fe debeponer remedio, f*. ^Zta^n^t 
cil en Efpafia , fi algún Rey , no menos por tal emprefa ?«%* hu> , qí{ ¿ 
reftaurador della, quePelayo, reduciendo las caufasa ^Ztml'T^ 
términos breves, y dejando el derecho civil, fe firviefe de w»r, 
las Leyes patrias, no menos do&as y prudentes , queju- Dioo ^f*i 

T j ftas* 



\ 5 o EMPRESA 

fias. El Rey Refcefvindo lo intentó, diciendo en vna 
I.8.&5MM.U. LeidelFuerojuzgo.£ mn queremos, quede aquí adelante fean 
ru*^ ~ , Tríadas las Leyes (Romanas* nin las enroñas , y también él 
Rey Don Alomo el Sabio ordeno a los luezes, que los 
pleitos ante ellos los libren bien, e lealmente lo mas aina^ e me- 
jor que fupieren, e por las Leyes dejle libro , e non por otras* 
üb.3.tt.i.Iib.2.' Efto confirmaron los Reyes Don Fernando, y Dona Iua- 
rece P* na , y el Rey Alarigo pufo graves penas a losíuezes, que 

admitiefetí alegaciones de las Leyes Romanas. Qfenía es 
déla íbberania governarfe por agenas Leyes. Eneftofc 
ofrecen dos inconvenientes 5 el primero, que como eftan 
las Leyes en lengua Caftellana , fe perdería la Latina , fi 
los Profefbres de la lurifprudencia eftudiafen en ellas fo- 
jamente 5 füeradeque fin el conocimiento del derecho 
civil, dedonderefultaron, no fe pueden entender bien-, 
el fegundo , quefiendo común a cafi todas las Naciones 
de Europa el derecho civil, por quien fe deciden las cau- 
las y fe juzgan en las Cortes agenas, y en los tratados de 
paz los derechos y diferencias de los Principes, es muy 
importante tener hombres dodtos en el. Si bien eftos in- 
convenientes fe podrían remediar, dotando algunas Cá- 
tedras del derecho civil en las Vniverfidades , como lo 
previno (aunque con diferentes motivos) el Rey Don 
Fernando el Catholico fobre la mifma materia , dicien- 
íib.3* tt.i.lib.2. do. Empero bien queremos , yjufrimos, que los libros de los 
recep. derechos , que los Sabios antiguos hicieron , queje lean en lo* 

EJludios generales de rmeflro Señorío , porque ai en ellos tnucf^ 
fibiduria , y queremos dar lugar , que tos nueflros Naturales Jeaft 
\\ , fabnkres, efean poretide mas honrados. Peto quando no fe 
^uedáeíxecutarefto, fe pudieran remediar los dos exce- 
lsos dichos? el primero el de tantos libros de Iuriíprtr 

dencia, 



POLÍTICA XXI. iji 

ciencia, como entran en Efpaña prohibiéndolos, por- 
que ya mas fon para faear el dinero , que para enfeñar, 
aviendofe hecho trato y mercancía la cnprenta. Con 
ellos fe confunden los ingenios, y queda embarazado, 
y dudofo el juicio. Menores daños nazeran de que quan- 
do falten leyes efcritas , conque decidir alguna caula, fea 
lei biva la razón natural, que bufcar la Iufticia en la con- 
fufanoche de las opiniones de los Doótores, que hazen 
por la vna , y otra parte , con que es arbitraria , y fe da 
lugar al foborno , y a la paísion. El legundo excefo es la 
proligidad de los pleitos, abreviandolos,como lo intento 
en Milán el Rey Filippe II., confultando fobre ello al Se- 
nado , en que no folamente miro al beneficio común de 
los Vafallos, fino también a que fiendo aquel Eftado an- 
temural dé la Monarchia,y el Theatro de la guerra uvie- 
fe en el menos Togas , y mas Ameles. Lo mifmo pro- 
curaron los Emperadores Tito, yVeípafiano, Carlos 
V. los Reyes Catholicos , el Rey D on Pedro de Portu- 
gal,el Rey de Aragón D. Iaime el Primero, y el Rey Luis 
Vndecimo de Francia , pero ninguno acabó perfetamen- 
te la emprefa , ny íe puede eíperar , que otro faldra con 
ella s porque para reformar el eftilo de los Tribuna- 
les , es mcnefter confultar a los milmos Iuezes, los qua^ 
les fon interefados en la duración de los pleitos, como 
los Soldados en la de la guerra. Sola la necefidad pudo 
obligar a la Reyna Doña Ifabel aexecutar de motivo Mar.Hifí.Hifp; 
propio el remedio, quando hallando a Sevilla trabaja^ 
da con pleitos, los decidió tpdos en fu prefencia con 
la afiñencia de Hombres praticos y do¿tos,y fin el rui- 
do forenfe, y comulación de procefos^y informaciones, 
aviendole falido feliz la experiencia. Con gran Pruden- 
cia 



jfi EMPRESA 

cía y pafc fe goviernan los Cantónesele Efguizaros f por- 
que entre ellos no ai letrados. En voz feproponen las 
caufasalConfejo.feoyenlosteftigos, yfineferivir mas 
que la fentencia,fe deciden luego* Mejor le eftá al litigan- 
te vna condenación, deípachada brevemente , quevna 
fentencia favorable , defpues de aver litigado muchos 
años. Quien oi planta vn pleito , planta vna palma , que 
q Liando fruta, fruta para otro, En la República, donde no 
fueren breves, y pocos los pleitos , no puede aver paz ni 
„ - . concordia. 17 Sean por lo menos pocos los Letrados.Pro- 

17. Kon fuermt . r J x j rt 

concordes vnqua, curadores , y Eicnvanos. Como puede eltar quieta vna 
aut imeramames República , donde muchos , para fuílenrarfe , levantan 
fnulu üteTilZ Paitos ! Que reftitucion puede efperar el deípofeido , íí 
dales ftmtyped vhi primero le an de deípojar tantos? Y quando todos fueran 
e*brgwfiima i & ; u ft os no f e apura mejor entre muchos la Iufticia, como 

pauafim*. i > .r J 11 

Plato. no curan mejor muchos Médicos vna enfermedad ; mes 

conveniencia déla Republica,que á coila del publico fo* 
íiego, y de las haziendas de los Particulares, íe ponga vna 
diligencia demafiada para el examen de los derechos, ba- 
ílala moral. 

§. Noesm.enos dañofa la multiplicidad de las Preg- 
maticas para corregir el govierno , los abufos de los tra» 
ges y gaílos fuperfluos s porque con deíprecio fe oyen , y 
con mala latisfacion fe obfervan. Vna luna las eícrive, y 
efa mifma las borra. Refpueftas fon de Sybila en hojas de 
ai boles, efparcidas por el viento* Silasvenze lainobe* 
diencia, que da más iníblente, y mas íégurd el lüxo. La 
reputación del Principe padeze, quando Tos remedios que 
feñala, o no obran, o no fe aplican. Los Edictos de Ma« 
dama Margarita de Auftria Duqtiefa de Parma defacre* 
di carón en Flandes fu govierno , porque fto fe executá* 

vach 



POLÍTICA XXI. ,jj 

van. Por lo qual íe puede dudar, fi es de menos inconve- 
niente el abufb de los trajes, que la prohibición no obfer- 
vada, o fies mejor difimular los vicios ya arraigados y 
adultos, que llegar a moftrar,que ion mas poderofbsque 
losPrincipes. Siqueda fincaíligo la t¡ranfgrefion de las 
pregmaticas,fe pierde el temor,y la vergüenza .Si las Ley- 
es, o Pregmaticas de reformación las efcriviefe el Princi- 
pe en fu mifma perfona, podria fer que la liíbnja , o la in- 
clinación natural de imitar el menor al mayor , el Subdi- 
to al Señor, obrara mas que el rigor , fin aventurar la au- ad/frut/*' r 

•1lT f * V 1"\ * 1*1 . n 



moru au- 



toridad. La parfimonia , qué no pudieron introduzir las tor vejpafianm 
Leyes furríptuarias , la introdujo con fu exemplo el Em-^"/' am ^° ' l Pf e 
perador Velpatiano. Imitar al Principe es iervidumbre, obfequiumindem 
que haze fuave la lifonja„.Mas fácil dijo Theodorico Rey Tmc '? m *&f» 

7 i ^ i i vi i r i niulandt, amor, 

de los Godos , que era errar la Naturaleza en lus obras, v 4éi or t quam 
<jue defdecir la República de las de fu Principe. En el , co- p<**<* ex leguas, 
mo en vn efpejo, compone el Pueblo fus acciones. llb.^Aiin J. aC " 

— ¡ Compwntur Orbü 

* %egis ad exemplum, nec fie infleSlere fenfws . Clau. 

Humanos edicla Taalmt , quam !¡>ita %egentum. 
§. Las coílumbres fon Leyes , no eferitas en el papel, 
fino en el animoiy memoria de todos , y tanto jrn as ama- 
das, quanto no fon mandato , fino arbitrio , y vna cierta 
efpecie de libertad , y afsi el mifmo coníentimiento co- 
mún, que las introdujo, y preferivió , las retiene con te- 
nacidad,fin dejarfe convenzer el Pueblo quando Ion ma- 
las, que conviene mudallas: porque en el es trias podero- 
fa la fe de que (pues las aprováron fus Antepafados ) ft- 
ran razonables y juilas, que los argumentos, y avnque 
los mifrnosinconvenientes,que halla en ellas.Por lo qual 
es también mas laño confejo tolerallas, que quitallas. 

V El 



,# EMPRESA 1 

El Principe prudente govierna fus Eftados fin innovar 
19.E0S hom'tnum lais Columbres. 1 ' Pero fi fueren contra la Virtud, o Re- 
% S m ^S "lipón , corri jalas con gran tiento, y poco a poco , hazien- 
morihusy Ugibuf- do capaz de larazon al Pueblo. El Rey Don Fruela fue 
questtamfi déte- aborrecido , porque quitó la coftumbre introduci- 

i««w v4fM»/«, da por Wicizza de calarle los Clérigos, y aprovadaco» 
zempubiwm d- c \ eX emplode los Griegos. 

ThucidT - §* Sila República no eftábien conftituidá, y muy do- 

20. Qmdiegesfi- ctles,y corregidos losanimos,poco importan las Leyes. 1 * 
ne moúbtis van* A eíto miró Solón , quando preguntándole, que Leyes 
&£guO¡n, eran me ) ores : refpondió , que aquellas de que vfava el 
Pueblo. Poco aprovechan los remedios a losenfermos in- 
corregibles. 

§. Vanas feran las Leyes* fiel Principe, que las pro-' 
2u puna voxtft mu lg a no las confirmare , y defendiere con fu exempla 

Maiejtate-Regna- . p 7 , 1 tV 1 1 1 1 - 1 

tu, legibm aiiiga- J vida." suave le pareze al rueblo la Ley , a quien obe- 
tum feprojitert. ¿ e2e e I mifmo Autor deíla. 
gibus. ' C " I n commune iubes fi quid , cenjefue tenendum y 

ChucL ^úmm kffa fub't y tune obferuaiitior ¿equi 

Fit populas , nec fene Ipetat , cum Ividerit ipfum 

Autborem parere fib'u 
^ . . Las Leyes, que promulgó Servio Tullio no fuéfonfo- 

22, Ouefe etitvn ./'ir- o 

RegeTTbtempera- lamente para el Pueblo , fino también para los Reyes, 
teat. Taclib.3. p 0r e |l as f e an ¿ c j UZ gar las caufas entre el Principe y los 
¿ Subditos, como de Tiberio lo refiere 1 ¿cito. 15 Aunque efta- 
lriua% qU d*fceltl mos l&ns de las Leyes (dijeron los Emperadores Severo, y 
ret, farurntá tus. A ntonino) biuimos con ellas. No obliga al Principe lafuerza 
Tac. 1.4.Ann. j e f er L e y^ ^ no j a ¿¡ e ^ razon y ert que fe funda, quando es * 

eña natural y común a todos , y no particular á los Sub- i 
ditos para fu buen goviern o: porque en tal calo a ellos íb- 
lamente toca la obfervancia^ aunque también debe el 

Principe 



IX 



POLI/TICA XXL m 

Principe guardallas, fi lo permitiere el cafo, paraquea 
los demás fean fuaves. En efto pareze, que confifte el mi- 

fíerio del md.Lidd.iu Je Diua a Ez.cdiicl , que le COmieíé 

el volumen , paraque viendo que avia fido el primero en 
guftar las Leyes, y que le avian parecido dulzes, 14 le M« *M hminit 
imitafen todos. Tan fugetos eftan los Reyes de Efpaña a c Tf e & ™¡¡¡j¡¡¡¡¡ 
las Leyes, que el Fiíco en las caulas del Patrimonio Real %Ui, & fattum 
corre lamifma Fortuna, que qualquier Vafallo, y enea* $ tn ¡ r ¡^ eo ^ tc ' 
fo de duda es condenado: afsi lo mandó Filippe Según- Ezech.3.1. 
do, y hallándole íu nieto Filippe Quarto,gloriofo Padre 
de V. A* preíenteal votar el Confejo Real vn pleito im- 
portante á la Cámara , nienlos Iuezés falto entereza, y 
conñanciaparacondenalle, ni en Su Mageftad rectitud 
para oillos fin indignación. Feliz Reynado, en quien la 
caufa del Principe es de peor condición. 




Vz 



Si 



EMPRESA 




SI bien el coníentimientodel Pueblo dio a los Prin- 
cipes la poteftad déla Iufticia, la reciben inmediata- 
mente de Dios, como Vicarios fuyos en lo temporal. A- 
guilas fon Reales , Miniftros de Iupiter, que adminiftran 
fus rayos, y tienen fus vezes, para caftigar los excefos , y 

exerci- 



POLÍTICA XXII. i J7 

exercitarluflicia: ' en que an meneíler las tres calidades i.d«^«m¿»> 
principales del Águila. La agudeza de la vifta,para inqui- ^ZÍ li^mt 
rir los delitos, la ligereza de fus alas, para la exccucion , y lum agn. 
la fortaleza de ííis garras , "para no aflojar en ella. En lo Ad Rom - 1 3-4- 
mas retirado, y oculto de Galicia no fe le eícapó a la vifta Mar.Hift.Hifp. 
del Rey Don Aloníb el Septimo,llamado el Emperador, 
el agravio,que hazia a vn labrador vn Infanzon,y disfra- 
zado partió luego a caftigalle con tal celeridad , que pri- 
mero le tuvo en fus manos,que fupieíe fu venida. O alma 
viva, y ardiente de la Leí, hazerfe juez y executor, por fa- 
tisfazer el agravio de vn pobre,y caftigar la tyrania de vn 
Poderofo. LomifmohizoelRey Don Fernando el Ca- Mar.HifteHHp* 
tholico, el qual hallándote en Medina del Campo, paso 
fecretamente a Salamanca, y prendió a Rodrigo Maído- 
nado , que en la fortaleza de Monleon hazia grandes ty- 
ranias.Quien le atrevería á quebrantar las Leyes,íi fíem- 
pre temiefe , que le podría fuceder tal cafo? Con vno de 
ellos queda efearmentado, y compuefto vn Reyno.Pero 
no fiempre conviene a la autoridad Real imitar ellos ex- 
emplos. Quando el Reyno efta bien ordenado, y tienen 
fu aliento los tribunales, y efta vivo el temor a la lei, ba- 
ila , queafiílá el Rey a que fe obferve jufticia por medio 
de fus Miniftros. Pero quando eílá todo turbado ; quan- 
do fe pierde el refpeto, y decoro al Rey,- quando laobe- 
diencianoes firme, como en aquellos tiempos , conve- 
niente es vna demoílracion femejante , conque los Sub- 
ditos vivan rezeloíbs deque puede aparezerfeles la mano 
poderofa del Rey, yfepan, que como en el cuerpo hu- 
mano, afsi en el del Reyno eílá en todo el , y en cadavn& 
de fus partes entera el alma de la Mageftad. Pero convie- 
ne mucho templar el rigor, quando la República efta 

V j mal 



158 EiMPRESA 

malafe&a, y los vicios endurecidos con la coftumbre: 
porque íl la virtud falede íí impaciente de las deíbrdenes, 
y pone la mano en todo, parezerá crueldad lo que es ju- 
fticia.Ctire el tiempo , lo que enfermó con el tiempo, A- 
prefurar fu cura es peligróla emprefa , y en que le podría 
experimencar la furia de la muchedumbre irritada. Mas 
fe obra con la difimulacion, y deftreza , en que fué gran 
maeftro el Rey Don Fernando el Gatholico,y en que pu- 
do fer , que fe engañafe el Rey Don Pedro , figuiendo ei 
camino de la feveridad , la qual le dio nombre de Cruel. 
Siendo vna mifmala virtud de la lufticia, íuele obrar di- 
verfos efetos en diverfos tiempos.Tal vez no la admite el 
Pueblo, y esconellamasinfolente, y tal vez el mi fin o 
reconoze los daños de fu foltura en los excelos , y por fu 
parte ayuda al Principe a que aplique el remedio,y aun le 
propone los medios aíperos contra fu mifma libertad, 
conque fin peligro gana opinión de Iufticiero. 

§. No deje el Principe finCaftigo los delitos de po- 
cos, cometidos contra la República, y perdone los de 
la multitud. Muerto Agrippa por orden de Tiberio en la 
lila Planafia, ( donde eftava defterrado,) hurtó vn eíirla- 
bo fuyo íiis zenizas , y fingió fer Agrippa, a quien fe pa- 
recía mucho. Creyó el Pueblo Romano , que biviaaun: 
corrió la opinión por el Imperio : creció el tumulto con 
... ' evidente peligro de guerras civiles. Tiberio hizo prendei 

2. Ttqaamquam « ri'i °' r ° i r r r i- 

muiii é domo ai elclabo , y que lecretamente le mataíen , finque nadie 
Triricipüyequitef- fupiefe del, y aunque muchos de fu Familia, y otroí 
}uitenLffZfibusl Caballeros y Coníules le avian afiftido con dinero y 
'luufcconfiíijsdi- confejo, no quiíbque fehablafeen el cafo. 1 Venció fu 
ha d prudencia a fu crueldad, y fofegó con elíilcncio, ydifi- 



qu&jitum. t - i 

Tac! 2. Ann. mutación el tumulto. 



$.Pei 



POLÍTICA XXII. i; 9 

$■. Perdone el Principe los delitos pequeños , y caftigue 
los grandes. Satisfágate tal vez del arrepentimiento , que 
es lo que alabó Tácito en Agricola. 3 No es mejor Go- 3- varuupeccatit 
vernador el que mas caftiga , fino el que efcufa con pru- ^eZTtatemJm- 
dencia y valor, que no fe dé caula a los caftigos-, bien afsí, mcdan: necp&na 
como no acreditan al Medico las muchas muertes y ni al f m f tr > f ed f*pw 

~. . 2 . , . \t r pnitentia conten- 

zLirujano , que le corten muchos brazos y piernas. No le tus cjfe. Tac. ¡n 
aborreze al Principe, que caftiga, y fedueledecaftigar, vita Agrie. 
fino al que fe complaze de la ocafion,o al que no la quita 
para tenella de caftigar. El caftigar para exemplo , y e- 
mienda, es Mrfericordia : pero el bufear la culpa por paf. 
fion, ó para enriquezer al Fifco , es Tyrania. 

§. No confienta el Principe , que alguno fe tenga por 
tan poderofo, y libre de las Leyes , que pueda atreverte a 
los que adminiftran Iufticia^y repreíentan fu poder y ofi- 
cio: porque no eftaria fegura la coluna de la ludida. 4 En iMancv.c.cürZ 
atreviéndote a ella la roerá poco a poco el defprecio,y da- f uíttm Princeps, 

v 1-1 r i • • i j i %m • bacomifía fundí- 

raen tierra. Elrundamento principal de la Monarquía ;,„ R e ¡np u íncam 
de Efpaña,y el que la levantó, y la mantiene, es la invio- traba. Tacita 
lable obfervacion déla Iufticia,y el rigor conque obliga- Ilb -3- AnnaJ * 
h ion fiempre los Reyes, a que fuele refpetada. Ningún de- 
facato contra ella íe perdona, aunque fea grande la digni- 
dad y autoridad de quien le comete. Averiguava en Cor- 
dava vn Alcaide de Corte de orden del Rey Don Fernan- 
do el Catholico vn delito, y aviendoleprefo el Marques Mar.Hifl.Hífp; 
de Priego lo fintió tanto el Rey, que los férvidos fenala- 
dos de la Caía de Cordova no bailaron: , para dejar 
de hazer con el vna fevera demoftracion , aviendofe 
puefto en fus Reales manos por coníejo del Gran 
Capitán , el qual conociendo la calidad del delito, 
que nofufria perdón , y la condición del Rey , confiante 



ióo EMPRESA 

crt mantener el refpeto, yeftimacion delaíufticia, y de 
los que la adminiftravan , le eferi vio , que fe entrégate, y 
echafe a fus pies,porque fi afsi lo hiziefe feria caftigado, y 
fino, fe perderia. 

§. No folamenteá decaftigarel Principe lasofenlas 
contra fu Perfona, ó contra la Mageftad , hechas en fu 
tiempo, fino también las delgoviernopaíado, aunque 
aya eftado en poder de vn enemigo,porque los exemplos 
de inobediencia , o defprecio difimulados, o premiados, 
fon peligros comunes a los que fuceden. Lá Dignidad 
íiempre es vna mifma, y fiempre efpoía del, que lapoíee, 
y afsi haze fu caufa, quien mira por fu honor , aunque le ; 
ayan violado antes. No a de quedar memoria deque fin 
Caftigo u vo alguno, que fe le atrevieíe. En penfando los 
Vafallos P que pueden adelantar fu Fortuna , o iatisfazer 
a fu paísión con la muerte, o ofenía de fu Principe , nin- 
guno bivirá íeguro. El Caftigo del atrevimiento contra 
el Antecefor, esfeguridad delSucefor, y efearmientoá 
todos, paraque no fe le atrevan. Por eftas razones íe mo- 
vió Vitellioá hazer matar a los que le avian dado me- 
moriales , pidiéndole mercedes por aver tenido parte en 
5. Kon bonore la muerte de Galba. * Cada vno es tratado, como trata á 
GaibAtfedtudito los demás. Mandando Iulio Cefar levantar laseftatuas 
lZmíZm° r 4d de Pompeyo, afirmó las iuyas.Si los Principes nofe vnen i 
pafens, ¡npojle- contra los defacatos y infidelidades, peligrará el reípecto 

rurnvlmmm. y I a Icaldad. 

§. Quandoen los calos concurren vnas milmascir- 
cunftancias , no difimulen los Reyes con vnos , y cafti- 
guenaotros: porque ninguna cofa los hará mas odiofosi 
que efta diferenciados Egipcios fignificavan la igualdad, 
que fedevia guardar en la Iufticia, por las plumas del 

Ave- 



lif POLÍTICA XXIt 161 

Aveftruz, iguales porelvno, y otro cortea 

§. Gran prudencia es del Principe bufcar tal genero de 
Caítigo, que con menos daño del Agrefor queden fatis- 
fechas la culpa, y la ofenfa hecha a la República. Turba- 
van a Galicia algunos Nobles, y aunque merecedores de 
muerte, los llamó el Rey Don Fernando el Quarto, y los Mar.Hift.Hífp; 
ocupo en la guerra, donde á vnos los caftigó el enemigo, 
y á otros la afpereza , y trabajos della , dejando afsi libre 
de fus inquietudes aquella Provincia. 

§. Afsi como fon convenientes en la paz la lufticia, y 
la Clemencia , fon en la guerra el Premio , y el Caftigo, 
porque los peligros fon grandes , y no fin gran efperanza 
fe vencen : y la licencia, y fakurade las coftumbres folo 
con el temor fe refrenan. E (tn todo eflo ( dijo el Rey Don 
Alonfo el Sabio) fon mas dañofos los yerros , que ¡os Ornes fa- Ia P r °h»tt.2 8* 
%m en la guerra , ca affa^akmda a los que en ella andan, de átierfe *" * ' 
de guardar del daño de los enemigos , quanto mas del, que les Vtene 
por culpa délos fuyos mefmosl Y afsi los Romanos caftigávan 
ieveramente con diverías géneros de penas y infamia, a 
los foldados , -que faltavan a fu obligación , o en el peli- 
gro, o en la difeiplina militar- conque temian mas al Ca- 
ftigo, que al enemigo, y eligían por mejor morir en la 
ocafion glorio farhen te, que perder deipues el honor, ó la 
vida con perpetua infamia. Ninguno en aquel tiempo fe 
atrevía a dejar fu vandera, porque en ningunaparcedcl 
Imperio podia vivir íeguro^Oi los fugitivos, no íblamen- 
te no fon caftigados en bolviendo a fus Patrias , pero fal- 
tando a la ocafion déla guerra, fe pafan de Milán a Ña- 
póles fin licencia, y como fi fueran foldados de otro 
Principe, fon admitidos, con gran darlo del fervicio de 
Su Mageftad ; y de fu hazienda Real • en que devieran los 

X Virreyes 



r6i EMPRESA 

Virreyes tener prefente el exemplo del Senado Román©, 
que aun viendofenecefítádo degente deupues de la batalla 
de Canas, no quisó refcatarfeismil Romanos prefos,que 
le ofrezia Aníbal , juzgando por de poca importancia a 
los, que fi uviéran querido morir con gloria , no uvieran 
fido prefos con infamia. 

$. Loserroresde los Generales, nacidos de ignoran- 
cia, antes*íe deben difimular , quecaftigar : porque el te- 
mor al caftigo, y reprehenfion , no los haga timidos , y 
porque la mayor prudencia fe fuele confundir en los ca- 
fos de la guerra, y mas merezeneompaf¡on,que caftigo-. 
Perdió Varron la batalla de Canas , y le falió a recibir el 
Senado, dándole gracias ,. porque no avia defeíperado de 
las cofas en perdida tan grande. 

$.Quandoconveniérenodifimular,flnoexecutarlaIu- \ 
fticia , fea con determinación y valor* Quien la haze a ef- 
condidas,mas pareze aífaísino,que Principe. El que fe en- 
coje en la autoridad quede da la Corona, aquel o duda de 
fu poderlo de fus méritos. Déla defeonfianza propia del 
Principe en obrar,naceeldefprecio del Pueblo,cuya opi- 
nión es conforme a la que el Principe tiene de fi mifmo. 
Mir-Hiñ;Hirp; En poco tuvieron fus Vafallos al Rey Don Alonfo el Sa- ] 
bio, quandole vieron hazer Iufticias fecretas. Eftasíbla- 
mente podrían convenir en tiempos tan turbados, que fe 
temiefen mayores peligros, fi el Pueblo no viefe antes ca- 
6, Nwe- Tíberim fugados, queprefos a losautotesde fu fedicion. Aísilo 
fanamem paUm hizo Tiberio , temiendo efte inconveniente/ En los de_- 
'aíar in f ecrMa nías cafos execute el Principe con valor las vezes, que tie- . 
tcrfiái&fit, cor- ne deDios y del Pueblo fobre los Subditos: pues la Iufti- * 
pufote <dam au- c j a <*§ f a q Ue i e ¿ió el Ceptro, y la quefe lea de confervar. 
AnnaI. aCU *" Ella es la mente de Dios, la armonía de la República , y 

el pre- 



POLÍTICA XXIX i6 } 

él prefidio de la Mageftad. Siíe pudiere contravenir a la 
Lei fin caftigo, ni avrá miedo, ni avrá vergüenza, 7 y fin 7^lfrM'rtAim* 
ambas no puede aver paz, ni quietud.Pero acuérdente los V n™ u Tmlm™L 
Reyes, cjue fucediérea-a los Padres de familias ( y lo fon tra ñeque pudo* 
de fus Vafallos ) para templar la Iufticia con la Ciernen- ^' nn J ac# llb * *' 
cia.Menefter es, que bevan los pecados del Pueblo,como 
lo fignificó Dios a San Pedro .., en aquel vaíb de animales 
inmundos, conque le brindó. 8 ElPrincipe ha de tener el 8 - Tn I a0 erant 
eftomago de Abeftruz , tan ardiente con la mifericordia, Ta^&^rpZZ 
que digiera hierros , y juntamente Fea Águila con rayos terr¿,& volata* 
deludida, que hiriendo á vno, amenaze a muchos. Si c * b ' & f aa * e J* 

3 i i . ■ ■ v° x a& eutn: Sut~ 

a todos los que excedieren , fe uvieíé de caftigar , no a- ge vetn .- ocáde, 
vria a quien mandar: porque a penas ai hombre tan julio, fr™*"^** 
que no aya merecido la muerte. Ca comoqmer ( palabras 
ion del Rey Don Alonfo ) que lajufticia es mui buena copeen 
fi 7 e deque debe el %ey ftempre J>fan con iodo efe fa^efemui Man.Hift.Hifp. 
cruelyquandoaltt* legadas no es templada ion Mifericordta,' No Iib.2.tt.io.p.j. 
menos peligran la Corona, la vida, y los Imperios, con la 
Iufticia rigurofa, que con la Injiífticia.Por muy fe ver o en 
ella cayó el Rey Don luán el Segundo en deígracia de fus 
Vafallos: y el Rey Don Pedro perdió la vida , y el Reyno. 
Anden fiempre aíidas de las manos la Iufticia, y la Cle- 
mencia, tan vnidas, que fean como partes de yno mifmo 
euerpo,vfando con tal artede la vna ; que la otrano quede 
ofendida. Por efo Dios no pufo la efpada de fuego ( guar- 
, da del Paraifo) en manos de Seraphin, que todo es amor, 
y mifericordia , fino en las de vn Cherubin , Elpiritu de 
5ciencia,que íiipieíe mejor mezclar la Iufticiacon laCle- la^X^Voluí 
mencia. 9 Ninguna cola mas dañofa, que vn Principe de- ptatu cberubim, 
mafiadamente mifericordiofo. En el Imperio de Nerva &fl ammem í la z 
fe decia,que era peor bivír fujetos a vn Principe,qüe todo Gen.3. 24. 

' Xz loper- 



í¿4 EMPRESA 

lo permitía, que a quien nada: porque no es menos cruel 
el que perdona a todos, que el que a ninguno •, ni menos 
dañofa al Pueblo la Clemencia defordenada, que la 
Crueldad , y avezes fe peca mas con la abfolucion , que 
con el delito. Es la malicia muy atrevida, quando fe pro- 
mete el perdón. Taníangrientofue el Reynado del Rey 
Don Enrique el Quarto por fu demafíada Clemencia (fi 
ya no fué omifion ) como el del Rey Don Pedro por fu 
crueldad. La Clemencia, y la Severidad,aquella prodiga, 
na. Mirutwjuea- y efta templada , fon las que hazen amado al Principe. 10 
morem adfecum £j G ori tal deftreza, y prudencia mezclare eftas virtu- 
menú* , mürn des, que con la milicia fe haga rctpetar,y con la Clemen- 
feueritate. cia amar, no podra errar en fu govierno ; antes fera todo 

.lac.I.tf.Annal. 1 • r> i r i i i t i 

míí re rár e vna armoma luave, como la que relulta del agudo , y 
&iudicmm ^«- del grave." El cielo cria las miefes con la benignidad de 
ufo tibidomme. fo s ro cios, y las arraiga, y aíegura con el rigor de laeícar- 

cha, y nieve. Si Dios nofuéra clemente, lo refpetára el te- 
mor , pero ño le adorara el culto. Ambas virtudes le ha- 
zen temido, y amado. Por efto dezia el Rey Don Alonfo 
de Aragón, que con la Iufticia ganava el aféelo de los 
buenos, y con la Clemencia, el de los malos. Lá vnain- 
duze al temor, y la otra obliga al afeólo. La confianza 
del perdón hazc atrevidos a los Subditos, y la Clemencia 
defordenada cria defprecios, ocafiona defacatos , y caufa 
la ruina de los Eftados. 
TaíEGofr. Cade ogni %egno , e ruinofa e Jen^a 

La bofe del timor ogni dementa. 



4&s 



Ningu- 



política xxiii. 



íh. 





Ingunos Alchimiftas mayores , que los Principes, ¿ hnperator 4p 
_ pues dan valor á las cofas , que no lo tienen , fola- q!tand ° tor ¥ lh ^\ 
mente con propon ellas por premio de la virtud. ' Inven- ^t-^Abli 
táron los Romanos las Coronas Murales, Cívicas y f^ f*w«*#¿ 
Navales, paraquefuefeninfignias gloriofas de las haza- í^i^g" 



ñas. 



\6é EMPRESA 

quid tribunal, & Has, en que tuvieron por teíbrera á la mifma Naturaleza,' 

rZ^lmfe^fcd <\ m les dava la g rama > Ias P al ™ a s ? y el laurel , conque fin 
bomris infignc coila las compufiefen. No bailarían los erarios a premiar 
Sen. Iib.i. de férvidos, fino fe uviefe hallado efta invención política de 
las Coronas, las quales dadas en feñal del valor, íeefti- 
mavan mas, que la plata, y el oro, ofreciendo fe los Solda- 
dos por merecellas a los trabajos, y peligros. Con el mifc 
mo intento los Reyes de Eípaña fundaron las Religiones 
militares , cuyos hábitos no fulamente feñalafen la No- 
bleza , fino también la Virtud. Yafsi fe debe cuidar mu- 
cho de confervar la eftimacion de tales premios, diftri- 
huyéndolos con gran atención á los méritos: porque en 
tanto fe aprecian , en quanto fon marcas de la Nobleza, 
y del valor-, y íiíe dieren fin diftincion , feran deíprecia- * 
dos, y podra reirfe Ar minio fin reprehenfion de íü her- 
mano Flavio (que feguia la fácion de los Romanos)por- 
cjue aviando perdido vn ojo peleando, le fatisfaciéron 
. con ynCollar , y Corona , precio vil de fu fangre. 1 Bien 

minio vtiiaferui- conociéronlos Romanos, quanto con venia coníervar la 
tij premia. Tac. opinión de eftos premios , pues fobre las calidades , que 
.¿.A ■ avia de tener vn Soldado para merecer vna Corona de 
encina, fué confukado el Emperador Tiberio. En el ha- 
bito de Santiago (cuerpo defta emprefa ) fe reprefentan 
las calidades, que fe an de confiderar , antes de dar feme- 
jantes infignias , porque efta (obre vna concha , hija del 
Mar, nacida entre fus olas, y hecha a los trabajos, en 
•cuyo candido feno reíplandeze la perla, fimbolo déla 
.Virtud por fu pureza , y por íer concebida del roció del 
cielo» Si los hábitos fe dieren en la Cuna, ó a los que no 
an férvido, feran merced, y no premio. Quien ios pro- 
curará merecer con los fervicios,fi los puede alcanzar cor 

ladú 



POLÍTICA XXIIL ify 

la diligencia? Su inflituto fué para la Guerra, no para la 

Paz , y aísi íblamente fe avian de repartir entre los que íe 

feííalaílén en ella, y por lo menos uvieflen férvido qua- 

tro años, y merecido la gineta por fus hechos , J conque $.uonorU augnie- 

fe aplicaría mas la-Nobleza ai exercicio militar, y flore- **»*» *»***•- 

X , i * >, ~ i / i- i r» ne> [ed labore ad 

cenan mas las artes de la Guerra. E por ende ( dijo el Key mumquemque ti- 
Don Alonfo ) antiguamente ks Nobles de E/paña, que Jupie- ^pruernte. 
ron mucho de guerra , como hicieron fiempre en ella, pufteron feña- c |, c.de re mií.- 
lados gualardones alos. que bien ficiefen. Por no averio hecho lib.2.tt.27.p.z. 
; afsi los Athenienfes fueron deípojo de los Macedonios. 4 4# Tmc ve ^ ai 
Confiderando el Emperador Alexandro Severo taim-M^M***»- 
portancia de premiar la Soldadefca (fundamento, y fe- ^tT^r" 
guridad del Imperio ) repartía con ellos las contribucio- cum vrbano p l 
neSi teniendo por grave delitpeaftallas en fus delicias , ó t ul °, dmd \ C *F}* 

r ^ r c quwus rebus efft- 

eon lusCortelanosr/ <wy?, vtmnr 

Los demás premios fean comunes a todos los que fe a- ott * Gr^orum, 
ventajan en la Guerra,o en la Paz. Para efto fe dotó el Ce- ¿ u lummtL * 
ptro con las riquezas, con los honores , y con los oficios j lucedonum na- 
j advirtiendo,que también fele concedió elpoderde la Iu- ™" Tv^T^ 
fticia , paraque con eftacafligue el Principe los delitos, y ¿ Atixm ' ar ¿, 
premie con aquellos la Virtud,y el Valor: porque ( como gemum rarbem- 
dijo el mifmoRey Don Alonfo) Bien por bien* mal por mal 'fT' ni K wú<t } 

•/• i > n r r ■ • t n- • r dtmfit } neftf efe 

recibiendo lOsUmes^Jegunfu merecimiento ¡es lujucia^quefa^e man- &mm t vtdijpen-- 
¿ener las cofas en buen eftado, y Ha la razón mas abajo. Cadar~f am f*Üu* m 

i i \ i ir r r. • 7^xJ delectaciones Cum, , 

gualardon a los que bienfa^en > es coja 7 que condene mucho a, todos & • r uorum co „l 

los Ornes, en que ha bondad, e mayormente alos grandes Señores ^que nerum* id qmd \ 

han poder de lofa^er. ^Porque engualardonar los buenos fechos mué - K^ fM ,s 

slrafe por conGJadoel'quelofa^e^e otro fi por IuJlicie)"o^ Calalufli- Lamp. urvie 5 

cía no es tan filamente en efearmenta* los males , mas -aun en Alexanc1 ' 

dar gualardon por los bienes. E demos defio ñafie ende otra Jika.tt1A7ip.-2. 

pro , ca da noluntad a los buenos , para fier toda-Via mejores, e 

alos 



i6t EMPRESA 

a los malos para emendar/e. En faltando el Premio y la Pena,' 

falca el orden de República , porque ion el efpiritu , que 

las mantiene. Sin el vno , y el otro no fe pudiera confer- 

varel Principado: porque la efpcranza del premio obli» 

ga al refpeto, y el temor de la Pena a la obediencia apefar 

de la libertad natural, opuefta a la fervidumbre. Porefto- 

los Antiguos íignificavan por el azote el Imperio , como 

fe vé en las monedas Confulares , y fué pronoftico de la' 

grandeza de Auguíto , aviendo vifto Cicerón entre fue-" 

ños, que íupiter ledava vn azote, interpretándolo por el 

Imperio Romano, á quien levantaron , y mantuvieron 

la Pena, y el Premio. Quien fe riegaria á los vicios, fino! 

njvieíTe Pena? Quien íeofrezeria á los peligros, í¡ no. 

uvieífe premio ? Dos Diofes del Mundo dezia Democri-j 

to, que eranelCaíligq, y el Beneficio, confiderando,que^ 

fin ellos no podía fcr governado. Eflos fon los dos polos] 

délos Orbes del Magíftrado, los dos luminaresde la ResJ 

publica. Enxonfufa tiniebla quedaria,íi le faltaíTen.EllosJ 

Z. lufthia firma- íuftentan el folio de los Principes. 6 Por eílo Ezechiel 

lurfohunt. mandó al Rey Sedechias, que fe quitaíTe la Corona , y las': 

r . - demas.inugnias Reales, porque eitavan. como hurtadas 

tolie coronam. cn-d , porque no diltribuia con luíticia los premios. 7 La, 

Nonne hu eft t reconociendo el Principe el mérito, reconoze el premio,, 

XuAúu&fulil P orc l ue fon correlativos, y (i no le da, es in juño. Efta im- 

menhumtiiauitf portancia , del Premio y la Pena , no confideraron bien- 

E2ech.21.2d. j QS L e gifl ac J ores : y Iurifconfultos: porque todo fueítu- 

dio pulieron en losCaftigos, y apenas fe acordaron de 
tt.i7.p.2. j os p rem i os . Mas atento fué aquel. Sabio Legiílador de 

las Partidas, que previniendo lo vno y lo otro, pufo vn 
•titulo particular de los Gualardones. 

§ t Siendo pues tan importantes en el Principe el Pre- 
mio, 



POLÍTICA XXIII. 

:tmo,yelCaftigo, que fin efte equilibrio no podría dar 
pafo feguro (obre la maroma del govierno , menefter es 
gran confíderacion , para vfar dellos. Por efto las falces 
de los Licuores eftavan ligadas, y las Coronas, fiendode 
hojas, que luego fe marchitan, fe componían deípues del 
cafo, paraque mientras íe delata van aquellas, y fe cogían 
eftas, fe interpufieíe algún tiempo entre el delinquir , y el 
caítigar, entre el merecer, y el premiar , y pudiefe la con- 
sideración ponderar, los méritos, y los deméritos. En los 

'premios dados inconiideradamente, poco debe el agra- 
decimiento. Prefto fe arrepiente el que da ligeramente, y 
4a Virtud no efta íegura de quien fe precipita en los Cafti- 
■gos. Si/fe excede en ellos, efcuía el Pueblo al delito en 
odio de la feveridad. Si wn mifmo Premio fe da al Vicio, 

I ya la Virtud^ queda ella agraviada , y aquel infolente. Si 
al vno ( con igualdad de méritos ) fe da mayor premio, 
que al otro, fe mueítra efte i n vid i o fo , y desagradecido : 
'porque invidia, y gratitud por vna mi ímacola^o fe pue- 
den hallar juntas.Perofi bien íeá de coníiderar, ^comefe 
premia y fe caíliga,no a de fer tan de^efpacioyque los Pre- 
mios por efperados fe defeftimen-, y los Caftigos por tar- 
dos íe-defmerezcan, recompetífados conel tiempo , y ol- 
bidado yááél efcarmicnto,por no a ver memoriadeía cau- 
&. El Rey Don Aloníb él Sabio, Agüelo de V.A. advirtió 
con gran juicio a fus Defcendientes,como fe avian de go- 
vernaren los Premios, y en las Penas, diciendo,, Queera 
menefter temperamiento, aft como ft^er bien do contiene , e como, ^ Jib.j. tt. x . p.i. 
fiando.y e otro fien faher refrenar el mal, e tollerlo , e efcarmentarlo 
en los tiempos, e en las facones, que es menefter, catando los fechos, 
guales fon, e quien losfa\e, e deque manera,e en quales lugares. E 
con eftas dos cofa* fe endereza el Mundo, faciendo bien a los que 

Y bien 






i?» EMPRESA 

bien fizpt, edand$pena y e efear miento a los que h merecen. 

§. Algunas vezcs fuele fer conveniente fufpender el re- 
partimiento de los premios, porqueno parezca,que fe de- 
ben de Iufticia,y porque entretanto mantenidos los Pre<- 
tenfores con efperanzas, firven con mayor fervor,y no ai 
mercancía mas barata, qae la que íé compra eonlaeípe- 
tativa del Premio. Masfirven los Hombres por lo que 
eíperan,que por lo que an recibido* Dedonde fe infiere el 
<¡u& "(uTfifúa ^ a ^° ^ e ' as futuras fucefiones en los cargos , y en los pre- 
exercend* candi- mios, como lo confideró Tiberio , oponiéndote a la pro* 
í at0 ZÍff Í£ : poficion de Callo^ue de los Pretendientes fe nombrafen 

quwndifque, aut f >T 

fotiunik bonorí- de cinco en anco anos,los que avían deluceder en las Le> 

bmfiatuennt. g ae i as ¿ t l as legiones , y en las Preturas diciendo que ce- 

' ' " farianlos férvidos, y induftria de los demás. 8 En que no* 

9. Haud dubium , v ^.i n 1 - r 1 r r \ 

erau tamfenten- miro * ibefió a eitedano lolamente , lino a que le le qui- 
ttam aittus pene- tava laocafion de hazer mercedes,confiftiendo en ellas ra 
gj¡£ %ZT fuerza del Principada ' Y afsi moírrandofe faborable á 
Tacit.U.Ann. los pretendientes, confervófu autoridad. IO Los- Validos, 

10. Tauorabiitin inciertos de la duración de fu poder, fuelen no reparar en 
(peaem oratwne e fl. e inconveniente dé las futuras fucefiones ; por acomo- 
nuit. Tacit. daren ellas a fus hechuras , por enflaquezer la mano del 
lib.2. AnnaL principe,y por librarfe de la importunidad de los Preten- 
r dientes. 

Siendo el Principe corazón de fu Eílado (como dijo 
el Rey Don Aloníb ) por el á de repartir los efpiritus vi- 
tales de las Riquezas , y Premios. Lo mas apartado de fu 
Eftado,yá que carece de fu prefencia,goze de fus favores. 
Efta confideracion pocas vezes mueve a los Principes. 
Cafi todos no faben premiar, fino á los prefentes,porque 
fe dejan venzer de la importunidad de los Pretendientes, 
ó del halago de los Domefticos , ó porque no tienen ani- 
mo 



POLÍTICA XXIIL ¿71 

mo para negar, ierriejan tes a losrios (que íblamente hu- 
medecen el terreno, por donde pafan ) no hazen gracias, 
fino á los que tienen delante, fin confiderar , que los Mi- 
niftros aufentes fuften tan, con infinitos trabajos y peli- 
gros, fugrandeza,y que obran lo que ellos no pueden por 
fimifmos. Todas las mercedes fe reparten entre los que 
afiften al Palacio, ó ala Corte. Aquellos fervicios fon 
eftimados , que huelen a ámbar, no los que eftan cuvier- 
tos de polbo, y fangre: los que (t ven, no los que fe oyen: 
porque mas fe dejan lifbnjear los ojos , que las orejas y 
porque fe coge luego la vanagloria délas fumifíonesy 
apariencias de agradecimiento* Porefto el íervir en las 
Cortes, mas fuele íer grangeria, que mérito; mas ambi- 
ción, que zeloj mas comodidad,que fatiga^ vn efplendor, 
que fe paga de fi mifmo. 

Quien firve aufente, podra ganar aprobaciones, pero 
no mercedes.Bivirá entretenido con efperanzas , y pro- 
metas vanas , y morirá defefperadocon defdenes. El re- 
medió fuele fer, venir de quando en quando a las Cortes: 
porque ninguna carta, ó memorial perfuade tanto, como 
la preíencia. No íe llenan los arcaduzes de la pretenfíon, 
fino tocan en las aguas de la Corte. Laprefencia délos 
Principes es fecunda,como la del Sol; todo florece delan- 
te della, y todo fe marchita, yfecaenfüauíencia. Ala 
mano le caen los frutos al que eftá debajo de los arboles. 
Por efto concurren tantos á las Cortes, defamparando el 
férvido aufente , donde masa menefter el Principe á fus 
Miniftros: El remedio ferá arrojar lejos el feñuelo de los 
premios, y que fe reciban, donde íe merecen, y no donde 
íe pretenden , finque fea neceíario el acuerdo del memo- 
rial, y la importunidad de la prelencia.El Rey Theodpri- 

V 2 cocón- 



i?! EMPRESA 

co confolava á los aufentes , diciendo que deíde fu Corte 
eftava mirando fus férvidos ,.,y difeernia fus méritos-, 
£^^ ojos, oí 

matep Uudaw: bidarfe delfemblance de los aufentes, que a fuanimo d< 

2T«íSw amor ' í i lle leSítcnia * " 

mntunofraoeu- fcEíle advertimiento deir los Minillros aufentes a l¿ 
im ferenm mjpe- Corees , no a de fer pidiendo licencia , para dejar los pu< 
x *^ vtdltwm ' ftos;, finareteniendolos, y reprefentando algunos moti 
CaíTic>.Jib.9.c. vos, conque le concedan por algún tiempo llegara la pn 
P* 22 - fencia del Principe. En ella fe difpone mejor la pretei 

le'eí^vt «uto ^ on y % teniendo que dejar. Muchos ó malcontentos d< 
tm vuíttis abfen- puefto, ó ambiciofos de otro mayor, le renunciaron, y i 
tisy quam ammo hallaron. defoues arrepentidos, aviendoles fa i ido van; 

cbaritasexadat. r r ir- i o • • i 

pjin. ¡n Pancg. iu.s dperanzasy.deiinios: porque el Principe lo tiene poi 
defprecio,y por apremio. Nadie prefuma canco defu peí 
lana y calidades 3 que fe imagine tan necefario,que no p< 
drabivir el Principe finel, porque nunca faltan inftn 
méritos para fu fervicio a los Principes , y fuelen defdeña- 
dos olbidárfe de los mayores Miniftros. Todo efto habí 
con quien defea ocupaciones publicas , no con quien d< 
fenganado, procura retirarfe á bivir para fi. Solamente 
pongo en confideracion, que los corazones grandes , h( 
chos a mandar, no fiempre. hallan en la foledad aquel i< 
fiego de animo, que fe prefuponian , y viéndole empeñ; 
dos fin poder mudar de refolucion , biven, y mueren ii 
felizmente. 

$. En la p reren íion délas Mercedesy Premiosas muy I 
importante la modeftia y recato , con tal deftreza , que 
parezca encaminada áfervir mejor con ellos, no á agocarjf 
la liberalidad del Principe, conque íe obliga mucho , co- 
mo lo quedo Dios , quando Salomón no le pidió mas, 

que 



POLÍTICA XXIII. i7j 

que vn corazón dócil, y no folamente fe le concediólo 
también riquezas,y gloria. 15 No íe ande pedir, como por *$• sed, &bae, 
Jufticia.-porque la virtud de fi mifma es hermofo premio, Mtibif^w 
y aunque fe le debela demoftracion,pende efta déla gra- fc¡iicet ) & gloriar, 
cia del Principe, y todos quieren,que fe reconozca dellos, ? mo . fa rtt f™¡- 

i i • /% i i i • i • r i n . listín m Regibas 

y no del mento.Dedondenace el inclinarle mas los Prin- ctmau retro <fa- 
cipes apremiar con largueza férvidos pequeños , y con bus * 
efcafez los grandes , porque fe perfuaden , que cogerán 2 ' CL ' 
mayor reconocimiento de aquellos, quedeftos. Y aísi 
;quien recibió de vn Principe muchas Mercedes, puede 
elperailas mayores , porque el a ver empezado a dar , es 
caula de dar mas , fueradeque le complaze de miralle co- 
mo a deudor, ynofello, queesJo quemas confunde a 
los Principes. El Rey Luis Onceno de Francia decia , que j r t/^7 ¡£ 
fe le i van mas los ojos por vnCa val leroy. que- a viendo minare ,necfemei 
férvido poco , avia recibido grandes mercedes, que por ? r *fi M !**&**£ 

r • i r • i i • ' * . f coÜatA faüidium, 

ocros,queavieudQ lervido mucho; eran poco premiados, magifauenospc- 
El Emperador Theodorico conociendo efta flaqueza, mamad foquen* 
confefsó que nacia.de ambiciónele que brotafen las mer- ^"noflrVgraüi 
cedes , ya lembradas en vno , finque el avellas hecho le fifiipen mcrue- 
caufafen faftidio , antes Ieprovocavana hazellas mavo- m ! t: . mmsewm 

7 i r ! r- n luduium tmpend.- 

resa quien avia empezado a raborezer. 14 Eíto leexpen- tur , f M or ama* 
menta en los Validos, haziendofe témala gracia , y la.li- í™& r lacittsex ' 
totalidad del Principe. . Gaa^CpiíU. 




Y 



Aunque 



174 



EMPRESA 




AVnque(como hemos dicho)la Itafticia armada con 
las Leyes,con el Premio.y Cañigo^on las colunas, 
que fuftentan el edificio de la República ,- ferian colunas 
en el aire , fino afencafen fobre la baíe de la Religión , la 
qual es el vinculo de las Leyes: porque lajurifdicion 

de 



POLÍTICA XXIV. t 7S 

«fe la Iufticia íblamente comprehende los a<Sos exter- 
nos, legítimamente probados, pero no fe eftiende a los 
oculto», y internos. Tiene autoridad fobre los cuerpos,no 
fobre los ánimos, y afsi poco temería la malicia al cafti- 
go,fi exercitandofe ocultamente en la injuria,en el adul- 
terio, y en la rapiña configuiefe fus intentos, y dejafe bur- 
eadas las Leyes,no teniendo otra invifible Lei,que le eftu- 
viéfe amenazando internamente. Tan necefario es en las 
Repúblicas efte temor , que a muchos Impíos pareció in- 
tención política la Religión. Quien fin el biviria conten- 
to con fu pobreza , o con fu fuerte ? Que fe avria en los 
contratos ? Que integridad en la adminiftracion de los 
bienes? Que fidelidad en loscargos y quefeguridad en 
las vidas ? Poco movería el premio, íi fe pudiefe ad- 
quirir con medios ocultos, fin reparar en la injufticia. 
Poco le aficionarían los Hombres ala hermofuradela 
virtud, fino efperando mas inmarcefible corona , que 
j la déla palma, fe uviefen de obligara las eftrechas leyes 
[de la con tinenck. Prefto con los vicios fe turbaría el or- 
iden de República (faltando el fin principal de fu felici- 
dad , que confine en la virtud , y aquel fundamento , o 
propugnáculo de la Religión, que fuftenta , y defiende 
al Magiftrado ) fino creyeíen los Ciudadanos, que avia 
otro fupremo Tribunal fobre las imaginaciones, y pen- 
famientos, que caftiga con pena eterna, y premia con 
bienes inmortales. Efta eíperanza , y efte temor innatos 
en el mas impio, y barvaro pecho , componen las accio- 
nes délos Hombres. Burlávaíe Gayo Caligula de los 
Diofes,y quandotrónava reconocía fu temor otra mano 
mas poderofa,que le podia caftigar.Nadie ai,quela igno- 
re , porque no ai corazón humano , que no fe íienta to- 
cado 



j?6 EMPRESA 

cado de aquel divino Imán , y como la aguja de marea 
llevada de vna natural fimpatia eftáen continuo movi 
miento , haftaque fe fije a la luz de aquella eftrella inmo- 
bil,fobre quien fe buelven las esferas^ aísi nos otros bivi- 
mos inquietos, mientras no llegamos a conozer,yadorat 
aquel increado Norte, en quien eftá elrepoío, y de quien 
naze el movimiento de las cofas. Quien mas debe mirai 
íiempre a el ? es el Principe , porque es el pilotadela Re« 
publica, que la govierna, y a de reducirla a buen puerto,y 
nobafta, que finja mirara el.., li tiene los «jos en otros 
aftros vanos,y nebulofos: porque-leran faifas fus demar- 
caciones, y errados los-rumbos, que figuiere , y dará coa- 
íigo, yconla República en peligrofos baxios, y efcollos. 
Siempre padezeráiiaufragi^s. Elvpueblo fe dividirá en o* 
piniones,ladivei;fidad deilasdefunirá losanimos,dedon- 
de nacerán las fedioiones, y conspiraciones , y dellas las, 
mudanzas de Repúblicas, y Doaiinios. Mas Principe^ 
Mar.Hift.Hifp. vemos defpojados por las opinionesdiverfis de Religión^ 
que por las armas. Por eíí o ; el Concilio Toletano fefttf 
Concil.ToI.5. ordeno, que a ningún ofe di efe lapofefion de la Corona, 
ca P-3- iinouviefe jurado primero ,,que no permitiría en el Reyji 

lio a quien no fuefeChr-iftiano. No fe vio Efpaña quietas 
haftaque de;pufo los errores de Arrio, y abrazaron toda|j 
la Religión Catholica^ conque fe halló también el Pue^ 
¡blo, que queriendo defpues el Rey VVeterico introducir: 
de nuevo aquella fe&a, le mataron dentro de fu palacio. A 
pefar defte, y de otros muchos exemplos y experiencias^ 
uvó quien impíamente enfeñó a fu Principe a difimular, 
y fingir la Religión. Quien la finge, no cree en alguna. Si 
tal ficción es arte política, para vnir los ánimos, y mante- 
ner la República^ mejor fe alcanzará con la verdadera 

Rcli- 



POLÍTICA XXIV. %7f. 

Rel¡gion,que con la falía,porque efta es caduca^y aquella 
eternamente durable.Muchos Imperios fundados en Re- 
ligiones falías,nacidas de ignorancia,mantüvo Dios,pre- 
miando con fu duración las virtudes morales , y la ciega 
adoracion,y barbaras victimas , conque le bulcavan, no 
porque lefueíau O ¿atas;fino por la limpieza religioía,con- 
que las ofrecian.Pero no matüvo aquellos Imperios^ que 
difímulavan la Religion,mas con malicia y arte, que con 
ignorancia. San Ifidoro pronofticó en fu muerte a la Na- 
ción Elpañola,que íi fe aparta va de la verdadera Religión, 
feria oprimida,pero que fi la obfervaíe,veria levantada fu 
grandeza fobre las demás Naciones j pronofticó , que íe 
■verificó en el duro yugo de los Africanos , el qual íe fue 
difponicndo defdequeel Rey V Vitizza negó la obediencia Mar.Hifl Hífp. 
al Papa,conquela libertad en el culto , y la licencia en los 
vicios perturbó la quietud publica,y fe perdió el valor mu 
litar,de que nacieron graves trabajos al mifmo Rey, a fus MarJHiíl Hifp. 
Hijos,y al Reynojhaftaque domada, y caftigada Efpaña, 
reconoció íus errores , y mereció los favores del cielo en 
aquellas pocas reliquias , que retiró Pelayo a la cueva de 
Covalonga en el mote Auíena, donde las faetas,y dardos 
fe bolvian a los pechos de los mifmos Moros,que loa tira- 
van , y creciendo defde alli la Monarchia llegó ( ayrique 
defpues de vn largo curfo de figlos) a la grandeza , que oi 
goza en premio de fu cóftancia en la Religión Carbólica. 
$. Siendo pues el alma de las Repúblicas la Religión, 
procure el Principe coníer valla. El primer efpiritu,que in- 1, ommumpi- 
fundieron en ellas Romulo,Numa,Licurgo, Solón, Pía- mm Y maámul ' 
ton,y otros,que las inítituyeron,y levantaron,rue latvelí- um eficadfima, 
gion, x porque ella,mas que la necefidad , vne los animps. Dwr '"» »*««»» 
Los Emperadores Tiberio,y Adriano prohibieron las Re- ^ tl4m " mu 

Z ügiones 



I7 8 EMPRESA 

ligiones peregrinas , y procuraron la confervacion de la 
propia-,como también Theodofió, y Conftantino con e- 
di<5tos,y penas a los que fe apartafen de la Catholica. Los 
Reyes Don Fernando, y Doña Ifabel no confintiéron en 
fus Rey nos otro exercicio de Religion,en que fué gloriofa 
laconftancia deFilipe II. y de fus Sucefores, los quales no 
fe rindieron a apaciguar las fediciones de los Paifes Bajos, 
concediendo la libertad de coníciencia , avnque con ella 
pudieron mantener enteros aquellos dominios, y efeular 
los inumerables teforos,que a coftado la guerra. Mas an 
eftimado el honor ,y gloria de Dios , que fu mifma gran. 
deza:a imitación deFlavio Ioviano , que aclamado Em- 
perador por el exercito,no quifo acetar el Imperio,dicié- 
do,que era Chriíliano , y que no debia fer Emperador de 
los que no lo eran , y haftaque todos los foldados confe- 
saron ferkyio le acetó. Avnque también pudieron here- 
dar efta confiante piedad de fus Aguelos,puesel Concilio 
*.obbocfüiRe- Toledano VIII. refiere lo mifmo del Rey Recefvintho. í 
fiXr^Jpra- En eítodejaá V.Apiadofo exemplo la Mageftad deFilipe 
ret,fi catboiiu IV. Padre de V. A. en cuyo principio de Reinado fe trato 
fideijereuMium ^ u con p e ; ¿ e continuar la tregua con Olandefes.a que 
mdignum reptas le inclinavan algunos Conlejeros por la razón ordinaria 
cat bobea fidei ¿ Q £ft ac |o ¿ c no róper la guerra.ni mudar las cofas en los 
legis imperare, principios del Reinado,pero le opuio a elte parezer,dicie- 
Conr. Tolet . 8. do. Que no querid afear fu fama , manteniendo T>na hora la pazcón 



C II 



ebeldes a (Dios } y ajit Corona y y rompió luego las treguas. 



Concü.Tol.3. §. Por eñe ardiente zelo, y conftancia en la Religión 
cwa!> n dcr. Catholica,mereci6elReyRecaredoeltitulodeCatholi- 
Tol.lib.i, Cóc co,y también el de Chriñianiíimo, mucho antes que los 
Bardn Leoii. Reyes deFrancia,aviendofele dado el Concilio Toledano 
Ep ac ' IILy el Barceloneníe, el qual fe confervó en los Reyes Si- 

febuto, 



POLÍTICA XXIV. Yj 9 

íebuto,y Ervigio, pero lo dejaron fus Deícendientes, bol- 
viendo el Rey D. Alonfo el Primero á tomar el titulo de 
Catholico por diferenciarte de los Herejes,y Scifmaticos. 
$. Si bien toca a los Reyes el mantener en fus Reinos 
la Religion,y aumentar fu verdadero culto,como a Vica- 
rios de Dios en lo temporal, para encaminar fu govierno 
a la mayor gloria fuya, y bien de fus Subditos -,deben ad- 
vertirle no pueden arbitrar en el culto, y accidentes de 

I laReligion,porque efte cuidado perteneze derechamente 
a la Cabeza Efpiritual , por la poteftad, que a ella fola 
concedió Chrifto, y que íolamente les toca la execucion, 
cuftodia,ydefenfadeloqueordenáre,ydiípufiere.AlRey 
Ozias reprehendieron los Sacerdotes,y caftigó Dios feve- 
ramente^porque quifo incenfar los altares. 3 El fer vnifor- h Kcfí tfitéaf- 
me el culto de toda la Chriftiandad , y vna mifma en to-|*^¿^ 

l das partes la Efpofa, es lo que conferva fu pureza. Prefto mwo,fed sacer- 
fe defeonozeria a la verdad , íi cada vno de los Principes dot " m - 
la compufiefe a fu modo,y fegun fus fines.En las Provin- 
cias,y Reynos,donde lo an intentado,apenas queda oi ra- 
ftro della,confufo el Pueblo fin íaber,qual fea la verdade- 

. ra Religión. Difuntos ion entre fi los Dominios Eípiri- 
tual,y Temporal. Efte fe adorna con la autoridad de a- 
quel,y aquel fe mantiene con el poder defte. Heroica o- 
bediencia,la que fe prefta al Vicario de quien da, y quita 

: los Ceptros. Precienfe los Reyes de no eftarfugetos a la 
fuerza de los fueros,y leyes agenas,pero no a la de los de- 
cretos Apoftolicos.Óbligacion es fuya dalles fuerza,y ha- 
zellos lei inviolable en fus Reinos, obligando a la obfer- 
vancia Relloscon graves penas principalmente, quando 
no folamentepara el bien efpiritual^fino también para el 
temporaleo nviene,que fe execute lo que ordenan los íá- 

Z 2 gra- 



i8o EMPRESA 

grados Concil¡os,fin dar lugar a que rompan fines parti- 
culares fus decretos,y los perturben en daño , y perjuicio 
de los Vafallos,y de la miíma Religión? 




s 



Obre las torres de los templos arma fu nido.la Zigue- 
ña,y con lo fagrado afegura fu fucefíon. El Principe, 

que 



POLÍTICA XXV. 1S1 

que Cóbrela piedra triangular de la Iglefia levantare fu 
vMonarchia,la^onfervará firme^y fegura. Confultado el 
Oráculo de Delphos por los Athenienfes , como fe po- 
drían defender de Xerxes, que les arnenazava con vna ar- 
mada de mil y docientas naves largas,a las quales feguian 
dos mil onerarias , refpondió , que fortificafen íu ciudad 
con murallas de lefio. Interpretó Themiftocles eftaref- 
puefta,diciendo,que aconfejava Apollo, que fe embarca- 
fen todos,y afsi fe hizo, y fe defendió , y triunfó Athenas 
de aquel inmeníb poder. Lo miímo fucederá al Principe, 
que embarcare fu grandeza fobre la nave de la Iglefia: 
porque fi efta, por teñimonio de otro Oráculo, no fabu- 
lofo y inciertOjíino infalible y divino , no puede fer ane- 
gada, no lo ferá también, quien fuere embarcado en ella. 
Porefto losgloriofos Progenitores de V. A. llamaron a 
Dios a la parte de los deípojos de la guerra , como a Se- 
ñor de las victorias, que militava en fu favor , ofreciendo 
al culto divino fus rentas y pofefiones , de donde reíultá- 
ron inumerables dotaciones de Iglefias, y fundaciones de 
Cathedrales ,y Religiones , aviendo fundado en Efpaña 
mas de fetenta mil Templos,pues folo el Rey Don Iaime Mar.Hift.Hifp; 
el Primero de Aragón edificó mil,con (agrados a la inma- 
culada Virgen Maria,dequefué remunerado en vida coa 
las conquiftas,que hizo,y las vi&orias>que alcanzó, avié- 
do dado treinta y tres batallas,y falido vécedor de todas, ^tyturomm 
Eftas obraspias fueron religiofas Colonias,no menos po- ^t^citmtíbw 
derofas con íiis armas eípirituales, que las militares, por- tubu^ofiquam m 
que no haze la artillería ta eran breeha,comola oración. atír€S mul ™ ud {- 

* i • r • i r v i i r» i 1 i r^. nts voxJomtuf- 

Las plegarias por el pació de líete días del Pueblo de Dios que increpuit, 
echaron por tierra los muros de lerico. ■ Y alsi mejor, M ^u¡ii(ocor^ 
que en los erarios , eftan en los Templos depofítadas las i Jf c^.20. 

Z 3 rique- 



i8i - EMPRESA 

riquezas , no folamente para la necefídad eftrema , fino 
también paraque floreciendo con ellas la Religión, flo- 
rezca el Imperio. Los Athcnienfes guardávan fus rhefo- 
ros en el Templo de Del ph os,donde también los ponian 
otras Naciones. Que mejor cuftodia, que la de aquel ar- 
bitro de los Rey nos ? Por lo menos tendremos los cora- 
zones en los templos, fi en ellos eñuviéren nueftros tefo- 
2. vb¡ enimejl ros. l Y afsi no es menos impio , que imprudente el Con- 
the[aumtuus,tfo f e j de defpojar las Iglefias con libero pretexto de las ne- 

elh&cortuum. J r , , iJ & o r 

Matth.cé.¿i. cetidades publicas, rocodebela Providencia de Dios a 

3uien defeonfiado de fu poder , pone con qualquier acci- 
ente los ojos en las alhajas de fu Cafa. Halla vafe el Rey 

Mar.Hift. H¡fp. p n Fernando el Santofobre Sevilla fin dinero, conque 
mantener el zerco,aconfejaronle,que fe valiefe de las pre- 
feas de las Iglefias$ pues era la necefídad tan grande, y ref- 
pon dio. Mas me prometo yo de las oraciones ,y facrificios de los Sa- 
. cerdotes^que de fus riquezas .Uña, piedad, y confianza premio 
Dios con rendille el dia figuiente aquella Ciudad. Los 
Reyes , que no tuvieron efte refpeto , dejaron funeílos 
exemplos de fu impio atrevimiento. A Gunderico Rey de 
los Vándalos le detuvo la muerte el pafo en los portales 
del Templo de San Vicente , queriendo entrar a faqueal- 

Mar.Hift. Hity. j e ^qs grandes trabajos del Rey Don Alonfo de Aragón 
fe atribuyeron a caftigo, por aver defpojado los templos. . 
A las puertas del de San Ifidoro de León falleció laRey- 
na Doña Vrracajque avia vfurpado fus teforos. Vna faeta 
atrabesó el brazo del Rey Don Sancho de Aragón , que 
pufo la mano en las riquezas de las Iglefias* Y fi bien an- 
tes en la de San Victorio de Roda,avia publicamente con-; 
fefado fu delito , y pedido con muchas lagrimas perdón a 
Diosjofreciendola reílitution,y laenmienda^uifo Dios, 

que 



POLÍTICA XXV. i8j 

que fe manifeftafe la ofenfa en el caftigo para efcarmien- 
to de los de mas. El Rey Don luán el Primero perdió la 
batalla de Aljubarrota por averie valido del teforo de 
Guadalupe. Rendida Gaeta al Rey de Ñapóles Don Fa- Mar.Hift. Hifp. 
drique, cargaron los Francefes dos naves de los defpojos 
de las Iglefias,y ambas fe perdieron. 

$. En eftos cafos no fe juftificáron las circunftancias 
de eftrema neceíidad, porque en ella la razón natural ha- 
ze licito elvalerfe los Principes para fu confervacion de 
| las riquezas , que con piadbía liberalidad depofitáron en 
las Iglefias, teniendo firme refolucion de reftituillas en la 
mejor fortuna , como lo hiziéron los Reyes Cátholicos 
Don Fernando,y Doña Ifabel , aviendoles concedido los Mar.HULHifpt 
tres brazos del Reyno,en las Cortes de Medina del Cam- 
po^! oro y plata de las Iglefias,para los gaftos de la guer- 
ra. Ya los Sacros Cañones , y Concilios tienen prefcritos 
los cafos , y circunftancias de la necefidad,o peligro , en 
que deben los Ecleííafticos aíiftir con fu contribución , y 
feria inefcufable avaricia defconozerfe en ellos a las nece- 
fidades comunes. Parte fon,y la mas noble,y principal de 
la República , y íi por ella,o por la Religión deben expo- 
ner las vidas , porque no las haziendas ? Si los fuftenta la 
República, jufto es que halle en ellos reciproca corref- 
pondencia parafu confervacion , y defenfa. Defconfuelo 
feria del Pueblo pagar décimas continuamente , y hazer 
obras pias,y no tener en la necefidadcomun,quien le ali- 
vie de los pefos extraordinarios. Culpada fu mifma pie- 
dad , y quedaría ciado fu zelo y devoción para nuevas o- 
fertas,donaciones,y legados a las Iglefias .Y afsi es conve- 
niencia de los Ecleííafticos , afiftiren tales ocaíiones con 
fus rentas a los gaftos públicos, no folo por fer común el 

peli- 



i84 EMPRESA 

peligrOjO el beneficiOjfino también , paraque las hazien- 
das de los Seglares,no queden can oprimidas , que faltan- 
do la cultura de los campos, falten también los diezmos 
y las obras pias.Mas bien parezeen tal cafo la plata , y 
oro délas Iglefias reducido a barras en la cafa de la mo- 
neda,que en fuentes,y vafos en las facriftias. 

$.£fia obligación del eftado Ecclefiaftico es mas pre- 
cita en las necefidades grandes délos Reyes de Efpaña, 
porque íiendo dellos caí! todas las fundaciones , y dota- 
ciones de las Iglefias , deben 1 de juñicia focorrer a fus Pa- 
trones en la necefidad,y obligallos , afsiparaque con ma< 
franca mano los enriquezcan,quando diere lugar el tiem- 
po. Eftas , y otras muchas razones an obligado a la Sed< 
Apoftolica a fer muy liberal con los Reyes de Éfpaña,pa- 
raque pudiefen fuftentar la guerra contra Infieles. Grego- 
rio Séptimo concedió al Rey Don Sancho Ramírez de A- 
ragon los diezmos,y rentas de las Iglefias , que , o fuefen 
edificadas de nuevo,o fe ganaíen a los Moros , paraque a 
Mar.Hift. Hifp. f L1 arbitrio difpufiefe deltas. La mifma concefion hizo ei 
Papa Vrbano al Rey Don Pedro el Primero de Aragón, 
y a fus fucefores,y Grandes del Reyno , exceptuando las 
Iglefias de refidencia.Inocencio Tercero concedió la cru- 
zada para la guerra de Efpaña, qua llamavan fagrada , la 
qual gracia deípues en tiempo del Rey Don Enrique ei 
Quarto eftendijó a bivos 7 y muertos el Papa Calixto.Gre- 
gorio Decimofconcedió al Rey Don Alonfo el Sabio las 
cercias,que es la tercera parte de los diezmos, que íe apli- 
cava a lasfabricas,las quales defpues fe concedieron per- 
petuas en tiempo del Rey Don luán el Segundo,y Alexá- 
dro Sexto las eftendió al Reyno de Granada. Iuan Vigefi- 
mo Segundo concedió las decimas de las rentas Edefia- 

fticas, 



POLÍTICA XXV. igj 

fticas,y la cruzada al Rey Don Alonfo Vndecimo. Vrba- 
no Quinto al Rey Don Pedro el Cruel la terzera parte de 
las decimas de los beneficios de Caftilla. El Papa Sixto 
Quarto coníintió, que las Iglefias dieíen por vna vez cien 
Uiil ducados para la guerra de Granada , y también con- 
| cedió la cruzada , que deípucs la an prorrogado los de- 
mas Pontífices. Iulio Segundo la permitió al Rey Don 
Manuel de Portugal, y las tercias de las Igleíias, y que de 
las demás rentas Ecleíiafticas íele acudieíe con la deci- 
íma parte. 

$. Eftas gracias fe deben coníumir en las necefidades 

y vfos, a que fueren aplicadas, en que fué t^neícrupu- 

ía la Reina Dona Ifabel , que viendo juntos noventa 

| quentos lacados de la cruzada, mandó luego , que íe ga- 

t ftaíen enlo que ordenavan las Bulas Apoftolicas. Mas Mar.Híft. Hifp« 

I lucirán eftas gracias,y mayores frutos nacerán dellas,fi fe 

p emplearen afsi.Pérolaneceíidad, y el aprieto fueleper- 

turballo todo>y interpretar la mente de los Pontífices etl 

la variación del empleo,quando fon mayores las fumas, 

que por otra parte fe gallan en el , tiendo lo mifmo , que 

feandefte, o de aquel dinero. 




A a Impía 



tU 



EMPRESA 




IMpia opinión aquella, que intentó probar, que era 
mayor la fortaleza , y valor de los Gentiles , que el de 
los Chriftianos: porque fu Religión afirmava el animo, y 
le encruelecía con la viña horrible de las vi&imas fan- 
grientasjofrecidas en los íacrificios,y folamenteeftimava 

por 



POLÍTICA XXVI. ,87 

por fuertes,y magnánimos a los que con la fuerza, más 

!me con la razon,dominavari a las demás ^ Naciones,acu- 
andaiypffitugPLjde'jflticftrá Religion,quenos propone la 
hur^ildad,y manfedHmbre, virtudes, que crian ánimos 

•; abatidos. Oimpia,y ignorante opiriipn ! Ú$ fangre verti- 
da ppdrahazer mas bárbaro y cruel el corazón, no mas 
váleroíb y fuerte * Con einace, no le entra por los ojos la 
fortaleza. Ni fon mas valerofo$,losquemas andan cm- 

' bueltos en la fangre y muertes de los animales , ni.aque- 

: líos , que fe ftiítentan de carne humana. No defeftima 
nueftra Religión lo magnánimo : antes nos anirrja a el. 

I No nos propone premios de gloria caduca y temporal, 
como la Etnica^fíno eternos , y que an de durar al par de 
los 'figles de Dios. Si animava entonzes vna Corona de 
laurel,que defdeque fe corta, vádefeaeciendo : quanto 
mas animará agora aquella inmortal deeftrellas* 1 Por uia¡ quídm>vt 

í ventura fe arrojaron a mayores peligros los Gentiles, conupubiiem co- 
que los Chriftianos ! Si acometían aquellos vna fortale- ronm MC, t tant > 

ñ* 111 r 1 ni ^- r nos átitem wcor- 

&a, era debajo de empa veladas, y teltudes. Oí le arrojan ruptam, 

los Chriftianos por las brechas contra rayos de polbora, *• AdCor.^.t;. 

y plomo. No fon opueftas ala fortaleza , la humildad, 

I y la manfedumbre^antes tari conformes, que fin ellas no 
fepuedeexercitar,nipuede aver fortaleza , donde no ai 

í manledumbre,y tplerancia,y las demás virtudes.Porqüe 
folarñente aquel es verdaderamente ftierte,que no fedeja 
vencer de losafe&os,y eftá libre de las enfermedades del 
animo , en que trabajo tanto la Se&a Eftoica , y defpues 
con mas perfecion la Efcuela Chriftiana*Poco haze defu 

;parteelquefedejallevardelaira,ydelaíbbervia. Aque- 
lla es acción heroica^ que íe opone a la pafsion» Noe>el 
menosduro campo de batalla el animo, donde pí* áne - 

Aa 1 ftas 



i88 EMPRESA 

fias contiendas. El que inclinó por humildad larodilla, 
fabraen laocafion defpreciar el peligro , y ofrecer con- 
liante la cerviz al cuchillo. Si dio la Religioff Ethnicí 
grandes Capitanes en ios Cefares,Soipiones , y otros , n< 
los a dado menores la Catholica en los Alfonfós, y Fer- 
nandos Reyes de Canilla , y en otros Reyes de Aragoj 
Navarra,y Portugal.Que valor igualó al del Emperador 
Carlos Quinto/ Que gran Capitán celebra la antigüedad 
a quien o no excédanlo no fe igualen Gonzalo Fernandez 
de Cordova,Fcrnan Cortes , el Señor Antonio de Leiva, 
Don Fernando de Abalos Marques de Pefcara , Don A- 
lonfo de Avalos Marques del Bailo , Alexandro Farnefe 
Duque de Parma, Andrea de Oria,Alfonfo de Alburquei 
que , Don Fernando Alvarez de Toledo Duque de Alva, 
losMarquefes de Sánela Cruz, el Conde de Fuentes, el 
Marques Efpinola > Don Luis Fajardo , y otros infinitos 
déla Nación Efpanola: y de otras , avn no baftantemen- 
te alabados de la Fama ? Por los quales fe puede dezir lo 
que San Pablo por aquellos grandes Generales Gedeon, 
Barac ,Sanfon , leph', David , y Samuel , que con la Fe 
fe hizieron fuertes y yalerofos, y conquiílaron Reinos, 
¿.Quiperfdem finque les pudiefsen refiílir las Naciones. 1 Si conferí- 
"ZíS/2 mos las visorias de los Gentiles, con las de los Chri- 
mbeüe } (4pA flianos, halIaremos,que an fidb mayores eílas. En la ba- 
mteritnt exterv- ta U a délas Navas murieron docientos mil Moros,y íbla- 
AdHtb.c.u.35. mente veintey cinco délos nueílros, aviendo quedado 
el campo tan cubierto de lanzas, y faetas , que avnqueen 
dos dias , que fe detuvieron alli los Vencedores, vlaron 
del las en lugar de lena para los fuegos,no las pudieron a- 
c ^ar,procurandolo de propofito.Otro tanto numero de 
muer 0S quedaron en la batalla del Salado , y folamen te 



muñe- 



POLÍTICA XXVI. 189 

muuéró veinte de los Chriftianosiy en la vi&oria de la ba^ 
talla Naval de Lepanto, que alcanzó de los Turcos el Se- 
ñor Don Iuá de Auftria,fe echaron a fondo,y fe tomaron 

^ciento y ochenta Galeras. Tales viótorias no las atribuye 
a fiel valor Chriftiano,fino al verdadero culto,que adora. 

Que em caos tao eftranhos claramente. CamoesLufíad 

MaüpelejaofaJtor de íDeosflue agente. Can. 3. 

Gloriofo rendimiento de la razón. No menos venze vn 
corazón pueftoen Dios,quela mano pueítaenlaeípada, 
como fucedia a ludas Machabeo. 3 Dios es el que govierna $. uamqmdem 
los corazones,los anima,y fortaleze,el que da, y quita las P&*»t">[*ddo- 

i victorias. 4 Burlador fuéra,y parte tuviera en la malicia y Z^tus^ftZ- 
engano , íi fe declarara por quien invoca otra Deidad fál- ueruntnon mitins 
fa,y con impíos facrificios procura tenelle propicio. Y fi ^f™* qut "^ g 
tal vez cófiente fus vicl:orias,noes por fu invocación, fino 2Mach.c15.27. 
por caufas impenetrables de fu Divina Providencia.En la 4. Ne díceres in 
fed , que padecía el exercito Romano en la guerra contra ™ áetuo >faüii- 
los Moranos , no íe dio por entendido Dios de los facrifi- manunm^btc 
cios,y ruegos de las Legiones Gen tiles,baftaque los Chri- mibi mnia zu- 
ñíanos aliñados en la Legión decima invocaron fu auxi- f jS d«»;»¿" 
lio,y luego cayó gran abundancia de agua del cielo , con Deitui^uedipffr 
tantos torvellinosy rayos contra los enemigos,que fácil- ™ estlbl F &] >m 
mente los vencieron, y deídeentonzesfe llamó aquella Deut.c.8.17. 
Legión fulminante.Si fíempre fuera biva la Confianza, y 
la Fe, fe vieran eftos efeótos , pero o porque falta , o por 
ocultos fines, permite Dios, quefean vencidos los que 
con verdadero culto le adoran,y entózes no es la victoria 
premio del vencedor,fino cafiigo del vécido.Lleven pues 
los Principes fiempre empuñado el eftoquede la Cruz, 5^'^» 
iignihcado en el que dio Ieremias a ludas Machabeo, Deo,m qu<¡ deij- 
conque ahuyentafse a fus enemigos, ? y tengan embraza- ae l? du ¿ r f arios ¿ 

A a j " doel 2 * ac * c -' 1 ' 



ioo EMPRESA 

do el efcudo de lá Religión , y delante de fi aquel eterm 
fuego,que precedía a los Reyes de Perfía , fímbolo del o- 
tro incircüfcripto,de quien recibe fus rayos el Sol. Efta es 
la verdadera Religion,que adoravan los Toldados, quan, 
do fe poftravan al Eftandarte llamado Lábaro del Em- . 
perador Conftántino^ el qual aviendole anunciado la vi- 
ctoria contra Magencio vnaCruz , que fe le apareció en 
Eufeb.l.9.hift 4 el cielo con ellas letras ilnbocfigno linces, mandó hazelle | 
epih.29. m r * 'en la forma, ^uefe vé en efta emprefa con la X.y laP. j 
encima, zifra del nombre deChrifto, y con la Alfa, y j 
Omega,fimbolo de Dios,<jue es principio, y fin de las co. 
fas. Defte eftandarte vsáron deípues los Emperadores 
hafta el tiempo de íuliano Apoftata,y el Señor Don íuan 
de Anftria mandó bordar en fus vanderas la Cruz , y efle 
Geneb.1.4.Chr. mote. Con e/las armas T>e?tci los Turcos ' con ellas ejpcro Ttencer 3 

MuMift.<Hifp. ; t° s ^ ere Í es ' ^l^ e y l^ on Ordoño pufo las mifmas pala- I 
bras de la Cruz de Conftántino en vna, que prefentó al 
templo de Oviedo,y yo me valgo dellas > y del eftandarte j 
de Conftántino para formar efta Emprefa , y fignificara 
los Principes la confianza con que deben arbolar contra 

Mw.Hift.Hifp. fus enemigos el eftandarte de la Religión. Tres veze$ \ 
pafsó por en medio dellosen la batalla délas Navas el 
pendón de Don Rodrigo Arzobifpo de Toledo , y facó 
por trofeo fijas en fu halla las íaecas , y dardos,tirados de 
los Moros. Al lado defte eftandarte afiftiran efpiritusdi- 

Mar.Hift. Hifp. vinos.Dosfobre cavállos blancos fe vieron peleando en 
la vanguardia ,qüandoj unto a Simancas venció el-Rey 
Don Ramiro el Segundo a los Moros. Y en la batalla de 
Clavijo en tiempo del Rey Don Ramiro el Primero, y en 
la de Merida en tiempo del Rey Don Alonfo el Noveno 1 
fe apareció aquel divino rayo (hijo del trueno) Santiago, 

Patrón 



política xxvi. i^ r 

Patrón deEípaña , guiando los efquadrones con el acero f • Nu ^ ni* 
.tinto en fangre. Ninguno ( dijo iofueá los Principes de f^Zupel 
I Ifrael , eftando vecino a la muerte ) os podra reíiftir , ñfequetur boftíunl 
* tuvieredes verdadera fe en Dios : vueftra efpadahara**™™'^* 

x , , r | , -i , r . r Dommus Deus 

bol ver laselpaldas a mil enemigos, porque el miímo pe- vetier pro vobu 
leara por vosotros. * Llenas eftan las fagradas Letras de- '/>/* W*"- 
ftos focorros divinos. Contra los Chananeos pufo Dios ° c ^• 1 °- 
en batalla las eftrellás , ' y contra los Amorrheos armó J¿£ enloma 
los Elementos , difparando piedras las nubes. 7 No fue ^eu maHites- 
menefter valerfe de las Criaturas en favor de los Fieles ^^JÍ^m' 
contra los Medianitas, vna Eípada , que les hecho en me~pugnauerunu * 
dio de fus Eíquadronés, baftó paraque vnosá otros fe Iudc * 20 - 
matafen. 8 En fi mifino trae la venganza .quien es enemi- 7 Dmm ™ »#* 

, _, ° 7 * fuper eos lapides 

gO de DIOS. - magnos de cáelo, 

Iof.c.iG.u. 

S.Immifitqtit Do- 
minas glAdwm m 
ómnibus cajlris , 
& mutua fe cade- 
truncabanu 
lud.c,7 # 2A>* 




Le 



9* 



EMPRESA 




LO que no pudo la fuerza , ni la porfía de muchos 
años,püdo vn engaño con eípecie de Religion,intrO' 
duciendo los Griegos fus armas en Troya dentro del di« 
fimulado vientre de vn caballo de madera , con pretex- 
to de voto a Minerva, Niel interno ruido de las armas, 

ni la 



POLÍTICA XXVíí. i 93 

ni la advertencia de algunos Ciudadanos recatados : ni 
el aver de encrarpor los muros rotos, apenas engolfa- 
das las naves Griegas , ni el detenerfe entre ellos , ba- 
iló paraque el Pueblo depufieíe el engaño : tal es en el 
la fuerza dé la Religión. Della íe valieron Scipion Afri- 
cano , Lucio Silla , Quinto Sertorio,Mirjos , Pififtraton, 

I Ly curgo , y otros para autorizar fus acciones y leyes , y 

: fiara engañar los Pueblos. Los Fenicios fabricaron en Mar.Hirt. Hifp; 

! Medina Sidoniá vn templo en forma de fortaleza , dedi- 
cado a Hercules , diciendo, que en fueños fe lo avia man- 
dado. Creyeron los Efpañoles , que'era culto , y fué ar- 
didjque era piedad , y fué yugo, conque religiofamente 
oprimieron fus zervizes , y los defpojaron de fus ri- 
quezas. Con otro templo en el promontorio Dianeo 
(donde agora eftáDenia ) difimuláronlosde la Isla de 

pZacintho fus intentos de fugetar a Efpaña. Defpojó 
déla Corona el ReySifenando aSuinthila , y para afe- 
gurar mas fu Reinado , hizo convocar vn Concilio Pro- 
vincial en Toledo a titulo de reformar las coftumbres 
de los Ecleíiafticos , fíendo fu principal intento, que 
fe declarafse por el la Corona, y fe quitafsepor fen- 
tencia a Suin thila, para quietar el Pueblo , medio de que 
también fe valió Ervigio , para afirmar fu elección en el 
Reyno ; y confirmar la renunciación del Rey Wamba. 
Conoze la malicia la fuerza , que tiene la Religión en 
los ánimos de los Hombres, y con ella introduze fusar- 
tes , admitidas fácilmente de la limpieza del Pueblo , el 
qual no penetrando fus fines , cree que fulamente fe 
encaminan atener grato a Dios, paraque profpere los 
bienes temporales , y premie defpues con los eternos. 
Quantos engaños an bevido las Naciones con efpecie 

B b de Re- 



, 94 EMPRESA 

de Religión , firviendo miferablemcnte a cultos fuperftí- 
ciofos'Que ferviles,yfangrientas coftumbres no fe 
introducido con ellos en daño de la libertad, délas 
ziendas,y de las vidas ? Eften las Repúblicas , y los Prin( 
pesrauy advertidos, y principalmente en los tiempos 
prefentes, que la politicafe vale de la m afeara de la Pie- 
dad^ no admitan ligeramente eftos fuperfticiofos caval- 
los de Religión, que no folamente an abrafado Ciuda- 
des,fino Provincias,y Reynos.Si a titulo dellafe introdu- 
ce la ambición y la codicia, y fe agrava el Pueblo , defeo- 
noze efteelyugoíuavede Dios con los daños tempora- 
les/} ne padeze,y maliciofo viene a perfuadirfe , que es de 
eftado la razón natural y divina de Religión, y que con 
ella fe difimulan los medios,conque quieren tenellefuge- 
to , y bevelle la fuftancia de fus haziendas. Y afsi deben 
lo^Prin cipes confíderar bien íi lo que fe introduce es cau- 
fa de Religión , o pretexto en perjuicio de fu autoridad y 
poder,o en agravio de los Subditos , o contra la quietud 
publica , lo qual fe conoze por los fines , mirando íi tales 
introduciones tiran folamente al interés, o ambición. Si 
lon,o no proporcionadas al bien efpirituaI,o íi efte fe pué. 
de confeguircon otros medios,menos perjudiciales. En 
tales cafos con menos peligro fe previene, que fe remedia 
el daño,no dando lugar a tales pretextos y abufos : pero 
introducidos ya , fe an de curar con gran fuavidad •, no de 
hecho,nicon violencia y efeandalo, ni vfando del poder, 
i tabú en¡m 4 uanc ^ f° n c ^ os fuera de la jurifdicion del Principe , íi- 
Sicerdxií c 'jlo- no con mucha deftreza , y reípeto por mano de aquel , a 
dim [cknfiam, ^mm tocan, ' informándole de la verdad del hecho , y de 
rentex ore cui\ los mconvenientes,y danos.-porque íi el Principe íeglar lo 
Makh.c,2. 7 . intentare con violencia , y fueren abufos , abrazados del 

Pueblo, 



política xxvii. m 

Pueblo,lo interpretará efte a impiedad, y antes obedecerá 

alosSacerdotes,queael$y finoeftava bien con ellos, y % 

| viere encontrados el poder temporal y el eípiritual , (e 

defmandará,y atreverá contra la Religión, animado con 

ría voluntad declarada del Principe, y pafará a creer , que 

el daño de los accidentes penetra también a la fubftancia 

de la Religion-,conque fácilmente opinará , y variará en 

ella. Afsi empeñados el Principe en laopoíicióa la jurifdi- 

gcion efpiritual , y el Pueblo en la novedad de las opinio- 

|nes,íe pierde fácilmente el refpeto a lo fagrado, y caen to- 

y dos en ciegos errores confufa aquella divina luz , que ilu- 

ftrava , y vnia los ánimos : de donde emos vifto nacer la 

I ruina de muchos Principes , y las mudanzas de fus Eíta- 

dos. z Gran prudencia es menefter para goyernar al Pue- 2. mila res muí- 

bloen eftas materias:porque con vna mifm a facilidad, o tl J udmm $<*- 

, . -, r T. - - i 1 1 i- ctusregtuqmm 

las deiprecia,y cae en ímpiedad^o las cree ligeramente , y fuprfüúo. 
cae en fuperíticionry'efto fucede mas vezes,porque como Gu'rtiui. 
ignorante fe deja llevar de las apariencias del culto , y de 
la novedad dé las opiniones , finque llegue a examinallas 
la razon.Por lo qual conviene mucho quitalle con tiem- 3. cenfait Afinm 
po las ocafiones , en que puede perderfe, y principalmen- ^¿f Jf/' 
te las que nacen de vanas difputas fobre materias futiles,y tur^emut tibe- 
no im portantes a la Religion,no confintiendo,que fe ten- rim > P erinde d!liim 
• gan,ni que le impriman, porque le divide en parcialida- ^ menStt 
des,y canoniza,y tiene por de fe la opinión, que figue. De Tacit.lib.i . An. 
donde podrían nacer no menores perturbaciones, quede ^uuitiautemex 
la diverfidad de Rcligiones,y dar caufa a ellas.Conocien- **%* 
do efte peligro Tiberio no coníintio , queieviefsenlos contuienmt n- 
' libros de las Sibilas , cuyas profecias podían caufar fole- bm > & comb 4 e ' 

1 a r, J 1 i a n 1 1 r rtiMcoramom- 

vaciones, ? y en los Actos de los Aportóles leemos averie nibtlSm 
quemado los que contenían vanas curiofidades. 4 in \&, Apode; 

Bb i §. Suele 7; 1 -* 



I? 6 EMPRESA 

§. Suele el Pueblo con eípecie de Piedad engañarfe , y 
dar ciegamente en algunas devociones fuperíliciofas con 
fumiíiones, y baxezas feminiles , que le hazen melancó- 
lico y timido,efclavo de fus mifmas imaginaciones , las 
quales le oprimen el animo y el eípiritu,y le traen ociofo 
en juntas y romerías, donde fe cometen notables abufos 
y vicios. Enfermedad es eftade la multitud, y no de las 
menos peligrólas ala verdad de la Religión , y ala felici-' 
dad politica •, y fí no fe remedia en los principios , nazen 
della gravifsimos inconvenientes y peligros : porque es 

5 . sedtt populas vna efpecie de locura , que fe precipita con apariencia de 
™Zu!&%?re- kien,y da en nuevas opiniones de Religion,y en artes dia- ' 
xtrum iiidere. bolicas. Conveniente es vn Vafallaje religiofo , pero fin 
Exod.c.32.^. fuperfticiones humildes. Que eftime la virtud y aborrez- 

6. Eos vero qmm ca c \ v i c io,y que efté perfuadido á que el trabajo y la obe- 

dmnti aliqmd w- ,. . r 0J 7 1 r . J* ^ ' . 

wuam odio hrie, diencia ion de mayor mérito con Dios,y con lu Principe, 
& coerce nvDco- que las cofadrias r y romerías, quando con banquetes, bai- 
V (^os\TneTqú ^ ts >Y juegos,íe celebra la devocion^como hazia el Pueblo 
contcmmt.nec a- de Dios en la dedicación del bezerro. * 
tí f 7rT gni - "í • Quando el Pueblo empezare a opinar en la Reli- 

fecemjfcd, quid . * ^ . r . , . j 1 \, n 

tiouaqu&damnu- g lon >y quiíiere introducir novedades en ella , es meneíter 
mna hítala in- aplicar luego el caftiso , y arrancar de raiz la mala femi- 
tos mpdUmtad A la,a nres <l ue crezca,y te multiplique, reduciedoíe a cuer- 
mut añone rerum* po mas poderoib,que el Principe , contra quien maquine 

nesMiZmsí ^ no ^ e acomo ^ are con & opinión) mudando la forma 
eonciiuhia exi- del govierno/ Y íi bien el entendimiento eslibre,y cótrá 
Jtumses profetio f u libertad el hazelle creer.y pareze.que toca a Dios el ca- 

mitume cqiuIhcí- n . • r 111 • •/•- 

tifo pí-^í:^////* itigar a quien líente mal del: 7 nacerían graviísimosin- 
D '°n. , convenientes , íi íe fiaíse del Pueblo ignorante y ciego el 

7. Deonwiimu- opinar en los myfterios altos de la Religion,y afsi convie- 
mIb,7/An. ne °^*o ar a los s «bditos a que , como los Alemanes an- 
tiguos, 



tus ac re- 



POLÍTICA XKVII. i 9T 

tiguos,tengan por mayor íatitidad,y reverencia creer,que 
faber las cofas de Dios. 8 Que errores monftruoíbs no ^.sanah 
experimenta en fí el Reyno, que tiene licencia de arbitrar mmiuJvifnm, 
en la Religión ? Por efto los Romanos pulieron tanto cui- de *?" Deo J" m 

¿ o ir n r • „ (redare, qua Jare. 

|tiadoenquenoíeintrodujeisen nuevas Religiones , 9 Y Tacdcmor. 
Claudio fe quejó al Senado de quefeadmiciefsenlas fu- Germ - 
perfticiones eftrangeras. I0 Pero fi ya u viere cobrado pie la ?• Ne 1 U ! ni f l Kí " 

r .. . • i n- r i i • i wamDe^necqao- 

malicia, y no tuviere el caltigo tuerza contra la multitud, a iio mondan* 
obre la prudencia lo que avia de obrar el fuego , y el hier- patno eokrentur. 
|ro : porque a vezes creze la obftinacion en los delitos con 

i i- n- • i ■ r r i o. Quia externa 

;, los remedios íntempeítivos, y violentos,y no íiempre íe faerüiwnts va- 
írinde la razón a la fuerza. El Rey Ricaredo con gran de- lefcam. 
f ftreza acomodandofe al tiempo,difimulandocon vnos,y Tac.hb.n.An. 
Kialagando a otros,redujo todos fus Vaíallos,que feguian 
lia Se<5ra Arrian a,a la Religión Catholica* 

§. Varones grandes vlaron antiguamente (comoe- 
mos dicho ) de la fuperfticion para autorizar fus leyes, 
animar el Pueblo , y tenelle mas fugeto a la dominación, 
fingiendo fuenos divinos, platicas , y familiaridades con 
los Dioíes,y ii bien fon artes eficaces con el Pueblo, cuyo 
ingenio fuperfliciofo fe rinde ciegamente alas cofas fo- 
brenaturales,no es licito á los Principes Chriílianosenga- 
ñallecon fingidos milagros,y apariencias de Religión. Pa- 
lpa que la fombra,donde fe goza de la luz?Para queimpue- 
ftas feriales del cielos da tantas(comoemos dicho) a los 
que con firme fe laaeíperan de la divina Providencia^Co- 
|mo (fiendo Diosjufto ) afiñirá a tales artes,que acufan fu 
cuidadoenelgoviernodelascofas inferiores, fingen fu 
poder,y dan a entender lo que no obra? Que firmeza ten- 
drá el Pueblo en la Religión , íí la vé torzer a los fines 
. particulares del Principe, y que es velo , conque cubre fus 

B b 3 defi- 



198 EMPRESA 

definios % y definiente la verdad/ No es íegura política la 
que fe vifte del engaño. Ni firme razón de eftadolaquc 
fe funda fobre la invención. 





S la Prudencia regla y medida de las virtudes, fu 
ella palan á fer vicios. Por efío tiene fu afiento en la 

mente, 



política xxviii. i 99 

mente ; y las demás en la voluntad : porque defde alli pre- 
nde a todas.Deidad grande la llamó Agathon.Efta virtud 
es,la que da á los goviernos las tres formas de M onarchia, 
Ariftocracia , y Democracia , y les conílituye fus partes 
proporcionadas al natural de los Subditos , atenta fiem- 
pre a luconfervacion, y al fin principal de la felicidad po- 
lítica. Ancora es la prudencia de los eftados. Aguja de ma- 
rear del Principe:fi en el falta efla virtud, falta el alma del 
govkmo.Caefta (palabras fon del Rey Don Alonlo) fa%e L*.8.tt.5«p.2. 
7>er las cojas y e iü^garlas ciertamente fegunfon^e pueden fer , e obrar 
en ellas coma deloe^ e nonrebatofamente. Virtud es propia de los 
Principes, 'y la que mas haze excelente al Hombre,y aísi uxamreñedtf* 
la reparte eícafamente la Naturaleza. A muchos dio gran-f^^^^^ 
des ingeniosra pocos gran Prudencia. Sin ella los mas ^-Zñtlñvrm' 
vados fon mas peligrofos para el govierno , porque paían cep S) & impera- 
los confines de la razón, y fe pierden , y en el que manda tou Menanci - 
es meneílervn juicio claro, que conozca las cofas co- 
mo fon,y las peíe, y dé fu juílo valor,y eftimacion. Eñe 
fiel es importante en los Principes , en el qual tiene mu- 
cha parte la Naturaleza , pero mayor el exercicio de los 
aófcos. 

§. Confia efta virtud de la Prudencia de muchas par- 
testas quales fe reducen a tres,memoria de lo paíado , in- 
teligenciade lo prefente, y providencia de lo futuro. To- 
dos ellos tiempos fignifica eílaemprefa en la ferpiente, 
ftmboio de la Prudencia, rebuelta al ceptro fobre el relox 
de arena,que es el tiempo prefente,que corre, mirandofe 
en los dos efpejos del tiempo pafado,y del futuro , y por 
mote aquel verfo de Homero traducido de Virgilio, que 
contiene los tres. 

Q^fintyCju^fucrhít^u^moxlpenturatrabantuY. VírgiL 

^ J A los 



2oo EMPRESA 

Alosquales mirándote la Prudencia, compone fusac 
ciones. 

Todos tres tiempos fon efpejo del govierno, donde 
notando las manchas,y defetos paíadosy preferites,fe pu- 
le y hermofea , ay udandofe de las experiencias propias, y 
adquiridas.De las propias digo en otra parte.Las adquiri- 
das,ofonporlaComunicacion,oporlaHiftoria : la Co- 
municación fuelefer mas vtil, avnque es mas limitada, 
porque fe aprehende mejor, y fatisfaze a las dudas, y pre- 
guntas,quedando mas bien informado el Principe: la Hi- 
ftoria es vna reprefentacion'de las edades del mundoj por 
ella la memoria bive los dias de los Pafados. Los errores 
de los que ya fueron,advierten á los que fon. Por lo qual 
es menetter,que bufqueel Principe amigos fieles,y verda- 
deros ; que le digan la verdad en lo pafado, y en lo prefen- : 
te,y porque eílos, como dijo el Rey Don Alonfo de Ara- 
gón y NapoleSjfon los libros de Hiftoria , que ni adulan, 
ni callan,ni diíimulan la verdad-,con ful tefe con ellos, no- 
tando los deícuidos,y culpas de los Antepaíados : losen- 
gaños,que padeciéronlas artes de los palacios : y los ma 
les internos,y. externos de los Reynos,y reconozca , fi pe- 
ligra en los mifmos. Gran maeftro de Principes es el 
tiempo.Hofpitales fon los figlos pafados, donde la pol 
tica baze anatomía de los cadáveres de las Repúblicas , y 
Monarquias, que florecieron, para curar mejor las pre- 
fentes.Cartas fon demarear,en que con agenas borrafcas 
oprofperas navegaciones eftan reconocidas las riberas, 
fondeados los golfos , descubiertas las fecas .-advertidos 
los efcollos, y fenalados los rumbos de Reynar. Pero no 
todos los libros fon buenos Coníejeros, porque alguno 
aconfejan la malicia, y el engaño , y corrió efte fe praticaj 



mas. 



POLÍTICA XXVIII. 201 

mas, que la verdad, ai muchos, quelosconfultan. l A- *• Q& 'ti»'»*** 
quellos folámente fon feguros, qué di&o la Divina Sabi- JnenTtf^wgo. 
duria. En ellos hallará el Principe para todos los caíbs t'worestcrr* i & 
vna perfe&a Politica,y documentos ciertos , conque go- ]a™™&J x ab ** 
vernaríe,y governar a otros. ' Por efto los que fe fentavan fitores 'pradmu, 
en el folio del Reyno de Ifrael avian de tener con figo al * mt Mg™**> 
Deuteronomio , y leelle cada dia. 4 Oímos á Dios , y a- pientuteftam. 
prendemos de Dios,quándo leemos aquellos divinos O- B *ruch. c.¿.23* 
ráculos. El Emperador Alexandro Severo tenia cerca de $*omnu fmptu- 
fi hombres verfados en la Hiftoria , que le dixefsen como [pn^vúiueñ 
fe avian governado los Emperadores pafadósen algunos *¿docendum 3 ad, 
tafos dudofos. < a F e " dtí T M 

$. Con efteeítudio de la Hiftoria podra V. A. entrar uftmaw peí je- 
mas feeuro en el golfo del govierno , teniendo por piloto ^fi* hm ° v*u 

. i • -ii ,- i 11- -11 *d omne oput bo* 

ala experiencia delopaíadopara la dirección de lo pre- nm'mfirustw. 
fente,y diíponiendolo de tal fuerte,que fije V. A. los ojos *«Ad Thim.c. 
en lo futuro,y lo antevea para evitar los peligros, o para- 3 ' ! ' 
quefean menores , prevenidos/ Poreftos afpe&os de los tibuaJbmylu 
tiempos! de hazer j'uicio,y pronofticar la prudencia , de /«*. 
V.Ano por aquéllos de los Planetas , que fiendo pocos, y Deutci 7«i9. 
de movimiento regulado, no pueden (quando tuvieran l'Jjf ctebat J tm 
virtud) lenalar la ímmenla variedad de accidentes, que máxime qui inflo* 
produzen los cafos,y difpone el libre albedrio, ni la cipe* "?"«•«». re- 
culación , y experiencia fon bañantes á conftituir vná uubluZ^ 
fciencia fegura,y cierta de caufas tan remo tas.Buelva pues ?**'« w dup- 
los ojos V. A.a los tiempos pafados defde el Rey Don Fer. [T^teTeítpi 
nando el Catholico , harta los de Filipe Segundp,y pue- '¿toresfeafent. 
ftos en paralelo con los que defpues an corrido,hafta la é» Lam P rí d» 
dad prefente,cófidere. V. A*fi eftá agora Efpaña tan popu- f Mtpaerita, 

1 c . i-i ■ c • r\ Gj (le JUtUYlS tíltl— 

lola,tanrica,tan abundante, tomo entonzes» Sirlorezen waL J 

tanto lasartesjy las armaSjíífalta el comercio, y la cultu- Sap.c.8.8. 

C c ra,y. 



%o% EMPRESA 

ra,y íí algunas deftas colas hallare menos V. A.haga ana- 
tomía defte cuerpo,reconozcafus arterias,y partes^uales 
eílan lanas,y quales no,y de que caufas provienen fus en- 
fermedades.Confidere bien V. A. fi a cafo nazen de algu- 
na deft as,que fuelen fer las ordinarias. De la extracion de 
tanta genteideldefcuido de la propagación; de lamulti- 
plicidad de las Religiones: del numero grande de los dias 
feriados : del aver tantas vniverfidades, y eftudios : del 
descubrimiento de las Indias:de la paz no económica : de 
la guerra ligeramente emprendida , o con lenteza execu- 
tada : de la extinción de los Maeftrazgos de las ordenes 
Militares:de la cortedad de los premios : del pefo de los 
cambios , y vluras : de las extracciones del dinero.de la 
deíproporcion de las monedas.o de otras íemejantes cau- 
fas,porque fi V. A» llegare a entender, que por alguna de- 
Ilas padeze el Reyno,no (era dificulcoíb el remedio, y co- 
nocidos bien eftos dos tiempos,paíado y prefente ,cono- 
zerá también V.A*el futuro : porque ninguna coía nueva 
?. Qñdeft qaod debajo del Sol. Lo que es fué, y lo que fué ferá, 7 Mudanfe 
fmtiipfm ^ las pcrfonas.no las fcenas. Siempre fon vnaslas coftum- 

til quodfatlum OVCStf [OS ettÜOS. 

-tfiiipfunquod $. Defpues de la comunicación de los libros baze 
EcckCu?. ' advertidas a los Principes la de tantos ingenios , que 
tratan con ellos, y traen para las audiencias premedi- 
tadas las palabras, y las razones. Por eftodezia el Rey 
Don luán el Segundo de Portugal, que el Rey no,o ha- 
lla va al Principe prudente j o le hazia. Grande es.láef- 
cuelade Reynar, donde los Mí ni Uros de mayor juicio, 
y experiencia , o fuyos , oeílrangeros , confieren con el 
Principe los negocios. Siempre eftá en perpetuo exerci- 
cio con nocidas particulares de quanto pala enelMun- 

do,y 



POLÍTICA XXVIII. 20; 

do, y afsi fiendo efta efcuela tan conveniente al Princi- 
pe, debe, quando no por obligación , por enféñanza, 
aplicarfe a los negocios , y procurar entendellos , y pene- 
trallos,fin cóntehtarfe con remitillos a fus Confejos,y ef- 
perardelloslarefolucion : porque en dejando de tráta- 
Ilos,fe hazeel ingenio filveftre,y cobra el animo tal áver- 
fion a ellosjjuzgandolos por vn pefo intolerable, y fupe- 
rior a las fuerzas , que los aborreze , y los deja correr por 
otras manos,y quando buelven al Principé las refolucio- 
nes tomadas, fe halla ciego, y fuera del cafo, fin poder di- 
icernir , fi fon acertadas , o erradas , y en efta confufion 
bive avergonzado de íi mifmo,viendoíe , que como Ido- 
: lo hueco, recibe* la adoracion,y da otro por el lasrefpue- 
ftas. Por efto líamó ídolo el Profeta Zacharias al Prín- 
cipe^que no atiende a fu obligación , íemejante al Paftor, 
gue deíampara fu ganado : 8 porque es vna eftatua quien 8. ó pafio^é- 
repreíenta, y no exercitalaMageftad. Tiene labios, y Mium t dmim-- 
no habla : tiene ojos y orejas, y ni vé, ni oye, 9 y en íiendo zZí^cTuí'?. 
conocido por ídolo de culto , y no de efedros , le deípre- 9 , 0s wmbdñtí 
cian todos,como a inútil, ,0 finque pueda recobrarfe de£ & nonioquentur, 
pues: porque los negocios en que avia de habituarfe,y eo- °^\ál7nt^i 
brar experiencias, paían como las aguas fin bolver á tor- res habem } & non 
nar , y en no íabiendo fobre que eftambres va fundada ^udmu 

la tela de los negocios , no fe puede proíeeuir acertada- a * 1 r * * 
mente lo.muejirdo- 

Iacnc e. . m lum inmundo. 

$. Por efte y otros danos,es conveniente,que el Princi- 1. Ad Cor.c.8.4 
pe defdeque entra á Reynar , afifta continuamente algo- 
vierno,paraque con el fe vaya inftruyendo , y enfenando: 
porque fi bi'é a los principios dan horror los negocios,def- 
pues fe ceba tanto en ellos la ambicionóla gloria, que fe 
apetecen,y aman.No detengan al Principe los temores de 

Ce i erran 



204 EMPRESA 

errar : porque ninguna prudencia puede acertar en tod< 
De los ewrores naze la experiencia , y defta las máximas 
acertadas de Reynar, y quando errare, confuclefe conque 
tal vez es menos peligrólo errar por íi mifmo,que acertar 
por otro.Efto lo calumnia , y aquello lo compadeze el 
Pueblo.La obligación del Principe folamente coníifte en 
deíear acertar,y en procurallo,dejandofe ad vertir,y acon- 
lejar fin fobervia,ni prefuncion , porque efta es madre de 
la ignorancia,y de los errores.Los Principes nacieron po* 
derofos,pero no enfenados.Si quifieren oir, (abran gover* 
nar. Rcconociendofe Salomón ignoran te para el govier- 

ii. Dabu mo no del R e y no > ?*&° * ® ios vn corazón dócil, " porque e- 
firuo tm cor doci- fto folo juzgava por bailante para acertar. A vn Principe 
ie,vtpQpuiumtuu j ) j en i nt encionado,y zelofo lleva Dios de la mano . para- 

iuduarepoSít i & . ■ % . t r - n 'T 

difamen inter que no tropieze en el govierno de tus Eltados. 

bonunji&malum, 
3.Rcg.c.39. 




tos 






POLÍTICA XXIX. 



20/ 




LOs Peleadores de la Isla de Chio aviendo arrojado al 
mar las redes,y creyendo facar pefeados/acáron vna 
tripode/jue era vn vafo de los facrificios, o ( como otros 
quieren) vna meía redonda de tres pies,obra maravillofa, 
y de valor^mas por fu artífice Vulcano , que por fu mate- 



>y 



206 EMPRESA 

«ria,aunque era de oro.Creció en los mifmos Pefcadores, 
en los demás de la Isla la cudicia,y en vano defraudada íli 
efperanza, arrojaron fus redes muchas vezesalmar. O 
quantos los felizesfucefosdevn Principe fueron engaño 
a el,y a los demás, que por los mifmos medios procuráró 
alcanzar otra igual Fortuna/No es fácil feguir los pafos a- 
genos,o repetir los propios, y imprimir en ellos igualmc- 
te las huellas. Pocoefpacio de tiempo con la variedad <M 
los accidentes las borra,y las que fe dan de nuevo, fon di- 
ferentes,y afsi no las acompaña el mifmo fucefo.Muchos 
emulos,y imitadores a tenido Alexandro Magno ,y aun- 
que no defíguales en el valor y eípiritu,no colmárótá glo- 
riofa,y felizmente fus definios, ó no fueron aplaudidos. 
En nueftra mano eftá el fer buenos, pero no el parezer . 
buenos a otros.Tam bien en los cafos de la Fama juega la 
Fortuna , y no correfpóde vna mifma a vn mifmo hecho. 
Jtor.Hifh Hifp. Lo que fucedió a Sagunto , fucedió también a Eílepa , y 
defta apenas a quedado la memoria , fi ya por ciudad po- 
brero fué favorecida defta gloriarporque en los Mayores 
fe alaba , lo que no fe repara en los Menores. Lo miímo 
fucede en las virtudestcon vnas mifmas es tenido vn Prin- 
cipe por malo,y otro por bueno:culpa es de los tiempos,y 
de los Vafallos.Si el Pueblo fuere licenciofo,y la Nobleza 
defenfrenada,parezerá malo el Principe , que los quifiere 
reducir a la razo.CadaíReyno quinera a fu modo al Prin* 
cipe , y afsi aunque vno govierne con jas mifmas buenas 
artes,conque otro Principe go vernó gloriofamerite , no 
ferá tan bien recibido,!! la Naturaleza de los Vaíallos del 
vno y del otro,no fuere de igual bondad. 

De todo efto naze el peligro.de governarfe el Principe 
por exemplos,(iendo muy dificulcofo, quando no impo- 

fible, 



POLÍTICA XXIX. 107 

fible , que en vn cafo concurran igualmente las mifmas 
circunftancias,y accidentes,que en otro. Siempre boltean 
fcfasfegüdas caufasdelos cielos,y fiempre forman nuevos 
afpe<5tos entre los aftros,coríque producen fus efectos, y 
caufan las mudanzas de las cofas,y como hechos vna vez 
no buelven defpues a fer los mifmos,al*si tambié no buel- 
ven fus imprefsiones a fer las mifmas,y en alterandofe al- 
go los accidentes/e alteran los fucefos, en los quales mas 
fuele obrar el caío,que la Prudencia. Y afsi no fon menos 
los Principes , que fe an perdido por íeguir los exemplos 
paíados,que por no teguillos. Por tato la Política eípecüle 
lo que aconteció para quedar advertida, no paragover- 
narfe por ello,exponiendofe a lo dudoíb de los accidétes» 
Los cafosde otros fean advertimiento, ' no precepto,o lei. i , j>¡ tíres a f mum 
Solamente aquellos exemplos fe pueden imitar con íegu- *«*»& docentur» 
ridad,que refultáron de caufas,y razones intrinfecamente Tac - Ilb -4- An - 
buenas,y comunes al derecho natural,y de las Getes. Por- 
que eftas en todos tiépos fon las mifmas. Como el Íeguir 
los exemplos de Principes,que con la Religió,ocon la lu- 
ít¿cia,o Clemecia, o có otras virtudes, y acciones morales 
fe conlerváron. Pero aun en eftos cafos es menefter aten- 
cion,porque fe fuelen mudar las coftumbres , y la eftima- 
cion de las virtudes, y con las mifmas , que vn Principe fe 
cófervó feliz en vn tiempo, y con vnos mifmos Vafallos, 
fe perdiera en otro. Y afsi es conveniente , que govierne la 
Prudécia,y que eíla no biva pagada,y fatisfecha de fi, fino 
que íe confulte con la variedad de los accidentes , quefo- 
breviené a las eoías,íín afentar porciertas las futuras^vn- 
que mas lasaya cautelado el juicio^y la diligencia:porque 
no fiempre correfponden los fucefos a los medios , ni de- 
penden de la conexión ordinaria de las caufas,en que fue- 



2o8 EMPRESA 

len tener alguna parte los confejos humanos,fino de otra 

cauía firimera,que govierna las demas,coque falen incier- 

tos nueftros prefupueftos,y las efperanzas fundadas en el. 

los.Ninguno,en la opinión de todos, mas lejos del Impe- 

rio,que Cláudio,y le tenia deftinado el cielo para fuceder 

i. omppe fatua, a Tiberio^ í En la elección de los Pontífices fe experiméta 

fpe 3 veneratione mas efto,d onde muchas vezes la diligécia humana fe hal- 

ffVT¿l la burlada en fus definios.No fiempre la Providencia Di- 

stinabantur impe- . irii r 

riofluam quem vina obra con los medios naturaies,y fi los obra,coniigue 
ftiturum principe con ellos di verfos efe&os , y faca lineas derechas por vna I 

fortuna in ocotito « • i r ■ i i - r i r» • ■ • i • j r 

meto. regla torcida,íiendodanoÍQ al Principe,lo que avia de ler- 

Taclib.3.Aij. le vtil. Vna mifma coluna de fuego en el defierto era de'j* 
luz a fu Pueblo,y de tinieblas a los enemigos. La mayor! 
prudencia humana fuele caminar a tientas. Con lo quel 
píenla faí varfe,fe pierde^como fucedió a Viriato védido,y 
muerto por los mifmos Embajadores, queembió al Có- 
ful Serviiio.Eldaño,que nos vino,no creemos,que podrá \ 
bolvera fuceder,ycreemos,quelasfelicidades,o fe deten- I 
dran,o pafaráotra vez por nos otros.Muchas ruinas causó 
efta confianza defarmada con ella la prudécia. Es vn gol- 
fo de fuceíbs el Mundo,agitado dediverfas y impenetra- 
bles caufas.Ni nos defvanezcan las redes tiradas a la ori- 1 
lia con el colmo de nueftros intentos, niños deícompon- 
gan,las que faliéren vacias. Con igualdad de animo fe de- 
ben arrojar,y efperar.Turbado fe halla el que confió , y íc | 
prometió por cierta la execucion feliz de fu intento , y 
quando reconoze lo contrario , no tiene armaspara el re- 
medio. A quien pensó lo peor , no le hallan defprevenido 
loscafos,ni lefobreviene impenfadamente lacófufion de 
fus intentos fruftrados i como fucedió a los Perfas en la 
guerra contra los Athenienfes,que fe previnieron de mar- 
moles 



POLÍTICA XXIX. io 9 

males de la Isla de Paro , para efcrivir en el los la victoria* 
que anticipadamente fe prometían , y fiendo vencidos (e 
valieron los Athenienfes de los mifmos marmoles , para 
levantar vna eftatua a la Venganza , qué publicafTe íierrw 
pre la locura de los Perfas. La prefuncion de faber lo fu- 
turo , es vna efpecie de rebeldía contra Dios , y vna loca 
competencia con fa eterna Sabiduría > la qual permitió, 
que la prudencia humana püdiefle conjeturar, pero no 
adi vinar,para tenella mas fujeta con la incertidumbre de 
los cafos. Por efta duda es la Política tan recatada en fus 
refoluciones , conociendo quan corta de viña es en lo fu- 
turo la mayor íabiduria humana, y quan falaces los jui- 
cios fundados en prefupueftos. Si los Principes tuvieran 
prefciencia de lo que á de íuceder , no íaldrian errados fus 
confejos-.por efo Dios,luego que fue Saúl elegido Rey , le 
^infundió vn eípiritu de Profecía. ? Eí r Uet in ft 

De todo lo dicho fe infiere,que fi bié es venerable la An- f'pmm Domwt, 
tiguedad,y reales los caminos , que abrió a la pofteridad, &P ro P k "*te 
por donde feguramentecaminaíTe la experiencia,íuele ró- l ,Ke¿to.6, 
pellos el tiempo, y hazellos impraticables,' y afsi no fea el 
Principe tan deícófiádo de íí,y tan obferváte de los pafos 
de fus Antecefores,que no fe atreva a echar los fuyos por 
otra parte,fegun la difpoficion prefente.No fiepre las no- 
vedades fon peligrofas,a vezes conviene introducillajS.No 
feperficionariaeiMüdo,finoinnováiTe.Quátomasentra 
en cdad,es mas fabio. Las coílübres mas antiguas en algü 
tiempo fueron nuevas.Lo que oi fe executa fin exéplo, fe 
contará defpues éntrelos exemplos.Lo que feguimbs por 
experiencia,fe empezó finella.Tábien nosotrospodemos 
dejar loables novedades, que imite nueílros Defcendien- 
tes.No todo lo que vfaró los Antiguos es lo mejor, como 

D d no lo 



110 EMPRESA 

no lo fcrá a la pofteridad todo lo que vfamos agora. Mu- 
chos abufoscónfervamos por ellos: y muchos eftilos , y 
coftumbres fuyas feveras,rudas, y petadas íe an templado 
con el tiempo, y reducido á mejor forma. 




i 



Ngeniofa Roma en levantar trofeos a la virtud,y al va. 
lor para gloria y prenjio del Vecedor,emulacion de fus 

Defcen- 



POLÍTICA XXX. 2u 

Deícendiente$,y exejmplo de los demás Ciudadanos, iiu 
ventó las colunas roftradas, en las quale$. encajadas l^s 
proas de las naves triunfantes deípuesde largas navega- 
ciones y Vitorias, fuftentávan biva la memoria de las 
batallas navales, como fe levantaron al Confuí Duilio 
por la Vitoria feñalada , que alcanzó de los Carthaginen- 
íe$,y por otra a Marco Emilio. Efte trofeo dio ocafion a 

; efta empreía,en la qual lo firme , y confiante de la coluna 
reprefentala Sabiduría, y las proas de las naves, curiadas 
en varias navegaciones y peligros , la Experiencia , ma- 

/dredela prudencia, con quien fe afirma la Sabiduría» 
Tiene efta por objeto las cofas vniveríales , y perpetuas: 
aquella las acciones Angulares. La vna fe alcanza con 
la efpeculacion , y eftudio: la otra (que es habito de la 
razón ) con el conocimiento délo bueno, o malo , y con 
el vfo y exercicio. Ambas juntas harán perfecto a vn Go- 
vernador, fínquebaíielavnafola. De donde fe colige, 
quan peligrofo es el govierno de los muy eípeculativos 
en las fciencias , y de los entregados a la vida monaftica, 

i porque ordinariamente les falta el vfo , ypratica délas 

| cofas,y afsi fus acciones, o fe pierden por muy arrojadas, 
o por muy humildes-, principalmente quando el temor,o 
el zelo demaíiado los tranfporta. Sucomunicacion,y fus 
eícritos,(enqueobramasel entendimiento efpeculati- 
vo,que el pratico) podran íer provechofos al Principe,pa- 
ra defpertar el ingenio, y dar materia al difcurfo , confi- 
tándolos con el tiempo,y la experiencia. La medicina pro- 
pone los remedios a las enfermedades, pero no los execu- 
ta el Medico,fin coníiderar la calidad , y accidentes de la 
enfermedad, y la compleíion, y natural del doliente. Si 
con efta razón templara Aníbal fu arrogancia barbara, 

Dd 2 no tú- 



Cant.io. 



TLit EMPRESA 

no tuviera por loco a Phormion , viendo que inexpert< 
enfeñava el arte militar:porque fi bien no alcanza la efp 
culacion fu pratica,como dijo Camoes: 
Cam. Luf. A difeiplina militar preflante 

Tiaofe apprende fenhor napbantajla 
. Sonbando, imaginando, ou ejludando. 

Se nao Metido, trattando, e pele jando. 
Siendo difícil, que ajufte la mano lo que trazó el ingenio, 
y quecorreípondaalos ojos,loquepropufolaidea, pen- 
diendo de tan varios accidentes la guerra,que aun en ellos 
no íabealgunas vezes aconfejarfe la Experiencia.Con to- 
do efo pudiera Phormion dar tales preceptos a Anibal 
(aunque tan experimentado Capitán) que efeusáfle los 
errores de fu trato en ganofo, defu crueldad con los ven- 
cidos , y de fu fobervia con los que fe valian de íu protec- 
cion.Sabria vfar de la victoria de Canas : huir las delicias 
de Capua,y grangear a Antiochio.EI Rey Don Fernando 
el Catholico fe valió de Religiofos.Nosé fi les fió la nego- 
ciacion,o la introducion , o fi echó mano dellos por efeu- 
far gaftosde embajadas , y inconvenientes de competen- 
cias. En ellos no es fiempre feguro el íecreto , porque pen- 
den mas déla obediencia de fus Superiores, que de la del 
Principe,y porque fi mueren,cairan las zifras,y papeles en 
fus manos. No pueden fer caftigados , fi faltan a fu obli- 
gación , y con fu exemplo fe perturba la quietud Religio- 
fa,y fe amancilla fu fencillez con lasartes políticas. Me- 
jores médicos fon para lo efpiritua! , que para lo tempo^ 
ral.Cada esfera tiene fu a&ivrdad propia. Verdad es, que 
en algunos fe hallan juicios tan defpiertos con la efpecu- 
lacion de las fciencias , y la pratica de los negocios,cria- 
dos en las Cortes fin aquel encogimiento,que cria la vida 

reti< 



POLÍTICA XXX. zij 

retirada,que fe les pueden fiar los mayores negociosvprin- 
eipalmente aquellos , que tocan a la quietud publica , y 
bien de la Chriftiandad : porque la modeftia del trato, la 
templanza de las virtudes,la gravedad,y crédito del habi- 
to , fon grandes recomendaciones en los Palacios de los 
Principes para la facilidad de las audiencias, y diípoíícion 
délos ánimos. 

§. Las Experiencias en el dañoageno ion felizes,pero 
no perfuaden tanto , como las proprias : aquellas las vé- 
rnoslo las oimos,y eftas las fentimos. En el corazón las 
'deja efculpidas el peligro. Los naufragios viftos defde la 
arena conmueven el animo, pero no el efcarmiento* El 
qiieefcapódelloSjCuelga para fiemprecl timón en el tem- 
plo del Defengaño. Por lo qual, aunque de vnas , y otras 
Experiencias, es bien que fe componga el animo del 
. Principe,debe atender mas a las proprias , eftando adver- 
tido, que qu^pdo fon culpables fuelc eícufallas el amor 
propio , y que la verdad llega tarde, onunca a defenga- 
nalle •, porque , ola malicia la detiene en los portales de 
los Palacios, o la lifonja la disfraza , y entonzes la bon- 
dad no fe atreve a defcubrilla r por no peligrar T ©por- 
que no le toca,o -porque reconoce, que no a de aprove- 
char,yafsi ignorando los Principes las faltasdefu govier- 
no, y nofabiendo en que erraron fus confejos y refolu- 
ciones, no pueden emendállas, ni quedar efcarmentados, 
y enfeñados en ellas. No a de aver excefo , ni dafío en 
eleftado , que luego no llegue fielmente a la noticia 
del Principe. Noaifentimiento, y dolor en qualquier 
parte del cuerpo , queenvninñante no toque, y infor- 
me al corazón, como a Principe de la vida, donde tiene 
fu aliento el alma,ycomoatan interefadoenfu coníer- 

Dd j vacion. 



2i4 EMPRESA 

vacion. Silos Reyes Tupieran bienio quelaftima a fus 
Reynos , no viéramos can envegecidas fus enfermedades. 
Pero en los Palacios fe procura divertir con los entrete- 
nimientos y la mufica,los oidos del Principe, paraque no 
oiga los gemidos del Pueblo , ni pueda como Saúl , pre- 
i.QujdhabetPo- guntar la caufa , porque Hora. 1 Y afsi ignora fus neceíi- 

Scg!^ Ni la novedad 

del caíb de lonas ,arrojado bi vo de las entrañas de la Va- 
llena,™ fus vozes publicas por toda la ciudad deNinive, 
amenazándole fu ruina dentro dequarentadias, baftó # 
paraque no fuefe el Rey el vltimo á fabcllo , quandoya 
deíde el mayor al menor eftavanlos Ciudadanos vefti- 
a. m crtMemnt dos de facos. z Ninguno fe atreve a defenganar al Princi- 
mw!& mdi P e > ni a defpercalle de los daños y trabajos , que le fobre- 
cauenmt ieiuniuy vienen. Todo el Exercito de Betulia efta va vecino ala 
&veftttifuntfac- tienda de Holofernes.con gran impetu.y voceria,yacla- 
queadm'morem. roeldia, y los de íu Cámara reparavan ejj quebralleel 
eí pervenitverbu fueño,y hazian ruido con los pies, por no llamalle decla- 
iinlTi! 1 ' 1 ™' lamente, 3 y quando el peligro les obligó a entrar, ya 
z.müuhmm au> ^ ^° ^ c vna e ^P a da avia dividido fu cabeza, y la tenia el 
debat cubicuium enemigo fobre los muros. 4 Cafi fiempre llegan al Prin- 
vir jr ü \ A f s y rmu cipe los defenganos defpues de los fucefos , quando ó fon 
trando apure, irremediables , o coito ios. Sus Miniñros le dan a enten- 
iudith.c.14.10. ¿^ q Ue t0 ¿ fucede felizmente , conque fe defcuida, no 
q.Mcxautem,vt adquiere experiencia , ypierdelaenfeñanzadela necefi- 
undLmt}l\¡r dad,que es la maeftra mas ingenióla de la prudencia: por- 
muros capm uc- que,avnque de la prudencia nace la profperidad, no nace 
u¡cmu. ibid. de la profperidad la prudencia. 

§. El principal oficio de la prudenciaen los Principes, 
o en quien tratare con ellos, ádefer conozercon laEx- 
per?encia ; .los naturales , los qualés fe defcubreti- por los 

trajes, 



POLÍTICA XXX. Z,j 

trajes,por el movimiento de las acciones, y de los ojos , y 
por las palabras , aviendo tenido Dios por tan con ve- 
niente para el trato humano efte conocimiento, que le 
pulo a la primer vifta de los Hombres efcrito por fus 
frentes/ Sin el,ni el Principe fabrágovernar, ni el negó-, r ., 
ciante alcanzar lus hnes.Son los ánimos de los Hombres fám vir,& a b 
tan varios, como fus roftros/ yavnquela razón es en oecur f u f*ñá <*- 
hmilmavna, Ion diferentes los caminos, que cadavno Hcclic.19.2i. 
de los difcurfos figue para alcanzalla , y tan notables los ¿. Amia™ cono- 
engaños de la imaginación, que a vezes parezen algunos ris > & Yl f m hn- 
Hombres irracionales,y afsi no fe puede negociar con to- ZmitulmlíZ 
dos con vn mifmo eftilo ♦, conveniente es varialle fegun dem 
la naturaleza del fugeto, con quien fe trata, cómo fe va- Eccí,Ií>27, 
rian los bocados de los frenos, fegun es la boca del cava- 
lio. Vnos ingenios fon generofos,y alti vosjcon ellos pue- 
den mucho los medios de gloria,y reputación. Otros fon 
bajos, y abatidos , que fulamente fe dejan grangear del 
ínteres , y de las conveniencias propias. Vnos fon fober- 
vios, y arrojados \ y es menefter apartallos fuavemente 
; del precipicio. Otros fon timidos 7 j vmbrofos $ y para- 
que obren íe ande llevar de la mano, a que reconozcan 
la vanidad del peligro. Vnos fon ferviles •, con los quales 
puede mas la amenaza, y el caftigo , que el ruego. Otros 
fon arrogan tes jeftos fe reducen con la entereza, y fe pier- 
den con la fumifion. Vnos fon fogofos , y tan refueltos, 
que con la mifmabrevedad,que fe determinan , fearre- 
pienten - y a eftos es peligrofo el aconfejar. Otros fon tar- 
dos , y indeterminados 5 a eftos los a de curar el tiempo 
confusmiímosdanos:porquefilosaprefüran, fe dejan 
caer. Vnos fon cortos , y rudos-, a eftos a de convencer la 
demoftracion palpable,no la futileza de los argumentos. 

Otros 



u¿ EMPRESA 

Otros lo difputan todo, y con la agudeza trafpaían los lí- 
mites^ eííós fe a de dejar , que como los Falcones fe re- 
monten, y canfen , llamándolos deípues al fenuelo de la 
razon,y a lo que fe pretende. Vnos no admiten parecer a-< 
geno | y fe goviernan por el fuyo •, a ellos no fe les an de 
dar,fino feñalar los conféjos,defcubriendofelos muy a lo 
latfgo:paraque por íi mifmos den en ellos, y entonzes con 
alabarfelos,comofuyos,loexecutan. Otros ni faben o- 
brar,ni refolverfe fin elconfejo ageno-,có ellos es vana la 
pcriuafion,y afsi lo que fe avia de negociar con ellos , es 
mejor tratallo con fus Confejeros. 

La mifrna variedad,que fe halla en los ingenios, fe ha- 
lla también en los negocios. Algunos fon fáciles en íiis 
principios,y defpues,como los rios, crczen con las aveni- 
das^ arroyos de varios inconvenientes,y dificultades •, e- 
ftosfc vencen con la celeridad, fin dar tiepo a fus crecien- 
tes.Otros al contrario fon, como los vientos , que nacen 
fiirioíbs,y mueren blandamente $ endioses convenien- 
te el fufrimiento , y la conílancia. Otros ai , que íe va- 
dean con incertidumbre , y peligro , hallandofeen ellos 
el fondo de las dificultades , quando menos fe pieníaj 
en ellos le a de proceder con advertencia , y fortaleza, 
fiempre la fonda en la mano , y prevenido el animo para 
qualquier accidente. En algunos es importante eifecre- 
to : eílosfean de minar , paraque rebienteel buen fu- 
cefo , antes que fe advierta. Otros no fe pueden alcan- 
zarlo en cierta coyuntura de tiempos: en ellos an de 
eftar a la cola las prevenciones, y medios para foliarlas 
velas,quando fople el viento faborable. Algunos echan 
poco a poco raizes, yfefazonan con el tiempo : en el- 
los fe an defembrar las diligencias, como las femilla$ 

en la 



POLÍTICA XXX. i,7 

en la tierra, eípcrandoá quebroteri,y fruten. Otros fi lúe- 
tgo no falen, no íalen deípues: eftos fe an de ganar por a- 
íalto,aplicados a vn tiempo los medios. Algunos ion tan 
delicados , y quebradizos, que como á las redomas de bi- 
dro vn foplo los forma, y vn (opio los rompe : por ellos 
esmenefterllevarmuyligeralamano. Otros ai, que fe 
dificultan por muy defeados , y folicitados : en dios Ion 
buenas las artes de los Amantes , que enamoran con el 
«deíden, y defvio» Pocos negocios venze el Ímpetu: algu* 
tíos la fuerza : muchos el fufrimiento : y cafí todos la ra* 
#on,y elinteres. La importunidad perdió muchos nego- 
cios , y muebos también alcanzó , como de la Cananea 
lo dijo S. Gerónimo. 7 Canfaníe los Hombres de negar, 7. Qtudyreúbm 
como de conceder. La fazonesla que mejor diípone los *° n P 0tuit > u &* 
-negocios; pocos pierde, quien fabe vfardella: el labrador, D¡H¡eronyau 
'que conoze el terreno , y el tiempo de fembrar, logra fus 
intentos. Horas ai en que todo fe concede, yotras en que 
todo fe niega, fegun fe halla difpuefto el animo,en el qual 
4ereconozen crecientes, y menguantes,ycortados los ne- 
gocios , como los arboles , en buena lunafuceden feliz- 
mente. 8 La deftreza en faber proponer, y o"bligar con lo s » 0tMÚ m ¿ ot * 
honefto,lovtil,ylofacil, laiprudenckenlos medios, y ¡mumt^ ° ? " 
la abundancia departidos , vencen las negociaciones^ EcdeC8,s. 
principalmente quando eftas calidades fon acompaña- 
das de vna difcreta vrbanidad , ydevna gracia natural, 
que cautiva los ánimos: porque ai femblantes , y modos- 
de negociarían áfperos, que enfenan á negar .Pero fi bien 
eftos medios con el conocimiento , y deftreza fon muy 
poderofbs para reducir los negocios al fin defeado, ni fe 
debe confiar , ni deíefperar en ellos. Los mas ligeros fe 
fuelen difponér con dificultad , y losmas graves fe detie-> 

E e nen 



xi8 



EMPRESA 



nen en cauías ligeras. La mayor prudencia fe confun< 
tal vez en lo mas claro , y juega con los negocios el cafe 
inclufo en aquel eterno decreto de la Divina Próvida 
cía. 

§. Defta diverfídad de ingenros,y de negocios fe infi< 
re , quanto conviene al Principe eligir tales Miniflroí 
que fean aptos para tratalios. Porque no todos los Mini- 
ítros fon buenos para todos los negocios, como no tod< 
los inftrumentos, para todas las coías. Los ingenios vio- 
len tos, vmbrofos, y difidentes, los duros, ypefadoseí 
el trato ,. que ni (afeen fer viral tiempo, ni contemporizar 
conlosdemaSj acomodandofe alus condiciones y efti- 
los, mas fon para defgarrar , que para componer vna ne- 
gociación: masparahazer nacer enemigos, queparaef- 
cuíallos: mejores ion para' fiícales,-. que para negocian- 
tes. Diferentes calidades fon menefter para los negocios.. 
Aquel Miniftro ferá apropofito para ellos, que en fu 
fimblante r y palabras deícubriere vn animo candido, 
y verdaderos quepor fi mifmo fe deje amar: que fean 
en el arte , y no- natural los rezelos , y recatos : que los 
oculte en lo intimo- de fu corazón , mientras no convi- 
niere defeubrillos, que con fuavidad proponga, con to- 
lerancia efeuche , con biveza replique, con fagacidad di- 
fimule, con atención folicite , con liberalidad obligue, 
con medios perfuada, con experiencias convenza, con 
prudencia refuel va , y con valor execute. Con tales Mi* 
niftros pudo el Rey Don Fernando el Catholico , falir 
felizmente con las negociaciones, que intentó. No va 
menos en la buena elección dellos , qué la confervacion, 
y aumentos devneftado: porque de fus aciertos pende 
todo. Mas Rey nos fe an perdido por ignorancia ¿$ los 

Mini- 



POLÍTICA XXX. 2 i 9 

Tvliniílros , que de los Principes. Ponga pues en ello 
V. A. fu mayor eíludio, examine bien las calidades, y 
partes de los fugetos , y defpues de averíos ocupado, vele 
mucho V. A. fobre fus accione*, fin enamora rfe luego 
dellos por el retrato de fus deípachos , fiendo muy po- 
cos los Miniftros , que íe pinten en ellos , como fon: por- 
que quien ferá tan candido , y ageno del amor propio, 
que eícriva lo que dejo de hazer , o prevenir. No ferapo-. 
co, que avife puntualmente , lo que u viere obrado? 
porque fuelen algunos eferivir , no lo que hizicron , y 
dijeron, fino lo que devieran aver hecho, y dicho. To- 
do lo penfaron , todo lo trazaron , advirtieron, y exe- 
ntaron antes. En fus Secretarias entran troncos los ne- 
gocios, y como en las oficinas de los eftatuarios, falen 
imagines. Allí fe embarnizan, fe doran, y dan los colores, 
que parezen mas a propofito para ganar crédito. Allí fe 
hazen los juicios, y fe inventan las prevenciones defpues 
Je los fucefos. Allí maspoderofos, que Dios, hazen, que 
los tiempos pafados , fean prefentes , y los prefentes pa- 
fados , acomodando las fechas de los defpachos , como 
mejorieseftá. Miniftros fbn, quefolamente obran con 
la imaginación r y fulleros de los aplaufos, y premios 
ganados con cartas faifas. De que nacen muy graves er- 
rores, y inconvenientes , porque losConfejeros, que añ- 
ilen al Principe, le hazen la confulta fegun aquellas 
noticias , y preíupueítos, y íi fon fa l fos, fallos feran tam- 
bién los confejos yrefoluciones , quefe fundan en ellos. 
Las fagradas Letras enfeñan á los Miniftros, y princi- 
palmente a los Embajadores, a referir puntualmente 
fus comifiones •, pues en la que tuvo Hazael del Rey de 
Syria Benadad para confultar fu enfermedad con el Pro- 

E e Z pheta 



tatr EMPRESA V 

phetaEliíeo, nimudó las palabras, ni aun fe atrevió í 
f¡ tdiut tutu b#- ponellasen terzera perfona. ' 
nadad k« sm* ¿ algunas vezes fuelen fér pelkrofos los Minifln 
ccns.sifanaripc- muy el pen mentados y, o por la demaiíada confianza ei 
tero dt infirma* c u os ¿ c [ Principe, a porque llevados del amor propio 
4.Reg.c.8.9* y preluncion de íi miimosj no le detienen a penfar los 
negocios^ y como Pilotoshechos a venzer las borrafcas, 
defprecian los temporales de inconvenientes y dificulta- 
des, y fe arrojan al peligro. Mas feguros fuelen fer (en al- 
gunos cafos) los que nuevos en la navegación de los 
negocios, -llevan la pala por tierra. Devnos, y otros fe 
compone vn confejo acertado: porque las efperiencias 
de aquellos fe cautelan con los temores denos , como fu- 
cede, quando intervienen en las confultas Confejeros fle- 
máticos , y coléricos ; animofos,. ,y recatados : refueltos, 
y^confiderados v refultando de tal mezcla vn tempera- 
mento faludable en las refol liciones, como refulta en los 
cuerpos de la contrariedad de los humores. 




Eh 



POLÍTICA XXXI. 



221 




EN fi mifma fe fuftenta la coluna , librada con fu pe- 
lo. Si declinare luego, y tanto con mayor prefte- 
za, cjuanta fuere mas pefada. No de otra fuerte los impe- 
rios fe confervan con fu mifma autoridad, y reputación. 
En empezando á perderla , empiezan a-caer, finque baile 

Ety elpo- 



in EMPRESA 

el poder á fuftentallos : antes aprefu rala caída fu miím; 
i. Nib'ti rm/w grandeza. ' Nadie fe atreve ávna coluna derecha: ende- 
TnptiZcfl™* aliñando el mas débil intenta derrivalla, porque la mif- 
ejl, quam fama ma inclinación combida al impulfo , y en cayendo noai 
potentu.nonftu brazos, que bailen álevantalla. Vn a&o folo derriva la 

vinixdí. i acit. . l y i i n 

Iib.13. Annal. reputación, y muchos no la pueden reltaurar; porque 
no ai mancha P que fe limpie fin dejar léñales : ni opinión, 
que fe borre enteramente. Las infamias,aunquefe curen, 
dejan zicatrices en elroílro. Y afsi en no eftando la Co- 
rona fija fobre eíta coluna derecha de la reputación, dará 
Mar.Hifl.Hifp. en tierra. El Rey Don Alonfo el Quinto de Aragón no 
(píamente confervó fu Reyno con la reputación , fino 
conquiftó el de Ñapóles , y al mifmo tiempo el Rey Don 
luán el Segundo era en Cartilla defpreciado defusVaía- 
llosporfu poco valor, y rloxedad, recibiendo dellos las 
leyes, quelc querían dar.Las Provincias, que fueron con- 
fiantes y fielesen -el Imperio de Iulio Celar, y de Augu- 
fto, Principes de gran reputación , fe levantaron en el de 
Galba flojo^ y deípreciado. 1 No es bailante la fangre 
U^TfaoqntAu- ^ ea ^> m la grandeza de Los Eftados.á mantener la reputa- 
do now eormn cion , fi faifa la virtud , y valor propio , como no hazen 
&Mrt?*7¿ eft-imado al Eípejo los adornos eíleriores,fino fu calidad 
ta, boímes fpiri- intrjnfeca. En la Mágeftad Real no ai mas fuerza , que el 
tusindmjfe. Tac. . re fp et0j e [ qual nace de la admiración, y del temor , y de 
" u '''' nn ambos la obediencia ", y fi falta ella, no fe puede mante- 
.- ner por fi mifma la Dignidad de Principe , fundada en la 
opinión agena, y queda lapurpura Real mas como ferial 
de burla , que de grandeza , como lo fué la del Rey Don 
Enrique el Quarto. Los efpiritus y calor natural , man- 
tienen derecho el cuerpo humano: no bailaría por fi mif- 
ma la breve bafe de ios pies. Que otra coíaes la reputa- 
ción, 



POLÍTICA XXXI. 22} 

cion , fino vn ligero efpiritu encendido en la opinión de 

todos, quefuftenta derecho el ceptro.Y afsi cuide mucho 

el Principe de que fus obras, y acciones fean tales > que i.vommtmu, 

vayan cebando , y manteniendo eftos efpiritu s. En la re- &*«thmoput i n 

putacion fundavan fus inftancias los Parthos , quando g^ArfaJujZ 

pedían a Tiberio, que ksembiafle,como de motivo pro- p*tndpudEuphr¿ 

^vnhijodePhrahates, '®S£í 

$ . Ella reputación obra mayores erectos en la guerra, 
donde corta mas el temor , que la efpada , y obra mas la 
opinión, que el valor. Y afsi na fea de procurar menos,, 
que la fuerza de las armas. Por efto con gran prudencia 
aconfejava Suetonk) Paulino a Othon, que procurare te- 
ner fiempre de fu parte al Senado Romano, cuya autori- 
dad podia ofufearfe, pero no efcurecerfe. 4 Por ella fe arri- 4.n»*?«¿ obfaí 
marón a el muchas Provincias/ En las diferencias de a* 'ÍÜTT' f*^ 

. r altquanao obum* 

quellos grandes capitanes Celar, y Pompeyo, mas pro- bnntur. Tacit. 
curava cadavno vencer lareputacion , que las armas del * 2 * Hlft * 
otro. Conocían bien . que corren los ánimos ¿ y las fuer- -I'***** &*& rae* 
zas , mas al clamor de la tama,, que al de la caja. Gran ncvrbu, &p¿- 
Rey fue FÜippe Segundo en las artes de confervar la repu- textu senat*. 
tacion : con ella defde vn retrete tuvo obedientes las rien- Clt " ^ _ ^ 
das ele dos Mundos. 

$. Aun quando fe vea los ojos la ruina de Tos Rila- 
dos es mejor dejallos perder, que perder la reputación z- 
porque fin ella no íe pueden recuperar. Por efto en aque* 
lia gran borraícade la liga de Cambrai,. aunque fe vio 
perdida; la República de Venecia, confideró aquel va*- 
lerofo y prudente Senado , que era mejor moftrarfe con- 
fiante, que defeubrir flaqueza, valiendofe de medios 
indecentes. El defeo de dominar, haze a los Principes* 
ftryíles , defpreciando efta confideracton. .Othon, con 

las 



224 empresa; 

las manos tendidas adora va al Vulgo , befa va vilmente 

vnos, y a otros, para tenellosá todos de fu parte; y con lo 

mifmo , que procura va el Imperio,, fe moftrava indigno 

6.mecdcerMOtho ¿q\ 6 Quien huye de los peligros con la indignidad, dáen 

^dluu mdgml ocros mayores. Aunen las neceíídades de riazienda no 

lacere ofcuU , & conviene vfar de medios-violentos , y indignos con fus 

poLmttlT VaralI °^ ° P ed * focorros extrangeros: porque los vnos, 

.Tac.lib.i.Hiá. y los otrosfon peligrofos , y ni aquellos, ni ellos bailan, 

y fe-remedía mejoría necefidad con el crédito. Tan rico 

íuelefervno con la opinión, como otro con muchas ri. 

tjuezas efcondidas, y ocultaos. Bien tuvieron confíderado 

ello los Romanos ,;pues aunque en di verfas ocafionesd 

g. caterum ad adverfidad les ofrecieron las Provincias afíílen.cias de di, 

juppunda exera- nero y trigo, dieron gracias , pero no acetaron fusofer- 

Atu damna certa- » • T r i-i i^ »*'-'•• 

wre GM^wjpa- tes. Aviendoie.perdido en,d Qceano dos Legiones , em - 
ftUyitaita : quod biaron Elpaíja, Francja, y Italia armas„caballos,y dinero 
tZnSvÚ" Germánico, y él alabando fu afecjo , recibió los caba- 
ffferemesiqttorum líos, yias armas, pero noel ínerp. 7 En otras dos ofertas 
laudan pdio ¡fochas a [ Senado Romano destazas de oro de mucho 

<jermamats>ar- • - r i i rj j i 

mUwod^&tquit ?precio en oQcataon de grandes necefaqades,en.la vna tom o 
adMumfmpit, fojamente por corteña ya vaíb, el de menor valor, & y en 
^lumumTJ* $&oti*adÍQ gracias, y no recibió él oro. - 9 
Tacit,!. At*jj. ¿£. La autoridad, y reputación del Principe nace de va- 

8. ^fv^M/írf^ias. caulas*, ynas quepertenezen á fu períbna, y otras á'fu 
«ntf* 9 'maque'- eftadq ; las cjucpertenezen a fu perfona, ó fon del cuerpo, 
gatera qu* po¿ .o del animo; del cuerpo ,quando es tan bien formado , y 
ífepu^ 11 ^ .¿ifpuefto i que fuílenta la Mageílad. Si bien las virtudes 
Liu. Iib.i2. ,del animo fuelen fuplir los defectos de la Naturaleza. 

9. Grafía aita y algunos bien notables tenia el Duque de Saboya Carlos 
«ww» mH * C ~ Emanuel, pero la grandeza de fuanimo , fu biveza de in- 
Liu.lib.22; genio, fu cortefaxiia, y vrbanidad le hazian reíperado. Va 

moví 



POLÍTICA XXXL 22J ^ 

movimiento fcvero, y grave haze parecer Principe al que ludituílftl n- 
fin el fuera defpreciado de todos,en que es menefter mez- mrab\iújumm& 
xlar de tal fuerte el agrado, que fe fuftente la autoridad & mu * mm » & ' 

r i i- • * • i i i i- • gnuttatem fum~ 

iin caer en el odio , y arrogancia , como lo alabo 1 acito m± fortuna un- 
en Germánico. I0 Lopreciofo y brillante en el arreo de la nem > j»«'^> & 
perfona caufa admiracion,y refpeto: porque el Pueblo fe ¿"¡firnitíXi 
deja llevar de lo exterior > no confultandofe menos el co- Annal. 
razón con los ojos, que con el entendimiento , y afsi dijo ,', J^J, **L 
el Rey Don Aloníb el Sabio, queUfJteJliduras fa^en mucho bus regfaauroque 
conocer a los Homes por nobks \ o por tiles. E ¡os Sabios antwws ^% en . s vJ* t re * 

a u ' i n> 'kstf r -> j r j aofis lapidtbus. 

■ejlablecieron , qtx los %eygswjhefen panos deje da con oro, econ Eah.ciy.9. 

piedras precio/as , porque los Homes ios puedan conofer luego , que 1 2 * **"'%«* v*~ 

los Ytejen u menos de preguntar por 'ellos. El Rey Afuero falia a ^, /r {*"/ ¿ „ ^™* 

las audiencias con veftiduras Reales, cubiertas de oro, y riam,& decorem. 

piedras preciofas. V Por efío mandó Dios a Moyfes , que 1 *°r¡5 * z ' 

hizíefe al Sumo Sacerdote Aaron vn venido fan<5to,para textura } & cuntía 



ivartetatent 



(tentación de fu gloria ,y grandeza, IZ y lehizodepur- °P erti] 

. , & V & i ■ r 1 ex ¿uro, & bya- 

pura, texida^on oro,y adornada con otras colas de gran- dntbo, &furpu- 
diíirao valor, 1} delaqual vfaron defpues losSucefores, ra * íbidem. 

. r ■ ' . ir» I 4« Sthabes brx- 

como.oi lecominuaen los Papas, aunque con mayor c i¿umficut dw, 
modeftia^y menor gafto. Si el Sumo Pontífice es vn bra- & fi voce fiwii 
zo de Dios en la tierra: (¡(como el rayos ) fulmina cen- \ ^ c 
furas, I+ conveniente es, (aunque mas lo cenfurelaím- 1 ¡.Decore tndui- 
rdiedad ) que como Dios fe adorna con refplandores ¿t$ i:Amá f lumme * 

1 , r \ i \ \ *\- \ < r ■ i 1 11 P cat vejlimento* 

luz " (que Ion las galas del Cielo) le adorne el con los de pf a i m . I03 . 2 . 
la tierra,y fe deje llevar en andas. l6 . La mifma razón corre 1 6 - ^inunda m 
por los Principes , Vicarios de Dios en 16 temporal. ,7 mZ'mnX él 
Lo funtuofo también de los Palacios, y fu adorno : l8 '¿lorio fa&jpeáo* 
la nobleza , y lucimiento de la Familia: '? las guardias de fi ^t^' 
Naciones confidentes: 10 el luftre, y grandeza de la Corte,y i 7 .Ego dix). 'p¿ 
las demás oítentaciones publicas , acreditan el poder del e fi tt &í li i €Xce! fi 

Fr Pnn-pfalm.8i.tf. 



u6 EMPRESA. 

i& M^»;p/M<* p r i ne jp ey y autorizan la Mageílad. lio íónoro délos tita- 

lllmbUmT. l° s ^e Eftados adquiridos, y heredados, o atribuidos a la¿ 
Eccl.2. 4. perfona del Principe defcubren fu grandeza.Por ellos dio 
i 9 .mc eñt ante ¿ conozer Ifaias la del Criador del Mundo, hecho Prin- 
^011.^22.29. cipedeU" Con ellos procure V. A. iluftrar fu Real per- 
20 Potejtas, & fcnay-pero noan deferimpueftospor la ligereza, o lifbn- 
urnr apd eum. ja, fino por el aplaufo vniverfal , fundado en la virtud, y. 
100.25. 2. elvalor,comol0squefedieron a los gloriófos Antecefo- 
zi.Etvocab,tur YCS ¿ Q y A ¿ R ¿ DonFernando el San&o , Don Alón. 

nomen ettts Admt- r % . ^ _ . 1 ' . f 

rabíits , Confuta- icel Grande, DonSanchoel Bravo v .Don1aimeelCon- 
rM,Dewf*rtti> quiftador, Don Alonfo el Magnanimo y y áotros. 
iCvvlnapíTcL* $• ^a excelencia de las virtudes , y las partes grandes* 
ifa.c9.tf,.. de Governador grangean laeílimacion ; y refpetó al Prin- 
cipe. Vna fola, que reíplandezea en el y tocante a lá guer- 
ra, o a la paz, fuelefuplir por las demasj como afilia a Ios- 
negocios por fi , aunque no fea con mucha fuficienciaí 
porque en remitiéndolo todo a los Miniftros fedifluelve 
la fuerza déla Mageftad-,afsi lo aconfejó Salluílio Griípo 
K.NMfTi^ne ¿ Li via. " Vna refolucion tomada del Principe a tiempo, 
™ti*mu<m¡L ^ n con í"l ca agena : vn refentimientó , y vn deícubrir las 
aisenatum vo- garras del poder, le hazen temido, y refpetado* También 
Ann^ T * C ' 1,! ' a - con ^ anG ^ a del animo en la fortuna profpera, y adverfa. 
le grangea la admiración: porque al Pueblo lepareze,, 
que es fobre la Naturaleza comun,no conmoverfe en los 
bienes > o no perturbarfé en los trabajos , y que tiene el .. 
Principe alguna parte de divinidad. 
23. Vitéín'umfu- $. La igualdad en obrar da gran reputación al Princi. 
úZJtftu til P e: P° r q"e es argumento de vn juicio afentado,y pruden- 
deijs mutab'.iem, te. Si intempeftivamentevfare de fusfavores,y de fusdef- 
mbanf ant m " ^ enes > fera temido, peronoeftimado, como íeexperi- 
Tac.l¡b.2.Hift. mentó en Vitellio/ 3 

§. También 



ÍOLITICA XXXL 227 

§\ También para fuílentar el crédito , es importante 
la prudencia en no intentar lo que no alcanza el poder. 
-Cafi infinito pareccrá,fino emprendiere el Principe guer- 
ra, que no pudiere vencer, o fino pretendiéredelosVa- 
íáilos, fino lo que fuere licito, y factible, fin dar lugar á 
queíe le atreva la inobediencia. Intentallo, y no falir con 
/ello , es defaire en el Principe , y atrevimiento en los Va- 
¡íallos. 

:$. LosPrincipesfon eftimados íegun ellos fe eftiman 
¿afimifmos, porque fi bien el honor eftá en la opinión 
4geru, fe concibe efta, por la prefuncion de cadavno, 
la qual es mayor , o menor , ( quando no es locura ) fe- 
gun es el efpkitu, cobrando brios del valor,que reeonozc 
en íi, o perdiendolos,fi le faltan méritos. Vn animo gran- 
de apetécelo mas alto, M el flaco fe encoje, y fe juzga in- ^^opimos quip, 
digno de quafquier iionpr. En eftos nofiemprees vir- ^Zatme* 1 ' 
tud de humildad , y mddeftia , fino bajeza de corazón, Tac.l.4.Anna!, 
conque caen en defpreciocle los demás , infiriendo , -que 
fio pretenden mayor'gradojfabéendo^quetio lemerezen, 
Blefo eftuvo muy cercade parecer indigno del Imperio: 
porque aunque le roga van con el, le defpreciava. ry Def. 2 5« AHeo *«* 
dichado el eftado, cuya cabeza,o no (e precia de Principe, tlnXfaru^tfi 
© fe precia de mas que Principe: loprimero es bajeza , lo fw*> nedtgnm 
fegundo™ , 5*3^ 

§. En eítas calidades del animo juega también elca- 
:ío, y fuele con ellas fer defpreciado vn Principe , quando 
es infeliz laprudencia , y ios íiicefos no eorrefponden á 
los confejos. Goviernosarbuenós en fi , pero tan infau- 
itos, que todo fale errado. Tslo es fiempre culpa de la Pro- 
videncia humana, fino difpoficion déla Divina , que afsi 
lo ordena, encontrandofe los fines particulares defte go- 

Ff 2 vierno 



X iS EMPRESA 

vierno inferior, con los de aquel fupremo , y vniverfal 

$. También no bailan todas las calidades del cuerp< 
y del animo á mantener la reputación del Principe,quan* 
do es defconcertada fu Familia. Della pende toda fu efti- 
macion, y ninguna coía mas dificultofa , que compon< 
las cofas domcfticas-Mas^cil fuele fer el go vierno de vn; 
Provincia, que el de vna cafa: porque, oíedefpreciael 
cuidado della r atento el animo a cofas mayores, ó le per- 
turba el afe&o propio , 6 le falta el valor , ó es flojedad, 
natural , ó los que eftan mas cerca de cal fuerte le cierran: 
los ojos, que no puede el juicio aplicar el remedio álos: 
inconvenientes. En Agrícola fe alabó, que tuvo valor* 
para enfrenar fu Familia , no eoníintiendo , que fe mez- 
*& Vitmum do~ c ^ e en ^ as cofas publicas/* Muchos- Principes fupiéron 
mum fuam coer- governar fus E fiados , pocos fus cafas. Galba fué buen 
cmtyquodpitñfqi Emperador , pero fe perdió dentro de fu Palacio, donde 

haua tnimis ar- l . l i r i 1 i ¿* 

áuum eft , quam no íe vieron menores deiordenes, que en el de Nerón. 17 
Vrouinciam rege* Alabanza fué del govierno de Tiberio el tener vnafenaf. 
ns* l $%w* m ** a w»°dcÉfca^Niiigüno puede fer acertado, fi en ellos Óu 
baca ret. Tacit. meftkos mandan y roban», ó con fu fobervia y vicios le 
mvita Agnc.^ defacreditan. t8 Sifón buenos, hazen bueno al Principe,y 
)unlTfenIía ^ m ^°h aunque fea bueno , parezerá malo. Dellos réci- 
prtpotentes líber- ben ferfus obras, y naze fu buena, ó mala opinión : por- 
í/, feruorum ma- q ue [ os v j c j os virtudes de fus Corteíanos fe atribuyen a 
tanquam apdfc- ci.bi Ion entendidos diiimulan íus errores , y aun los ha- 
mmfejtjnams^ zen parecer aciertos, y lucir mas fus acciones; referidas 
dellos con buen aire,caulan admiracion.Qualquiercoia, 
¿ r ^ x¡f^ rm qucdd(c^ub\k3, y pareze grande al Pueblo. Dentro de 
Annii. los Palacios fon los Principes , como los demás Hom- 

bres: el refpeto los imagina mayores,y lo retirado,y ocul- 
to encubre fus flaquezas: pero fi fus Criados fon indifere- 

tos. 



POLÍTICA XXXI. ii 9 

tos, y poco fieles enelfecreto,pof ellos,comoporrefqui- 
cios del Palacio, las defcubre el Pueblo, y pierde la vene- 
ración, conque antes los reípetava. 

§. Del Eftado redunda también la reputación del Prin- 
cipe: quando en el eftan bien conftituidas las leyes, y 
losMagiítrados: quando fe Qbferva Iufticia: íe retiene 
vna Religión : fe conferva el reípeto, y la obediencia a la 
Mageftad : fe cuida de la abundancia : florecen las artes 
y las armas , y fe vé en todo vn orden confiante , y vna 
igual confonancia , movida de la mano del Principe - y y 
también quando la felicidad de los Hilados pende del 
Principe: porqtie fi la pueden tener fin el, le deprecia- 
ran. No miran al cielo los Labradores de Egipto, í9 por- »?. Autores mt 
que regando el Nilo los Campos con fus inundaciones- .^«W*. ulum 

* & n v , , r * non ¡ujbmunt. 

noanmenelteralasnubes. Pün. 




Ff } - 



Con- 



*J° 



EMPRESA 




COncibe la concha del roció del cielo , y en lo can- 
dido de fus entrañas crece y fe defcubre aquel pu- 
ro parto de la perla. Nadie juzgaría fu belleza por lo 
exterior tofco , y mal pulido. Afsi fe engañan los fenti- 
dos en el examen de las acciones exteriores, obrando 
" * " por 



EOLÍTICA XXXII. iji 

jforíás primeras apariencias de las cofas , fin penetrarlo 
que eftá dentro dellas. No pende la verdad de la opinión; 
defpreciela el Principe, quando conoze, que obra confor- 
me a la razón: pocas coías grandes emprendería , fi las 
confultafe con fu temor a los íentimientos del Vulgo: 
bufquefe en fi mifmo , no en los otros. El arte de Reynar 
no fe embaraza con puntos fútiles de reputación. Aquel 
Rey la tiene mayor,que fabe governar las artes de la paz, 
y de la guerra. Él honor de los Subditos conqualquier 
cofa fe mancha : el de los Reyes corre vnido con el be- 
neficio publico : confervado efte, crece; defminuido , íe 
pierde. Peligrofo feria el govierno , fundado en las leyes 
fot la reputación, inftituidas ligeramente del Vulgo. EL 
defprecio dellas es animo, yconftanciaen el Principe,, 
cuyafuprema ley es lafaluddel Pueblo. Tiberio fe ala- 
\bb en el Senado de que por el beneficio de todos femo- 
flrava intrépido alas injurias. ' Vn pecho magnánimo i. offenftaiimr 
no teme los rumores flacos del Pueblo , ni la fama vul- pr ,° vttlltau ?"- 

, irn- ai j • i plica non pautdu. 

gar • erque ddeítimaeita gloria vana , adquiere la ver- Tdciü^.Ann. 
dadera. Bienio conoció Fabio Máximo, quando ante- 
pufo lafalud publica á los rumores, y acufaciones del 
Vulgo, que culpa va fu tardanza , y también el Gran Ca- fckr.HiíKHifg,'. 
pitan en la prifion del Duque Valentín , el qual aunque 
íé pufo en fu poder , y fe fió de fu íálvoconduto , le obli- 
garon los tratos fecretos , que traia en defervicio del 
Rey Catholico, -adetenelle prefo, mirando mas a los ■-* 
inconvenientes de fu libertad, que alas murmuracio- 
nes y cargos, que le harían por fu prifion, de que no 
convenia difeurparfe publicamente. Gloriofb y va- Mar.P0KHrfp¿ . 
líente fué el Rey Don Sancho el Fuerte, yfordo a las 
murmuraciones de fus Vafallos, , rehusó la batalla fo- 

bre 



l;i EMPRESA 

bre Xcrez. Mejor es,que los enemigos teman al Principe 
por prudente, que por arrojado. 

§. No pretendo con eftos difeurfos Formar vnPrinci- 
pe vil y efelavo de la Republica,que por qualquier moti- 
vo, ó apariencia del beneficio della, falte a la fe y palabra, 
ya las demás obligaciones de fu grandeza : porque tal 
deícredito nunca puede fer con veniencia fuya, ni de fu E- 
ftado, antes fu ruina, no fiendo íeguro lo que es indecen- 
te,como fe vio en el Reynode Aragón, turbado muchas 
vezes : porque el Rey Don Pedro el Quarto masatendia 
en lapaz, y en la guerra á lo vtil, que a la reputación, y a 
la fama. Iuntas andan la conveniencia, y ladecencia. Ni* 
me .conformo. con aquella fentencia , que no ai gloria, 
donde no ai íeguridad,y que todo lo que fe hazepor con- 
zMb'úglmofam fervar la dominación , es honefto/- porque jii la jndigni- 
mfitwm,&M- dad puede fer buen medio para confervar, ¡tú quando lo 
nu mmeniUD*. fuefe fcria efto honefla y C C CU ^¿^ Miintento es de 

i?* levantar el animo del Principe iobre las opiniones vul-f 

^allut gares, y hazelle confiante contra las murmuraciones va-£ 

ñas del Pueblo. Queíepa contemporizar, ydifimular o-. 
fenías: deponer la entereza Real? defpreciar la fama lige- 
ra , pueftos los ojos en la verdadera , y confultarfe con elí 
tiempo, y la neceíidad 3 fi conviniere afsi á la confervacion 
de fu Eftado, fin acobardarle por vanas apariencias de 
gloria, eftimando ligeramente mas efta, que el benefi- 
cio vniuerfal, en que fué culpado el Rey Don Enrique 
el Quarto,. eiqual no quilo feguir elconfejode lasque 
Mar.Hiíl.Hifp. le reprefentavan , que prendieíe a Don luán Pacheco 
Marques de Villena, caufa de las inquietudes, y albo- 
rotos de los Grandes del Reyno, diciendo, que le avia 
dado feguridad para venir a Madrid, y que no conve- 
nia 



POLÍTICA XXXII. ij f 

nia faltar áclla.Flaca efcuía,anteponer vna vana mueílra 
de fe,y clertienciaá fu vida,y a la quietud publíca,y vfalla 
con quien íé valia de la íeguridad concedida,para maqui- 1 
nar contra fu perfona Real : de donde nacieron defpues 
graves danos al Rey,y al Rcyno. Tiberio Cefarnoícper- 
turbó,porque le acuíavan,que íc detenia en la Isla de Ca- 
pri,atendiendo á los calumniadores,y que no iva á reme- 
diar las Calías , aviendofe perdido vna gran parte dellas, 
ni paí^va aquietar las legiones amotinadas en Germa- 
nia.'LfConílancia prudente oye, y no hazecaíbdelos ¡.rato ¡mpenfm 
juicios y parezeres de la multitud,confiderando , que def- in í^ñutem a- 
pues conel acierto redunda en mayor gloria la murmu- íTq U Tv7uumlu. 
racion,y queda defmentida por íi mifma. Deíconfiava el to 9 fed vtfoiitum, 
Exercito de la elección de Saul,y le deípreciava diciendo: xlf ííb^A^' 
TorJwititra nos podra Jabarejle ? 4 Diíimuló Saúl, haziendo- Nm V^ ' 
fe (ordo, (que no todo lo an de oir los Principes) y defen- nos pótemele? 
ganados defpues los Soldados,fe deídecian,y buícavan al l - Re g- c *io.i7. 
autor de la murmuración , para matalle. T No uviera fido V G&tfjft'W* 
prudencia,poner a peligro lu elección, dándole por ente- regnabafuper 
dido del defcontento popular. Ligereza fuera en el cami- ms? D *t'v¡ros: 
nante detenerfe por el importuno ruido de las Cigarras; e J™ er r ciamm 
Governarfe por lo que dize el Vulgo,es flaqueza: € Teme- 1 Reg.iui z. 
Ue,y revocar las refoluciones,indignidad. Apenasavria có- *• n*« ex rumore 
fejo firme,íi dependiefe del Vulgo, que no puede faber las t^^Aiw. 
caufas,que mueven al Principe,ni conviene manifefíarfe- 
las;porque feria dalle la autoridad del ceptro. En el Prin- 
cipe eftá toda la poteftad del Pueblo. Al Principe toca 7# si vhl iuheMm 
obrar-, al Pueblo obedecer con buena fe del acierto de fus tur,qu¿wefin~ 
refoluciones. Si dellas uviefe de tomar quentas , faltaría galu u "?>l* r - 
el oblcquio, y cama el Imperio. 7 Tan necelano es al que % Am mpenum m- 
obedeze ignorar cftas cofas, como faber otras, Concfc- '" í:rf ''- ;;;_; 

G g dio a 



2 j4 EMPRESA 

dio á los Principes Dios el iupremo yuicio dellas,y al Va- 
fallo la gloria de obedecer. A fu obligación folamente á 
de fatisfazer el Principe en fus reíbluciones , y fi ellas no 
faliéren,como fe defeavan,tega corazón, pues bafta aver- 
ias governado con prudencia. Flaco es el mayor confejo 
de los Hombres,y fugeto a accidentes. Quanto es mayor 
la Monarquía , tanto mas eílá fugeta a finieílros fuccíos, 
que ó los trae el cafo, ó no bailó el juicio á prevenillos. 
Los grandes cuerpos padezen graves achaques.Si el Prin- 
cipe nopaíafe confiante por lo que le culpan , biviria 
infeliz. Animo es meneíler en los errores , para no dar 
en el temor, y del en la irrefolucion. En penfandoel 
Principe ligeramente , que todo lo que obraferacalunia- 
do, fe encoge en fi mifmo poder,y eftá fugeto a los temo- 
res vanos déla Fantafia,loqualfuele nazer de vna fuper- 
fticiofa eílimaeion propia , o de algún excefo de melan- 
colía» Ellos inconvenientes pareze , que reconoció Da- 
vid , quando pidió á Dios,que le cortaíe aquellos opro- 
8. Amputa oppro- brios/jue fe imaginava contra fi mifmo. * Armefe pues 
bñumeum.quod e l Principe de eonftancia contra los fucefos, y contra 
pfllTiS.&T ' as P¿ n i° ne s vulgares , y mueftrefe valeroíb en defenfa 
de aquella verdadera reputación de fu períona y armas, 
quando perdida,, ó afeada, peligra con ella el Imperio. 
Bien 'conoció efte punto el Rey Don Fernando el Ca- 
tholko , quando aeonlejado de fu padre el Rey Don luán 
el Segundo de Aragón , que firviefe al tiempo , y a la ne- 
• cefidad , y procurafe afegurar fu Corona r grangeando 
Mar.Hift. Hífrl l a voluntad del Marques de Villena, y del Arzobifpo de 
Toledo Don Alonfo Carrillo, aunque lo procuró con 
medios honeílos , no inclinó bajamente la autoridad 
Real á la violencia de fus Vaíallos; porque reconoció por 

mayor 



POLÍTICA XXXIL ijj 

mayor efte peligro, que él benefició dé grangealloSé El 
tiempo es el maeftro deftas artes,y tal puede Tereque haga 
heroicas las acciones humildes, y valerofas las fumifío- 
nes,ó las obediencias.El fin es el que las califica, quando 
ño es bajo,ó.ilicito.Tacito acusó a Vitellio,porque no por 
riecefidad , fino por lafeivia acompañava a Nerón en fus 
muíicas.'Tan gran corazón es menefter para obedecer a )¿&mtmMm- 
la necefidad,como para vencella, y a vezes lo quepareze *mfii¡tm t tm 
bajeza,es reputacion,quando por no perdella , ó por con- ^fmm^' 
íervalla,fe difimulan ofenías. Qjiien corre ligeramente a que,fediuxu ? & 
la venganza , mas fe deja llevar de la pafion .que del ho- (***** m *ff a - 
ñor. Queda latistecha la ira,pero masdelcubierta,y publí- T a c.lib.¿. Hift. 
ca la infamia.Quan tas vezes la fangre vertida fue rubrica 
de la ofenfa , y quantas en la cara cortada del ofenfor íe 
leyó por fus mifmas zicatrizes , como por letras , la infa- 
mia del ofendido.Mas honras fe an perdido en la vengan. 
za,que en la difimulacion : efta induze olbido , y aquella 
memoria,y mas miramos á vno , como a ofendido, que 
como a vengado.El que es prudente eftimador de fu hon. 
ra la peía con la venganza , cuyo fiel declina mucho con 
qualquier adarmede publicidad. 

Si bien emos aconfejado al Principe el defprecio déla 
fama vulgar, fe entiende en los cafos dichos, quando 
íe compenfá con ei beneficio publico , ó embarazaría 
grandes definios, no penetrados, ó mal entendidos del 
Pueblo : porque defpues con la conveniencia , ó con el 
buen fucefo fe recobra la fama convfurasdeeftimacion, 
y crédito : pero fiempreque pudiere el Principe aco- 
modar fus acciones a la aclamación vulgar , ferá gran 
prudencia •, porque fuele obrar tan buenos efetos, como 
la verdadera. Vna, yotraeftá^n la imaginación de los 

Gg2 H'om- 



ijó EMPRESA 

Hombres,y a vczes aquella es tan acreditada^ eficaz,que 
no ai aftos en contrario,que puedan boralla. 




O que reprefenta el eípejo en todo fu eípacio,repre- 
íenta también defpucs de quebrado en cadavna de 
fus partes-,afsi fe vé el León en los dos pedazos del efpejo 

defta 




política xxxnt t }y 

delta emprefa,fignificando la fortaleza , ygenerofa con- 
ftancia , que en todos tiempos á de confervar el Principe. 
Eípejo es publico,en quien fe mira el Mundo -, afsi lo dijo 
el Rey Don Aloníb el Sabio , tratando de las acciones de 
los Reyes,y encargando el cuidado en dhs&orque los Ornes L . n fr¿ ^ 
tomen exemplo deüos y de lo que les T>enfa%er - y efibre efio dijeron por 
ellos ¡que fon como efpejo , en que los Ornes ^enjujemejan^ade apo- 
Jlura, odeenatie^a. Por tan 1 0,6 ya fea,que le mantenga en* 
tero la Fortuna proípera, ó ya, que le rompa la ad vería, 
fíempre en el íe á de ver vn mifmo femblante.En la prof- 
pera es mas dificultólo, porque íalen de fi los afe¿los,y la 
razón íe defvanece con la gloria. Pero vn pecho magna- 
nimo en la mayor grandeza no fe embaraza , como no íe 
embarazo Véfpafiano,quando aclamado Emperador, n© 
íe vio en el mudanza.ni novedad. T El que fe muda con la r \'»'# «*'/'*• 

„ r r i • i tfitdum i arroQans > 

Fortuna,conheia no averia merecido. dutwrebusmuu 

Fronsprfoatamanet.nonfemeruiffefatetur* cfeuck mw " w /""- 

QiUcreT>tJ]e putat. 
Eíta modeftia confiante fe admiro también en Pilbn, 
quando adoptado de Galba,queda tan íereno, comofi 
eftuvieíe en íii voluntad,y no en la agena el fer Empera- 
dor. l En las adveríidades fuele también peligrar el valor, 2 : N ^tmbs- 

s r , 1 r T 1 it 1 • -r y tt^ut exMtantu 

porque a cali todos los Hombres llegan de improvuojno a mmi motumpn- 
aviedo quien quiera penfar en las calamidades áque pue- Mífafetmo erg* 
de reducille la Fortuna , con lo qual a todos hallan def- Xm™twm*nñ 
prevenidos , y entonces íe perturba el animo , ó por el a* de fe moderatw. 
morpueftoenlas felicidades, que pierde, ó por el peligro- fj lhtvl fi^ 
de la vida,cuyo apetito es natural en los Hombres.En los qU afi imperare 
demás fean vulgares eftas pafiones,no en el Principe , que pjfai»*g»>quat* 
á de governar a todos en la Fortuna profpera , y adveríagr Tacj&.i»Híf& 
4intes á de íerenar las lagrimas al Pueblo , qtae caufallas 

G g j, con 



¿}8 EMPRESA 

con fu aflicion,moftrando compuefto, y rifuerio el fem- 

bláte,y intrépidas las palabras,como hizo Othon , quan- 

3. Placida ore> do perdió el imperio. J En aquella gran batalla de las Na- 

mtreptdusverbú, vascJe j Q \ fc afíftió el Rey Don AlonfoelNono con 

mttmpeñiuas fue- '. . r ., , . í n vi- -J 

rum ucrymas igual ieremdadde ammo,y deroitro. Ningún accidente 

co "cem. pudodefeubrir en el Rey Don Fernando el Catholico fu 

ac. ,1. 1 a f ef< 3. ^ f u pafion-Hcrido gravemencede vn loco en Bat- 

celona,no fe alteró,y folamente dijo , que detuviefen al 

agrefor. Rota la tienda del Imperador Carlos Quinto 

cerca de Ingolftat con las continuas balas de la artillería 
del enemigo , y muertos a fu lado algunos , ni mudó de 
femblante^ni de lugar. Con no menor conílancia el Rey 
de Vngria ( oí Emperador ) y el Senorinfante Don Fer- 
nand o (gloriofos em ulos de fu valor , y hazañas) fe mof- 
traron en Ja batalla de Norlinguen, aviendo fido muerto 
delante dellos vn Coronel.Cierro ellos exemplos con el 
de Maximiliano Duque de Baviera , y Elector del Sacro 
Imperio,el qual aviéridofe vifto coronado con tantas vi* 
torias,como le dieron las armas de la Liga Catholica, de 
quien era General,ni le enfobervecieron eñas glorias , ni 
rindtó fu heroico anirnq la Fortuna advería \ aunque fe 
halló deípues perdidos fus Eftados, y álpjados en íii Pala- 
cio de Monaco ([digna obra de tan gran Principe ) el Rey 
de Suecia,y el Conde Palatino Federico, y que no menos, 
quedeambos podia temerfe del Duque de Fridlant fu 
mayor, enemigo. 

Divida lainconftancia, y invidia del tiempo en di ver- 
fas partes el eípejo de los Eftados , pero en qualquiera 
del las^poi; pequeña que fea, hallefe fiempre entera la Ma- 
geftad.Élque nació Principe noíe áde mudar por acci- 
dentes ex trinfecos. Ninguno á de aver tan grave , que le 
■• * ■ ■ haga 



política xxxiil ij9 ;■; 

hagadefiguaíárfi mifmo ¡ ó que le obligue á encubrirle a 
fu fer. No negó quien era el Rey Don Pedro (aunque fe Mar.Hifl. Hifp. 
vio en los brazos del Rey Don Enrique íii hermano, y fu 
enemigo ) antes dudandofe íi era el,dijo en voz alta yofei, 
yo fot. Tal vez el no perder los Reyes fu Real decoro , y 
Mageftad , en las adverfidades es el vltimo remedio de- 
Has, como le fucedió al Rey Poro , á quien íiendo prifio- 
nero pregunto Alexandro Magno , que como quería fcr 
tratado % y refporidió, que como^ei, y bol viendo a pregun- 
talle íi queria otra coía,replicó , que en aquelkfe compreben- 
día todo 5 efta generoía refpuefta aficionó tanto á Alexan- 
dro , que le reftituyafu eftado, y le dio otras Provincias. 
Rendirle á la adverfidad es moftrarfe de fu parte. El va- 
lor en el vencido enamora al Vencedor , ó porque haze 
mayor fu triunfo r o por la fuerza de la Virtud. No eftá 
el animo fujeto a la fuerza, niexercita eri el fu arbitrio la 
Fortuna. Amenazava el Emperador Carlos Quinto al 
Duque de Saxonia luán Federico ( teniéndole prefo) 
para obligalleála entrega del Eftado de VVhtemberg, 
y refpondió. Sien podra Su Mageftad Cefarea fa^cr de mi 
lo que quijiere, pero no inducir miedo en mi pecho. Como lo rao- 
ítró en el mas terrible lanze de íu vida , quando eftando 
jugando al ajedrez le pronunciaron la fen tenck de muer- 
te , y fin turbarfe dijo al Duque de Bruinfwich Ernefto, 
con quien jugava , que pafafe adelanteen el juego. Eftos 
actos heroicos borraron la nota de fu rebeldia,y le hizié- 
ron gloriofo. Vna acción de animo generofo, aun quando 
la fuerza obliga ala muerte,dejá iluftrada la vida: afsi fu- 
cedió en nueftra edad a Don RodrigoCalderon,Marques "..' 
de Siete Iglefias,cuyo valor Chriftiano, y heroica confia- 
da, quando le degollaron, admiró el Mundo, y trocó 

enefti- 



%4o EMPRESA 

en eftim ación y piedad la emulación , y odio común a fu 

Fortuna.La flaqueza no libra de los lanzes forzóibs, ni fe 

defminuye con la turbación el peligro; la conftancia, ó le 

i vence,ó le haze famoíb. Por Ja frente del Principe infiere 

el Pueblo la gravedad del peligro,como por la del Piloto 

conjetura el Pafajero,íi es grande la tempeftad:y afsi con- 

4. KuAudiu, viene mucho moftralla igualmente confiante yferena 

qumqui abjlru- en los tiempos adverfos, y en los profperosrparaque ni fe 

ftm,& tri M ,f l J * atemorizc ,ni fe enfobervezca, ni pueda hazer juicio por 

qutquemaxime 1 n n. t L 1 u J J 

eccutttnum Tibe- *us mudanzas, ror elto Tiberio poma mucho cuidado en 
vjumfercuiere. encubrir los malos fucefos. 4 Todo fe perturba,y confun- 
' *, ' de.quando en eifemblante del Principe, como en el del" 

<* Simul Otbonts • \ l r 1 ni s 1 r» 

vultum intmi> cielo,le conozen las tempeltades, que amenazan a la Ke- 
\tque ewmí ¿»rf>publica.Cambiar colores con los accidentes es ligereza de 
wmmntüus" " j L úcio,y flaqueza de animo.La conftancia , y igualdad de 
cum timeretotbo, roílro anima a los Vafailos,y admira á los enemigos. To- 
T^lib'i Hift d° s P onen los ojos en el, y íi teme, temen, como fucedió 
' ' ' a los que eftavan en el banquete con Othon, 5 y en lle- 

6 . Vides metu in- *. \ 1 r r * r 1 r r • 

fraila. gando a temor,y a delconhar,ralta la re, 'Ello fe entiende 

Tac.líb.j,Hift. crf los cafos,que conviene diíjmular los peligros, y celar 
7, Apprebert(Uns { as calamidades : porque en los demás muy bien parezen 
menta fuá (ádit'. ^ as demoftraciones publicas de trifteza en el Principe, 
2.Reg.c.i.íi. conque manifiefte fu afe&o a los Vafallos , y grangee fus 
s.iofuevero fddií a.n\mos.¥A Emperador Carlos Quinto lloró, y fe viftió 

V po*mcwhun ^ e ' llto P or e ^ ^ aco ^ e Roma. David rafgó fus veftiduras, 
rerram cor amar, quando fupolas muertes de Saúl, y Ionatas. 7 Lo mifmo 
ioncT*' bizoíofueporlarotaen Has, poftrandofe delante del 

« c/, . rr f Santuario. 8 Eftepiadoío rendimiento a Diosen los tra- 
pe Si bona ¡afet- , r 

pimui de mma bajos es debido , porque feria ingrata rebeldía recibir del 
ve\>maUqture ] os bienes.y no los males. 9 Quien fe humilla al caftigo, 

non fnjcipumnt i ■ , 1 • , J .~ •. ,. ^~ D 

ío'jc.z.io. obliga a la rnilencordia. 



POLÍTICA XXXIII. 241 

§. Puédete dudar aqui, (i al menos Poderofo conven- 
dría entereza,quando á menefter al mas poderofo.Que- 
ftion es,que no fe puede refolver fin eftas diftinciones. El 
que oprimido de fus enemigospidefocorro,no fe mueftre 
demafiadaméte humilde,jy méefterofo:porque hará def. 
efperada fu Fortuna, y no ai Principe , que por Tola com- 10< mn vtpt0 _ 
paflón fe ponga al lado del caido,ni ai quien quiera defen- fugus,m fifpkx 
deralque defefpera de fi mifmo. La caufa de Pompeyo ^¡^££ 
perdió mucho en la opinión de Ptolomeo,quando vio las Taclib.z.An. 
fumiflonesdefus Embajadores. Mayor valor moftró el u .u\thr¡dates 
Rey de los Cherufcos,el qual halládofe defpojado de fus terra > m * ri( i M 
Eftadós,fe valió del favor de Tiberio, y le efcrivió, no co- anuos quafitus, 
mo fugicivo,ó rendido, fino como quien antes era. IO No fpotm *dfum 3 vte* 
es menos iluftre el exemplo del Rey Mithridates,que rin- ZCriAcim!'- 
diendofe á fu enemigo Eunon,le dijo con coftancia Real* nü » i aod »»tif>* 
£)e mi noluntad me pongo en tmmanos^fa como quifieres deldefce- l ™al¡%" n * m 
diente del Gran Jcbemenis , queeftofolono me pudieron quitar mis Tac.lib.12.An. 
enemigos» 1 Conque le obligó á interceder por el con el Em- u. Mutationere- 
perador Claudio. ,l El que a férvido bien a fu Principe, ™>&r*«háui- 
hablele libremente^ fe vé agrabiado:afsilo hizo Hernán TrSbf^Ant 
Cortes al Emperador Carlos Quinto, ySegeftes aGer- i$.smuisege- 
manico. ,3 Eti losdemas cafos confidere te prudencia la ^#^«ív¿- 
neceíidad,el tiempo,y los fujetos , y lleve advertidas eftas ^tfo^tlit 
maximas-,que él Poderoíb tiene por injuria el valor intre- mpau\dm:veáx 
pido del Inferior , y pienfa , que íe le quiere igualar a el,ó e ™¿ n J e u r n e cm ~ 
que es en defprecio fuyo.Que defeftima al Inferior,quan- Tacit.lib.i.An. 1 
dolé ve dem aliadamente humilde. Porefto Tiberio lia- é ,, Itim ¿# WW) 
rnava á los Senadores nacidos para fervir,y aunqueafsi los tf«< ufortatempu- 
avia menefter, le canfava la vileza de fus ánimos. ^Tie- b ¡Z7¿%T 
nen los Principes medido el valor, y brios decadavno , y^tiumpatiemiA 
fácilmente agrabian a quien conozen , que rio á de refen- ^.* f ,v , An - 



Z4 z EMPRESA 

tirfe. Por efo Vitellio difirió á Valerio Marino el Confu 
lado , que le avia dado Galba , teniéndole por tan fleje 
li.müAoffen- que llevaría con humildad la injuria. ,y Por tanto parezt 
f*>{edm\tem,& conveniente vnamodeftia valerofa,y vn valor modeftc 
% umm. m Y q uan( ^° vno & a y a de perder, mejor es perderfe con g< 
Tac,lib.2»H¡ft. neroíidad,qtie con bajeza. Eftoconfideró Marco Hortí 

lomefurandofe, quando Tiberio no quifo remediar 
x6. avíu mbiii- cftrema neceíídad. IS 
TT^rl'L §• Quando el Poderofo rehufa dar á otro los honor< 

anguillas ioxtutia y ^^-» > 

winem. debidos ( principalmente en los a<5fcos públicos) mejor < 

Tac.lib-2.An. robalIos 3 que difputállos. Quien duda,defcófia de fu me- 
rito-,quien difimula,confiefii fu indignidadJa modeftiafe 
queda atrás delpreciada. El que de hecho con valor, b 
buen aire ocupa Iapreeminencia,que fe le debe, y no fe k 
ofrecen/e queda con ella, como fu cedió á los Embajado- 
res de Alemania , los quales viendo en el teatro de Pom- 

ij.NuUosmor- r iic i \ir«f-i i 

taiium armu, aut peyó lentados entre los benadores a los Embajadores de 
fde ante Gama- l as Nacio.nes,que excedían a las demás en el valor,y en la 
Tac.íb.i?. An. confiante amiílad con los Romanos,dijeron, que ningu- 
18. Quod comiur na era mas valeroía,y fiel , que la Alemana, I7 y fe fenta- 
a vifentibus exa- ron entre los Senadores, teniendo todos por bien aquella 
.!"*> 0$* generofa libertad^ noble emulación. l8 

tus antiquí,& bo- & y J . . 

na amatarme. §• En las gracias , y mercedes que penden del arbitrio 
Tac.lib.13.An. del Principe, aunque fe deban al valor, ó a la virtud, o a 
1?. Asaque in- losfervicios hechos, no fe áde quejar el Subdito , antesa 
Ja.eonfuetHdme de dar, gracias con algún pretexto honefto, como lo hi- 
feruttij. -ziéron los depueftos de fus oficios en tiempo de Vitel- 

ac. 1 .2. 1 «lio, 19 porque el Cortefano prudente a de acavar, dando, 
}m¡s ImTuí^um & zá ™ todas r " s Páticas con elPríncipe. Defta pruden- 
dominantefermo- cia vsó Séneca defpues de aver hablado a Nerón fobrelos 
T^ c í"b.T 4 An eargos,)q«i^azian. í0 El que fe queja , fe confiefa agrá- 



POLÍTICA XXXIII. 24} 

biado^y del ofendido no fe fian los Principes.Todos quie-. 
ren pareceríe a Dios , de quien no nos quejamos en nue- 
ftros trabajos,antes le damos gracias por ellos. 

§. En los cargos y acuíaciones es fiempre conveniente 
la.conftancia : porque el que fe rinde á ellas fehazereo. 
Quien inocente niegafüs acciones , fe confiefa culpado. 
Vna conciencia fegura,y armada de k verdad , triunfa de 
fus emulos.Si íe acobarda, y no fe opone á los caíbs , cae 
embuelta en ellos,bien afsi como la corriente de vn rio fe 
lleva los arboles de flacas raizes, y no puede al que las tie- 
ne fuertes,y profundas.Todos los amigos de Seyano caye- 
ron con fu fortuna, pero Marco Terencio , que confiante 
confesó aver cudkiado , y eftimadoíu amiftad,como de 
quien avia merecido la gracia del Emperador Tiberio, 
fueabfuelto,y condenados fus acufadores. ZI Cáfos ai, en zu conftamia 
que es menefter tan confiante feveridad, que ni íe defien- uátmü&qui* 

t t . . r r na • r repertm erat qui 

da la inocencia con etculas,por ño moítrar flaqueza, ni le ef erre tqua m- 
reprefcnten fervicios , por no zaherir con ellos, como lo nes animo agita- 
hizo Agripina,quando laacufavan que avia procurado el ^^ÍS-" 
Imperio para Plauto* " tore/eius^dditis 

$. Nofolamenteporfimifmo íereprefentaelPrinci- i U£ante ' *%«- 
pe efpejo á fus Vafallos , fino también por fulLftado , el mQ1 ¡ e mu itaren- 
qual es vna idea fuya , y afsi en el fe á de ver , como en fu tur. 
perfona la Religion,la Iufticia,la Benignidad, y las demás Tacit * ' '-•' "' 
virtudes dignas del Imperio. Y porque fon partes de efte - n ^^¡ 
eípejo los Confejos, los Tribunales , y las Chanzillerias, diffderet.nec be- 
también en ellas fe an de hallar las mifmas calidades , y ne ^ s qua flr*~ 
nomenosen cadavnb délos Miniftros que le reprefen- r J r# 
tamporque pierde el crédito el Principe ? quando fe mué- Tac1¡b.i 3.A11. 
ftra benigno con el pretendiente , y le deípide lleno de ef- 
peranzas ; yaundepromefas, y por otra parte fe entiende 

Hh i con 



Z44 EMPRESA 

con fus Secretarios,y Miniftros , paraque con aípereza le 

retiren dellas. Arte, que á pocos lanzes defeubre el artifi. 

cio,indigno de vn pecho generoíb , y Real. Vna moneda 

publica es el Miniftro , en quien eftá figurado el Principe, 

y fino es de buenos quilates,y le* eprefente bivamente,fe- 

23. Tufefa^nifi rá defeftimada como faifa. í} Si lacabeza,que govierna es 

%™™2T t ¡' m ¿te oro,feanIo también las manos, quelefirven, como 

inprfubdítis <?/- eran las del Efpofo en las Sagradas Letras. * 4 

fi« tur - §. Son también partes principales defte efpejo los Em- 

ra ' 17 ' bajadores, en los quales eftafuftituidala autoridad del 

aurum!pttmZu Principe,y quedaría defraudada la fe publica, fi la verdad 

Manusiiiim tor- y palabra del,no fe hallafe también en ellos,y como tiene 

CanusTufú. * as vezes ^ e & ?°d CT >Y de fu valo^le an de moftrar en los 
cafos accidentales , obrando como obraría , fi fe hallafe 
prefente.Aísi lo hizo Antonio de Fonfeca, elqual avicn- 

Mar.Hift. Hifp, do propuefto al Rey Carlos Odtavo de parte del Rey Ca* 
tholico,que no pafafe á la conquifta del Rey no de Ñapó- 
les , fino que primero fe declarafe por términos de jufti- 
cía,á quien pertenecía aquel Reyno , y viendo , que no fe 
refoívia,dijo con mucho valor , que fu Rey defpues de a- 
quella propuefta , queda va libre , para acudir con fus ar- 
mas a la parte,que quifiefe , y delante del , y de los de fu 
Confejo rompió los tratados deconcordia , hechos antes 
entre ambos Reyes. Afsi como fe a de veftir el Miniftro 
de las máximas de fu Principe,afsi también de fu decoro, 
Valor,y grandeza de animo. 






Quien 



POLÍTICA XXXIV. 



*4J 




QVien mira lo efpinofo de vn rofal , difícilmente íe 
podra perfuadir a que entre tantas eípinasayade 
n azer lo fuave , y hermofo de vna rofa. Gran fe es mene- 
fter para regalle,y efperar á que fe vifta de verde , y brote 
aquella maravillofa pompa de hojas, que tan delicado 

H h } olor 



14<5 EMPRESA 

olorrefpira. Pero el fufrimiento, y la eíperanza llegan 
á ver logrado el trabajo , y íe dan por bien empleadas las 
elpinas , que rindieron tal hermofura , y tal fragrancia. 
Afperos , y efpinofos fon a nueftra depravada naturaleza 
los primeros ramos de la virtud, defpuesfedeícubrela 
flor de fu hermofura. No defanime al Principe el fem- 
blante de las cofas : porque muy pocas en el govierno fe 
mueftran con roftro apacible. Todas parezen llenas de 
efpinas, y dificultades. Muchas fueron fáciles ala expe- 
riencia, que avian juzgado por arduas los ánimos flojos, 
y cobardes. Y afsi no fe deíanime el Principe : porque 11 
fe rindiere aellas ligeramente, quedará mas vencido de 
fu apreheníion, que de la verdad. Sufra con valor , y efpe- 
re con paciencia, y conftancia,fín dejar de la mano los 
medios. El que efpera tiene a fu lado vn buen compane- 
ro en el tiempo , y aísi decia el Rey Filipe Segundo. Yo , y 
el tiempo contra dos* El Ímpetu es efecto del furor, y ma- 
dre de los peligros. En duda pufo la fucefion del Reyno 

Mar.Hift. Hifp. de Navarra el Conde de Campaña Theobaldo , por no 
aver tenido fufrimiento para eíperar la muerte del Rey 
Don Sancho fu Tio, tratando de defpofeelle en vida,con- 
quele obligó a adoptar por fu heredero al Rey de Ara- 
. gon Don Iaime el Primero. Muchos trofeos vé a fus pies 
la paciencia, en que fe feñaló Scipion , el qual aunque en 
Efpaña tuvo grandes ocafiones de difguftos , fue tan 
fufrido, que no fe vib en fu boca palabra alguna def- 

i.vtnuiíuferox compuerta , ' conque falieron triunfantes fus intentos. 

vabumexcedcnt. £1 que fufre y efpera , venze los defdenes déla Fortuna, 
y la deja obligada : porque tiene por lifonja aquella fe 
en fus mudanzas. Arrojafe Colon á las inciertas olasdel 
Océano en bufea de nuevas Provincias , y ni le defefpe- 

ra la 



POLÍTICA XXXIV. J47 

ralainfcripciondel Non plus tltra, que dejo Hercules en 
las colunas de Cafpe, y Avila^ ni le atemorizan los mon- 
tesdeagua, interpueftos afus intentos. Cuentaconfu 
navegación al Sol los pafos, y roba al año los dias , a los 
dias las horas. Falta a la aguja el polo , a la carta de ma- 
rear losrumbos,y a los Compañeros la paciencia : conju- 
ranfe contra el,y fuerte en tantos trabajos y dificultades^ 
las vence con el fufrimiento y con la efperanza,haftaque 
vn nuevo Mundo premió fu magnánima conftancia. Fe- 
rendum y <& fperandum , fuefentencia de Eurípides, y def- 
pues Mote del Emperador Macrino , de donde le tomo 
eftaEmprefa. Peligros ai, que es mas fácil vencellos, 
que huillos •, aísi lo conoció Agathocles , quando venci- 
do y cercado en Zaragoza de Sicilia , no fe rindió a ellos, 
antes dejando vna parte de fusfoldados, que defendie^ 
fe la Ciudad , pasó con vna armada contra Carthaga, y 
el que no podia vencer vna guerra , falió triunfante de 
dos. Vn peligro fe fuele vencer con vna temeridad , y el 
defpreciodel da mucho que penfar al enemigo. Quando 
Anibal vio , que los Romanos (deípues de labatalla de 
Canas) embiavan focorro a Efpaña, temió fu poder. Na 
fea de confiar en la profperidad , ni defefperar en la ad- 
veríidad. Éntrela vna, y otra fe entretiene la Fortuna, 
tan fácil á levantar, como a derribar. Conferveel Prin- 
cipe en ambas vn animo confiante, expuefto alo que fu- 
cediere, finque le acobarden las amenazas de la mayor 
tempeflad , pues a vezes facan las olas a vno del bajel, 
que fe a de perder , y le arrojan en el , que fe á de falvar. 
A vn animo generofoy magnánimo, favoreze el cielo. 
No defefperen al Principe los peligros de otros , ni los 
que traen con figo los cafos.El que obíerva los vietos, no 

fieiií» 



^4? ; EMPRESA 

i. quí obferuat, fiambra ; f)i qoge quien confidera las nubes. J No pienfe 
ventumnonfenú- obligar con fus aflicciones.Las lagrimas en lasadverfida- 
Ycrat nuL™tun- ^ es f° n Aaquesa femenil-,no íe ablanda con ellas la Fortu- 
quam metet. na. : Vn animo grande procura fatisfazerfe ó confolaríe 
Ecdu.4. con otraacc i on generofa,como lo hizo Agricola,quando 
fabida la muerte de fu hijo,divirtió el dolor con la ocupa- 
$. Quemufum, cion de la guerra. 3 El eftarfeinmobile fuelefer ambición, 
ñeque, vtpierique alfombro del fucefo. 

fortium virorum ,1-1 r 1 t 

a mbiúose,neque §• En lapretenlionde cargosy honores, esmuy im- 
pr lamenta rur- portante el confejo de eftaEmprefa. Quien fupofufriry 
^mttZfomnit' efperar 5 fupo vencer fu Fortuna. El que impaciente iuzgó 
¿rwMtt^^toporyilezalaaliítencíay fumifion, quedó defpreciado y 

tnuv remedia* abatido. Hazer reputación de no obedecer á otro , es no 

erat. Tac.m vi- 1 v 1 t j r j j- 

ta Agrie. querer mandar a alguno. Los medios le an de medir con 

los fines^fi en eftos fe gana mas honor , que fe pierde con 
aquellos,fe deben aplicar. El no fufrir tenemos por gene- 
roíidad,y es imprudente fobervia. Alcanzados los hono- 
res, quedan borrados los pafos, conque le fubio a ellos. 
Padecer mucho , por coníeguir defpues mayores grados, 
no es vil abatimiéco,íl no altivo valor. Algunos ingenios 
ai,que no faben eíperar. El exceíb de la ambición obra en 
ellos eftos efe¿r.os:En breve tiempo quieren exceder a los 
iguales,y luego a los mayores, y vencer vltimamente fus 
mifmas efperanzas. Llevados de efte Ímpetu , defprecian 
los medios mas feguros por tardos , y fe valen de los mas 
breves, aunque mas peligrofos. Aeftósfuele fucederlo 
que al edificio levantado aprifa , fin dar lugar a que fe 
áfienten,y íequen los materiales,que fe cae luego. 

§. En el fufrir y efperár, coníiften los mayores primo- 
res del govierno •, porque fon medios, conque fe llega a 
obrar a tiempo, fuera del qual ninguna cofa fe fazona. 

Los 



POLÍTICA XXXIV. 249 

Los arboles , que al primer calor abrieron fus flores , las^ 
pierden luego,por no a ver eíperado , que ceíafen los rigo- 
res del inbierno. No goza el fruto de los negocios , quien 
los quiere fazonar con las manoft La impaciencia cauía 
abortos,y aprefura los peligros: 4 porque no fabemos fu- 4. impaúem op<- 
frillos,y queriendo falirluego dellos.los hazemos mayo- ¡^'«ffjtofótá. 

o n. 1 1- lio Prou.14.17. 

res. ror eíto en los males internos , y externos de la Repú- 
blica , que los dejo crecer núeftro deícuido, y- fe devieran 
aver atajado al principio , es mejor dejallos correr , y que 
los cure el tiempo,que apreluralles el remedio 7 quando en 
el peligrarían mas. Yáquenofupimosconocellosantes, 
fepamos tolerallosdefpuesj la opoíicion los aumenta. 
Con ella el peligro,que eftava en ellos oculto,ó no adver- 
tido , (ale a fuera , y obra con mayor actividad contra 
quien pensó impedille. Armado imprudentemente el te- 
mor contra el mayor poder , le exercita y le engrandeze 
con fus delpojos. Con efta razón quietó Cerial los áni- 
mos de los de Treveris , paraque no fe opufíefen a la Po- 
tencia Romana,diciendo,que tan gran maquina no fe po- 
día derribar,finquc fu ruina cogieíe de bajo á quien lo in- 
téntale. f Muchos caíbs dejarían de fuceder defvanecidos ^omngenmum 
en íi mifmos , fi no los acelerafe nueftro temor , y impa- an A n °™ m Fo j; tu - 
ciencia. Los rezelos declarados con foipechasde vna ty- "LplgesTJ'co- 
rania,la obligan a quelo fea. No es menos valor en tales *Uán qu¿ amueiii 
cafos faber difimular,que arrojarfe al remedio. Aquello fiffiJíí 
es erecto cierto déla prudencia, y eítoluele nacer del Tac.lib.4. Hift. 
miedo. 



I i Quan< 



EMPRESA 




i.uuitorum im- /~\ Vanto mas oprimido el aire en el clarín, íalecon 
pobitate deprep II mayor armonia.y diferencias de vozes ; afsi fucede 

ventas emerg¡t,& 7<^. /, < 7J , r i 

innocente, defeu* a la virtud,iaqual nunca mas clara y ionora, que quando 
jiornterdufare- la mano le quiere cerrar los puntos.' El valor fe extin- 
gue y íi el viento de alguna Fortuna adverfa no le abivaj 

deipier- 



fpirat. 
Cicero, 



POLÍTICA XXXV., zji 

defpierto el ingenio con ella,buíca medios, con que me* 
joralla. La felicidad nace comola roía , de las eípinas y 
trabajos. Perdió el Rey Don Alonfo el Quinto de Ara- 
gon la batalla naval contra los Genoveíes, quedó prefo,y 
loque parezele avia de retardar las emprefas del Reyno 
de Ñapóles , fué caula de acelerallas con mayor felicidad 
y grandeza , confederandofe con Filipe Duque de Milán, 
que le tenia preío,el qual le dio libertad y fuerzas , para 
conquiftar aquel Reyno. La necefidad le obligó a gran- 
gear al huefped : porque en las proíperidades bive vno pa- 
ra íi mifmo , y en las ad veríidade>para fi, y para los de- 
mas. Aquellas defcubren las pafsiones del animo, defcui- — r~ 
dado con ellas : en eftas advertido fe arma de las virtu- 
des, 1 como de medios para la felicidad : de donde nace ^secmddm 
el 1er mas racil el reítituirle en la Fortuna adverla , que & ammum ex- 
confervarfeenlaproípera. Dejaronfe conocer en la pri-;/^^*»"- 
fionlas buenaspartes, y calidades del Rey Don Ál^^¡^SS¿ 
fo,y aficionado a ellas el Duquede Milán lecudiciópor/tar. 
amigo, y le embió obligado : Mas alcanzó vencido , que Tac - Ilb * uH ®* 
pudiera vencedor. Iuega con los eftremos la Fortuna, 
y fe huelga de moftrar fu poder, paíando de vnos a otros. 
No ai virtud, que no reíplandezca en los cafos ad verfos, 
bien afsi como las eftrellas brillan mas, quando es mas 
ofcura la noche.El pefo deícubre la conftancia de la pal- 
ma, levantandofe con el. Entre las hortigas conferva 
la roía mas tiempo el freícor de fus hojas , que entre las 
flores. Si íe encogiera la virtud en los trabajos , no mere- 
ciera las Vitorias, las ovaciones, y triunfos. Mientras pa- >*• 
dece, vence. De donde fe infiere, quan impio es el error 
(como refutamos en otra parte) de los que aconfejan al 
Principe , que deíifta de la entereza de las virtudes , y fe 

I i "i acornó- 



2 ji . EMPRESA 

acomode a los vicios,quando la necefidad lo pidiere , de- 
biendo entonzes cftar mas cóftante en ellas, y con mayor 
eíperanza del buen fucefo , como le fucedia al Empera- 
dor Don Fernando el Segundo , que en fus mayores peli- 
gros decia. Que eflaloa rejuelto a perder antes el Imperio , y afalir 
del mendigando con fu Familiaflúe ha^er acción alguna injujla para 
fnantenerje en [agrándela. Dignas palabras de tan Sanólo 
Principe,cuyabondad ? yfé obligó a Dios a tomar elcep- 
tro,y hazer en la tierra las vezes de Emperador , dándole 
milagrofas Vitorias ^en los mayores peligros, ycalami- 
dades,quando faltava en todos la confianza , y eftava fin 
medios el valor,y la prudencia humana , falió mas triun- 
fante de la oprefion. Los Emperadores Romanos bivie- 
ron en medio de la paz y de las delicias tiranizados de fus 
mifmas paflones y afe&os , con fobrelaltos de varios te- 
mores, y efteían&o Héroe halló repofo , y tranquilidad 
de animo (obre las furiofas olas , que fe levantaron con- 
tra el Imperio , y contra fu Auguftifima Cafa. Canta en 
los trabajos el Iufto, y llora el Malo en fus vicios. Coro 
fuedemufica á los Niños de Babilonia el horno encen- 

S.Umñut\git ¿ido. J 

Z^far-i^ml & Los traba J os traen con fi g° grandes bienes;humil- 

necqukquam mo- lan la fobervia del Prineipe,y le reducen a la razón. Que 

lejtuintuUtTunc f ur j f os f e fuelen levantar los vientos. Que arrogante fe 

vno ore Uudabat, encrelpa el mar, amenazando a la tierra y al cielo con re- 

&gimfcabatit buel tos mon tes de olas , y vna pequeña lluvia le rinde, y 

Dan.c.3.50. reduze a calma.En lloviendo trabajos el cielo,fé poftra la 

altivez del Principe. Con ellos fe hazejufto el tirano , y 

atento el divertido : porque la necefidad obliga a cuidar 

del Pueblo,eftimar la NobIeza,premiar la Virtud,honrar 

el Valor,guardar la Iuñicia,y refpetar la Religión* Nunca 

peligra 



POLÍTICA XXXV.. 2jj 

peligra mas el poder,que en la profperidad , donde (fal- 
tando la confíderacion,el confejo,y la providencia) mue- 
re a manos de la confianza. Mas Principes fe an perdido 
en el defcanfo,que en el trabajo, fucediendoles lo mifmo, 
que a los cuerpos , los quales con el movimiento fe con- 
fervan,y fin el adolezen. De donde fe infiere, quan erra- 
dos juicios hazemos de los males,y de los bienes , no al- 
canzando quales nos convienen mas.Tenemospor rigor, 
ó por caftigo la adveríídad, y no conocemos , que es ad- 
vertimiento, y enfeñanza. Con el preíente de arracadas,y 
de vna obeja,que cadavno de los Parientes,y Amigos hi- 
zo a Iob,pareze,que le fignificaron, que tuvieíe paciencia, 
y por preciólos avifos de Dios aquellos trabajos , que le 
hablavan al oido. 4 Avezeses en Dios mifericordia A^ttdederantei 
afligirnos , y caftigo elpremiarnos:porque con el premio ynu hñfauc owm 
remata quen tas-, y latisraciendo algunos méritos , queda Mu ¡ m mam 
acreedor de las ofenfas^yquando nos aflige, fe fatisfaze Io bc.4z.i2. 
deftas,y nos induce a la emienda. 




I i j No 




NO navega el dieftro y experto Piloto al arbitrio del 
viento,antes valiendofe de fu fuerza , de tal fuerte 
difpone las velas de fu bajel,que le lleven al puerto , que 
defea,yconvn mifmo viento orzea a vna de dos partes 
opueftas (como mejor le efta}fin perder fu viaje. 

(porque 



POLÍTICA XXXVI. 2jj 

Porque fiempre por Vía yra direita Cam.Iuf.can. x. 

Quem do opportuno tempoje approlteita. 
Pero quando es muy gallardo el temporal, le vence pro- 
exando con la fuerza de las velas , o de los remos.No me- 
nor cuidado a de poner el Principe en governarla nave 
de fu Eftado por el golfo tempeftuoíb del govierno,reco- 
nociendo bienios temporales, para valerfe dellos con 
prudencia y valor. Piloto es á quien eftá fiada la vida de 
todos,y ningún bajel m as peligrofo, que la Corona , ex- 
puefta á los vientos de la ambición, alosefcollosdelos 
enemigos , ya las borrafcas del Pueblo. Bien fue mene- 
fter toda la cleftrezadel Rey Don Sancho el Fuerte, para 
oponerfea la*Fortuna, yaíegurarfu derecho al Reyno. 
Toda la fciericia política confifte en faber conocer los 
temporales, y valerfe dellos: porque a vezes mas prefto 
conduce al puerto la tempeftad,que la bonanza. Quien 
fabe quebrar el Ímpetu de vna Fortuna ad vería, la reduce 
a profpera. El que reconocida la fuerza del peligro le o- 
bedece,y leda tiempo , le venze. Quando el Piloto ad- 
viértele no fe pueden contraftar las olas , íe deja llevar 
dellas, amainando lasvelas,y porque la refifteñcia haria 
mayor la fuerza del viento , fe vale de vn pequeño feno, 
conque refpire la nave,y fe levante íbbre las olas. Algo es 
meneñerconíentir en los peligros,para vencellos. Cono- 
ció el Rey Don Iaimeel Primero de Aragón la indigna- 
ción contra fu períbna de los Nobles, y del Pueblo, y que 
no con venia hazer mayor aquella furia con la opoficion, 
fino dalle tiempo a que por fi mifma menguafe,como fu- 
cede á los arroyos crecidos con los torrentes de alguna 
tempeftad,y moftradofe de parte dellos , fe dejó engañar, 
y tener eñ forma de prifion, haftaque redujo las colas a 

fofiego 



ajó EMPRESA 

fofiego y quietud, y fe apoderó dei Reyno. Con otra 
Mar.Hift. Hifp. cejante templanza pudo la Reyna Doña Mariacontei 
porizando con los Grandes , y fatisfaciendo a fus ambi 
ciones, confervar la Corona de Caftilla en la minoridad 
de fu hijo el Rey Don Fernando el Quarto. Si el Piloto 
hizieíe reputación de no ceder alatempeftad, yquifiefe 
proejar contra ella , fe perdería. No eftá la conftancia en 
: la opoficion,fino en efperar, y correr con el peligro , fin 
dejarfe vencer de la Fortuna; la gloria en tales lanzes con- 
fine en falvarfe : lo que en ellos parece flaqueza , esdef- 
pues magnanimidad , coronada del fucefo. Hallavafe el 
Mar.Hift. Hifp. Rey Don Alonfo el Sabio defpojado del Reyno,y pueftas 
las eíperanzas en la afiftencia del Rey de Marruecos *, no 
dudó de fugetarfe a rogar a Alonfo de Guzman Señor de 
San Lucar, que fe hallava retirado en la Corte de aquel 
Rey por difguftos recibidos^que los depufiefe,y acordán- 
dole de fu amiftad antigua,y de fu mucha nobleza , le fa- 
voreciefe con aquel Rey, paraque le embiafe gente , y di- 
nero-, carta que oi fe conferva en aquella IUuftrifima, y 
Antiquifima Cafa. 

§. Pero no fe deben los Reyes rendir a la violencia de 
los Vafallos, fino es en los cafos de vltima defefperacion: 
porque no obra la autoridad,quándo fe humilla vilmen- 
Mar H¡ft. Hifp. tc.No quietaron, a los de la Cafa de Lara los partidos in- 
decentes , que les hizo el Rey Don Fernando el Santo, 
obligado de fu minoridad.Ni la Reyna Doña Iíabel pudo 
reducir a Don Aloníb Carrillo Arzobifpo de Toledo 
con el honor de ir a bufcalle a Alcalá. Verdad es , que en 
los peligros eftremos , intenta la prudencia todos los par- 
tidos , que puede hazer pofibles el cafo. Grandeza es 
de animo , y fuerza de la razón , reprimir en tales lanzes 

los 



POLÍTICA XXXVI. ij7 

los efpiritus del valor, y pefar la nccefidad , y los peligros 
con la conveniécia de confervar el Eñado. Ninguno mas 
zelofo de fu grandeza,que Tiberio, y diíímuló el atrevi- 
miento de Lentulo Getulico,que governando las Legio- 
nes de Germania le eferivió con amenaza, que no leem- 
biaíe Suceíbr, capitulando , que gozafe de lo demás del 
Imperio, y que a el le dejafe aquella Provincia , y quien 
antes no pudo fufrir los zelos de fas mifmos Hijos , pasó 
por efte deíacato. Bien conoció el peligro de tal inobe- 
diencia,no caftigad arpero le coníideró mayor en oponer- 
le a eljhallandofe ya viejo,y que fus coías,masfefuílenta- 
van con la opinión, que con la fuerza. ' Poco deveria el i. Reputante ri- 
Reyno al valor del Principe,que le govierna, fi en la For- ¿-^«w! Si- 
tuna adverfa le rindiéfe ala necefídad , y poco a fupru- mam&tatem,nta- 
dencia,fifiendoinfuperable, fe expufiefe a la refiftencia. $f^™¿ l ¿ J* 
Tiemplefe la fortaleza con la fagacidad.Lo que nopudie- Tacit.üb.tf.An. 
reelpoder,faciliteelarte. No es menos gloria efcuíar el 
peligro,que vencelle.Elhuille, fiempre es flaqueza. El ef- 
peralle,fuele íer defeonocimiento , ó confufion del mié- v 

do.El deíefperar,es falta de animo. Los esforzados hazen 
roílro a la Fortuna.El oficio del Pr incipe,y fu fin no es de 
contrallar ligeramente con fu República fobre las olas, 
fino de conducilla al puerto de fu confervacion , y gran- 
deza. Valerofafabiduriaes la que'de opueílos accidentes 
faca beneficio-Ja que maspreftoconfiguefus fines con el 
contralle. Los Reyes ,feñores de las cofas y de los tiem- 
pos , los traen á fus confejos , no los liguen. No ai ruina, 
que con fus fragmentos, y con lo que hiele añadir la in- 
duftria,no fe pueda levantar á mayor fabrica.No ai Eíla- 
do tan dellituido de la Fortuna , que no le pueda con- 
fervar, y aumentar el valor , confultadala prudencia con 

K k los 



í 5 8 EMPRESA 

los accidentes,fabiendo vfar bien dellos , y torzellos a 
Mar.HiíhHífp. grandeza. Dividenfc el Rcyno de Ñapóles el Rey Do 
Fernando el Catholico,y el Rey de Francia Luis Duode 
rimo, y reconociendo el Gran Capitán, que el circulo d 
la Corona no puede tener mas que vn centro , y que n 
admite compañeros el Imperio, fe apretura en la conqui 
fta,que tocava a íu Rey , por hallarte defembarazado e 
los accidentes de difguftos , que prefuponia entre ambo; 
Reyes , y valerfe dellos , para echar (como fucedió) de la 
parce dividida al Rey de Francia. 

§. Alguna fuerza tienen los caíbs , pero los hazemos 
mayores, ó menores, fegun nos governamos en ellos. 
Nueftra ignorancia da Deidad y poder a la Fortuna : por- 
que nos dejamos llevar de fus mudanzas. Siquandoetlí 
varia los tiépos,variálemos las coftumbres, y los medios, 
no feria tan poderoía,ni nosotros tan fugetos a fus difp 
íiciones.Mudamoscoel tiempo lostrajes,y no mudamos 
los animos,ni lascoftumbres.De que viento no fe vale el 
piloto para fu navegación ? Según fe va mudando, muda 
las velas,y afsi todas le firven,y conducen a fus fines. No 
nos queremos deípojar de los hábitos de nueftra Natura. 
leza,ó ya por amor propio, ó ya por imprudencia , y def- 
pues culpamos á los accidétes. Primero damos en la deC 
eíperacion, que en el remedio de lainfelicidad^ obftina- 
dos,ó poco advertidos,nos dejamos llevar della.No Gibe- 
mos deponer en la ad verfidad la fobervia , la ira , la van^ 
gloriaba maledicencia^ los demás defeceos , que fe cria- 
ron con la profperidad , ni avn reconocemos los vicios 
que nos redujeron á ella. En cada tiempo , en cada negó. 
cio,y con cadavno de los Sugetos,con quien trata el Prin. 
cipe,a de fcr diferente de fi mifmo,y mudar de naturaleza 

No es 



POLÍTICA XXXVI. %j 9 

No es menefter en efto mas fciencia , que vna diípofición 
para acomodarte á losqafos,y vna prudencia,que fepa co- 
nocellos antes. 

§. Gomo nos perdemos en la Fortuna adverfa, por 
tío íaber amainar las velas de los afectos y pafsiones, y 
correr con ella , afsi también nos perdemos con los Prin- 
cipes:porque imprude tes, y obftinados queremos gover- 
nar fas afeétos,y acciones por nueftro natural,Gendo im- 
pofible,que pueda vn Miniftro liberal executar fus dictá- 
menes generólos con vn Principe avariento ymiferabte,. 
ó vn Miniftro animofocon vn Principe encogido,y tími- 
do. Menefter es obrar fegun la a&ividad de la esfera del 
Principe, que es quien fe á decomplazer dello , y loa de 
aprovar,y executar. En efto fue culpado Corbulon : por* 
que firviendoa Claudio, Principe de poco corazón , em- i. curfoftem 
prendia acciones arrojadas, conque forzofamente le avia comm ? ^ m f a 
de fer peíado. l La indiferecion del zelo fuele en algunos cafara: fmpofa. 
Miniftros fer caufa defta inad vertencia,y en otros (que es " egffihforw- > 
lo mas ordinario)el amor propio,y la vanidad,y defeo de r tmlnhmm'& 
gloria,conque procuran moftrarfe al Mundo valerofos,y \gnam Prinápi 
prudentes : que por dios folos puede acertar el Princi- ^^f w - . , 

r i r i r íi n Tac.lib.ii»An. 

pe, y que yerra lo que obra por h í olo , o por otros, y con 

pretexto de zelo publican los defe&os delgovierno, y S'V*tonfi¡mm 

deíácreditan al Principe^ artes , que redundan defpues en ^"fumj^ 



ton* 



daño del mifmo Miniftro , perdiendo la gracia del Prin- Ugatum.is siiua- 
cipe. El que quifiere acertar, y mantenerle , huya femé- T^Ta** 1 " * 
jantes hazanenas,odioias al Principe, ya los demás : iir- verbuteuntem, 
vamas, que dé a entender: acomodofe a la condición y &£* obfequij re* 
natural del Principe , reduciéndole a la razón , y con-~^£ j^^T 
veniencia con efpecie de obfequio y humildad, y con forem,qutetacutn 
induftriaquieta,fin ruido, ni arrogancia. > El valor, y ^tSÉ^M- 

Kk i virtud, 



2¿0 



EMPRESA 



Taf. can. 2. 



virtud,fe pierden por contumazes en fu entereza, hazien 
do della reputacion,y fe llevan los premios , y dignidade 
los que ion de ingenios difpueítos á variar , y de coftum 
bresque fe pliegan,y ajuftan a las del Principe. Con eftas 
artes dijo el Tafo , que fubió Aleto a los mayores pueftos 
delReyno. 

Ma fínafytro a ¡prími honor del\egno. 

Parlar facundo^ e luJingbiero>e Jcorto, 

!P¡egheJ>oli cojlumiy t Ttariomgegno 

AlfingerprontOy aWtngannare accorto* 
Pero no a de fer efto para engañar,como hazte Aleto , fi 
no para no perderíeen las cortes inad vertid amen te,ó pa- 
ra hazer mejor el fervicio del Principe,fíendo algunos dfc 
tal condición , que es menefter todoefte artificiodeve- 
ftiríe el Miniftro de liinaturaleza , y entrar dentro dellos 
mifmos^paraque fe muevan , y obren : porque ni le faben 
dejar regir por coníejos ágenos ,nirefolverfe por los pro- 

4. arque ai,tnis pios. 4 Yafsi no íe á de aconfejar al Principe lo que mas 
'JUflSi n }TL convendria,fino lo que fesun fu caudal a de executar. Va- 
Tac,üb. 3.Hift. nos rueron los coníejos animólos , aunque convenientes, 

que davan a Vitellíoiporque no teniendo valor para exe- 

5. Siirdxadfot- cutallos,íe moftrava íbrdo a ellos. * Son los Miniftros la* 
/ía 'ám Útá Vlt ' l ~ ve ^ as con ^ ue navega el Principe,y fi fiendo grandes, y el 
Tac. üb. j.Hift. bajel del Principe pequeño,quifieren ir eftendidas,y no fe 

amainaren, acomodandofe a fu capacidad , darán con el 
en el mar. 



Por 



POLÍTICA XXXVII 



26*1 




POr nofalirdelatempcftadíin dejar en ella inftrui- 
do al Principe de codos los caibs,adonde puede trael- 
le la Fortuna advería, reprefen ta ella Emprefa la elección 
del menor daño, guando fon inevitables los mayores^ 
afsi fuccde al Pilota, que perdida ya la eiperanza de fal- 

Kk 3 J varíe, 



i6z EMPRESA 

varfe,oponiendofe a la tempeftad, ó dcftrejando con el- 
la,reconoce la colla, y da con el bajel en cierra , donde íi 
pierde el caico , falvalavida, y la mercancia. Alabada 
fué en ios Romanos la prudencia conque afegurá van la 
coníer vacion propia , quando no podían oponerle a la 
i.vaitdam,& Fortuna. x La fortaleza del Principe no folo coníifteen 
UuAatammttqm- re fifti r fino en nefarios peligros, yrendirfea losmeno- 

tatemsjuottcs for> r r F r © > / r . 

¡un* contradaret, res,iino le pueden vencer los mayores ; porque alsi como 
faiuti confuiuijfe. csoficiodela prudencia el prevenir , lo es de lafortale- 
ac i .1 1. . ^ y conftancia el tolerar lo que no pudo huir la pruden- 
Mar.Hift. Hifp. cia, en que fue gran maeftro el Rey Don Alonfo el Sex- 
to, modefto en las proíperidades ,y fuerte en las adverfi- 
dades, fiempre apercebido para los fucefos. Vana es la 
gloria del Principe, que ( con mas temeridad , que forta- 
leza) elige antes morir en el mayor peligro , que falvar- 
fe en el menor.Mas feconfulta con íii fama,que con la fa- 
lud publica , fi ya no es que le falta el animo para deípre- 
ciarlas opiniones comunes del Pueblo, el qual inconfi- 
derado, y fin noticia de los caíbs, cúlpalas reíbluciones 
prndentes,y quando fe halla en el peligró , no quiíiera íe 
uvieran executado las arrojadas, y violentas. Alguna 
vez pareze animo , lo que es covardia : porque faltando 
fortaleza para efperar en el peligro , nos abalanza a el la 
turbación del miedo. Quando la fortaleza es acompaña- 
da de prudencia , dá lugar a la confideracion , y quando 
no ai feguridad bailante del menor peligro, fe arroja al 
mayor. Morir a maños del miedo , es vileza. Nunca es 
mayor el valor , que quando nace de la vltima necefi- 
dad. El no eíperar remedio, ni defefperar del, fuele íer 
el remedio de los cafos defefperádos. Tal vez fe falvo 
fe nave, porque no afegurandofe de dar en tierra, por 

nofer 



POLÍTICA XXXVII. 263 

no íer arenofá la orilla, fe arrojo al mar , y venció la fuer- 
za de íus olas. Vn peligro fuele fer el remedio de otro pe- 
ligro.En efto fe fimdávan los que en la conjuración con- 
tra Galba le aconfeja van,que luego fe opufieíe á fu furia. z 2 . vromde mu* 
Defendia Garzi Gómez la fortaleza de Xerez , ( de quien U ^ UA ¡nduora: 
era Alcaide en tiempo del Rey Don Álonfo el Sabio) y Z¿l¡*!l«men- 
aunque veya muertos,y heridos todos fusfoldados, no la <*»»» ¿ftfmáni 
quiíb rendir, ni acetar los partidos abentajados , que le a ^" b * x « Hl & 
ofrecían los Africanos , porque teniendo por fofpechoía 
fu fe , quifo mas morir glorioíamente en los brazos de í\x 
fidelidad, que en los del enemigo , y lo que parece le avia 
de collar la vida , le grangeó las voluntades de los ene- 
migos , los qualcs admirados de tanto valor , y fortaleza, 
echando vn garfio le faca ron bivo,y le trataron con gran 
humanidad, curándole las heridas recibidas, fuerza de la 
virtud, amableaun á los miimos enemigos- Amas dio 
la vida el valor , que el miedo. Vn no fe que de Deidad Mar.Hift. Hifp* 
lea¡compaña, que le faca bien délos peligros. Hallan- 
do^ el Rey Don Fernán do el Santo íbb re Sevilla, fepa- 
fcava Garzi Pérez de Vargas con otro Cavallero por las 
rjberasde Guadalquivir, y de improvifo vieron cerca 
de fi fíete Moros ácavallo. El compañero aconfeja va la 
retirada , pero Garzi Pérez por no huir torpemente calo 
la vifera , enriftró la lanza, y paso folo adelante, y cono- 
ciendolelos Moros, y admirados de fu determinación, 
le dejaron paíar fin atreverte a acometelle. Salvóle fu va- 
lonporque fi íe retirara le uviéran feguido , y rendido los 
enemigos. Vn animo muy defembarazado, y franco es 
meneíter para el examen de los peligros,primero en el ru. 
mor,defpues en la calidad dellos.En el rumor,porque ere* 
ce efte con la diftenfion ; el Pueblo los oye con eípanto, 

y fe- 



i64 EMPRESA 

y fedicioíamente los eíparcc y aumenta , holgandofe de 

iiis mifmos males por la nobedad de los cafbs , y por cuU 

parecí govierno prefente^y afsi conviene, que el Principe 

raoítrandofc confiante , deshaga femejantes aprehenfi 

nes vanaSjComo corrieron en tiempo de Tiberio, de quí 

fe avian revelado las Provincias de Efpaña,Francia,y Ger. 

manía; pero el, compuefto de animo, ni mudó de lugar 

l" rJ^^ÍT ni de Temblante, como quien conocía la ligereza del Vul- 

fojim.nequeloeo, go. i Si el Principe fe dejare llevar del miedo , no labra re- 

tiequtvNitumuta- fo¡verfe:porque turbado dará canto crédito al rumor , co- 

perillos dics egit: rno al conlejo , aísi lucedia a ViteUio en la guerra civil 

Munine animt, con Vefpafiano. 4 Los peligros inminentes parecea 

modicAtfe^ér ma y ores > viftieñdolos de horror el miedo,y haziendolos 

wigatüieviora ? mas abultados la prefencia , y por huir dellos , damos en 

Tac.hb.3.Ann. otros,muchq mas grandes,que aunque parece , queeftan 

4, Qftíatnmetu j • s j hallamos vecinos.Faítando la conftancia, nos 

confuta pruden- J l . \ n í 

tium,&vuig¡ru- engañamos con interponer ( a nueílro parecer ) algún 
moriuxuau- efpacio de tiempo entre ellos. Muchos defvaneciéron 

diantur, f , ir • 1 1 

Tac.üb.3.Hift. tocados , y muchos te armaron contra quien los huía , y 
yüominmfom. fué en el hecho peligro , lo que antes avia fido imagina- 
tuaudirefecerat c \ on ^ como fucedióal Exercito de Syria en el cerco de 
cmu¿m t &eqM- ^ ama ri a - 5 M5¿s an muerto déla amenaza del peligro, 
rum^ excrcmu que del mi fino peligro.Los efectos de vn vano temor vi- 
}iMtm } &d¡xe- mos p OC os añosa en vnafleftade Toros de Madrid, quá- 
Ene msreede con- do la voz ligera de que peligrava la plaza, perturbólos 
duxit aduerfum fentidos.y ignorada la caula, fe temían todos. Acreditofe 

nos Rex Ifraely 1 • 1 1 r 1 r i r * 

Reges Httkaorít, el miedo con la ruga de vnos y otros,y lin detenerle a ave- 
& Egjpncnim } & riguar el cafo,ha!íáron muchos la muerte en los medios, 

YrTfuwLT*' conc i Lle cre ^ n Talvar la vida , y uviera fido mayor el 
sumxcrtmt fr- daño, fi laconltancia del Rey Don Filipe el Quarto , en 
go,&fyevwt t q tl j Gn todos puGéron los oíos , inmobileal movimiento 

popu- 



POLÍTICA XXXVIt i6f 

popular, y a la voz del peligro, nouvieraafeguradolos 
animos.Quando el Principe, en las adversidades y peli- 
gros,no reprime el miedo del Pueblo, fe confunden los 
confejos,mandan todos,y ninguno obedece. 

$. El excefo también en la fuga de los peligros es cau- 
fa délas perdidas de los Eftados. No fuera defpojado de 
los fuyos,y déla voz Electoral el Gonde Palatino Federi. 
co, íidefpues de vencido,no le puñera alas el miedo, para 
deíamparallo todo,pudiendo hazer frente en Praga , o en 
otro puefto,y componerle con el Emperador,eligiendo el 
menor daíío,y el- menor peligro. 

§. Muchas vezes nos engaña el miedo tan disfrazado, 
y defconocido,quele tenemos por prudejiciayy a lacon- 
ftancia por temeridad. Otras vezes no nos (abemos refol- 
ver,y llega entretanto el peligro.No todo íe a de temer,ni 
en todos tiempos adefer muy confiderada la confulta.- 
porque entre la prudencia , y la temeridad fuele acavar 
grandes hechos el valor. Hallavafe el Gran Capitán en el Mar<ím Hif P- 
Garellano ; padecía tan grandes necefídades fu exercito, 
que cafi amotinado fe le iva deshazicpdo : aconfejavanle 
fus Capi tanes,que íe retírate, y reípondió : Yo ejloi determi- 
nado de ganar antes Itnpafopara mifepulturame bofoer atras^aun* 
que fea para b'ú>ir cien años. Heroica refpuefta^digna de fu va- 
lor^ prudencia - y bien conoció , que avia alguna temeri- 
dad en efperar , pero ponderó el peligro con el crédito de 
las armas , que era el que fuftentava fu partido en el Rey- 
no,pendiente de aquel hecho,y eligió por mascón venien- 
te,ponello todo al tranze de vna batalla,y fuftentar la re- 
putacion , que fin ellaperdelle defpues poco a poco. O 
quantas vezes por no aplicar luego el hierro dejamos,que 
fe canceren las heridas / 

Ll *§. AI- 



z ¿6 EMPRESA 

§. Algunos peligros por fi mifmos fe caen, pero otr< 
crecen con la inadvertencia^ fe confumen, y mueren los 
Reynos con fiebres lentas. Algunos no fe conocen,y eftos 
fon los mas irreparables: porque llegan primero , que ei 
remedio. Otros fe conocen,péro fe defprecian : a manos 
deftosfuelencafifiempre padecer el defeuido, y la con- 
fianza. Ningún peligro fe debe defeftimar por pequeño,y 
flaco: porque el tiempo , y los accidentes, lcfuelenha- 
zer mayor, y no eftá el valor tanto en vencer los peligros, 
como en divertillos. Bivir ár vifta dellos,es cafi lo mifmo, 
que padecellos. Mas feguro esefcufallos, que íalir bien 

6,Hemo morta- dellos. 6 

Uum iuxta vipe- , No tríenoslos fuele engañar la confianza en la cie- 
rro jécur os jom- y . 1111 i- * 

noscapt, quaetfi mencia agena , quando huyendo de vn peligro damos en 
tionpercutiat>cer- ocro m ayor , poniéndonos en manos del enemigo. Con- 
amirTnvwf- Aderamos en el lo generofo del perdón , no la fuerza de la 
fcquam iuxta pe- venganza, o déla ambición. Por nueftro dolor y pena 
ncuium non pe- mec j¿ mos f u compañón , y ligeramente creemos , que le 
Saná.Hier. moverá al remedio. No pudiendo el Rey de May orea 
Don laime el Tercero refiftir al Rey Don Pedro el Quar- 
to de Aragón, fu Cuñado, que con pretextos bufeados le 
quería quitar el Reyno , íe pufo en fus manos , creyendo 
alcanzar con la fumifiony humildad, lo que no podía 
con las armas •, pero en el Rey pudo mas el apetito de rei- 
nar,que la virtud de la clemencia, y le quito el Eftado , y 
el titulo de Rey.Afsi nos engañan los peligros , y viene a 
fer mayor el que eligimos por menor. Ninguna refolu- 
cion fegura,íi fe funda en preíupueftos,que penden del ar- 
bitrio ageno. En efto nos engañamps muchas vezes , fu- 
poniendo^que las acciones de los demás, no feran contra 
la religion,la jufticia,el parentefco,la amulad,© contra fu 

mifmo 



POLÍTICA XXXVII. %6? 

mifrno honor,y conveniencia,fin advertir , que noíiem- 
pre obran los Hombres,como mejor les eftaria , 6 como 
devrian,fino íegun íiis paflones, y modos de entender : y 
aísi no fe an de medir con la vara de la razón folamente, 
fino también con la de la malicia , y efperiencia de las or- 
dinarias injuílicias,y tyranias del Mundo. 

$. Los peligros fon los mas eficaces maeftros,cjue tie- 
ne el Principe-, los pafados eníeñan á remediar los preíen- 
tes, y á prevenir los futuros j los ágenos advierten , pero 
fe olbidan; los propios dejan en el animo las feriales, y zi- 
catrices del daño , y lo que ofendió a la imaginación el 
miedo:y aísi conviene,que nó los borre el defprecio,prin- 
cipalmentcquando fuera ya de vn peligro , creemos que 
no bolverá a pafar por nofotros,ó que fi pasare, nos deja- 
rá otra vez libres: porque fi bien vna circunftancia , que 
no buelva á íiieeder, los deshaze$otras , que de nuevo fu- 
ceden,los hazen irreparables. 




Ll z Fundó 



.- ••• - 



EMPRESA 




Vno.o la íNaturalezaefta República de las cofas, cfte 
Imperio de los mixtos^e cjuien tiene elceptro,y pa- 
ra eftablezelle mas firme y íeguro,íe dejó amar tanto de- 
llos,que aunque entre ficontrarios los elementos, léafi- 
ílicfen,vniendofe para fu confervacion^prefto fedefeom- 

pondría 



POLÍTICA XXXVIII. ZÓ£ 

pondría todo , íi aborrecicfen a la Naturaleza Princeía 
dellos, que los tiene ligados con recíprocos vinculas de 
benevolencia , y amor. Efte es quien fuftenta librada la 
tierra,y haze girar fobre ella los orbes. Aprendan los Prin- 
cipes defta Monarquía de lo criado,fundáda en el primer 
ferde las cofas, a mantener fus Ptrfónas y Eftados con el 
amor de los Subditos,que es la mas fiel guarda , que pue- 
den llevar cerca de fi. 

Non fie excubU, non circunflantia tela ciayd. V ' Cor P°™ c«fi*r 

Quamtutatur amor, ejfeputatumm 

Efte es la mas inexpugnable fortaleza de fus Eftados. l wtuteamuorum. 
Por efto las abejas eligen vn Rey fin aguijón : porque no '^ZtZfcZ' 
á menefter armas quien a de fer amado de fus Vaíallos. locatam. 
No quiere la Naturaleza , que pueda ofender el que a de Ifocr * ad Níc. 
>overnar aquella República, porque no caiga en odio 2 -^ alu ^vr\n^ 
úz\\&,yie\>\zm2L.Elmays)r poderío ¿nía* cumplido (dijo el Rey dementa prtfU- 
Don Alonfb en vna lei de las partidas ) que el Emperador btt > yttum er '>* '»- 
puede afrer de fecho en Jufeñorio , es quando el ama afugente , e es Summum *«mn 
amado dellaSX cuerpo defiende a la cabeza, porque la ama ámm. 
para fu govierno,y confervaciomfine la amara, no opu- ^ e ^ em > 
fiera el brazo para reparar el golpe, que cae fobre ella. i m »¿x.¿,p& 
Quien fe expondría á los peligros, fino amafe a fu Princi- 
pe ? Quien le defendería la Corona ? Todo el Reyno de -Mar.Hifl* Hifp 
Caftilla fe pufo al lado del Conde de Traftamara contra 
el Rey Do Pedro el Cruel: porque aquel era amado, y efte 
aborrecido.El primer principio déla everfion délos Rey- 
nos,y de las mudanzas de las Republicas,cs el odio. En el Mar.HiílHifp. 
de fus Vafallos cayeron los Reyes Don Ordoño , y Don 
Fruela el Segundo,y aborrecido el nombre de Reyes fe re- 
dujo Caftilla á forma de República , repartido el govier- 
no en dos Iuezes,vnópara la paz , y otro para la guerra. 

.Ll j • . . Nunca 



tro EMPRESA 

Nunca Portugal definido el azero, ni perdió el reípeti 
Gis Reyes,porque con entrañable amor los ama;y fi alj^ 
na vez excluyó a vno,y admitió a otro , fue porque am; 
va al vno,y aborrecía al otro por fus malos procedimien- 
Mar.Hift. tíifp. tos.El Infante Don Fernando aconfeja va al Rey Don A- 
lonfo el Sabio fu padre,que antes quifiefe fer amado , que 
. temido de fus Subditos , y que grangeafe las voluntades 
del brazo Eclefiaftico, y del Pueblo , para oponerfea la 
Nobleza^confejo,quefilo uvieraexecutado, no fe viera 
defpojado de la Corona. Luego que Nerón dejó de fer 
amado,fe conjuraron contra el , y en fu cara fe lo dijo Su- 
3.n*¿ quifqum brioFlavio. 3 Lagrandeza, ypoderde Rey no eftaenfi 
tomfuitjüttM- m if mo ? fino en la voluntad de los Subditos •, fi eftah mal 
r¡ meruiíti:od'.jfe afeót.os,c¡uien fe opondrá a íiis enemigos ? Para fu confer- 
'tnctrZtrú vacion á naenefter el Pueblo a fu Rey , y no lapuede efpe- 
&vxoris>auñga rar de quien fe haze aborrezer. Anticipadamente confide- 
biftrio } &mcen- r aron efto los Aragonefes , quando aviendo llamado pa- 
TaTíib?K An. ra ^ a Corona a Don Pedro Atharés Señor de Borja , de 
Mar.Hift.Hifp. quien deciende la lluftrifima, y Antiquifima Cafa de 
Gandía , fe arrepintieron , y no le quifieron por Rey , a- 
viendo conocido que aun antes de fer eligido, los tratava 
condeíamor,yafpereza. Diferentemente lo hizo el Rey 
Don Fernando el Primero de Aragón, que con benigni- 
dad y amor , fupo grangear las voluntades de aquel Rey- 
no^ las de Caftilla en el tiempo,que la governó.Muchos 
a. curttuAme Principes fe perdieron por fer temidos , ninguno por fer 
'Paücos mter fe- amado. Procure el Principe fer amado de fus Vafallos , y 
jr»5¡i temido de fus Enemigos : porque fino, aunque falga ven- 
wter populares, cedor de eftos, morirá amaños de aquellos , como le fu- 
ijttm mnn apud ce j^ a j Re ¿ c p er fi a Bardano. 4 El amor , y el refpeto fe 

bofos qtujiu ftt. i~i n i 1 r -i i 

Xac.iiUu.An. puede hallar juntos:elamor,y el temor lervil no. Lo que 

fe teme, 



POLÍTICA XXXVIII. % 7 x 

íe teme, fe aborreze-,y lo que es aborrecido , no es feguro. 
Quemmetuunt y oderunt } %w< 

Quetn (¡uifjue odit ? perijjJe expet'tt. 
El que á muchos teme,demuchos es temido.Que mayot 
infelicidad , que mandar á ios que por temor obedezen, 
y dominar á los cuerpos,y no á los ánimos ? Efta diferen- 
cia ai entre el Principe jufto,y el tyrano, que aquel fe vale 
de las armas , para mantener en pas los Subditos , y efte 
para eftar feguro dellos. Si el valor, y el poder del Princi- 
pe aborrecido es pequeño , efta muy expuefto al peligro 
de fus Vaíallos, y fi es grande, mucho mas : porque fien- 
do mayor el temor, fon mayores las alechanzas dellos 
para afegurarfe , temiendo que crecerá en él con la gran- 
deza la ferocidad , como fe vio en Bardano Rey de Per- 
lía, á quien las glorias hizieron mas feroz , y masinfufri- 
ble a los Subditos. f Pero quando no por el peligro, por 5. ingensgkria, 
la gratitud , no debe el Principe hazerfe temer de los que ^^ 
le dan el fer de Principe , y afsi fue indigna voz de Em- uramior. 
perador la de Caligula: Oderint, dum metuant. Como fi eílto- •Tac.lib.w.An. 
viera la íeguridad del Imperio en el miedo-, antes ningu- 
no puededurar, filo combate el miedo. Y aunque dijo 
Séneca : Odiaflui nimium timet , %egnare nefát : tf^cgna cujlodtt Séneca, 
metus, es voz tyrana , o la debemos entender de aquel te- 
mor vano , que fuelen tener los Principes en el mandar, 
aun lo que conviene , por no ofender a otros , el qual es 
dañofo,y contra fu autoridad y poder. No fabrá Reynar 
quien no fuere confiante y fuerte en deípreciar el fer abor- 
recido de los malos,por confervar los buenos. No fe mo- 
dera la fentencia de Caligula con lo que le quitó,y añidió 
el Emperador Tiberio: Oderint y durn probent\ porque ningu- 
na acción fe aprueba de quien es aborrecido. Todo locul- • 

P a >T 



172- EMPRESA 

pa , y interpreta finieílramente el odio.En fiendo el Prin- 
cipe aborrecido , aun fus acciones buenas fe tienen pon 
malas. Al Tyrano le parece forzofo el mantener los Sub- 
ditos con el miedo:porque fu Imperio es violento , y no 
puede durar fin medios violentos , faltando en fus Vafa- 
llos aquellos dos vínculos deNaturaleza,y Vafallaje,que 
L.23.tt. i8.p.i. corno dijo el Rey Don Alonfo el SabioiSonlos mayores déb- 
elos , que Orne puede atoer con fuSeñor. Ca la Naturaleza le time 
ftempre atado para amarlo ,e no yr contra el,e elFa/allaje paraJerVir- 
¡elealmente.Y como fin eftos lazos,no puede efperar el Ty- 
rano,que entre el y el Subdito pueda aver amor verdade- 
ro-,procura con la fuerza,que obre el temor , lo que natu- 
ralmente avia de obrai el afecto, y como laconfeiencia 
6. semper emm perturbada teme contra íi crueldades, 6 las exercita en 
prsfumit f&ua otros< p ero los exemplos funeftos de todos los Tyranos 

pmuruata con- n-r i n ]• vn- 

fcientia. teítihcan,quan poco dura eite medio. Y li bien vemos por 

Sap.17.11,. largo efpacio cófervado con el temor el Imperio del Tur- 
co,ei de los Mofcovitas,y Tártaros , no fe deben traer en 
comparación aquellas Naciones barbaras , de tan rudas 
coftumbres,que ya fu Naturaleza no es de hombre , fino 
defieras,obeclientesmasalcafl:igo,quealarazonj yaísi 
no pudieran fin el fer governadas , como no pueden do- 
marfe los animales fin la fuerza,y el temor. Pero los áni- 
mos generofos no fe obligan a la obediencia, y a la fideli- 
dad con la fuerza,™ con el engano,fino con la finceridad, 
y la razón. E porque ( dijo el Rey Don Aloníb el Sabio)fc 
nue jiras Gentes fon leales ¿de grandes corazones : por ejoan mene- 
Jler , que la Lealtad fe mantenga con Verdad, e la Fortaleza de las 
noluntades con (Derecho, e conlujlicia. 

§. Entre el Principe y el Pueblo fuele aver vna incli- 
nación, ó fimpatia natural, que le haze amable, finque 

fea 



POLITÍCA XXXVML v;^ 

fea meneftet otra diligencia: porque a vezes vn Principe, 
xjue merecía íer aborrecido, es amado, y al contrario: Y 
aunque porfi mifmasfe dejan amar las grandes virtu- 
des, y calidades del animo, y del cuerpo, nofiempre 
obran efte efe&o , íi no fon acompañadas de vna beni- 
gnidad graciofa , y de vn temblante atra<5tivo, quelue^ 
go por los ojos , como por ventanas del animo, defcu- 
bra la bondad interior , y arrebate los corazones. Fuera 
deque 6 accidentes , que no íe pudieron prevenir, o algu- 
na aprehenfion finieífra , delcomponen la gracia entre 
«el Principe , y los Subditos , finque pued¿ bolver á co- 
bralla. Con todo eflb obra mucho el artificio , y la in- 
«duftriaen íaber governar á fatisfacion del Pueblo, y de la 
Nobleza, huyendo délas ocafiones, que pueden in- 
dignalle , y haziendo tiazer buena opinión de fu govier- 
no. Y porque en efte libro fe hallan eíparcidos todos los 
medios conque fe adquiere la benebolencia délos Subdi- 
tos, folamentedigo, que para alcanzalla fon eficazes 
la Religión, la Iufticia , y la Liberalidad. 

$• Pero porque fin alguna efpecie de temor íe con ver- 
tiria el amor en defprecio,y peligraría la autoridad Real, 7 7. funm ?r'm. 
conveniente es en los Subditos aquel temor, que nace ce ? sact f m auíto " 
delrelpeto, y veneración ; 00 el que nace de iu peligro titurbebefeere. 
porlastyranias, óinjufticias. Hazeríe temer el Princi- ClCtl ' Cat * 
pe, porque no fufre indignidades , porque confervala 
juftkia, y porque aborreze los vicios , están convenien- 
te, que fin efte temor en los Vafallos no podria coníer- 
varíe : porque naturalmente fe ama la libertad , y la 
parte de animal, queeftáen el hombre, es inobediente 
a la razón , y folamente fe corrije con el temor. Por lo 
tjual es conveniente, que el Principe dome a los Subdi- 

Mm tos, 



2/4 EMPRESA 

tos , como fe doma vn potro ( cuerpo deíla Emprefa 
a quien la mifma mano , que le halaga , y peina el co[ 
te , amenaza con la vara levantada. En el arca del tab< 
naculo eftavan juntos lavara, yelmanna, fignifican- 
do, quean de eftar. acompañadas en el Principe la feveri- 
dad, y la benignidad, David fe coníblava con la vara , 
el báculo de Dios -.porque fi el vno le caftigava,,le fuñen- 
8. V'irgam, & tava el otro. 8 Quando Dios en el Monte Sinai dio la Lei 
kjcuijutmu,tffd a [ p ue blo, le amenazó con truenos, y rayos , y le halago 

me cofolata funt.. ' . \ n- \ \r & 

pfal.22.4. con muhcas, y armonías celemaies. Vno , y otro es me- 
Exod.c.19. nefter, paraque los Subditos canferven el refpeto, y el 
amor. Y afsi eftudie el Principe en hazerfe amar, y temer 
juntamente Procure que le amen , como a confervador 
de todos: que le teman, comoa alma de la Lei, de quien 
pende la vida , y haziendade todos : que le amen , por- 
que premia : que le teman , porquecaílrga: que le amen, 
porque no oye lifonjas :. que le teman , porque no fufre 
libertades : que le amen por fu benignidad: que le teman 
por lli autoridad : que le amen, porque procura la pazj y 
que le teman, porque eftádifpuefto a la guerra. De fuer- 
.;--•* te,que amando los buenos al Principe, hallen que temer 

P Ua agiré tn >T • 1 1 1 1 i_ 11 • * 1 

fubject», vt magfc en el , y temiéndole ios malos , hallen que amar en el. 
vereamuf féuert- r¿fj- e temor es tan neceíario parala coníervacion del cep- 
fautttamejus de* tro , como nocivo y peligrólo aquel y que nace de la lo- 
teftemur. bervia , injufticia, y tyrania del Principe : porque induce 

lo.clntriuit Do- ^ a defefperacion. 9 El vno procura librarfe con la mina 
mitins baadu tm- del Principe,rompiendo Dios la vara de los que dominan 
pwurn, virgam a fp ¿ramentc » El otro prefervarfe de fu indignación , y 
dentem popules m del caltigo,ajuitanclok a la razón. Alsa lo dijo el Rey Don 
tnAptAúone. Aionfo. Otro fi lo deben temer como Vafalhs a fu Señor ', tCbitn- 
L^ir.tt. 13.0.1. do miedo.de fa^er tal yerro y que ajan a perder fu amor, ecaéren 

pena, 



POLÍTICA XXXVIII. 17$ 

pena] \m es manera Jé feft>idumhre. Efte temor nace de vn 
mifmo parto con el amor, no pudiendo aver amor fin te- 
mor ¿e perder el objeto amado , atento á confervarfe en 
fu gracia. Pero porque no eftá en manos del Principe, 
que le amen, como eftá, que le teman, es mejor fun- 
dar fu feguridad en efte temor , que en íblo el amor , el 
qual como hijo de la voluntad , es inconftante y vario, y 
ningunas artes de agrado pueden bañar á ganar las vo- 
luntades de codos. Yo tendré por gran Governador a 
aquel Principe, que vivo fuere temiólo, ymuertoama- 
do , como fucedió al Rey Don Fernando el Cacholico: 
porque quando no fea amado, baila fer eftimaoV, y 
. temido. 




Mili 2 



En 



t?6 



EMPRESA 




EN el reverlo de vna medalla antigua fe halla eícul- 
pido vn fayo fobre vn ara r íignificando y que la íe- 
veridad en los Principes fe a de dejar vencer del ruego. 
Moleílo fimbolo a los ojos : porque fe reprefenta tan vi- 
vo el rayo del eaftigo , y tan inmediato al perdón , que 

puede 



POLÍTICA XXXIX. % 77 

-puede el miedo poner en deíefperacion laefperanzade 
la benignidad del ara,- y aunque tal vez conviene que el 
temblante del Principe, a quien inclina la rodilla el De- 
linquente, feñalea vn mifmo tiempo lo terrible de la Iu- 
fticia, y lo (iia vede la Clemencia, pero no fiempre , por- 
que feria contra loque amonedad Eípiritufanto, que 
en fu roftn>te vean la Vida, y la Clemencia» 1 Poreftoen i* ** h\hr\utt 
íaprefente Emprefa ponemos fobre el . ara en vez del ^'^/^/^ 
rayo, el Tuíbn,que introdujo Filippe el Bueno Duque de qaafi imberferc- 
Borgoña, noporiníinia (como muchos pienían) del " nm% 
febulolo Vellocino 4eCholcos, fino de aquella piel , ó 
bellon de Gedeon recogido en el, por feñal de vitoria ,. el 
rociadel cieloy.quand o fe m oftra va feca la tierra. 1 Sign i- * fonam he veU 
ficandaen efte íimbolo la manfedumbre, y benignidad, finsln¡fa?rfe- 
como la fignifica el Cordero de aquella Hoftia Inmacu- re fuerir, & m 
rada del Hrj*de Dios,facri£cada por la falud delrMundo. jj* ¿<™ £* 
Vi&ima es el Principe , ofrecida a los trabajos y peligros pérmanum mam 
por el beneficio común de fus Vafallos. Preciofo bz\\on r f uu [ iocutus } hte- 
rico paraellos del roció, y bienes del cielo: en el ande ia^if^J. 
hallar a todos tiempos la latisfacion de fu fed , y el reme- 
dio de lirs necefidades, fiempre afable, fiempre fincero , y 
benigno con ellos, conque obrará mas ,que con la íeve- 
ridad. Las armas le lecayeron a los Conjurados , viendo- 
el agradable temblante de Alexandro. La ferenidad de 
Augufto entorpeció 1 la mano del Francés, que lequiíb 
precipitar en los Alpes. El Rey Don Ordoño el Primero Mar.H¡fcMif|>. 
fuetan motilo , y apacible, querobó los corazones de 
fus Vaíallos. Al Rey Don Sancho el Tercero llamaron 
ú Defeado, no tanto por fu corta vida^quanto por fu be- 
nignidad. Los Aragonefes admirieron a laCoronaai In- 
fante Don Fernando, Sobrino del Rey Don Martin, ena- 

Mnrj morados 



%TÍ EMPRESA 

morados de fu blando, y agradable trato. Nadie deja 
amar la modeília , y la cortefia. Bailante es por fi mifm; 
pefada, y odiofa la obediencia; no le añada el Principe al 
pereza , porque fuele fer efta vna lima , conque la libei 
tad natural rompe la cadena de la fervidumbre. Sien 
Fortuna adverfa fe valen los Principes del agrado para r< 

3. infumcuiitA- medialla, porque no en la proípera paramanteneüa? El 
tVnluír ( ha2 roftro be ™gno del Principe es vn dulce Imperio fobre lo* 
tatú. ánimos, y vna defimulacion del feñorio. Los lazos de 
Ofe. cu. 4. Adam, que dijo él Propheta Ofeas , que atraían los cora- 

4. comttasfactie zoncs 3 fon el trato humano ,.y apacible. 

jaujtum omne at- ' . . './ . r . 

teñt, & infami- §• No entiendo aquí por benignidad la que es tan co^ 
li/tri confuetudme mnn , Guecaufadefp recio , fino la que eftá mezclada de 

Agre cuftodias ¡l- 11 -i j 11 jvi 

hd ofmtonis au- gravedad, y autoridad, con tan dulce punto,qiie da lugai 
guflum. al amor del Vafallo , pero acompañada de reverencia , y 

. * refpeto: porque fi efte falta es muy amigo el amor de do- 
-5.c«/f« modiem, rae ftj car f e y hazerfe igual. Si ñofe conferva lo aupufto d( 
¿eo vt pierique, la Mageitad,no avra diferencia entre el Principe, y el va- 
quibus magnosvi- fallo. 4 Y afsi esconveniente, queel arreo de laperfona. 

vos per ambiúo- > T - \ 1 ' 1 1 Lt r 

wm ¡¿¡timaremos ( como emos dicho ) y la gravedad apacible reprefenten 
.efyúfi ajpeftoque Ja Dignidad Reab porque no apruevo, que el Principe fea 
Agrtcoia,qu*reret tari comun ¿todos, que fe disa del lo que de íulio Aeri- 

famam,p aU am- 11 ^ r aj \ C v 

terpmarentur. cola, que era tan llano en íus vellidos, y tan ramihar, que 

Tacit. invita muchos bufeavan en elfu fama, y pocos lahallavan. * 

Porque loquees común., no fe admira, y delaadmira- 

6. Eí videri velle . . * \ r A 1 r • 1 1 

non ajperum , fed C10n nace el refpeto. Alguna levendad grave es mene- 
cumgrauitateho- fter, que halle el Subdito en la frente del Principe, y al- 
neftum, &takm extraordinario en la-compoftura y movimiento Real, 

vt ctwi non tt- & r ' _ 

meant obuij, /¿¿.que feñále lapoteftad fuprema, mezclada de tal fuertg 
^^ r ^ r ^ r *láfeveridad con el agrado, que obren efectos de amor, 
en/ Q - y refpeto en los Subditos, no de temor/ Muchas vezes 



en 



POLÍTICA XXXIX. 179 

en Francia fe atrevió el hierro a la Maéeftad Real , dema- ?• .»« 'f, qmi 
fiadamente comunicable. Ni la afabilidad delminuya la facilitas autbori- 
autoridad, ni la feveridad el amor , que es lo que. admiró 'f *** wftmfc 
en Agrícola Cornelio Tácito, 7 y alabó en el Emperador ^¿^TaT.in vi- 
Tito,el qual aunque fe moftrava apacible a fus Soldados, ta Agrie, 
y andava entre ellos , no perdía el decoro de General. 8 f^'M^ 
Componga el Principe de tal fuerte el femblante , que aeáerem, decorü 
confervando la autoridad , aficione : que parezca grave, f e P^ptumque 
nodefabndo: que anime, no delelpere, bañado liempre tom ¡ wti ^^ 
convn decoro rifueño y agradable, con palabras beni- qm* ofciapouo- 
gnas y gravemente amorofas. No les pareze a algunos c ™\ n * e Jjj¡™ñ 
que fon Principes,fino oftentan ciertos defvios , y afpere- agm'me 3 gregario 
zas en las palabras , en el femblante , y movimiento del mhtt >mtU5 > f* 

r r iir • 11 i y r T i r . corrupto Ducüb<¡- 

cuerpo, hiera del vio común de los demás Hombres, alsi mu . Tae.1.5. 
como los eftatuarios ignorantes, quepienían coniifte el Hiftor ' 
arte , y la perfecion de vn Coíofo , en que tenga los carri- ^4a^Z 
líos hinchados, los labios eminentes: las cejas caidas; que eleuafít fa- 
rebueltos , y torcidos los ojos. f m > & ardenti - 

,/ J ■ n ■ r ^1 m oc uw furorem 

Cel/a poteñatis jpecies , non Ttoce Jeroct , Claud. paorü'wdiujfety, 

TSLon alto fimulata gradu , non improba geftu. Regina corruiu 

Tan terrible fe moftró en vna audiencia el Rey Afuero a 
laReynaEflher, quecayódeímayada/ y íuemenefter, v°^°^Xl- 
paraque bol vieíe en fi , que reducido por Dios a man fe- g* *» mavfuetud.— 
dumbre fu eípiritu defeompuefto , IO te hiziefe tocar el y'"] 



lem. 



ceptro, 11 paraque viefe,que no era masque vn leño dora- , lM(ede • jtu y . 
do , y el Hombre , y no viíion ,como avia imaginado.' 1 & tange [ccptttL 
Si efio obrar en vna Rey na la Maeeftad demafíadamen- ]bldcm ; 

r - \ r r 1 iz. VJit te Do- 

televera, y deíconrorme, que hará en vn negociante po- mwetjuafi Alge- 
bre , y necefitado ? Medico llaman las divinas Letras al lum Dci > & cm - 
Principe,y '» tanbien Padre, * y niaqueLcura,nieítego^ f^ 4 m 
Viernacondeíagrado. ibidera. 

§'. Si 



28o EMPRESA 

i$.xonfumUc- §. Si alguna vez con ocafion fe turbare la frente d 

confittJn Pr/»- P rinci P c > y fe cubriere de nubes contra el Vafallo , repre- 

ópem. hendale con tales palabras , c¡ue entre primero alabando 

ífai. c.3.7. f us virtudes, y delpues afeando aquello , en que falta, pa- 

Ipllpmmffe^ ra q ueí ^ encienda en generofa vergüenza, defcubriendofc 

rícors, vtpatcr. masa la luz de la virtud , la fombra del vicio. No fea tan 

Ecd.c.4. 10. pelada la reprehenííon, y tan publica, que perdida la re j 

putacion, no le quede al Vafallo efperanza de reftauralla, 

y le obftine mas en la culpa. Eften a (si mezcladas la ira, y 

la benignidad, el premio, y el caftigo , como en el Tufota 

eftan los eílabones enlazados con los pedernales , y entre 

ellos llamas de fuego , fígnificando , que el corazón del 

Principeadeíérvnpedernal,quetengaocultas,yfinofen- 

fa las centellas de fu ira,pero de tal fuerte diípuefto, que' 

íi alguna vez le hiriere la ofenfa, ó el defacato,fe encienda- 

en llamas de venganza, 6 jufticia-, aunque no tan executi- 

vas, que no tengan a la mano el roció del bellocino,para 

extinguillas, ó moderallas. A Ezechiás dijo Dios , que le 

15. vt *damsn- avia formado el roftro de diamante, y de pedernal , " íi- 

tem.&vtfiltcem p n ificando en aquel laconftanciadela Iufticia , y en eftc 

dedtfacicmtuam. ° t r i i r»- i i 

Ezcch.3.9. el ruego de la Piedad. 

§. Si no pudiere vencer el Principe fu natural aípero, y 
intratable , tenga tan benigna Familia ,que lo fupla aga- 
fajando a los negociantes, y pretendientes. Muchas vezes 
es amado, ó aborrecido el Principe por fus Criados. Mu-" 
cho dilimulan ( como decimos en otra parte ) las afpere- 
zasdefuSeñor,fiíbnadvertidosentemplallas,ó endif- 
culpallas con fu agrado, ydiferecion. 

§. Algunas Naciones celan en las audiencias laMa- 
geftad Real entre velos , y íacramen tos , finque fe mani- 
fiefte al Pueblo. Inhumano eftilo a los Reyes, fevero, y 

cruel 






POLÍTICA XXXIX. ag t 

cruel al Vafallo , que quando no en las manos, en la pre- 
ferida de fu Señor halla el coníiielo.Podrá eñe recato ha- 
zer mas temido, pero no mas amado al Principe. Por los 
ojos, y por los oídos enera el amoralcorazon.Loqueni 
fe vé, niíeoye, no fe ama. Si el Principe fe niega ¿los 
ojos, y ala lengua, fe niega a la necefídad , yalremedio. 
La lengua es vn inítrumento fácil , porque a de grangear 
las voluntades de todos. No la haga dura, y intratable el 
Principe. Porque fue corta, y embarazada en el Rey Don 
luán el Primero , perdió las voluntades de los Portugue- 
fes, quando pretendía aquella Corona por muerte dtl Mar.Hifl.Hifp. 
Rey Don Pedro. 

§. No baila, queelPrincipedefpache por memoria- 
les: porque en ellos no fe explican bien los fentimientos, 
no yendo acompañados delíufpiro , y de la acción lafti- 
mofa. Llegan en ellos fecas las lagrimas del afligido, y 
no conmueven al Principe, 

§. Siempre eftan aviertas las puertas de los Templos, 
eften afsí las de los Palacios, pues fon los Principes Vica- 
rios de Dios, y aras( como emos dicho) a las quales acu- 
d'&el Pueblocon fus ruegos, y necefidades. No íea al fol- 
dado pretendiente mas fácil romper vn efquadron de pi- 
cas, que entrar a la audiencia por las puntas de la guarda 
Eíguizara, y Alemana,herizos armados , con los quales, 
ni fe entiende el ruego, ni obran las feñasdel agrado, ©e- 
jad llegar a mi los Hombres ( decia el Emperador Rodulfo ) 
que no fot Emperador para ejlar encerrado en^n arca. El retira- 
miento riaze feroz el animo. i6 La atención algovierno, lnmai'a!"fidaut 
y la comunicación, ablandan las coftumbres, y las buel- fa teneos, •mms 
ven amables. Como los acores, fedomeftican los Princi- ^(^Híft 
pes con el defvelo en los negocios , y con la vifta de los- Mar.Hift.Wp! 

N n Hom- 



afe EMPRESA 

Hombres» AL Rey Don Ramiro de León el Tercero fe le 
-alborotó, y levantó el Reyno por füafpereza, y dificul- 
tad en las audiencias. El Rey Don Fernando el Santo a 
ninguno las negava , y todos tenian licencia de entrar ha- 
lla fus mas retirados retretes , a fígnificar fus necefidades. 
Tres dias en la (emana davan audiencia publica los Reyes 
Mar.Hiíl.Hifp. Don Alonfo Duodécimo , y Don Enrique el Tercero, y 
también los Reyes Catholicos Don Fernando, y Doña 
Ifabel. La Naturaleza pufo puertas a los ojos , y á la len- 
gua, y dejó abiertas las orejas, paraque a todas horas oye- 
fen , y afsi no las cierre el Principe : oiga benignamente. 
Coníuele con el premio, ó con la efperanza : porque efta 
fuele íer parte de fatisfacion, conque fe entretiene el méri- 
to. No vfe íiempre de formulas ordinarias , y reípueftas 
generales : porque las que fe dan á todos, á ninguno fa- 
tisfazen, y es notable defeonfuelo , que lleve la neceíidad 
fabidalarefpuefta, y que antes de pronunciada lefuene 
en los oidosal Pretendiente. No fiempre efeuche el Prin- 
17. Auditacem, cipe, pregunte tal vez, ' 7 porque quien no pregunta, no 
pmui&qmres. pareze, que queda informado. Inquiera, y lepa eleftada 
.c.c.32.12,. ¿eiascoías. Sea la audiencia enfeñanza,y no folaafiften- 
cia , como las dieron el Rey Don Fernando el Santo , el 
Rey Don Alonfo de Aragón, el Rey Don Fernando el 
Catholico, y el Emperador Carlos Quinto , conque fue- 
ron amados, y refpetadosdefus Vafallos, yeftimados 
de los Eílrangeros. Aísi como conviene , que fea fácil la 
audiencia > afsi cambien el deípacho; porque ninguno es 
favorable, íi tarda mucho - y aunque ai negocios de taLna- 
turaleza, quees mejor que defengañe el tiempo, que 
el Principe , ó fus Miniftros : porque cafi todos los Pre- 
tendientes quieren mas fer entretenidos con elengano, 

que 



POLÍTICA XXXIX. 28 j 

que defpachados con el deíengaño , el qual en las Cortes 
prudentes fe toma, pero no fe da. 

§. No apruevo el dejaríe ver el Principe muy amenu - 
do en las calles , y pafeos: porque la primera vez le admi- 
ra el Pueblo,la fegunda le nota,y la terzera le embaraza.' 8 " &continm af- 
Lo que no fe vé, fe venera mas. l > Deíprecian los ojos , lo p Y f n ¿ 0S m ™w 
que acredito la opinión. No conviene , que llegue el Pue- hommes ¡pfa fi. 
blo a reconocer fi la cadena defu íervidumbre es de hier- c ^! au í acit * 
ro, o de oro, haziendo juicio del talento y calidades del AmUntm 
Principe. Masfereípeta loqueeftámas lejos." Ai Na- <$<?#*, quovene- 
dones , que tienen por vicio la facilidad del Principe en ra * imü ? l ™ in ~ 
dejaríe ver, y fu familiaridad, y agrado. Otras fe ofenden Hiíior. 4 * 
de la feveridad, y retiramiento 7 y quieren familiares , y 20 . cm mame 
afables a fus Principes-,como los Portuguefes,y los Fran- imgmqw nue- 
icefes. Los eftremos en lo vno , y en lo otro ficmpreíbn^ 4 ¿ ac 
peligrólos, y los fabrá templar quien en fus acciones y 
proceder fe acordare que es Principe, y que es Hombre. 




Nn 



A los 



EMPRESA 




i. Montes ifráel 
éudite ver bu Do- 
mm'tDe't. HacAí- 
(tt Dominas Deus 

montibtisér colü- 
hu, rupibus & 
vallibus. 
Hzech.tf.3. 



A Los Principes llaman Montes las divinas Letras, y 
a los demás Collados, y Valles^ Eíta comparación 
comprehende en íí muchas femejanzas entre ellos: por- 
que los Montes fon Principes de la tierra, por fer inme- 
diatos al Cielo , y fuperiores a las demás obras de la Na- 
turaleza; 



POLÍTICA XL. tgj 

ruraíeza , y también por la liberalidad, conque fus gene- 
roías entrañas fatiafazen con fuentes continuas á la red 
de los Campos y Valles , viniéndolos de hojas , y flores, 
porque efta virtud es propia de los Principes. Con ella, 
mas que con las demás , es el Principe parecido a Dios, 
que fiempreeftá dando a todos abundantemente.* Con ^fluietaveo, 
ella la obediencia es mas pronta: porque la dadiva en el a $uenttr. 
que puede mandar, haze necefidad , ó fuérzala obliga- iacob. 1.5. 
cion. El Vaíallaje es agradable al que recibe. Siendo li- 
beral fe hizo amado de todos el Rey Cari os de Navarra, 
llamado el Noble. El Rey Don Enrique el Segundo pu- 
do con la genero íidad borrar la fangre vertida del Rey 
Don Pedro íu Hermano , y legitimar fu derecho a laCo- 
rona.Que no puede vna Mageftad franca ? a q»e na obli- 
ga vnceptro de oro f J Aimla Tyrania fe difimula, y $• Mt £ti coimt 
lufre en vn Principe,que fabe dar, principalmente quan- &2táfmUQ*- 
do gana el aplaufo del Pueblo , focorriendo lasnecefi- na tñhuemis. 
dades publicas, y favoreciéndolas perfonas benemeri- Vroa ' * 9 ' 6 * 
tas. Efta virtud , a mi juicio , confervó en el Imperio á 
Tiberio , porque la exercitó fiempre. 4 Pero ninguna ca- 4.gumv¡mtem 
fe mas dañofa en quien manda, que la liberalidad* Yh.' ámrihmti cum 

, 11, r r r 1 11 * r c&tetas exueret. 

bondad (que caiiiiempre le hallan juntas) fono guar- Tacit.i.Ann. 
dan modo. Muí bien efla ( palabrasfon del Rey Don A- 
lonfo el Sabio ) la liberalidad a todo Omepoderojo , efeñata- 
dmenteal^Rji, quandol>fa della en tiempo que contiene , ecomo íií, - l8 - tt '5« P-** 
debe. El Rey de Navarra Garzi Sánchez, llamado el Mar,Hift.Hifp> 
Trémulo , perdió el afe¿to de fus Vaíallos con la mifma 
liberalidad , conque pretendía grangeallos , porque para 
fuften talla íe valia de vejaciones , y tributos. La prodi- 
galidad cerca efta a de fer rapkia , ó tyrania : porque es 
fuerza, que fi con ambición feagorael Erario , fe llene 

Nn 2 con 



186 EMPRESA 

5. u Yd«t per- Con malos medios. ' El quejamos de lo que puede (palabras 
S7;Xr„; fonddRey Don Alonfo el Sabio) noes franco,»,** es gaf- 
exbauferimus, per tador, e demos aT>ra por fuerza a tomar de lo ageno, quando lofuy\ 
fulera fupplen- nQ [ e com p¡j ere ^ e j¡ ¿ e ¡ a ^ñaparte ganaré Amigos, por lo que les die 
Iib.z. Annal. re, de la otra ferie an Enemigos a quien lo tomare. Para no caei 
Iib.i8.tr. j . p.i. en efto , reprefentó al Rey Don Enrique el Quarto Dic- 
Mar.Hift.Hifp. g G de Arias fu Theíbrero Mayor, el exceíb de fus merce- 
des , y que con venia reformar el numero grande de Cria- 
dos , y los falarios, dados á los que no fervian fus oficios, 
ó eran ya inútiles , y refpondió - y Y$ también ,fifuefe Arias, 
tendría mas quentacon el dinero , que con la liberalidad: T>os ha- 
bláis, como quien fots , i yo haré como tf^ei, fin temer la pobre- 
ra, ni exponerme a la necefidad, cargando nuevos tributos. El oficio, 
detf^ei es dar, i medir fu feñorio, no con el particular, fino con el 
beneficio común, que es el loerdadew fruto de las riquezas. A T>nos 
damos, porque fon buenos, i a otros , porque nofean malos. Dignas 
palabras de Rey, íi uviera dado con eftas confederaciones, 
pero fus mercedes fueron excefivas, y fin orden , ni aten- 
ción a los méritos, deque hizo fe el Rey Don Fernando 
fu Cuñado en vna Lei déla nueva Recopilación , dicien- 
do que fus mercedes fe avian hecho por exquifitos, i no de» 
bidas maneras. Ca a Ttnos per fonos las fizpftn fu noluntad, i 
grado y fabo por falir de los neceftdades , procurados por los que 
1 17.tr. 1 o.1. 5. los tales mercedes recibieron, i otros los hi^p por pequeños fer* 
llecop. Vicios, que no eran dignos de tanta remuneración; i aun algu- 

nos deflos teman oficios , i cargos , con cuyos rentas , i falarios 
fe debian tener por bien contentos , i fatisfechos 5 i a otros dio los 
dichos mercedes por intercejion de algunos per fonos , queriendo' 
pagar con los rentos peales los fefüicios , que algunos deüos aYtan 
recibido de los tales. De cuyas palabras fe puede inferir la 
confideracion conque debe el Principe hazer mercedes, 

fin 



POLÍTICA XL. 287 

fin dar ocafion k que mas le tengan por Señor para reci- 
bir del , que para obedezelle. Vn Vafallo prodigo fe de- 
ftruye a íi miímo : vn Principe a fi , ya fus Eílados. No 
bailarían los Erarios, fi el Principe fueíe largamente li- 
beral, y no confiderafe , que aquellos fon depoíitosde 
las necefidades publicas. Ño vía mal el Monte de la nie- 
ve de fu cumbre , producida de los vapores , que contri- 
buyeron los Campos , y Valles , antes la conferva para 
el cilio, y poco apoco la va repartiendo (fuelta en ar- 
royos ) enere los mifmos/que la contribuyeron.Ni vier- 
te de vna vez el caudal defusfuentes: porque faltaría á 
fu obligación , y le defpreciarian defpues, como a inútil: 
porque la liberalidad fe confume con la liberalidad. No 
las confunde luego con los Rios , dejando fecos a los Va- 
lles, y Campos, como fuelefer condición de los Princi- 
pes , que dan a los Poderofos lo que fe debe a los Pobres, 
dejando las arenas fecas, y fedientas del agua, por dalla á 
los Lagos abundantes , que no la an meneíler.Gran deli- 
to esgrangear la gracia de los Poderoíbs a coila de los 
Pobres,ó que fufpire el eílado,por lo que fe da vanamen- 
te, fiendo fu ruina el faufto, y pompa de pocos. Indigna- 
do mira el Pueblo deíperdiciadas fin provecho las fuer- 
zas del poder, conque avia de íerdefendida,y refpctada la 
Dignidad de Principe. Las mercedes del Prodigo noíe 
eíliman,porque fon comunes,y nacen del vicio de la pro- 
digalidad , y no de la virtud de la liberalidad , y dándola 
todo á pocos, deja diíguílados a m uchos, y lo que fe da á 
aquellos , falta a todos. El que dá fin atención enrique- 
ze, pero no premia. Para dar á los que lo merezen,es me- 
nefter, fer corto con los demás. Y afsi debe atender el 
Principe con gran prudencia á la diftribucion juila de los 

premios- 



iS8 EMPRESA 

6. mnor Regís premios: c porque fi fon bien diftribuidos, aunque t< 
vcílm^z.T.'' quena pocos, dejan animados á muchos. Lasfagradí 
y.inomni obla- Letras mandaron , que las ofrendas fuefen con Sal, 7 qi 
üone tua oleres es lo raifmo que con prudencia, preíervadas<le la pr< 
l'u 2 14. galidad, y de la avaricia. Pero porque es menefter , que 
Principe fea liberal con todos, imite á la Aurora , que r< 
deando la tierra fiempre le va dando, pero rocíos y flores, 
íatisfaciendo también con la rifa.Deá todos con tal tem- 
planza, que fin quedar impofibilidado para dar mas , los 
deje contento?, á vnos con la«iadiva, y a otros con las pa- 
8. i» omm dato labras , con kefperanza , y conflagrado, 8 porque íuc« 
htUrem fac vui- ] en ¿| ar m as los ojos,que las manos. Sola efta virtud de la 

tum ttuim» j-i i- i i /* • n i 

Ecd.35.11. liberalidad lera a vezes conveniente, que eitemas en la 
opinión de los otros, que en el Principe , afectando algu- 
nas demofiraciones con tal arte, que fea^ftimado por Ib 
beral. Y afsi efcufe las negativas : porque es gran defcon- 
fuelo oillas del Principe. Lo que no pudiere dar oy,podra 
mañana, y fi no, mejor es que defengañe el tiempo como 
emos dicho. El que niega , ó no reconoze los méritos , 6 
manifieftaLafoltadefupoder, odefuanimo, y ningún» 
deftas declaraciones convienen al Principe, contra quien 
pidiendo, confiefa fu Grandeza. 

Sea el Principe largo en premiarla virtud , pero con 
loscargos,y oficios,y con otras rentas deftinadas ya para 
dote de la liberalidad, no con el patrimonio Real , ni con 
los teforosconfervados para mayores empleos. El Rey. 

*# un trii t}° n Fernando el Catholico muchas mercedes hizo.pero 

Wlar-.nut.HiIp. ,••»., r, d r r 7r . 

ninguna en daño de laCorofia.Suipenlos tuvo (quando 
entró «i Reynar) los oficios, para atraer con ellos los 
ánimos, y premiar a los que figuiefen fu partido. Con 
gran prudencia politicafupo mezclarla liberalidad con 

la 



política xl: *t 9 

lapárfirtlonia. DelaquaTnofóTámeme dejó fu ejem- 
plo, fino también vna Lei en la Recopilación, diciendo 
afsi ; No contiene a los %eye$ Jfar de tanta franqueza , y lar- J*. j. tt ' ro - I -f • 
gue^a y que fia convertida tn Victo de deftruiáon : porque la fran- 
queza debefer J>Jada con ordenada intención , no menguando la Co- 
rona %eal¡ ni la %eal dignidad. ConferVar para emplear 
bien, no es avaricia, fino prevenida liberalidad. Dar 
inconlideradamente, oes vanidad, ó locura. Conefta 
parfimonia levantó la Monarquía , y por fu ptofuía lar- 
gueza perdió la Corona el Rey Don Alonfo el Sabio , a» 
viendo fidovno de los principales cargos, que lehizoel 
Reyno , el aver dado á lá Emperatriz Martha treinta mil 
marcos de plata para reícatar a fu marido Balduino, a 
quien tenia prefo el Soldán de Egipto, confuí tandofe 
mas con la vanidad , que con la prudencia. El Rey Don 
Enrique el Segundo conoció el daño de aver enflaqueci- 
do el poder de fu Corona con las mercedes , que avia he-^ 
tho, y las revocó por fu teftamento. Las ocafiones , y los 
tiempos ande governarla liberalidad délos Principes» . 
Avezes conviene, que fea templada,quando los gallos de 
las guerras, ó las necefidades publicas fon grandes,y ave- 
zes es menefter redimir con ella los peligros , ó facilitar 
los fines , en que fuele ahorrar mucho el que mas prodi- Vt ^ oriam & 
gamente arroja el dinero ; porque quien da, ó gafta poco bononmadquim, 
apoco, no configue fu intento, yconlumefuhazienda. 0"í dat mumr *< 
Vna Guerra le eícula; y vna Vitoria, o vna Paz le compra alt ¡ ett ACCt p m . 
con la Generofidad. 9 tmn - 

§. La prodigalidad del Principe íe corrige teniendo roütZl -^ m 
en el manejo de la hazienda Miniftros económicos , co- 
mo la auaricia teniéndolos liberales. Tal vez conviene 
moftralle al Principe la fuma que da , porque el decretar 

O o libran* 



t$6 EMPRESA 

libranzas fe haze fin confidcracion, y fí uviefe ele cont 

lo que ofreze , lo moderaría , y no es fiempre liberalidad 

— , el decretarlas: porque fe fuele canfar la avaricia conh 

tu' mu* bot¡4 importunidad, ó con la batalla, que padeze con figo mif- 

áegjpti, vt tome- ma j y defeíperada fe arroja a firmallas. 

dtt^mduBam ^ Escondicionnaturalde los Principes el dar mas al 

Gen.45. 18. que mas tiene , no sé fi es temor , ó eftimacion al pod< 

11. n* ám'itutu Bien lo tenia conocido aquel gran Cortefano Iofep! 

qmdqmm ie fu- qmn ¿ llamando* fus Padres, y Hermanos á Egipto. 

qma omites opa ofreciéndoles en nombre de Pharaon los bienes de aquel 

Aegyfú ytfrt, R C yno, IO les encargo , que tru jefen con figo todas fus al 

Mdem 20. hajas , y riquezas, n reconociendo , que fi los viefe ricoi 

1 i.oww habenti el Rey, feria mas liberal con ellos $ y afsi el que pide mer- 

dabitur, & *bm- cedes al Principe no le á de reprefentar pobrezas , y mife- 

Luc.i9.2(í r * as# Ningún róedio mejor , para tener , que tener. * 




Ccl( 



política xli. 



191 




GElebrado fué déla Antigüedad el motedefta em- 
prefa; Vnos le atribuyen á Pythagoras, otros á 
Viantes, a Thaleto, y a Homero ; pero con mayor razón 
fe refiere entre los Oráculos Delphicos : porque no pa- 
reze voz humana , fino diuina , digna de fer esculpida en 

Ooz las 



w 



*9* EMPRESA 

lascoroms>ceptros,yanillosdelos Principes. A ella 
reduce toda la (ciencia de Rey nar , que huye de las extrt 
midades, y coníifte en el medio de las cofas,donde tienen 
fu esfera las virtudes. Preguntaron á Sócrates , quequal 
virtud era mas conveniente á vn mancebo , y refpondiój 
Nequidnimis, conque las comprehendió todas. A eftc 
mote pareze, que quadra el cuerpo defta Emprefa , derri- 
vadas las mieles con el pefo de las grandes lluvias, caidas 
%. > Magni *»«»' fuera de fazon.quando baila van benignos rocios. 1 Ho- 

eft, mama conté- . '* , ' r • n. i r • i 

íere s pudentu efl, ñores ai, que por grandes no le ajuftan al Sujeto,y mas le 
mtdiocria maüe, afrentan, que iluftran. Beneficios ai tan fuera de modo, 
VrúmnüUfaí, <l ue fe ^putan por injuria. Que importa, que llueva mer- 
Ma quid fufer- cedes el Principe , íi pareze , que apedrea , defeompuefto 
püntyiocenu s¡c c j ro ft ro y i as palabras, quando las haze: fi llegan 
nitvbntasfe ra- fuera de tiempo, y no fe pueden lograr. Piérdele el be- 
míomrefangun- ne ficio , y el agradecimiento, y fe aborreze la mano, que 
Mmrípwlít k hizo. Por efto dijo el Rey Don Aloníb el Sabio $ que de» 
nimia fcecmditas. hta fer tal el galardón , e dado a tiempo , que fe pueda aproJ>e- 
Sen.Epift.39. íhaYÍd> aquel a quien lo diere. 

L,i.tt.¿i*pa. ^ Como fe peca en la deftemplanza de los premios, y. 
mercedes, fe peca también en el exceiode los caftigos. 
Vnaexa&a puntualidad y rigor, mases de Miniñrodc 
jufticia,que de Principe.En aquel no ai arbitrio: efte tiene 
las llaves de la&leyes.No es Iufticia la que excede, ni Cle- 
mencia la que no fe modera, y afsi las demás virtudes. 

$.Eftamiímamoderacionádcguardarel Principeea 
.^saí^delagaz ydejaguerra, goyernando.de tal fuerte 
el carro del govierno, que como en los juegos antiguos, 
no toquen fus ruedas en las metas, donde fe romperían 
tuego^La deftreza CQqfiftia en medir la diftancia, de fuer- 
te, que pafafervvecinas, y noapartadas. 

$.En 



POLÍTICA XL. íjrj 

§. En lo que mas á menefter el Principe elle cuidado, 
es en la moderación de los afectos , governandolos con 
tal prudencia , que nada defec, efpere, ame , ó aborrezca 
con demafiado ardor y violencia,llevado de la voluntad, 
y no de la razón. Los defeos de los particulares fácilmen- 
te fe pueden llenar, los de los Principes no : porque aque- 
llos fon proporcionados á fu eftado, y eftos ordinaria- 
mente mayores que las fuerzas de la grandeza, queriendo 
'llegar a los eftremos. Caíi todos los Principes , que ó fe 
pierden , ó dan en graves inconvenientes , es por el exee- 
(b en la ambición , fiendo infinito el defeo de adquirir en 
losHombres, y limitada la pofibilidad , y pocas vezes fe 
mide efta con aquel, ó entre ambos fe interpone la jufti- 
cia. De aqui nace el bufear pretextos y títulos aparentes, 
para defpojar al vecino, y aun al mas amiga, anhelando 
fiempre por ampliarlos Eftados, fin medir fus-cuerpos 
con fus fuerzas , y fu govierno con la capacidad humana,, 
la qual no* puede mantener todo lo que fe pudiera adqui- 
rir. La grandeza de los Imperios carga fobre ellos mif- 
mos , y fiempre eftá porfiando por caer , trabajada de fu 
mifmo pefo.Procure pues el Principe mantener el eftado, 
que le dio, 6 la fucefion, 6 la elección, y fi fe le prefentare 
alguna ocafion juila de aumentalle, gozelacon las cau- 
telas, que enfefia el cafo a la prudencia. 

No es menos peligrofa la ambición en elexcefode 
fus temores, quede fus apetitos^ principalmente en la 
adquirido con violencia. Ningún medio ofreze el temor, 
que no fe aplique para fu confervacion. Ninguno de \z 
linea del Defpojado, o del que tiene pretenfion al eftadó^ 
tan remoto , que no fe tema. La tyrania ordinaria pro- 
pone la extirpación de todos. AfsilopraticóMucian©*, 

O o j hazien^ 



X 9 4 EMPRESA 

z. Máufam dif. haziendo matar al hijo de Vitellio, * y lo aconfeja la e£ 
^w/f ,W »i/¿w^ cucladc Nlachiavelo, cuyos difcipulos, olbidados del 
beiu restinxijfet. exemplo de Da vid , que bufeo los de la Sangre de Saúl, 
Tacit.I.4 V Híft. p ara v far con ella defuitiiíericordia/ fe valen de losde 
pmT^Tuú^d a lg unos Tyranos, como fino íeuvieran perdido todos 
<iomosaui,vtfu. con eftas malas artes. Si alguno (econíervó fué (como 
cUm cum eo mi fe- diremos ) trocándolas en buenas. La mayor parte de Ioi 
i.iieg.c.p.j. Reynos le aumentaron con lavlurpacion, y deipuesfe 
mantuvieron con la jufticia, y íe legitimaron con el 
tiempo. Vna eftrema violencia esvn eftremo. peligro* 
Ocupo Cyro la Lidia , ydefpojóalRey Crefo. Si tuvie- 
ra por Coníejero á algún Politico deftos tiempos , le pro» 
pondría por conveniente quitalle también la vida, para 
aíegurarfe mas , pero Cyro lereftituyó vna Ciudad, y 
parte de fu Patrimonio, conque íuftentaíe la Dignidad 
Real , y^s cierto , que pro vocára el odio , y las armas de, 
4. u&c elementa toda la Grecia , fi íe uviera moftrado cruel. 4 A Dios , y 
nanwmus Vino- álos Hombres tiene contra fi la tyrania; y no faltan en 

n f quam V189 n r .. r '.. . ' , 

viúufmt f&ín- eltoscafos medios lúa ves, conque di vertir el animo, con- 
ferís; Tantm fundir laíangre, cortar la fucefion , difminuir, ótraf- 
vrhesTat, pintar la grandeza, y retirar de los ojosdel Pueblo, á 



emnes 
V 



f pajfumjcym quien puede afpiraral Eftado , y íer aclamado Señor, 

^Znl?"^™; 1° qual fi fe uviera advertido en Portugal no viéramos 

crudtim m cu- revelados aquellos Valallos. 

fiwMfuiwlfet. Quando es tan evidente el peligro, que obligue ala de- 
Iuftin.HiíU.i. r r c 1 r 1 1 1 

renta y coní ervacion natural, le le an de cortar las raizes, 

paraque no pueda renazer , velando fiempre íbbre el: 

porque no fuceda lo que á los Principes de Philiftea , los 

5. íamquc capm guales cortado el cabello a Saníbn, dedonde le procedian 

eius retufd upe- las fuerzas , íe burlavan dcl,fin prevenir que avia de bol- 

íudíc 1 6.iu ver ^ naZer ' como fundió , f Si abrazado con las Colu- 
nas 






POLÍTICA XLL i 9S 

ñas del Templóle derrivó fobre ellos, € conque mato & cwuffaut 
muchos mas enemigos muriendo , que antes vivo, f cTáét dlmZ}*- 

§. Perfuade también la ambición deíbrdenada el opri- peromnes ?rmci- 
mir la libertad del Pueblo , abajar la Nobleza , deshazer -{¿ j dcm 
los Poderofos , y reducillo todo á la autoridad Reaijuz- ' 

gando, que entonzes eftará mas fegura , quando fuere ab- w mtnftctt mL 
foluta,y eltuviere mas reducido el Pueblo alaíervidum- riem » i^mmu 
bre; engaño conque la lifon ja grangea la voluntad délos SScbL * W,r 
Principes, y los pone en grandes peligros. La modeftia es 
la que coníerva los Imperios, teniendo el Principe tan 
corregida fu ambición ,'que mantenga dentro de los li- 
mites de larázonlapoteftad de fu Dignidad , el grado 
de la Nobleza, y la libertad del Pueblo: porque no es du- 
rable la Monarquía, que no eftá mezclada, y confia de la 
Ariftocracia, y Democracia. * El poder abloluto es tyra- bJpnjiatZfai^ 
nia-, quien leprocura, procura ui ruina.No á de governar i>iica>weiior efi. 
el Principe, como Señor, fino como Padre, como Admi- £" f ■ 
niftrador, y Tutor de fus Eftados. 9 $ Huf aüm p M 

$. Eftos defordenes de ambición los cria el largo vio omnia rehunda, 
déla dominación, que todo lo quiere para fi , en que es yt V* _fl« , /**»«- 
menefter que los Principes fe venzan á fi mifmos,y fe rin- Tjumm \ "ftd 
dan ala razón, aunque es bien dificultofa emprefa : pox- v*tremfamtHas, 
que muchos pudieron vencer a otros, pocos a fi mifmosj TdeaturT&^eZ 
aquella es vitoria de la fuerza, efta de la razón. No eftá la non quafi vomu 
valentía en vencer las batallas, fino en vencer las pafio- ^Ití^Kl' 
nes. A los Subditos haze modeftosla obediencia, y la #» admirare, 
necefidad-, a los Principes enfoberveze la fuperioridad, «c modérate vm- 
y el poder. Mas Rey flos derribó la fobervia, quelaef- ^úum^LrT 
pada. Mas Principes fe perdieron por fi mifmos,que por Aria.Pol.lib.5. 
Otros. El remedio confifteen el conocimiento propio, C * I,# 
entrando el Principe dentro de fi mifmo,y confiderando, 

que 



i 9 6 EMPRESA 

t'6 f uitte manum cjue fi bien le diferenciad ceptro de los Subditas, le excc- 
tuam m fmm j en mU chos en j as calidades del animo, mas nobles, que 

tuum,quamcum *• 11 -i 

fr'fijfet in finum, iu grandeza; que 11 pudiera valer la razón ,,avia deman- 
da/'* leproftm j ar e [ mas perfecto ; que la mano conque govierna el 
üiud+6* Mundo es de barro , fugeta á la lepra, y a las miferias hu- 
m. oui condoleré manas, como Dios fe lo dio a entenderá Moyfen, 10 para*- 
pcfittljsyquiigM- que conociendo fu miíeria fe compadecieíe de los de* 
rait & mam: m „ e j a Corona es la pofeíion menos fegura : por- 

ijttoniam & tpje 1 r d r 

ctrcmndatm eü que entre ia mayor altura , y el mas prorundo precipicio, 
injirmttate. no fe interpone algún efpacio; '* .que pende de la volun- 
tad agena , pues fi no le quifiefen obedecer, quedaría co- 
2S mo losdemaá. Quanto mayor fuere el Principe, mas de- 
jhrmtia, &po- be preciarfe defta modeftia , pues Dios no íé deícleñade- 
eulcatio, & do- jj a> ,, ^ a moc j e fl-j a q Ue pr0 cura encubrir dentro de fi a 

fcx? tice ¡flain- la grandeza, queda lobre ella, como vn rico el malte lo- 
teruaUis d¡t¿fa, k re e j oro dándole mayor precio , y eílimacion. Ningún 

fedhori monten- . r . n . ¿~.. l . J r\ c \ ¿\ 

tum intereftimer artihcio masaituto en 1 iberio, quemoitrarle modeito, 
foltum, & dietu para hazeríe mas eflimar. Reprehendió íeveramente a los 
Séneca* quéllamavan divinas fus ocupaciones, y le davan titulo 

* w j.K* (* de Señor. 14 Quancó iva a los Tribunales no quitavaíu 
>«rf , </«<e »íí»í lugar al Préndente, antes íe lenta va en vna el quina del. 1 
fummis mortaiin Elquelleeo al- fupremo grado entre los Hombres, fola- 

fpernsndacft, & > . o . n f & 

«Dy* aftimátur. mente humillándole , puede crecer. Aprendan todos los 
Tacl.15.Ann. Principes a fermodeftos del Emperador. Don Fernando 
i+Attáeqfietn- c \ Segundo, tan familiar con todos, que primero fe 
ZIT oupZt-' dejava amar, qtíc venerar: en el la benignidad , y modc- 
nes i ipfumque.Do> ítia fe veían, y la Mageftad fe confiderava; no era Águila | 
Tac^ibT Ann. IiT1 P ería ' L > quecon dos fe veros roftros , defnudas las gar- 
Mjdx - ;; ras, amenazavaá todas partes, fino amorofo Pelicano, 
comu TubunAiii. iíempre el pico en las entrañas, para dallas á todos, como 
Tacit.l.hAnn. ¿hijos propios; no lecoftava cuidado el encogerfe en 



POLÍTICA XLt 2 9 7 

fugrandeza,yigualarfealosdemas ; noeraSerlor, fino 
Padre del Mundo, y aunque el excelo en la modeftia de- 
mafiada fuclecauíar desprecio, y aun la ruina de los Prin- 
cipes, en el cauíava mayor refpeto, y obligava á todas las 
Naciones á fu fervicio y definía, fuerza de vna verdadera 
bondad, y de vn corazón magnánimo , que triunfa de fi 
mifmo , luperior á la Fortuna. De todas eftas calidades 
dejo vnbivo retrato enelprefente Emperador fu Hijo, 
conque roba los corazones de Amigos, y Enemigos. 
Ninguna Virtud mas conveniente en el Principe, que la 
modeftia: porque todas ferian locas en el, fi ella no les 
compufiefe el femblante, y las acciones, fin coníentilles, 
que ialgan de fi. 

§. En el govierno es muy conveniente no tocar en los 
extremos: porque no es menos peligrofa la remifion,que 
la fuma entereza, y puntualidad. Las Comunidades mo- 
nafticas pueden fufrir la eftrecheza de la obediencia ; no 
las populares. A pocos tendrá en duro freno el rigor exa- 
óto, no a muchos. La felicidad civil confine en la virtud, 
y efta en el medio-, aísi también, la vida civil, y el manejo 
de los Eftados, fiendo tal el govierno , que le puedan lle- 
var los Pueblos , finque íe pierdan por la demafiada li- 
cenciado fe obftinen por el demafiado rigor.No a de íer la ^ XT . - 
entereza del govierno, como devna ler, lino como puede ium nefpéfiea» 
fer. 1 * Aun el de Dios fe acomoda a la flaqueza humana. f*opñm*fit,& 

~ i n i • r i n- • i fiderandebet, fea 

Entre los eitremos también le an de conltituir las par- ettam qm cor¡m _ 
tes del cuerpo de la República, procurando, que en las tuipoft^raterea 
calidades de los Ciudadanos no aya gran diferencia: por- ^iTáútatihu 
que del excefo, ydefigualdad en las Riquezas, ó en la commumor ka- 
Nobleza, fi fuere mucha, nace en vnosla fobervia, y h t atu *\u p 1 
enotroslaembidia, ydellaslas enemiftades, yfedicio- c . ,.* ^ n 

P p nes, 



298 EMPRESA 

17. rr&terea fe- nes,' 7 no pudiendo aver amiftad , ó concordia civil eni 

prtpterfowm*' ' os 4 ue ^ Qn mu Y defconformes en condición y eftad< 
r«w, fed ettam porque abórrezen todos la igualdad , y quieren mas, 
poper bonomm man dar fiendo vencedores, ó obedezer, fiendo* venci 

tntqualitatem ex- . . ... . > 1 r « 1 t 

i/?«»f. dos. 15 Vnos por altivos pierden el relpeto a las Leyes, y 

Anft.l.2.j.5. defprecian laobediencia: los otros por abatidos no la. 
i*, sed tamhdc f a b en fuftentar, ny tienen temor ala infamia , ni álape- 

confuctudom Ci- . n r ' 7 -j j j r ~ r i l 

wuubxmnudmty n a , y viene aier vna comunidad de tenores , y eiclabos, 
vt bomincs aqua- p ero fin refpeto entre fi ; porque no fe miden con fu con- 

litatem odio ha- V * 1 j 11 1 1 r 1 

beant, &mdint dicionj los de menos calidad pretenden ler comolos ma- 
autwiperio pon- yoresylos qué en alguna Ion iguales, ó exceden^ íeimagi- 
ri,autfi "fofa. nan q ue tam |)j en f on iguales , ó que exceden en las de- 

rmt, imperio ¡ub~- ^ , r r \ ~ 

efe. masólos que en todas le aventajan , no laoen contenerle, 

Anft.l.4. PoJ. y con defprecio délos demas,todo lo quifieran governar, 
fin acomodarfe a la obediencia de quien manda, niála 
conftkucionjy eftilosdela República, dedondenacefu 
1% nam quhir-- mina, y converfion en otras formas: 19 porque todos an- 
tuteft&m t m- Kelan,y biven inquietos en ella , y fi bien es impofible el 
Z^ores° Juari dejar de avtreftecontrafte en las Repúblicas por ladife- 



pateremur : qut- rencia en la calidad de las partes, de que confian todas, 
cbremfaeconjpi- con el m ¡f mo fe f u ft e ntan , fi es regulado , ó fe pierden, 

commouere no- fi es demafiado : como lucede a los cuerpos con los qua- 
tantur. tro humores v que aunque la fangre es mas noble , v mas 

AriítJib.z.Pol. ,rti 1 j & r J 

c , poderoía la colera, que los demás, le mantienen entre 

fi, mientras no es grande la defigualdad dealgunode,- 
llos. Por lo qualíola aquella República durará mucho, 
que confiare departes medianas , y no muy defiguales 
entre fi. Elexceío délas riquezas en algunos Ciudadanos 
causo la ruina de la República de Florencia , y es oi cauía 
de las inquietudes de Genova. Por eílar en Venecia me- 
jpr repartidas, fe fuRenta por tantos figlos, y fi ai peli- 
gro. 



política xl; 299 

gro , 6 inconveniente en fu govierno , es por la mucha 
pobreza de algunos del Magiftrado. Si fe conferva con 
efte deforden,y excefo de fus partes alguna República, es 
á fuerza de la prudencia, yinduftria de quien govierna, 
entreteniéndola con el temor á la Lei, con no injuriar , ni 
quitar fus privilegios, y comodidades a los Menores, con 
divertir en la adminiftracion, y cargosa los Mayores,con 
no oprimirían tes cebar con efperanzas a los de gran efpi- 
ritu , pero eíto durará mientras u viere prudentes Gover- 
nadores, y las Repúblicas no pueden bivir con remedios 
temporáneos , que penden del cafo, con veniente es, que 
en la mifma primera inftitucion dellas efté prevenido el 
modo, conque fe^corrijaneftos excefos, antes que fu- 
cedan» 




Pp 



Ala 




A La benignidad del prefente Pontífice Vrbano 
O&avo debo el cuerpo defta Emprefa , aviendofe 
dignado Su Beatitud de moíirarme en vna piedra precio- 
fa, efculpidadefde el tiempo de los Romanos, dos abe- 
jas , que tiravan vn arado, hallada en efta edad ^.prefegio 

de 



POLÍTICA XLII. 301 

de la exaltación de fu noble, y antigua Familia, vnci- 
das al yugo triunfante de la Iglefia las infignias de fus ar- • 
mas, y cargando yo la conííderacion. Se me reprefentó 
aquel prodigio del Rey V Vamba , quando eftandole un- chronícaGo. 
giendo el Arzobifpo de Toledo , fe vio , que le falia vna lor « R eg. 
abeja de la cabeza, que voló hazia el Cielo, anunció de la 
dulzura de fu govierno, dedonde inferí, que quifíeron los 
Antiguos moftrarcon eftefimbolo, qflanto con venia 
faber mezclar lovtilcon lo dulce, el arte de melificar 
con el de la cultura,y que le convendría por mote el prin- 
cipio de aquel veríb de Horacio. 

Omne tulit punSlum , qmmifcu'ttl¡)úledulcL Horat. 

EneftoconfífteelartedeReynar. Ella fue en el Mundo 
la primer Política. Aísi lodió á entenderla Philofophia 
Antigua, fingiendo que Orpheocon fu lira traía a filos 
animales, y que las piedras corrían al fon de la harpa de 
Amphion ,'• conquéedificó losmqrosde la Ciudad de 
Thebas , para fignificar, que la dulce eníeñanza de aque- 
llos grandes Varones fue baftante,para reducirlos Hom- 
bres , no menos fieros que las fieras , y con menos fentk 
miento*de razón que las piedras^á la armonía de las Ley- 
es, y ala compañía- civil. ■ '. \ . 

Sikeflres homines facer 7 interprefque {Deorum- 

G*dibu$ ,.<ír tiiclü fmdo ydeterruit Orpheu* K 

(Dí&us ab hoc lenire tigres , rapjdofaue leones Horat^ 

íDi8u*&Amph'ton¥J?eb¿<&conditorVrlis r; 

Saxa mouerefonotejludihis , ofrece blanda 

íDitcere , quo ttellet. 
Deftas artes an víado todas las Repúblicas para inílruir 
el Pueblo, mezclándole la enfeñanza con lo dulce de 
los juegos-, y regocijos públicos. Al monte Olympo 

Pp y ^ con- 



3oi EMPRESA 

concurría toda Grecia a hallarte en las contiendas Olytn- 
pias, Pythias, Nemeas,y Ifthmias; vnos por la curiofidad 
de verlas,y otros por ganar los premios propueftos, y con 
efta ocafion fe exercitavan las fuerzas , fe hazian íacrifi- 
cios a los Diofes , y fe tratavan los negocios mas impor- 
tantes al goviern o de aquellas Provincias. Las Come- 
dias, y Tragedias fe in ven taron-para,purgar los «aféelos. 
Los Gladiatores en tiempo de los Romanos , y los toros ■* 
en Eípaña (.que también Lo terrible divierte , y entretie- 
ne) para afirmar el animo, que ni la íangre vertida, ni | 
los eípeótaculos de la muerte le atemorizen. Las luchas., 
los torneos, las cañas , y otras fieftas femé jan tes , efcuela 
fon, donde íe aprenden las artes militares , y juntamente 
fon de güito, ytiiveítimienío al animo.. Áisi conviene 
traer al Puebloeon dulzura á las conveniencias del Prin- 
cipe, y a fus definios; Cavallo es, que fe rinde al halago, y 
paíandole fuavemente la mano, fe deja domar^admite el 
bocado, y fufredeípuesel pefb,, la vara., y el hierro. No 
puede el Pueblo tolerar el demafiado rigor,, ni'la^ema- 
íiada blandura. Taupeligroíb en el es el excefo de Ja fer- 
uimperaturuíes vidumbrexomoeldeia libertad. 1 Los Principes,que fal- 

komwibtis 3 qmnec n r , . i r i 

wm femtutm taron.a eitaconíideracion , experimentaron los eretos ac 
pati poffunt y w^ la mukitud irritada. Nofiempre fe pueden curar con el 
TaTlfb.T!S merf P>y e I fuego las enfermedades envejecidas. Menefter 
fon medicinas fuaves,ó quando fuere fuerza,que fean pil- 
doras amargas, es bien .dorallas , y engañar la vifta , y el 
gufto.Pero no con viene. que fepa el Pueblo los ingredien- 
tes de las refoluciones, y eonfejos del Principe, baila que 
los beva con algún pretexto aparente. 

§. Lo peligrofo, y duro de laguerrafehazefuaveal j 
que obedece con la blandura del que manda , afsi Ger- 

mani- 



POLÍTICA XLII. joj 

rrianico para tener obedientes las Legiones de Alemania, 

Y mas difpueftas ala batalla, folia viíitar los Toldados he- . ,-. 

J . , l . i r i • i i l r i l * i. Ctr cuntir e Uu» 

ridos, y mirando ius heridas, alabava ius hecnos,y a vnos C10S % f a tt a fingu- 
con la efperanza, á otros con la gloria , y á todos con las f»*w extoiiere, 
palabras, y el cuidado, grangeava para fi,y animava para ^/^S 

la batalla,* gloria , cunftos 

$. Efta benignidad no obra por fi fola, menefter es, f r °4 uio > f m *> 

l-tlii i J1 i .poique, &pulio 

que también le halle en el que manda alguna excelencia fi ma bat. 
de virtud, paraquefi por aquella es amado, fea por efta Tacid.t.Ann. 
eftimado. Muchas vezes es vn Principe amado por íu 
gran bondad,y juntamente defpreciado por fu infuficien- 
cia. No naze el reípeto de loque fe ama, fino de lo que 
íe admira. A mucho obliga el que teniendo valor para 
hazcrfe temer, fe haze amar: el que fabiendofer jufti* 
. eiero,fabe también fer clemente. Aflogedad ,y ignoran- 
cia fe interpreta la benignidad en quien no tiene otras 
virtudes excelentes degran Governador. Tanto pueden 
eílas en vn Principe, que hazen tolerable fu afpereza , y 
rigor, recompeníado con ellas. Aun los vicios grandes-; 
fe efcufan , ó fe difimulan en quien tiene también gran- 
des virtudes. 

§. En las negociaciones es muy conveniente mezclar y.ribmwsmmn 
la dulzura con la gravedad, y las burlas con las veras, cd- lidibúaf^spa- 
mo fean a tiempo, y fin ofenfa del decoro , ni de la-grave- tÍcÍ^'a' 
dad de la materia, enqaefué muy fezonado el Empera- mtit&ukittá 
dor Tiberio. 3 No ai qukn pueda fufrir vnafeveridad me- conftiijsbmmk 
lancolica, tiradas fiempre las ^ejas en ios negocios-, peía-. Hürat * - 
das las palabras, y medido el movimiento. A fu tiempo es .)' ?ret '*J^ r ff''~ 
gran prudecia interponer en {os coniejosalgo de locura, 4 parua a&umpn¡ 
y t ntózes es fabiduria vn deípropofito/ L;o feíli vo del in- ^J! ltlt . la ; 
genio,y vn mote en fuocafion jfuele grangear los ánimos, 

y re- 



*.. 



304 EMPRESA 

y reducir los mas afperos negocios al fin defeado, y tal 
vez encubre la intención , burla la malicia, divierte la 
ofenfa, ydefempeñaelrelpondcr ápropofito en loque 
no conviene. 

§. También fe ande mezclar las negociaciones con la 
conveniencia del que procuramos períiíadir, internán- 
dole en ellas: porque todos fe mueven por las comodi- 
dades propias , pocos por fola obligación , ó gloria. Para 
incitar Seyanoá Druíbá la muerte de fu hermano Ne- 
6. Qui fratrem ron 9 " e arrojó delante la efperanza del Imperio. 6 La de- 
quoque Neronu ftreza de vn prudente Miniftro confifteen facilitarla 
parí^fpetbjlal «cgocioscon los intereíes ágenos, difponiendo de fuerte 
-prináptiioci. -ti tratado, queeftos, y los de fu Principe vengan áfer 
Tac.L4.Annd. vnos mifrnos. Querer negociar con folas conveniencias 
propias, es íubir el agua por arcaduzes rotos-, quando 
vnos la reciben de otros /ayudan todos. 




Todas 



política xliih 



W 





(Ódás las cofas animadas, ó inanimadas fon hojas 
deftc gran libro del Mundo, obra de la Naturaleza, 
donde la Divina Sabiduría eícrivió todas las fciencias,pa- 
raque nos enfenafen,y amoneítafen á obrar. No ai virtud 
moral,qúe no fe halle en los animales .Con ellos mifmos 

Qq nace 



1 



3 o¿ £MPR$?A 

nace la prudencia pratica : en nosotros fe adquiere con 
enfcñánza:y la experiencia. De los animales podemos a- 
prender fin confuíion,ó vergüenza de nueftrarudeza:por« 
que quien enfena en ellos,es el mifmo Autor de las cofas. 
Pero el vertirnos de fus naturalezas , ó querer imitallaí 
para obrar fegun ellos irracionalmente,llevados del ape- 
tito de los afectos , y paflones , feria hazer injuria a la ra- 
zonóte propio del Hombre , conque le diftingue de loí 
„ . . ... demás animales, y mereze el Imperio de todos. En ellos 
Atmgerenon po- taltando la razon,talta la julticia, y cadavno atiende tola. 
teft } ?rmc¡ptaf- m ente a fu confervacion , fin reparar en la injuria agena. 
Piutar. El Hombre juftinca fus acciones, y las mide con la equi- 

2.iMt 3 cto intra- dad,no queriendo para otro,lo que no quifiera para fi.De 
ñandú negotíjs donde fe infiere , quan impio y feroz es el intento de Ma- 
J f ^^^f^"chiavelo, que forma a fu Principe con otro fupuefto , ó 
mmrefane nenio Naturaleza de Lcon,y de Rapofa , paraque lo que no pu- 
dtxertt, etfifion j¡ alcanzar con la razori.alcanze con la fuerza, y el en. 
cubro vfu bodie gano, en que tuvo por maeltro a Liiandro General de los 
doh mali) necejfa- Lacedemonios,que aconfejava al Principe,que donde no 
la™ad™ubila- Hegafe la piel de Leon,lo fupliefe, cofiendo la de Rapoía, 
rumrerum admi- y valiendofe de fus artes,y engaños. 1 Antigua fué efta do- 
Poí^bT^Hift. írio^JpolyW I a refiere de fu edad,y de las pafadas,y la rc- 

3. Nihii ¿lorio- ptehendej * el Rey Saúl la pudo enfeñar a todos.Efta ma- 
fum,nifi mam, xima con el tiempo á crecido: pues no ai injufticia, ni in- 
ff> wam,nen ~ ¿izm¿a¿.que no parezca honeftaá los Políticos, como 

da domittáttattis r ° 1 » 1 r . • 1 i-i 1 

bonefia. lea en orden a dominar, * juzgando, que bivede merced 

Saliuíh el Principe , á quien folo lo juño es licito, 4 conqueni í$ 

4. vbteumque ta- repara en rompería palabra,ni en raltár á la fe y a la Reli- 
múamUtürpre- giou,como convenga á la confervacion , y aumento del 
tarto regnatun eftado. Sobré eílos fundamentos falfos quifo edificar fu 
T^eft. nTrafi ' Forcunae l Duque Valentín; pero antes de vellalevanta- 

da,cayó 



POLÍTICA XLIII. jo7 

da^cayo tan deshecha íbbre el, que ni aun fragmentos , o 
ruinas quedaron delta. Que puede durar lo que fe funda 
íbbre el engaño , y la mentira ? Como puede fubíiftir lo 
violento ? Que firmeza avrá eri los contratos, fi el Princi- 
pe,que á de íer la feguridád dellos , falta á la fe publica* 
Quien fe fiará del ? Cotilo duraráel Imperio en quien , ó 
no cree,que ai Providencia Divina , ó fia mas de fus artes, 
quedella?No porefto quiero al Principe tan benigno, 
que nunca vfedé lá fuérza,ni tan candido,y féncillo , que 
ni lepa difittiular,ni cautelarle contra el engaño : porque 
biviriá expueftoája malfcia,y todos fe burlarían del. An- 
tes en cfta emprefa defeo,que renga valor , pero no aquel 
beftia), y irracional de las fieras, fino el que fe acompa- 
ña coh la juñici^fignificado en la piel del León fimbolo 
déla virtud, que porefto la dedicaron á Hercules. Tal 
vez conviene al Principe cubrir de leveridad la frente, y 
cíponerfé al engañoso fiempre á de parezer humano. O- 
tafiones ai,en qué es menefter que fe revifta de la piel del 
León,y que íus Vafallos,y fus Enemigos le vean con gar- 
ras,y tan fevero que no fe le atreva el engaño con las pa- 
labras alaguenas,de que fe vale para domefticar el aninío 
de los Principes. Éfto pareze quequifieron dar á entender 
los Egipcios , poniendo vna imagen de León fobre la ca- 
beza de fu Principe. No ai refpeto, ni reverencia , donde 
rioai algún temor. En penetrando el Pueblo que nofa- 
be enojarfe el Principe,^ que á de hallar fiempre en el vn 
Temblante apacible y benigno, le : defprecia. Pero no 
íiempre ádepafar áexecucion eftafeveridad, quando 
bafta,que como amenaza,qbre$y entbñzé£ no fe á ? dbper- 
turbar ( el'animó del Mtítíjpe* firváfe folameníe de ló fe- 
vero déla frente. SindefcómpÓnerfc el León , ni penfaf 

Qq 2 en el 



í0 8 EMPRESA 

en el daño de los animales, los atemoriza eon fu viña fb- 
f . uo finHfimus íamentejtal es la Fuerza de la rnagéftad de fiis ojos. f Perg 
beparttmMwii- porque alguna vez conviene cubrir la fuerza con la allu- 
%m. mhtt * m ~ c i$!f ^ i n dignacipn con la benignidadjdifimulando, y a- 
Prou.c.30.30. ^ompdándpfe al tiempo y á las perfonas,fe corona en eftr 
Éijprefa la frente del León , no con las artes de la Rapa 
fa,vilesy fraudulentas,indignasdelagenerofidad y cora- 
zón magnánimo del Principeifíno con las Sierpes,(imbo- 
lo del Iniperio, y de la Mageftad prudente y vigilante, y 
gerolificpen las fagra^as Letras de la prudénciarporque, 
fu aducía en defender la cabeza, en cerrar las orejas al en- 
canto^ en íájs demás cofas,mira a fu deíenfa propia,no al 
daííp ageno.Con efte fin,y para femejan tes caibs, fe dio a 
etta Empreía el motcVt fáatregnarefaczdo de aquella fen*- 
tencia, que el Rey Ludovico Vndecimo de Francia quifo 
que folamete aprendiefe fu hijo Carlos Q&avo. Qmnefcit 
dyiiíHfilare^mJck Yegnare\ en que fe incluye toda la íciecia de 
Reynar.pero es meneíter gran advertencia, parque fljjU 
fuerza pafeafer tyrania,niladifimulacion y aftucia a en- 
Lipf.de Ciuil. gaño:porque fon medios rpuy vecinos al vicio Jufto Lip^ 
doa.üb.4.%14. (iodifiniendp^n los .cafos políticos el engaSo,dice,quees 
vn agudo confejo , que declina de la virtud y de las leyes, 
por bien del Rey^y del Reyfio,y huyendo de los eílrcmos 
de Machiavelo,y pareciendole que no podría governarel 
Principe (maÍgunaíraude,ó engaño,perfuadió elleve,tp- 
Icio el m^dio^ condenó ej. graye.pejigrofos confipes pai- 
rad Principe.Quiep fe íos podráfeñalar ajuftadan^ente,? 
No ande ponerfe tan vecinos los efcollosá la na,v$gacion 




en fqs partes por pequeñas que fean,y mdignp del Princi- 

pe.No 



POLÍTICA XLIIL 209 

pe. Np fufre truncha alguna Jo preciólo de .¡¿-puypura 
Real.No ai atorno tan futil,que no fe defeufera , y afee lo? 
rayos de efíos $oles de la tierra. Como fe puede permitb 
yna a.cció,que declina de la virtud y de las leyes,, .en quiet 
es alma pellas *.$Ío puede aver engaño^que rio fe corrjpo 
ga de la malicia,y de la mentira , y ambasíon ppweftas 2 
la magnanimidad Real,y aunque dijo Platón : Que la men 
tira erafobrada en los íDio/es, porque no necefita°pan de alguno , peri 
no en los (Principes ,. que a,nmenefler a muchos } y que afije les podio, 
conceder alguna jb^.Lo que es ilícito nunca íe debe permitir» 
ni baña que fea el fin honeflo para vfar de vn medio , por 
fa naturaleza malo.Solamente puede fer licita la difimu- 
lacion y,aftucia,quando ni engañan ,. ni dejan manchado 
el crédito del Principe,y entqnzes no las juzgo, por vicios;. 
antes,6 por prudencia, ó por virtudes hijas delta', conve- 
nientes y neceíarias en el que govierna.EftQ fucede,quan- 
dp la prudeticia^adyertida en fu eoníervacÍQn,fe valeidcía 
a{^qÍa,páraocijJt;ai: las cofas fegun Uscireunftandasdél 
tiempo,dellugar,y de las|>firfonas,conferuando vñá con- 
fonancia entre el corazón, y la lengua : entre el errtendi- 
mientoyy la/palabras. Aquella difirnulacion fe debehuir, 
que con fines 'engañólos miente son }as£oías mifmas¿iLa 
quemiraáqueelotroentiendaloquenoes.nolaquefoi' ¿ v . r r , . 
lamente pretende que no entienda lo que es. Y aisi bien le hngm ¡re. 
puede vfar de palabras indiferentes,y equivocas , y poner L uc*24.a8* 
vna cofa en lugar de otra con diycrfafi2«ifieaQÍon¿nap^ 7 ' F' immtauit 
ra enganar,lino para.cautelark^o prevenicel engaña, >o &«¡üabtbatur 
para otros fines lícitos. El dará entenderé! mifaiGrMae- inter man ™ nrür 
ftro de la verdadi fys Difcipulos , que quería pafarm* ^SSíjL 
adelante del Gallillo de-Emaus; * Jas locuras fingidas de £*/?** /*/*«*««* 
David delante del Rey Achis: 7 el prernto' del Sacrificio m ^ rham ' 

Qq } ce 5a- 



3*° EMPRESA 

15 .vitulum de al dd $tf#tuel,-- 8> y las pieles rebudias á las lítanos de Iacob , * 
Zmum!&1- f ueroft difimulaciones licitai>:porc|Ú€ no tuvieron por fia 
ces t ad wimoiandu el engaño,fíno encubrir otro intento , y no dejan de íer 
Domino vent. licitas porque fe cono£ca,que dellas fe a de feguir el enga- 
peüicuur ue agerio.-porquc eíte conocimiento no es malicia , fino 
LdonmíJcm- advertimiento. 

dedit m4mbus, & f\ Eftas artes y trazas fon muy necefarias , qúando fe 
SÜ! Gcn.17/1^ traca con Principes aftutos, y fraudulentos: porque en ta. 
les cafbs la difidencia y recato, la difimulacion en el fem- 
blante , la generalidad , y equivocación advertida en las 
palabraSjparaqüe no dejen 5 empeñado al Principe , ni den 
tugar a ios definiós,ó al engaño, vfañdó de femejantes ar« 
;es,no para ofender,ni para burlar la fe publica, que otra 
:ofaes, fino doblarías guardas al animó? Necia feria la 
ingenuida<S,quedéícubriefe el corazon,y peligrofoel Irrt- 
perio fin el recato.Decir fiempre la verdad , feria peí igro- 
taíencilleZjfiendo el filencio el principal inftf umento de 
feeynar ¿ Quién le entrega ligeramente a otro,le'entrega, 
íu mifma Corona. Mentir no debe vn Principe , pero fé 
le permite callar, ó celar la verdad, y no íer ligero en el 
credito,ni en la confianza, fino maduro , y tardo , para- 
qúe dando lugar a la cónfideracion,nc» pueda fer éngaña- 
. ■ .., * ¡* do ¿ parte muynecéíaria en el Principe, finia qüal efta- 
riafugeto agrandes peligros.El que (abe mas, y á viílo 
mas , cree,y fia menos : porque ó la efpecülacion , ó la 
praticay experiencia, iehazen recatado. Sea pues el ani- 
mo del Principe candjdo, y íencillo, pero advertido en 
las artes,y fraudes ágenas. La mifma experiencia diciará 
los cafos,en que á de vlar el Principe deftas artes > quandó 
reconociere,que la malicia,y doblez de los que tratan con 
el , obliga aellas aporque en las demás acciones fiempre 

lea 



'POLÍTICA £LIII. 3u 

fe á de deícubrir.en el Principe vna candidez Real , de la 
qual tal vez es muy conveniente vfar , aun con los mif- 
mós,que le quieren engañanporque eftos fi la interpretan 
á íegundos fines,fe perturban, y defatinan , y es genero fo 
engaño el deU verdad, y fvfe afeguran della, le hazen 
dueño de lo mas intimo del alma , fin armarte contra el 
de fegundas artes. Que redes no le an texido ? Qu e eftra- 
tagemas no fe an penfado contra la aftucia , y malicia de 
la Rapofai Quien pufo azechanzasájaíencillez domef- 
tica de las Golondrinas .? 

§. Los Principes eftimados en el mundopor Governa- 
dores de mucha prudencia y efpiritu,no pueden víar defte 
arte.-porque nadie pienía,que obran á cafo r 6 fencillamé- 
te.Las demoftraciones de fu verdad fe tienen por áparié- 
ciasjlo que en ellos es advertencia,fe juzga por maliciajfu 
prudencia pordifimulacion,y fu recato por enganoEÍlos 
vicios impufieron al ReyCatholico .-porque con fu gran 
juicio , y experiencias en la paz y en la guerra r conociael 
mal trato y poca fe de aquellos tiempos , y con fagacidad 
fe defendia.obrando de fuerte , que fus émulos y enemi- ;¿. ,„ 
gos quedalen enredados en tus mamas arces ¿o- que eltas «tature mode- 
fuefen fruftradas con el confejo , y con el tiempo.. Poxft iaima s^m 
eflo algunos Principes fingen la fencillez , y la modeília^*^^^ 
para encubrir mas fus fines, y que no los alcanze la mali- ktmMum&á- 
cia, comolohaziaDomiciano. \ El querer vn ^^y^unTuílT 
pe moftrarfe Sabio en todo, es dejar de ferio. Él íaber fer Uret anímum. 
ignorante a fu tiempo , es la mayor prudencia. Ninguna TacIíb «4« Hift- 
cafa mas conveniente, ni mas dificultofa,que moderar la r l *f e !T lití¡ue 
fabiduria. En Agrícola lo alabo Tácito." T^dosfeeon-^^^^ 
juran contra el que mas íabe,ó es, invidia % 6 defeníade la ™dum. 
ignorancia , (i ya no es , que tienen por foípechofo taque J^ 10 Vlt * 

no al- 



ju EMPRESA 

no akaftzan.Eñ ^reconociendo Saúl , que ti* David mu 

% z. vidit ¡taque prudeñte,erripezó á guardarle del n 

mtm^b'L ^ ° tros princi P esí ' cí mueftran divertidos en fus acc 
ixtuumcum* nes,porque fe crea,qaeobrana caíb.Pero es tal la malrci 
t. Reg.c.18.1 5. de la política prefent^ejue no íblamente penetra eftas ár 
tes,íino calumnia la mas pura fencillcz, co grave dáno dt 
la verdad y del íbfieígo publicólo aviendo cofa,que fe in- 
terprete derechamente, y como la verdad confiíte en vrt 
punto,y fon infinitos losque ¿flan en la circüferencia,dó- 
de puede dar .la malicia , nacen graves errores étl los qué 
bufean á las obras,y palabras diferétes fentidos de lo que 
parezen,y fuenan,y encontrados afii los juicios,y las ihté- 
cipnesjfe arfnán de artes vnbs Contra otros,y biven todos 
en perpetuas defebnfianzás y rezelos.ElmasSngeniofo en 
las fofpechas es el que mas lejos da de la verdad : porque 
cbn la agudeza penetra mas adentro de lo que ordinaria- 
mente le piéfa,y creemos por cierto en los otros^o queeti 
nosotros es engáfio de íi imaginación. Ais i al navegáte le 
pareze,qúe corren lbs eícollos,y es el quieti fe mueve.Las 
fómbrás de la razón de Éftado fuelen fer mayores que el 
cuerpo,y tal Vez fe deja elle, y f¿ abrazan aquellas 7 y que 
dando burlada la imagin'acioh,fe recibe mayor daño con 
lbs reparos,que el que pudiera házer lo que fe temia.Qua. 
tas vezés por rezelbs vanos fe arma vn Principe contra 
quien nó tu vo penf^miento de ofetidélle , y fe empeñan 
ía'sármas del Vhb,y delotró^educido a guerra lo que an- 
' txs fué ligera,y rhal fundada prefuncion'Á ettos fiícede lo 
quéá los bajéles,que <Juánto mas zelofbs , mas preño fe 
piérdelo fíípruevo la difíáencia,quáñdo es hija de laprü- 
, dencia (corrió deÜrri'ó'S en ótrá p ; arte)íiíio ácufb,qüe falte 

fiemttfé lk Wétíji fe\fih íá quál.rvi aVrá álni'ftád , ni paren-' 

•Ir en * r~ 

telco 



♦ POLÍTICA XLIV. jij 

tefco firme, ni contrato íeguroy y quedará fin fuerfcas el 
derecho de las gentes , y el Mundo en poder del engaño. 
No liempre fe obra con íegundas intenciones. Aun el mas 
Tyrano fuele tal vez caminar con honeftos|fines. 




D 



Vdofo es el curio de la culebra torciendofe ávna 
parteyaotra,contalincertidumbre, queaun fu 

R t mifmo 



3 i4 EMPRESA * 

mi ímo cuerpo no fabe por donde le a de llevar la cabez; 
Señala el movimiento ávna parte, ylehazeá la contra- 
ria, finque dejen huellas fus pafos, ni fe conozca la inten- 
í.seinefcUvn- cion de fu viaje, ^fii ocultos han deferios coníejos,y de- 
^veniat.aut quo fi n ¡ os j e i os Principes. Nadie a de alcanzar adonde van 
loan.3.8. encaminados, procurando imitar a aquel gran Governa- 
dor de lo criado , cuyos paíbs no ay quien pueda enten- 

2. it viastüím j cr# 1 p or e f ¿ os Seraphines le cubrían los pies con fus 
EccUtosjV a l as - ' C° n tanto recato deben los Principes zelar fus có- 

3 . itduabm vt\*> fejos,que tal vez ni aun fus Miniftros los penetren , antes 
¡>am pedes ew. [q S crean diferentes , y fean los primeros, que queden en- 
I .1. ganados,paraque mas naturalmente , y con mayor efica- 
cia fin el peligro de la difimulacion,que fácilmente fe def- 
cubre,afirmen,y acrediten lo que tienen por cierto,y be va 
el Pueblo dellos el engaño,conque íe efparza, y corra por 
todas partes.Afsi lo hizo Tiberio,quando murmurando, 
de que no pafa va a quietar las Legiones amotinadas en 
Vngria,y Germaniajfingiójque queria partir, y engañan- 

* do primero á los prudentes,engañó también al Pueblo, y 

4. vrtmhprndtth á las Provincias. 4 Afsi también lo hazia el Rey Filipe Se- 
usjeinvuigum, aundo.encubricndo fus fines á fus Embajadores , y feña- 
itasfefeüit. landoles otros,quando convenía que los creyelen , y per- 
Tac.lib.i.Ann. f ua diefen a los demás. Deftas artes no podrá valerfeel 

Principe,!! fu ingenuidad no es tan recatada,que no dé lu- 
gar a que fe puedan averiguar los movimientos de fu ani- 
mo en las acciones del govierno , ni a que le ganen el co- 
razón los émulos y enemigos 5 antes fe les deslize de las 
manos, guando pienfen que le tienen afido. Efta diípoíi- 
cion del hecho,en que el otro queda engañado,mas es de- 
fenfa,que maiicia,uíandofe della,quando convenga , co- 



mo la vlaron grandes Varones. 



Que 



POLÍTICA XLIV. jij 

Que obligación ai de defcubrirel corazon,áquien(no 
a'cafo ) efcondió la Naturaleza en el retrete del pecho ? 
Aun en las cofas ligeras, ó m uy diñantes, es dañóla la pu- 
blicidad:porquc dan ocafion al difcurfo , para raftreall as. 
Con eílar tan retirado el corazon,fe conoze fus achaques 
y enfermedades por íblo el movimiento, que participa á 
las arterias. Pierde la execucion íii fuerza con-defcredito 
déla prudencia del Principe^ lile publican fusreíblucio- 
fles.Los definios ignorados amenazan á todas partes , y 
firven de di verfion al enem igo.En lá guerra , mas que en 
las demás cofas del govierno, conviene celallos. Pocas 
emprefas deícubiertas tienen feliz fuceíb.Que embaraza- 
do íe halla,el que primero fe vio herir , que relucir el ace- 
ro / el que defpertó al ruido de las armas. 

f.Éftbíeáde entender en las guerras contra infieles, 
no en las que íe hazen contra Chriftiaríos , en que fe de- 
bieran intimar primero para dar tiempo a lafatisfacion; 
conque fe eícuíarian muchas muertes,fiendo efta diligen- 
cia parte de juftificacion. En ello fueron muy loables los 
Romanos , que conllituyeron vn Colegio de veinte Sa- 
cerdotes, que llama van Feciales para intimar las guerras, 
y concluir ía paz,y hazer ligas , los quales eran juezes de 
íemejantes caufas,y las juftificavan , procurando , que fe 
diefe íatisfacion de los agravios y ofenías recibidas , feña- 
landp treinta y tres dias de termino , en el qual fi no fe 
componían las diferencias por via de juílicia, ó amigable 
compoficion,fe intimava la guerra, tomándolo por tefti- 
monio de tres hombres ancianos , y arrojando en el pais 
enemigo vna lanza herrada. 

(s* baculum intorquens emitút m (turar, Vírg.j.ifincid; 

(Principium pugiA 

Rr i Defde 



ji6 EMPRESA 

Defde aquel dia comenzavan las hoftilidades,y correrías. 
Deffa intimación tenemos muchos exemplos en las.fa- 
gradas Letras. Eligido Iephte por Principe de los Ifraeli- 
tas contra los Ammonitas no levantó las armas , hafta 
averies embiado Embajadores y á faberla caufaquelos 
•¡.vtmtfit nucios movía a aquella guerra^ No fe vfaen nueftros tiempos 
tdRegemfiítorum ta n humano y generofoeftilo. Primero fe ven los efetos 

Ammon } qmex . r r ir -r 1 i r • 

prfona fuá dice- de laguerrajqueteiepalacaula, ni le penetre el definió.- 

rejif.Quidmihi, Lainvafion impenfadahaze mayor el agravio,y irrecon- 

veníftlcontrTme, ciUables los ánimos^ lo qual naze de que las armas no fe 

vt vanares ter- levantan por recompenfa de ofenfas, ó por íatisfacion de 

íud c^ W i2 daños , fino por ambición ciega de eníanchar los domi- 

nios,en que ni a la Religjon^ni á la fangre , ni a la amiftad 

fe perdona,confundidos ios derechos de la Naturaleza, y 

de las Gentes. ; 

§. En las fofpechas de infidelidad conviene tal vez, 
que tenga el Principe fereno elfemblante, fin darfe por 
• entendido dellas^ntes debe confirmar los ánimos con el 
halago,y el honor , y obligallos á la lealtad. No es fiem- 
pre feguro,ni conveniente medio el del eílremo rigor;! as 
ramas que íe cortan , fe pierden r porque no pueden re- 
verdecer. Efto obligó á Marcello a difimular con Lucio 
BanciodeNola, hombrerico, y de gran parcialidad, y 
aunque fabia,que hazia las partes de Anibal,le liárnosle 
dijó,quan emulado era fu valor , y quan conocido de los 
Capitanes Romanos/que avian fido teftigos de fus haza- 
ñas en la batalla de Ganas : hónrale con palabras , y le 
mantiene con éfperanzasjordena, que fe le dé libre entra- 
da en las audiencias,, y de tal fuerte le deja confundido, y 
obligado,que no tuvo defpues la Repuplica Romana mas 
fiel amigo. 

Efta 



POLÍTICA XLIV/- p 7 

Efta diíímulacion á de fer con gran atención, y pru- 
dencia: porque fi cayeíe en ella el que maquina , creería, 
que era arte para caftigalle dcfpues , y daria mas prefto 
fuego á la mina,ó fe prefervaria con otros medios violen- 
tos,lo qual es mas de temer en los tumultos, y delicosde 
la multitud. Por eftoFabio Valen te, auntjue no cafligó 
los autores de vna (edición -, dejó que algunos fuejenacu- 
fados. 6 Pero como quiera que difícilmente fe limpia el ¿.NedfimuUnt 
animo de las traiciones concebidas' y que las ofenfas a la ^ j-u ^ H*ft 
Mageftad no fe deben dejar fin caftigo, pareze queíbla- 
mente conviene difimular, quandoes mayor el peligro 
déla declaracion,óimpofibleelcaftigaramuchos. Efto 
confideraria Iulio Cefar,quandoaviendodefvalijado va 
correo, defpachado á Pompeyó con cartas de la Nobleza 
Romana contra el , mando quemar la balija , teniendo 
por dulce manera de perdón ignorar el delito. Gran a&o 
de magnanimidad,y gran prudencia , nopudiendo caíli- 
gar a tantos,no obligarfé a i difimular con ellos. Podríate 
también hazer luego la demoftracion del caftigo con los 
de-baja condición, y difimular con los Iluftres,efperando 
mas fegura ocafion para caítigallos. 7 Pero qüando xxo-j.vnáttmuwf- 
ai peligro en el caftigo , mejor es afegurar con eLque busflatiminog*- 

r i rr 1 1 • ' n r i i ■ tafupplicta,ad- 

conhar en ladiiimülacion : porque eita íuele dar mayor wfustituftres 
brío para la traición^ Trátáva Manon de dar veneno al tifimuiatum. ai 
Senado de Carthago,y fabida la traición, pareció a aque- ^ufoZL 
líos Senadores que baftáva acudiral remed jo, promulga- .Tac.lib.i^An» 
do vna lei,que pbnia tafa á los combiteís^lo qual dio oca- 
fion á Hanon paraque inténtale otra nueva traición con- 
tra ellos. 

§* El arte, y aftucia mas conveniente en el Principe, 
y la difimulacion mas permitida-, y neceíaria es aquella, 

R r j que 



ji8 EMPRESA ' 

que de tal fuerte fbfiega , y compone el roftro , las pala- 
bras , y acciones contra quien difimuladamente trata de 
engañalle, que no conozca averfido entendido : porque 
fe gana tiempo para penetrar mejor,y caftigar,ó burlar el 
engaño , haziendo efta difimulacion menos folicito al 
agreíbr,el qual vna vez defcubierto , entra en temor , y le 
pareze que no puede afegurarle , fino es lie vando al cabo 
fus engaños , que es lo que obligo a Agrippina a no darfe 
por entendida de la muerte, que le avia trazado fu hijo 
8. solum wftdia- Nerón, juzgando,que en efto confiftia fu vida. * Efta diíí- 
Yumremedtüejfe, mu l ac i on? fingida fímplicidad, es muy necefaria en 
lémur. los Miniftros, queafiften á Principes demaíiadamente 

Tac.lib.14.An. a ft u tos,y doblados,quehazen eftudio de que no fean pe- 
9* c«»M* *w- netradas fus artes, en que fué gran maeftro Tiberio. ' De- 
Tic.Tib4i3.An. l¿ a fe valieron los Senadores de Roma , quando el mifmo 
' Tiberio,muerto Augufto, les dio a encender ( para defeu- 
brir fus ánimos ) que no queria acetar el Imperio : por- 
que era grave fu pefo, y ellos con e ftudiofa ignorancia, y 
con provocadas lagrimas, procuravan inducille á que 

10. Quibwvnus le acetafe, temiendo nollegafe a conozer, que penetra - 
mttu.ft inteüige- van f us art es. I0 Aborrecen los Principes injuítos a los 

re vtderentur. -ir t • 1 • 

Tacit.iib.i.An. que entienden lus malas intenciones, y los tienen por 
uAnteUigebatur enemigos. Quieren vn abfoluto imperio fobre los ani- 
*rtes:fedpars oh- mo s,no fugeto a la inteligencia agena , y que los entendi- 
freíZermurl' miemos de los Subditos les íirvan tan vilmente, como 
Tac.lib.4.Hift. fus cuerpos , teniendo por obfequio y reverencia , que el 

11. Abditos pwi> Vafallo no entienda fus artes. " Por lo qual es ilicito , y 

&SaLU P eli g rofo obli § ar al Princi P e á q ue defeubra fus penfa- 
rat.exquiretein? mientos ocultos. '* Lamentándole Tiberio de que bivia 
iic¡tum,anceps ? opeo feeuro de algunos Senadores , quifo Afinio Gallo 

nec ideo tffequare* £ ,S, °^ c C n- 1 tL 

Tac¡t,lib.(í. An. * a ber del los que era,paraque hielen caitigados,y libeno 

llevó 



POLÍTICA XLIV. j! 9 

llevó mal , que con aquella pregunta in tentafe defcubrir i$. u agrá* ac~ 
lo que ocultava. l} Mas advertido fué Germánico , que "t* Yeclu üw* 
aunque conocíalas artes de Tiberio, y que le íacava de TacSib.4.An. 
Alemania por cortar el hilo de fus glorias , obedeció fin , 4 . uaudcñams 
darfe por entendido. H Quando fon inevitables los tfian. $ vitra Germa- 
datos del Principe, es prudencia obedecellos , y afedar la ^^faTer 
ignorancia, porque no fea mayor el daño. Por ello Ar- invídiam parto 
chelao, aunque conoció que la Madre de Tiberio le Ha- ta >» d "oñ«bjtra* 
mava a Roma con engaño, diiimulo,y obedecio,temien- Tac.Iib.2.Aru 
do la fuerza, fi pareciefe averio entendido. IJ Efta difimu- 1 j. si ¡meüigere 
lacion es mas neceíaria en los errores, y vicios del Princi- cred ^tur,yim 
pe: porque aborrece al queesteftigo, o fabidor dellos. pupat!*™ ** 
En el banquete,donde fué avelenado Britanico,huyeron Tac.Hb.i.An. 
los imprudentes , pero los de mayor juicio leeftuvieron i&Trepidatum a 
quedos, mirando á Neron,porque no fe infiriefe , que co- C ^TjmTlmpl 
nocian (a violencia de aquella muerte , fino que la tenian dmtesM quibus 
por natural. « ^^ff^í 

* rejijtum depxt,& 

Neronemtuentes, 
TacJib.13.An. 




El León 



EMPRESA 




EL León (cuerpo deftaemprefa) fue entre los Egip- 
cios fimbolo de lá vigilancia , como fon los que fe 
ponen en los fronteípicios, y puertas de los templos. Por 
efto fe hizo efeulpir Alexandro Magno en las monedas 
con vna piel de León en la cabeza,fignificando -, que en el 

noera 



POLÍTICA XLV. jil- 

eo era menor el cuidadó,que el valor ; pues quando con- 
venia no gaftar mucho tiempo en el fueño , dormía ten- 
dido el brazo fuera de la cama , con vna bola de plata en 
la mano,que en durmiéndole, le deípertaíe , cayendo fo- 
bre vna vacia de bronze.No fuera Señor del Mundo, fi fe 
durmiera,y defcuidararporqüe no a de dormir profunda- 
mente,quien cuida del govierno de muchos: 

TSLon decetignáuum tótaproducerefimnum 

JSLo£ieJ>irum,Jub conftlio^fub nomine cujus Homer, 

Totpopuli degunt ? cui rerum cura,fidefque 

Creditajummarum. 
Como el León fe reconozeRey de los animales, ó duer- 
me poco,ó fi duerme,tiene aviertos los ojos; no fia tanto 
de fu Imperio,ni fe afegura tanto dé fu Mageftad , que no 
le parezca neceífario fingirte defpierto , quando efta dor- 
mido. Fuerza es, que fe entreguen los fentidos al repofo, 
pero conviene , que fe pienfe de los Reyes , que fiempre 
eílan velando, Vn Rey dormido en nada íe diferencia de 
los demás hombres. Aun efta pafsion a de encubrir a fas 
Va&llos,y a fus Enemigos.Duerma,pero crean , que efta 
tlefpierto. No fe prometa tanto de fu grandeza y poder, 
que cierre los ojos al cuidado. Aftucia y difimulacion 
es en el León, el dormir con los ojos aviertos , pero no 
intención de engañar, fino de diíimulár la enagenacion 
de fus fentidos, y fi fe engañare, quien le armava ace- 
chanzas,penfando hallarle dormido, y creyere que efta 
defpierto , fuy o fera el engaño, no del León , ni indigna 
efta prevención de fu corazón magnanimo,como nitam- 
poco aquella advertencia de borrar con la cola las hue- 
llas para defmentillas al Cazador. No ai fortaleza figu- 
ra,!! no efta vigilante el recato. El mayo* Monarcha con 

S f mayor 



jz* EMPRESA 

mayor cuidado a de coronar fu fren te,n o con la candidez 
délas palomas fencillas,fino con la prudencia de las reca- 
tadas ferpien tes: porque no de otra fuerce , que quando fe 
prefen ta en la campaña el Leon,fe retiran de fus contien- 
das los animales , deponiendo fus enemiftades naturales, 
y coligados entre íi , fe conjuran contra el ; afsi todos fe 
arman,y ponen azechanzas al mas Poderoíb. Ninguna 
grandeza mas peligróla alReynodeIngalaterra(como 
también á todos los Principados) que la delosOlande- 
fes, porque le quitan el arbitrio del mar : ninguna cofa 
mas dañofa á Francefes, que la Potencia de aquellos 
citados Rebeldes , la qual rotos los diques opueftos de 
Eípafia inundaría el Reyno de Francia, como lo recono- 
ció la prudencia del Rey Enrico Quarto,y pudiendo mas 
que fus mifmos peligros en ambas Coronas el odio, y te- 
mor ala Monarquía de Eípaña, acrefeientan aquellas 
fuerzas, que algún dia, con la mudanza y turbación de 
los tiempos , podran temer contra fi. Los peligros pre- 
fentes dan mas cuidado , que los futuros, aunque eftos 
fean mayores.El temor embaraza los fentidos , y no deja 
al entendimiento diícurriren loque ádefer. Vnavana 
defeonfianza prevaleze contra la mayor razón de Efta- 
do. El arbitrio de la Corona de Efpaña en Italia es pre- 
fervativode los achaques, quepadezela libertad de Ge- 
noua , y quien afegura el Principado de Tofcana:el impe- 
rio efpiritual de ía Iglefia íedüata , y fe conferva por me- 
dio de la Potencia Auftriaca, con ella biven feguros los 
Venecianos déla tyrania del Turco, y no fe íilocono- 
zen afsi algunos Confejeros deftos Principesco fí obran 
fiempre en conformidad defta conveniencia propia. Ta- 
les zelos, ciegos á la razón , trabajan en fu miímarui. 

na. Los 



* POLÍTICA XLV. jij 

na. Los que creyeron afegurarfé > deformando al Empe- 
rador Ferdinando Segundo , fe vieron defpues- necefíta- 
dos de las armas , que le obligaron á licenciar. Muchas 
Prouincias, que por razón deEftado procuraron derri- 
bar la Monarchia Romana , perdieron la libertad con fu É 
caída. 

§. No fe fie el Principe poderoíb en las demoftracio- 
nes,con que los demás le reverencian .porque todo es fin- 
gimiento,y diferente de lo que pareze. El agrado es lifon- 
ja: la adoración miedo : el refpeto fuerza,y la amiftad ne- . 
cefidad.Todos con aílucia ponen afechanzas á fu fencilla 
generofidad,con que juzga á los demás. x Todos le miran i . áures vmti- 
a las garras,y le quentan las prefas. Todos velan por ven- ^jjj¡¡^ & 
celle con el ingenio, no podiendo con la fuerza. Pocos,o ditos ajumantes, 
ninguno le trata verdad.-poique al que fe teme,no fe dize, ^}^ fraude de- 
y afsi no debe dormir en confianza de fu poder. Deshaga Efth«c.i6.tf. 
el arte con el arte,y la fuerza con la fuerza. El pechó ma- 
gnánimo prevenga difimulado y cauto , y refifta valerofo 
y fuerte los peligros» 

$. Aunque en eftaemprefa permitimos, y aun juzga- 
mos necefarias las artes déla diíimulacioncon las cir- 
conftancias dichas , mejor eftan^quando íé pueden efeu- 
far ) en los Miniftros , que en los Principes : porque en 
cños ai vna oculada Divinidad i que fe ofende defte cui- 
dado. Es ordinariamente la difímulacion hija del temot 
,y de la ambición-, y ni efta^ni aquel , fe an de deícubrir en 
el Principe* Lo que a de cautelar la íimulacion , cau* 
tele el filencio recatado, y la gravedad advertida. Mas 
amado es el Principe a quien tienen todos por cau- 
to, pero que obra con fencillez Real. Todos aborre- 
zen el artificio, y a todos es grato el proceder natural- 

Sft mente 



3 2 4 



EMPRESA 



*. AcMA,f«Eká- mente con vna bondad ingenua, como en Petroniolo ad« 

qmtmqumo^ v ¡ rt i laCJtO. x 

foluttora, & qtta- 
ddmfu't negUgeu- 
í'tamprxfcrentta^ 
tañí» gratius in 
fpeciemfimplic'fi- 
taús Accipiebatur. 
Tac.lib.ió.An. 




A La viíta fe ofreze torcido y quebrado el remo , de- 
bajo délas aguas, cuya refracción caufaefteefe- 
&o:afsi nos engaña muchas vezes la opinión de las cofas. 

Por 



POLÍTICA XLVI. j 2 j 

Por efto la Academia de los Philofophos Scepticoslo 
dudava todo , fin refolveríe á afirmar por cierta alguna 
cofa. Cuerda modeftia, y advertida defconfianza del jui- 
cio humano,y no fin algún fundamento : porque para el 
conocimiento cierto de las cofas dosdiípoficionesfon ne- 
cefarias,de quien conoze,y del fujeto, que a de fer conoci- 
do.Quien conoce,es el entendimiento , el qual fe vale de 
los fentidos externos , y internos •, inftrumentos por los 
qualesíe forman las fantafias. Los externos fe alteran,y 
mudan por diverías afecciones, cargando mas , ó menos 
los humores. Los internos padecen también variacio- 
nes, ó por la miíma caufa , 6 por fus diverfas organiza- 
ciones. De donde nacen tan defconformes opiniones , y 
parezeres, como ai en los hombres, comprehendien- 
docadavno diverfamente las cofas, en lasquales tam- 
bién hallaremos la mifma incertidumbre y variación: 
porque pueftas aqui , ó allí cambian fus colores y for- 
mas , 6 por la diftancia,ó por la vecindad, ó porque nin- 
guna es perfectamente fimple , ó por las mixtiones natu- 
rales^ efpecies,que íé ofrezen entre los fentidos,y las co- 
fas íenfibles \ y afsi dellas no podemos afirmar ,. que fon, 
fino decir folamente , que parezen , formando opinión, 
y no fciencia. Mayor incertidumbre hallava Platorí en 
ellas, confiderando que en ninguna eftava aquella Na- 
turaleza purifima , yperfeótifima,queeftáenDios, de 
las quales biviendo no podíamos tener conocimiento 
cierto, y folamente veíamos ellas cofas preftn tes, que 
eran reflejos , y fombras de aquellas , y que afsi era im- 
pofible reducillas á fciencia. No defeo que el Principe 
fea de la eícuela de los Scepticos : porque quien todo lo 
duda, nada refuelve , y ninguna cofa mas danoía al go<- 

Sf j vierno, 



j 2 6 EMPRESA ( 

vierno , que la indeterminación en refolver , y executar. 
Solamente le advierto que con recato político efte indi- 
ferente en las opiniones, y crea que pufcde fer engañado 
en el juicio que hiziere dellas,6 por amor, ó pafion pro- 
pia, ó por finieftra información , ópor los halagos de la 
lifonja , ó porque le es odioía la verdad , que le limita el 
poder , y da leyes a íii voluntad , ó por la incertidumbre 
de nueftro modo de aprehender, ó porque pocas cofas 
íbn,como parezen , principalmente las políticas , auien- 
dofeya hecho la razón de eftadovn arte de engañar, o 
de no fer engañado , con que es fuerza,que tengan diver- 
fasluzes,yafsi mas íe deben confiderar, que ver, finque 
el Principe fe mueva ligeramente por apariencias , y re- 
laciones, 

§ . Eftos engaños y artes políticas no fe pueden cono- 
zer , íi no fe conoze bien la Naturaleza de Hombre, cuyo 
conocimiento esprecifamente nccefario al quegovier* 
na,*parafaber regule , y guardarte del : porque íi bien 
es invención de los Hombres el Principado , en ellos pe- 
ligra , y ningún Enemigo mayor del Hombre , que el 
, Hombre. No acometeel Águila al Águila, ni vn Afpid á 
-otro Afpi, y del Hombre fiempre machina contra fu 
mifma efpecie. Las cuevas de las Fieras eftan fin defen- 
fa , y no bañan tres elementos a guardar el fueño de las 
Ciudades, eftando levantada en muros , y baluartes la 
Tierra: el Agua reducida a fofos, y el Fuego incluido en 
bombardas, y artillería. Paraque vnos duerman, es me- 
nefter, que velen otros. Que inftrumentos no íean in- 
ventado contra la vida? como fi por fi mifma no fuefe 
breve,yfujetaalos achaques delaNaturaleza: Yfi bien 
le hallan en el Hombre,como en fugeto fuyo,todas lasfe- 

millas 



POLÍTICA XLVI. ji 7 

millas délas virtudes, y las délos vicios , es con tal dife- 
rencia,que aquellas ni pueden producirfe, ni nazeríinel 
roció déla Gracia fobrenatural , y ellas por fimifmas 
brotan,y fe eílienden , efecto y caftigo del primer herror 
del Hombre. Y como cafi fiempre nos dejamos llevar 
denueftrosafe&os, y paflones ,quenosinduzen al mal, 
y en las virtudes no ai el peligro que en los vicios, 
poreíb íeñalaremos aquial Principe vna breve defcrip- 
cion de la Naturaleza humana , quandofe deja llevar de 
la Malicia 

Es pues el Hombre el mas inconftante de los anima- 
les : a fi, y á ellos dañofo. Con la Edad, la Fortuna, el ín- 
teres^ la Pafion , fe va mudando. No cambia mas fém~ 
blantes el mar,que fu condicion.Con eípecie de bien yer- 
ra , y con amor proprio perfevera. Haze reputación la 
Venganza,y la Crueldad.Sabe difimular , y tener ocultos 
largo tiempo fus afectos. Con las Palabras, la Rifa, y las 
Lagrimas encubre la que tiene en el corazon.Con la Re- 
ligión disfraza fus definios : con el Iuramento los acredi- 
ta^ con la Mentira los oculta. Obedezé al Temor , y á la 
Efperánza. Los Fauores le hazen ingrata , e 1 Mando íb- 
bervio, la Fuerza vil , y la Ley rendido. Efcriue en cera 
los Beneficios , las Injurias recebidas en marmol, y las 
que haze enbronze.El Amor le govierna , no por Chari- 
dad,fino por alguna eípecie de bien -la Ira le manda. En 
la necefidad eshumilde y obediente, y fuera della arro- 
gante^ deípreciador.Lo que en fi alaba,ó afeita, le falta. 
Se juzga fino en la amiftad, y no la fabe guardar* Defpre- 
ciá lo propio,y ambiciona lo ageno. Quanto mas alcan- 
zabas deíea.Con las Gracias, a Acrecentamientos age- 
nos le cófume la Invidia;Mas ofende con eípecie de A mi- 

go,que 



jx8 EMPRESA 

go,que de Enemigo. Ama en los demás el rigor de la Iu- 

fticia, y en fi le aboreze. 

Efta deferipcion de la Naturaleza del Hombre es vni- 
verfal : porque no todos los vicios eftan en vno , fino re- 
partidos. Pero aunque parezca al Principe, que alguno 
eftá libre dellos,no por efo deje de recatarle debporque no 
es feguro el juicio,que fehaze de la condicion,y natural de 
ios Hombres.La Malicia fe pone la maleara de la Virtud, 
para engañar,y el mejor Hombre fuele faltar á fi mifrtio, 
ó por la fragilidad humana , 6 por la inconftancia de las 
edades,ó por la necefidad , y interés, ó por alguna efpecie 
de bien particular, ó publico , ó por imprudencia, y falta 
de noticia^Conque alguna vez no fon menos dañofoslos 
Buenos , que los Malos , y en duda es mas conforme a la 
Prudencia, eftar de parte del peligro, imaginandofe el 
Principe, (no para ofender,fino para guardarte) que, co- 
mo di jo Ezecbiel, le acompañan engañadores, y que bive 
entre Efcorpiones, l cuyas colas eftan fiempre difpueftas 
á la ofenía,meditando los modosde herir. * Tales fuelen 
fer los Cortefanos : porque caí! todos procuran adelanta 
fus pretenfiones con el engaño del Principe , ó con def- 
* semper cauda componer á los beneméritos de fu gracia y favores , por 
que momento me» medio de lumnmo poder. Quantas vezes ínterpueltas 
ditañ cegare las olas de la invidia,ó emulación entre los ojos del Prin- 

ijuando deftt occa- ^ y ^ acdonés de fu Mini ft ro ? l as j uzgQ por torcidas, 

VliñMb.ii.ci^ y infieles,fiendo derechas,y encaminadas a fu mayor fer- 
vicio ? Padeció la virtud, perdió el Principe vn buen Mi- 
niftro,y logro fus artes la Malicia.Y paraque praticamen- 
te las conozca, y no confienta el agravio de la inocencia 
pondré aqui las mas frequentes. 

Son algunos Cortefanos tanaftutos, ydifimulados 

que 



i . Subuerfores 
funttecum } & 
íum fcorpiontbus 
babjtas. 
Ezechiel.2.6. 



f- 



/• 



POLÍTICA XLVI. 319 

tjue pareze,que efcusá los defe&os de fus Émulos^ los a- 
cufan.Afsi reprehendió Augufto los vicios de Tiberio. * uQuam^am 

Otros ai,que para encubrir fu malicia, y acreditalla có hono j* "%T¡. m 
eípecie de bondad,entfáá titulo de obligacion,ó amiftad IZuTuque.&in- 
por las alabanzas,reííriendo algunas del Miniftro á quien fautums iece- 
procuran defcomponer, que fon de poca fuftancia , ó no '$$£%£ 
importan al Principe,y deltas con fingida difimulacion de uu 
zelo de fuíeruicio, dando á entender , que le prefieren á la Tlc,l,b,1I,Al1 ' 
amiftad,pafan a defcubrir los defectos , que pueden mo- 
* verle a rétiralle de fu gracia,ó del puefto,que ocupa. Quá- 
do no es ello por ambición , ó malicia, es por acreditarle 
con los defe¿to$,que acufa en el Amigo , y adquirir gloria 
para fi,y infamia para el. } Muy bien eftu vo en eftas futile- $ . Vn ^ amit0 ¡^ 
zas maliciofas aquel Sabio Rey de Ñapóles Don AlonCo^ famiam parata 
quándo oyendo a vno alabar mucho a fu Enemigo , dijo. ¿^ ww ^ 6 ' rf * 
Objerttadelarte defie hombre^ Rereis , como fus alabanzas fon pa- Taclib.r4.Aru 
H haberle nras daño. Y aísi fucedíó, a viendo primero procu- 
rado con ellas acreditar fu intención por eípacio de feis 
mefes,paraque deípues fe le diefe fe á lo que contra el avia 
de decir. Que engañóla mina íe retiró á obrar mas lejos 
del muro , donde avia de executar íu efcéto i Peores fon ^.vefimm ¡nU 
tftos Amigos,que alaban, que los Enemigos, <pzmm-™ co ™™& ms > 
muran. 4 Otrospara engañar mas cautamente alaban en Tacin vita 
|>ublico,y disfaman en íeCretó» 5 A g r¡c » 

No es menos maliciólo el artificio ¿te los que adornan ¿.stentu eum 
de tal fuerte las calumnias , que íiendo acufaciones , pare- ^¡¡¡^¿^. 
zen alabanzas,como<en el TaíTo hazia Aleto. *««» & qw catt* 

GranfabrodicalHnniesadoYminmodi Taf.can.i-i tw deaptretur, 

No1>i,che fino ¿tccufe 7 e patón lodi. Tac.UUi.Hiflo 

A eftos fenaló el Pfalmifta , quando dijo , que fe avian 6t conuerfifunt 
convertido en arco torcido /ó fegund Propheta Oteas»» ¿r¿«wpr¿««w; 

Tt " enarco pfa, ^5> 



#0 EMPRESA 

7. Vé&ifwt qua. en arco frauduléto,que apunta á vna parte,y hiere á otra. r 
fiarcw dobfus. Algunos alaban áfus Émulos , con tal modo, y accio- 

2 aíI/L l'de nes S ue ^ conozca > < J ue no Renten afsi lo mifmo , que 
virmeeitu me^ eftan alabando,como fe conocía en Tiberio, quando ala. 
mréuñt, magism Daya a Germánico. * 

fpeciem verbts ad- - , . r r _ . 

ornata } qu*m vt En otros tales aprobaciones fon para poner i u Enemi- 

pmttís fentire g e n cargo donde íe pierda,ó donde efté lejos,aunque fea 

' TaS¡ba.Ann. con mayor fortuna-, que es loque obligó a Ruigomez 

(creo que tendría también otras razones) a botar que pa. 

fafe a Flandes el Duque de Al va Don Fernando , quando 

fe revelaron aquellos Eftados. Con lamifma intención 

s alabó Muciano en el Senado á Antonio Primo , y le pro- 

9. igitur Mucti- p U (¿ p ara t \ g OV i erno d e Eípaña Citerior, 9 y para facili- 

"Zli^fphmAn- tallo mas , repartió oficios , y dignidades entre fus Ami- 

tonitts nequibM: g OS , io Es muy liberal la emulación , quando quiere qui- 

™ltbZmmL- tarfe delante a quien, ó efcureze fus glorias , ó impide fus 

tumjecretüpro- conveniencias; ola es, que al que no puede anegar , faca a 

mt&mtutfW l as or iUa s ¿e la Fortuna. 

tenorem Hi (pa- t 111 r 1 1 

mam ofanuns, Algunas vezes las alabanzas Ion con animo de levan. 
difcejfa ciuHij tar ínvidiofos,que perfigan al alabado. Eflraño modo de 
tITChí^. herir con los vicios ágenos. 

jo. simuí amkis $• Muchos ai, que quieren introducir hechuras propias 
«m^ibunAtus, en los puertos , finque fe pueda penetrar fu defeo , y para 
?r*(eíiurajque con f e cruillo afean en ellos algunas faltas perfonales y li- 
Tac,iib.4.Hift. geras,y alaban y exageran otras, que Ion a propoíito para 

el pueílo , y avezes los favorecen ^ como a no conocidos, 
lié seduiiide, vt como Lacón a Pifon 5 paraque Galba le adoptafe. " 
tgnotum fouebar. Otros a lo largo (por encubrir fu pafsion) arrojan 
rac.hb.i.Hiíl. oc Ji OS) y Van p OC o apoco cebando con ellos el pecho del 

Principe, paraque lleno rebofe en daño de fu Enemigo. 

Deftas artes vfava Seyano para defeomponer con Tibe- 
rio á 



POLÍTICA XLVl jji 

rio á Germánico. ;l Ypareze, que las acusó el Eípiritu \x.odu\nion- 
San6to,de bajo de la metáfora de arar las mentiras, 1J que l um j™™w* 
eslomifmo, que fembrar en los ánimos la íemilla déla q Ue promem. *~ 
zifaña,paraqüe nazca deípues,y fe coja a fu tiempo el fru- Taciib.i.Ann. 

tO de la malicia. 14 i$.Noliarare 

No con menor aftucia fuelen algunos engañar prime- ^¡rfnsTmnm 
ro á los Miniftros,de quien mas fe fia el Principe , dando- tuum. 
les á creer falfedades,que impriman en el. Arte fué efta de ™?; l } é . 
aquel efpiritu mentirofo , que en la vilion del Prcfpheta )ttem*miqrit*ñ 
Micheas propufo,que engañaría al Rey Achab,infundien- mejfuijiu, comedi- 
do fc en los labios de fus Prophetas , y lo permitió Dios, £g** men ' 
como medio eficaz. IS ofe.c.10.13. 

Tal vez fe haze vno de la parte de los agravios hechos al 15 . e« fímtus 
Principe.y le aconfeja la venganza.ó porque afsi la quiere mendaxmonom- 

. *i V 1- • 1 1 1 í r» • • ntum Tnphetám 

tomar de lu Enemigo con el poder del Prmcipe,o porque em :&dix¡t Da- 
le quiere apartar de fu fervicio,y hazelledifidéte.Con efte minm, Decipies, 
artificio Do luán Pacheco perfuadiaalRey Do Enrique el %¡¡Z%üc\u> 
Quarto,que prédieíe a Do Alófo Fóíeca Arzobifpo de Se- $.Reg,c 12.19. 
villa,y defpues le avisó de fecreto,que íe guardafe del Rey. Mar.HiíU Hif P . 

$, Eftas artes fuelen lograrfeén las Cortes, y aunque 
alguna vez fe defcubran^tienen valedores,y ai quien buel- 
va á dejarfe engañar , conque vemos mantenerle mucho 
tiempo los Embufterós.Flaqueza es de nueftra Naturale- 
za depravada,la qual fe agrada mas de la Mentira, que de 
la Verdad.Mas nos lleva los ojos,y la admiración vn Ca- 
ballo pintado,que vn verdadero,fiendo aquel vna metira 
defte.Que es la Eloquencia vellida de tropos,y figurase- 
no vna falla apariencia, y engaño ? y nos fuele períuadir á 
lo que nos eftá mal. Todo efto defcubre el peligro,de que 
yerre la opinión del Principe entre femejan tes artificios,y 
relaciones , fi no las examinare con particular atención, 

Tt 2 mante- 



3j2 EMPRESA 

manteniendo entretanto indiferente el crédito , haílaqu< 
no folamentc véalas cofas,fino lastoque,y principalmét< 
las que oy ére:porque entran por las orejas el aura de la li- 
fbnja,y los vientos del odio jr invidia,y fácilmente altera, 
y levantan las paflones, y afeólos del animo fin dar tiem- 
po a la a veriguacion,y afsi con vendria,que el Principe tu- 
viefe las orejas vecinas a la mete,y a la razon,como la qu< 
tiene la Lechuza(quizas también dedicada por efto á Mi- 
i&Primoquema- nerva) que le naze de la primera parte de la cabeza,donde 
nefurgentes,& e flá l a ce y a <J e l os fcntidos : porque todos fon meneftcr, 
¿dmfraquamm, Puraque no nos engañe el oido - y del a de cuidar mucho el 
viderum Moabit* Principe:porque quando eftan libres de aféelos las orejas, 

IrTquffifm f «í" y t ^ ne en e ^ as ^ u tr ikunal I a razón, fe examinan bien las 
tiemjtxerunique, cofas,fiendo caíi todas las del govierno fugetas á la rela- 
fAnguUgiadtjeSi. G i on y afsi no pareze verifimil loque dijo Ariftoteles de 

•4tK.eg.c3.22. t r - r r • ' j 

, . „ lasaDei&s,que no oían: porque lena de gran inconvenien- 
ufre tumuitum * e en vn animal ta advertido,y político , liendo los oídos, 
P$uii vociferan- y \ os j os [ os inftrumentos,por donde entra la íabiduria, 
fin: vilutufm" Y ^ a experiencia-Ambos fon menefter,paraque no los en- 
gn&áudittnm tá gane la pafíon,o el natural r y inclinación. A los Moabitas 
lü^ r fi, on ' les parecía de fansre el torrente de aeua.donde rebervera- 

átt.non ejt clamor r £> . O J 

éuihmantmmad vaelial, llevados de iu arecto. _ Vn mílmo rumor del 
fugnam^eque pueblo fonavá a los oidos belicofos de Iofue, como cía- 
fowTadfaam: mor de batalla,y a los de Moy fen,quietos,y pacificos,cOr 
fedvocem cantan- mo mufica. ,7 Por efto Dios, aunque tiene prefentes las 
Bx^c^z!i 7 . coíás,qiitóó averigua? con los ojos la voz,que oia de losde 
xi.Defcetidam,& So^orna^ Gomorra. l8 Quando pues aplicare el Principe 
videbo vtrum cU- a las cofas la^manoSj los ojos, y las orejas,ó no podra et» 
"dmllrl'l' rar ' ° Cendra difculpa. De todo eño fe puede conocer, 
fituemttan non S lian erra ^° cr a el fimulacro de los Thebanos,conque &- 
tftita,vtfciam. gaificavan las calidades de fus Principes : porque tenia 

orejas* 



POLÍTICA XLVL 335 

orejas , pero no ojos , fiendo tan necefarios eños , como 
aquella s^las orejas para la noticia de las cofas,los ojos pa- 
ra la fe dellas,en que fon mas fieles los ojos , porque difta 
tanto la verdad de la mentira , quanto diftan los ojos de 
las orejas. 

§. Ño es menefter menos diligencia y atención para a- 
veriguar,anres que el Principe íe empeñera verdad de los 
arbitrios , y medios propueftos íbbre facar dinero de los 
Reynos, ó mejorar el goviexno-, ófobreotros negocios 
I pertenecientes a la Paz,y a la Guerrarporque fuelen tener 
por fin interefes particulares , y no fiempre correfpondet* 
los efeótos a lo que imaginamos,y prefuponemos. El in- 
genio fuele aprovar los arbitrios •-, y la experiencia los re- 
«prueva.Defpreciallos feria imprudenciaiporque vno,que 
Tale acertado,recompenfa la vanidad de los demás. No 
gozara Eípaña del Imperio de vn nuevo Orbe,G los Reyes 
Catholicos no. uvieíen dado crédito ( como lo hizieron 
otros Principes) a Colon.El creellosligeramente r y obra- 
líos luego, como fíjítrera (eguros,es ligereza^ loeura.Pri- 
merofedebeconfiderar la calidad de la perfbna, que los 
proponé,que eíperiencia aide fus obras , que fines puede 
tener en el engaño , que vtiiidades en el acierto ,, conque 
medios pienfa confeguillo,y en que tiempo. Por no a ver 
hecho ellas diligencias Neron,fué burlado del que le dijo 
aver hallado vn gran teíbro en África. l9 Muchas coía$'9*^w*ifi*«iij. 
propúeftas parezen al principio grandes^ y fe hallan def- TlÉ™?T¿f 
pues vanas y inutilesvMuchas fon ligeras>de las^juales re- nec tm$u vifoñ- 
fultan-grandes beneficio$.Muchas experimentadas en pe- **» 1 er v**\ m f- 
queñas formas,no falen en las mayores. Muchas parezen-^ mfWwr ^^' 
fáciles a la razón, y fon dificultofas en la obra. Muchas Taclib.s^^. 
en fus principios fon de daño , y en fu s fines de provecho, 

Tt j y otras 



jj4 EMPRESA 

y otras&l contrario. Y muchas fuceden diveríamentc en 
el hecho,de lo que fe prefuponia antes. 

§. El Vulgo torpe y ciego no conoce la verdad,fino to- 
pa con ella:porque forma ligeramente fus opiniones , fin 
que la razón prevenga los incon venientes,efperando a to- 
car las cofas con las manos,para defenganarfe con el fuce^ 
ib,maeftro de los ignorantes, y afsi quien quifiere apartar 
al Vulgo de fus opiniones con argumentos, perderá el tié- 
po,y el trabajo* Ningún medio mejor,que hazelle dar de 
ojos en fus errores,y que los toque , como fe haze con los 
caballos efpantadizos,obligandolos a que lleguen areco 
nozer la vanidad de la fombra,que losefpanta-Defte con 
fejo vsó Pacuvio para fofegar el Pueblo de Capua,cómo* 
vido cótra el Senado. Enciérralos Senadores en vnaíala 
eftando de acuerdo con ellos.íuntá el Pueblo , y le dize,f 
defeais remover, y caftigar a los Senadores, agora es tiem- 
poyporque a todos lostégo debajo deftallave,y fin armas 
pero con vendra,que fea vno a vno,eligiedo otro en fu lu 
gar,porque ni vn inflante puede eftar fin cabezas efta Re 
publica.Echa los nombres en vna urna,faca vno por fuer 
te:pideal Pueblo loque fe a de hazer del : crecen las vo 
zes,y los clamores contra el,y todos le condenan a muer 
te.Dizeles,que elijan otro,confundenfe entre fi , y no fa 
ben a quien proponer. Si alguno es propuefto , hallan en 
el grandes defe¿tos.Sucede lo mifmo en la fegunda,y ter 
cera elecioh,fin llegar a concordarfe,y al fin fu mifma có 
fufion los advirtió, que era mejor cóformarfe con el mal 
que ya avian experimentado, que intentar el remedio , ; 
mandan,que fcan fueltos los Senadores. Es el Pueblo fu 
riofo en fus opiniones,y tal vez ( quandofe puede temer 
algún daüo, ó inconveniente notable jes gran deftreza 

de 



POLÍTICA XLVIf. jjj 

del Principe,governalle con fu mifma rienda, y ir al paíb 20. vubeu \ng¿ 
de fu ignorancia.Tambien fe reduce el Pueblo,ponicndo- »««««/>/**»*- 
le delante los daños de otros cafos femcjantes : porque íe M ^»^ir. 
mueve mas por el exemplo,c[ue por la razón. 10 Macrob* 




A 



Vn^en las Virtudes ai peligro : eñen todas en el a- 
nimo del Pxincipe^pero no fiempre en exercicio.La 

con- 



33<5 EMPRESA 

conveniencia publica Ieádediétarel vfodellas,eltomd, 
y el quando.Obradas fin prudencia ó pafan a fer Vicios,© 
no fon menos dañofas,que ellos.En el Ciudadano miran 
á el folo:en el Principe á el,y á la República. Con la con- 
veniencia común , no con la propia ande hazerconfo- 
naneia.La fcienciacivilpreícrive términos á la Virtud del 
que manda,y del que obedece.En el Miniftro no tiene la 
jufticia arbitrio, uemprefeáde ajuftarconlalei : ene! 
Principe, que es alma della, tiene particulares coriíidera- 
ciones , jque miran al govierno vniverfal. Enel Subdito 
nunca puede ler exceíb la conmitéracion - en^lPrincipi 
puede fer danofa. Para moftrallo en efta emprefa , fe for- 
mo de la caza délas Cornejas, que refieren Sanazaro y 
Garcilaíb,víavanlosPaftores,laqual enfeñailos Prin- 
cipes el recato conque deben entrar ala parte de los tra- 
bajos^ peligros ágenos. Ponían vna Corneja en tierra , li- 
gada por las puntas de las alas, la qual en viendo paíar la 
vanda de las demás por el aire, levantava las vozes, y con 
clamores las óbligava á que bajafen á focorreíla,Tnovida$ 
de piedad. 

Cercábanla,* alguna mas piadofa 

Oelmal ageno de la compañera, <3irciIafo» 

Que delfuyo at>tfada, b temercfu 
LlegaTpafe muí cerca, i la primera, 
Queefto ha^ia,paga^afu inocencia^ 
Conprifton, b con muerte laflimera* 
Porque la que efta va fija en tierra fe aíia de la otra , para 
libraríc,y efta de la que con la mifma cópafion fe le acer- 
cava,quedádo todas perdidas vnaspor otras, en que tam- 
bién tenia fu parte la novedad del cafo : porque avezes 
es curiofidad,ó natural movimiento de inquietud, lo que 

parez< 



POLÍTICA XLVII. j J7 

' pareze CGrtipafioíi»-í 1 n las miíeriás, y trabajos de los 
Principes eftrangeros muévanle á fusvozesy lamentos 
los ojos , y el corazón , vanados de piedad , y tal vez 
los oficios, pero rio las manos, armadas ligeramen- 
te en fu defenfa. Que Te abenture vn particular por 
el remedio de otro, fineza es., digna de alabanza, pero 
de repreheníion en vn Principe , fi empeñafe la falud pu- 
blica por la de otro Principe fin difidentes convenien- 
cias , y razones de eftado , y no bañan las que impone 
el Parenreíco , ó la Amiftad particular : porque primero 
nació el Principe para fus Vafallqs , que para fus Parien- 
tes, ó Amigos. Bien podra afiftillos,pero fin daño, ó peli- 
gro confiderable. Quando es la afiftencia en peligro tan 
común, que la caida del vno , lleva tras fi la del otro , no 
ai caufa de obligación , ó piedad , que la pueda elcufar de 
error. Pero quando los inrerefes fon entrefi tan ynidos, 
que perdido el vno, fe pierde el otro, fu cauía haze , quien 
le focoríé, y mas prudencia es (como ernos dicha ) opo- 
nerle al peligro en el eftado ageno , que aguardalle en el 
Eropio.Quando también convinieíe al bien y fofiego pu- 
lico, íbcorrer al oprimido, debe hazello el Principe mas 
poderoío, porque la jufticia entre los Principes no puede 
recurrir á los tribunales ordinarios, y le tiene en la auto- 
ridad, y poder del mas Soveranp , ejqual no debe de- 
jarfe llevar de la política , de que. eften trabajados los de- 
mas Principes, para eftar mas íeguro con fus difenfíones, 
ó para fabricarfe mayor Fortuna con fus ruinas : porque 
aquel fupremo luez de las intenciones las caftiga íevera- 
menteé ^ 

En eftos cafos es menefter gran prudencia , pefándo el 
empeño -cotila conveniencia, finque hagamos ligera- 

V u mente 



? jí EMPRESA 

mente propio el peligro ageno, ó nosconfumamos en ei 
porque defpues no hallaremos la mifma cotrefponden. 
cia. Compadecida Efpaña de los males del Imperio le 
afiftido con fu íangre, y con fus.tefbros,dedondele an « 
i; Quafi {celen fultado las invafioiíes, que Francia á hecho en Italia 
tÍoIjK: Flatldes > Borgofia, yEfpaña, yaviendo oicaidofo 
*.At\üe morituru k* e 1* Monarquía toda la guerra, no lo reconocen al- 
potm,quamfidem gunos en Alemania , ni aun pienfan , que a fido por fu 

txucret clamitts, c ^^ 

ferrum a latere _ ... ¿ , _ 

dtripwt, eUñque § • La experiencia pues en propios,y ágenos danos nos 
defenbat mje- puede hazer recatados en la conmiferacion , y en las fine- 
Annah *' ' * zas * Quantas vezes nos perdimos , y perdimos al Amigo 
3. sed quod Ur- por ofrecernos voluntariamente al remedio de fus traba-* 
giendú pecunp, jp S ? ingrarodefpues al beneficio i Quantasvezescontra- 
natTfi)Zmmt jeron el odio del Principe, los que mas fe defvelaron en 
htum quafwjfet, hazelle extraordinarios férvidos/ Hijo adoptivo era Ger-* 
^Wi Ger - manico deTiberio, deilinadoáfucedelleen el Imperio,y 

mamci gloria an- r / . • r • 1 r " 

gebatuu. tan hno en iü lerviao , que tuvo por mramia,que las Le- 

Tacit.Li. Ann. giones le ofreciefen el Imperio,' y porque le obliga van a 
tau^batum 10 c ^° * ^ e S u ^ atra veíar el pecho con fu propia efpada, 1 y 
Tac 1. 1 . Ann. quanto mas fiel fe moftrava en fu fervicio , menos grato 
f, id Tiberijam- era a Tiberio. Su ateikion en foíegar las Legiones con 
mum alnas pene- donativos, le dava cuidado.* Su piedad en fepultarlas rc- 
Aunái. a liquias del exercico de Varo , le parecía preten (ion al Im- 
¿.cunítaGerma- perio. 4 L&mifericordi&defu muger Agrippinaen veftií 
má m detertus los foldados, ambición demandar. f Todas las accione* 
íibaTAnlah 11, de Germánico interpretava íinreftramente. ' Conoció 
7 ,0¿anofumm* Germánico efte odio, y que con efpecic de honor le retí 
jpeTproptor, tamo rava de las glorias de Alemania, y procuró obligalle 
vnpenfwpn B- mas con la obediencia , yfufrimiento, 7 peroeftomifmo 
Ub.i. AanaU ' e haziarnas odiofo,hallaque oprimidoel agradecimien- 

to cor 



POLÍTICA XLVIL j) ? 

tocontlpeíb de la obligación, le embió alas Provincias 8'Nwffe* p«; 
de Oriente, exponiéndole al engaño, y peligro,* don- SSTfe 
de le avenenó por medióle Pifon, teniendo por fel id- fibus obieaaw. 
dad propia la muerte* dequienera la caluña de fu Im- T* **?**'> 
perio. ídolos fon algunos Principes, cuy os ojos ( como ?- N4wGff ^* 
advirtió leremias IO ) ciegan con el polvo-de los miímos, profiere duubat. 
que entran aadorallos, y rioreconozeníervicios, y lo T* c ^«4. Ann* 
peoresqoeni aun quieren fer vencidos dellos. ni que fu l **&&**** 

F, ? n r t • plemfum pulan* 

libertad elte lugeta al mentó, y con varias artes procu- ¿ pedibm imn- 
ran deíempeñarla. A 1 que mas a férvido le hazen cargos, ««aró 
paraque reducida a defenía la pretenfion , no importu- aruc ' c4 ' 1 *' 
ne con ella , y tenga por premio el íerabfuelto. Se muef- 
tranmai fatisfechosdelos miímos férvidos, queeftan 
interiormente apro vando , por tío quedar obligados , ó . 

los atribuyen a fus ordenes , y tal vez defpues de alcanza- ¡ n fcmabne! gU 
do lo mifmo , que defeavan , y mandaron , fe arrepien- Prou «M*3» 
ten, y fe deldeñancon quien lo facilitó, comoíi lou* I2t Nobillt ^> 0,m 
viera hecho de motivo propio. No ai quien pueda fon- honores] p« ! «¡Ü 
dear la condición de los Principes , " golfo profundo , y mm t & ob v¿w*- 
vario, que fe altera oi con lo mifmo, que fe calmó ayeí. ^ f ¿^TacíT. 
Los bienes del animo, y Fortunadlos agafajos, yhono-üb.uHift. 
res vnas vezes fon para ellos mérito, y otras injuria , y * Bxtendit oz.* 
crimen. tt Fácilmente fe canfan con las puntualidades, ^ u &n™™ 
Aun en Dios fue peligrdía la del Sacerdote Ozas en arri- quomam calcitra- 
mar dliombro al arca del teftamento , que fe traftorfra- b * nt boaes >& to- 
va, y le coftó la Vida. * Mas fuelen los Principes premiar iZZfauTefik'- 
deícuidos, que atenciones, y mas honran al quemónos dignatione Domi- 
lesfirve. Por fervidumbre tienen*l dejarte obligar, y TIT^™' 

. t . • , ' \ . o. y J & percujíit eum 

por de menos pelo la ingratitud , que el agradecimiento, fuper tememata 
Las finezas, y liberalidades, que vfo Iunio Blefocon <*■«"'«*# »« 
el Emperador Vitellio, lecauíaron el odio en vez déla 2 ,Reg. c.6.6* 

Vu i gracia. 



\i 



540 .EMPRESA 

Lugdunettfts graci V 3 Pafa á Conftanrinopla aquel iníigne Varón Ru- 
w^^f^rf t^ gier Cabo de la gente Catalana , queafiftió al Rey Don 
*n¡mo,& paropi- Fadrique de Sicilia^ llamado delEmperador Ándronico, 
hm (ircumdam p ara d e f e ndelle el Imperio. Hazeen fu fer vicio mcrei- 
r¡4, comitaretur bles hazañas confu valerola Nación, aunque pocos en 
itberAliter, eo ¡jpjo numero. Librante de k invafíon de los Turcos , y quan- 
uu7diumVitZ^9 efperáva el premió de tantas Vitorias , le mandó ma- 
htmüibus blandí- tar por m uy ligera cauía. Qualqúier ofenfa , ó diígufto, 
7ac!iib 4 Hiá aun 4 l,e pequeño , puede mas , que los mayores benefi- 
cios : porque con el agradecimiento fe agrava el corazón, 
con la venganza desfoga, y áfsi íbmos mas fáciles a la 
venganza, que al agradecimienttf. Efta es la infelicidad de 
fervir a los Principes, que no fe labe , en que fe mereze , ó 
14. ftfát homo defmereze con ellos , ' 4 y íi por lo que nos enfeñan las 
vtrumamore, an Hiftorias. y por los daños, que nos refultan de las fine- 
Ecd.9 1. zas , u viciemos de formar vna Política, lena menelter 
hazer diftincipn entré las Virtudes, para laber vlar dellas 
fin perjudicio nueftro , cpnfiderando, que aunque todas 
eftanen nofotros, como en fupuefto fuyo, no todas 
obran dentro de nofotros , porque vnas fe exercitan fue- 
ra, y otras internamente. Eftas fon la Fortaleza , la Pa- 
ciencia, la Modeftia, la Humildad, le Religión, y otras, 
éntrelas qualesfon algunas de tal fuerte para nofotros, 
que en ellas no tienen mas parte los de afuera , que la fe- 
guridad para el trato humano, y laextimacion por fu 
excelencia, como fucede en la Humildad, en la ModeC 
tia , y en la Benignidad,y afsi quanto fuere mayor la per- 
fección deftas Virtudes , tanto mas nos ganará los áni- 
mos, yelaplauíb de los demás, como fepamos coníer- 
var el decoro.Otras deftas Virtudes,aunque obran dentro 
de nofotros en loscafos propios, fuele también depender 

fu 



POLÍTICA XLVII. j 4 i 

fu exercicio de las.acciones agenas , como la Fortaleza, y 
la Magnanimidad. En eftas no ai peligro, quando las go- 
vierna la Prudencia, queda el tiempo, y el modo a las 
Virtudes 7 porque la Entereza indifcreta fuele íer dañóla 
ánueftras conveniencias, perdiendo nos con efpecie de 
reputación y gloria , y entretanto fe llevan los premios,y 
el aplaufo los que mas atentos fir vieron al Tiempo , á la 
Necefidad , y á la Lifonja. 

En el vio de las Virtudes , que tienen fu exercicio en el 
bien ageno, como la Generofidad, ylaMiíericordia, fe 
fuele peligrar , o padecer : porque no correfponde a ellas 
el premio de los Principes, ni el agradecimiento, y buena 
correfpondencia délos Amigos, y Parientes •, antes crey- 
endo por cierto, que aquellos eftimaran nueftros íervi- 
cios,yque eftos abenturaran pornofotrosen el peligro y 
necefidad , las haziendas y las vidas , fundamos efta faifa 
opinión en obligación propia, y para fatisfacer a ella , no 
reparamos en perdernos por ellos. Pero quando nos ve- 
mos en alguna calamidad , fe retiran , y nos abandonan. ^Audiemes tres 
En los trabajos de Iobfolostres Amigos le vifitaron , y ZkmtudaZ 
eftos inípirados de Dios/'pero no le afíftieron con obras, dijfetei , venerunt 
finoxon palabras , y exortaciones pefadas , que le apura- ¡ %m l ° cum ^ ue Z 

l x / 7 l. i - ' 'h> ."1 ir r • rat Dominas ad 

ron la paciencia. Mas quando bolvio Diosa elíus ojos eos. 
piadofos , y enpezo á multiplicar fus bienes , fe entraron Iob » 2 - 9* 
por fus puertas todos fus Parientes, halla los que fola- * 6 - vemruntau- 

i i -n r r s'r t* temad eumomnes 

mente le conocían deviíta,y le tentaron a iumela, para f a tresfu¡& w«- 
tener paite en fus proíperidades. 1 * uerf* forom fuá, 

Efte engaño con efpecie de bien y de buena correfpon- & cul f l i m no " 
dencia, y obligación, a perdido a muchos, losqualcs & comederumcú 
creyendo lembrar beneficios , cogieron ingratitudes y eo P* nm m dom 
odios, haziendo de Amigos, Enemigos, conquedefpues iob.c42.11, 

Vu j bivie- 






34x EMPRESA 

bivieron y murieron infelices. El Efpiritu San&odijo, 
que dava a clavar fu mano, y fe enlaza va , y hazia efclíu 
bo con fus mifmas palabras, quien (alia fiador por fu 
* Mí m¡ Ribofo- arrn g° y * y nos amoncfta , que delance del eftemos<:on 
4eru pro ¿mico los ojos aviertos , guardándonos de fus manos , como fe 
tuo> defixijti apd g uar d an c l gamo, y el ave de las del Cazador: ,7 Has bteru 
tuam; Maqucatus y guárdate , es probervio Caítellano , hijo de la expenen- 
a virbu or» tú, cia. No fucede efto a los que biven para fi folos, fin que la 
femMJ!^ S Mifericordia y Charidad los mueva al remedio de los 
Pro\¡.6.i. males ágenos. Hazeníe (ordos y ciegos á los gemidos, y i 
17. Eruere qaafi toscafos , huyendo das ocafiones de mezclarte en ellos, 
iUmuiade mam, con Joqual biven libres de cuidados , y trabajos , y fi no 

&quafiauude - . T- . . • 1 '1 -vi 

mfidijs Aucufts. nazen grandes Amigos, no pierden a losque tienen. Na 
Vtou.6. $. feran eftimados por lo que obran , pero fi por lo que de- 
jan de obrar, tiniendolos por prudentes los demás. Fue- 
radeque naturalmente hazemos mas eftimación de 
quien no nos á menefter, y depreciándonos bive confi- 
go miímo. Yaísipareze, que conocido el trato ordina- 
rio délos Hombres, nos aviamos de eftar quedos ala 
vifta de fus males , fin darnos por entendidos , atendien- 
do íblamenteá nueftras conveniencias, y ano mezcla- 
Has con el peligro, y calamidad agena. Pero efta Políti- 
ca feria opuefta a las obligaciones Chriftianas , á la Cha- 
ridad humana, y alas Virtudes mas generólas, y que 
mas nos hazen parecidos á Dios. Con ella fe diiblve- 
ria la Compañía ciiiil, que confifte en que cadavno 
biva para fi', y para los demás. No á menefter la Vir- 
tud las demoftraciones externas. De fi mifma es pre- 
mio bailante, íiendo mayor fu perfecion y fu gloria, 
quando nocs correfpondida : porque hazer bien por la 
retribución, esefpecie de avaricia, y quando no fe al- 
canza, 



POLÍTICA XLVII. 343 

canzayqueda> vn dolor intolerable en el corazón. Obre- 
mos pues folamen te por loque debemos ánofotrosmif- 
mos , y íéremos parecidos á Dios, que haze fiempre bien, 
aun á los que no fon agradecidos. Pero es prudencia eñar 
con tiempo advertidos, de que a vna correfpondencia 
buena , correfponde vna mala: porque bive infeliz, el 
que fe expufo al gafto , al trabajo,, ó al peligro ageno, y 
creyendo coger agradecimientos , cogió ingratitudes. 
Al que tiene conocimiento de la Naturaleza , y trato or- 
dinario de los hombres, no le halla nuevo efte cafo, y^ 
como le vio antes , previno fu golpe , y no quedó ofen- 
dido del. 

f. También debemos confíderar, fíes conveniencia 
del Amigo r empeñarnos en fu, defenfa : porque avezes 
le hazemos mas daño con nueftras diligencias, ó por im- 
portunas , ó por imprudentes , queriendo parezer vizar- 
ros, y finos por ellos, conque los perdemos , y nos perde- 
mos. Efta vizarriadañofa al mhfraoqnela haze,reprimió> 
Thrafea (aunque eraá favor fuyo) en Ruftico Arule- 
no.paraque no rogaíepor el , íabiendoque fus oficios fe- 
mn danofos alintercefor, y vanos al reo. * m mnpo ¿£ 

§. No? es menos imprudente y peligroíb el zelo del ra i inmceffoñex^ 
bien publico,y de losaciertos del Principe,quando fin to- ^ ] m 'P e "^ 
carnos por oficio, oíin efperanzas del remedio,nos entre- 
metemos, fin fer llamados, en fus negocios, yin tere- 
fes con- evidente riefgo nueftro. No quiero, que inhu- 
manos eftemos a la vifta de los daños ágenos , ni que vil- 
mente firva nueftro filencio a la tyrania T y al tiempo, fi- 
no que no nos perdamos imprudentemente , y que figa- 
mos los pafosde Lucio Pifon, que en tiempos tyranos r y 
calumniofos fupo confervarfecon taldeftreza, que no 

fue 



? 44 EMPRESA 

. fue voluntariamente autor de coníejos feVvSleSjy guando 

19. vtttüius ferut-'íc obligavala necefidadjCÓtemporizavaen algo con gran 

u í* M * nu& $ m - Tabiduria , para moderallos mejor. " duchas vezesnos 

te author, & quo- . . ' 1 _. . ' 

úes ncccfitás in- anticipamos a dar conlejos en lo que no nos toca, per- 
gment, fapíenter fuadidos a que en ellos eftá el remedio de los males pu- 
TacjXk.Ann. blícos, y no advertimos lo que fuele engañar el amor 
propio de nueftras opiniones fin las noticias particulares, 
que tienen los que gobiernan, y íe hallan fobre el hecho. 
Ninguna cofa mas peligrofa, qué el aconfejar ; aun quien 
lo tiene por oficio debe efcufallo , quando no es llama- 
do , y requerido: porque fe juzgan los confejos por el fu« 
cefo, y efte pende de acidentes futuros , que no puede pre- 
venir la prudencia , y lo que fucede mal , fe atribuye al 
Confejero, pero no lo que fe acierta. 




Que 



política xlviii. 



WJ 




Ve prevenidos eftan los Principes contra los Ene- 
migos externos ! Que deformados contra los Dó- 
memeos ! Entre las cuchillas de la guarda les acompa- 
ñan, y no reparan en ellos. Eftos fon los Aduladores,y 
Lifonjeros: no menos peligrólos fus halagos ? qué las ar^ 

X x mas 



J4 & EMPRESA 

masde los Enemigos. A mas Principes ádeftruidolali- 
fonja, quelafuerza* Que purpura Real no roe efta poli- 
lla? queceptro no barrena ella carcoma? En el mas le- 
vantado Cedro fe introduce r y poco a poco le taladra el 
* J* Q ui *»** corazón , y dicon el en tierra. Daño es , que íe defeubre 
hmm mum, con * a m if ma raía*. Primero fe ve fu efedo , que fu cau- 
pnentes tenar* £. Difimuladeguíane, que habita en los artefones do- 
tó*; * luam ra do&dclosPalacios.AlEftelionefmaltadadeeílrellasIa 



t enebros. 






ifa. c.5.20.. efpalda?, y venenofo el pecha la compara efta Empreía. 
í.Autquafi lucís Con vn manto eftrellado de zelo , que encubre fus fines 
¡tSZ¡>J-. efi Átoofo», fe reprefenta al Principe.' Advierta bien, que 
Leuit.ci^Ji. no todo lo quereluze,. espor buena calidad delfugeto y 

3. sponte dixijfc, pues porleñal delepra lo ponen las divinas Letras. • Lo 
refponút.- mque podrido de vn tronco efparzede noche refplandore*. En 

1» us , quA adRe* k v . ~ r . • r j 1 1 j ^ 1 

jntkeam 'pertw- vr Ja dañóla intención *e ven apariencias de bondad. Tai 
rent, conjuro nifi vexentre vifíumbres de fe veridad, amiga de la libertad^ 
^u^prüuio 7¿y °P uc ft a al Principe, le encubre fervilmentelalifonja r 
fenfionk, tdfoia como quando Valerio Mefalla votó,, que fe renovafe 
fieeia aduUndi Gac [ a a ñ á Tiberio el juramento de obediencia, ypre- 

fupererau Tac. "j 1 -. ? * r 

Jib.i.Anna!.. guntado que conque orden lo proponía, reipondio,, 

4. ?4iam afper- que de motivo propio , porque en lo que tócale á lx 
ñame Amo cap- República aviade feguir fiempre Cu diclamen, aunque 
l°eu¡tm. nÍb fuefe con peligro de ofender.» Semejante á efta fue la 
tnm deberé en- a dulacion de Ateyo , quando aculado L. Enniodeaver 
p vttribus vim f undido vna cftatua de p i ata ¿ c Tiberio, para hazer 

ftatuendt : ñeque . r ' . r 1 • • /- 

tantm mdefiaü bagilla, y no queriendo Tiberio, que le admitieietal 




pubuu imuriM caftigo tan gran maldad : que 

Ta^Mnn. «cientos , y no prodigo en las injurias hechas á la Re< 

War.Hift.Hifp, gublica* 

$: Muda 



POLÍTICA XLVIII. w 

<$. Muda el Eftelion cada ano la piel: con el tiempo 
fuscóféjoslalifonjaalpafo que í¿ muda la voluntad del 
Principe. Al Rey Don Aloníb Décimo aconfejaron fus 
Miniftros, que fe apartafedela ReynaDoña Violante 
tenida por efteril, fundando con razones la nulidad del 
matrimonio, y Jefpues los mifmos le apro varón, perfua- 
diendole,<jue bol viefeá coabitar con ella* 

§.. Ningún animal mas fraudolento , que el Eftelion, 
por quien llamaron los Iurifconfultos. Crimen ftellionatusj 
á qualquier deliro de engaño. Quien los vía mayores, 
que el Lifonjero, poniendo fiempre lazos á la voluntad, 
prenda tan principal , que fin ella quedan eíclabos los 
ientidos.* 

§. No mata el Eftelion al que inficiona, fino le entor* 
peze, y laca de fi, introduciendo en el diveríbs afe<Stos a ca- 
lidades muy propias delLifonjero, el qual con varias 
apariencias de bien encanta los ojos , y las orejas del 
Principe, ole trae embeleíado , fin dejalle conozer la 
verdad de las cofas. Es el Eftelion tan enemigo de los 
hombres, que porque no fe valgan para el mal caduco de 
la piel, que fe defnuda , felá come. No quiere el Lifonje- 
ro , que el Principe convalezca de fus errores, porque el 
defengaño es hijo de la verdad,y efta enemiga de la liíbn- 
ja. Invidiael Lifonjero las felicidades del Principe, y le 
aborreze , como á quien por el poder, y por la necefidad 
le obliga a la fervidumbre de la liíbnja y difimulacion, y 
á fentir vna coía, y decir otra, 

$. Gran advertencia esmenefteren el Principe, para 
conozer la lifonja .: porqueconfifte en la alabanza , y 
también alaban los que no fon Liíbnjeros. La diferencia 
cftá en que el Liíbnjero alaba lo bueno , y lo malo , y el 

Xx 2 otro 



J4S i /EMPRESA 

otro (blamente lo bueno. Quando pues viere el Príncipe, 

que le atribuyen los aciertos , que ó fe deben á otro,ó na- 

1.voputiMtís,quí cieron del cafo: > que le alaban las cofas ligeras, que por 

tebeatum dtcmt, {¡ no lo merezen: lasque ion masde güito, quede repu- 

ipfi te Mdptunt, v'' . r i i t r i i - 1 

& vUnígreffuum tácion: las que it apartan del pelo de los negocios:las que 

tuomm dtfipant. miran mas á fus conveniencias , que al beneficio publico, 

ai.c.^.n. y ^ q U j en ¿fa j e a \ aDa . no f e m efura, ni entrifteze , ni le 

advierte, quando le vé hazer alguna cofa indecente^ y in- 
digna de fu perfona, y grandeza: qué bufca diículpas á Cus 
errores, y vicios : que mira mas á fus acrecentamientos, 
que a fu fervicio : que difímula qualquier ofenía, y 
defaire por afiftille íiempreal lado: que no fe arrima á los 
nombres feveros , y zelofos : que alaba á los que juzga 
que le fon gratos, mientras no puede derriballos de fu 
gracia : que quando fe halla bien firme en ella , y le tiene 
fugeto-, trata de grangear la opinión de los demás, atri- 
buyertdofe a íi los buenos fucelos , y culpando al Princi. 
pedenoaverfeguido fu parecer: que por ganar crédito 
con los de afuera , fe jada de aver reprehendido fus defe- 
ctos, fiendo el que en fecreto los difculpa , y alaba , bien 
puede el Principe marcar a eftetalpor Lifonjero , y huya 

Ó.BUndit'u pef- r , i T i r . L i 

tnumven Ástus del> como del mas nocivo veneno, que puede tener cerca 
vewnumjua cui~ de íi,y mas opuefto al amor íincero, conque debe fer fer- 

auevt'tlítas. ji 6 

Tacl.i.Annal. Vld °/ a C ~ C A C 1 C 

Pero li bien eítas lenas ion-grandes, luele íer tan ciego 

el amor propio, que deícoñoze la liíonja,dejándofe hala- 
gar de la alabanza,que dulcemente tyraniza los fentidos, 
finque aya alguna tan defigual , que no crean los Princi- « 
pes, que fe debe a fus méritos. Otras vezes nace eftode>i 
vna bondad floja, que no ad virtiendo los daños déla li- 
fbnja, fecompadeze della, y aun la tiene porfumifion , y 

afe&o, 



POLÍTICA XLVIIL 340 

afeito, en que pecaron el Rey de Galicia Don Fernando, 
aborrecido de los Tuyos, porque dava oídos á Lifonjeros, 
y el Rey Don Aloníb el Nono , que por lo mifmo efcu- Mar.HiítHifp. 
recio la gloria de fas virtudes y hazañas.Por tanto advier- 
tan los Principes, que puede fer bivan tan engañados del 
amor propio, o de la propia bondad , que aun con las fe- 
rias dadas no puedan conozer la lifonja,- y afsi para cono- 
celia, y librarle della, rebuelvan las hiftorias, y noten 
en fus Antepafados, y en otros, las artes , conque fueron 
engañados de los Lifonjeros : los danos, que recibieron 
" por ellas, y luego confideren , 11 fe vfan con ellos las mif- 
mas. Sola vna vez, que el Rey Afuero mandó (hallando- Eflh. c¿¿ 
fe defvelado ) que le leyefen los Anales de fu tiempo ¡ le 
dijeron lo que ninguno fe atrevía, oyendo en ellos las ar- 
tes, y tyranias de fu Valido Aman,y los férvidos de Mar- 
docheo: aquellas ocultadas de la lifonja,y ellas de la ma- 
licia, conque d efe n ganado caíiigó al vno , y premio alo- 
tro. Pero aun en efta lección efien advertidos, no fe halle . 
disfrazada la lifonja: lean por íí mifmos las hiftorias,. 
porque puede fer, que quien les leyere, pafe en íilencio los 
cafos, que avian de defengañallos,o que trueque las clau- 
fulas, y las palabras. O infeliz fuerte de la Mageftad, que 
aun no tiene fegura la verdad de los libros,íiendo los mas- 
fieles amigos del Hombre / 

$» Procure también el Principe, que lleguen a fus ojos 
los libelos infamatorios, que faiieren contra el, porque fi 
bien los dióta la malicia, los eícri ve la verdad , y en ellos 
hallará , lo que le encubren los Corteíanos , y quedara 
eícarmentado en fu mifma infamia Reconociendo Tibe- 
rio , qtun engañado avia fido en no aveí pon errad o icón 
tiempo las maldades de Séyano v mandó fe publícale el 

Xx 3 tefta- 



3/o EMPRESA 

Imoccuiiat7Jre'' wftamento de Fulcinio Trio, que era vna íatira contra el, 
átariTiberius ¡»f> por ver, aunque fuefe en fus afrentas, las verdades , que le 

jit:patientiam li- encu k r j fl U |,f rm 7 

bertatu aUtu ^ciioria la monja. - m 

opntam, & con- §. No íiempre mire el Principe fus acción es al eípejo 
temptorfux mfa- ¿ c j OS q ue eílan cerca de íí.confulte otros de afuera, zelo- 
svamdmnefcM, ios y íeveros,y adviertan es vna mil mala aprobación de' 
wox quoquo modo los vnos , y de los otros : porque los eípejos de la liíbnja 
úbat Tveútattf- " enen inconftantes, y varias las lunas , y ofrezen las efpe- 
qut, cm aduiath -cíes no como foa, fino como quifiera el Principe que fue-j 
offiat, perprcha (¿n y es meior-deiarfe corregir de los prudentes , «que en-, 

faltemgnarusfie- ? ' . r j A , 1 , 8 g n r n * 

r'u Tac.lib»6. ganar de los Aduladores, rara eiraes menelter que pre- 
Annal. gunte i vnos,, y á otros, y les quite el empacho, y temorj 

fime «m«, reduciendo a obligación , que le díganla verdad. Aun 
qukm pitorum Samuel no le atrevió á decir a Heli lo que Dios lcavia 
S&&-' «^^ V Haftaque fe lo pregunto." 
9. Et Samuel ti- Mirefetambien él principe al efpejo del Pueblo,, en 
imbat wdtwe ^{^ no ^ f a [ ta tan pequeña, que no íe : ropreíen:te: ^por- 
i.R.eg.c.3.'^. <que la multitud nofabe difimular. ;£l Rey de Francia 
io. Et interroga- ¿Henrico Quarto fe disfraza va, y mezcla va entre la Plebe, 
%mo m /qjmiolíy oia Io q ue decian de f us acciones, y govierno. A las pía- 
tusen p(?fwi«ttí v zases menefter íalir para hallar la verdad. ¡Vnaeofaíbla i 
1 bidem ' ^ ec ' a e * ^ c y ^udovico Onzenpde ptanjcja^queíalta va en 

u.muÍam rr^o fu palacio , que era la verdad. Es cíb muy encogida, y . 
bAbitum.fuum: pococortefana, yferetiradelIo|,porqucie<:onfundeen 
veftimímü ; , *& ^ prcíencia Real. Pqr eftp-Saulqueriendo confultar á la j 
abijt ipfe. Py thoniífa, mudp.de v veftiduras ,*paraque mas libremen- í 

il^teijwií- telerefpondiefe, y,el mjfmolehizo la pregunta fin fia- < 
roboamvxorifua: Ha de otro." Lo mifmo advirtió leroboam , quando^ 
fi*t*>& íommü - embiando ifu muger al Propheta Ahias , para faber de la ; 

tahabttum,ncco- - . ' fi. 7 1 x r /.r r 

gnofcamquodftt enrermedad delu hijo,Le ordeno, que le disrrazaíc,porqu€ 
vxor leroboam. fi l a conociefe.6 no le refpóderia,ó no le diria la verdad." 



POLÍTICA XLVIIL 3ji 

Ya pues, que no fe halla en las recamaras de losPrincí- i$-Glori**egm 
pes,menefter es la induftria para bufeaila en otras partes. ¡J¡J¡¡ # , S dre I ermm 
Gloria es de los Reyes inveftigar lo que fe dize dellos." Prou.c.t5.t. 
El Rey Filipe Segundo tenia vn Criado favorecido , que 
le referia lo que decían del, dentro y fuera del palacio. Si 
bien es de advertir , que las vozes del Pueblo en aufencia 
del Principe fon verdaderas , pero a íus oídos muy vanas, 
y lifonjeras , y cau ía de que corra ciegamente tras fas vi- 
cios, infiriendo de aquel aplaufo común , que eílan muy 
acreditadas íus acciones. Ningún govierno mastyrano, »4« crektfque 
que el de Tiberio: ningún Valido mas aborrecido, ^^lm^ vfe7difúi 
Seyano^y quando efta van en Capri,losrequiebravaelSe- cepiam facerenu 
nado, pidiéndoles, quefedejaíen ver/ 4 Nerón bivia tan Taclib.^Ann. 
engañado delasadulacionesdel Pueblo,quecreia,que no ljlfjfÉ t c ¿ ul " m m 
podría fufrir fus auíéncias, de Roma , aunque fueíen bre- din fecmas \m- 
ves , y que le confolava íu prefencia en las adversidades," r f«w^ ñr 
fiendo tan mal vifto , que dudavan el Senado , y los No- im ?c*iwnemZ~ ■ 
bles, íi feria mas cruel en aufencia , que en prefencia. 1 * dúos qwdeegrtf- 
§. Otros remediosavria para reconozer la lifonja,pero {^r^ rc ¿{^"" 
pocos Principes quieren aplicallos , porque fe conforma u ajpeéiuprmd-- 



con los afeaos, y defeos naturales, yafsi vemoscafti-^í™*" 

gar a losFalíarios ■* y no a los Lifonjeros , aunque eílosi- 

Ion mas prejudiciales : porque n aquellos levantan la ler p imVtS mme r- 



de las monedas , eftos la de los vicios, y los hazea pare- to mm y procufe , 
zer virtudes. Daño es efte, que fiempre fe acufa, y fiem- ™nlXmm!4~ 
pre fe mantiene e& los palacios, donde es peligrofa laTac.l.15. Aun. - 
verdad, principalmente quando íe dizea Principes fo- Mar * Hlft,H,í *P 4> 
bervios, que fácilmente fe ofenden. _■? La vidalecoftóa; 7 - Cm T^ 
Don Bernardo de Cabrera el a ver querido deknganar apud amesfuper^ 
al Rey Don Pedro el Quarto de Aragón , finque \§ vaiie- bas >. & °S cn í l( >ñ i 
fenfus grandesfervicios , y el averíido íaAyo. El que TaUibi^nn, 

defea> 



]$z EMPRESA 

déíerígañaaCufa las accione¿,y fe mueftra fuperior en jui- 
cio, ó en bondad, y río pueden fufrir los Principes efta fu- 
perioridad,pareciendoles qué les pierde elrefpeto , quien 

Mar.Hift.Hif]). Jes habla claramente. Con animo fencillo, ylealrepre- 
féncó Gutierre Fernandez de Toledo al Rey Don Pedro 
el <2ruel lo quefentia de fu govierno , paraque moderafe 
furigor,y efte advertimiento, que merecía premio,le tu* 
vo el Rey por tan gran delito, que le mando cortar la ca- 
béza.Mira el Principe como á juez i quien le nota fus ac- 
ciones , y no puede tener delante los ojos al que no le pa- 
recieron acertadas. El peligro efta en aconfejar loque 

iS.Namfuadere CO n viene, nolo cric apeteze el Principe. 1 * Deaquinace el 

Trmcfpi quod o- J . , i l i • r i i • r 

porteat, nwitiU- encogerle la verdad, y el animarle la monja, 
borü: affentatio p e ro íi a!giin Principe fuere tan generólo , que tuviere 
^k^rn^né por vileza rendirle á laadulacion, y por defprecip, que le 
affettuperagitur. quieran engañar con faifas apariencias de alabanza,y que 
Tachb.i. Hiit. h aD l en mas con fu grandeza, que con fu perfona: " facil- 
'"'■J¡ mente fe librará de los Aduladores, armandofe contra 

tufimpiicifimein- dios de íeveridadiporque ninguno le atreve a vn Principe 
temos hedte lo- grave, queconozelaverdad de las cofas, y deíéftima los 

quitnuí \C<zter'tli- u i 1 r^.i . . i /- ■ i i \ i i- 

henúuscumfortu- vanos honores. 1 iberio con igual temblante oyó las li- 
nawíira, quam bertad'es de Piíbn , y las lifonjasde Gallo.* Pero fibien 
raflíb'i Hiíl difirnulava,£onocia la lifonja, como conoció la de Ateyo 
20. Audientehac Capito, atendiendo mas al arrimo , que a las Palabras. 11 
Ttberio,ac fíleme. Premie el Pxincipe con -demoftraciones publicas a los 
Tac.I1b2.Ann. q UC ingenuamente le dijeren verdades, como lo hizo 
vh^tnelZ CHfthenes Tyrano de Sicilia , que levantó vna eftatua á 
wagiíy quam vt vnConfejero, porque le contradijo vn triunfo, con lo 
dicebantur. Tac. q Ua i g ran geó la voluntad del Pueblo , y obligó a que 
los derfias Confejeros le dijefen fus parezeres libremen- 
Mar.Hift.Hifp. te. Hallandofeel Rey Don Alonfo Duodécimo en vn 

confejo 



POLÍTICA XLVIII. 3^ 

confejo importante, tomó la efpada defnuda en la mano 
defecha, yelSceptroen la izquierda, y dijo. fDecid todos 
libremente Ttuejtros pareceres , i aconfejadme lo que fuere de mayor 
gloría dejia ejjntda, i de mayor aumento de/le ceptro ? ftn reparar 
ennada O feliz Reynado donde el confejo , niíeembara- 
zava con elreípeto, ni fe encogía con el temor. Bien 
conozen los Hombres la vileza delalifbnja, peroreco- 
nozen fu daño en la verdad, viendo que mas peligran 
porefta, que por aquella* Quien no hablaría con ente- 
reza, y zelo á los Principes, íi fuefen de la condición del 
Rey Don luán el Segundo de Portugal ? que pidiéndole Mar.Hift.Hifp» 
muchos vna Dignidad, di jo,que la refervava para vn Va- 
lallo fuyo, tan fiel, quenuncalehablavafegunfugufto, 
lino fegun lo que era mayor fer vicio fuyo,y de fu Reyno. 
Pero en muy pocos fe hallará ella generofa entereza, caíi 
todos ion de la condición del Rey Achab, queaviendo 
llamado a confejo á los Prophetas, excluyo á Micheas a 
quien aborrecía , porque no le profetizava cofas buenas, 
fino malas." Yafsi peligran mucho los Miniftros , que *k stdego o¿¡ 
llevados del zelo, hazen conjeturas, y difeurfos de los da- J^^IwíS" 
nos futuros, paraque fe prevenga el remedlorporque mas fedmaium. 
quieren los Principes ignorallos, quetemellos anticipa- 3'Reg.c,2í.$. 
damente. Eftan muy hechas fus orejas a la armonía de la 
mufica, ynopueden fufrirla diíbnancia de las calami- 
dades, que amenazan. De aquinaze el efeoger Predica- a '^4/«¿rí5& 
dores , y Confeíbres , que les digan lo que defean,* 3 no ría coamuabunt 
lo que Dios les dieta , como hazia el Profeta Micheas. i4 MM&& 
Que mucho pues, que finia luz de la verdad yerren el 3 . 
camino, y fe pierdan f ^^Quodatmique- 

§. Si uviefe diferetioñ en los que dicen verdades 2 { 4txeú \ mh 1 uDem 
Principe, mas laseítimana, queras monjas , pero po- z.Paral.c.is.^. 



y 



COS 



jy 4 EMPRESA 



1 



eos fabénvíar dellasá tiempo ,con blandura,y buen mo- 
do. Cafi codos los que fon libres, fon afperos , y natural- 
mente canfa á los Principes vn Temblante feco, y armado 
con la verdad : porque ai algunas virtudes aborecidas 
como fon vna feveridad obftinada , y vn animo invenci- 
„„...- ble contra los favores, teniendo los Principes por defefti 
fttsfopore depref- macion, que le dciprecien las artes,conque le adquiere íu 
favidifomnium. gracia .y juzgando, que quien no la procura, noeftifu 

Gen. c.4r.22. & n íi & .1 \ ^ ^n ci'c r 1 1 1 

somnium vidi, g eto * e U° 5 > ni l° s a meneiter. El bupenor vle de la lan- 
quod perterruit zeta, ó nabaja de la verdad , para curar al Inferior , pero 
nui^jtutTmel] e ^ e f°l am ente del cauftico, que fin dolor amortigüe , y 
& vifiones eapit's roa lo viciofó del Superior. Laftimar con las verdades fin 
™nt° nt e mbáUt ~ tteropOjrároodoj mas es malicia, que zelo: mas es acre- 
Dan. 4. 2. vimiento, que advertencia. Aun Dios las manifeftócon 
a6. cui tüe A¡t. recato a los Principes $ pues aunque pudo por Iofeph , y 
V ift tf Z n 7dZ e P or Daniel notificar a Pharaon,y á Nabuchodonofor al. 
qu* audtui te'}!- gunas verdades de calamidades futuras , fe las reprefen- 
piemtftm* conij- tó por filenos, quandoeftavanenagenados losfentidos, 
Geñ.41. 15 y dormida la Mageftad,*' y aun entonzes no claramente, 
vtfMesfimwo- fino en figuras, y gerolificos,paraque íe interpufiefe tiem- 
r ^ m ^ U fottítZ P° en I a interpretacijpn, conque previno el inconvenien- 
nmeari narra, te del fufto, y íbbrefalto , y efeusó el peligro de aquellos 
Dan.4.<j. Miniftros, fi fe las digelen fin fer llamados. íS Contente- 
V t nJ^ U r m ft el Miniftro, conque las llegue á conozer el Principe , y 

dtgm y qttafima- r -*•-, *1 & . JE > 7 

ñus homims jeri- u pudiere por lenas , no vle de palabras. Pero ai algunos 
bentu contra can- tan indiferétos , ó tan malintencionados, que norepa- 

dela&rum, inftt- 1 • 1 r 1 1 1 1 r 1 

perjiete pamíts ran en decir deinudamente las verdades, ylerautoresde 
mía Kegi* , & malas nuevas. Aprendan eílos del fucefo del Rey Baltha- 
tUu£amTrl k r > a S l " en 1*™*™, que le anunció Ja muerte, no fe 
bmiu dtícubrio toda , fino fofamente lo$ dedos , y aun no los 

Dan.5 .5. dedos, fino los artículos dellos , fin veríe quien los go ver- 



nava 



> 



POLÍTICA XLVIIL j5j 

nava , y no de día , fino de noche , eferi viendo aquella z8 - *****»«?< 
amarga íentencia a la luz de las hachas,y en lo dudofe de '^AgrUou't- 
la pared * 7 con tales letras , que fue menefter tiempo para «&**• q*A n% 
leerfe ■ y entenderfe. 2f£2£ 

Siendo pues la intención buena, y acompañada déla Mertatü, famam 

fmadencia, bien íe podría hallar vn camino feguro entre {^^Ta^"' - 
ofervildelalifonja, y lo contumaz déla verdad: por- Agrie, 
que todas íe pueden decir , fi fe íaben decir , mirando ib- *?• p # ?**f¿ 
lamentealaemienda,ynoalagloriadezeloíb, ydeli- Z*g m ?ZTejj? é 
brecon peligro de la vida, y de la fama, arte, conque Tac »t- invita 
corregía Agrícola el natural iracundo de Domiciano. 1 * ]Tm4m puraque 
El que con el obfequio, y la modeftia , mezcla el valor y ¿fa* adulan*- 
la induftria. podra governaríe feeuro entre Principes Ty. mb ^ *¡. mum » m 

¿ r R . r Y i r / melimñexit: ne- 

ranos, "y 1er mas gloriólo, que los que locamente con qu etmen tempe» 
ambición defama fe perdieron , fin vtilidad de laRepu- **m*nti egehat, 
blica.Conefta atención pudo Marco Lepido templar, y 7iZ^teV&gr7- 
reducir á bien muchas adulaciones dañólas , y confervar m ap u A Tih- 
el valimiento, y gracia de Tiberio.' El falirfe del Senado ^f^ 
Trafea por no oir los votos, que para adular á Tiberio, fe j i.Tbufe* ?*tm 
davan contra la memoria de Agrippina, fuedañofoal^ wj J?» w/írw » 
Senado, á el de peligro, y no por efo dio a los demás prin- aduiiti JJrtáf- 
cipio de libertad.* 1 »*ttitrt fditus, 

§. En aquelloses muy peligróla la verdad, que huyen. ft^K 
do de íer Aduladores, quieren parezer libres, y ingenio- ricuiifec¡t t ceterit 
fos, y con agudos motes acuían las acciones , y vicios del uba **** tnitittm 

n . 7J . ° . i /* r . .non prabutt. 

Principe, en cuya memoria quedan üempre njos, 51 prm- TacJ.14.Ann. 
cipalmente quando íe fundan en verdad , como le fuce- J 2 * T ' 6 ?'" 4 "p 
dio á Nerón con Veftino , á quien quitó la vida , porque „ flTm q U ™!m 
aborrecía íu libertad contra íus vicios." Decir verdades *H Prapotentes 
mas para defeubrir el mal govierno , que paraque fe ^¿Zit^uT 
emiende, es vna libertad, que pareze advenimiento , y es Ann»l. 

Y y z mur- 



^6 EMPRESA 

ir. s*ft tfptrk murmuración : parezc zclo y y es malicia. Por tan m 
ffSj «1t,>J" z g°> como ala lifonja: porque fi en efta fe halla 
ex vero traxere, feo delito de fervidumbre, en aquella vna faifa eípecied 
acrem fui memo- libertad. Por efto los Principes muy entendidos temen 1; 
Tac.u ^.Ann. libeftad y y la demafiada lifonja , hallando en ambas fi 
s^vndeangufta, peligro, y afsi íc á dehuir deftosdos eftremos, comófc: 

&. lubrica oratio fP- i tl • un 

fub Principe, qú hazia en tiempo de 1 iberio." Pero es cierto que conviene 
Bertatem metue- tocar en la adulación para introducir la verdad. No lifon- 
tZaurTu. j^aralgo r es acufallo todo , y afsi no es menos peligrólo 
Annai. en vn govierno deíconcertado, no adular nada, que adu- 1 

*ww? m6ribU d ^ muc ^°'" Defeíperada de remedio quedaría la Repu- 
ancepsfi nufu" & blica, inhumano feria el Principe, fi ni la verdad , ni la li- 
vbt nimia eíi. f on j a f c ] c atreviefen. Aípid feria , fi cerraíe los oidos al 
tf.Vuror m}¡- bálago de quien difcretamente le procura obligar alo 
cundum fimihtu- jufto. ,tf Con los tales amenazó Dios por la bocadelere- 

tT¿¡*TT mias al Pueblo de Hierufalem, diciendo, que ledaria 
Jtcut Afpidujur- n . . r r i • r i 

da, & obturan» Principes ierpientes , que no le.dejalen encantar, y los, 

ames fuas , qua tnordiefe. 57 Fiero es el animo, de quien á lo fuá ve dé vna 

non- exaudía vo- ,. r , , , r r 1 i-r 

(m mcantantiu: Monja moderada,no depone lus pailones , y admite dil- 
&venefci mean- frazados con ella los coníejos fanos: porque fuele fer 
ttúmtjlTl amarga la verdades menefter induIzaHe los labiosal va-*! 
$j. Egomtttam fo, paraque los Principes la bevan. No las quieren oir, íi 
YQbtfftrpeKtesRe. f on f ec ^ s y fuelen con ellas hazeríe peores. Quanto mas 

gulos , quibus non -■ 7 ' a „.. . r r i t j r T 

eftincantaúo :. & *e davan en roltroa 1 iberio con iu crueldad , le enian- 
mardebunr vos. grentava mas. 38 Conveniente es alaballes algunas acio- 
slTcafaf A lie- ne5 buenas,como fi las uviefen hecho, paraque las hagan, 
ítam fibi áim - b exceder algo en alabar el valor, y la virtud ,paíaque. 
mnú** nfcr- crezcan, porque efto mas es halago artificiofo, conque fe 
manas ampie-, enciende el animo en loglorioíb , que lifonja. Afsidize 
xuk Taclib.4 Tácito , que vía va el Senado Romano con Nerón en la 
39. uagnüfatru infancia deiu Imperio^ El daño efta en alaballes los vir 

--*-■■• cios, 



POLÍTICA XLVIIL fjy 

eios, y dalles nombre de virtud: porque es foltallesla UMm^tme- 
rienda, paraque los cometan mayores. En viendo Nerón, ¿g^fe Jt 
que fu crueldad fe tenia por jufticia,fe cebo mas en ella. 40 rumgioriafubu- 
Mas Principes haze malos la adulación , que la malicia. m > m4lore * cw ~ 
Contra nueíuamnma libertad, contra nueitrashazien- i¡b.i 3 .Annal. 
das y vidas,nos defvelamos en eftender con lifonjas el po- 40 . ? ojtquam 
der injuftodelos Principes, dándoles medios , conque w&a fcekrum 
cumplan fus apetitos, y paflones defordenadas» Apenas ^T! g lxZZt 
uviera Principe malo r fino uviera Miniftros lifonjeros. ottamm. Tac* 
La gracia, que no merezen por fus virtudes, la procuran M>.H.AnnaJ. 
con los males públicos. O gran maldad por vn breve fa- 
bor , que avezes no fe configue , ó fe convierte en daño y 
vender la propría Patria , y dejar en el Reyna vinculadas 
las ty ranias .' Que nos maravillamos de que por los de- 
litos del Principe cañigue Dios a fus Vafallos ? íi fon cau- 
fa dellos, obrando el Principe por fus Miniftros, los qua- 
les le advierten los modos de cargar con tributos al Pue- 
blo, de humillar la Nobleza, y de reducir a tyrania el go- 
vierno, rompiendo los privilegios , los eftilos , y las cof- 
lumbres, y fon defpues inftrumentos de la execucion* 




Yy j Mac&as 



EMPRESA 




MVchas razones me obligan á dudar, fi la fuerte de 
nacer tiene alguna parte en la gracia , y aborrecí, 
miento de los Principes, ó fi nueftro confejo, y pru- 
dencia podrá hallar camino feguro fin ambición, ni peli- 
gro, entre vna precipitada contumacia, y vna abatida 

lervi- 



POLÍTICA XLIX. } y 9 

fervidumbre. Alguna fuerza oculta páreze , que fino im - 
pele, mueve nueftra voluntad , ylainclina masávno T 
que á otro:y ñ en los fentidos,y apetitos naturales íe halla 
vnafimpatia, ó antipatía natural alas cofas, porque no 
en losafe&os,y pailones f Podran obrar mas en el apeti- 
to, que en la voluntad : porque aquel es mas rebelde al 
libré albedrio , que efta , pero no dejará de poder mucho 
la inclinación , a quien ordinariamente fe rinde la razón, 
principalmente quando el arte , y la prudencia faben va- 
Ieríc del natural del Principe, y obrar en confonancia del. 
En todas las cofas animadas, ¿inanimadas vemos vna 
lecreta correípondencia, y amiñad x cuyos vínculos mas 
fácilmente íc rompen, que íe dividen. Ni la afrenta y tra- 
bajos en el Rey Don luán el Segundo , por el valimiento 
de Don Alvaro de Luna, ni en cfte los peligros evidentes M ar 'Hift.H¡fp* 
de fu caida , fueron bailantes , paraque íe deicompufie- 
fe aquella gracia , conque efta van vnidas ambas volun- 
tades. Pero quando efto no fea inclinación, obra 1© 
mifmo la gratitud á férvidos recibidos , ó la excelencia 
delSugeto. Por (i mifma fe deja aficionar la virtud, y 
trae configo recomendaciones gratas ila voluntad. In~ 
humana lei feria en el Principe, mantener, como en 
valanza , fufpeníbs y in diferentes fus afe&os , los quales x ¿ o[ contr4G ¿ 
por los ojos, y las manos fe eftan derramando del pecho; ¡>*on 



nemoueans. 



Que feveridad pudo ocultarfe al valimiento i Zelofo de ^J^aíIT 
fu corazón fué Filiye Segundo, y en el no vno, fino mu- sutermtque sol, 
chos Privados, tuvieron parte. Aun en Dios fe conocie- &*:«**' 
ron , y lesdia tanto poder , que detuvieron al Sol , y a la z ° l°¡- e * t ] Doa 
Luna, 1 obedeciendo el mifmo Dios a fu voz. 1 Porque a mino voá bonú- 
de fer licito ( como ponderó el Rey Don Pedro el Cruel) ** ' &w* u 
eligir Amigos a los Particulares, ynoá los Prinapes? íbidenL'' 

Flaque- 



3*0 EMPRESA 

Fláqifézaspadezeia dominacidn,en que*s tncnefter dct 

canfár con algún Confidente*, dificultades fe ofrezen en 

ella, que no fe pueden vencer afolas, Elpeíb deReynar 

es grave , y pefado á los Hombros de vno folo - y los mas 

i róbuftos fe rinden, y como dijo íob , fe encorban coneL J , 

)ur U y qtújmumt P° r e ft° Dios, aunque afiftia a Moyíen, y ledava valor, y 

orfom. luz de lo que avia de hazer , le mandó, que en el govierno 

lo . 9. 1 3. j e j Pueblo f e valiefe de los mas Viejos , paraque le ay u- 

tJmoumppl dafen * Nevar el trabajo, 4 y a fu Suegro Sethro le pareció, 

& non tu /<>/«* que era mayor, que fus fuerzas. 5 Alexandro Magno tuvo 

Num'11 17 a ^ u ^ a< ^° a P armcnon ) David a loab , Salomón a Zabud, 
„ ■' , y Dario á Daniel, los quales cauíaron fus aciertos. No ai 

*/? negoúum , /»- Principe tan prudente, y tan labio , que con íu laencia lo 
ins tiiud non ?ote- pueda alcanzar'todo , ni tan íblicito , y trabajador , que 
Exod. 18.18. todo lo pueda obrar por fi folo. Efta flaqueza humana 
obligó á formar Confejos , y Tribunales , y á criar Prefi- 
dentes, Governadores, y Virreyes, en los quales eftuvieíe 
la autoridad, y el poder del Principe. Ca ti folo (palabras 
L.3. tt,*. p.2. fondcl Rey Don Alonfo el Sabio ) non podría ber , ritn li- 
brar , todas las cafa : porque a menejkr por fuerza ayuda de otros, 
tn quien fe fié , que cumplan en fu lugar , ufando del poder, que del 
\ reciben en aquellas cofas , que el non podría por [1 cumplir. A (si 
pues como fe vale el Principe de los Miniftros en los ne- 
gocios de afuera, que mucho, que los tenga también para 
6.soUúumcitr*- los de fu retrete, ydefuanimo/ Conveniente esqueal- 
IfadlffoTwa- guno le aíifta al ver , y reíblver las confultas de los Con- 
mi Re$es , & lejos, que fuben á el, con el qual confiera íus dudas, y fus 
bmc meiiora 4*> ¿| e f¡ n j os y ¿ t q U i en f e informe , y fe valga para la expedi- 

omnianonprAfw cion, y execucion dellos/ No lena peor que embarazado I 
»*"£• - con tantos defpachos no los abriefe/ Fueradeque es me* 

epUk?. " ' ' ' nefter, que le halle cerca del Principe algún Mini(lro,que 

defem- 



POLÍTICA xlix. 5 Si 

iléférribaraáádó dé otros negocios, oiga y refiera, fiendo 7- loquetemno. 
como [medianero entre el,y los Vafallos.-porque no es p¿ JJ J^^l 
fible, que pueda el Principe dar audiencia, y fatisfazerá ¿á Dmmm, ve 
todos ■ ni lo permite el refpeto á la Mageftad. Por eftó el i™" ™ riamur * 
Pueblo de Ifrael pedia á Moyfen ,qúe hábliufe^of ellósa s*°v¡dmur mM 
Dios , tcmerofos defu prefencia¿ 7 y Abfalon para hazer firmones tm íonk 
ódiofo ¿David, leacuÍava,dequenoteríia Ivliniftro,que t%&\£^ 
©yefe por el á los afligidos. 8 ■?....■ cojittutm a Rege. 

El zclo y la prudencia del Valido pueden Y con liftÚ *•*$•?**/ , 

■ i i ■ • '• i i\~ ^ i 9-QMtnrcgtAfar 

cencía quecohcede la gracia) corregir los derectos del miiiaritattifaw 
goviérno,* y las inclirracibnes del Principe. Agrícola édn y '« *dm\mntuu 
deflreza detenia lo precipitado de Domiciano, y aunque ¡"#1* & e Jme 
Seyano era malo-, fue peor Tiberio, quan do faltándole qwitu paupemm 
del lado, dejo correr fu natural, 10 y avezes obra Diospor ""f^W™'* 
triedlo del Valido la talud del Rey rio, como por Naaman ¿¿o, fidt*¿¡ukas> 
la de Syria, " y por íoíeph la de Egipto. Siendo pues fuer- ^H^utetuu 
za repartir cite pelo del goviemo, natural cola es, que i 50 . 
tenga alguna parte la afición, b confrontación de íangre ^o.obteau hlu 
en la elección JfclSugctó, y quando efta es advertida , y "£f£ 
nacedel conocimiento de fus buenas partes y calidades, mmtve: poflremo 
ni en ella ai culpa , ni daño , antes es conveniencia, que 2]£ ler *f mul> * 
fea grato al Principe el que á de afiftille* La dificultad p¡t , poftqudmre- 
confine en fi éfta elección a de fer de vno,o de muchos. Si mt0 púdote, & 
fon muchos igualmente favorecidos y poderofos , crecen ZgetioVefatl?. 
en ellos las emulación es, fe oponen en los corifejos, y Tac l.s.Ann. 
peligra el govierno. Yafsi mas conforme pareze al orden 1 * tN **,'" a l rm " 
natural, que fe reduzgan los negocios a vn Mililitro lo- sjú* , erat m 
lo, que vele (óbrelos demás, por quien pafen al Prin- m*g**s*pudDo- 
cipe digeridas las materias, y en quien ette lubítituido honoram: per mü 
el cuidado , no el poder, las, confuirás , no las mercedes . *»'* *¿* dww¿- 
VnSol da luzalMundo, yquandótramónu.dejap^ 

Z z Prefi- 



3 6x EMPRESA 

Préndente de la noche no a muchos , fino folamen te á la 
Luna, y con mayor grandeza de relplendores, que los 
demás aftros, losquales como Miniftros inferiores le 
afiften : pero ni en ella, ni en ellos es propia , fino preña- 
da la luz,la qual reconoze la tierra del Sol. Efte valimien- 
to no deíacredita á la Mageftad/juando el Principe entre* 
ga parte del pefo de los negocios al Valido , refervando a" 
fiel arbitrio, y la autoridad; porque tal privanza no es 
folamen te gracia, fino oficio -> no es favor, finofuftitu- 
cion del trabajo. No la conociera la invidia„fi adverti- 
dos los Principes le u vieran dado nombre de Prefidencia 
fobre los Coníejos, y Tribunales, como no repara va 
en los Prefectos de Roma, aunque eran (egundos Ce- 
fares. 

La dicha délos Vaíallos confifte en que el Principe 
no fea como la piedra imán, que atrae á fi el hierro, y def- 
preciaeloro, fino quefepa hazer buena elección de vn 
Valido, que le atribuya los aciertos, y las mercedes, y to- 
lere en fi los cargos , y odios del Pueblo. Qué fin diverti- 
miento afina : fin ambición negocie : fin deíprecio efeu- 
chet fin pafionconfulte, y fin interés refuel va. Que ala 
vtilidad publica, noalafuya, ni á la confervacion de la 
gracia, y valimiento encamínelos negocios. Eftaesla, 
medida , por quien íe conoce , fi es zeloíb, o. tyrano el 
valimiento. En la elección de vn tal Miniftro deben tra- 
bajar mucho los Principes , procurando que no fea por 
antojo, ó ligereza déla voluntad, fino por fus calida- 
des y méritos: porque tal vez el valimiento no es elec- 
ción, fino cafo : no es gracia, fino diligencia. Vnconcur-< 
fo del Palacio íuele levantar , y adorar vn ídolo, a quien 
da vna cierta Deidad , y relplendores de Mageftad el cul- 
to 



POLÍTICA XLIX. i6t 

Co de muchos , que le hincan la rodilla, le encienden can- 
delas , y le abrafan incienfos , acudiendo a el con fus rue- 
gos, y votos," ycomopuedelainduftria, rnudalle el ,2 -f'< /r ''«<k*« 
cufio a vnno, ydivertillepor otra parte, alsi dejando duttaper(pe 



veciem 



los Negociantes lá madre ordinaria de los negocios, que*/*™» «*»> ?«« 
es el Príncipe, y fus Confejos , los hazen correr por la del ^ZmohZ 
Valido íblamente, cuyas artes deípues tienen cautiva la ratusfwat t mM 
gracia, finque el Principe mas entendido acierte a librar- ^ w *)&«**«• 
fe dellas. Ninguno mas cauto, nías fcñorde íi, que Tibe- Sap. 14.20. 
rio, ^yfefugetóaSeyano. Enefte cafo no fe fi el vali- it.Tiberim v¿. 
miento es elección humana, ó fuerza fuperior parama- r v ar ^^m. 
yor bien, ó para mayor mal de la República: El efpiritu *^,* "dmfrm 
Santo dize, que es particular juicio de Dios. 1 * Tácito atri- *&* ^fihvm \n- 
buyela gracia , y caida de Seyano a ira del Cielo para rui- ^^¡J**** 
na del Imperio Romano. 1 * Daño es muy difícil de atajar, Tad.4.Annal. 
quando el valimiento cae en gran Perfonaje, como es 14» uuiúuqm- 
ordinario en los Palacios,donde firven los mas principa- ™ w '/ 4 í'* w p "«- 

1 ir 1 1 1 t r n e Jt*> é'itdKmm 

les : porque el que le apodera vna vez del , le iuitenta con ¿ Domino egudi- 
el refpeto á fu nacimiento , y grandeza , y nadie le puede ^M^rum. 
derrivar faciImente,como hizieron á luán Alonfo de Ro- 1 "" z9 ' z ' 
bles en tiempo del Rey Don luán el Segundo. Eflo pare- unu (?«/#*#: 
ce, que quiíb dar a entender el Rey Don Alonfo el Sa- dem artt ^ v¡am 
bio, quando tratando de la Familia Real, dijo en vna lei flZZít™. 
de las partidas: E otrofi, de los nobles ornes, époderofos, non nam, cujas parí 
fe puede el tf{eibten feñtir, en los oficios de cada dia. Capor la no- e ¿* 10 vi & u,t > cectm 
bíe^ade/deñarian elferVtcio cotidiano: é por el poderío attreloerfe Tad.4. Ann. 
yen afa^er cofa r , que fe tomarían en daño , e en deftrecta- Mar -Hift.Hifp. 
mentó del Peligrofo eftá el corazón del Principe en la L,a * «•*?•*• 
mano de vn Vafallo , á quien los demás refpetan por fu 
fangre , y por el poder de fus eftados. Si bien , quando 
la gracia cae en períonaje grande, zeloíb , y atento al 

Zz2 fervi- 



jtf 4 ...EÍ4PR.ESA 

férvido y honor de ÍUPrincipe > ,yal bicir publico, es d 
menores inconvenientes: porque no es tanta la ínvidia, í 
aborrecimiento del Pueblo , y es mayor la obediencia í 




Valido, firyiendofe filamente del en aquella parte de 
goyierna,que nopudiere fuftentarpor íi folo ; porque í 
todo fe lo entrega y le entregará el. oficio de Principe , y 
experimentará los inconvenientes , que experimento e 
Rey Afuero, por aver dejado fusVaíallos al arbitrio de 
*<?. Dt vopnh Aman. l<¡ Lo que puededar , ó firmar fu mano , no lo a 
Age, qwd ubi ¿ e dar, ni firmar Ja agerja, No ádeverpor otrosojos ., lo 
Efth.c.j. íi. ^e puede ver por Jp^ propios. Lo qué toca á los Tribu* 
nales y Contejos corra por ellos, refolviendodeipuesen 
voz con fus Prefidentes y Secretarios , con cuya relación 
fe hará capaz de la$,materjas,y feran fus resoluciones mas 
breves, y mas acertadas, conferidas con los mifmos , que 
an criado los negocios. Aísi lo hazen los Papas,y los Em- 
peradores, y afsilo hazianlosReyesde Efpaña,haftaquc 
Filipe Segundo, como preciado de la pluma, introdujo 
las cotfíukas por efcritojeftilo que defpues fe obfervó , y 
ocaíionó el Valimiento: porque oprimidos los Reyes con 
la proligidad de varios papeles , es fuerza, que los come- 
tan a vno,y que eñe fea Valido. Haga el Principe muchos 
1Jt y hV e N ¡ent e favores, y mercedes al Válido , pues quien mereció fu 
Vmojaitem vm- gracia , y va á la parte de fus fatigas , bien mereze íer pre- 
h b?*mlÍuí fendo.LafombradeS.Pedrohazia milagros,^ quemu- 
¡$wm, & Mera- cho pues, que obre con mas autoridad que todos el Vali- 
ñntitr dnfrmi- ¿o^ ,queesfombra del Principe. Pero fe deben también 
m •* 4' reíervar algunos fabores, y mercedes para losdemas. No 

fean 



eolítica xlix. 



J6> 



fean tan grandes las demoftracioncs, que excedan la con- 
dicion de Vafallo. Obre el Valido, como fombra, no co- 
mo cuerpo. En efto peligraron los Reyes de Caftilla, que 
en los tiempos pafados tuvieron Privados: porque coma 
entonzes no era tanta la grandeza de los Reyes , por poca 
que les diefen, baftava z poner en peligro el Reyno-,como 
íucedió al Rey Don Sancho el Fuerte , por el valimiento 
de Don Lope de Haro : al Rey Don AlonfoOnzenopor 
el del Conde Alvaro Oflbrio: al Rey Don luán el Se- 
gundo, y á Don Enrique el Quarto por el de Don Alva- 
ro de Luna, y Don luán Pacheco. Todo el punto del va- 
limiento confifte, en que el Principe fepa medir , quanto 
debe favorezer al Valido, y el Valido quanto debe dejar- 
fe favorezer del Principe. Loque excede defta medida, 
caufa ( como diremos ) zelos>invidias , y peligros* 1 * 



Mar.Hift.Hifp¿ 

i8v Sed vterqur 
menfuram imple, 
uimtts, &tuqua- 
tum Princeps- tri-- 
buefe anaco fof- 
fet, &ego(¡uan» 
tum amicus a 
Vtincipeacc'tperer 
extera inuidiam 
nugent, 
Tat.I.i^Ann» 




Zz j 



Deípre^ 



EMPRESA 




DEfprecia el monte las demás obras déla Naturale- 
za, y entre todas fe levanta ácomunicarfe con el 
cielo. No invidie el valle fu grandeza : porque fi bien eftá 
mas vecino á los favores de íuppiter, también eftá alas 
iras de fus rayos. Entre fus íienes fe recogen las nubes^ alli 

fe 



POLÍTICA L. }6 7 

fe arman las tempeftades, íiendoel primero a padezer 
fus iras. Lomiímo fucede etilos cargos y pueftos mas 
vecinos a los Reyes. Lo activo de fu poder ofende alo 
que tiene cerca defí. No es menos venenofa (u comuni- l' lm & e a * c ? oél ' 
cacion, que La de vnabivora.' tatúen ancla entre ellos, htbentewidendi, 
anda entre los lazos,y las armas de enemigos ofendidos/ & non {«¡pícabe- 
Tan inmediatos eñan en los Principes el favor , y el def- ™/To™L»LT 
den , cjue ninguna cofa íe interpone \ no toca en lo tibio tmm monis fc¡* 
fu amor. Quando fe convierte en aborrecimiento, fal- g* , 
tadelvneftremoalotro, del fuego al velo. Vn inflante , ' * . 
milmo los vio amar y aborrecer, con erectos de rayo, medio Uqueorm» 
que quando íe oye el trueno, ó ve fu luz, ya deja en ce- in z re f c ™> & fit- 

1 . i i r -, -■' / '/ '.. per dclentium ar- 

tillas los cuerpos, ruego del corazón es la gracia: con maambuubis* 

la mifma facilidad que íe enciende, fe extingue. Al- Eccl -9 - 20 - 
gunos creyeron, que era fatal el peligro de los Favore- 
cidos de Principes. 5 Bienio ceífcifiean los exemplos 
pafados, acreditados con los prefen tes, derribados en ¡¿Jl^*™'* 
nueftra edad los mayores Validos del Mundo : en Eípa- Tae. l.j.Ann^ 
ña el Duque de Lerma : en Francia el Marifcal de An- 
cre : en Ingalaterra el Duque Boquingan •* en Olanda? 
Iuan Olden Bernavelt: en Alemania el Cardenal Ge- 
felio : en Roma el Cardenal Nazaret. Pero ai muchas- 
caulas a que fe puede atribuir j ó porque el Principe 
dio todo lo que pudo , ó porque el Valido alcanzó to- 
do lo que deíeava, 4 y en llegando á lo fumo de las cofas, ^Anfatias c4p¡r y 
es fuerza caer,, quando en las mercedes del vno, y en ^utiUos cumom- 

ki • . i i i ' j nía tnbuerunt; 

ambición del otrono aya templanza y como puede aat h 0Í3 C umjam 

aver conftanciaen la voluntad de los Principes y que ccr- nihd reiiquumeft. 

mo mas vehemente y eftá mas fugeta a la. variedad y i^ c 7Xali 

obrar diveríbs efectos, opueftos entre íi i quien afirmará 

el afeólo , que fe paga délas diferencias de las efpecies,, 

yes> 



yéi EMPRESA 

y escomo la materia prima' ,q«e no repi>fa 'cnvilafor- 
lifrf? yfe deleita con la variedad ^ : qukn pbdtácebar, y 
rílanteñtr el adrado, fugeto a los achaques , y afecciones 
del animo? quien fera tan cabal, que coníervé en vn efta- 
do la eftimacion, que haze del el Principe? A todos da en 
los ojos el valimiento. Los amigos del Principe creen, 
que el Valido les diíminuye la gracia: Iosenemigos,que 
les aumenta los odios. Si eftos le reconcilian , fe pone 
porcondicion ladefgracia del Valido, y íí aquellos íe 
retiran , cae la culpa (obre el. Siempre eftá armada con- 
tra el Valido la emulación , y lainvidia, atentas a los 
accidentes para derriualle. El Pueblo le aborreze tan cie- 
gamente , que aun el mal natural , y vicios del Principe 

Mar .Hift.Hifp. los atribuye a el. En daño de Bernardo de Cabrera re- 
fukaron las violencias del Rey Don Pedro el Quarto de 
Aragón, de quien fué favorecido. Con lomifmoque 
procura el Valido agradar al Principe, fe haze odiofo a 
los demás , y aísi dijo bien aquel gran Varón Alfonfo de 
Alburquerque Governador délas Indias Orientales, que 
íi el Miniftro fatisfazia a fu Rey , fe ofendían los hom- 
bres , y íí procurava la gracia de los hombres , perdía la 
del Rey. 

. §. Si la Privanza fe funda en la adoración externa x fo- 
mentada de las artes de Palacio, es violenta, y hurtada , y 
íiempre la libertad del Principe trabaja por librarte de 

*. oúoniam km aquella fervidumbre impuefta , y no voluntaria. 

raiútrfuifefinxit, Si es inclinación, eftá dil'puefta a las fegundas caufas,y 

tf tnJj,ifamt Te va mudando con la edad, ó con la ingratitud del fucc- 

operatm , & qti to, que delconoze a quien le dio el ler.* 

infufílawt m$- - Si es fuerzade las gracias del Valido, que prendan 

Sapa/.it. tó voluntad del Principe, ó brevemente fe marchitan, 

ó dan 



POLÍTICA U 369 

6 dan en roftro , como fucede en los amores ordinarios. 6.u*c eficond* 
Si es por las calidades del animó mayores , que las del f '° Re * um > n <*- 

^ . . r »ii 1 • 1- J us tantum ad- 

Principe,en reconociendolas,cae la gracia : porque nadie uerfis hommibm 
fufre ventajas en el entendimiento,ó en el vaior,mas efti- *rifaánt,fectmdos 

mablesqucel poder. . . %&£&. 

Si es por el defvelo y cuidado en los negocios , no me- 7 ?ro r pera omm 
nos peligra la vigilancia , que la negligencia : porque no mffi venduant^ 
íiempre correfponden los fucefos alos medios, por la di- fj¡^J mm ' 
verfidad de los accidentes,y quieren los Principes, que to- Tacit.invít. 
do falga a medida de fus deíeos,y apetitos.Los buenos íii- Ag ric « 
cefos fe atribuyen al cafo, ó a la Fortuna del Principe, g Y ** *" a i™que * 
no a la prudencia del Valido, y los errores a el íblo , aun- é-mmbwdd- * 
que fea agena la culpa:porque todos íe arrogan á fi las fe- ™f" fufteptum 
licidades , y las adversidades a otro, 7 y efte fiempre es el ^"mu'qui w« 
Valido. Aun de los cafos fortuitos le hazen cargo ,como á vulgo, fortuita aí 
Seyanoel averfe caido el Amphiteatro , y quemado el ^f^tr^anus, 

rií" «vi f 1 1 1 f Tacit.lib.^An. 

monte Celio. 8 No iolamente leculpan enlos negocios,,, ■ 
que palan por lu mano,iino en los ágenos , o en los acci- xero 3 cumimnu- 
dentes,que penden del arbitrio del Principe,y de la Natu- ""*' ««*»»< w*- 
raleza. A Séneca atribuían el aver querido Nerón ahogar «¿JrforJnm 
a fu Madre. 9 Nocaiaen la imaginación de los hombres séneca er^quod 
maldad tan agena déla verdad,que no fe creyefe de Seya- JggggE 
no. TO No ai muerte natural de Miniftro grande, bien afe- Tac.lib.14.An. 
dio al Principe,nide Pariente fuyo , que no fe achaque in- losedqvUsei*. 
iuftamente al Valido.como al Duque de Lerma la muer- "'" f*»*» •*- 

j 1 n • • r^i- f 1 1 •• 1 1 r^ ^s 1 2 niumrepertot ha- 

tC áZl Principe Fmpe Emanuel, hyo del Duque Garlos de bebam, exnma 

Saboya,aviendo (ido natural. cariute meum 

Si el Valimiento nace de la obligación á grandes fer- rumiu\trum^€ 

vicios,íe cania el Principe con el pefo dellos,y íe buelve en oiio^Hmms fa- 

odio la gracia : porque mira como á acreedor al Valido, y bu M a \ $ jj"** 

no pudiendo iatisrazelle, buica pretextos, para quebrar,y Tacit.hb.4. An. 

A a a levan- 



j7(s EMPRESA 

ulNmbenefi- levantarfe con la deuda. " El reconocimiento es efpecit 
ciajevfque Uta ¿ t fervidumbrerporque quien obliga , fe haze fuperior a 

fimtjum vi Ahur r . l -it i % * n i ^ r 

exfiíMpojfewbi otro£oía incompatible con laMageltad, cuyo poder le 
muitum mteuene- difminuye en no fiendo mayor que la obligación, y aprc- 
Idimuddit/tr tac ^ os l° s Principes con la fuerza del agradecimiento , y 
Tac lib.4.Ann. con el pefo de la deuda, dañen notables ingratitudes por 
12. Quid a >rt,quQ librarle della*- ,£ El Emperador Adriano hizo matar ¿fu 
flus debent>magv ayo Ticiano , a -.quien debia el Im perio. Fueradeque mu- 

cderunt.Leue as I - j V 1 C ' i JT-jV' 

¿iienumdebitorem chas anosdennezas le pierden con vn delcuido , hendo 
faút, grane mi- losPrinci pésimas fáciles a caíligar vna ofenfa ligera , que 
Sen.Ep.19,. á premiar grandes fervicios. Si eftos ion gloriólos, dan 
zelosy invidia al mifmo Principe, que los recibe: por. 
1 $. Eum'hjgió- ^e algunos fe indignan mas concra los que feliz , y va- 
ritcuptdumeft. lerofamente acabaron grandescofas en- fu férvido , que 
vt'oml^ucUr'a eontra l° s que ea ellas procedieron flojamente, como 
facinorafttaejfi fucedió a Filipe Rey de Macedonia, pareciendole , que 
videucufitidr aquello fe quitava a fu gloria ; Xi vicio, que heredó del 

magis indignatur pf.. A , ^ , .7* ^ id ja 

ducibus } &pr £ fe.^^p Alexandro , x4 y que cayo en el Rey de Aragón 
ftú quiprofpere, Don íaime el Primero , quando aviendo Don Blafco de 
aiiqwdgeftrint, ^ a g on ocupado a Morella , fintió , que fe le uvieíe ade- 
quamijs quiinfe- lantado en la empreía , y fe laquitó , dándole a Saftago. 
Demoft tgmm kas Vitorias de Agrícola dieron cuidado a Domiciano, 
• a ¿i* a viendo que la fama de vn Particular fe levan tava fobre la 

i+¿>ua demptum . 1 r . 

gioru exMimans de Principe. ,J De Lucrte^ue en loa aciertos eíta el mayor 

^idquidceffjfet peligro. 

autna * ■ *^ 

Curt." Si la gracia nace déla obediencia pronta del Valido^ 

i T . uftbi maxi- rédido a la voluntad del Principe, caufa vn govierno des- 
meformtdoiofum, hocado,que fácilmente precipita al vno, y al otro, dando 
wmTfupnTrin- cn ^ os inconvenientes dichos déla adulación. No fuele 
C'puattoüt. fer menos peligrofa la obediencia, que la inobediencia: 

Agílc" VIU P 01 ^ 6 *° 4 ue & obedeze , fi fe acierta , fe atribuye a las 

ordenes 



POLÍTICA L. 371 

ordenes del Principe,fi fe yerra,al Valido. Lo que fe dejó 

de obedecer , pareze que faltó al acierto , ó que causó el 

error. Si fueron injuftas las ordenes, no fe puede difeulpar 

con ellas , por no ofender al Principe. Cae íbbre el Vali- \ 6 * Itlte &* C4 "- 

do toda la culpa, a los ojos del Mundo , y por no parezer nm \[\t. 

el Principe autor de la maldad,Ie deja padezer,ó en la opi- Tacit.lib.¿.An. 

nion del Vulgo,ó en las manos del Iuez,<:omo hizo Tibe- 1 7- N ^o magk ^ 

rio con Pifen, aviendo eñe avenenado a Germánico por ^Tr^elllm}* 

fu orden,cuya caufa remitió al Senado, lS y poniendofele ne nú fer añone, fi- 

delante, no fe dio por entendido del cafo v aunque era ™ *****>$****«*»» 
' , . , , r rr J 11 j ? - cUafumque vtdit, 

cómplice, dejándole conruio de vellc tan cerrado lin pie- ne quo adfeítu 
dad, niira. I7 penuwpemur.. 

Si el Valimiento caeenSugetodepocaspartes.y meri-^ at - ' •;■ n - 
tos,el milmopeíode los negocios da con el en tierra:por- ^ Uutm ad J vi _ 
que , fin gran valor y ingenio , no fe mantiene mucho la dendü^uoniadif- 
graciade los Principes, ffiUefi^nm 

bi el Valimiento nace de la conformidad de las virto* uftmtvutm. 
des, fe pierde en declinando dellas el Principe : porque Sa P- c -*«i5 ; . 
aborreze al Validoxomo a quien acufa fu mudanza, y de '?• *«»/>«# *¿ 

t { r 7 • • ' ♦ ' mijjum [alus ora» 

quien no puede valerle para los vicios. lS iúMmgitwn 

Si el Principe ama al Valido , porque es inílrumento, odiosa maiorü 
conque execura fus malas inclinaciones, caen fobre. el fa™T e "p™~ 
todos los malos efectos , que nacen dellas á fu perfona, hates «fpautnu 
ó al govierno, y fe difeulpa el Principe con d-erriballe dé Tac - ,,b « ! 4-An. 
fu graciado le aborreze lue&o.comoa teftipo de fus mal- * a ^ f cclerum 
dades^cuya. preténdale dáenroítro con ellas. Por.eíta uem *b aiijs m- 
caufa cayó Aniceto , executor de la muerte de Agrippina, l *< t * ít * plerum 
en deígracia debieron," y Tiberio fecanfavadelosMi- TbUu'ín'ea-dem 
niftros,que eligía para fus crueldades,y dieftramente los operam re&tbüs, 
oprimia,yfe,valia de otros. xo Con laexecucionfeacavp. ^"JJsa^tX 
el odio contra el muerto ; y la graqia de quien le mató,y le Tac.lib.^Ann. 

A a a z pareze 



jtx EMPRESA 

pareze al Principe,que fe purga,conque efte fea caftigado, 

xt.vtodim.& comofucedióá Pkncina. u 

paiu de/me, ius g| c [ Valimiento fe funda en la confianza ya hecha de 

T*cit.üb.¿.An. grandes íécretos,peligra en ellos, fiendo bivoras en el pe- 
cho del Valido, que le roen las entrañas, y (alen afuera: 
porque ó la ligereza, y ambición de parezer favorecido, 
los revela^ fe defcubren por otra parte,ó fe facan por di t 
curfo,y cauían la indignación del Principe contra el Vali- 
do-,y quando no fuceda efto , quiere el Principe deíempe- 
ñarfe del cuidado de averíos fiado , rompiendo el (acó, 

xt. stcYitummeu donde citan. Vn fecreto es vn peligro. " 

itií VA i6 AU ^° es menor c * S ue corre ' a g rac > a fundada $n fer el 
Valido fabidor de las flaquezas, y indignidades del Prin- 
cipe : porque tal Valimiento mas es temor, que inclina- 
ción , y no fufre el Principe , que fu honor penda del fu 
íencio ageno, y que aya quien internamente le deíe- 
ftime. 

Si el Valimiento es poco , no bafta a refiftir la furia de 
la invidia,y qualquier viento le derriba, como á árbol de 
flacas raizes. 

Si es grande,al mifmo Prmcipe,autor del,dá zelos y te- 
mor,y procura librarfe descomo quando poniendo vnas 
piedras fobre otras , tememos no caiga (obre nofotros el 
mifmo cumuIo,que emos levantado , y le arrojamos á la 
parte contraria. Reconoce el Principe,que la eftatua, que 
a formado,haze fombra a fu grandeza, y la derriba. No sé 
íi diga,que guftan los Principes de moftrar fu poder,tanto 
en deshazer fias hechuras,como en averias hecho: porque, 
fiendo limitado,no puede parezerfe al inmenfo,íino buel. 
ve al punto,dedonde lalió,¿> anda en circulo. 

Eftos fon los efcollos, en que fe rompe la nave del Va- 

limien- 



política l; 37 j 

limiento, recibiendo mayor daño , la que mas tendidas 
lleva las velas,y fi alguna fe (al vó , fuc,ó porque fe retiró 
con tiempo al puerto , ó porque dio antes en las coilas de 
la muerte.Qu ien pues ferá tan diedro Piloto, que íepa go- 
vernar el timón de la gracia , y navegar en tan peligrólo 
golfo ? Qjie prudencia , que artes le libraran del ? Que púbat afttucxt 
íciencia chimica fijará el azogue de la voluntad del Prin- * um [«per°mne 
cipe ? Pues aunque fu gracia le funde en los méritos del l^&^AtupT 
Valido con cierto conocimiento dellos,no podrá refiftir a H'^ebant oc*fio- 
la invidia,y opoficion de fus Émulos, vnidos en fu ruina, TJ] mu f rm 
como no pudieron el Key Darío , ni el Rey Achis iuiten- Regü.nuüamque 
tar el valimiento de Daniel, y de David contra las inftan- ""{*»*>& fufa- 
das de los Sátrapas , - *' y para complacellos fué menefter potmmu ™ á 
deft errar a efte , y echar á aquel a los Leones,aunque co- Dan, $.4., 
nocían la bondad,y fidelidad de ambos. 14 m.-n*» mueni 

Pero fi bien no ai advertencia, ni atención , que bañen 7ilxTe quánní> 
a detener los cafos,que no penden del Valido,muchopo-./fc4dwf vfqvtm 
dran obrar en los que penden del , v por lo menos no ferá. dttm hanc f ( , d f*~ 
culpado en lu caída. Elta coníideraeion me obliga ate- iM.c^x.i^.6. 
ñalalleaquí lascaufasprincipales,que laaptefüran, naci- Tune zex ¡uce- 
óte de fu imprudencia, y malicia, paraque advertido lepa P lt : ^/^xem- 

i i n r \* Ti r Damelem, & mi- 

nuirdeilas- fcrunteummUciL 

Confiderando pues con atención las naaximas,y accio- *»»*# Dintque 
nes de los Validos pafados , y principalmente de Seyano, ^^qwnfeofu^ 
hallaremos,qüe fe perdieron , porque no fupieron conti- femper^fe te 
nuar aquellos medios buenos, conque grangearon la gra- l ^ AM J' 6 
cia del Principe. Todos para merecella,v tener de fu parce 

aplauto del Pueblo , entran en el Valimiento zeloios, ñápeme adhuc 
humildes,cortefes,y oficiofos.dando confejos , que miran P°""t"M* 
mayor gloria del rmcipe,y conservación de iu gran- vo íy au J 
deza jarte conque íe procuró acreditar Seyano. * 5 Pero en Tac.lib.4An. 

Aaa 3 vien- 



374 EMPRESA 

viendofe feñores de la gracia,pierden cíle rimon,y lespa- 

reze,que no le an menefter,para navcgar,y que bailan las 

auras del favor, 

Eftudian en que parezcan fus primeras acciones def- 

cuidadas déla conveniencia propia, y ateneas a la de fu 
i6. vtfocium u- Principe, anteponiendo fu leí vicio a la hazienda y a la vi - 
borum^on modo ¿heonque encañado el Principe.pieafa aver hallado en el 

tnfcrmonibmJed XT , . , l r , - i r i • 11 1 

apudpatm,& Valido vn fiel companerodeius trabajos,y portal iecele- 
populií celebrara. bra,y da a conozer acodos. Afsi celebrava Tiberio a Seya- 
Taclib. 4 .An. no delante del Senado, T del Pueblo. lí 
fmaLiam^cur' Procura acredicarfe con el Principe en alguna acción 
amic.ti*, confian- generoía,y heroica,que le gane el animo,comoíe acreditó 
"trúmt" 1 ™* Seyanocon la finesa de fuftentar con fus brazos, y roftro 
Taclib.4. Ann. la ruina de vn monte,que caia fobre Tiberio, obligándole 
»8. Maiorex *>, a qucie fiafe mas de fu amiftad,y conílancia. 1? I 
&quamqua cxi- Imprefa vna vez efta buena opinión de la fineza del 
mnfuUnxi^ci^^ 1 ^ en elPrincipe,fe perfuade a que ya no puede faltar 
fide audkbatur. defpues,y fe deja llevar de fus coníejos , aunque fean per- 
Taclib.4.An. niciofoSjComo de quien cuida mas de fu perfona,que de íi 
%'£t&P rófmo.Afsi lo hizo Tiberio, defpuesdeftefucefo. l8 De 
efigies eius, ¿«f^aqui nacen todos los darlos : porque el Principe ciérralos 
que principíale- ,oidos al deíengañó con la fe concebida,y el mifmo encie- 
T¿ciib!T. e Án. ^ e la adoración del Valido , permitiendo que fie fe hagan 
30. Quascumiiie honores extraordinarioSjComo permitió Tiberio,fe pufie- 
accepijfetjorma- fen los retratos de Seyano en los teatros, en las plazas, y 
unopereMorio, lasinfinias de las Legiones. H Pafa iue^o el fuíiir- 

&fecitexetsvi- & & 

tulum ctjlauíenu ro de los favores de vnas orejas a otras,, y delie torma el 
Exod.3j«4. nuevo ídolo , como de los zarzillos el otro , que fundió 
3r. Auarttum i & ^aron ; } ° porque ó no uviera valimiento.ó no durara , li 

arroganuaprací- 1 r c n. r 1 i_ 

púa Vaiidiorum no uviera aclamacion,y leguito. tute culto le naze arro- 
vítia. gante,y cudiciofo.para fuftentar la grandeza, vicios ordi- 



nanos 



POLITÍCA L. n.^¿*¿!p 

narios de los Poderofos. JI Olbidáfe el Valido de fimif--'*'! '**«'•» f a «- 

r 11 i ivi i v ritiamJHperbia, 

mo,y le caen aquellas buenas calidades, con que empezó uteraque «cuita 
á priuar,como poftizas, Tacando la profperidad afuera los m*iapatefecit. 
vicios,que avia celadoel arte. Afsi íucedió a Antonio Pri- 33^!^^ 
moen quié la felicidad deícubrio fu avaricia , fu fobervia, mía fortuna fe^ 
y todas las demás coftumbres malas,que antes eftavan o- m r s > & mul,ehú 

7 , ir -i »^ r 1 1 wfiíper cupidme 

cultas,y deiconocidas. J1 Perturvalc la razón con la gran- inrefusjromjfum 
dcza , y afpira el Valido a grados defieuales a Í11 perfona, ma ^monium^ 

7 ¿ r n r r ~?. • „vt 1 • guante Lina, 

como beyano a calarle co Livia. "No trata los negocios, componitadc*- 
como Miniftro , fino como Compañero , ( en que peco /*«« codiaüos. 
gravemente Muciano," ) y quiere que al Principe hU-J^^^ 
mente le quede el nombre , y que en el fe transfiere toda expedita mam 
la autoridad," fin que aya quien fe atreua a decille lo que ^ cmn m *g* l m~ 
Betfabe a Dauid(quando le vfurpó Adonias el Reyno) fi ríi ' m a ^ enSt 
Señor reparad en que otro reina fin fabelloyos.* 6 procurad Vali- Tac - iib ^.Hift. 
do exceder al Principe en aquellas virtudes propias del lmpufc# mn* 
oficio Real,para íer mas eftimado,queel •, arte deque íe remitiere. 
valió Abfalon.paradefacreditar al Rey Dauid.afeclando Tac,lib.4 ; HiíL 
la benignidad^y agrado en lasaudiencias,con que robo el niatngnautc, 
corazón de todos. i7 Dmme mi R «v 



No le pareze al Valido , qne loes, E no participa fu |.Reg.c.r.i8. 
grandeza a los DomeñicoSjParienteSjy Amigos,y que ¡^p$i^¿i*mr¿ 
raeftarfeguro, conviene abrazar con ellos los pueftos^^ 
mayores,y cortar las fuerzas a la invidia.Con eñe intento sS.xequeSenato- 
adelanto Seyano los füyos : j8 y porque efte poder es def- r:o , ambm ab í il - 

•1111 t\ - 1 ií> • • 11 r nebat clientes füos 

autoridad de los, Parientes delPnncipe^ los qualesjiem- bonú¡bui*uím¿ 
pre fe oponen al Valimiento , no pudiendo fufrir , que uin(i J s ornando. 
fea mas poderofa la gracia, quelafangre, %<Í^4^J^^S^ 
el Principe al inferior, de quien ayan de depender (peli- cafatm domus> 
gro que lo reconoció Seyano en los de la familia de Yu iUuems f?\ us > ne 'j 

U • r 1 i tVi*Y l~r t- '11 .potes adulttvtora ? 

ocno,»-) hembra el Valido diícordias entre ellos, y el^* adf&bai. 

Prin- Tac.nb.4. An. 



J7 6 EMPRESA 

PrincipcSeyano dava á entender a Tiberio, que Agrippu 

ffipriZSfa na ma <F nava contra «1 > y a Agrippina , que Tiberio le 

moneutjAratum quería dar veneno. 4 ° 

«mennsitan- $j vn ca f d e ft os f a i e fcj en a l Valido , cobra confianza 

Aa4 facen epuUit. M ^ r ' x . 

Tac.Ub.4. Ann. para otros mayores. Muerto Drulo trato Seyano de ex- 
41. videntes mu tinguir toda la familia de Germanico.Ciego .pues el Valu 
Áaro&fitjifráei ¿ Q con U-pafion,y el poder, defprecia las artes ocultas , y 
Utiem!t¡mmunt v ^ a ¿ c aviertós odios contra los Parientes , comofucedio 
pope accederé, a Seyano contra Agrippina,y Nerón. Ninguno fe atreve a 
Exod.34.30. advertir al Valido el peligro defusacciones : .porqueea 
4i Muir, bonita- f prc f eac i^Hüílradacon la Maseftad , tiemblan codos, 
borne i qui ¡neos como tembla van en la d£ Moyíen , quando 'baja-va de 
coiíatHseft^fafi priuar con Dios, 4 ' y viendofe refpetado, como Principe, 

funtinfuperbia: * . 1 ' . ir 1 \* r 

&nonfoiumfub- maquina contradi, 41 y oprime con deíamor a los Yaía- 
ieitos Regibus ni- Hos,no afegurandoíe , que los podra mantener gratos, 
Sí^XíS^ on S 116 defefperados llegan a durar , fi feria menor fuá- 
nonferentesjnip- varicia , y Crueldad fi le tuviefen por Señor: porque no 
fos.qm dedertmt, g en dolo los trata:como a efelavos propios , y los defpre- 
Efth:i6.2. ¿i* j y tienepor viles , como a ágenos , lo qual pondero 
^Hiñóte awú- Qthon en vn faborecido de Galba.* J 
MtáutktenM Todos eftos empeños hazen mayores los peligros: 
nuffiipfimp^ P^qwe crofe la invidia,y fe arma la malicia contra el Va- 
rajfewuc&fab- \\¿o f y juzgando que no la puede venzer , fino con otra 
ufas nos babatt may0 r, f e va j e de todas aquellas ai&es, que le di&an los 
v¡ics,vt Áltenos, zelos de la gracia,mas rabioios,que ios del amor, y como 
Tic.lib.i.Hift..f u g rmeza confifte en la conftaneja de la voluntad del 
44. vntm adpo- p r incipe,l a ceba con delicias,y vicios, inílrumen tos prin- 
&%*£&%}- cipalesdelvaUrniento^ de los qualcs vfauan los Cortefa- 
ptu gdnetque [*- nos de Vitellio para confervar fus favores. 44 Porque no 
t^éí ebitt,{ dé crédito el Principe i nadie, fe hazeel Valido difidente 

Vttelltt libídines. . . \ , 4 j « . r 

T»c.lib.i,Hift 2 de todos, y principalmente de los buenos, de quien le te- 
me mas. 



POLÍTICA L. i77 

me mas.Con eftc artificio llegó a fer muy faborecido Va- que crimmaHwe 
■tínlo,* y también Seyano. 4 ' eovfijueYtimt,* 

Confiderando el Valido que ninguna cofa es maso-ÜJS 
puefta al valimiento,que la capacidad deLPrincipe,procu- foí praminent. 
ra,que ni fepa,ni entienda,™ vea^ni oiga,ni tenga cerca de ^ Stí f^% 
íi perfonas,que ledefpierten.Qúe aborrézcalos negocios, aihs cñmin&tou 
trayendole embeleíádo con los divertimientos de laca- ^ ac ^/^ n> 
za,de los juegos, y fieftas,con que divertidos- los fentidos, eram, nifiid quoá 
ni los ojos atiendan a los deípachos, ni las orejas a las vol ^4 e Sa "*~ 
murmuraciones,y lamentos del Pueblo, como hazián en Bariich.6.45. 
losfacrificiosdel ídolo Moloch,tocando panderos,para- ^Mneajtduos 
que no fe oyefen los gemidos de los hijos facrificados. Tal ZtZ^m <- 
vez con mayor artificio le pone en los negocios , y pape- retpotemiam^ut 
les.y le cania, como a los potros enlos barvechos, para- r « e pt*ndo,facui- 

i i , * r . i , r t r 1 1 tMcm criminante 

que les cobre mayor horror,y le rinda al rreno,y a la lilla, btupubem-huc 
Con el mifmofin leperfüade laafiftencia a lasaudien-jfe^wT^mw» 
cias,de las quales falga tan rendido, que deje al Valido los £^^ 
negocios, pareciendole averíatisfecho a fu oficio con oir cu áegendam fut- 
ios negociantes.Defuerte,que (como dijo leremias de los P eU ^ M "tta 
Ídolos de Babilonia 47 ) no es mas el Principe , que lo que fj a ¡nmlm \di- 
quiere el Valido. tus } ittteurum4ut 

No defea,que las cofas corran bien : porque en la bo- ^Zmpellu 
nanza qualquiera fabe nauegar, fino que efté fiempre tan per milites com- 
alto el mar , y tan turbadas las olas del eftado , que tema ***mm*G+ 

1D . . 7J . . . , , ' * farem vrgete tam 

el Principe poner la mano al timón del govierno , y nece- ¡ mñA f ecretoqu€ 
íite mas del Valido : y para cerrar todos los refquicios á ioc¡moUitn,mum* 
la verdad,y quedar arbitro de los negocios, lejos de la in- '*¡¡$J¡¡¡¡j£¿. 
vidia, le trae fuera déla Corte,y entre pocos,que es lo que mmüfibi ¡wat*, 
movió a Seyano á perfuadir a Tiberio , que fe retirafe de A ^ h \^¡**~r 

ivO m a. q Ue ma.mb\u¿¡erX 

Todas eftas artes refultanen grave daño déla ftepu- /><**»/;<« *«£«*. 

Bbb blica, Tac - Iib * An * 



578 a EMPRESA 

blica,y de la reputación del Principe,en que viene a pecar 
mas quien con ellas procura fu gracia, que quien le ofen- 
9.viuráfae de: "porque para la ofenfa fe comete vn delito, parael 
demeremur, quam valimiento muchos , y eltos liempre tocan al honor del 
cum ofendimos. p r incipe,y fon contra el beneficio publico- Mucho fe o- 
ac. i ,i5^An. f^ nc j e a la*Republica con la muerte violenta de fu Princi- 
pe,pero alfin fe remediaJuegocon el Sueefor , lo que no 
puede fer,quando dejando bivo al Principe, lehazencoa 
íemejaates artes incapaz^ y inútil para el govierno , mal 
quedura por toda fu vida, con graviíimos danos del bien 
publico^y como cada dia fe fien ten mas, y los 1 loran , y 
murmuran todos ,, persuadidos a que tal Valimiento no 
es voluntadjfino violencia,noeleccion,finafuerza,y mu- 
chos fundan fu fortuna en decriballe,como a impedimen- 
to de £u gracia,eftando fiempre armados contra el,es im- 
pofible,que no fe les ofrezca ocafion, en que derriballe,© 
que el Principe no llegue a penetrar alguno de tantos ar- 
tificios, y que cae fabre el ktánvidia , y los odios concebí- 

50. p»que tnm- dos contra el Valido,como lo llegó a conozer Tiberio, *° 
dtam tui > me( i u °- y en empezandofe a deten ganar el Principexmpieza a te- 
Tac.l¡¿4^An. mer elpoder,que a puelto en el Vahdo,que es lo que hizo 

51. Dumseumm dudar a Tácito, (i Tiberio amava , ó temía a Seyano, 5I y 
éiexitttimmtve. como an tes le procura va fuftenta* la gracia , le procura 
"■«***** defpuesdeshazer el odia 

Efte es el punto critico del valimiento > en que todos 
peligran: porque ni el Principe (abe difimular fu mala ía- 
iisfacion,niel Valido mantenerfeconftante erreldefden^ 
y fecandoíe el vno^ el otroje defeomponé. Mira el Prin- 
cipe como a ircdígnode fu gracia al Valido > y efte al Prin- 
cipe como a ingraro a fus férvidos y y creyendo , que le a 
m«5eííer,y quele ítamara/c retira , y da lugara que otro 

fein- 



POLÍTICA L. 379 

feintroduzga en los negocios , ycebelosdiíguftos.,con- 

que muy aprifa fe va con virtiendo en odios recíprocos la 

gracia,fiendo la impaciencia del Valido,quien mas ayuda 

á rompella.Corre ltsego la voz de la deígracia,y difabor,y 

todos fe animan contra el,y fe le atreven ■, finque baile el __ 

mifmo Principe a remediallo. Sus Parientes, y Amigos, 

anteviendo fu caida,y el peligro,que los amenaza,'temen, 

que no los lleve tras íi lajuina, íl como fuele el árbol le- 51. Quídam «m» 

vantado fobre el monte,llevarfe,quando cae,a los demás, i'f^n^ 

que elravan debajo fu fombra. Ellos Ion los primeros a g raU is exitm m- 

cooperar en ella,por poneffe en falvo.y finalmente todos mntbat. 

. r ^ r a • v c Tac.lib,4.An 

tienen parte,vnos por Amigos,otros por Enemigos, pro- 
curando que acabe de caer aquella pared ya inclinada. '" 5 ^ Quouf¡ue ir- 
El Principe corrido defi mifmo , procura librarfe de a- jgtíSS 
quella fugecion,y reftituir fu credito,baziédo Caufaprin- f tvo s: tanyúpá- 
cipal al Valido de los males pafados , conqueefte viene a r¡etimtiMto,& 
quedarenredado en fus mifmas artes, linvalelleiuaten-p ra j e6l4r 
cion,como fucedio a Seyano/ 4 y quanto mas procura li- " Non tm ^ 
braríé dellasjmas acelera fu ruina : porque (Wna vez en- urtis (quippetf- 
ferma la gracia, muere^n que a ya remedio,conquepue- ¿"» *"<*"* v,¿íw 
da«convalecer. Tac.lib.^A». 

$. De todo 1© dicho fe infiere : clatamerite,queel mayor 
peligro del Valimiento confifte en las trazas , que aplica . 
la ambición, para confervalle,ftícediendo a los Favoreci- 
dos de Principesioque alos muy folicitosde fu falud>que 
-penfand© mancenellaton variedad de medicinas , la ga*. 
flan, y abrevia la vida^y tomo ningún remedio es mejor, 
que la abftinencia,y buen aoviemo , dejando obrar a la 
Naturaleza^ afsi en los achaques del Valimiento , el mas 
Taño confejo es, no curallos , fino fervir aL Principe , con 
%uena y re&a intencion,Hbre de interefes y paflones, de- 

Bbb % jand© 



j8o EMPRESA 

jando que obre el mérito,y la verdad, mas fegura , y mas 
durable,que el artificio, y vfandofolamen te de algunos 
prefervativos , los quales , ó miran a la perfona del Vali* 
do,ó a la del Principe,ó a la de fus Miniftros, ó al Palacio, 
6 al Pueblpjó a los Eftrangeros. 

§. En quantoal Valido/lebe confervarfe en aquel efta* 

do de modeftia , afabilidad,y agrado , en que le halló la 

Fortuna. Defpeje de la fren te los reíplandores de la Priva- 

za,como hazia Moy íen , para hablar al Pueblo , quando 

55. sedoperiebat bajava de privar con Dios," finque en el fe conozcan mo. 

foaZfiqrídoio- tivos de Mageftad,ni oftentacion del Valimiéto. Daniel, 

qutbaturadeos. aunque fué Valido de muchos Reyes , fe detenia con los 

xo .c.34.35, ¿| emas en ¡ as antecámaras. ítf Efcufe aquellos honores, 

umeratlnforl S uc ° P er Cenezen ^ Principe , ó exceden la esfera de M ini- 

busRegit. ftro, y fi alguno fe los quifiere hazer,adviertale,que como 

Dan.a.4^. el,es Criado del Principe, aquíenfolamentefe deben a- 

quellas demoftraciones^como lo advirtió el Ángel a San 

57. vUtntfeu- Iuan,queriendo adoralle. ,7 No execute fus afe&os, ópa- 

rmeonferuustuus g ones por me dio ¿ c j a gracia. Efcuche con paciencia , y 

fum,& fratrum r o r : r * . • 7 

mrumhabetium reiponda con agrado, y- No arecte los ravores,ni tema los 
nftimomum Uftu defdenes.ni eele el valimiento, ni ambicione el manejo, y 

D$um adora. . , . . r ..- ..... . r '' 

Apoce. 19. 10. autondad,ni íearme contra la invidia,ni le prevenga con- 
$8. Aui¡ tAcaisi tra la emulación: porque en los reparos deílas cofas con- 
&pto rementu f¡fl; e t \ peligro. Tema a Dios,y a la infamia. 
wtL En la Familia, y Parentela peligra mucho el Valido: 

&cd«l«9» porque quando fus acciones agraden ai Principe,y al Pue- 
blo,nafuelen agradar las de fus Domefticos, y Parientes, 
cuyos defor«ienes,indifcrecion ? fobervia,avaricia,y ambi- 
ción le hazen odioíb,y le derriban. No fe engañe conque 
las hechuras propias fon firmeza del Valimiento: porque 
quien depende de muchos,en muchos peligra , y afsi con- 

viene 



POLÍTICA L. 381 

viene tenellos muy humildes,y compueftos,lejos del ma- 
p nejo de los negocios , defengañando a los demás , de que 
no tienen alguna parte en el govierno , ni en íu gracia , ni 
queporferdomefticos, an de fer preferidos en los pue- 
ítos.Pero fi fueren benemeritos,noandeperder por Cria- 
dos , ó Parientes del Valido.Chrifto nos enfeñó efte pun- 
to , pues dio a Primos fuyos la Dignidad de Precurfor , y 
del Apoftolado, pero no la de Doctor de las Gentes, ni 
del Pontificado^debidas a la Fe de S. Pedro , y á la (ciencia 
de S.Pablo. 

§, Con el Principe obíerve eftas máximas. Lleve fiem- 
pre prefupuefto,que fu femblante,y fus favores fe pueden 
mudar facilmente,y fi hallare alguna mudanza, ni inqui- 
era la cauía,ni (e dé por entendido j paraque ni el Principe 
entre en defeorifianza , ni los émulos en efperanza de fu 
caida,la qual peligra,quando fe pienfa , que puede fuce- 
der.No arrime el valimiento a la inclinación y voluntad 
del Principe , fáciles de mudarle, fino al fnerito : porquer 
fi con el no eftá ligado el oro de la gracia, no podrá refif- 
tir al martillo de la emulación. Ame en el Principe mas 
la Dignidad , que la Perfona. Tiemple e^ zelo con la pru- 
dencia, y fu entendimiento con el del Principe: porque 
ninguno fufre a quien compite con el en las calidades del 
animo. Coniídereie Valal lo, no companero luyo, y que qaa m bomo^t fi 
como hechura no fe a de igualar con el hazedor. *> Ten-tf»'/*!/ 5 ' 1 ^*»* 
ga por gloria el perderfe ( en los cafos forzofos ) por ade- fecuf? ? 
lantar fu grandeza. Aconfejele con libertad graciofa/hu- <j .q«¿*%> 
milde , y iencilla, *° ífh temor al peligro , y fin ambición coráis mmátüm 
de parezer zelofo , contumaz en fu opinión. Ninguff^^fj^, 
negocio haga fuyo, ni ponga fu reputación en que fal- habebu amutu»' 
gan defta.-o de aquella manera, ni en que fus difame- * e & m ~ 

nesie; 



¿S* ÍM PRESA 

nes fe figán,ó qüefeguidos,no fe muden:porque tales et 

peños fon muy peligrofos,yafsíconviene,queen losdef» 

pachos,yrefolucioneSjnifea tan ardiente , que fe abrafe 

ni tan frio,quc fe yeletcamine al pafo del tiempo, y de loa 

cafos. Atienda mas a fus aciertos,que a fu gracia,pero fií 

Út.cm fearitis afectad on,n i jactancia: * l porque el que íirve,folo con fin 

°p4 l ftmvobit t Ce ~ ^ e naz ^ r fe famofo, hurta la reputación al Principe. Su fi- 

dicite: ferui mu- tencio fea oportuno,quando convenga,) 7 fus palabras def» 

pies fumus* nejadas, íi fuere necefarioicomo lo alabó el Rey Theodo- 

sai •• „„ r i co en vn Privado fuyo. * x Antenota el íervicio del Prin- 

6u Sttb geni) no- . • r . r , 7 . . r r ^ • • r 

piiuce.imrepidus cipe a íus mtereles, haziendo íu conveniencia vna milma 
quidem t fedwns- con ] ac j e [ principe; Refpete mucho a los Parientes del 

renter aftabatjOp- n . • 1 r r • 1 1 11 r r 

fortune mitus, rrinjcipe,porwendo íujíegundad en teneuos gratos, ím ro- 
.necejfane copio fiu. mentarodiós entre ellos y el Principetporquela fangre fe 
Epift!t lib ^ reconcilia fácilmente á daño del Valido. Defvelefe m 
procurallelos mejores Miniftros y Criados, yenenfeña- 
ile fielmente a Reynar.No le cierre los ojos , ni las orejas, 
anees trabaje, paraque vea,toque , y reconozca las cofas. 
Reprefenteie con diierecion fus errores y defeceos , fin re- 
parar (quando fuere obligación ) en diíguftalle : porque 
aunque enferme la gracia,convaleze del pues con el defen- 
%^ Qm comfit gaño,y queda mas fuerte , 6s como íucedió a Daniel con 
bommem,gratu \ QS Reyes de Babilonia.En las refoluciones violentas, ya 
^íudeumZagis, tomadaSjprocuredeclinallaSjno rompellas , efperando á 
quamiUe quiper que el tiempo,y los inconvinientes defenganen.Deje que 
wfnu l^ph. lle g uen í e l las q"ejas,y faciras:porque eftas,quando caen* 
Prou.28.23. fobre la inocencia,fon granos de fal , que prefervan el va- 
limiento,y avifos para no errara para emendarfe. Atri- 
buya al Principe los aciertos, y las mercedes , y defprecie 
en fu'perfona los cargos de los errares , y malos fucefos. 
Tenga fiemprepor cierta la caída , elperandola con con- 

ftancia, 



política l. 

ffancia^y animo franco,y definterefado , fin pcnfaren los 
medios de alargar el Valimiento .-porque el que mas pre- 
fto cae de los andamios altos, es quien mas los teme* La 
reflexión del peligro turba la cabeza, y el reparar en la al- 
tura defvaneze,y por defvanecidos fe perdieron todos los 
Validos : el que no hizo cafo della,pasó feguro. * 4 ¿4. q¿i mbui*t- 

§. Con los Miniftros fea mas compañero, que maef- ^'""m*»¿«* 
£ro,mas defenfor,que aeulador./' Aliente a los buenos^y ProiMo^T* 
procure hazer buenos a los malos. Huya de tener raano^ ¿5. xeaorem t* 
en fus elecciones , óprivadtones* Deje correr por ellos los >P°f m ^t ?n*u 
j*egocios,que les tocan.No altere el curfo de los Confejos lll/vnfslxipfZ 
en las confuí tas-,pafen todas al Principe, y fi las confiriere EccI^x* 
ron el, podra entonzes<kcillefuparezer r fin mas afe&o- 
qne<el defeo de acertar; 

£»E1 Palacio es el maspeligrofoefcollo del Valimien- 
to^ con todo efo fe valen todos del^para afirmalle^y que 
dure.No aren el piedra,queno trabaje por defafiríe,y caer 
^derribar la eftatua del Valido,no menos fugeta a desha- 
zerfe,que la de Nabuchodonofor por la diverfidad de fus 
metales. Ninguno en el Palacio es feguro Amigo del Va- 
lido:fi elige aljgunos,cria odios y invidia en los demás. Si 
los pone en la gracia del Principe , pone a peligro fu pri¿ 
vanza,y fi no,fe buelven Enemigos , y afsi pareze mas fe- 
guro caminar indiferentemente con todos , fin mezclarfe 
en fus oficios,procurando tenellos fatisfeehos ( fi espofi— 
ble)y noembarazallos, antes afiftilios en fus pretenfio- 
ires , y interefes. Si alguno fuere adelantado en la gracias 
del Principe,m as prudente confejo es^tenelle grato , por íi 
acaíb fucediere en ella, que tratarde retiralle r ó delcom> 
ponelle : porque avezes quien íe abrazo con otro para; 
derriballejCayo con el r yfuelela contradicioa encender 

losfor 



384 EMPRESA 

los favores. Mas privados fe an perdido por deshazer 
vnos,que por hazer a otros. Defprecie fus acufaciones 
aprobaciones con el Principe,y déjelas al cafo. 

$. El Valimiento eftá muy fugeto al Pueblo: porque 
es aborrecido del , no puede el Principe fuftentalle contn 
la voz común, y quando la defprecie, fuele fer el Pueblo 
juez,y berdugo del Valido,aviendofe vifto muchos defpe 
dazados a fus manos.Si le ama el Pueblo con excefb , no 
es menor el peligrorporque le cauía invidioíbs, y émulos, 
y da zelos al mifmo Principe, ét donde nace el fer breves, 
^tf. Br^«eí,^i«- y infauftos los amores del Pueblo ^ " yafsi para caminar 
faups.Popuii r feguro el Valido entre eftos eftremos, huya las demoftra 
T¡cSibTxTAn. c ^ oncs publicas,que le levantan los aplaufos , y clamores 
vulgares,y procure fulamente cobrar buen credito,y opi- 
- nion de fi con la piedad,liberalidad,cortefia,y agrado, fe- 
licito en que feadminiftre jufticia, que aya abundan cia,y 
que en fu tiempo no fe perturve la paz , y foíiego publico 
ni fe deroguen los privilegios, ni fe introduzgan noveda- 
des en el govierno,y fobretodo, que fe efeuíen diferencias 
en materias de Religión , y competencias con los Eccle- 
fiafticosrporque levantará contra fi las iras del Pueblo , f 
le tu vieren por impio. 

f. Los Eftrangeros , en los quales falta el amor natu- 
ral al Principe,penden mas del Valido,que del , y fon los 
que mas fe aplican á fu adoracion,y a cófeguir por fu me- 
dio los fines , que pretenden con gran defeftimacion de 
Principe,y daño de fuseftados,y avezes dan caula a la caí- 
da del Valido, quando no correfponde a fus defeos , y fi 
nes. Por efto debe eííar muy atento a no dejarfe adorar 
rehufando los incieníbs, y culto eftrangero , y trabajando 
en que fe defengañen , de que es folamente quien corre 

los' 



PO&ITICA L. 3% 

los velos al vttabíojfíoWét Principe ^ qujen hazelósmi- 
4agros. 

Los Embajadores de Principes afectan la amiílad del 
vValído , cdmo medio eficaz de fus negocios , y juzgando 
por conveniencia dellos los daños, y defordénes,qtieTe- 
futóh del Valimiento , procuran fuílen tari e con buenos 
oficioSjinducidos ral vez delmifmo Valido , y como tie- 
nen ocafion dealaballeen las audiencias, y parecen a pri* 
^era vifta ágenos de iriteres,y de emulación /obran bue- 
nos efec1:os,pero fon péligrofos Amigos: porque el Váli- 
do no los puede füítentar , fino es acó Hade fu Principe,y 
•del bien publico,y fi fino en fus obligaciones, no leYcor- 
refponde,íe convierten en Enemigos,y tienen induftria^y 
libertad para derriballe. Y afsi lo mas feguro es , noém- 
peñarfe con ellos en mas deaquello,que conviniere al fér- 
vido de fu Principe, procurando folamentfracreditarfe de 
vn trato fincerb,y apacible con las Naciones , y de que es 
mas amigo de confervar las buenas correfpondenciás , y 
amiftades defu Princípe,que derompellas. 

§. Todos ellos prefervativos del Valimiento pueden 
retardar la caida , como fe exerciten delele elprincipio: 
porque defpues decoritrahido ya el odio, y la invidia , fe 
atribuyen a malicia , y engaño, y hazen mas peligrofa la 
gracia ; como fucedio á Séneca , que no le efaisó de la 67 j H » itlltápr ^ 
muerte el aver querido moderar fu Valimiento, quando rispotentu com- 

feviÓperfegilido/ 7 mutatyrohtbet 

• , *»• n . ,. , ,, r catus ¡alutittium: 

§. bi con enros advertimientos , executados por el Va- vttat combantes: 
lído,cayere de la gracia de fu Principe, ferá caida glorióla, w P r Vrbem > 
aviendo bivido halla allifin los viles temores de perde-^^"p"^ 
lla,y fin el defvelo en bufear medios indignos de vn cora- tuftudijs.domt 
«jon generólo,! o qual esdemayor tormeto queel mifmo a ™"™"\\ A ■ 

Ccc disfavor, 



386 EMPRESA 

disfavor, y defgracia del Principé. Si algo tiene de bueno 
el Valimiento , es la gloria de aver merecido la eftima- 
cion del Principe. La duración efta llena de cuidados, y 
peligros.El que mas prcfto, y con mayor honor falio del 
fue mas feliz. 

$. E efcrito,Serenifimo Señor, las artes de los Validos 
pero no como fe i de governar con ellos el Principe , por 
no prefuponer que losaya de teñenporque fi bien fe le co- 
cede,que incline fu voluntad, y fus favores mas a vno que 
a otro,no que fubftituya fu poteftad en vno,de quie reco- 
nozca el Pueblo el mando,el premio,y la pena:porque ta 
Valimiento es vna enagenacion de la Corona, en quien 
íiempre peligra el govierno, aun quando la gracia acierta 
en la elección del Sugeto:porque ni la obediecia,ni el ref- 
peto fe rinden al Valído,como al Principe , ni fu atención 
es al beneficio vniverfal,ni Dios tiene en fu mano el cora- 
ron del Valido,como el del Principe. Y afsi aunque mu- 
chos de los Anteceíbres de V. A. tuvieró Validos, que con 
gran atencion,y zelo (como le ai oi) defearon acertar,ó no 
lo cófiguieron,ó no fclogró.Y no engañe a V. A.el exem- 
plo de Francia , donde el Valido ha eftendido fus confi- 
nes: porque es muy acofta del Reyno , y del crédito de a^ 
quel Rey .Y quien con atención cófiderare la perfecucion 
déla Reyna Madre, y del Duque de Orleans •, lafangre 
vertida de Momoranzi,del Prior de Vandoma , de Pilora, 
y de Monfiur de S.Marcos;la prifíon de Butiondos tribu- 
tos^ vexaeiones de los Vafallosjla vfurpacion del Duca- 
do de Lorena-,las ligas con OlandeíeSjProteílantes^y Sue- 
cefes •, el intento de prender al Duque de Saboya Carlos 
Emanuel $ la paz de Monzón fin noticia de los Coliga- 
dos^el freno impucfto a Valtelinos,y Grifones j la ausen- 
cia 



POLÍTICA L. }«/ 

cía á Efcocia ,. y al Parlamento de Londres : las rocas de 
Fuentarabia,San Omer,Tiumvila, Tornavento, y Cairé- 
lenlas perdidas de géte en Lovaina,Tarragona, Perpinan, 
Salfas, Valencia del Pó,Imbrea,y Roca de Eraflb : la recu- 
peración de Aire,y la Baile , hallará que i fus Confejos 
governó el ímpetu, y que en la violencia reposó ííi Vali- 
mieto:en fu tiranía fe detuvo elazero,atrcvido ala M agcf- 
tad, y que á fu temeridad favoreció la Fortuna tan decla- 
radamcnte,que con los fucefos adverfos fe á ganado,y co 
los profperos nos emos perdido , feñas deque Dioscon- 
ferva aquel Valimiéto para excrcicio de la Chriftiandad, 
y caftigo nueftro , previrtiendo nueftra prudencia, y em- 
barazando nueftro valor.Las Monarquías deftinadas a la 
ruina,tropiezan en lo que las avia de levan tar. Y aísi la en- 
trada por el Adriático causó difidencias , la protección de 
Mantua zelos , la opoficion a Nivers guerras, la diuerfion 
por Isladeras gaftos , elexercito de Alfada émulos, la 

f;uerra por Efpana rebelionesjlas armas marítimas , ó no 
alieron á tícmpo,ó las deshizo el tiempo , y las terreftres 
no obraron por falta de baftimentosj en los aíedios de 
Cafal perdimos la ocafion de acabar la guerrajvn confejo 
del Secretario Paísiers , imprefo en el Principe Thomas, 
impidió el foccorrer á Turin, y triunfar de Francia j por 
vna vana cópetencia no fe hizo lo mifmo en Aire.por vn 
aviíb déla circunvalación de Arras no fue (bcorrida : por 
vna ignorante fineza no fe admitió el foccorro en Dam- 
vilters.por cobardia,ó inteligencia fe rindió la Cápela. O 
divina Providencia, á que fines fe encaminatai variedad 
de accidentes, defiguales áfus caufas / Noacafoeftáen 
manos de Validos el manejo de Europa •, quiera Dios que 
correfponda el fucefo á los defeos públicos. 

Ccc 2 Ninguna 



EMPRESA 




..... ... «> - i. 



Nlpguna cofa mejor , ni mas pr ovéchoíá á los Mor. 
tale£,que la prudente Difidencia.Guft odia ,y guar- 
da es de la haziendá,y de la vida. La coníervacion propia 
nos obliga al rezelo. Donde no le ai ,no ai prevencion,y 
fin efta todo eftá expuefto al peligro. El Principe que fe 

fiare 



POLÍTICA LI. 389 

fiare dé pocos,gqyernará mejor fu Eftado;Solamente vna 
Confianza ai fegura¿que es,no eftar a arbitrio,y voluntad 
de otro : porque quien podra afegura ríe del corazón hu- 
mano, retirado alo mas oculto del pecho, cuyos defígni- 
os encubre , y difimula la lengua, y defmienten los ojos¿ 
y los demás movimientos del cuerpo ¿ ? Golfo es de en- i.corhommu 
contradas olas de afe¿tos,y vn mar lleno de fenos,y ocul-? w,wtf *'/*««» 
tos bagios,fin que aya ávido carta de marear,que pudiefe najwhiZlu 
demárcallos.Que aguja pues,tocada de la Prudenciare le Eccl.13.3j. 
podra dar al Principé , paraque feguramcnte navegue por 
tantos,y tan diverfos mares ? l Que rcglas,y advertencias *• *|-««» efi cor 
de las léñales de los vientos , paraque reconocido el tiem-^3^7 
po,tienda,ó recoja las velas de la confianza. En efto con- <ogno[uutiud-i 
fifte el mayor arte de Reynar. Aqui fon los mayores peli- Icrem ! J 7-^ 
gros del Principe,por falta ¿e comunicación, experiencia, 
y noticia de los fucefos,y de los fujetos , fiendo aísi , que 
ninguno de los que tratan con el,pareze malo. Todos en 
fu prefencia componen el roftro,y ajuftan fus aciones.Las 
palabras eftudiadas fucnan amor , zelo,y fidelidad. Sus 
Temblantes rendimiento,reípeto,y obediencia , retirados 
al corazón el défcontento^lodio^y la ambición. En lo 
qual fe fundó quien dijo i Que noje fia/e el Principe de nadies 
Pero efto no feria menos vicio , que fiarfe de todos. 3 No * vtrumqutm 
fiarfe dealguno,es rezelo de Tyrano : fiarfe de todos,faci- Vmaeim >&"*' 
lidad de Principe imprudente. Tan importante es en el la «*¿ 
Confianza, como la Difidencia^ Aquella esdigña de vn eneca * 
pecho íincero,y Real^y efta conveniente al arte de gover- 
nar,con la qual obra la prudencia política > y afegura fus 
acciones. La dificultad confifte en fabervfar déla vná; y 
de la otra a fu tiempo , fin que la Confianza dé ocafiph á 
la Infidelidad,, y a los peligros por demafiadamente ere» 

Ccc j dula, 



j 9 o EMPRESA 

dula, ni la Difidencia por muy prevenida, yfoípechofa 
provoque al odio,y defefperació, y íea intratable el Prin- 
cipe,rio aíegurandofe de nadie. Ño todo íea de medir, y 
juzgar con la Cófianza, ni todo con la Difidencia.Si nun- 
ca fe afegurafc el Principe , quien le podría afiflir fin evi- 
dente peligro } Quien duraría en fu fervicio ? No es me- 
nos peligrofa infelicidad privarfe por vanas foípechas de 
los Miniftros fieles, que entregarfe por ligera credulidad 
á los que no lo fon. Confie,y crea el Principe,pero no fin 
alguna duda de que puede fer engañado.Efta duda no le á | 
de retardar en la obra,fino advcrtir.Sino dudaíc,feria def- 
cuidado.El dudar es cautela propia, que le afegura •, es vn 
cont rapefar las cofas. Quien no duda , no puede conozcr 
la verdad. Confie,como fi creyefe las cofas, y defconfie, 
como fi no las creyefe. Mezcladas afsi la Confianza , y la 
Difidencia,y governadas con la razon,y prudencia, obra- 
ran maravillofos efe&os. Eñe el Principe muy adverti- 
do en los negocios que trata , en las confederaciones que 
afienta, enlaspazesqueajufta,yen los demás tratados 
tocantes al go vierno,y quando para fu confirmación die- 
re la mano, fea mano con ojos (como reprefenta ella em- 
prefa ) que primero mire bien lo que haze. No fe movia 
en Plauto por las promefas del amante la Tercera,dicien- 
do: Que tetúaftempre con ojos fus manos ,que creían, loaueyeian\ 
y en otra parte llamó día con ojos á aquel en que fe ven- 
día, y cobrava de contado. Ciegas fon las resoluciones 
tomadas en Confianza. Símbolo fue de Pythagoras, que 
no fe avia de dar la mano á qualquiera. La facilidad en 
fiaríede todos/eria muy peligrofa. Cófidere bien el Prin- 
cipe,cómo fe empeña, y tenga entendido que cafi todos, 
Amigos ó Enemigos, tratan de engañalle , vnos grave , y 

otros 



POLÍTICA LF. 391 

otros ligeramente j vnos para deípojalle de fus Eftados,y 
vfurpalle fu hazienda,y otros para ganalle el agrado , los 
favores , y las mercedes. Pero no por efto á de reducir á 
malicia,y engaño efte prcfupuefto , dandofepor libre de 
coníervar de fu parte lapalabra,y las promefas:porque íe 
turbaría la fe publica , y fe afearía fu reputación. No á de 
ícr encl efte rezelo mas que vna prudente circunfpec- 
cion,y vn recato poiitico. La Difidencia,hija de la fofpe- 
cha,condcnamos en el Principe,quando es ligera,y vicio- 
fa,que luego deícubre fu éfe&o,y fe executa , no aquella 
circunfpe&ay vniverfal, que igualmente mira á todos, 
fin declararfe con alguno , mientras no obligan á ello las 
circumftancias examinadas de la razón. Bien fe puede 
no fiar de vno,y tener del buena opinio: porque efta pe£ 
confianza, no es particular de fus acciones, fino vna cau- 
tela generalde la prudencia.Eftan las fortalezas en medio 
de Jos Reynos propios ,y íe mantienen los prefidios, y fe 
hazen las guardas, como fi eftuvieran en las fronteras del 
enemigo. Efte recato es conveniente , y con el no fe acu^ 
fa la fidelidad de los Subditos. Confie el Principe de lus 
Parientes,de fus Amigos , de fus Vafallos x y Miniftros, 
pero no fea tan íbñolenta efta confianza , que duerma 
defcuidado de los caíbs , en que la ambición , el interés, 
ó el odio fuelen perturbarla fidelidad, violados los mayo- 
res vínculos del derechode la Naturaleza , y de las Gen- 
tes. Quando el Principe pistan flojo, que tiene por pefo 
efta diligencia : qué eftima en menos el daño , que bi- 
virconlosfobtfeíaltps del rezelo : que deja correr las co- 
ías , fin reparar en Tos inconvenientes , que pueden íiice- 
der , foaze malos,y tal vez infieles a fus Miniftros: porque 
atribuyéndolo á incapacidad le defprecian, y cada vno 

procu- 



g 9 * EMPRESA 

procura tyranizar la parte degovierno, que tiene á fu car- 
go.Per© quando el Principe es vigilante , que fi bierv con- 
fia, no pierde de vifta los rezelos : que efta fiempre preve- 
nido, paraque la infidelidad no le halle defarmado de có- 
fejo,y de medios: que no condena,fino previene : noar- 
guye,finopreferva la lealtad, fin dar lugar á que peligre, 
efte mantendrá fegura en fus fienes la Corona. No uvo 
ocafion paraque entrafc en el pecho del Rey Don Fernan- 
do el Car holico fofpecha alguna de la fidelidad del Gran 
Capitán , y con todo efo le tenia perfonas, quedeíecre- 
to notafen,y advirtiefen fus acciones , paraque penetran- 
do aquella diligencia biviefe mas advertido en ellas. No 
fue eíta derechamente defconfianza , fino oficio déla 
prudencia , prevenida en todos loscaíos, y zelos de la 

Mar.Hift* Hifp. dominacion,los quales no fiempre fe miden con la razón, 
y avezes conviene tenellos con pocas califas : porque la 
maldad obra aciegas, y fuera de la prudencia , y aun de la 
imaginación. 

Con todo efto es menefter , que no fea ligero efte te- 
mor,como fuccdió defpues al mifmo Rey Don Fernando 

Mar.Hift.Hifp. con el mifmo Gran Capitán , que aunque perdida la ba- 
talla de Ravena aviamenefter fú perfona para las cofas de 
Italia,no fe Valió della,quando vio el aplaufo, conque to- 
dos en Riparia querían falir á fervir , y militar de bajó de 
fu mano , y previno para en qualquier acontecimiento al 
D uque Vaíentin,procurando medios para afegurarfe delj 
de fuerte que dudando de vna fidelidad ya experimenta- 
da^ exponía a otra fofpechoía. Afsi los ánimos demafia. 
damente reccíofos , por huir de vn peligro, dan en otros 
mayores ■ aunque avezes en los Principes el no valerfe de 
tan grandes Sujetos , mas es invidia , ó ingratitud , que 

folpe- 



POLÍTICA LL 395 

lof pecha. Pudo también fer,que juzgafe aquel aíluto Rey> 
que no le convenia fervirfe de quien tenia mal fatisfecho- 
Al Principe que vna vez defconfió , poco le debe la leal- 
tad. Quanto vno es mas ingenuo y generofo de animo, 
mas fiente,que fe dude de fu fidelidad , y mas fácilmente 
fe arroja defdeñado a faltará ella. Por efto fe atrevió Ge- 
tulio a efcrivir a Tiberio , que feria firme fu fé,fino le pu- 
fiefe azechanzas. 4 El largo vfo,y experiencia de cafos pro- ^silifdeminu- 
pios.y ásenos an de enfeñar al Principe , como fe a de fiar sram.&fimitít 
de los bujetos. Entre los acuerdos, que el Rey Don bnn- mm { UYam . 
que el Segundo dejó á fu hijo el Principe Don luán , vno Tac.lib.é.Ann. 
fué , que mantuviefe las mercedes hechas á los que avian 
feguido fu parcialidad contra el Rey Don Pedro fu Señor Mar.Hift. Hifp. 
natural,pero que de tal fuerte fiafe dellos, que le fueíe fof- 
pechoía fu lealtad. Que fe íírvieíe en los cargos , y oficios 
de los que avian feguido al Rey Don Pedro, como de 
hombres conftantes,y fieles, que procurarían recompen- 
fer con fervicios las ofenfas paladas ; y que no fe fiafe de 
los Neutrales : porque fe avian moftrado mas atentos a 
fus interefes particulares, que al bien publico del Reyno. 
El Traidor,aun al que firve con la traicionas odioío.* El j.QMjppeproái- 
Leal es graco al mifmo,contra quien obró.En eílofe fun- uus > etiam F» 
do Ochon,para fiarfe de Celio , que avia férvido confian- mill f t f mt . 
tementeaGalba. 6 . Tac.Hb.i.Ann. 

$. No es conveniente levantar de golpe vn Miniftro a ¿-Manfaue en- 
grandes puertos: porque es criar la invidia contra el , y el '£¿^¿¡¡¡¡¡4 
odio de los demás contra el Principe,cayendo en opinión {¡des íntegra & 
de ligero-No ai Miniílro tan modefto.que no fe ofenda.ni ! !L fd,x :., „« 

1 r • «> • - 1 V 1 v > '• 1 • • Tac.hb. i.Hiíl. 

tan zeloio,que acierte a íervir, quado fe ve pretendo mju- 
flamen ce. Que^i vno fatisfecho^y muchos que jo(os,y con 
Miniftros defeontencos ningún govierno es acertado. 

Ddd Tales. 



J94 EMPRESA 

Tales elecciones ííempre ion disformes abortos, y mas fe 
arraiga la lealtad con la atención. en ir mereciendo los 
premios al pafo de los ferviciosi Entretanto tiene el Prin- 
cipe tiempo dehazer experiencia del Min i ftro, primero 
: en los cargos menores.paraque no folga muy coftofa , y 
miwh&inmd- delpues en los- mayores» 7 Procure ver, antes de empleara 
iorifdeiu eft. vno en los cargos de la paz,y de la guerra, donde puede 
ucai^.io. peligrar fu fidelidad: que prendas deja de nacimiento, de 
honor adquirido^ de hazienda.Efta atención es muy ne~ 
cefaria en aquellos pueílos,que fon la llave , y feguridad 
de losEftados.Augufto no permitía , que fin orden fuya 
entrafealgun Senador, ó Caballero Romano en Egipto: 
porque erael granero del Imperio , y quien fe alzafe con 
aquella Frovincia,feria arbitro del , y afsi era efte vno de 
los fecretos de la dominación. Por efto Tiberio fintió 
tanto , que fin fu licencia pafafé Germánico á A lexan- 
&Acerrime m- dria. 8 Para mayor íeguridad,o para tener mas en freno al 
trefmu quodcon- Miniftro .conviene dar mucha autoridad al Maeiftrado, 

tía mñituta Ati- ^ r • 1 1 r» -i 

gujii,noti [ponte y Cornejos déla Provincia : porque ningunas piguelas 
Principa ¿to»- mejores.,, que eftas , y que mas fe opongan álos exeefos 

NtmAuguftus, delquegovierna. 

mter alia damma- §. Para ningún puerro ion buenos los ánimos bajos, 

nonu arcana )V e. que no afpiran alo áoriofo, y a fer mas que los otros. La 

tttK i mfi}ermjfu, * ij j l inri- ir j 

ingredt senatoñ- mayor calidad , que hallo Dios en loiue , para inrrodu- 
bus , m eijtíttibwciWc en los negocios , fué el fer de mucho efpiritu. 9 Pero 
ij^jepojvi't no a de ferian grande el corazón, que defprecie el aver 
AEgyptum. nacido Vafallo,y no fepa con tenerfe en fu Fortuna : por- 
, b.2. Aun. que en eftos peligra la fidelidad , aípirando al mayor gra- 
Im^qJolft 1 "' ^ fl c * 4 ue dejó dé pretendelle,ó no pudo,ó no fijpo.fue- 
fpiritus. radeque falta en ellos el zelo , y la puntualidad a la obe- 

Num.27.18. aiencia., 

$. Los 



ernni 



POLÍTICA LL j 9 y 

$. Los ingenios grandes,fi no fon modeftos,y dóciles 
fon también peligrofos: porque fobervios , y pagados de 
fi, deíprecian las ordenes , y todo les pareze , que fe debe 
governarfegunfusdi&amcnes. No menos embarazofo 
íuple fer vno por fus excelentes partes , que por no tene- 
llasrporque no ai lugar,donde quepa quien prefume mu. Jo# N 
cho de fus méritos. Tiberio nobufeava páralos cargos eminmwúm 
grandes virtudes , y aborrecía los vicios,por el peligro de TurSttuJd^ 
aquellas,y por la infamia deftos. ,0 rat,fxopt¡»süpe-. 

6. No ion buenos para Miniftros los Hombres de r l culu ™ #')*W 
gran ieguito, y riquezas : porquecomo no tienen neceii- bikum metuáau, 
dad del Principe, y eftan hechos al regalo , no fe ofrezen TacIib.i.Ann. 
a los peligros y trabajos , ni quieren , ni faben obedezer, V* Os» « *#»*- 
ni dejarfe goyernar. " Por efto dijo Sofibio Británico, "¡IT^^Z* 
que eran odiofas á los Principes las riquezas de los partí- rum^immuqut 
culare$. Ir támtwjtituti 

r r^ j C i- -j X r ./i i [™t>regt>atqueom 

§. Quando pues ruere eligido vn Miniitrocon el exa- bedire.nequevoiMt 
men.que conviene , haga del entera confianza el Principe n <W'™™»t» 
en lo elterior,pero iiempre con atención alus acciones , y c ., 1# 
á fus inteligencias , y (i pudiere peligrar en ellas , paíele á tl . Auúv'mwt- 
otro cargo, donde ni tenga grangeadas las voluntades, ni W-ty** rrmdpi- 
tantadifpoficion para malos intentos .-porque maspru- TacSfu.An, 
dencia , y mas benignidad es , prefervar a vno del delito, , 3 . Nunáataea 
queperdonalledeípuesdccometido.Las Vitorias de Ger- r,¿ f«»« utttú^ 
manico en Alemania, el aplauíb de fus Soldados , fi bien Tacldib.f An." 
por vna parte davan regocijo a Tiberio,por otra le davan - 1 , 

zelos/ 5 y viendo turbadas las cofas de Oriente íe alegró Germana m ¡ue- 
por el pretexto,que le davan de exponellea los cafos,em- t*i*giyttfytt ti- 
biándole al goviernode aquellas Provincias, 14 Pero fi ¡n\tná\sti!p4- 
con viniere facsr al ¡vtiniftro del cargo , fea con alguna ef- tumM*fimui i & 
pecie de honory antes qué fe toquen los inconvenientes, ^" í^¿.An. # 

Ddd i con 



396 EMPRESA 

con talrecato,que no pueda reconocer, que cíucb del 
Principe:porque afsi como el temor de fer engañado , en* 
feña á engañ ar,afsi el dudar de la fidelidad, baze infiele! 
Por efto Tiberio queriendo-defpucs llamar a Germania 
á Roma,fue con pretexto de que recibiefe el triunfo,ofre- 
15. Acrius wode- ciendole otras mercedes., ,f en que fon muy liberales Ioí 
fiíamevis adgre- p r i nc ipes,quando quieren librarfe de fus rezelos* 
juUutm offeitdo.. §.¿>i el bubdito perdió vna vez el retpeto al Principe, 
Tacit,lib.¿.An. no leaíeguradefpues la confianza. Perdonó el Rey Don 
Mar.HiílHifp. Sancho de León el Primero al Conde Gonzalo, que avia 
lebantado contra el las armas. Procuró reducille con fus 
favores,y los que le avian de obligar, le dieron mas oca- 
ÍIon,para avenenar al Rey. 

§. Quando entre los Reyes ai intereíes, ningún vinal* 
lo de amiítad,o parentefco,es bailante feguridad,paraque 
vnos fe fien de otros.Eftavan encontrados los ánimos del 
Mar-éHift. Hifp. Rey de Cartilla Don Fernando el Grande, y Don Garzia 
Rey de Navarra,y hallandofe eñe enfermo en Najara,tra- 
tó de prender a fu hermano , que avia venido a viíitalle, 
pero no aviendole íalido fu intento , quifo deípues difi- 
mularjvifitandoa Don Fernando , que eftava enfermo en 
Burgos,clqual le mandó prender. Mas fuerte es la ven- 
ganza,© la razón de Eftado en los Principes , que la ami* 
Már.Kifí. Hifp. ft a d,ó la fangre.Lo mifmo fucedió al Rey de Galicia Don 
Garzia,aviendofe fiado del Rey Don Alonfo de CaftiUa 
fu hermano. Los mas irreconciliables odios fon los que 
^ *x -, r fe encienden entre los mas Amigos, ó Parientes. Devn 
trum dijfenfiones, gran amor luelerelultar vn gran aborrecimiento. t€ De 
& qut vaide a- donde fe podrá inferir , quanto mas errada es la Confian* 

tnantyvaldeodo 1 1 k • • r 1 r 

hxbent. za de los Principes, que ie ponen en manos de íusenemi- 

' Arift.üb.7.PoI. gos^La vida le coílóal Rey de Granada, a viendo ido con 
m:: - : íalvó- 



POLÍTICA U 307 

falvocóduto á pedir íbeorro al Rey Don Pedro el Cruel. 
Mas advertido era Ludovico Esforza Duque de Milán, 
que no quería abocarfe con el Rey de Francia , fino era en 
medio de vn rio , y en vna puente cortada , condición de 
Principe Italiano,que no fe aíeguran jamas de las defeon- 
fianzas , y afsi fe admiraron mucho en Italia , de que el 
Gran Capitán fe viefe con el Rey Don Fernando el Ca- 
tholico, y efte con el Rey de Francia fu enemigo. Cafos ai 
en que es mas fegura la Confianza , que la Difidencia , y 
en que es mejor obligar con ella. Defpojadoel Rey Don Mar.Hift, Hifp. 
Alón lo el Sex to del Rey no de León , fe halla va retirado 
en Ta Corte del Rey Moro de Toledo,quando por muer- 
te del Rey Don Sancho le llamaron con gran fecreto á la 
Corona, recelandofe,que entendiendo los Moros lo que 
pafava,detendrian fu perfona.Pero como prudente , y re- 
conocido al hofpedaje y amiftad , le dio quenta de todo. 
Hila Confianza obligó tanto a aquel Rey bárbaro (que 
ya íabiendo el cafo , le tenia pueílas azechanzas, para 
prendelle)quele dejo partir libre, y le afiftió con dineros 
para fu viaje. Fuerza de la gratitud , que defarma al cora- 
zón mas inhumano. 

$. Las Difidencias entre dos Principesco fe an de cu- 
rar con defeargos, y íatisfaciones , fino con aétos en con- 
trario. Si el tiempo no las fana, no las fanará la diligencia: 
Heridas fuelen fer,qne fe enconan mas con la tiepta,y con * 
la mano,y vna eípecie de zelos declarados, que induzen &v 
la infidelidad. 



Ddd f* Aun 



*9< 



EMPRESA 




AVn trasladado el Efcorpion en el Ciclo , y coloca- 
do entre fus conftelaciones no pierde fu malicia, 
antes es tanto mayor,que en la tierra, quanto es mas efté- 
dido el 'poder de fus influencias venenofas fobre todo lo 
criado.Confideren bien los Principes las calidades, y par- 
tes de 



política lh. i99 

tes de los Sugetos,que levantan á los Magiftrados,y Dig- 
nidades,porque en ellas las inclinaciones,y vicios natura- 
les crecen fiempre, y aun muchas vezes peligran las virtu- 
desrporque viéndole fomentada,y brioíala voluntad con 
el poder,íe opone á la razón, y la vence , fino es tan com- 
puerta , y robufta la virtud que pueda hazelle refiftencia,- 
finque le deslumhren, y desvanezcan los efplendoresde 
la profperidad. Si los buenos fe fuelen hazer malos en la 
grandeza de los pueftos , los malos fe harán peores en e- 
11a. Y fi aun caftigado, y infamado el vicio tiene imitado- 
res, mas los ten dra,fi fuere favorecido,y exaltado. En pu- 
diendo la Malicia llegar a merecer los honores, quien fe- 
guira el medio de la Virtud ? Aquella en noíbtros es na- 
tural, efta adquirida, ó impuefta. Aquella arrebata , efta 
efpera los premios, y el apetito mas fe fatisfaze de fu pro- 
pia violencia, que del mérito, y como impaciente^ntes- 
elige pender de fus diligencias , que del arbitrio ageno. 
Premiar al Malo , ocupándole en los pueftos de la Repú- 
blica, es acobardar alijueno, y dar fuerzas , y poder a la 
Malicia. Vn Ciudadano injufto poco daño puede hazer 
en la vida privada : contra pocos exercitará fus malas 
coftumbres,peroenelMagiftrado , contra todos ^fien- 
do arbitro déla jufticiay delaadminifl;racion,y govier- 
nodetodoel cuerpo déla República. ' No fea de $V- ^Tp^ptZ' 
nerálos Malos en pueftos, dondepuedan exercitar fu babent,ctn¡mfup- 
Malicia. Advertida defte inconveniente la Naturaleza fy ¡uüws P^ 

j. N . ... t r ¡vt^mmunocent. 

no dio alas, mpiesa los animales muy venenólos, por- Arift.l.i.PoL 
que no hiziefen mucho daño. Quien ala Malicia da pies, c -?- 
ó alas 5 quierequecorra,óquebuele. Suelen los PrincK f -&$&«*&(*'■ 
pes vaki le mas de Malos,que de los Buenos , viendo que /^ m ¡ng&L 
aquellos íbn ordinariamente mas fagazes, z que eftos, rañonefuafunn 

pero Luc - c * 168 ' 



4oo EMPRESA 

pero fe engañan : porque no es fabicfuria la malicia, ni 
puede aver juicio claro, donde no ai virtud. Poreftoei 
Key Don Alonfo de Aragón y de Ñapóles, alabava la 
prudencia de los Romanos en aver edificado el templo de 
la Honra dentro del de la Virtud en forma tal , que para 
entrar en aquel,fe avia de pafar por efte,juzgando,que no 
era dignó de honores,el que no era virtuoío, ni quexon- 
venia pafafen a los oficios , y dignidades los que no avian 
entrado por los portales de la virtud. Sin ella como pue- 
de vn Miníftro fervtil a la República? Cómo entre los 
vicios fe podra hallar la Prudenciaba Iufticia,la Clemen- 
cia, la Fortaleza, y las demás Virtudes necefarias en el 
que manda ? Como el que obedece , confervara las que le 
tocan,íi le falta el exemplo de los Miniftro s, cuyas accio- 
nes , y coftumbres con atención nota , y con adulación 
imita?El Pueblo venera al Miníftro virtuofo,, yfedáa 
entender,que en nada puede errar •, y al contrario ningu- 
na acción recibe bien, ni apruevadevn Miniftro malo. 
Dio en el Senado de Efparta vn cófejo acertado JDemof- 
thenes, y porque el Pueblo le-tenia por hombre viciofo, 
no le acetó,y fué menefter , quede orden de los Ephoros 
diefe otro Confejero, eftimado-por fu virtud , el mifmo 
confejo,paraquele admitiefen,y executafen. Es tan con- 
veniente,que fea buena efta opinión del Pueblo , que aun 
quandoel Miniftro es bueno , peligra en fus manos elgo- 
vierno,íi el Pueblo mal informado,le tiene por malo, y le 
aborrece. Por efto el Rey de Ingalaterra Enrique Quinto 
(quádo entro a Reynar)echo de fu lado a aquellos,que le 
avian acompañado en las folturas de fu juven*tud,y quitó 
los malos Miniftros,poniedo en fu lugar Sugetos virtuo- 
fe>s,y bien aceptos al Reyno.Los felices fucefos, y Vitorias 

del 



POLÍTICA LIL 4 bt' 

tlclRey Theodoricofe atribuyeron a la buena elección^ 
que hazia de Miniftros , teniendo por Coníejeros á los 
Prelados de mayor virtud. Son los Miniftros vnos retra- 
tos de la Mageftad,la qúal no pudiéndole hallar en todas 
partes, íe repreíenta por ellos,y afsi conviene , que íepa- 
Tezcan al Principe en las coftumbres,y virtudes. Ya queei 
Principe no puede portfofo , exercitar en todas partes la 
poteftad,queledióel confentimiento comun,mire bien, 
como la reparte entre los Miniftros: porque cjuando fe vé 
con ella el que no nació Principe , quiere fobervio pare- 
zelle en obrar violentamente , y executar fus paflones ' mmiftr^uoTde* 
Dedondefe puede decidir laqueftion, qual eftado de la .itet* fuftrbu 
República fea mejor,ó aquel en que el Principe es bueno, f^ l fi um . #'- 
y maloslos Miniitros,o aquel en que el Principe es malo, que fe iutiunt 
y buenosios Miniftros j pudiendo fuceder efto,como dijo P°Jf e * ttt fi d *>mui- 
Tácito. 4 Porque fiendo fuerza, que el Principe fubftituya ^dpfmt^íjt^ 
fu poder en muchos Miniftros,fi eftos fueren malos,feran <<*»*• 
mas nocivos á la República , que provechofo el Principe cne "* ' 
bueno: porque abufaran de fu bondad , y con eípecie de taiu p'rt^pfL 
bien, le llevaran a íusfines,y conveniencias propias,y no magnos vires ejfe. 
al beneficio común. Vn Principe malo puede fer corre- Í££ inviw 
gido de muchos Miniftros buenos-, pero uo muchos Mi- 
niftros malos de vn Principe bueno. 

§. Algunos juzgan , que con los Miniftrosbuenos tie- 
ne el Principe muy atadas las manos,y muy rendida fu li- 
bertad , y que quanto mas vicio fos fueren los Subditos, 
mas feguro bivirá dellosJmpio confejo , opuefto a la ra- 
zón: porque la virtud mantiene quieta, y obediente la 
República , cuyo eftado entonzes es mas firme , quandó 
en el fe bive fin ofenfa,y agravio,y florecen la Iufticia,y la 
Clemencia.Mas fácil es el govierfro de los buenos.Si falta 

Eee la 



'401 EMPRESA. 

la virtud, fe pierde el refpeto alas leyes, feama Ialiber- 
tad, y fe aborrece el dominio: dedonde nacen las mudan- 
zas de los eftados , y las caidas de los Principes , y aísi es 
menefter, que tengan Miniftros virtuofos, que les acón 
fejen con bondad y zelo, y que con fu exemplo, y encere 
za introduzgan ,,y maritengan la virtud en la República 
Tiberio tenia por peligrofos en el Miniftro los eftremcs 
de virtud , y vicio, y eligía vn medio , como decimos en 
otra parte. Temores de Tyrano : íi es bueno el Miniftro 
virtuofo,. mejor lera el mas virtuofo. 

$.Pero nábafta, quefean los Miniftros de excelentes 
vircudeSjfino refplandecen también en ellos aquellas ca- 
lidades^ partes de capacidad,y experiencia convenientes 
al govierno. Aun llora Ethiopia,y mueftra en los roftros, 
y cuerpos aduftos r ,y tiznados de fus habitadores el mal 
confejo de Apollo (finos podemos valer déla Philofo- 
phia,y moralidad délos Antiguos en fus fábulas) por aver 
entregado el carro déla luz , á fu hijo Phaeton , mozuelo 
inexperto, y no merecedor de tan alto , y claro govierno. 
Efte peligro corren las elecciones hechas por lalto, y no 
por grados , en que la experiencia defeubre , y gradúa los 
Sugetos. Aunque era Tiberio tan tyrano, no promovió á 
fus Sobrinos fin eftaconfideracion,como la tuvo para no 
dar a Drufo la poteftad Tribunicia , hafta aver hecho ex- 
y&eque<mtcpYo- periencia del por ocho años. 5 Dar las Dignidades ávn 
fere, fedperotto inexperto es donativo , á vn experimentado recompenfa, 
üZnto^Tmi. yjuftjcia. Pero no todas la.s experiencias, como ni todas 
lib.j.Annai. las virtudes, convienen a los cargos públicos , fino fula- 
mente aquellas,que.miran al govierno político en la par- 
te, que toca a cada vno: porque los que Ion buenos para- 
vn exercicio publico , no fonfiempre buenos para otios-, 

ni 



POLÍTICA LII. 405 

ni las experiencias de la mar íirven para las obras de la 
tierra; ni los que fon hábiles para domar, y governar con 
las riendas vn caballo, podran vn exeróto/ en que fe en- 6 - ***« vnüopw 
gañó Ludovico Esforza Duque de Milán , entregando fJtwTiuoi^n 
fus armas contra el Rey de Francia á GaleazoSanfeveri-^f, munm eft 
no.dieftro en el manejo de los caballos, y inexperto en el u Z umla t°™p<¡- 
de la guerra. Mas acertada fue la elección de Mathathias vt tifa caatquifl 
en la hora de fu muerte, que a ludas Machabeo , robufto i aam > & \ de ^ 
y exercitado en las armas , hizo General, y a fu hermano ^ r 7ft! Lz.VoU 
Simón, Varón de gran juicio, y experiencia , Confejero. 7 c.9. 
Eneftoemos viíto cometer fe grandes yerros, trocados 7* ^ecce simón 
los frenos, y los manejos. Eftos fon diferentes en los Rey- ^'J^H?,! 01 !! 
nos , y Repúblicas. Vnos pertenecen a la julticia: otros a ipf am audite féru- 
la, abundancia: vnos á la guerra, y otros á la paz,y aunque #?? & Vf e eri * 
entre fi fon diferentes, vna facultad,b virtud civil los con- dJuláablw" ', 
forma , y encamina todos al fin de la confervacion de la firtü vmbm a tu- 
República , atendiendo cada vnodelosquelagoviernan "XTn«wi!- 
áefte fin, con medios proporcionados áel cargo, que o- m*, &iffe*get 
cupa. Efta virtud civil es diverfa , fegun la diverfidad de beü *j* Po M- 
formas de Republicas,lasquales fe diferencian en los me- ! * " 

diosdefugovierno, dedondenace, que puede vnoíer 
buen Ciudadano, pero no buen Governador: porque 
aunque tenga muchas virtudes morales, no bailaran , fi 
le faltaren las civiles , y aquella aptitud natural 7 conve- 
niente para íaber difponer, y mandar. 

§. Por efto es importante , que el Principe tenga gran 
conocimiento de los naturaies,y inclinaciones de los Su- 
getos,.para fabellos emplear : porque en efta buena elec- 
ción confiften los aciertos de fugovierno. El ingenio de 
Hernán Cortes fué muy a propofito para defcubrir,y có- 
quiftar las Indias , el de Gonzalo Fernandez de Cordo va 

Eee 2 para 



4o 4 EMPRESA 

para guerrear en el Reyno de Ñapóles, y fi íe uvieran tr< 

cado, embiando al primero contra Francefes , y al fegun- 

do a defeubrir las Indias, no avrian (¡do tan felices los fu- 

cefos. No dio la Naturaleza a vno iguales calidades pan 

todas las cofas y Cmo vna excelente para vn folo oficio , o 

fuéefcaíez, b advertencias en criar vninftrumento para; 

¿L ■;_.... ^.:, cada cofa,? Por efta razón acufa Ariftoteles alosCartha- 

instrumenta pro- ginefts$.los quales fe fervian de vno para muchos oficios: 

ficientjxeoruftn- porque ninguno esapropofito para todos, ni espofible 

gula non multu, \ * i % i r- r i i n • • \ \ i 

fidvnideferutant. (como pondero el Emperador luitomano 5 ) que pueda 
A«íh I. 1 i pol. atenderíamos j.fin bazerfaltaal vno, y al otro. Mas bien 
gpvernada es vna República, quando en ella, como en la 
fúmcufqíamdut nave > atrendexadavno a fu oficio. Quando alguno fuefé 
bm affieré Ma- capazde todos los manejos, no porefo losa de llenar to- 
^ílTue"' f V ~ dos. Aquel gran vafodcbronzeparalosíacrificios,llama- 
curam peragere. do jel mar, que eftava delante del altar fobre doze bueyes 
xtec faciie. ende- enel templo de Salomon,cabiá tres mil medidas, llama- 
tígÁry ubplvnü '&** retretas, ! * pero folamen te. le ponían dos.mil." No 
fu§cere i nam cm conviene, que en vno folo reboten los cargos^ y dignida- 
m tudteto adfue- d cscon j n vidia, y mala íatisfacion de todos , y que falten 

r;/, alten abftra- i > i i 7 n - f i j • • 

hi neceffe eftjie- empleos a los demás. Pero o por ralta de conocimiento,y 
que muí eorum noticia.ópor no canfaríeen buícar los Sugetos a propoíi- 
jL.fF.cde Aífef. to > iuelen los Principes valer fe de los que tienen cerca , y> 
10. capiebatque fervirfe de vno, o de pocos en todos los negocios, conque 
tña miüía metre* f on menores los empleos,y los premios. Se yela la emú. 
a.Para!. c.4.5. lición, y padezen los deípachos. 
1 i.vm miütA ba* $ • P° r la mifma caufa no es aeertado,que dos afilian a 
w capiebat. V n mifmonegocio : porque íaldria disforme , como la 
3. eg.7.z .... imagen acabada por dos pinzeles,fiendoficmpre diferen- 
tes en el obrar: el vno petado en los gol pes,el otro ligero: 
«1 vnoamalasluzes,elotioafe&alasfombras: fuerade- 

que 



POLÍTICA LII. 4oy 

que es cafi impofiblc , que fe conformen en las condicio- 
nes , en los confejos , y medios , y que no rompan luego 
con daño de la negociación , y del fervicio del Principe. 
En efas caulas fegundas cada vna tiene fu oficio, y opera- 
ciones diftincas, y (¿paradas de las demás. Por mejor ten- 
go que en vn cargo efte vn Miniftrofolo, aunque no fea 
muy capaz, quedos muy capazes. 

^.Siendo pues tan conveniente la buena elección de los 
Miniftros,y muy dificultofo acertar en ella^onvienejque \]{^ t l A ^T 
los Principes no la fien de fi íblos. El Papa Paulo III. y el ñores Trouincfs 
Rey Don Fernando el Catholicolascóíultavan primero dare > v 'ip*M- 
con la voz del Pueblo, dejando defeuidadamente ,. que fe a'ratom'^dejl 
publicafen antes, que íaliefem El Emperador Alexandro rationaks ordm- 
Severolas proponía al examen de todos, paraque ^^poplmbat^h^ 
vno^omointerefadOjdijeffejfi eran, o nóapropofito: 11 íi uns vofuium, vt 
bien el aplaufo común no es fiempre íeguro , vnas vezes f í**» i" idh *i>e. 

r „ r ■ ~ *- P . . , ret crttmnispro- 

acierta, y otras yerra/' y le engaña en el conocimiento de bam mamMis.: 
los naturales, y vicios, ocultos á muchos, y fuelen la dili- tehus - 
gencia,y el interes-,ó la malicia, y emulación hazer nacer aLx? Scue™* 
eftas vozes publicas en fabor , o en contra : ni bafta aver , ,^ Hau ¿ r mm 
probado bien vn Miniftro en los oficios menores , para- ermfama, ai¡- 
que fea bueno en los mayores: porque la grandeza délos ^^ <t^/ ; " 
pueftos defpierta a vnos, y a otros entorpeze. 14 Menos pe.- Agrie! 
ligrofa era la diligencia del Rey Filipe Según do, queatin 14. nc» exrti- 
deíÜe los planteles reconocía las varas, que podrían dek More ^tuendunh 
pues,fer arboles de fruto, trafladadas al goviemo tempo- ™" s 'tZl^m. 
ral, ¡6 efpiritual , y antes que la ambición celaíe fus defec- JP"> *? wím de 
tos, advertía con fecretas informaciones en la juventud,!! ú *}?**\ %f' 

r • 1 1 111* -i J • excitan quofdam 

ie ivan lebantando derecha,o torcidamente^ tema notas -admei wgmagü- 
delos Sugetos importantes de fu Reyno,de fus virtudes,6 tttd ^ erer ^^ 

. . y r . 1 V 1 • r 1 vejeere altos. 

vicios,y aisi todas íus elecciones tueron muy acertadaSj y Tac.lib 3. Ann. 

EeeJ flore- 



4o6 EMPRESA 

florecieron en fu ciempoinfignes Varones,principalmen- 

te en la Prelacia: porque tenia por mejor , bufcar para los 

puertos a los que nouvieíendefaltara fu obligación, que 

i<¡.o$cijs >a cad- caftigallos defpues. 1 ' Eelrcel Reyno, donde ni !a amfei- 

potms non peca- cion,m el ruego,ni la loiicitud tienen parte en las eleccio- 

turos t qnhn dam- nes,y donde la virtud mas retirada no a meneíler memo- 

ture cupeccaftet. - i • i • n 1 • 1 1 1 r» • t 

Tacit. in vita rla les,ni relaciones,para llegar a los oídos del Prmcipe,el 
Agrie. qual porfi mifmo procura conozer los Sugetos/,eftaala- 

i6..Quiafineam- banza fe dio: al Emperador Tiberio. 1 * El examen de las 

biuone,mt proxi- 11 111 j r -r 11 

imrum preábus, orejas pende de otro, el de los ojos delí miímo ¿ aquellos 
ignotos etiam, <ff .pueden fer engañados , y eftos no: aquellosinforman fo- 
vim acatos mu- { arncnte c \ an j m o: eftos le informan , le mueven, y arre- 

tiificentia tuuerat. v \ 1 • 1 1 \ 1 • > / 

Tac.lib4.Ana. ¡batan, o a la piedad, o al premio. 

£. Algunas Repúblicas fe valieron de la fuerte en la elec- 
ción de los Miniftros. Cafos ai ,.en que conviene , para et 
xuíar los efectos de la invidia, y el furor de Incompeten- 
cia, y emulación, dedonde fácilmente nacen losvandos, 
y fediciones. Pero quando para la adminiftracion de lá 
jufticia, y manejo de las armas, es m ene fter eligir Sugeto 
apropolito, de quien a de pender el,govierno v y lafalud 
publica , no con yiene cometcllo ala, incertidumbre de la 
fuerte, fino que pafe por el examen de la.eleccion : por- 
que la fuerte no pondera las calidades, los meritos,y la fa- 
ma,como los Confejos, donde feconfieren, y fe botan fe- 

■* „ , cretamentc. 17 Y fi bien la eon(uka de los Confejos íuele 

ij.Sorte, wvr- ;• -i 

tia,mores no dif- governariepor Las conveniencias,yintereles particulares, 
cerní: fuffr agía, p dra, el Principe acertar en la elección, íi fecretamente fe 

é'extttimationem T r 11 1 1 c c\ 11 

stnatm repena, informare de las partes de los bugetospropueitos,y de los 
vt'm cuiufque vi- fines,que pueden a ver movido a los que los confultaron: 
^emrannt™^ 6 p orc l ue guando ciegamente aprueva el Principe todaslas 
Taclib. 4.Hift. confultas, eftan fugetasá efte incóveniente, pero quando 

ven 






política luí. 407 

ven los Confejos , que las examina , y que no íiempre fe 
vale de los Sugetos propueftos , fino que elige otros me- 
jores, procuran hazellas acertadas. 




s 



Ignificavan los Thebanos la integridad délos Mi- 
niftros , y principalmente de los de- jdMcia por vna 

eftatua 



408 EMPRESA 

eflatua fin manos: porque eftas fonfimbolodelaavari 
cia,quando cftan cerradas,y in (trunientos della , quando 
fiemprc eftan aviertas,para íccibir. Efto mirnio íe repre- 
fenta aqui en el jardín , puertas en las frentes de los viales, 
eftatuas fin brazos, como jqí íe ven en los jardines de Ro- 
ma.En ellos ningunas guardas mejores ,que eftasreono- 
jos para guardar fus flores, y frutos , y*fin brazos para no 
tocallos.Si los Miniftros fuéfcn-jComo eftas eftatuas^mas 
llenos eftarian los erarios públicos , y mas bien governa- 
dos los E fiados, y principalmente las Repúblicas, en las 
quales,como íe tienen porcomunes fus bienes,y rentaste 
pareze ácadavno delMagiftrado., que rxiedefabricaríe 
con ellas fufortuna^y vnos coa-otros íe efcuíin,y<jinVnu- 
lan,y como elle vicio crecc^cornoelfuego^con lo mifmo, 
i.Auarus non té- que avia de íatisfazerfe/'y quan to mas.fe vfurpa , mas fe 
fWitmpcuMA. defea. 1 \ Cebada vna vez la&udkiaen ios bienes públicos, 
c ?'?L. pafa a cébaríeen los particulares: ^conque íe deícompone 

2. InUttabilts o- *■. r • • i i i ~- Y • m r i 

tulas cupidi in el haprincipal de la compania política, que confute en la 
¡arte imqututtf. coníetvacion de losbienes de cadavno. Donde reina la 
Í^.Hift. Hifp. ^uclicia, falta la*quietud,y la paz-, todo fe perturba,y íe re- 
duzc a pleitos, a íedieiones-y guerras civiles-, mudante las 
¡forman de ios dominios, y*caen los Imperios , aviendofe 
¿perdido cafi todos^poreftacauía. Por día fueron echados 
de Efpaña los Phenicios , y por ella predijo el oráculo de 
Pithia la i*uina de la República de Efparta. Dios ad virtió a 
¿ vtomti autm Moyfen,que eligiefe para los cargos Varones, que aborre- 
ce omm plebe v¿- ziefen la acaricia.' No puede íer bien governado vn Efta- 
ros potentes, -& ¿ Q CUV os Miniftros fon avarientos, y cudiciofos: porque 

timentes Veunt y > » . n - • i i r • \ r^ 

inquibtts ^mi-jcomoierajuíticiero, elquedelpojaaotros? Comopro- 
tas, $ í«>o^»í 5 curará la abundancia , el que tiene fus logros en la careC 
£xod i«.\i. tia* Como aipará a fu República , el que idolatra en los 

tefo- 



POLÍTICA LIIL 4 o 9 

teforos ? Como aplicará el animo a los negocios , el que 
le tiene en adquirir mas ? Como procurará merezerlos 
premios por fus férvidos, el que de fu mano fe haze paga- 
do/ Ninguna acción fale,como conviene,quando fe atra- 
viefan interefes propios* A la obligación , y al honor los 
antepone la conveniencia. No fe obra generoíamente fin 
la eftimacion de la fama , y no la aprecia vn animo vil, 
fugeto a la avaricia. Apenas ai delito, que no nazca della, 
o de la ambición. 4 Ninguna coía alborota mas a los Va- 4- Tltraquetorü, 
fallos,queelrobo,y fobornos de los Miniftros: porque le Zjte faciunt, m 
irritan con los danos propios , con las injufticias comu- ambatonem , & 
nes.con la invidia a los que fe enriquezen , y con el odio áü ™ u *™ contm 
ai Principe, que no lo remedia. Si lo ignoraos incapaz: 11 Arift.lib.z.PoI. 
lQCon(iente,flojo: filo permite, complice,y tyrano,filo c, 9 # 
afe£ta,paraque como eíponjas lo chupen todo,y pueda eC 
primillos deípues con algún pretexto.O infeliz el Princi- 
pe, y el Eftado, que fe pierden, porque fe enriquezcan fus 
MiniftrosiNopor efto juzgo,que ayan de fertan eferupu- 
loíbs,quc fe haga intratablesrporque no recibir de alguno, 
es inhumanidad -, de muchos, vileza •, y de todos avaricia. 

$.La cudicia en los Principes deftruye los eftados, 5 y no j. Rex íuftuseri- 
pudiendo fufrir el Pueblo.que no eften feguros fus bienes & ltterr ?a> vira- 
del que pulo por guarda , y detenía dellps , y que aya el Prou.c.29.4. 
miimo armado elceptro contra íii hazienda,procura po- 
nelle en otra mano. Que podra eíperar el Vaíallo de vn 
Principe avariento? Aun los hijos aborrezen a los padres, 
que tienen eñe vicio. Donde falta la eíperanza de algún 
interés, falta el amor, y la obediencia. Ty rano es el go- 
vierno,que atiende a las vtilidades propias , y no a las pu- 
blicas: por efto dijo el Rey Don Alonfo el Sabio, que 3^j- 
qne^as grandes ademas non debe elQZji cobdkiar , f ara tenerlas 

F f f guarda* 



4io EMPRESA 

L.4. tít, | a p.2; guardadas, e non obrar bien 'con ellas. Ca naturalmente , el que para 

ejlo las cobdicia, non puede Jer, que non faga grandes yerros, para 

ajerias , lo que no contiene al%ei en ninguna manera. Las Sagra. 

das Letras comparan el Principe avaro,q ue injuftamente 
vrr° r efT's & v ^ ur P a ' os bienes ágenos, al Leon,y al Ofo hambriento/ 
Trmceps Impius y fus obras a las caías $ que labra en los arboles la carco- 
fuperpopuiüfau- m a, que luego caen con ella, ó a las barracas , que hazen 
Prou.78.15. l° s queguardan las viñas,que duran poco, 7 Lo que fead- 
7* Aedificauitfic- quinó mal, preño fe deshaze. Quan acofta de fus entra. 
ut tinea domum ñas, como la araña, íe deívelan algunos Principes con 
fíTfet/ZkZ mor£ ^ azes cuidados en tegerfu Fortuna con eíeftambrc 
tuium. de los Subditos > y tegen redes, que dclpues le rompen , y 

lob.27.18. dejan burila f u confianza. 8 

niarum falcZ*- $• A lg unos remedios ai para efte vicio. Los mas efica- 
imttnmteturfuper zes fon de prefervacion,porque fi vna vez la naturaleza íe 
domum fuam, & j e j a vencer d e l ? difícilmente con valeze. La vltima túnica 
7Jm ^¿noncóL cs,que fe defpoja.Quando los Principes fon naturalmen- 
te*, te amigos del dinero, conviene, que no le vean, ni mane- 
,I * # jen: porque entra por los ojos la avaricia,y mas fácilmen- 
te felibra, que fe da. También es mencfter, que los Mi- 
niftrosde la hazienda fean generoíbs,que no le aconfejen 
ahorros viles, y arbitrios indignos , conque enriquezeríe, 
como decimos en otra parte. 

§. Paralapreíervacionde tacudíckdelosMiniftros, 
es conveniente, que los oficios, y goviernos no íean ven. 
dibles, como lo introdujo el Emperador Cómodo : por- 
que el que los compra, los vende. Aísi les pareció al Em- 
perador Severo^y al Rey Ludo vico Duodécimo de Fran- 
cia, el qualvsódefte remedio, mal obíervado defpues. 
Derecho pareze de las Gentes,que fe deípo je la Provincia, 
cuyo go vierno fe vendió, y que fe ponga al encanto , y íe 

dé 



política luí. 411 

déel tribunal comprado al que mas ofreze.' Canilla ef- %Trouint¡at fr»~ 
perimenta algodeftos danos en los Regimientos de las liari > &Humma ~ 

r & . . o • * num tribunal, aw 

Ciudades por 1er vendibles contra lo que con buen acuer- dita vmnque //«- 
do íe ordenó en tiempo del Rey Don luán el Segundo* tati <>™>*i""*d» 

r \r r v r l • * J ditt non mirim» 

que hielen perpetuos, yledieienpor nombramiento de qU ando t QMtme- 

los Reyes. ris, venderé, geH* 

§, Es también necefario dar a los oficios dote compete- s«JS.t!c.© é 
te,conquc íe fuftente el que los tuviere. Aísi lo hizo el Rey de Ben. 
DonAlonfoelNono, fenalandoalosjüezes (alarios, y Mar.Hift.Hifp. 
caíligando fe veramente al que recibía de las partes. Lo 
mifmo difpufíeron los Reyes Catholicos Don Fernando, 
y Dona líabel, aviendo puedo tala a los derechos. 16. sed caput tfi 

A los del Magiftrado Te les a de prohibir el trato,y mer- in mnt |tf*W¿- 
cancia," porque no cuidará de la abundancia quien tiene c *£ n \ J{ t ¿ll tmt 
fu interés, y logro en k cafeftia , ni dará confejos genero- prouífum fu, ne 
fos,fi fe encuentran con fus gánancias,fueradeque el Pue- ¡j^fetl' m£ 
Irlo diíimula la dominación, y el eftar en otros los honó- ¿¡ftmtbus retin- 
tes, quando ledejan el trato,y ganancias, pero fi íe vé pri- q " a !¡í r :., 
vado de aquellos, y de ellos, fe irrita, y fe rebela." Aeíla c g é '' °' 
cauíaíe pueden atribuir las diferencias, y tumultos entre luTmc €nm ^ 
la Nobleza, y el Pueblo de Genova* uumque ei mole- 

§. Los pueftos no fe an de dar a los muy pobres,porqüe l f e ^ll n f r * m q ^ 
lanecefidad les obliga al foborno , y a coías malhechas, tkepsfit, &quoA 
Difcurriafe en el Senado de Roma fobre la elección de vn * ^ftibus fub- 
Go vernador para Eípaña, y confultados Sulpicio Galbá, ^rift. ibídemr 
y Aurelio Cotta, dijoScipion. Que no le agradaban: el t>no 7 t z .Qa a fi¡mpofi- 
porque no tenia nada , y el otro , porque nada le hartaba* Por ello biiefit, qui egmm 
los Carthaginefes efeogian para el Magiftrado á los mas 2j^¡¡¡¡¡¡£ 
caudalofos, y da por razón Ariftoteles s que es Cali rere^utqmetem 
impoíible, queeipobreadmuiillrebiethy amelaquie^ °t'*f* , , 
tud. íl Verdad es , que en Efpana vemos Varones ínlignes, c#s>4 

Fff i que 



4\Z EMPRESA 

que fin caudal entraron en los oficios, y falieron fin el. 

§. Los Miniftros de numeróla familia ion carga peía* 

da a las Provincias: porque aunque ellos fean integros,no 

fon los fuyos, y afsi el Senado de Roma juzgó por incon- 

13. Háut emm veniente , quefe lleváfenlasmugeresa losgoviernos. ,J 

puftra fUcitum Los Reyes de Perfia fe íervian de Eunuchos en los mayo- 

ítTÍ5«« rcs car g os dcl govieroo:* porque fin el embarazo de 

externas traben- muger,ni el afe&o a enriquezer los hijos, eran mas defin- 
íw.Tacit.lib.3. terefados,y de menos pefo a los Vaíallos. 

6. Lostriuy atentos a engrandezerfe. y fabricar fu 

nucí™, qm m <*»- Fortuna ion peligrólos en los cargos.-porque íi bien algu- 

fpectu em tñjm~ nos la procuran por el merito,y la gloria,y eftos fon fiem- 

mh!x¿. 1 1 P re acertados Miniftros , muchos tienen por mas feguro 

fundalla fobre las riquezas, y no aguardar el premio, y la 

fatisfacion de fus fervicios de la mano del Principe , caíi 

fiempre ingrata con el que mas merece. El Confuí Lucu- 

lo, a quien la pobreza hizo avariento , y la avaricia cruel, 

intentó injuftas guerras en Efpañapor enriquezerfe. 

§. Las reíidencias , acabados los oficios , fon eficaz re- 
medio , temiendofeen ellas la perdida délo mal adquiri- 
do, y el caftigo, en cuyo rigor no a de aver gracia, fin per- 
mitir,que con el dinero vfurpado fe redima la pena de los 
delitos, como lo hizo el Pretor Sergio Galba, fiendo acu- 
íado en Roma de la poca fe guardada a los Luíicanos. Si 
en todos los Tribunales fuefen hechos los afientos de las 
pieles de los que fe dejaron fobornar, como hizo Cambi- 
fes Rey de Perfia , y a fu exemplo Rugero Rey de Sicilia, 
feria mas obfervante,y religioía la integridad. 



La 



política liv. 



4íJ 




LA libertad en los Hombres es natural, la obedien- 
cia forzada $ aquella figue alalbedrio, efta fe deja 
reducir de la razón. Ambas fon opueftas , y fiempre ba- 
tallan entre íi , dedonde nacen las rebeldías , y traicio- 
nes al Señor natural, y como no es pofible, que fe fuften- 

Fff 2 ten 



4H EMPRESA 

ten las4lepublicas,finqueaya quien mande,y quien obe- 
i.Natuumduas dezca, 1 cadavno quifiera para fila íupíema poteftad , y 
TJfímqt }di pender de fimifmo, y no pudiéndole parece que confif- 
ures humano ge- te fu libertad en mudarlas formas del govierno. Eftees 
nm tomparafi, e j pajaro de 1 os Reynos, y de las Repúblicas, ylacaufa 

vt alu cum tmpc F .° . . r ./ '' r r / ' ■ 

rioejfent, aiij ei principal de ius caídas, converhones , y mudanzas. Por 
fubijwentHr: »¿- \ Q q ua l conviene mucho vlar de tales artes, que el apetito 
LT!nectnmlmo ^ e libertad , y la ambición humana eften lejos del Ccp- 
qwdemqueatftA- tro, y bivan fugetas a la fuerza de la razón , y a la obliga- 

DwnT'l c * on ^ e * c ' om * n ^ > fi n conceder a nadie en el govierno a- 
quella liiprema poteftad, que es propia de la Mageftad 
del Principe: porque expone a evidente peligro la leal- 
tad, quien entrega fin algún freno el poder. Aun puefta de 

* »,j * o i ■» burlas en la frente del Vafallo la Diadema Realleenfo- 

%,Vtdem Salomo . r . . . , 

adoufeetem te berveze , y cria penlamientos altivos. No a de provar ei 
indoiis , & mdu- corazón del Subdito la grandeza, y gloria de mandar 
tat^umvl&üH abfblutamente : porque abuíando della defpues,la vfur- 
fuper túbuta vm- pa , y para^ue no buel va a quien la dio, le pone azechan- 
ucrfA domtts lo- zas ^ y m aqüina CO ntra eU En folo vn capitulo feñalan las 
3.Reg.u.28. Sagradas Letras quatro exemplos de Reyes, muertos a 
Z.uuauit wm- manos de fus Criados, por averíos lebantado mas délo 
mtitra Regem* que convenia. Aunque fué tan íabio Salomón , cayó en 
j, eg. .2 . e f|- e peligro , a viendo hecho Prcfidente fobre todos los 
tu MoYanhu' tributos a leroboam, 1 el qual fe atrevió a perdelle el ref* 
cantío communit, peto.'Eílen pue3 los Principes muy advertidos en lamax* 
^ZTmagnnJlut * ma ^ e eftado de no engrandecer a alguno fobre los de- 
certe phfjuam mas , y íi fuere forzoíb, fean muchos, paraque fecon- 
T/num faceré t ¡pfi trape f en entre ¡¡ y vnos con otlcs f e deshagan los brios. 

tnm ínter [c t quid t r . ' V i , f , p , r \ 

quifque agat, b- y losdeiinios. 4 Notonlidero bien eíta política ( ii ya no. 
feruanr; ■ f L1 ¿ necefidad ) el Emperador Ferdinando el Segundo^ 
c.u é quando entrego el govierno abloluto de ius armas, ycn 

fus 



POLÍTICA LIV. 415 

fus Provincias, fin recurfo a Su MageftadCefarea, al Du- 
que de Fridlant,de que nacieron tantos peligros, y incon- 
venientes, yelmayorfuédarocafion, con la gracia y el 
poder, a que fe perdiefe tan gran Varón. No mueva a los 
Principes el exemplo de Pharaon , que dio toda fu potef- 
tad Real a lofeph, 5 de que refultóla faludde fu Reyno: 5« "** tris fuper 
porque lofeph fué limbolo.de Chrifto, y no fe hallan ' ¿Tn!i !&!*£- 
muchos Iofephes en ellos tiempos. Cadavno quiere de- "«»« *«»#«* j><¡- 
pender de fimifmo, y no del tronco , como lofignificaf'^f^ 
eita Empreía en el ramo puelto en vn valo con tierra(co- lio te pracedam. 
mo vfan los jardineros ) donde criando raizes queda def- Gcn.41. 40-. 
pues árbol independente del nativo , fin reconozer del fu 
grandeza. Éfte exemplo nos enfeña el peligro de dar per- 
petuos los goviernos de losEftados : porque arraigada 
la ambición los procura hazer propios. Quien vna vez 
fcacoftumbró a mandar y no fe acomoda defpuésaobc- 
dezer. Muchas experiencias efcritas con la propia fangre 
nos puede dar Francia. Aun los Miniftrosde Dios ena- 
quella Celeftiál Monarquia no fon eftablés/ La pcrpe- 6 " E " e *" $** 
tuidaden los cargos mayores es vna enagenacion déla íUbiies. 
Corona. Queda vano , y fin fuerzas el ceptro , zelofo de Iob » c -4* 181 
lo mifmo que dá : fin dote la liberalidad , y la virtud fin 
premio. Es el Vafallo Tyrano delgovierno , que no a de 
perder.El Subdito reípeta por Señor natural al que le a de 
governar fiempre, y defprecia al que no íiipo, ó no puda 
governalleporfi mifmo^y no pudiéndole fufrir, fe rebe- 
la. Por eftolulio Cefar redujo las Premuras a vn ano,y los 
Confutados a dos. El Emperador Carlos Quinto aconfe- 
jó a Filipe Segundo,que no fe firvkfe largo tiempo de vb 
Miniftro en los cargos , y principalmente en los de guer^- 
ra : que los mayores diefe a perfonas de mediana 



4\6 - EMPRESA 

fortuna , y las embajadas a los Mayores , en que confu- 
mieíen fu poder. Al Rey Don Fernando el Catholico fue 
íbfpechofo el valor , y grandeza en Italia del Gran Capi- 
tán , y llamadolea Efpafia , fino deíconfió del , no qui- 
fo,que eftuviefe a peligro fu fidelidad con la perpetuidad 
del Virreinado de Ñapóles. Yfibien Tiberio con tinua- 
va los cargos, y muchas vezes fuftenta va algunos Mini- 
rJ 2- ftr°s en ellos haftala muerte 7 era por confideraciones 
bertj fmt,atmua- tyranas, las qualesno deben caer en vn Principe prudcn 
re imperta, acpie- te> y j u ft 0# Yafsi debe cónfultarfe con la Naturaleza 
mtTmtfdemeZ maeftra de la verdadera Política, que no dio á aquellos 
trátibus, autiu- Miniftros celeftes de la lúe perpetuas las Prefidencias , í 
¡S¡£K fino a tiempos limitados , como 

Annal. vemos en las Cronocracias:, y Dominios délos Planet 

por no privarte de la pro vifiondellos, y porque no le 
furpafen fu imperio. Confiderando también, que fe h 
llaria oprimida la Tierra , (i fiempre predominafe la me- 
lancolía de Saturno, óel furor de Marte, ó lafeveridad 
delupiter, ó la falfedad de Mercurio , ó la inconftancia 
de la Luna. 

£. En efta mudanza de cargos conviene mucho intro- 
ducir,que no íe tenga por quiebra de reputación, paíar de 
los mayoresllos menores : porque no fon infinitos ,y en 
llegando al vi timo, fe pierde aquel Sugeto , no pudiendo 
emplearle en los que á dejado a tras. Y aunque la razón pi- 
de,que con el mérito crezcan los premios, la convenien- 
cia del Principe a de vencer a la razón del Vaíallo,quando 
por cau fas graves de fu fervicio, y del bien publico , y no 
por defprecio conviene, que pafeápuefto inferior, pues 
entonzes le califica la importancia de las negociaciones. 
§. Si algún cargo fe puede fuftentar mucho tiempo, 

es 



POLÍTICA LIV. 4^ 

es el de las Embajadas: porque tn ellas fe intercede , no le 
manda: íe negocia, no íe ordena.Con la partida del Em- 
bajador fe pierden las noticias del Pais , y las introducta* 
nes particulares con el Principe, a quien afilien, y con íus 
MiníftrosXas fortalezas, y pueftos , que fon llaves de los 
Reynos, íean arbitrarios , y fiempre immediatos al Prin- 
cipe. Por efto fué mal confejo el del Rey Don Sancho, en 
dejar por la minoridad de fu hijo el Rey Don Aloníbel Miar.HJítHifp» 
Tercero, que tuviefen los Grandes las Ciudades , y Cafti- 
líos en fu poder, haftaque fueíe de quinze años , dedonde 
relultaron al Reyno graves daños.Los demás cargos íean 
a tiempos , y no tan largos, que peligren , fobervios los 
Miniftros con el largo mando. Afsi lo juzgó Tiberio,aun- 
que no lo executava aísi. 8 La virtud le cania de merezer, 8. supertin fo* 
y efperar. Pero no fean tan breveSjque no pueda obrar en m 1 es . et J am . Mm 
ellos el conocimiento, y pratica, o que la rapiña deípierte quid j¡ honortper 
fus alas, como a los azores de Norvegaporla brevedad f^ww»^ 
del dia. En las grandes perturbaciones , y peligros de los ^noa!. * C ** 
Reynos íe deben prolongar los goviernos , y pueftos: 
porque no caigan en Sugetos nuevos, y inexpertos: afsi lo 
hizo Augufto , aviendo fabido la rota de Quindilio 
Varo. 

§. Efta doctrina de que fean los oficios a tiempos, no 
fe a de entender de aquellos fupremos , inftituidos para ei 
confejo del Principe > y para la adminiftracion de la jufti- 
cia: porque con Viene, que fean fijos, por lo que en ellos 
es vtil la larga experiencia , y el conocimiento de las cau- 
tas pendientes. Sotl eftos oficios de la República, como 
los polos en el cielo , íbbre los quales voltean las demás 
esferas, y ÍI fe mudaíen,peligraria el Mti0do,defcompuef- 
tos fus movimientos naturale?. Efte inconveniente con- 

Ggg fideró 



4 i8 EMPRESA 

fideró Solón en los quatrocientos Senadores, quecadí 
ano fe eligían por fuerce en Athenas, y ordenó vn Senado 
perpetuo de fefenta Varones, que eran los Areopagitas,y 
mientras duro, fe coníervó aquella República. 

§. Es también peligrófo confejo , y caufa de grandes 
rebueltas,y inquietudes,entregar el govierno de los Rey- 
nos, durante la minoridad del Sucefor, a quien puede te- 
ner alguna pretenfion en ellos, aunque fea injufta, como 
fucedió en Aragón por la imprudencia de los que dejaro 

Mar.Hift.Hlfp. R e ynar,a Don Sancho Conde de Rofellon , haftaquetu 
viefe edad bailante el Rey Don Iaimeel Primero. La am 
bicion de Reynar obra en los que ni por íangre, ni por 
otra caufa tienen acción a la Corona, que hará pues en 
aquellos, que en las eftatuas, y retratos ven con ella ceñi- 
■ das las frentes de fus Progenitores? Tyranos exemploí 
nos da efta edad , y nos dieron las pafadas de muchos Pa- 
rientes, que hizieron propios los Reynos , que recibieron 
en confianza. Los defeendientes de Reyes ion mas fáciles 
ala Tyrania: pora ue fe hallan con mas medios,para con- 
feguir fu intento. Pocos pueden reducirfe a que fea jufta 
la lei,que antepufo la anterioridad en el nacer a la virtud, 
ycadavno prefume de fi, que merece mas , que el otro la 
Corona. Y ; quando en a|guno fea poderofa la razon,que- 
da -el peligro en fus Favorecidos, losqualespor la parte, 
que an de tener en fu grandeza , la procuran con medios 
violentos^ caufarí difidencias entre los Parientes. Si al- 
gunas tuvo el Rey Filipe Segundo del Señor Don luán de 
Auftria, nacieron defte principio. Gloriofa excepción de 
la política dicha fué el Infante Don Fernando, rehufando 

Mar.Hift.Hifp. la Corona, quetocavaalRey Don luán el Segundo fu 
Sobrino , conque mereció otras muchas del Cielo. Anti- 
gua 



POLÍTICA LIV. 41 p 

gua es la generóla fidelidad , y el entrañable amor de los 
Infantes defte nombre a los Reyes de fu fangre. No me- 
nor reíplandeze en el prefente, cuyo reípeto,y obediencia 
alReynueftro SeñormasesdeVaíallo, que de Herma- 
no. No eftan las esferas celeftes tan fugetas al primer mo- 
bil, como a la voluntad de Su Mageftad: porque en ellas 
ai algún movimiento opuefto, pero ninguno en S. A.Mas 
obra por la gloria de Su Mageftad , que por la propia. O 
gran Principe, en quien la grandeza del nacimiento ( con 
fer el mayor del Mundo ) no es lo mas que ai en ti. Pro- 
videncia fué divina, que en tiempos tan rebueltos con 
prolijas guerras, que trabajan los exes , y polos de la Mo- 
narquía, naciefe vn Atlante, que con valor, y prudencia 
fuftentafe la principal parte della. 




G gg 



Para 



EMPRESA 




PAra mofíraf*Ariftoteles á Alexandro Magno las ca- 
lidades délos Coníejéros, los compara á los ojos, 
Efta comparación traíladó á fus Partidas el Sabio Rey 
Don Aloníb , haziendo vn paralelo entre ellos. No fué 
nuevo eftepenfamiento,pues los Reyes dePerfia, y Babi- 
lonia 



POLÍTICA LV. 411 

lonialos llama van fus ojos, como á otros Miniftrosfus 
orejas, y fus manos, fegun el miniílerio que exercitavan. 
Aquellos Efpiritus, Miniftros de Dios, embiadosála i.Agtm ¡latem, 
tierra, eran los ojos del Cordero inmaculado.' Vn Prin- '**»*» ««M 

y'? •■' . r ^ • i r "abentem tornua 

cipe, que a de ver, y oír tantas colas, todo avia de tero- /*/>/«»,<$. QC u\o$ 
ios, y orejas * y ya que no puede ferio, á menefter valerfe f¡P'i m : 1 UI f unt 
de los ágenos. Delta neceüdad nace el no a ver Principe, w ^ - m omm ^ 
por entendido y prudente , que fea, que no fe fugete a fus ^nm. 
Miniftros, y fean fus ojos, fus pies , y fus manos, ? conque poca *?' 

, vv J i • • j L i. Superior deber 

vendrá a ver,y oír con los ojos y orejas de muchos,y acer- e p tommens¡ ¿ 
tara con los Confejos de todos. 4 Efto fignificavan tam- totas oculus. 
bien los Egipcios por vn ojo pueftofobre el ceptro: por-^ ntloc# Ho " 
que ios Confejos fon ojos,que miran lo futuro.' Aloquai Nm j Pf ¡¿- 
pareze que aludió Icremias , quando dijo , que veia vna ac Reges nuequo- 
vara visiláte.* Poreftoenlaprefenteemprefafepintavn **? mtt i'° s fiHo~ 

Yi i r -r * i» ir culos , multas au- 

ceptro lleno de ojos, iignihcando que por medio de lus res , muitM ¡tem 
Confejeros a de ver el Principe , y prevenir las cofas de fu mMm ) *'*«*]*- 
govierno. Y no es mucho, que pongamos en el ceptro á Aríft!T?. Pof. 
los Confejeros , pues en las Coronas de los Emperado- c.*z. 
res, y de los Reyes de Efpaña fe folian efeulpir (iisnom- 4- Hacmmr*- 
bres, y con razón, pues mas refplandezen, que las Diade- '/™¿ f e ™™& 

mas de los Principes. * ommum auribus 

$. Efta comparación de los oíos define las buenas ca« ™ áiety & m ™} 
lidades,que a detener el Con lejero: porque como la viíta ¡ n vmm nndemt- 
íeeftiende en larga diftancia por todas partes , afsi en el bu f con¡uitab¡t. 
ingenio practico del Coníejerofe a de repreféntarlopa- 

r , i r \ r r L • • • sjConfü'ium ocu- 

fado,loprelente, ylotuturo, paraque haga buen juicio - lm f ttturorm . 
de laseoías, y dé acertados parezeres , lo qual no podrá Arift.Iib.& de 
fer fin mucha lección, y mucha experiencia de negoció^, , Rc S ÍDB - 
y comunicación de varias Naciones, conociendo el natu- ^SST'SE 
ral del Principe , y lascoftumbres^ y ingenios de la Pro- iercni¿.Mt~ 

: Ggg$ vincia. 



4 I2 EMPRESA 

vincia. Sin efte conocimiento la perderán , y fe perderán 
y.Morum, ammo- j os Confejeros, 7 y para tenelle.es menefterla pratica:por- 

fuñique Prouin- J i • * i » • 

cu } nififmtgnar¡, que no conozen los ojos a las colas, que antes no vieron. 

qm de ea confuí- a quien á praticado mucho, (ele abre el entendimiento, 

Tne%McIm. y fe le ofrezen fácilmente los medios. 8 

cicer. § . Tan buena correfpondencia ai entre los ojos , y el 

8. vtr m muitu cora zon , que los afeólos , y paflones defte, fetrafladan 

l*t mulla: '& qüi luego á aquellos,quando efta trifte,fe mueftran Uorofos, 

multa didictt, *- y quando alegre, rifueños. Si el Confejero no amare mu- 

tf«*L ■■ mU C ~ cno ^ f L1 Principe, y no fin tiere, como propias fusadverfi- 

Eccl. c 34^. dades, 6 profperidades, pondrá poca vigilancia y cuidado 

en las confuirás, y poco íe podra fiar dellas, yafsidijoel 

L.5.tt,9.p.2. ^ e y ^ on Alonfo el Sabio. Que los Confejeros an de fer amigos 

del %eí Cafi tales non fuefen, poderle ya ende l?enir grand peligro, 

porque nunca Jos que a orne defaman, le pueden bien aconjejar , ni 

lealmente. 

$. Noconííentenlosojos, que llegue el dedo á tocar 
lo fecreto de fu artificio , y compoftura : con tiempo fe o- 
cultan, y fe cierran en los parpados* Aunque fea el Con- 
fejero advertido, y prudente en fus confejos, fi fuere fácil, 
y ligero en el íecreto , fi íe dejare poner los dedos dentro 
del pecho, ferá mas nocivo a fu Principe , que vn Coníe- 
jero ignorante: porque ningún confejó es bueno, fi íe re- 
vela , y ion de mayor daño las r eíblutiohes acertadas , fi 
im antes de tiqmpo fe defcubren, que las erradas,fi con fecre- 
to fe executan. Huya el Coníejero la conferencia con los 
que no fon del mifmó Confejo; cierr efe á los dedos > qtre 
le. anduvieren delante , para tocar lo intimo de fu cora- 
zón ;. porque e,n admitiendo difcurfos fobre las materias, 



fácilmente fcpenetfat^fu intención , y con ella las máx- 
imas con que camina el Principe. Son los labios ven- 
tanas 



POLÍTICA LV. 4 ij 

tanas del corazón , y en abriéndolos , fe defcubre lo que 

ai en el. 

§. Tan puros fon los ojos , y tan definterefados , que 
ni vna paja, por pequeña que fea, admiten, y fi alguna 
entra en ellos , quedan luego embarazados, y no pueden 
ver las cofas, ó fe les ofrezen diferentes, ó duplicadas. El 
ConfejerOj que recibiere, cegará luego con el polbo d e la 
dadiva, y no concibirá las cofas, como fon, fino como fe 
las da á entender el interés. 

§. Aunque los ojos fondiverfos, no reprefentan di- 
verfa , fino vnidamentelas cofas : concordes ambos en 
la verdad de las efpecies , que reciben , y en remitillas al 
fentido. común por medio de los nervios ópticos, los 
quales fe vnen , paraque no entren diverfas , y le enga- 
ñen. Si entre los Confejeros no ai vna mifma voluntad, 
yvn mifmo fin deajuftarfe al confejo mas acertado, y 
conveniente, finque el odio, el amor, ó eftimacion 
propia los divida en opiniones , quedará el Principe con- 
fufo, y dudólo, fin faber determinarfe en la elección 
del mejor confejo. Ef];e peligro fucede , quando vno 
de los Confejeros pienfa, que vé, y alcanza mas, que el 
compañero, ó nó tiene juicio, paraconozer lo mejor, 9 9- c « w .f^"« í<? - 

l r .. 1 r > r r r P^um non babease 

o quando quiere , vengar con el" cornejo fus órenlas, wnemmptmmt 
y executar fus paflones. Libre dellas a de eftar el Mi- dlh £ ere > n 'í t( i u& 
niftro , fin tener otro fin y fino el fervicio de fu Principe. EccLSa©. 
A tal Confedero, '( palabras fon del Rey Don Alonfo el 
Sabio .) (laman en latín Patricio , que es afi como Padre del Prin- 
cipe: eejlenome tomaron a femejan^a del Padre natural,: e afeL.7. tt.i. p.^. 
como el Padre Je muelle , fevun Natura , a aconfejdr a fu Htjo 
lealmente y catando/e fu pro, e fu honra, mas que otra cofa: afiacpuel y 
por cuyo Confejo Je guia el Principe, lo debe amar y e aconfe'jAY 

lealmen- 



4 i4 EMPRESA 

kalmente,c guardar la pro , e la honra del 'Señor fobre todds las co- 
fa del Mundo , non catando amor, nin defamor , nin pro , nin daño, 
que fe le pueda ende Jeguir^e ejlo deben fa^er fin lífonja ninguna, 
non acatando, fi le pe/ara, b le placera , bien anfi como el Tadre non 
lo cata, quando aconfeja a fu Huo. 

§. Dividió la Naturaleza la jurifdicion ácadavnode 
los ojos , feñalandolcs fus términos, con vna linea ínter, 
puefta, pero no por efo dejan de eftar ambos muy con- 
formes en las operaciones, afiftiendofc conzelo tan re- 
ciproco , que íi el vno íe buel ve a la parte, que le toca , el 
otro también, paraque fea mas cierto el reconocimiento 
de las coías, fin reparar en íi fon , ó no de fu circumferen- 
cia. Efta buena conformidad es muy conveniente en 
los Miniftros , cuyo zelo , y atención debe íer vniverfal, 
que no folamente mire á lo que perteneze á fu cargo, fino 
también al ageno. No ai parte en el cuerpo , que no em- 
bie luego fu fangre , y fus eípiritus a la que padeze , para 
mantener el individuo. EftarícvnMiniftroa laviftade 
los trabajos , y peligros de otro Miniftro , es malicia, es 
emulación , ó poco afeólo á fu Principe. Algunas vezes 
naze efto del amor á la conveniencia , y gloria propia , 6 
por no aventuralla, ó porque íea mayor con eldeíaire 
del Compañero. Tales Miniftros fon buenos para fi, pe- 
ro no para el Principe, dedortdc refultan dañofas dife- 
rencias entre fus mifmos eftados, entre fus mifmas ar- 
mas, y entre íus mifmas teíbrerias, conque fe pierden 
las ocafiones, y avezes las plazas, y las Provincias. Los 
definios, y operaciones de los Miniftros fe andeComu- 
to.AUm cberub nicar entre fi,comolas alas de los Cherubines en el Tem* 

ahmm conimgt- ^\ Q ¿ Q Salomón." 

i.í>au!.c.$.i 2. $• Sí bien fon tan importantes al cuerpo los ojos , no 

pufo 



política lv. 4íf 

i r i* i u.Vep ull Ittpe 

pufo en ella Naturaleza muertos^ fino dos folamente: mm urna ibi r 
porgue la multiplicidad embarazaría el con^hríkhtó y tm: } 4 " c ^ rum 
de las cofas. No de otra fuerte , quandoés grande el nu- imnipropmefl. 
mero de los Confejeros, fe retardan las con fultas, el fe- Tac.u.Annaf. 
íreto padece, y la verdad fe confunde : porque fe queh- ^ZlfA'h 

r r r \ i - r r i - i Yet , vulgo ja ctdtu t 

tan, noie pelan los votos,y el excelo reluelve danos¿ que verfayum zegem 
fe experimentan en las Repúblicas. La multitudes fiem- m [ ltos hahere °- 

h . t -i c t- c ir culos > *wewe 

pre ciega , y imprudente, y el mas Sabio Senado en lien* mitas, quodfi 
do grande, tiene la condición, y ignorancias del Vulgo. i™ P ut vni "» 
Mas alumbran pocos Planetas, que muchas eftrellas. Te^lumlgngie 
Por fer tantas las que ai en la via lachea fe embarazan con fallí cenumefi, v. 
la refracción , y es menor allila luz, que en otra parte ™ e f m &t A *- 
del cielo. Entre muchos es atrevida la libertad , y con ca audkt: effet- 
dificultad fe reduzen a la voluntad , y fines del Principe," i ue fi s r 'W 
como le experimenta en las juntas de Errados, y en las g \\g m \ A q ¿ada 9 
Cortes generales. Por tanto conviene, que fean pocos los &figne tyd&m 
Confejeros: aquellos, quebaften para elgoviernodel tüÉÉ^SL 
Eftado, moftrandofe el Principe indiferente con ellos, datumejjetofliciü. 
fin de jarfe llevar de folo el parezer de vno : porque ño ve- p / aterea wjftá- 
ra tanto, como por todos. Alsi lo dijo Xenophonte,vlan- ¡u m e ff e ocu i umi 
do de la mifma comparación de llamar ojos,y orejas a los m ****** n gü> 
Confejeros délos Reyes de Perfia." En tal minifiro ü f ^¿?%£ 
trafladaria la Mageftad, no pudiendo el Principe ver,fino qmdpíam m «m- 

por fus OÍOS. IJ ^ mitiendum, quod^ 

r f i i & - r i ^ r *■ • emnitto prater re 

§. Suélenlos Principes pagarle tanto de vnConlejero, vmctpuforet. 
que confultan con el todos los negocios, aunque no íean Xenophon. 1.4. 
defu profefion,dedonde refulta el falir erradas fusréfolu- ^¿'eí Maieñas 
dones : porque los letrados no pueden aconfejar bien en q*de jmperjjha- 
las cofas de la guerra, ni los Soldados en las de la paz. Re- jg^g ¡JJ 
conociendo efto el Emperador Alexandro Severo, con- aut.vrwcipt, or- 
fultava a cada vno en lo que avia tratado.' 4 hum ^ mtu w * 

•» ■ . . menrelinqmtuu 

Hhrr $.Con pj uurc h. 



416 EMPRESA 1 

i+vndefi de me a c on i as calidades dichas de los ojos fe govierna el 

lraftaretur,in co~ r .. r \ r \r i • i 

ftitum fotos dottos cuerpo en lus movimientos, y li letaltaien, no podría dar 
ddhibtbat Jtvero pafo feguro. Afsi fucederá al Reyno , que no tuviere bue- 
tmn^ W & nos Confejeros, Ciego quedará el Ceptro fin ellos ojos, 
fenes ac beneme- y fin vifta la Mageftad : porque no ai Principe tan fabi o, 
ritos y&iowum que pueda por fí mifmo reíblverlas materias. El Señorío 
Lamp! in vit. ( dijo el Rey Don Alonfo ) no quiere compañero , ni lo ha me* 
Alcx. nejler y como quiera que en todas guifa contiene y que aya ornes hue- 

L. x. tt. 9. p. 2. nos ) ^ Jabidores , que le aconfejen, é le ayuden. Y fi algún Prin- 
cipe fe preciare de tan agudos ojos , que pueda por fi mif- 
15. st de fuá. v- mo y juzgar las cofas . fin valerfe de los otros , ferá 
mageret, [uperbü mas fobervio, que prudente , y tropezara a cada pafo en 
buctudicabo s ma- c [ govierno. 1 ' Aunque Iofue comunica va con Dios fus 
LiJut ™ e ' acciones, y tenia del ordenes, y inftruciones diftintas 
ié. it 4 /?e«rf/í paralaconquiftadeHay, oiaáfus Capitanes ancianos, 
cum femoribmm llevándolos a fu lado. ,<s No fe apartavan de laprefencia 
ÍZ\TiT' dclReyAfucrofusConfcjeips,conlosqualcs loconfnl. 
17. interrogan tava t0 ^° ? como era coílumbre de los Reyes.' 7 El Eípi- 
sapientesyquiex ritu Sancto feñala por Sabio alque ninguna cofa intenta 
7lZJntJ&!Z fln c onCc¡o. '» No ai capacidad grande en la Naturale- 
mm factebat (tí- za, que bañe fola al Imperio, aunque fea pequeño: 
tV? n f llio ' • porque no fe puede hallar en vno lo que (aben todos. * 
, . 1 . y ^ | 3 j en m uchos ingenios no ven mas , que vnoperfpi- 

* I». Qui aburrí r t •11- r t 

cmma cum confi- caz : porque no ion , como jas cantidades , que le mul- 
ho,'nitwturfa- tjplican por fi mifmas , y hazen vna fuma grande , cito 
Pfoú^c/13 io. fe entiende en la diftancia, no en la circunferencia, á 
\% Ñero» flus quien mas prefto reconozen muchos ojos, que vno íb- 
fapin lo, " como no fean tantos, que íe confundan entre íi. 

Plaut. y n ¿ n g en j f c i (]g ue vn djfcurfo : porque no puede mu- 

Ibtmuul "¿fi"*. c ^° 5 * vn m ^ mo tiempo , y enamorado de aquel , no 
Pcou.c fc iKi4. pafo a otros. En laconfulta oye el Principe a muchos, 

yfi- 



política lv. A i 7 

y figuiendo el mejor parecer , depone el íiiyo , y recono- 
zelos inconvenientes de aquellos, que nacen de pailo- 
nes, y afeaos particulares. Por efto el Rey Don luán el 
Segundo de Aragón , efcriviendo a fus hijos los Reyes 
Gatholicós vna carta en la hora de fu rtíuerte , les amo- 
nedo , que ninguna coía hizieíeri fin coníejo de Varo- 
nes virtuofos, y prudentes. En qualquier paíb delgo- 
vierno es conveniente , que eftos ojos de los Coníejeros 
precedan, y deícubran el camino." El Emperador An- iLOtuUmrctá 
tonino , llamado el Philofopho , de los mas fabios de **"">. & t al ¡": 
aquel tiempo, tenia porConlcjeros aScevola, Mucia- gre fus tuot. 
no , Vlpiano, y Marcello, Varones infignes, y quan- p rou.4.2j. 
do le parecían mas acertados fus parezeres, feconfor- 
mava con ellos , y les decia : Mas jufto es , que yo figa el 
confejo de tantos, i tales amigos , que no ellos -él mió. El mas 
Sabio , mas oye los confcjos , u y mas acierta vn Prin- " w f^ 4 ""*Í£ 
cipe ignorante, que fe con fu lta, que vn entendido ob- confina. 
ftinadoen fus opiniones. No precipite al Principe la arra- Prou,c.i2.ij¿ 
gancia de que dividir! la gloria del acierto , teniendo en 
el parte los Confejeros : porque no es menos alabanza, 
rendirfe á efeuchar el confejo de otros , queacertarpor fi 
mifmo» 

Ipfe b 1{ex bate conjutito , & párete Vtcifiim. Homer* 

Efta obediencia al coníejo es fuma poteftad en el Princi- 
pe. El dar confejo es del Inferior, yeltomalle delSupe- 
rior.Ninguna cofa mas propia del Principado,™ mas ne- 
Cefaria, que la confulta, y la exeCucion* fDjg%¿ acción es (di- 
jo el Rey Don Aloníb Onzeno en las Cortes de Madrid ) 
de la %eal magnificencia , tener fegttn fu loable cojlumhre Varo- 
nes de Confejo cerca de fi , i ordenar todas las cojas , por fus Con* 
fejos : porque fi todo Home dele trabajar de a^er Confejeros ¡ 

Hhh i , mucho 






4 *S . :E¿V1PR£SA 

mucho mas lo debe fa^er el%ei. Qualquiera^ aunque igno* 
rante, puede aconfejar', pero refolver bien, folamen- 
il.Aüum onmjA ttt \ p ruc j e nte. 1} No queda defraudada la doria del Prin- 

agitcum confito. . r r r 1 , i- r ° r , 

Prou.c. 13.15. ctpc, que iupocoiiluUar, y eligir. La que Je ordenare con 
J>ueftro Qonfejo ( dijo el Emperador Theodofio en vnalei ) 
24. bmí enim re faltara w felicidad de nuejtro Imperio^ i en ¿loria meflra. 1 * 
Mfir^fuerl Vor- Las victorias deScipion Africano nacieron de los confe- 
dtnatum, id ad jos de Gayo Lelio, yafsifedecia, queefte componía, 
h fiúimp^&°¡d yScipionreprefencava la Comedia, pero no poreííofe 
tiojtram gioúam eícurecieron algo los eípjendorés de fu fama, ni íeatri- 
redmdare. hxxyb a Lelio la doria de fus hazañas. La importancia 

l.humanuro.C. ¿ r Yn • • r ii i r r 

de leg. eltaen que lepa el Principe reprefentar bien por li miímo 

la Comedia, y quano fe¿ el Miniñro , quien la com- 
ponga, y quien la reprefente: porque fi bien losConfe- 
jeros fon los ojos del Principe, no á de fer tan ciego, 
que no pueda mirar, fino por ellos: porque feria go- 
. vernar atientas , y cairia el Principe engran defprecio de 
los fuyos. Lucio Torquato , fiendo tercera- vez. eljgi r 
áo Confuí , fe efeufo , conque eftava enfermo de la vif- 
ta, yqueferia coía indigna de la República, ypeligro- 
íaá la falud de los Ciudadanos, encomendar el govier- 
iS.indigmimeffe no á quien avía meneñer , valerfe de otros ojos. 1J El 
Rempui>hu7n s & R e y Don Fernando el Gatholico decia , que los Emba- 
fiSÍft! inores eran los ojos del Principe , pero que feria muy 
iienis ocuiis vú defdichado , el que fokm ente viefe por ellos. No lo fia- 
erederetur, va todo aquel eran Político de fus Miniftros, por ellos 
veía, pero cp^po le vé por los antojos, teniéndolos de- 
lante , y aplicando á ellos fus propios ojos. En recono- 
ciendo los Confejeros , que fon arbitros de las refolucio- 
nes , las encaminan á fus fines particulares , y cebada la 
ambición , fe dividen en parcialidades , procurando cada 

vno 



POLIJICA LV. 4 i 9 

vno en fuperfona aquella poteftad fuprema, que por flo- 
jo , ó por inhábil les permite el Principe. Todo fe con- 
funde, fi los Confejeros fon mas que vnas Atalayas , que 
defeubren al Principa el orizonte de las materias; ? para-< 
que pueda refolverfe en ellas, y'eligir el confejo , qué me- 
jor le pareziere. Ojos ledió la Naturaleza, y fia cada vno 
de fus eílados aíifte vn Ángel , y Dios govierna fu cora- 
zón, 1 * también go.vernaran fu viíla, y la harán mas cl&ra,' i¿. cor Regís m 
y mas perfpicaz , que la de fus Mimílros. Algunas vezes mmu *>•»«-• 
el Rey Filipe Segundo fe recogía a peníar dentro de fi los r,° ""TcLáitü- 
negocios, yencomendandofeáDios,tomavalarefolu- M* 
cion, que fe le ofrecía , aunque fuefe contra la opinión de rou,c * 21 * 1 * 
fus Miniftros, y le (alia acertada. No íiémpre pueden' errar 
los Confejeros al lado del Principe: porque , ó el eíladó 
de las cofas,© la velocidad de ocafiones no lo permiten/ 7 27. Non onwia 
y es meneíler que el refuelva. No fe refpetan, como con- c r °^ ll ! a CHats P & -. 
viene, las ordenes, quando te entiende que las recibe, y ratioremm 3 aut 
no las toma el Principe. Refolvello todo fin confejo, es occ 4 on ^ w/«- 
prefumida temeridad •, executallo todo por parecer age- xac.Hb. í?Hift. 
no , ignorante fervidumbre. Algún arbitrio a de tener el 
que manda, en mudar, añadir, ó quitar loque le cpnfuU 
tan fus Miniílros, y tal vez conviene encubrilles algunos 
mifteriós, y engañallos, como lo hazia el mifmo Rey 
Filipe Segundo, dando defeifrados diferentemente ai 
Confejo de Eftado los defpachosde fus Embajadores, 
quando quería traellos a vna refolucion, ó no conve- 
nia, que eíluviefen informados de algunas circünílan- 
cias. Vn Colofo a de fer el Confejo de Eftado, que 
puerto el Principe fobre fus hombros, defeubra mas 
tierra, que el. Noquifieron con tanta viíla á fu Prin- 
cipe los Thebanos , dándolo a entender en el modo de 



Hhh 3 



pin- 



£Á EMPRESA 

pintalle con las orejas aviertas,y los ojos vendados,fígni- 
ficando, que avia de executar aciegas lo que confultaíe, y 
refplviefe el Senado. Pero aquel fimbolo no era de Prin- 
cipe abfoluto , fino de Principe de República , cuyapo- 
teftad es tan limitada , que baila, que oya, porque el ver 
lo que fe a de hazer , eftá refervado al Senado. Vna íbm- 
> *¿ bra ciega es de la Mageftad, y vna apariencia vana del po- 
der. En el dan los reflejos de la autoridad , queefta en el 
Senado, y afsi no á menefter ojos, quien no á de dar pafo 
poríi mifmo. 

§. Si bien conviene, quexl Principe tenga en deliberar 

algún arbitrio, no fea de preciar tanto del, que por no 

moftrar, que a menefter confejo,7íe aparte del que le dan 

fus Miniftros : porque cairia en gravifímos inconvenien- 

%B.Ne alten* fen- tes, como, dice Tácito , le fucedia a Petro. 18 

ttntumdtgensvi- c 5¿ f uera p ra ticabie avian de fer Reyes los Confejeros 

MeMym dmr- ir, l r c j rr r j \ í 

fa 9 ac deteriora de vn Rey , paraque lus coníejos no deidixeíen del deco- 
tranfibat. ro eftimacion , y autoridad Real. Muchas vezes obra vil- 

T /» \'U. A * 

a . i 5. nn. mente e j p r i nc jp C) porque es vil quien le aconfeja. Pero 
ya que no puede íer efto, conviene hazer elección de tales 
Confejeros, que aunque no íean Principes, ayan nacido 
conefpiritus, y penfamientos de Principes, y defangre 
generóla. 

§. En Efpana con gran prudencia eftan conftituidos 
di verfos Confe jos para el go vierno de los Reynos, y Pro- 
vincias , y para las colas mas importantes de la Monar- 
quía, pero no fe debe defeuidar en fe de fu buena inftitu* 
cion : porque no ai República tan bien eftablecida , que 
nodesnaga eltiempofus fundamentos, olosdefmoro* 
ne la malicia, y el abufo. Ni bafta , que efte bien ordena- 
da cada vna de Cus partes, fi alguna vez no fe juntan todas 

para 



POLÍTICA LV. 431 

para tratar de ellas mifmas, y del cuerpo vniverfal. Y afsi 
poreftasconfideraciones hazen las Religiones Capitúlete 
Provinciales , y Generales , y la Monarquía de la Iglefia 
Concilios , y por las mifmas pareze conveniente, que de 
diez en diez anos fe forme en Madrid vn Con fejo Gene- 
ral , o Cortes de dos Confejeros de cadavno de los Con- 
fejos, y de dos Deputados de cadavna de las Provincias de 
la Monarquía, para tratar de fu confervacion , y de la de 
fus partes: porque fino fe renuevan, fe embegezen,y mue- 
ren los Reynos.Eíla junta hará mas vnido el cuerpo de ía 
Monarquía, para corréfponderfe, y aííftirfe en las necefi- 
dades. Con effos fines fe convocavaa los Concilios de 
Toledo, en los quales no folamente fe tratavan las mate- 
rias de Religión , fino tabien las del govierno de Caftilla. 
Eftas calidades de los ojos deben tanbien concurrir en 
los Confeíbres de los Principes , que fon fus Confejeros,. 
Iuezes, y Médicos efpirituales 5 oficios, que requieren 
Sugetos de mucho zelo al férvido de Dios , y amor al 
Principe. Que tengan fciencia , para juzgar, prudencia, 
paraamoneftar, libertad, para reprehender, y valor,par& 
deíengañar,reprefentando (aunque aventuren fu gracia) 
los agravios délos Vafallos, y los peligros de los Rey- 
nos , fin embarrar ( como dijo Ezechiel ) la pared 
abierta , que eftá para caerfe. 1 ' En algunas partes fe va- ^¿^^"¡^ 
len los Principes délos Confeíbres, para foto el mim- a b[quepaieis. 
fterio deconfeíar, en otras para las confultas : de Eira:- ^z«b.i^nR. 
do 5 no examino las razones políticas en lo vna, y en 
lo otro , folamente digo , que en Efpaña fe a reconocido 
por importante fu afiftencia en el Confejo deEflado,pa- 
ra calificar,y juftificar las refbIuciones,y paraque hazien- 
dafe capaz del goviernojcorrija al Principe, fiialtare a fu* 

abl$- 



hi EMPRESA 

obligación : porque algunos conozen los pecados , qu< 
cometen, como Hombres, pero no los que cometen, 
como Principes, aunque fon mas graves los que tocan 
al oficio, quelosquealapcríbna. Nofolamentepare- 
ze conveniente, que fe halle el Confeíbrcn el Conlejo 
de Eftado , fino también algunos Prelados , ó Eclefiafti- 
cosconllituidos en Dignidad , y que eftos afiftah en las 
Cortes del Reyno, por lo que pueden obrar con fu au- 
toridad, y letras, y porque afsi fe vnirian mas en la con- 
servación, y defenfadelcuerpo los dos brazos eípiritual, 
ytemporal.Los Reyes Godos confulta van las cofas gran- 
des con los Prelados, congregados en los Concilios Tole- 
danos. 

§> Lomifmo, que de los Confeforesíe a de entender 
$o.cl*manecef- de los Predicadores , que fon clarines de la verdad , 3 ° y 
jes quafi tuba ex- Interpretes entre Dios, ylos Hombres, 51 en cuyas len- 
iü.<%fu mmt g uas pufo fus palabras. 31 Con ellos es menefter que efté 
$u?ro hommibtis mu Y advertido el Principe _, como con arcaduzes, por 
conjlituitur m ijs donde entran al Pueblo los manantiales de la dotrina ía- 
Tdhkb dD t f llvdable > ovenenofa. Dellos depende la multitud, fíen- 
„" ' ' do inftrumentos difpueftos a folevalla , o a componella, 

$z.Bcc<; dedi ver- r r t i i- i ^ f - 

bameainoretuo. como le experimenta en las rebeliones de Cataluña, y 
Ierem.i.^. Portugal. Su fervor , y zelo en la reprehenfion de los vi- 
cios, fuele declararfe contra los que goviernan , y a pocas 
feñas lo entiende el Pueblo; porque naturalmente es 
maliciofo contra los Miniftros. Dedonde puede reful- 
tar el deferedito del govierno, y lámala íatisfacion de. 
Iqs Subditos, y defta el peligro de los tumultos, y fe* 
diciones ; principalmente quando fe acufan, y defeubren 
las faltas del Principe en las obligaciones de lu. oficio. Y 
aísi es conveniente procurar, que tales reprehénfiones 

fean 



POLÍTICA LV. 4jj 

fean generales, fin feñalar las períbnas, guando no es 
publico elefcandalo, y no an precedido 4a amonéfta- 
cion Evangélica, y otras circumftancias contrapeadas 
con el bien publico. Con cal modeftia reprehende Dios 
en el Apocalypfi a los Prelados , que parece , que prime- . . 
* ro los halaga,y aun los adula." A ninguno ofendió Chrifc \la\ &fLt!t& 
xo deíde elpulpito : fus reprehenfiones fueron generales, cbamatemuam, 
y quando llego alas particulares, nopareze, que habló ^ J¡^55S 
.corno Predicador , fino como Rey. No íei Redecir en el & opera tuam*- 
pulpito , loque fe prohibe en las éíquinas, y fecaftiga: ^ wa ^ r fJ¡ im 
en que fiíele cngañarfe el zelo , ó por muy ardiente , o A duer[w tepáuta. 
porque le deflumbra el aplaufo popular , quecorre á oir A po«!. 2. xo. 
los defeeos del Prinqpe , ó del Magiftrado. 




ni 



Del 



EMPRESA 




D El entendimiento, no de la pluma, es el oficio de 
Secretario. Si fuefe de pintar las letras , ferian bue- 
nos Secretarios los ímprefores. A el toca el confultar, 
diíponer, y perficionar las materias. Es vna mano déla 
voluntad del Principe, y vn inítrumento defiígovierno, 



POLÍTICA LVI. 435 

vn índice, por quien feñala fus refoluciones , y como 
dijo el Rey Don Alonfo i ElChanciller ( a quien oi corres- 
ponde el Secretario ) es elfegimdo Ofieialde cafadel%ei^ de L^.tt.?. p.a. 
aquellos , que úenen oficios deporídad. Cahien aji como el Cabellan 
(habla del Mayor, que entonzes era- Confefor cíe los 
Reyes ) es medianero entreoíos , ecl %^'t Jpmtualmente en fe- 
cho de fu anima : otroft lo es el Chanciller entre el, e los Ornes. Po- 
co importa, que en los Confejos fé hagan prudentes con- 
fultas, íi quien las a de difpqner, las yerra. Los^Confejeros 
dizen fus parezeres, el Príncipe , por medio de fu Secreta- 
rio, les da alma , y vna palabra puefta aqui , ó alli m uda 
las formas de los negocios, bien afsi como en los retratos 
vna pequeña fombra, ovn ligero toque del pinzellos 
haze parecidos, o no. El Confejodifpone la idea déla 
fabrica de vn negocio, el Secretario laca la planta , y fi 
efta va errada, también íaldrá errado el edificio , levanta- 
do por ella. Para fignificar eftoen la prefente Emprefa, 
fu pluma es también compás: porque no foloadeefcri- 
vir, fino medir, y ajuftar las refoluciones , compafar las 
ocafiones , y los tiempos , paraqüe ni lleguen antes , ni 
delpues las execraciones: oficio tan vnido con el del Prin- 
cipe, que filo permitiera el trabajo, no avia de concederfe 
aotro: porque fino es parte de la Mageílad, es reflexo 
della. Efto pareze , que dio a entender Cicerón, quando 
advirtió al Proconful, que governaya a Afia , que fu fello ' • sit ann ■■'«* 

. • r 1 >.- ■ i 1 r ' \ r r tuns > rt °n vt vas 

( por quien le a de entender el secretario) no hiele como a i\ t¡m ¿ t r ed Mfl- 
otro qualquier inftrumento, fino como el mifmo, ñoco*- v -*» 1 PÍ e t. non 
mo Miniftro de la voluntad ágena , fino cómo ceftigo de m *$« ***** 
la propia'.' Los demás Miniftros reprefentan en vna par- /* m. 
tefola al Principe, el Secretario en todas. En los demás c ' cr - C ^ ,I# 
baíta la fciehcia de lo que manejan, enefteesneceÍ2rio Frar# 

I i i z vn 



43¿ EMPRESA 

vn conocimiento , ypratica común, y particular de las 
artesde la paz, y de la guerra. Los errores de aquellos ion 
en vna materia, los deliren todas, pero ocultos , y 4tri- 
buidos a los Confejos^ como a. la enfermedad las curas 
erradas del Medica Puede governaríe .vn Principe con 
malos Miniftros, pero no con vn Secretario inexperto 
Eftomago es, donde fe digeren Jos negocios j y fi faliereí 
del mal cocidos,- ferá acbacoia^y brevela vida del govier 
no.Mirenfe bien los tiempos paíados ,.y tiingun eftado fe 
hallará bien goyernado f íinoaqael, en qucu vo grandes 
Secretarios. Qgeimpprta,quc*reíuelva bien el Principe , f 
diípone malel Secretario^y noexamina con juicio, y ad 
vierte con prudencia algunas circunftancias,de las qualcí 
fuelen depende* los negocios i Si le falta la elección , no 
baila, que tenga platica de formularios de cartas : porqu< 
apenas ai negocio , a quien fe pueda aplicarla minuta de 
otro. Todos con el tiempo , y los accidentes mudan la 
forma, yXubftancia. Tienen losJxxticarros rezetas de va 
r ios Médicos para di verfas curas , pero las errarían todas, 
fi ignoran tes de la medicina las apücafen a las.en£erme- 
dades fin el conocimiento de Cus cauías,dela complexión 
del enfermo, del tiempo , y de otras circunftancias, que 
halló la experiencia^ y eonfideró el difeuríb , y eyecula- 
ción. Vn miímo negocio íe a de eícrivir diferentemente a 
vnMiniftroflematico, que a vn colérico; a vntimido, 
que avn arrojado. A vnos,. y a otros an de enfeñara 
obrar los defpacbos. Que foiUas Secretarias , fino vnas 
efeuelas , que facan grandes Miniftros ? En fus adverten- 
cias an de aprender todos a governar. Dellas an de falir* 
advertidos los aciertos, y aculados los errores De codo lo 
difho fe infiere la CQnveniencia.de eligir Secraarios de 

feña- 



POLÍTICA LVI. 437 

(inaladas partes. Aquellos graneles Miniftros de pluma, 
o Secretarios de Dios, los Evangeliftas , fe figuran en el 
Apocalipfi por quatro Animales con alas , llenos de ojos 
externos, v internos,* fignificando por fus alas la veloci- ^smguUtorm 

' ' . \ r - • r ' habebant ala fe- 

dad-, y execucion de ius ingenios, por ius ojos externos, nM: <¡y mc¡r( m- 
que todo lo*econocian \ por los internos fu contempla- w, & mus^Una 
cion, tan aplicados al trabajo, que ni de dia , ni de noche ApoTaU.4.8. 
repofavan*, 1 tan afiftentes a fu obligación, que (como da ^^trequimnon 
a entender Ezechiel) fiempreeftavaníbbre la pluma, y habeUnt du , & 
papel, 4 conformes y vnidos ala mente,yeípiritu de Dios ^pooil. Ibid. 
fin apartarfe del. [ 4> Ta(íes mum> 

Para acertar en la elección de vn buen Secretario, íéria & penn* eorum 
conveniente, exercitar primero los Sugetos, dando el ^cíí/nT* 
Principe Secretarios a fus Embajadores, y Miniftros v ^ eutmpem 
grandes, los qualesfuefen de buen ingenio y capacidad, m fpmm, íüm 
con conocimiento de la lengua Latina , llevándolos por g^diebamur. 
diverfos pueftos , y tray en dolos defpu&s a las* Secretarias 
déla Corte, donde firviefen de Oficiales, y, íeperficio- 
nafen para Secretarios de Eftadon, y de otros Conlejos, 
y para Theforeros , Gomiíarios % y Veedores , cuyas ex- 
periencias/ y noticias importarían mucho al buen go- 
vierno , y expedición de los negocios. Con efto fe efeuía- 
riala mala elección, que los Miniftros fuelen hazerde 
Secretarios , valiendofe de los que tenian antes , lo*qua- 
les ordinariamente no fon a propofito , dedonde refulta, 
quefuele íermas dañofoal Principeeligir vn Miniftro 
bueno, que tiene mal Secretario, quc^eligir vn malo, que 
e tiene bueno; fueradeque eligido ^1 Secretario por la 
nano del Principe, de quien eípe*a- fuacrefeentamien^- 
o , velarían mas los Miniftros en fu íervicio , y eftarian * 
inas atentos a las obligaciones de íiis cargo?, y a la buena f 

I i i j ; admi- 



4J8 EMPRESA 

adminiftracion déla hazienda Real. Conociendo elRey. 
Don Alonfo el Sabio la importancia de vn buen Secre- 
tario, dijo : Que debe el%eiefcoger talóme p wa e/lo , que fea de 
buen linaje , e aya buen fe fo natural: efea bietir abonado } e de buena 
L.4. tít. 9. p.2. Manera , e de buenas cojlumbres^ e fepa leer^ e efcrñ.ir, también en 
Latín, como en %oman$e\ No pareze, que quifo^l Rey Don 
Alonfo, quefolamente fupiefe el Secretario eícrivir la 
lengua Latina, .fino también hablalla,fiendo tan impor- 
tante a quien a de tratarxon todas las Naciones. En eftos 
tiempos, que la Monarquía Efpañola fea dilatado por 
Provincias, y Rey nos eftrangeros, es muy necefariojfien- 
do frequente la correípondencia de cartas Latinas. 

§. La parte mas efencial en el Secretario-es el Secreto, 
de quien fe le dio por efto el nombre , paraque ea fus oí- 
dos le fonafe a todas horas fu obligación. La lengua, y la 
pluma fon peligrofosinftrumentos del corazón , yfuele 
manifeftarfe por ellos , ó por ligereza del juicio , incapaz 
de myfterios , ó por vana gloria, queriéndolos Secreta- 
rios parezerdepofitos de cofas importantes , y moítrarfe 
entendidos, difcutriendo , ó efcri viendo fobre ellas a cor- 
refpondientes, que no fon Miniftros,y aísi no fera bueno 
para Secretario, quien no fuere tan modeíto,queefcuche 
mas, que refiera : confervando fiempre vn mifmo fem- 
blante : porque fe lee por el lo que contienen fus defpa- 
chos. 



Obran 



política lvii. 





Bran en el rclox las ruedas con tan mudo, y oculto 
íilencio, que ni (e ven,ni (c oyen , y aunque dellas 
pende todo el arrificio, nole atribuyen a fi, antes con- 
fultan a la mano fu movimiento , y ellaíbla diftingue , y 
feñala las horas, móftrandofeal Pueblo autora de fus 

puntos.. 



440 EMPRESA 

puntos. Eftc concierto, y correfpondenciafeadehall; 
entre el Principe , y lus Coníejeros. Conveniente es , qi 
los tenga : porque (como dijo el Rey Don Alonfo el Sí 
j b i o ) El Emperador, i el %ei, maguer fean grandes Señores , noi 

puede fa^er cadalino dellos mas , que l>n Orne , y-ci go vierno dfl 
# vn EÍtado a menefter a muchos, pero tan fugetos , y mo 
denos , que no aya refolucion, que la atribuyan a facón 
íejo, fino al del Principe. Afiílanle al trabajo , no al po-t 
der. Tenga Miniftros , no Compañeros del Imperio. Se. 
pan que puede mandar fin ellos, pero no ellos fin el 
Quando pudiere exercitar fu grandeza , yíiazer oflen ta- 
cion de fu poder, fin dependencia agena, obre por fi folo. 
En Egipto, donde eftá bien difpuefto eLealer, engendra j 
el cielo animales perfetos, fin la afiftencia de otr o.Si todo j 
laconfiere el Principe, mz$ kú Confultor, que Principe 
La dominación fe di fu el ve , quando la Turna de las cofas 
i. sen Tihrm nofe reduzea vno. 1 La Monarquía fe diferencia délos 
v¡m jfriMipatus demás govie* nos f en quq^no íblo manda,y todos los de- 
^tunltm^t mas obedecen, y fiel-Principe confíntiere, que manden 
CAnd»,cAmcondi- muchos , no íerá Monarquía, fino Ariftocracia. Donde 
.tionemejjc mpe- muchos gQvierna"n,,sogovierrjaalguno. Porcaíligodc 
terrath mfieh vn Eftado latiene el Efpiritu fanéfco, '* y por bendición, 
i¡ium fi mi ud* que folo v&o goyietne. 5 En reconociendo los Miniftros 
/Lnna!. TaC#I ' 1 ' Aojedaden el Principe, y que los deja mandar, procuran 
i.Tropter peccata P ara ^ " a mav( > r autoridad. Crece entre ellos la emula- 
rme muittPnn- cion,yfobervia.Cadavno tiradel manto Real, y lo redu- 
fíptseiw. ceagirones, Ei-Pueblo confufo defeenozc entre tantos 
\t Cufctabofu- ^ e ^ ores a ^ verdadero,y defeftima el go vierno: porque to- 
pn tJl vaturcm do lepareze errado,quando no cree, que nace de la mente 
vHum , <¡utpafcAt ¿ c (^ p r jncipe, y procura el remedio con la violencia. Ex- 
E2 # ech.c.34.2j, cmplo^funeftos nosdanlashiftorias en la privación del 

Reyn< 



POLÍTICA LVII. 441 

Reyno,y muerte del Rey de Galicia Don García , el qual 4- *«M »dam 

, J 1J . r r c ~ \ r \ - ' 11 vdebatur in ani- 

m aun mano quilo 1er, que lenaiaie los movimientos del m vr¡nápü,cm 
govierno : todo lo remitía a fu Valido a quien también noniud¡c¡um t mn 
cortó la vida.El Rey Don Sancho de Portugal fué priva. ££^¿g 
do del Reyno,porque en el mandavan la Reyna , y Cria- Tac.íib.n.Án- 
dos de humilde nacimiento. Lo mifmofucedió al Rey t.Taciusejlpw- 
Don Enrique el Quarto : porque bivia tan ageno de los Cl t atus f u t" h «~ 
negouos,que nrmava los delpachos hn leeüos,ni laber lo ifai.c.?.^. 
que contenían. A todos los males cñá expuefto vn Prin- 6. Leu aun autem 
cipe.que fin examen.Gn confideracion.executa fólamente eoc !f s * rmum >& 

, r 7 * , ' ... t Pofait ame SauU 

lo que otros ordenan .-porque en el imprime cada vno, Dixitque smueu 
como en cera , lo que quiere ; afsi fucedió al Emperador ecce i»od reman- 
Claudio. * Sóbrelos hombros propios del Principe, no^^J¡f 
fobre los de los Miniftros,fundó Dios fu Principado/ co- industria fama» 
mo dio a entender Samuel a Saúl , quando ungido Rey le **"** ^°P C - 
hizo vn banquete, en que de induftria folaménte le firvió i.i\eg. 9 . z ¿ 
la efpalda de vn carnero. * Pero no a de íer el Principe, 7 . tidorU 



aearum 



como ei Camello , que ciegamente fe inclina a la carga, ? lenA ***** oculis * 
menefter es,que fus efpaldas fean con ojos , como las de fj j x ¿ ! ' ) ' 
aquélla vifion deEzechiel, 7 paraquevean,y fepan loque • E ¡ t r eus4Ut em 
llevan fobre fi.Carro,y Carreterode íirael llamó Eíifeó a v¡debat,& da- 
Elias, * porque fuftentava , y regia el pefo del govierno. mahati Pater mtf 
Deja de 1er Pnncipe,elque pora milmono labe mandar, jfraei 3 & ai/ríg* 
ni contradecir,como fe vio en Vitellio , que no teniendo «». 
capacidad para ordenar, ni caftigar, maseracaufadela 4 ' e & ltlm 
guerra , que Emperador. 8 Y aísi no folaménte a de fer el 8. ipfc*eq«e í«- 
Principe mano en el relox del govierno,fino también vo- ^¡fp^^ñon 
lante, que dé el tiempo al movimiento de las ruedas,de- lamimpnator, 
pendiendo del todo el artificio de los negocios. fedumum beüi\ 

No por efto juzgo , que aya de hazer el Principe el ofi- Tac.hb.i . Hift. 
cío de luez,de Cónfejeroyó Préndente. Mas fupremo,y le- 

Kkk bantado 



4 4% EMPRESA 

L.3 .tt.i- p. 2. bantado es el fuyo. ' Si a todo atendiefc,Ie faltaría tiempo 

9. Non tdiiu, Am para lo principal. Y afsi íDebe h<ü>er ( palabras fon del Re 
%^auTfu¡t D - A l° n f°) Ornes ftbidores>e entendidos , i leales , elterdaderos 
neo,mains ah- que le ayuden, e lefiman de fecho en aquellas cojas , que fon menefter 
yuid } & exceifius paya fu Conjejo, e para fa^er jufticia^e derecho a lagente , ca elfol 
iatur. n °n podría loer , nin librar todas las cofas : porque ha menefter po 
Tac.Iib.3.An. fuerza ayuda de otros , en quien fe fie. Su oficio es valerfe d 

10. Etproximi los Miniftros,como de inftrumentos de Reynar , y deja 
úusferüurrM Uos obrar, pero atendiendo a lo que obran con vna di 
cajtigatis obiiqm reccion fuperior,mas, ó menos inmediata, óafiftente,fe 

aTcuwumíd"' § un * a * m P ort anc * a ^ e ^ os negocios ; los que fon propios 
Trincipem mjce- de los Miniftros , traten los Miniftros •> los que tocan 
•r'" • i'K a ^oficio de Principe, lolo el Principe los refuel va. Por 
. ^^ ^ enoíó Tiberio con el Senado,quc todo lo remitía a 
maximmT(on('u- e '« 10 No fe an de embarazar los cuidados graves del Prin*. 
Uribus oramt se- cipe con confultas ligeras ', quando fin of^ía de laMa. 

C^Xl-§ eftad las pwcdcrcfolvcrd Míniftro. Por efto advirtió 1 
tjutfitis infupt Sanquinio al Senado Romauo, que no acrecentafe los 
dctrbitauku da- cuidados del Emperador en lo que fin dalle difgufto, fe ; 

gerent: fmcere .. .. * . 111 in • • n 

itfumftatuefidü podía remediar. " En aviendo hecho el Principe confian- 

remedas. za <j c vn Miniftro para algún manejo, deje, que corra por 

ac. 1 . . n. e j enteramente# Entregado a Adán el dominio de la tier- 

lltTormatisde » r rx* 1 1 1 • 1 1 

humo awztiiam- r V e P u '° L> lc > s delante los animales , y aves , paraque les 
mamibiisterr£ > & pufieféfus nombres, fin querer refer vallo para fi. Il Tam- 
lZ"coíuJdduxt bien a de dejar el Principe a otros las diligencias y fati- 
eaadAdawyvt gas ordinarias : porque la cabeza no fe cania en los ofi- 
videretqmd vou- QXOS ¿ c } as manos ? y pj es f n ¿ e i Piloto trabaja en las fae- 

Gen c.2.19. ñas , antes fentado en la popa , govierna la nave con vn 
repofado movimiento de la mano , conque obra mas, 
que todos. 

$. Quando el Principe por fu poca edad, óporíerde- 

crepita/ 



POLÍTICA LVII. 44 j 

crepita,ó por natural infuficiencia,nopudiere atender a la 
dirección de los negocios por mayor , tenga quien le afif- 
ta, fiendo de menos inconveniente governaríe por otro, 
que errallo todo por fi. Los primeros años del Imperio 
de Nerón fueron felizes : porque fe governó por buenos 
Confejcros,y quando quilo por fi folo,íe perdió. El Rey 
Filipe Segundo viendo,que la edad, y los achaques le ra- 
zian inhábil para el govierno, fe valió de Miniftros fieles, 
y experimentados. 

Pero aun quando la neceíidad obligare á efto al Prin- 
cipe, no a de bivir defcuidado , y ageno de los negocios, 
aunque tenga Miniftros muy capaces,y fieles : porque el 
cuerpo de los eftados es como los naturales,que en faltán- 
doles el calor interior del alma, ningunos remedios , ni 
diligencias bailan á mantenellos, ó á fuftentar , que no fe 
corrompan.Alma es el Principe de fu República, y pa- 
raqucbiva, esmenefter, que en alguna manera afifta á 
fus miembros,y órganos \ fi no pudiere enteramente , dé 
á entender > que todo lo oye , y vé con tal deftreza,que le 
atribuya a fu difpoficion, y juicio. Laprefencia delPrin- 
cipe,aunque no obre, y efté divertida , haze recatados los 
Miniftros. El faber que van á fas manos las confultas, 
les da reputación, aunque ni las mude, ni las vea. Que 
ferá pues,fi tal vez paíare los ojos por ellas , ó informado 
lecretamente las corrigiere , y caftigare los deícuidos de 
fus Miniftros, y fe hiziere temer. Vnafola demoftracion 
deltas los tendrá cuidadofos,creyendo, ó que todo lo mi- 
ra, ó que fuele miralioé Háganlos Coníejos las conful- 
tas de los negocios, y de los Sugetos beneméritos para 
los cargos y las dignidades,pero vengan á el, y fea fu ma- 
no , la que feñale las reíbluciones y las mercedes , fin 

Kkkx per- 



444 EMPRESA 

permitir,que como relox de fol,las mueftret* fus fombras 
(por íbmbras entiendo los Miniftros y Validos) y que pri, 
mero las publiquen,atribuyendolasa ellos : porque fi ea 
efto faltare el refpeto, perderán los negocios fu autori- 
dad^ las mercedes fu agradecimiento, y quedara deíefti- 
mado el Principe,de quien fe avian dereconozer.Por efta 
razón Tiberio , quando vio inclinado el Senado á hazer 

13. ittdwattQ se- mercedes á M- Hortalo,fe opufo á ellas, ,J y fe enojo con- 
"umTtberiQ^itT tra hmioGallion,' porque propufo los premios, que fe 
quo pmpmad- avian de dar Mosfoldados Pretorianos,pareciendole,que 
mfaretur. noconvenialos feñalafe otro; fino folamente el Empera- 

Tacit.Iib.s.An. ,, • VT r r A . 7 . . . : * J 

dor. ' 4 No le relpeta a vn Principe,porque es Principe , íi<- 

14. vioienttr ¿»- no P orc l ue como Principe manda, caftiga, y premia. Las 
crepit veluteora refoluciones afperas,6 lasfentencias penales pafenporla 
rogitans y quid W mano de \ os Miniftros,y encubra la fuya el Principe. Cai- 

tummthtibitSy r u *J * 1 1 • r % 1 

(¡uos>ncque dtttd ga lobre ellos la averlion , y odio natural al ngor,y a la 
jmperatoru 3 neque p e na,y no fobre el. % De Iupiter decia la Antigüedad, que 
toMHMeMá- fo^niete vibravalos rayos benignos, que fin ofenfa eran 
preparejfet ? amagos , y oftentacion de fu poder,y los demás por con - 
Taclib.tf. An. f^ Q j e j QS Q¿ f es# £ft¿ etl i os Miniftros la opinión de ri- 

15 . it honores \f. g Uro f os ell ¿ p r i nc i pe [ a ¿ t clemente ; dellos es el acu- 
p mas autemper lar y condenar, del Principe el ablolver y perdonar. Gra- 
AliosMAgipaM, ¿j as Java el Rey Don Manuel de Portugal al que hallava 

& ittdices moga- 1.1 , t „ »rn- 1 * 

re. Arift.1.5. razones , para librar de muerte algún Reo. Aultiendo el 
Pol.ci 1. Rey de Portugal Don luán el Tercero á la viftade vn pro- 
cefo criminal,fueron iguales los votos , vnos abfolvian al 
Reo,otros le condenavan , y aviendo de dar el fuyo, dijo. 
Los que le altéis condenado^abeis hecho jujlicia 9 a mi entender , iqui- 
fiera, ¿¡ue con ellos fe uVwJen conformado los demos. Tero yo J>oto y 
que fea abfuelto : porque no fe diga , que por el ^otodel^eifue con» 
denado a muerte T>n Vafalb. Para la conftrvacion dellos fué 

criado 



POLÍTICA LVIL 445 

criado el Principe,/ fino es paraque fe configa,no á de qui- 
tar la vida á alguno. 

§. No afifte al artificio de las ruedas la mano del re- 
lox,fíno las deja obrar, y va fenalando fus movimientos, 
afsi le pareció al Emperador Carlos Quinto , que debian 
los Principes governarfe con fus Confejeros de eftado,de- 
jandolos hazer las cófultas,fin intervenir a ellas , y lo dio 
por inftrucion a fu hijo Filipe Segundo: porque la prefen- 
cia confunde la libertad,y fuele obligar a la lifonja.Si bien 
pareze, que en los negocios graves conviene mucho la 
prefencia del Principe : porque no dejan tan informado el 
animólas coníultas leídas, como las conferidas, en que 
aprenderá mucho,y tomará amor a los negocios , cono- 
ciendo los nacurales,y fines de fus Confejeros. Pero debe 
eílar el Principe muy advertido en no declarar fu mente: 
porque no le figa la lifonja,ó el refpeto,ó el temor , que es 
lo que obligo a Pifon a decir á Tiberio, (quando quifa 
votar la caufa de Marcello,acufado de aver quitado la ca- 
beza de la eftatua de Augüfto , y puerto la fuya ) que en 
que lugar quería votar, porque fiel primero, tendría a 
quien feguir, y fi el vltimo ,temia contradecilleinconfi- l ^^°j. oco ? cen ^ 
deradamente f l6 Por efto fué alabado el decreto del mif- mus^abeoquoi" 
mo Emperador, quando ordenó , que Drufo fu hijo no f*iw>f*t°fi.m- 
votaíe el primero en el Senado , porque no necefitafe á ™¿ln°d$mtiL 
los demás á feguir fu parezer. ' 7 Efte peligro es grande, y Tac.üb.i. Anm 
también la conveniencia de no declarar el Principe ni an- 17. Eximir ettam 
tes,ni defpues , fu animo en láftconfultas: porque podra v , r J^ m c °f ulem 

r r r • 1 r- defignatum dicen- 

con mayor lee reto executaralu tiempo el cornejo, que .d* primo loco fen* 
mejor le pareciere. El Rey Don Enrique de Portugal fué tmu.quod *uj 
tan advertido en eíto,que proponía los negocios a fu Có- cZwadfmielí 
fejo, finque en las palabras , ó en el Temblante íe pudieíe d¡ neeiftasfem. 

Kkk 5 cono- Tac - 1,b -^ Af> - 



44¿ EMPRESA 

conozer fu inclinación. De aqui nació el eftilo de que los 
Prefidentes,y Virreyes no voten en los Confejos , el qual 
es muy antiguo,vfado entre los Etholos. 

Pero en caíb , que el Principe defee aprobación , y no 
confejo, podra dejarfe entender antes , feñalando fu opi- 
nionrporque íiempre hallará muchos votos, quelafigan, 
aporagradalle, ó porque fácilmente nos inclinamos al 
parezer del que manda. 

§. En los negocios de guerra, y principalmente quan- 
do fe halla el Principe en ella,es mas importante fuafifté- 
cia á las coníültas por las razones dichas, y porque anime 
con ella,y pueda luego executar las refoluciones,finque fe 
pafelaocaiion,mientras fe las refieren. Pero efté adverti- 
do, de que muchos Confejeros delante de fu Principe 
quieren acreditarfede valeroíbs,y parezer mas animólos, 
que prudentes , y dan arrojados coníejos, aunque ordina- 
riamente no fuelen fer losexecutores dellos,antes los que 
mas huyen del peligro , como fucedió a los que aconfeja- 

18. sedquod in van a Vitellio,que tomafe las armas* ,8 

eiufmodhebus ac- ^ Queftion es ordinaria entré los Políticos, fi el Prin- 
'Lmibm datíi tf> cipeá de afiftir a hazer jufticia en los tribunales. Pefada 
perkuiumpaiui ocupación parece , y en que perdería el tiempo para los 
Tacíib\ Hift ne g oc * os políticos , y del igovierno , fi bien Tiberio det 
' pues de averfe hallado en el Senado , afiftia a los tribuna- 

19. Necpatrum j es *, £[ ft ey [) on Fernando el Santo fe halla va prefente 

iogntttonibm lfi~ N1 ..'. 1 r i* 1 t ri • 1 

tiatusjudiqs ad- a los pleitos^ia^ defendía a lospobres , y raborecia a los 
fidebat tn comu flacos contra los poderoi¡0&. El Rey Don Alonfo el Sa- 
Tadíb'i". Ann, ^ l0 or denó > q ue d Rey juzgafe las caufas de las Viudas, 
L ic-tt i\ i " Y ^ e ' os Guerfanos : Porque maguer elQtjy es tenudo de guau 
" dar todos los de fu tierra^ feñaladamente lo debe fa^er d ejlos , p or- 
que fon aji , como defem[>arados , e mas fin confejo , que los otros. A 

Salo- 



POLÍTICA LVII. 447 

Salomón acreditó fu gran juicio en decidir las caufas, lo Y ^minfai 
los Ifraelitas pedian Rey , que como los que tenian las de- iudicium,quodtu- 
mas Naciones, los juzgafe. "Sola la' prefencia del Prin- %¡*%¡¿ 
cipe haze buenos á los juezes , " Y fola la fuerza de Rey videnw japiemiZ 
puede defenderá los flacos. 1} Lo que mas obligo á Dios ^#'»fM* 
ahazerRey a David, tue el ver, que quien hbrava de los CiUnit 
dientes y garras de los leones a fus ouejas 14 fabriadefen- 3.Reg.c.3.i8; 
der a los pobres de los poderofos.Tan grato es á Dios efte xl • co»ft¡tae no- 
cuidado , que por el folo fe obliga á borrar los demás pe- dlaw7Xcm& 
-cados del Principe , y reducillos a la candidez de la nie- vniaerfe habent 
ve. %í Y afsi no niego el ferefta parte principal del ofi- N *" m *« 
cío de Rey, pero le iatisraze a ella con eligir buenos „, B ., , 
Minutros dejuíticia,y con mirar, como obran, y balra- tnfuioiuduij^ 
ra, que tal vez en las caulas muy graves (llamo graves ^ /0W " <?W4/w?; * 
las que pueden fer oprimidas del poder [) fe halle al Prou.c*o.8. 
votallas , y que fiempre teman los juezes, que puede z$.Tibtderei ñw 
eftar prefente á ellas deícle alguna parte oculta del tri- eíl P dU P ,!r:or P b ^ 
bunál. Por efte fin eftan todos dentro del Palacio Real ™* "***-' 
de Madrid , y en las falas , donde fe hazen , ai ventanas^ Pfal.9.14. 
á las quales fin ferviíto, fe fuele afomar Su Mageftad, ^^rfequebar 
traza que fe aprendió del Diván del Gran Turco, Áon-Tf r *™t tttie " 
de le juntan los Bajaes a conrerir los negocios , y quando deouvorum. 
quiere, los oye por vna ventana cubierta convn tafetán I,Rc S* I 7-34» 

Carmefi. * ifQtmritewdi- 

§. hite concierto,y armonía del relox,y la correípon- oppref^duate 
deneia de fus ruedas con la mano,que feñala las horas , j¿ pup^depndite 
ve obfervada en el govierno de la Monarquía de Efpaña, ^t&^guitemZ 
fundado con tanto juicio, que los Reynos , y Provincias, dküDom¡nus:jj. 
que defunió la Naturaleza , los vne la Prudencia. Todas f tíer ' ttt P eccata 
tienen en Madrid vn Conlejo particular. El de Canilla,. »ft» M w4jS»¿*. 
de Aragón, de Portugal, de Italia, de las Indias, ydcf"^**" 1 "*- 

r t y Ilai,í.i7*- 

Irlandés,. 



>-- 



44» EMPRESA 

FlandeSjálosqualesprefídevno. Allifc confultan todos 
los negocios de j ufticia, y gracia , tocantes a cadavno de 
los Rey nos,ó Provincias» Suben al Rey eftas confultas, y 
refuelve lo que juzga mas conveniente, de fuerteque fon 
ellos Confejos las ruedas,fu Mageftad la mano , ó fon los 
nervios opticos,por donde pafan las efpecies viíuales, y el 
Rey el fentido comun,que las dicierne y conoce , hazien- 
do juicio dellas. Eftando pues afsi difpueftas las cofas de 
la Monarquia,y todas prefentes a Su Mageftad,fe govier- 
nan con tanta prudencia y quietud, que en mas de cien 
arios,que íe levantó,apenas fea vifto vn defeon cierto grá- 
de,con fer vn cuerpo ocaíionado a el , por la defvnion de 
fus partes.Mas vnida fué la Monarquía de los Romanos, 
y cada día avia en ella movimientos, y inquietudes : evi- 
dente argumento de lo que efta excede a aquella en fus 
fundamentos,y que la goviernan Varones mas fieles,y de 
mayor juicio y prudencia. 

§. Aviendofe pues de reducir toda la fuma de las cofas 

al Principe, conviene que no folamente &a Padre de la 

República en el amor, lino también en la economía, y 

que no íe contente con tener Confejeros y Miniftros,que 

cuiden de las coías , fino que procure tener dellas fecretas 

noticias ; por quien fe govierne, como los Mercaderes por 

l6 t 't -nebaltur '"' vn likro,que tienen particular y íecreto de fus tratos,y ne- 

quantmnamum gociaciones. Tal le tuvo el Emperador Augufto, en el 

ficiommqtieinar' q m [ e f cr i v ¡ a ¿ c f u mano las rentas publicasrla gente pro- 

•Regi^vrouinci*, pia,y auxiliar,quepodia tomararmas : las tuerzas nava- 
tributa,& neccf- \ cs : \ os R e ynos,y Provincias del Imperio : los tributos, y 
I" AUS > dcU lf~ exacciones-.los eaíWgajes. y donativos. l6 La memoria 
fuamanuperfen- es depouco de Las expenencias,pero depoiito rragil , uno 

f T U \ A h gU¡ Z\ k e ^ a P' uraa > P ara perpetuallas en el papel. Mucho 

llegará 



POLÍTICA LVII. 44 9 

llegará a faber , quien efcrivieré ló que ( eníeñado de Tos 
aciertos, y de los errores ) notare por convenien te. Si V. 
A. deípreciare efta diligencia, quando ciñere fus lle- 
nes la Corona , y le pareciere , que no conviene humillar 
a ella la grandeza Real , y que baila áíiílir con la prefen- 
cia,no con la atención al govierno , dejándole eri manos 
de fus Miniñros , bien creo de la buena conftitücion , y 
orden de la Monarquía en fus Confejos y Tribunales,que 
pafará V. A. fin peligro notable la carrera de fu reinado, 
peroavra íido mano derelox, governada de otras rue- 
das , y no fe verán los efeólos de vn govierno levantado, 
y gloriofo , como leria el de V. A. fi ( como efpero) pro- 
curafe en otro libro , como en el de Augufto , tiotar ca- 
da año, en cada Rey no a parte , y aquellas rnifmas colas, 
añadiendo las fortalezas principales del , que pfefidios 
tienen, que Varones feñalados ai para el govierno de la 
paz,y de la guerra,fus calidades, partes,y fervicios,y otras 
cofas femejantes, haziendo también memoria de los ne- 
gocios grandes , que van fucediendo , en que coníiftie- 
ron fus aciertos, ó fus errores, y de otros puntos, y adver- 
tencias convenientes al buen govierno» Por efte cuida- 
do y atención, es tan admirable la armonía del govierno 
de la Compañía de íefus , a Cuyo General fe embian no- 
ticias particulares de todo lo que pafa en ella , con líftas 
fecretas denlos Sugeto$,y porque eftos mudan con el tiem- 
po fus calidades y coftumbres , fe van renovando de 
tres en tres años, aunque cada año fe embian algunas in- 
formaciones , no tan generales, fino de accidentes, que 
conviene tenga entendidos,con lo qual fiempre fon acer- 
tadas las elecciones , a juñando la capacidad de los Suge- 
tos a los pueftos,no alcontrario.Si tuviefen los Principes 

Lll eftas 



4jo EMPRESA 

eftas notas de las cofas , y de las períbnas , no ferian en- 
gañados en las relaciones , y confultas:fe harían capazes 
del arte de reinar , fin depender en todo de fus Miniftros: 
ferian férvidos con mayor cuidado dellos, fabiendoque 
todo avia de llegar a fu noticia , y que todo lo notavan, 
conque no fe cpmeterian defcuidos tan notables , como 
vemos en no prevenir a tiempo las coías necefarias para 
la"guerra,y la paz : la virtud crecería , y menguaría el vi-» 
cio,con el temor a tales regiftros. No leran embarazofas 
eftas fumarias relaciones,vnas por mano del mifmo Prin- 
cipe , y otras por los Miniftros , que ocupan los pueftos 
principales,ó por perfonas inteligentes>de quien fe pueda, 
fiar,que las harán puntuales^ pues fi , como dijo Cicerón, 
fon necefarias las noticias vniverfales, y particulares a vn 
*7- tfisenatori Senador, 17 quefolamente tiene vna parce pequeña en el 
IZSlS govierno, qüanto mas feran al Principe, queatiendeat 
qmiaúpatety vniverfal f y fi Filipe Rey de Macedtfnia hazia, que le 
(jwdhabeat mili- 1 e y e fen cada diados vezes las capitulaciones déla confe- 
' ' 'TrfttosfyL derácion con los Romanos, porque fea de defdeñareí 



trarto. 



Rejpubiicahaj Principe de ver en vn libro abreviado el cuerpo de fu Im- 
quk quifqueft das las partes de que confia l 

lege^ondttione, 

fordere 9 !kc* 

Cícerot 




Es 



política lviií. 



4Í* 




ES el honor vno délos principales inftrumentos de 
reinar : fi rio fuerajhijo de lo honefto, y gloriofo , le 
tuviera por invención politica •, firmeza es de los Impe- 
rios^ninguno fe puede fuftentar fin el. Si faltafe en el Prin- 
cipe , faltaría la guarda de fus virtudes r el eftimulo de la 

Lil i fama, 



4 P EMPRESA 

fama,y el vincuio,conque fe haze amar, y reípetar. Que- 
rer exceder en las riquezas,es de Ty ranos , en los honores 
t. veiitpecunijs j e R e y es , * >} es menos conveniente el honor en los Va- 
cumefcimmihm fallos,que en el Principe : porque no baftarian las leyes a 
veri magu regiü. reprimir los Pueblos fin el,fiendo afsi , que no obliga me- 
10 5 c * nos el temor de la infamia, que el delapena. Luego le 
difolveria el orden de República, fi no fe uviefe hecho re- 
putación la obediencia, la fidelidad, la integridad , yfé 
publica. La ambición de gloria conferva el reípeto alas 
leyes,y para alcanzalla fe vale del trabajo , y de las virtu- 
des. No es menos peligrofa la República , en quien todos 
quieren obedecer , que aquella en quien todos quieren 
mandar. VnReyno humilde, y abatido firve ala fuer- 
za , y deíconoce fus obligaciones al Señor natural. Pe^o 
' el altivo,y preciado del honor, defeftima los trabajos , y 
los peligros , y aun fu miíma ruina por confervarfe obe- 
diente , y fiel. Que guerras , que calamidades , que incen- 
dios no a tolerado confiante el Condado de Borgoña 
por confervar fu obediencia, y lealtad a fu Rey ! Ni la ty- 
rania , y barbara crueldad de los enemigos , ni la infec- 
ción de los elementos , conjurados todos contra ella , an 
podido derribar fu conftancia. Pudieron quitar á aque- 
llos fieles Vafallos las haziendas , las Patrias, y las vidas, 
pero no fu generóla fe, y amor entrañable á fu Señor 
natural. 

§. Páralos males internos fuele íer remedio el tener 
bajo al Pueblo fin honor y reputación-, política deque 
vían los Chinos, que folamente peligran en fi mifmos. 
Pero en los demás Reinos expueftos á la invafion , es ne-, 
cefaria la reputación , y gloria de los Vaíallos , paraque 
puedan repeler a los enemigos : porque dónde no ai hon- 
rado 



POLÍTICA LVIIÍ. 4jJ 

ra,no ai valor. No es gran Principe el que no domina á 
corazones grandes, y generofos,ni podra fin ellos hazeríe 
temer , ni dilatar fus dominios. La reputación en los Va- 
fallos les obliga á procuralla en el Principe : porque de 
fu grandeza pende la dellos. Vna fombra vana de honor 
los haze confiantes en los trabajos,y animofos en los pe- 
ligros. Que teforos bañarían a comprar lahaziendaque 
derraman, la fangre que vierten por voluntad, y capri- 
chos de los Principes ,|íino fe uviera introducido eíla mo- 
neda publica del honor, conque cadavno fe paga en fu 
prefuncion* Precio es de las hazanas,y acciones heroicas, 
y el precio mas barato,que pudieron hallar los Principes, 
y afsi quando no fuera por grandeza propia , deben por 
conveniencia mantener bivo entre los Vafallos el punta 
del honor,difimulando,ó caftigando ligeramente los de- 
litos, que por confervalle fe cometen , y animando con 
premios,y demoílraciones publicas las acciones grandes^ 
y generólas. Pero advierta , que es muy danoíáen los 
Subditos aquella eftimacion ligera,ó gloria vana , funda- 
da en la ligereza de la opinión , y no en la fuftancia de 
la virtud : porque della nazen las competencias entre 
losMiniftros, a coila del bien publico y del fervicio del 
Principe, los duelos, las injurias, y homicidios, de que 
refultan las fediciones. Conellaespuntofa, ymalfufri- 
da la obediencia, y avezes fe enfangrienta enelPrinci- 
pe,quando juzgando el Vafallo en el tribunal de fu opi- *.**queMM*p~ 
nion, o en el de la voz común, que es Tyrano, y digno venákm ¿^^ 
de muerte,fe la da por facrificarfe por la Patria , y quedar ctiam, inuadunr>. 
famofo. l Y afsi es meneíler , queel Principe cure efta fu- r ¡j£J¡^£ 
perílieion de gloria de f^ns Vafallos , inflamándolos en la canm^ 
verdadera. Arift.kj.-Po&o. 

LI1 j Kq^ 



4|4 EMPRESA 

No fe defdeñe la Magcftad de honrar mucho a los 
Subditos,y a los Eílrangeros: porque no fe menofcava ( 
honor de los Principes, aunque honren largamente, biei 
afsi como no fe difminuye la luz de la hacha , que (e co- 
munica á otras , y las enciende. Por efto comparó Enni< 
ala llama la piedad del que mueftra el camino al que ví 
errado. 

Homorfui erranti comiter monftrat Jfiam Enn, 

Quaft lumen defuo lumine accendat^facit y 

TSLihilominus ipji lucet^cum Mi accenderit. 

De cuya comparación infirió Ciceron,'que todo lo que fe| 

pudiere fin daño nueílro , fe debe hazer por los demás, 

$. vtquidquidfi- aunque no fean conocidos. i De ambas fencencias fe facó 

ne detrimento ac- el cuerpo defta Emprefá en el blandón con la antorcha 

23J2JJP encendida 5 fimbolo de la Divinidad, y infinia del Supre- 

ignoto. mo Magiftradojdelaqualíe toma la luz , para fignificar, 

Cicero. quan fin detrimento de la llama de fu honor lediftribuyé 

los Principes entre los beneméritos. Preftada,y no propia 

tiene la honra,quien teme, que le a de faltar , fi la pufiere 

enotro.Los manantiales naturales fiempre dan, yfiem- 

pre tienen, que dar. Inefaufto es el dote del honor en los 

Principes,por mas liberales que fean. Todos los honran, 

como a depofitarios , que an de repartir los honores que 

reciben , bien afsi como la tierra refrefea con fus vapores 

^el aire,el qualfe los buelve en rocios , que la mantienen. 

Efta reciproca correfpondencia entre el Principe, y fus 

Vafallos advirtió el Rey Don Alonfo el Sabio diciendo; 

t-.17.tt.15. p. 1. que Honrando al %ei y honran ají tnifmos ¡eala tierra donde fon 9 

e fa^en lealtad cóno/cida : porque deben alterbien, e honra del 

Quando fe correfponden afsi,floreze la paz,y la guerra, y 

fe eftableze la dominación. En ninguna cofa mueftra 

mas 



POLÍTICA LVIH. 4 y 5 

mas elPrincipeíiigrandeza,qiie en honrar. Quantomas 
nobles fon los cuerpos de la Naturaleza , tanto mas pró- 
digos en repartir fus calidades, y dones. Dar la hazienda 
es caudal humano j dar honras poder de Dios, o de aque- 
llos que eftan mas cerca del. En eftas máximas generofas 
deíeo ver a V. A.muy ínftruido,y que con particular eftu- 
dio honre V. A» la Nobleza , principal coluna de la Mo- 
narquía. 

; Os Calialleiros tende em multa ejlima 

<PoÍ5 comfeufanvue intrépido } <6r feriente ~ i r ~ ■ 

■en j J " r w J • Caro. Iu£ Can. 

Ejtenden nao Jómente a ley de ama, 10. 

Mas indaDojfo imperio preeminente. 
Oiga V. A. fobre ello a fu gloriofo Anteeefor el Rey Don 
Alonfo el Sabio , el qual amaeftrando a los Reyes fus Su- 
eeíbres,dice : Otrofi deben amar , e honrar a los ricos Ornes : por- L .17.tr. 13. p. 2 .; 
que fon nobleza , e honra de fus Cortes , e de fus %einos> e amar , e. 
honrar deben los Caballeros : por que fon guarda , é ampar amiento de 
la tierra. Ca non fe deben recelar de recibir muerte por guardarla , e 
acrefcentarla. 

§. Los fervicios mueren fin el premio^con^él biven y 
dejan gloriofo el Rey nado: porque en tiempo de vn Prin- 
cipé deíagradecidb no fe acometen cofas grandes, ni que- 
dan exemplos gloriólos ala poíleridad. Apenas hizieron 
otra hazaña aquellos tres valientes Soldados , que rom- 
piendo por los efquadrones tomaron el agua de la cifter- 
na/ porque no los premió David. El Principe que honra *.Reg.cap. 2 5* 
los méritos de vna Familia, funda en ella vn vinculo per- 
petuo de obligación es, y vn mayorazgo de fervicios. No 
menos mueve a obrar glorioíamente á los Nobles lo que 
firvieron fus Progenitores, y las honras que recibieron de 
los Reyes,que las que eíperan.Eftas confideraciones obli- 
garon 



4J¿ EMPRESA 

garon á los Antecefores de V. A.áfenalar con eterna* 
memorias de honor los férvidos de las Cafas grandes d< 
Eípaña.El Rey don luán el Segundo premio, y honró lo¡ 
que hizieron los Condes de Ribadeo,concediendoles qu< 
comiefenalameíade los Reyes el dia de los Reyes, y fe 
les diefe el vellido , que trajeíe el Rey aquel dia. El Rey 
Catholico hizo la mi fma merced a los Condes de Cádiz 
del, que viftiefen los Reyes en la feftividad déla Inmacu- 
lada Virgen nueftra Señora por Setiembre. A los Mar- 
quefes de Moya la copa en que beviefen el dia de S. Lu 
Puente Trat. cia a los de la Cafa de Vera Condes de la Roca, quepu- 

del linaje de los _ ' T . r 

Veras. alelen cada ano hazer exemptos de tributos a treinta, 

todos los Sucefores en ella : y quando el mifmo Rey 
Mar.Hiñ. Hifp. £) on Fernando fe vio en Saona con el Rey de Francia 
aféntó a fu mefa al Gran Capitán) a cuya cafa fe fué á 
apear, quando eneró en Ñapóles. Que mucho íi le debía 
vn Reyno , y Efpaña la felicidad , y gloria de fus armas ? 
por quien pudo decir lo que Tácito del otro valerofo Ca. 
pitan : Que en fu cuerpo ejlcCba. todo el ejplendor de los Cherufcos 
i en fus Cvnjejos quantoje aVta hecho, i fucedido profieramen- 
4. uio incorpore te. * El valor, y prudencia de vnMiniftro foío, fuele 
decuso»™ ch*- f crc j f un d amcn eo , y exaltación de vna Monarquía. La 
tonfiíijs gefta, </«* que le levanto en America , le debe a Hernán Cortes, y a 
Fofreu cuide- \ os pj zarros . £[ valor, y deftrezadel Marques de Aitona 
Tac.libV.Arí. mantuvoquietos los Eftadosdc Flandes,muerta la Seño- 
ra Infanta Doíía Ifabel. Inftriimentos principales an íi 
do de la continuación del Imperio en la Aüguftiíima Ca- 
fa de Auftria ; y de la feguridad , y con fef vacio n de Italia 
algunos Miniftrosprefentes, en los qualeslos mayores 

fncmiosferati deuda, y centella de emulación glorio" 
os demás. Con la p^gáde vnos fervicios , fe comp 



riofa a 

compran 

otros 



POLÍTICA LVHL 4j 7 

otros muchos. Víura es generóla, conque fe enriquezen 
los Principes y adelantan,y^afeguran fus Eftados. Ellm- 
perio Otomano le mantiene , premiando y exaltando el 
valor,donde fe halla. La fabrica de la Monarquía de E£ 
pana creció tanto, porque el Rey Don Fernando el Ca- 
tholico, y defpues Carlos Quin to , y el Rey Filipe Segan- 
do , fupieron cortar y labrar las piedras mas a propofito 
para fu grandeza. Quejaníe los Principes de que es fu Si- 
glo efteiil de Sugetos , y no advierten,que ellos le hazen 
efteril, porque no los buícan , ó porque fi los hallan , no 
los faben hazcr lucir con el honor , y el empleo , y íbla- 
raente levantan a aquellos, que nacen, ó biveñ cerca 
dellos , en que tiene mas parte el cafo , que la elección. 
Siempre la Naturaleza produce grandes Varones, pero 
nofiempre fe valen dellos los Principes. Quantos exce- 
lentes ingenios,quantos ánimos generofos nacen,y mue- 
ren delconocidos,quc fi los uvieran empleado,y exercita- 
do fueran admiración del .Mundo ! En la Capellanía de 
la Iglefia de S. Luis en Roma uviera muerto Ollac fin 
gloria,y fin aver hecho feñalados fervicios a Francia, fi el 
Rey Enrique Quarto , teniendo noticia de fu gran talen- 
to, no le uviera propuefto para Cardenal. Si a vn Sugeto , 
grande deja el Principe entre el vulgo , bive ymuere o- in mnte áemr ^ 
culto como vno del vulgo, fin acertar a obrar. Rcúrak *e>&ipfiscum 
Chrifto al Monte Thabor con tres Difcipulos, dexandoj^^ 
á los demás con la turba , y como a desfaborecidos fe les r um fidem rem- 

entorpeció la fe, * y no pudieron curar a vn endemp- **?""• 

- j • vt v i n 1 t r i H1lar.cap.17. 

niado. No crecen,o no dan ñores los Ingenios,ii no los f up .Ma«h. 

cultiva, y los riega el favor. YafsielPrintipe,quefem- * obtuli eum d¡- 
brarchonores , cogerá grandes Miniftros: pero esincnef- fcipui^&nonpo* 
ter fetnbrallos con tiempo , y tenellos hechos parala XtTi^"™ ( 

Mmm oca- 



458 EMPRESA 

ocafion, porque en ella difícilmente fe hallan, Enefto 
fuelen defeuidarfe los grandes Principes, quando biven 
enpazyfofiego, creyendo, que no tendrán necefidad 
dellos. 

§¡. No folamente deben los Principes honrar á los 
Nobles, y grandes Miniftros, fino también a los demás 
Vafallos , como lo encargó el Rey Don Alonfo el Sabio 
L'3.tt,3o,p.2. en vnalei délas partidas, diciendo?: E aun deben honrar a los 
Maejlros de los grandes faberes. Ca por ellos fe fa^en muchos de 
Ornes buenos, epor cuyo confejofe mantienen, efe enderezan muchas 
legadas los tfZjynos,e los grandes Señores, Ca afi, como dixeron los 
Sabios Antiguos, la Sabiduría de los derechos es otra manera de Ca' 
ballena, conque fe quebrantan los atrevimientos , efe enderezan los 
tuertos. Eaun deben amar, e honrar a los Ciudadanos : porque e- 
líos fon como teforeros ,erai^de los Reinos. E efe mifmo deben 
fa^er a los Mercaderes , que traen de otras partes a fus Señoríos 
las cofas , que fon y menejler. E amar, e amparar deben otroft a los 
Menejlrales , talos Labradores : porque de fm menejleres , e de 
fus labranzas fe ayudan, e fe gobiernan los %eyes, e todos los 
otros de fus Señoríos , e ninguno puede fin ellos bi"i>ir. E otro- 
ft todos eflos fobredichos , e cada T>no en fe ejlado debe amar, e 
honrar d%ei,eal %eino, e guardar , e acrefeentar fus dere- 
chos^ fefbirle cadalcmo en la manera , que debe , como a fe Señor 
natural, que es cabera , e Vida , e mantenimiento dellos» E quan- 
do el%eieflo ficiere con fe Pueblo , at>ra ahondo en fe%eino , e 
fera rico por ello, e ayudar fe a de los bienes , que y fueren , quando ; 
losuVieremeneíter, e fera tenido por de buen fe fe, e amarlo an to-; 
dos comunalmente , efera temido también de los eítraños , como de 
¡osfeyos. 

§. En la diftribucion délos honores á de eftar muy 
atento el Principe , confíderando el tiempo, la cali- 
dad^ 



POLÍTICA LVIII. 45 9 

dad , y partes del Sugeto , paraque ni excedan de fí¿ 
mérito , ni falten : porque diftinguen los grados , bien 
afsi como los fondos el valor de los diamantes. Si to* 
dos fueran iguales , bajada en todos la cñimacion. Ef- 
pecie es de tyrania no premiará los beneméritos, y la 
que mas irrita al Pueblo contra el Principe. Mucho 
fe perturba la República, quando fe reparten mal las 
honras* Las defiguales al mérito íórt de nota a quien 
las recibe, ydedefdená los que las merecen. Qjieda 
vno premiado, y ofendidos muchos. Igualarlas a todos., 
es no premiar á alguno. No crece la virtud con la igual- 
dad, ni íe árrieíga el valor , que rio ádefer féñalado. 
Vna eftatua levantada á vno > haze gloriofos á mu- 
chos, que trabajaron por merezélla. La demoftracion 
de vn honor en vn Miniñro benemérito , es para el 
efpuela , para los demás aliento , y para el Pueblo obe- 
diencia. 

$. Si bien ninguna cofa afirma , y iluftra mas al Prin* 
cipe,que el hazer honras,debe eftar muy atentó en no dar 
á otros aquellas, que fon propias de la Dignidad , y le di- 
ferencian de los demás : porque eílas no fon como la luz, 
que paíandoá otra materia , queda entera en la fuya, an- 
tes todas las que diere>déjatan de lucir en el,y quedará ef- 
curalaMageftadj acudiendo todos árecibilla de aquel, 
que la tuviere. Aun en fu mifma madre Livia no confin- 
tió Tiberio las demoftraciones particulares de honra,que ^, C£ter ¿ 
le quería hazer el Senadorporque pertenecían al Imperio, mmdia, & multe- 
yjuzgava, que difminuian fu autoridad. ; Mi aun las ce- J^P* tZtfui 
rimonias,que introdujo el cafo,ó laliíbnja , y ion ya pro- 4cc¡piens s »e Ufa* 
piasdel Principe,an de fer comunes a otros,porque fi bien *"»quidem cidc» 
fon vanas,feñalan al refpeto los confines de la Mageftad. TK'Sa.kn: 

Mmm 2 Tibe- 



anxtu 



4dQ EMPRESA 

Tiberio ííntíó mucho, que fp hiziefén por Neron,y Dru* 
fo las mifmas oraciones publicas , y plegarias , que por 

6 ltIrTl!our/ñt e '> aunc l uc er * n ^ us Hi Jos,y Sucefores en el imperio* * Los 
fwLfuJmp" honores de los Principes quedan defeftimado$;, íi los 



tmterindoimt. h ase vulgares la adulación. 7 Sibien quando los Mini- 
ad. 4. An. ft ros tepreíencan en auícncia la períona Real , fe les puc 

gufithonor>faro- dcn participar aquellos honores,, y cenmonias que toca 



mtfcuis aiuUtto. rían al Principe, fífehallafe pceíente,, como fe pratica 

JkM^ThúM^^ 1 ^^ y Tribunales fupremos, á imitación 
" delaseítrelUs, las qualeser* aufencia del Sol luzen , pe- 
ro no en fu prefencia : píorquc entonzes aquellas demof- 
traciones miran ala Dignidad Real , repreíentada en los 
Miniftros , que fon retratos de la Mageftad, y reflejos de 
fu poder. 




Advertí- 



POLÍTICA LIX. 



461 




A D vertida la Naturaleza diftinguío lasProvincias,y 
las cercará con murallas de montes , ya con fofos 
de rios,y ya con las íbbervias olas del mar, para dificultar 
fus intentos a la ambición humana. Con efte fin confti- 
tuyó la divérfidad de Climas,de Naturales, de Lenguas,y 

Mmip 3 Eftilo\ 



4 6z EMPRESA 

Eftilos , con lo qual diferenciada efta Nación de aquella, 
fe vniefe cadavna para fu confervacion , fin rendirfe fácil- 
mente al poder,y tyrania délos Eftrangeros.Pero no bafc 
taron los reparos de eftos limites , y términos naturales, 
paraque no los viólale el apetito infaciable de dominar: 
porque la ambición es tan poderoía en el corazón huma- 
no, que juzga poreftrechas las cinco zonas déla tierra. 
Alexandro Magno llorava , porque no podía conquiftar 
muchos Mundos. Aun los bienes de la vida , y la miíma 
vida , fe defprecian contra el defeo natural de prolonga- 
lla , por vn breve eípacio de Reynar. Pretendía Humaya 
el Reyno de Cordova , reprefentavanle fus amigos el pe- 
Mar.Hi . i p. ljg ro ? yreípondió : Llamadme oi^ei^ i matadme mañana. 
Ninguna paíion mas ciega,y peligrofa en el hombre, que 
efta. Muchos por ella perdieron la vida,y el Eftado, que- 
riendo amplialle. Tenia vn Principe de Tartaria vn vafo, 
conque be via,labrado en los cafcos de la Cabeza de otro 
Principe de Mofcovia,el qual queriéndole quitar el Efta- 
do,avia perdido el íiiyo,y la vida , y corría por la orla del 
vafo efte letrero. . 

i. Teftud'mem, vhi iHk aliena appetendó , propr'ta amtfit. 

Metía infumn Ca {¡ \ Q m jf mo fijcedió al Rey Don Sancho.por a ver que- 
ad omnes mus ef- f ido delpojar a lus hermanos de los Rey nos, que dividió 
fe, vbiexerit par- entre e n os e l Rey Don Fernando fu padre. Peligra la am* 
Zíemdmt bicion,fi alarga fuera defu Reyno el brazo, comolator- 
obfiox¡um t atqtx tuga , que en facando la cabeza del pavés de fu concha, 
ífÚiuT haben ' queda cxpueftaal'peligroi* Y aunque, como dijo el Rey 
i / Tiridates , es de particulares mantener lo propio * y de 

piuaudomus: i'e Reyes batallar por lo agen o? 1 debe entenderle efto,quan- 
AiitntícertAYe^e- ¿ | a razon y prudencia lo acoftfejan , rio teniendo el po* 

oiam lauden elfu , j i r~ 111 1^ • 

%aclib.15.An. der otro tribunal, lino el délas armas; Porque quien m* 

jufta* 



POLÍTICA LIX. 4 6j 

juftamente quita aotro fu Rilado , da acción , y derecho, 
paraque le quiten el fu y o. Primero a de confiderar el Prin- 
cipe el peligro denlos propios, que los medios para con- 
quiílar los ágenos'. J Porefio el Emperador Rodulfoel 3.suamquif<jue 
Pri mero folia'dezir. Que era mejor gobernar bien , que ampliar el ^TT m CQn " 
imperto, bi uviera leguido eíte conlejo el Rey Don Alón- de aitmadeBe- 
fo el Sabio,no fe uviera dejado llevar de la pretenfion del uu Curtíus * 
Imperio con peligro de fu Rey no, haziendo cierta la fen- Mar.E-M. Hifp. 
tencia del Rey Don Alonfo de Ñapóles, que compara va 
los tales a los jugadores , los quales con vana eíperanza 
de aumentar fu hazienda, la perdían. El confervar eleíla- 
do propio,es obligación :el conquiftar elageno,es volun- 
tario. La ambición lleva a muchos enganofamente a la 
novedad , y al peligro. 4 Qu a nto vno alcanza mas , mas * £B ihtíSfí(,a *> 
defea.Crece con el Imperio la ambición de aumentalle. * ccierejltd a> & 
Las ocaííones,y la facilidad de las emprefas arrebatan los P^ruraquefaüax 
ojos,y los corazones de los Principes,fin advertir, que no ^cílTb?i4 An. 
todo lo que fe puede alcanzar,fe a de preten der.La bizar- , Vetus ae ianjm 
ria del animo fe a de ajuftar a la razón , y juñicia. No fe p'tdemfiu mor- 
conferva mejor el que mas pofee, fino el que mas iufla- taltht j s t otentt * . 

r x i /-i • r i i capidOi cum tmpe- 

mentepolee. La demaíiada potencia, cauiando zelos , y riimagnitudmea- 
in vidia, dobla los peligros.vniendofe todos . y armando- doleuit > "»««*• 

r „ i r i & r i l_- l d Tac.lib.2.Hiíh 

le contra el mas poderolo, como lo hizieron los Reyes 
deEfpaña contra el Rey Don Aloníb el Tercero , cuya Mar.HiíhHifp. 
profperidad, y grandeza les era fofpechola. Porloqual 
conviene mas, tener en diípoficion , que en exercicioel 
poder : porque no ai menos peligro en adquirir , que en 
aver adquirido.Quando falten enemigosexternos,la mif- *• &f qu&*bext» 
ma opulencia derriba los cuerpos , como fe experimentó g ^ s §f® u *™\ t 
en la grandeza Romana, * lo qual antevifto de Augufto, Um magnitudine 
trató de remediallo , poniendo limites al Imperio Roma- Mor'retfua. 

' r *-• Liiuus lib.i, 

no, 7 co- 



4$4 EMPRESA 

7. Aáüdetttqiu tío , T como deípues lo executó el Emperador Adriano. 
¡AS Ponga el Principe freno a ib felicidad, fi la quiere regir 
tmperij. bien. 8 El lebantar,o ampliar las Monarquías , no es muy 

Tac.lib.i. Ann. Jificultofo a la injufticia y tyrania, armadacon la fuerza. 
S.impenefenci- La difi cu l ta a eftá en la confervacion , fiendo masdificul- 

tati tus, frenos, r t . t ' 

faciiius tegts. tolo el arte de governar, que el de vencer, ' porque en las 
Curc - armas obra las mas vezes el cafo , y en el govierno fiem- 

9. Taciliusen p re el confejo. La felicidad fuele entrarte por los portales, 
lmin?enere! U ' finque la llame el merito,ó la diligencia : pero el detene- 
Curtius. lla,nofucede fin gran prudencia. ,0 El Rey Don Alonfo 
no. Tartana ma- el Sabio da la razón de que no es menor virtud la que 
*!$!& mantiene, que la que adquiere. Porque ¡aguarda atiene por 
Publ. fefo¿ la ganancia por aventura. Fácilmente fe efeapa la Fortu- 

nóte 3. p.2. ña de las manos,(i con ambas no te detiene. " El hallar vn 
n.Toriunam ut Efpin (que es el cuerpo defta emprefa) no es difícil , el de- 
prefa manibu» cenelle a menefter el confe jo.para aplicar la mano con tal 

teneJubricaeíu 1 • 1 • . A l » 1 

Curtius. arte,que les coja el tiempo a lus púas, con las quales pare- 

ze vn cerrado efquadron de picas. 

Fert omniajecumy Chud. 

Se pharetra^fefe iaculo, fefe Witur dreu. 
Apenas fe retiraron de los Paiíes Bajos las armas Efpaño- 
las (en tiempo del Señor Don luán de Auftriajquando fe 
cubrieron dellas los Rebeldes. Fácil fué al Rey de Francia 
apoderarfe injuftamente del Eftado de Lorena,pero el re* 
tenelle le cuefta muchos gaftos,y peligros, y fiempre avra 
de tener fobre el armadaía mano. Las caufas , que con- 
curren para adquirir , no afiften fiempre, para mantener, 
Pero vna vez mantenido,lo fuftenta el tiempo. Y afsi vno 
folo govierna los Eftados , que con gran dificultad fabri- 
caron muchos Principes. 

§. Siendo pues el principal oficio del Principe, con- 

fervar 



POLÍTICA L1XJ 4¿j 

fervarfus Eftados, pondré aqui los medios ] conque fe 
mantienen , ó ya fean adquiridos por la Suceíion , por la 
Eleccion,6 por la Elpada. Suponiendo tres caufas vni ver- 
Giles, que concurren en adquirir, y coníervar, que fon: 
Dios,quando fe tiene propicio con la Religión, y la Iuíli- 
cia: la Ocaíion,quando vn concurfo de caufas abre cami- 
no a la grandeza : la Prudencia en hazer nacer las Ocafio- 
nes,ó ya nacidas por fi mifmas,faber víar dellas. Otros in. 
ílrumentos ai comunes á la fcicncia de cófervar,eftos fon 
el valor, y aplicación del Principe , fu coníejo, la eílima- 
cion , elrefpeto y amor á fu períbna , la reputación de la 
Corona, el poder de las armas, la vnidad de la religión, la 
obfcrvancia de la jufticia , la autoridad de las leyes, la dis- 
tribución de los premios, la feveridad del caftigo, la inte- 
gridad del Magiftrado,la buena elección de los Miniílros, 
la confer vacio n délos privilegios y co (lumbres, la educa- 
ción de la juventud, la modeftia de la nobleza, la pureza 
de la moneda, el aumento del comercio y buenas artes,la 
obediencia del Pueblo , la concordia , la abundancia y la 
riqueza de los erarios. 

§. Coneftas artes fe mantienen los Hilados, y aun- 
que en todos fe requiere mucha atención ¿ no an me- 
nefter tanta los heredados por fuceíion de padres a hi- 
jos : porque ya convertida en Naturaleza la dominación, 
y la obediencia , biven los Vafallos olbidados de que fué 
la Corona inftitucion , y no propiedad. Nadie fe atreve 
á perder el refpeto al que en naciendo reconoció por 
Señor, Todos temen en el Suceíbr la venganza , y caftigo 
de lo que cometieren contra el que govierna. Compade- 
zen los Vafallos fus defetos. El mifmo curfo de los nego- 
cios (que con el largo vfo , y experiencia tiene ya hecha fu 

N n n madre, 



4 66 EMPRESA 

madre,por donde íe encaminan) le lleva feguro , aunque 
lea inhábil para el govierno , como tenga vn natural do- 
ci^defeofodc acertar,y haga buena elección deMiniftros, 
ó fe los dé el cafo. 

§. En los Eftados heredados por linea tranfveríal, 6 
por matrimonióos meneíler mayor cuidado, y deítreza, 
principalmente en los primeros años del govierno, en 
que fuelen peligrar los Sucefores , que con demafíado ze- 
lo,ó con indiícreto deíeo de gloria fe oponen á las accio- 
nes^ cóftumbres de fiís-Amecelbres, y entran innovan- 
do el eftadopaíadó,íin el recato,y moderacion,que esme- 
nefter , aun quando fe trata de reducille de mal en bien: 
porque te fentencia de Piaron , que todas las mudanzas 
fon peligEoias , lino es la de los males,no pareze , que fe 
puede entender en él govierno^ donde corren grandes 
iieígos,íino fe hazen poco á poco a imitación de la Natu- 
raleza,queenlospaíajesdevnos extremosa otros inter- 
pone la templanza de la Primavera, y del Otoño entre 
los rigores del Ivierno,y deiEftio. De gran riefgo,y tra- 
bajo es vna mudanza repentina, y muy fácil la que fe va 
eperofanimis ejt declinando dulcemente. * En la navegación es peligrólo 
mutatiQ t qú&[ubi- mudar las velas haziendo el caro, porque pafan de repen- 
"o)tu}S* te *I vno al otro collado del bajel Por efto conviene 
tmyfaiiior date, mucho , que quando entran á governar los Principes , íe 
IZStífmdetii- ^ c J? n ^ cvar ^ movimiento del govierno pafado,procu- 
mndoft. rando reducille á fu modo con tal dulzura , que el Pueblo 

Ar¡íUib.¿,PoJ. ames fe halle de la otra parte , que reconozca los pafos, 
x$ . sedpopuim po r donde le an llevado. Tiberio no fe atrevió en el prin- 

te r tot atinos • * i /*• t * > • i ti* • 

Luuer babitm, C1 F° dc ^Imperio a quitar los juegos públicos , mtro- 
tmdüáMat ¿aducidos por Augufto. ? Pocos mefes le duro a Gal ba el 

Sdlb^An. Im P crio í P orc i uc cntr< ? «i'd t caftigando los excefos, y 

xefor- 



POLÍTICA LIX. 4S7 

reformando los donativos, y no permitiendo las licen- 
cias, y defembolcuras, introducidas en tiempo de Ne- 
ron,tan hecho ya á ellas el Pueblo , que no menos amava 
entonzes los vicios , que venerava antes las virtudes de 
fus Principes. ,4 Lo mifmo fucedió al Emperador Perti* »<M»£<* 4Í (9á f~ 

1 i-v 1 ! - r 1 ventantes veteretn 

naz: porque dio luego a entender, que quena reformar ^d t f (ip i mam>atq ue 
difeiplina militar , relajada en el Imperio de Commodo* \u quatuwdeeim 
También cayó en efte error el Rey de Francia Luis Vnde- ¡J*¿^' 
cimo,elqual entró a Reynar , haziendo grandes juñicias haadmmmvitu 
en períbnas principales.Como es vicio del Principado an- p«««;«w <*»*- 
tiguo el rigor ,a de íer virtud del nuevo la benignidad. vhmewmá- 
Hilpudet offuetos Sceptris, mitifsimafors ejl bmur* 

^egnorumfub %ege noto. Um. Ta ' ,lib - • - 

Tiempo es menefter para ajuftar el govierno : porque no ^^¡¡^. 
es de menor trabajo reformar vna Republica,que forma- hitcam emendare, 
Ha de nuevo. « Por efto David fe efeusó de caftigar á íoab fT^ ltio 
porlamuerte alebofa,quedióa Abner,diciendo , queera Arift.W4.P0I. 
recien vngido , y delicado aun fu Rey nado , para hazelle c »* • 
aborrecible con el rigor. xí No fe perdiera Roboam, R*6.tgo4taem 

l _.■:•- adhuc ddteatus, 



Rex. 



u viera tenido ella coníideracion, quando mal aconfejado & vnStM 
reípondio al Pueblo (que le pedia le tratafe con menor i.Reg.c.3.39.. 
rigor que íii Padre) que agravaría el y ugo,que le avia puef- « 7- vtttrmtu. 
to, y que filos avia caíligado con azotes,el los caftigaria ^'Z^Jut? 

COn efcorpioneS. ' 7 addam tugo ve- 

§. Ninguna coía mas importante en los principios Mfl***»» 

i i . ° .. r * i • r Midit vos flagel- 

ad govierno , que acreditarle con acciones glonolas:por- lü^auteudam 

que ganado vna vez el crédito, no fe pierde fácilmente, wfcorpmbtu. 

Por efto Domicio Corbulon, quando fué embiado a** C 8» C * I2 ; , 4« 

Armenia,pufo tanto cuidado en cobrar buena opinión.' 8 }^ y ^*/»" 

Lo mifmo procuró Agricola en él govierno de Bretaña, noms upu vaii- 

reconociendo, que fegun el concepto, y buen facdbdeif^fc An ¿ 

.._ Nnn 2 las 



4¿8 EMPRESA 

' 1 9. Non ignarm las primeras acciones , feria lo demás. \* 
&¡roTJZ dy ;*• ^«Pw espeligrofala comparación, quehaze 
cefitjfentjore vw¿- Pueblo del govierno pafado con el prefente , quando no 
*"f á \ . halla en efte la felicidad,que en aquel , ó no ve en el Suce- 
' ! ' * for el agrado, y las buenas partes, y calidades, que aplau- 
fitjpe'QéKuhipfe, día en el Antecefor. Por elto conviene mucho procurar, 
y4r/¿ nabebant: q Ue no-defdiga el vn tiempo del otro, y que parezca, que 
^ dw míí/f ¿ es vna rmima mano la que rige las nendas,y li o no íupie- 
wgentf y & metu re,ó no pudiere el Principe difponer de fuerte fus acciones, 
topartnoms, quta n^ agraden xomo fas pafadas.huya lasocafiones, en qu( 
¡nttYfmjfet. puedan compararle f que es 10 qucmovto a J iberio a no 
Tacit.hb.i.An. hallarfe errlos juegos publicos,temiendo,que lo fcvero,y 
ju. Tm forman/ melancólico de fu ingenio,com parado con lo feftivo,y a- 
prrfcripfaeama' gradable del de Augufto,no daria íatisfacion al Pueblo. " 
xtmeduimans, Y aísi debereconozer el Principe,que entra a Reynar,que 
q gr°IbaTmmdia co ^ s ^ r eprehendian,y eran odiadas en el govierno paia- 
Tac.lib.13.An. do,para no incurrir en ellas. Con efla máxima. entró Ne- 
2r.seiprQmpñ ron á governar el Imperio , infiruido de aquelLos dos 
«titustobmacomi- grandes Varones.que tenia por Confejeros. " 
th*vimttes } nouA $•■ Procure el Principe acomodar i us acciones al eíti- 
vitia i & qméip. (o del Pais, y al que obfervaron fus Antecefores , porque 
S!tn*w**nd* S aun ^ as virtudes nuevas del Sucefor , no conocidas en el 
oiiumprmu i & Antecefor , ó en la Provincia , las tiene por vicioselPüe- 
Tac ? í!b.a»An bl°>y l as a borreze. Llaman losParthos por fu Rey a Ve- 
%i.Quodispt\m\ non nee ^° a l as coftumbres cortefanas de Roma ( donde 
sb infmtiá ¡ttfti- avia eftado en rehenes )y con ellas perdió el afecto de fu 
mai&cuitüAr- R e yno r teniéndolas por nuevos vicios." Elnofaliraca- 

memorumamu- J . ' 1*11 i 11 1 1 r 

latustvenatu^pu. za, ni tener cuioado de los caballos ,como lo hazian lus 
¡is,& quAaiu AntepafadoSjindignava al Pueblo:al contrario Zeno fue 
pocmllprn^t amac lo de la Nobleza 1 , y del Pueblo, porque íe acomoda- 
tuctadeumxerat. va a fus coftumbres, .*' y fi aun las novedades en la propia 

perfo- 



Tac.lib.2.An. 



POLÍTICA LIX. 469 

perfona cauían eftos efetos , quanto mayores los cauíará 
la mudanza de eftilos, y coftumbres del Pueblo. Peroíi 
conviniere corrigillas, fea con tal templanza , cjue ni pa- 
rezca el Principe dem aliadamente jufticiero , ni remifo. 
Si bien quando la omiííon del Antecefor fue grande , y el 
Pueblo deíea el remedio , es muy aplaudida la actividad 
del Succfor , como fe experimentó en los primeros anos 
del govierno gloriofo del Padre de V. A. 

§. Entrar a Reynar perdonando ofenías propias , y caf- 
tigando las agenas, es tan gen ero fa jufticia, que acredita 
mucho a los Principcs,y les concilia las voluntades de to- 
dos, 14 como fucedió a los Emperadores Vefpafiano,y Ti- 14. Noumtm- 
to,y al Rey Carlos Séptimo de Francia. Reconociendo ef- ÉSI^- 
to el Rey Witiza lebantó el deftierro a los que fu Padre tufan*. 
avia condenado,y mandó quemar fusprocefos,procuran-Tac.Iib.4.Hift. 
do con efte medio aíegurar la Corona en fus fienes. 

$. Si bien todas eftas artes fon muy con venientes , la 
principal es,grangear el amor , y obediencia de los Vaía- 
llos , en que fueron grandes maeflros dos Reyes de Ara- Mar.Hift. Hifp." 
gon, el vno fue Don Alonfo el Primero , quando pasó a 
governar a Caftilla por fu muger Doña Vrraca, moftran- 
dofe afable, y benigno con todos. Oia por fi mifmó los 
pleitos.Hazia jufticia. Amparava los guerfanos. Socorría 
a los pobres.Honrava,y premiava la Nobleza Xebantava 
la virtud. Iluftrava el Reyno. Procura va laabundancia, 
y populación , conque robó los corazones de todos. El 
otro fue el Rey Don Aloníb el Quinto, quedeguró el a- 
feclo de los Vafallos del Reyno de Ñapóles con la aten- 
ción^ prudencia en los negocios:con el premio,y caftigo: 
con la liberalidad,y agrado , y con la facilidad de las au- 
diencias. Tan zelofo del bien publico, y particular , y tan 

Ñnn y hecho* 



47° EMPRESA 

hecho al trato,y eftilos del Reyno, que noparecia Prineí 
pe eflrangero,fino naturál.Eftos Reyes,como fe hallaron 
preíentes,pudieron mas fácilmente grangéar las volunta 
des de los Subdi tos,y hazerfe amar, lo quál es mas dificul 
tofo en los Principes aufentes, que tienen fu Corte en a 
tros Eftados: porque la fidelidad, fino fe yelá , fe entibia 
con fij larga aufencia,y íblamente lapodra mantener ar- 
diente la excelencia del govierno,procurando hazer acer- 
tadas elecciones de Miniftros , ycaftigando feveramente 
fus defordenes, principalmente lasque fe cometieren 
contraía Iufticia,las Honras, y las Haziendastporque fo- 
lo efte confuejo tienen los Vafallos aufentes , que fi fuere 
bueno el Principe , los.tratará taoihien , como a los pre 
fentes, y fi fuere maío , topará primero con ellos fu tyra 
if. idudatorum nia. tf Pero porque caí¡ fiempre femejantes Reynos aman 
Trmtpm vfus j as no vec j a< W y mudanzas, y defean vn Principe prefen- 
fmuí Agtnubut: te,que los góvierne por fi milmo, y nopor otros, convie- 
ftm profiimú m- {J1Cj ^ nc fe a armada la^onfianza 3 que de ellos fe hiziere , y 
^ícüi'b-f. M¡ft. prevenida para los cafos,vfando de los medios , que dire- 
mos para la correlación dedos Reynos adquiridos con 
Jaeípada. 

•$. Los impedios ele&i vos,que dio la graciada mifma 
gracia los.conlerva, aunque efta fuele durar poco, por- 
que fi bien todos los Imperios nuevos fe reciben con a- 
píaufo,en efte fe cae luego.En la mifma aclamacion,qua« 
do Saulfué eligido Rey , empezó el Pueblo a defeonfiar 
16. nm» toan ¿ c \ y a defprecialle, l6 aunque fué de Dios fu eleccion.Pe- 

ms petertt i/fe? & " r » 1 . . 

deftexerunt eam, *o ay artes,conque puede el eligido mantener la opinión 
& non áttuienmt concebida de fi, procurando confervar las buenas partes, 
íXg. r íio.i 7 . T calidades,que le hizieron digno de la Corona, porque fe 
mudan los hombres en la Fortuna proípera. Tiberio tu- 
vo bue- 



POLÍTICA LIX. 471 

vo buenas coftumbres, y nombre,quando fue particular, 
y bivio debajo del Imperio de Augufto. 17 De Galba fe_ -^ .. 
refiere lo mifmo. Sea grato, y apacible con todos.Mue./4 W4í „ ff quoa d 
ftrefe agradectdo,y liberal con los que le eligieron , y be- pnvatw^eim 
nigno con los que le contradijeron : zelofo del bien pu- ^7«¿! 
blico , y de la coníervacion de los privilegios , y coftum- Tac.iib.¿. An. 
bres del Reyno. Aconfejefe con los Naturales, emplean- iS.Maior pñua- 
dolos en los cargos,y oficios , fin admitir Forafteros , ni ^^" m?rt ' 
dar mucha mano a fus Parientes, y Amigos. Mantenga Tac.lib.i.HifK 
modefta fu Familia. Mezcle laMageftad con el Agrado, 
y la Iufticia con la Clemencia.Go vierne el Reyno, como 
heredado,que á de pafar a los fuyos , y no como electivo, 
desfrutándole en fu tiempo, enqucfuele no perdonara 
los Pueblos vn Reyno breve, X9 fiendo muy dificultofo el 29. Nonparcit 
templarnos en la grandeza, que a de morir con nolV^* R '£ www 

tros. ,0 Sratius. 

§. Es menefter también , que el Principe amela paz: 30. Difficttns & 
porque los Rey nos electivos temen por Señor al que ríe- *' m F™'f e H"' 

1 i l * , a a tatt,qua te non 

ne valor para domar a otros,y aman al que trata de iu co- p utes diuvfurum. 
£ervacion(como fucede a Polonia) conociédo , que todos Taclibu. Hift. 
los Reynos fueron electivos en fus principios , y que con 
ambición de eftenderfe,perdieron la libertad , que quiíie- 
ron quitar a los otros , adquiriendo nuevas Provincias ?- 
porque la grandeza de muchos E nados no puede mante- 
nerle firme en los accidentes , y peligrosde la eleccion^y 
las mifmas armas,que los conquiftan , los reduzen a Mo- . 
narquia hereditaria , que e*lo que dio por éfeufa Gaíba, $£g¡2JE 
para no bol ver el Imperio al orden de República. }t re,ac libran fine? 

§ Los Reynos eledi vos aman la libertad^ afsi cÓvio " a " e P°JJ"/>- 

11 11 /t r J n i ^ • gnus er am } a que > 

nc governallos con ella,y que nempre íemueftrecl Pnn- xeftMuwíi- 
«ge de partede la elección ; porque enclla tienen librad**?*-:., 

fijli. ..->•■■■ *~ 



47* EMPRESA 

fu liber tad,y en deícubriendoíe, que trata de reducir a íu« 
cefion la Coronaba perderá. 

$ . En los Eftados adquiridos con la efpada con ma- 
yor dificultad adquiere,que mantiene la violencia : por- ; 
que Cuelen fer potros indomitos,que todo el trabajo cftá 
en ponerle (obre la filia, rindiendofedeípuesalpefo ,- y a 
yerro. El temor, y la adulación abren los caminos a la 
32. Prtmxsdomi- dominación. il Con todo efo,como fon fingidas aquellas 

nandifpes m ar- . r j r 1 ?• 1 * 

duo^btfts inpef- voluntades , le detcubren .contrarias en pudiendo , y es 
fus,ddejfeftudtA menefter confirmalias con buenas artes , principalmen- 
Taclib.^.Ann. denlos principios, quandopor las primeras acciones 
íe haze juicio del govierno futuro , como fe hizo del d< 
^uagnkcum Vitellio, odiofo-por lafflucrte.de Dolabella, » yaunqu< 
c¡p4tus t cum$ büc dijo Pilón , que ninguno avia laantenido con buenas ar- 
primum fpetmen tes el Imperio alcanzado con maldad, J4 fabemos, qu< 
Tac.Ub.2.Hitt. con e ^ as e ^ ^ e y D° n ^ nc ho legitimo el derecho dudo- 
l^^tmomm fo del Rey cío , queganpeon la efpada. Los Principes 
vnquam impertí que quifieron mantener con la violencia lo que adquirie- 
tSffi"* roncon ella, fe perdieron prefto, Efla mala razón de Ef. 
exmuif. tado deftruyó a todos los Ty ranos , y fi alguno fe confer- 

Taclib. i.Hift. yo,fué trocando la Tyrania en Benevolencia , y la Cruel- 
dad en Clemenáa.No puede mantenerfe el vicio , fino fe 
fubftituye la virtud.La ambición , que para adquirir fué 
injufta^ trueqúele, para confervarfe , en zelo del bien pu- 
blico. Los Vafallos aman al Principe por el biencomuny 
y particular , que reciben del, y como lo configán , con*!; 
vierten fácilmente el Temor en Reverencia , y el Odie en: 
Amor. En que es menefter advertir, que la mudanza de» 
los vicios,yáconocidos,no featan repentina , y afeftada f 
que nazca del Engaño,y no de la Naturaleza,la qual obra- 
con tiempo.Efto conoció Othon,.juzgadoque<:ó vna fu*> 

bita 



POLÍTICA LIX 473 

bita modeftia, y gravedad antigua, no podiá retener el Upg^prl^ 
Imperio , adquirido con maldad." Mas teme el Pueblo tum fiebre q U *fi- 
tales transformaciones, quelosmifmos vicios: porque t » m >f*< l > ttamde - 
aellas arguye mayor malicia. La Virtud artificióla es mtmereumi. 
peor que la Maldad: porque cfta íe executa por medio Tac.IH>.r.Bitt. 

j J ii l J > • 36. Nonodecimo 

de aquella. c ^ ar oítáu¡ám 

§. AuguftoCefar fuévaleroíb, y prudente en levan- nm emití* leu 
taríe con el Imperio , y en manteneíle, y puede fer exemr -f^ u " m \ J*™' 
piar a los demás Principes. De diez y nueve anos fe rriof- tfManfifc, c*- 
tro digno del, fuftentando las guerras civiles-, iS defde en- t" re Au S u fi° vi - 

° \ri- r r. vi r- 1 clore, imperium. 

tonzes comenzó a rabncarlu Fortuna. No le alcanzan Tac.üb.i.Hiíh. 
los Imperios con merecellos, fino con avellos merecido. 3 8 - Lep¡di,atqut 
Vna Vitoria le hizo Emperador," valiéndote de la oca- TglpJZfcrl. 
fion,y de la prudencia-, de la ocafion,porque las armas de Tacl.i. Annaf. 
Lepido.y Antonio cayeron en fus manos. 38 A todos eran &-.. Ctma . a , d ¡f m 

y *■ . r y . - «i . i 1 n cordtjs Ciwlibtu 

ya peladas las guerras civiles-^ no avia armas de la Repu~ f e p, ibidem. 
blica, 4 ° ni quien le hiziefe opoficion , por averie acabado lo.NitUajam pa- 
los hombres de valor, ó en la guerra , ó perfeguidos de la A^^oadltri 
proferipcion*, 41 aborrecían las Provincias el goviernode fmte^uwferorif- 
República, y moftravan defear mudanzas en el 5 4l las Af- fi™?**™* *<* 

r '7 . » . proftrtftwne ce- 

cordias , y males internos neceíitavan del remedio ordi- ádtfent. ibid¿ 
nario de convertirfe en Monarquía la Ariftocracia. 43 To- 4*: ñeque pro- 

i n r 1 r -i* 1 t • i í r r uincut illum rettt 

das eltas caulas le facilitaron el Imperio , ayudadas de lu p 4tm a y ue y% t% 
prudencia, y deípues le fuftentó con eftas artes : grangeó fuftetio semas, 
la plebe , defendiéndola con la autoridad de Tribuno: 44 ^ItZlpl 
porefcufarelodio, no eligió el nombre de Rey, ni el de unúumi&mtá- 
Dictador , fino el de Principe-, 4í dejó en pie el Magiftra- tiam *???$"" 
do-, 4 * ganó la voluntad de los Soldados con dadivas: 47 la ^úonaiiuddif- 
del Pueblo con la abundancia, 48 y á los vnos, y a los otros cordantu patria 
con la dulzura de la paz, " con el Agrado, la Benignidad, £*g j* 
y la Clemencia» hizo mercedes a fus émulos-,* favoreció ngeutuu ibid* 

O o o con 



4^4 EMPRESA 

44. Adtuendam r> 1 1 r r» 

f/e¿rm rnbunicio con riquezas,y honores a los que fe adelantavan en fu fer* 
iurecontentunu v ¡ c i . po cas vezes vsó del rigor , y entonzes no por pa- 

Ibidem. r L r 1 i- ,1 ' • *i • r V 

45.N0 R^«of^ iion,uno por el toíiego publico^ 1 cautivo los ánimos de 
menique Dicta- todos con la éloquencia , vfando della legun el decorode 
TomieJJuflituü Principe-, 53 erajufticieroconlosSubditos,ymodefto con 
■Rempubiicam* los Co n federados 5 í4 "m o ftr 6 fu rectitud en no perdonar 
lh ^ m / ¿ lasdefembolturasdefuHija, y Nieta;" procuró, que fe 
yíwí«»w w*6«- conlervaíen las Familias nobles, como le vio en las mer^ 
u. ibidem. ce( j es j ^^ h¡ zo a Marco Hortalo-, í5 caftigó (¿veramente 
tul ibidem. "" las fatiras contra perfonas iluftres, í7 y deípreció los libe- 
¿tZ.Yopduman- los infamatorios contra fu períbna,y govierno^ 8 trató de 
SciiaíS ^ a P olicia > y ornato de Roma; í5 puso términos fijos al 
cednieotijpeíiexit. lmperio,teniendo (como fe a dicho) vn libro de fus renJ 
ibidem. tas? y gaftos^ fundó vn erario militar,y diftribuyó de tal 

mo, vünterfdio- fuerte las fuerzas,que fe diefen las manos/'Con eftas bue-? 
res patrisvicifce- ñas calidades, y acrecentamientos públicos eftimómas 
¡SSSSK el P ^blo Romano lo prefente,y feguro, quelopafado,y 
ibidem. peligróte)/ 1 conque fe hizo amarla tyrania. No refiero efl 

ji. Qmnto quu tas art paraenfcñar afer tyrano , fino paraque fea bue- 

feruitioprompuor, 3 r '—ti* i 

fl ^«í, ¿r /w»or¿ no el que ya es tyrano , acompañándolas con el temor, 
busextoi!ermtt¡r. nacido de la fuerza: porque lo queíe ganó con lasarmasy 
$z. Faucaadm- con las armas le conierva, y al^ conviene man tener tales 
dum vi rr^á/^ ^ftados con fortalezas, levantadas con tal arte y que no 
^J^f' parezcan freno de la libertad del Reyno , finofeguridad 
ls.Angi>jto.?ro- contra las invafiones externas, y que el preíidio es cufto- 
pa.acpopensy ¿\^y nodefeon fianza; porque efta pone en la vltimadef- 
íjpem^eioquenúa efperacion a los Vafallos. Los. Efpañoles fe ofendieron 
/«ir.Tac.iib.i 3. tanto,de que Confiante, apellidado Cefar , diéfe a eftran- 
54!°^ apa SÍ 8 cros ' a guardia de los Perineos , dudando de fu Iealdad, 
ves , mtáefltam que llamaron á Efpafiá ( aunque en grave daño della ) á 
íb^ÁnnJ^* tos-^^alos^AlaaoSjSuevosjy áotrasNaciones.La con- 
fianza 



POLÍTICA LIX. 4?* t . { 

fianza haze fieles á los Vafallos. Por ello los Scipiones tÍAm fil>* & »** 
concedieron a los Ccltiberos,que no tuviefen alojániicn---^;^^^. 
tos diftin&oSjy que militafen debajade las banderas Ro- Annal. 
manas, y Aügufto tuvo guarda de Efpañoles, lacados de ^A^^hbtl. 
la Legión Calagurritana* lítate deciesfijter* 

$. Procure el Principe transformar poco apocólas Pro- ttum '**"****. 
vincias adquiridas en las coftumbres,trajes,eftilos,y len- ^nL eZmgue** 
gua de la Nación dominante,por medio de las Colonias, '«*'• TacU. 
como fe hizo en Efpafia con las que fe fundaron en tiem- ^T^ úmm Au _ 
po de Augufto , a que fácilmente fe.dejan inducir las Na- gujim cogmñ<m 
ciones: porque fiempre imitan á los vencedores, lifon-^^?*'^. 
jeandolos en parezerfe a ellos en los trajes, y coftumbres, ttaaaJtJommZ 
y en eftimar ííis privilegios , y honores mas que los pro- tm c 4h swñ 
pios. Por ello los Romanos davati a fus amigos,y cófede- ¡^Zf^l2i 
irados el titulo de Ciudadano , conque los mantenían fie- ffw procacibm 
les.El Emperador Vefpafiano para erangear los Efpaño- ^ mptU dt ff ama * 
les, les comunico los privilegios de Italia. Las Provincias üb.t. Annal. 
adquiridas, fi fe mantienen, tomó eftrafiáSj fiempre íbn s^sed ¡pfedium 
enemigas. Eftarázon movió al Emperador Claudio á L^hJy&tulZ 
dar los honores de la Ciudad de Roma á laGaliaComa- retfi^&niiquU 
t a , diciendo í que los Lacedemonios, y los Athenienfes ^fr^Jotmtol 
fe avian perdido por tener, por cífranos a los vencidos , y m magu, anfa* 
que Romulo en vn dia tuvo á muchos Pueblos por Ene* (![ ntta \ ra . c 

• ^>. 1 i * ^ n *■-'••' 1'. nb»4. Annal. 

migos, y por Ciudadanos/ 3 Con eítosj y otros medios, ^.vrbemipfi 
fe van hazierido naturaleza los dominios eífrangeros, a- magnifico omatu. 
viéndolos prefcripto el tiempo,perdidaya la memoria de 6^uaúo C e^no 
la libertad pafada, Efta política íe defpreció en Eípaña en aut ¡mmbm im- 
fu reftauracion , y eftimando en mas confervar pura fu *¡¡g fy"™ 

v T Ll 'ir 1 r * r • r . tm P e ^m, Ibid. 

iNobleza,que mezclarle éon la langre Africana, no partí- ¿i.R*¿w»«,p r * 
cipo fus privilegios, y honores á los rendidos de aquella ™t¡«¿i*jfi'*c*- 

xj\ r ° . /, r • - 1 1 ®* inter.fi con- 

JNacion , conque vnidos conier varón juntamente con el ¥XA% ibi<fen* k 

Oooi odio 



Tacit. 

» 
"ar% 



4?á EMPRESA 

imTmtma !2 °^*°' ^ us en ^ os > ^ u lenguaje, y fu perfidia, y fué menefter 
prtfwl, ¿w expelellos de codo punto, yprivarfede tantos Vafallos, 
vetera,&pencu- provechofos a la cultura de los campos, no fínadmira- 
t^Qmi aituá cion de la razón de Eftado de otros Principes, viendo an- 
exitw Laced&.mo- tepuefto el efplendor de la Nobleza á la conveniencia , y 
mjsi&Atbeme»- i a R e li^¡ on 4 i a prudencia humana. 

quamarmupoiie- § . En las mudanzas de vna rorma de República en otra 
nnu mfi quoivw diferente , es conveniente tal arte , que totalmente no fe 
nl S Jeebant7 S Ai halle el Pueblo nuevo enfilas, ni eche menos la form; 
coditor wfter Ro- del govierno pafado, como fe hizo en la expulfion de Ioí 
T^¡vZrX Re 7 es de Roma i conftituyendo con tanta deftreza lo fa- 
$lerof,jue f opios grado , y lo profano, quenoíéconocieíela falta de Ioí 
■ iodeaídie boftes, Reyes,que cuidavan de lo vno, ydelootro, yquand< 

dsw chics n¿tbuc- ' - • ' « 

7tt. Tacit.l.ii. defpues fe convirtióla República en Imperio, femantu- 
Annal. vieron los nombres de los Magiftrados, * 4 y el orden d( 

gisimuumvoca- Senadocon vna imagen de libertad, queafirmó el Princi- 
buu. Tac.lib.i. pado/ r Lo mifmo hizieron en Florencia los Duques d< 
t n ™l'^i ■ Tofcána.Defta razón de Eftado fue eran Maeftro elEm- 
v.m fríncipatus. perador Auguíto, dilponiendo luego algunas coías,y de- 
fbifmans, ¡ma- j an do otras para defpues, temiendo , que no lefucederií 

gjnem antiqmia- t . r . * A . rr r • ti 

tüsenatüiprtbt- bien,íi juntamente quínele transferir, y trocar los hom- 
kat. Tac.lib.3. bres/ 6 Pero mas digno de admiración fué Samuel, que 
etiten omnia rau do el govierno, y Policiadel Pueblo de Dios, finques 
jtatim,vti decreta alguno pareciefe mal/ 7 Con tal Prudencia fe an deirpo- 
£rat> txérttwejtp eo a Q deshaziendo eftas fombras de libertad, que fe 

verituty nepanim £ . , t r - 

fuccedwt i fi (u vaya quitando de los ojos al milmo paío,que le va arrai« 
muihomwesnaf- gando eldominio. Afsi juzgava Aerícola, que fe avia d( 

ferré. & inuertere ? r» • ~ /» 

veün } [dqmdam hazer en Bretaña/ 8 

ex tempore d,jpo-> §. Ninguna fuerza mas fuá ve y mas eficaz , que el bene- 
tfctiinnmK™* fi c i°pP aramanten€r ' as Provincias adquiridas. Aúnalas 
dúwu cofas inanimadas adora van los hombres 3 y les atribuían 

Dei- 



POLÍTICA LIX. 477 

DeidacLfi dellas recibían algún bien. Fácilmente fodejan *7. tenouamt 
los Pueblos engañar del ínteres , y no reparan en que ten- xtt Pr ¡ nC! p es m 
ga el cepcro la mano, que dá , aunque fea eftrangera. Los &**%£, &non, 
que fe dejan obligar con beneficios , y faltan a fu obliga- f¿ m - úlum 
cionnatural,no pueden defpues maquinar contra el Prin- Eccl.c4tf.1tf; 
cipe: porque no tienen íeguito, no aviendo quien fe pro- 6S. id,¡ue aduér- 
mete buena fortuna de vn ingrato. Por lo quúScipionJ tts r Br>tamiam 
ganada Carthago , mando reltituir lus bienes a los Natu- mam v ¡,¡ q ¿ t arm . 
rales,y Sertorio grangeó las voluntades de Efpaña,bajan- n¡a >&veiutecof- 
¿o los tributos, y haziendo vn Senado de Eípañples , co- ¡ e c r J¡J t ^t^-". 
ino el de Roma. Para afirmar fu Corona modero el Rey vita Agrie. 
Ervigiolasimpoficiones, y perdonó lo que fedebia ala- Mar,I * ft,H, *P- 
Cámara. Los Romanos en las Provincias debeladas aba- <$9 '.. Gt £ ? am e ^ 
javan los tributos, por hazer íuave íu dominio. *' Mas minuta, quonn- 
fienten los Pueblos la avaricia del quedomina,que lafer- í,w /^»« m~ 

■ \ 1 1 id 1 P eritt (Peraretur* 

viaumbre, como lo experimentaron los Romanos en la Tac.u.Annal. 
rebelión de Frifa. 7 ° Y afsi a de huir mucho el Principe de jo.vacem exaere: 
cargar contributos las Provincias adquiridas,y principal- nojfrawagn am~ 
mente de introducir los que fe vfan en otras partes : por- Z^Zmeí^ 
que es aborrecida tal introducion. Los deCapadocia fe Tac.1.4. AnnL 
rebelaron, porque Archelao lesechava impoíicionesal ji.Qwanoflrunp 

modo de Roma. 71 * m modum deferre 

¿ . 1 n- . t r» ceujus, patt tribu*- 

§. La modeltia es conveniente para mantener los Rey- ta adigebmr. 
nos adquiridos. Mas fintió el Senado Romano , que íulio Tac1, 6 -Ann,- 
Cefar no fe le van tafeadlos Senadores, quandp entravan 
en el Senado,que la perdida de fu libertad. Advertido def- 

■v-L 1111 1 i n , % » l 1 ' Vn™ fuer* 

to I iberio, les hablava breve y modeítamente. 71 Mas- í<WMj &.finfo 
atiende el Pueblo a los accidentes , que a la fubftancia de permodefto^ 
las cofas, y por vanas pretenñones de autoridad fe fuele aí - 1HXi * Ann " 
perder el aplaufo comun,y caer en aborrecimiento. A Se- 
y ano le pareció , que era mejor defpreciar inútiles apa- 

Ooo j riendas 



478 EMPRESA 

73. EttmtiNifM riendas de grandeza, y aumentar el verdadero poder. 7 
JZümm *tfi!b*> Los Romanos atendían al aumento y confervacion de fu 
[übiatifqueinAM- Imperio,y nohazian caíb de vanidades. 74 Por eftoTibe 
btts, verapotentia xlo j como prudente eftadifta , fué gran defpreciador de 
Tac.l4.Ann. honores, 71 y no confín 1 16, que Efpaña Vlterior le levan- 

74. Apud quo s s vis ta k templos,ni que le llamafen Padre de la patria, 7 * reco- 
imperijvaiettwa. nociendo el peligro de vna ambición deíbrdenada , que 
tur. Tac.Hb!i7," ^ a Co ^ os en l° s ojos. 77 Obfervando efta razón de eftada 
Annaí. los Duques de Florencia fe mueftran muy humanos con 

75. validas alio- fus Vafallos,íin admitir el duroeftilodepararfe,quando 
JSfc*? **"'pafan,como fe vía en Roma. Aviendo Caftilla negado la 
Tac.lib.4.Ann. obediencia a los Reyes,no dio nombres vanos de grande- 
76*N9men?4tris za a los que avian de governar,fino fulamente de Iuezes, 
fatrid Tihrm k naraquefuefen mas bien admitidos del Pueblo. Con efta 

populo ffipm *»- * .^ , . í 

gejiü,npttdi*H¡i. prudencia,y moderación de animo el Rey Don Fernando 
Tacit.i.r. Ann, e l Catholico no quifo ( muerta la Reyna Doña Ifabel ] 
77. cuma m- tomar titulo de Rey, fino de Governador de Caftilla. Al 
quantique pim gunas Potencias en Italia, que aípiran a la Mageftad Real 
adeptm fomjan- conozeran con el tiempo (quiera Dios, que me engañe 
ZíLTaMs." 1 ^ € ' difeurfb ) que el apartarfe de fu modeftia antigua , es 
Tac.1.1, Amia!, dar en el peligro , perturbandofe el publico íbfiego : por- 
que no íe podra Italia fufrir a fimifma,fi fe viere con mu- 
chas Cabezas coronadas. Con menos inconvenientes fe 
íuelen dilatar los terminoade vn eftado, que mudar den* 
tro de íi la forma de fu grandeza,ó en competencia de los 
mayores,ó en defprecio de los iguales , conque a vnos , y 
a otros fe incita vanamente. De ladefigualdad en las Co- 
munidades refultó la dominación común. El eílar tn 
ellas , y no verfe el Principado , es lo que las mantiene li- ■ 
bres. Si fe fierhbran eípirkus Regios, nazeran defeos de 
Monarquía, cue azechen a la Libertad. 

Í.La 



POLÍTICA LIX. 47 ? 

$.La Paz (como decimos en otra parte) es la que man- 
tiene los Rey nos adquiridos, como fea Paz cuidadoía , y 
armada: porque da tiempo, paraque , la pofefion prefcri- 
va el dominio , y le dé titulo juíto , finque le perturbe la 
Guerra,la qual confunde los derechos: ofreze ocafíones á' 
los ingenios inconftantes, y mal contentos, y quita el ar- 
bitrio al que domina,y aísi no fojamente fe ade procurar 
la Paz en los Rey nos adquiridos,fino también en fus con- 
finantes: porque fácilmente faltan centellas del fuego ve- 
cino, y palan las armas de vnas partes a otras , encendido 
fu furor en quien las mira de cerca, que es la razón , que 
obligó al Rey Filipe Tercero a tomar las armas contra el 
Duque Carlos Emanuel de Saboya,quando quifo deípo- 
jar del Monferrato al Duque de Mantua , procurando Su 
Mageftad, que la íuñicia, y no la Eípada, decidiefe aque- 
llas pretenfiones: porque no padecieíe la quietud publica 
de Italia por los antojos de vno. El mifm o peligro corre 
oi,fi no fe componen las diferencias,que an obligado á le- 
vantar las armas á todos los Potentados,porquedefnuda 
yna vez la Efpada,b la Venganza pienfa en íatisfazerfe de 
agravios recibidos , ó la íuñicia en recobrar lo injufta- 
. mente vfurpado , ó la Ambición en ampliar los Domi- 
nios, o el mifm o Marte armado quiere probar el azero. 
§. Cierro el diícürfo defta Emprefa con quatro verfos 
<M Taífo, en que pone con gran juicio los verdaderos 
fundamentos , conque fe a de eftablezer, y confervar va 
nuevo Rey no. 

E fondar 'Boemondo al nuo^o tf^egno 

Suo SAnúocU a ahí principtj mira : 

E leggi impone, <sr introdur cojlume, J^ Canta» 

Et arti, e culto di ^erace Hume. 

La 



48o 



EMPRESA 




LA faeta impelida del arco, ó fube, ó baja fin fufpen- 
derfe en el aire,femejan te al tiempo prefente,tan im- 
perceptible^ ue fe puede dudar,fi antes dejó de fer,cjue lie- 
gafe,ócomolosanguIós en el circulo, que pafael agudo 
á fer obtuía, fin tocar en el redo. El primer punto de la 

con- 



POLÍTICA LX. #1 

confiftencia de la íaeta , lo es de fu declinación. Lo que 
mas fube,mas cerca eftá de fu caida.En llegando las cofas 
á fu vhimo eftado,an de bolver á bajar,fin detenerle. En 
los cuerpos humanos lo notó Hypocrates, losquales en 
no pudiendo mejorarfe, no pueden fubfiftir, y esfuerza, *• ®*t »«» ¡» 
que empeoren. 1 Ninguna cofa permanente en la Natu- d^'pftenvdim 
raleza. Efas caulas fegundas de los cielos nunca paran , y reitq U umejt,vtin 
afsi tan poco los efe&os, que imprimen en las cofas, a determ dtlahan z 
que Sócrates atribuyó las mudanzas de las Repúblicas.* Hipócrates* 
Ño fon las Monarquías diferentes de los bivientes , ó ve- i.qm caufamejfe 
jetables; nacen, biven, y mueren, como ellos, fin edad tr ^t>qaodn¡hu 
firme de confiftencia , y aísi ion naturales fuscaidas-, i en ffi'omnUmtu 
no creciendo, deferecen* Nada interviene en la declina- qaoJaniotbUuiari 
ciondela mayor fortuna. Eidetenella enempezandoá "riftlib* p J 
caer > es cafi impofible. Mas dificultofo es á la Mageftad amales eífe 
délos Reyes, bajar del fumo grado al medio , que caer conuerpones Re- 
del medio al ínfimo. 4 Pero no ftiben, y caen con iguales wwklicwuw, 
palos las Monarquías: porque las mamas partes, conque Deor. 
crecieron, le fon deípuesde peíb,el qual con mayor incli- 
nación , y velocidad baja, apeteciendo el fofiego del cen- ]t¿S%3& 
tro/ En doze anos levantó Alexandro fu Monarquia , y fummofafitgio ad 
cayó en pocos , divididaen quatro Tenorios, y defpues en mdiun ! d « raht > 

dlVerlOS. ^ ^ 'imapu^tm^ 

§-, Muchasfon las caufas de los crecimientos, y defere- líuíus. 
cimientos de las Monarquías , y Repúblicas. El que las *• Fati maiigiM $ 
atribuye al cafo, ó al movimiento , y fuerza de los aftros, JSITL /L 
o a los números de Platón, y años clymatericos , tí^pk] e fi^t adfummum 
el cuidado de las cofas inferiores á la Providencia divina. £[*£ *J$g 

Vi j T -i • n • ir wpntum velo- 

iNo delprecia el govierno deftos orbes, quien no def- ata qmdem^uam 
preció fu fabrica j pueshazella, y no cuidar della, fuera f™*" im > uUm 
acular fu mifma acción. Si para iluminar el cuello de vn Peneca. 

Ppp pavón, 



482 EMPRESA 

pavon,ó para pintar las alas de vna maripofa, no fía Dios 
de otro fus pinzeles,como creeremos, que deja al cafo los 
Imperios, y Monarquías, de las quales pende la felicidad, 
ó infelicidad: la muerte,ó vida del hombre,por quien crió 
todas las .colas? Impiedad feria nueftra el creello, ó íbber¿ 
via para atribuir á nueftro confejo los fuceios. Por el rei- 
nan los Reyesvpor fu mano fe diftribuyen los ceptros,y f 
bien en fu conservación, ó perdida deja correr las inclina» 
ciones naturales , que 6 nacieron con nofotros , ó fonin» 
fluidas,y que con ellas fe aya el libre albedrio,fin obligar 
fu libercad,con el mifmo obra,difponiendocon noíbtros 
las fabricas,ó ruinas de las Monarquías, y afii ninguna k 
6.-Eg*iucomper¡ perdió, en que no aya intervenid o la imprudencia huma- 

omnia resna } c¡üi- * ^r• r « v -r r r~ \ i • 

tates r nattone[que na > ° ius ciegas pailones. No le i\ me atreva a decir , que 
vfyue eo profterít fueran los Imperios perpetuos,, fi en los Principes fe ajuf- 
fiTdZaídt carafiempre la voluntad al poder , y la razón a los cafo*. 
veraco»fiita va- Teniendo pues alguna pártela prudencia, yconíe- 
iuewnt> vincum- j Q humano en las declinaciones de los Imperios, bien po 
voiuptút '/acorru- dremos fenalalles-fus caulas. Lasvniverfales, quecom 
per*i ptf paulo prehendená todos losReynos, ó adquiridos por la fuce 
4eZ UU adeTum ^ lon >^ P or I a elección , ó por la efpada fon muchas , pero 
imperium, pope- toda&fe podrian reducir a quatro fuentes, de las quales 
^f t T tm ' wf0 ' nacen las demás 5 aísi como en el Orizonte del Mundo. 
SaL / íalen de quatro vientos principales muchos colaterales. 

Ellas caufas ion la Religión, la Honra, la Vida, y la 
Hazienda.Por la confervacion delias fe inftituyo la com- . 
pañia civil , y fefugetoel Pueblo algovierno de vno, de • 
pocos, odemuchos, y afiiquando vé, que alguna def-\< 
tas quatro cofas padeze, fe alborota, y muda la forma; 
clcl govierno.Dellastocaremos algocon la brevcdad,qwj 
pide eña obra. 

La 



POLÍTICA LX, r 4 jj 

La Religión, fi bien es vinculo de la República (co- 
mo emos dicho) es la que mas la defune , y reduze a va- 
rias formas de govierno, quando no es vnafola, porque 
no puede aver concordia ,' ni paz entre los que fienten di- 
veríamente de Dios , pues fi la diverfidad en las coftum- 
kres, y trajes, haze opueftos los animos,que hará laincli- 
nación, y fidelidad natural al Autor de lo criado , y la ra- 
bia de los zelos del entendimiento en el modo de enten- 
der lo que tanto importa -? La ruina de vn eftado es la li- 
bertad de confeiencia. Vn clabo a los ojos (como dijo el 
Eípiritu San<5to ) y vn dardo al corazón fon entre fi los 
que no convienen en la Religión, 7 Las obligaciones de l^rütvobUquA^ 
vafallaje, y los m ayotes vine ulos de amiftad, y fangrefe ^t^iVS^l 
deícomponen, y rompen por coníervar el cuko, Al Rey nbm, & aduerfa- 
VViterico mataron fus Vafallos, porque avia querido in- hunm **** m 
troducir la íe&a de Arrio, y también a Witiza, por- nisvejlr*. 
que artero los ellilos, y ritos de la Religión. Galicia fe al- Nunuc.j 3^5. 
borotó contra el Rey Don Fruela, por elabufode los ca- MatvHift.Hífp. 
famientos de los Clérigos. Luego que entró en los Pal- 
ies Bajos la diverfidad de Religiones , faltaron á la obe- 
diencia defuPrincipe^atüraL 

• §. La Honra también afsi como defiende, yconferva 
las Republicas,y obliga a la fidelidad, las fuele perturbar, 
por prefervarfe de la infamia en laofenfa, eneldefpre- 
cio,yen la injuria, anteponiendo los Vafallos el Ho- 
nor i ia hazienda , y á la vida. 8 A los Africanos llamó á 8. mnor qmque 
Efpañael Conde Don lulian, quando Tupo que el Rey <£™*S 
Don Rodrigo avia manchado el honor de la Cava fu hi- caufa fátimü, 
ja. Los hidalgos de -Cartilla tomaron las armas contra el T n í\ um ^ u {^ 
Rey Don Alonfo el Tercero,porquc les quisó romper fus c ,$ t ' ; ', ,'.,. "' 
privilegios, y obligalles a pechar. No pudieron fufrir los 

Ppp z Vafallos 



484 EMPRESA 

p&mutucon- VafallosdelReyde León Don Ramiro el Tercero, qu< 
vajfwes 7n Mo- los tratafe afpera , y fervilmente , y fe levantaron contr: 
tunhas propw t \ m Las afrentas recibidas fiempre eftan incitando aven 
f iL?n corp!u"!iZ ganza contra el Principe. 5 La defeftimacion obliga á fe- 
tasfafafunt. diciones, 10 ó ya el Principela tenga de los Vafallos,ó ellos 
f ío.' IÍb " 5, Po1 ' del,quando no tiene las partcs,y calidades dignas de.Pnn- 

10. provter con- c *E e » j uz g an ^° > que es vileza obedecer a quien nofabe 
temptum etiam mandar, nMiazerfe reípetar,y Bive defcuidado del govier- 
fedinoms^confc- no como lo hizieron los Vaíallosdel Rey Don luán el 
Arift.Hb.5,Pol. " rlmero «e Aragón v porque no atendía a Ios-negocios:. 
c»3- los del Rey de Caftilla Don luán el Segundo , porque era 
Recop" 3 " incapaz del ceptro : los del Rey Don Enrique el Quarto, 

11. xam muhí- por fus vicios, y poco decoro , y autoridad , y tos del Rey 
tuda qmdem gra- Don Alón fo* el Quinto de Portugal,poiquefe dejava go~ 
ttaJm^ltranó- vernar ^ e Qtros.No menos fienten los Subditos por agrá* 
niorum , pr&jUn- vio, y mengua, el fer mandados de eftrangeros, ó que en- 
tes. autem vmho* cre ellosfe repartan las dignidades , y mercedes . porque 
tatem. ( como dijo el Rey Don Enrique ) es mojtrar , que en nuef. 
'Arift.I.2.poIit. tros Reinos aya falta de per fina* dignas , i hábiles. Lo qual 
iz.Namhomines dio motivo a los movimientos de Gaftilla en tiempo del 
¡Mlrat¡fittt,m- Emperador Carlos Quinto. Lomifmofucede,quando 
ttent [fuñones, tü los honores fon mal repartidos: porque no lo pueden 
?^^^^fufrirlos hombres de gran corazón," teniendo por defc 
Arift.lib.5.PoI. precio, que otros de menos mérito fean preferidos á 
c ¿' ellos. rt 

La mayor enfermedad déla República es la inconti- 
t}.TUgeUauitaw nencia, y íafeivia; dellas nazen las fediciones, las mudan- 

?*mS>ornmwl } ha- 1 iv 1 • 1 r» • • 

raoriítyagtí m- zas.de. Reynos¿ y las ruinaste Principes: porque tocan en 
*¿»w, édotmm la Honra de muchos, y las caftiga Dios feveramente.Poc 
wnfbrahatnT mucnos figlos cubrió de zenizas áEfpañavnadeshonef- 
Gca.1z.17. tidad j.por ella cayeron tantas plagas en Egipto, li y 

padeció 



POLÍTICA LX. 48; 

padeció David grandes trabajos en fu perl ona,y en las de «4- n« ñuto 
fus defcendient.es t4 perfeguidos , y muertos cali todos a « UA v{ - que m (m _ 

Cuchillo. fiternum, eo quod 

§. No es menor peligro en la República elaver mu- ffl^£j¡ 
chos excluidos de los cargos: porque fon otros tantos vr\¿ 
enemigosdella, ,r no aviendo hombre tan ruin, queno 2.Reg.c.i?..io. 
apetezca el honor, y fiema vcrfe privado del. 1 * Efte peli- l S\ c f enim 

r t ^ i i • 11 -i multitud» mopum 

gro corren las Repúblicas, donde vn numero cierto de e n indúltate, ea- 
Nobles goza del Magiftrado , excluidos los demás. dmqui ab fon*. 

§. La tercera caufa de las mudanzas.y alborotos de los ^J wwriX 
Reynos es por la confervacion de la Vida ,. quando los uum ejje pienam 
Subditos tienen portan flaco, y covarde á fu Principe, h ^^ uh %^ 
que no los podra defender. O le aborrecen por fu feveri- Ct7t 
dad, como al Rey Don Alonfo el Decimo,ó por fu cruel- , ¿ t Uomrt m ^ 
dad , como al Rey Dpn Pedro. O quando le tienen por b >t tam ignam, 
injufto , y tyrano en fus acciones ■ y peligra en fus manos AHft.lib.T.PoI. 
lavídadetodoSjComoalRey Don Órdoño^porlamúer- c.5. 
te, que con mal trato dio á los Condes de Caftillá,dedon- 
de refultó el mudar de govierno. 

§ . La vltima caula es la Hazienda,quando el Principe 
confume las de fus Vafallos , lo qual'fué caufa , paraqüe Mar.Hift.Híítí,- 
Don García Rey de Galicia perdiefe el Reyno , y la vida. 
O quando di (sipa pródigamente las rentas Reales , pre- 
texto de que íe valió Don Ramón, para dar la muerte i 
fu hermano el Rey de Navarra Don Sancho. O quando 
es avariento, como el Rey Don Alonfo el Sabio. O quan- 
do por el mal govierno íepadeze necefidad ; y fe alcera Mar.Htf.Hifp^ 
el precio de las cofas , y falta el comercio , y trato , lo 
qual hizo también odiofo almifmoRey Don Alonfo. 
O quando eíH dcíconcertada ta moneda , como en tiem- 
po del Rey Don Pedro de Aragón el Segundo, y deotros* 

Pgp te muchos-- 



4$o EMPRESA 

muchos Reyes: ó malrepartidosíos cargos vtiles , 
haziendas: porque lainvidia,y la necefídad coman las 

17. mfuper fedi- mas contra ' os r * cos > Y caufan fediciones, ,7 lasqual 
tioñes orttmtuuno ¡Cambien nacen de la mala adminiftracion de la juftici 
folum ob patrono- ¿ c [ os alojamientos , y de otros pefos , que cargan Ibb 

niorttm, verum et- « ' . . t i * ? r 1 1 

iam ob bonorum las.rentas,y bienes de los Vaíallos. 

in&quaiitates. §. Fueradeílas caufas vniverfales y comunes, aiotr 

ri ' '*• °' muy particulares a cada vna de las tres diferencias dicha 
de Reynos , las quales fe pueden inferir de las que emo 
propuefto para fu confervacion: porque conocido lo qt 
dá íalud á los eflados, fe conoce lo que les da muerte, ó ; 

18. sediüuApñ- contrario. 18 Con todo efome eftenderé algo en ella 
mumommum du- aun que con riefgo de tocar en las ya referidas. 

vitan non poteít, VJ »- n 1 1 ' 1 • • r r 1 1 

qum cogmtis ijs, §. Los Litadas hereditarias ieiuelen perder , qüand 
<¡u& Reipubik* e n ellos repoía el cuidado del Sucefor, principalmente , ; 

mteútum impor- r \ r r r 1 11 

unt 9 ,eAquoque* onmu y poderolos : porque iu rnilma grandeza le haz 
quét falutem affe- defcuidado,defpreciando los peligros, y fiendo irrefolu 
runty ttiteüigan- losconíeios. ytimido en executar cofas grandes 

tur, cum cotrarta r V Vr r L 11 vi 

contranorum fm por no turbar la poleiion quieta, en que le halla. No 
í'ftrt p i acuc leal<tañoconlas prevenciones, lino con losreme- 
c.8. dios,quandoyaáfucedido, íiendoentonzes mas corto. 

19. TArdiorafum ios, y menos eficaces, " Juzga el atreverfe por peligro , ; 
remedia , qitam procurando la paz con medios flojos, y indeterminado* 
vita Agrien '" llama con ellos la guerra , y por donde pienía confervar- 

fe, fe pierde. Efte es el peligro de las Monarquías, que 
huleando el repofo ,, dan en las inquietudes ^ quieren 
parar, y caen • en dejando de obrar , enferman. Bien li- 
gnítico todo ello aquella viíió de Ezechiel de losquatn 
animales alados, fímbolo de los Principes, y de las Mo- 
narquías, los quales quando caminavan, parecía de 
muchos el rumor de fus alas , femejan te á la marcha de 

los 



POLÍTICA LX. 487 

losefquadrones, y en parando, felescaian las plumas. 10 *o.cum ambaia. 
Pero no es menefter, para mantenerfe,que fiempre bagan ™\*$[ f ¡™ t 
nuevas conquisas : porque avrían de fer infinitas,y toca-. vt fonus cAJkoru t 
rianen la injufticia , y tyrania. Bien fe puede mantener 2¡¡¡j^J^£ 
vn eftado en la circunferencia de fu circulo , con tal , que H£ l eorum% 
dentro della conferve fu actividad , y exercitefu valor, y Ezech.i.z4. 
las mifmas artes , con que llegó a fu grandeza. Las aguas 
fe confervan dentro de fu movimiento; fi falta, íe cor- 
rompen , pero no es neceíario , que corran, baña, que fe 
muevan en fi mtfmas, como fucede á las lagunas agita- 
das de los vientos. Afsi las Monarquías bien diíciplina- 
das , y prevenidas para la ocaíion , duran por largo eípa- 
cío de tiempo, finocuparfe en la vfurpacion. Aunque no 
aya guerra, fe puede exercitar la guerra. En la paz mante- 
nía C. Cafsio las artes de la guerra , y la diíciplina mili- 
tar antigua. 11 Sial Principe lefaltare el exercicio délas 2I Atumnm ^ m ; 
armas , no fe entorpezca en los ocios de la paz : en ella tum fine folio da- 
emprenda eloriofas acciones.que mantengan la opinión. hat " r > reuocare 

Nj «* a A 1 r r 1 r r - V • 1 frifcum morew 9 

o dejo Augurio en el íoíiego de lu Imperio, cubrir de exer citare u&9* 

zenizas fu efpiritu fogofo , antes quandano avia en que ™> curajrouif» 
obrar como hombre , intentó obrar como Dios, com- T^l^lmu 
poniéndolos movimientos délos orbes, ajuftando los Tac.l.n.Amv 
mefes, y dando ordenes al tiempo. Conefteiin el Rey 
Filipe Segundo levantó aquella infigne obra del Efcu* 
rial , en que procuró vencer con el arte las maravillas de 
la Naturaleza, y moílrar al Mundo la grandeza de fu 
animo, y de fu piedad. 

$•. Peligran también los Reynos béreditarios, quando 
el Sucefor olbidadode los infti tutos de ius Mayores , tie- 
ne por natural la íervídumbre de los Vafallos , y no rece*- . 
nociendo dellosfu grádeza,los <jeíama,y govierna como 

aefcla* 



488 EMPRESA 

á efclabos, atendiendo mas áius fines propios , y al cum 
plimiento de fus apetitos, que al beneficio publico , coi 
iiMUtyumdes vertida entyrania la dominación, "dedoade concibe < 
mJrilm"¿n¡tM. P ue blo vna defeílimacion del Principe, y vn odio,y aboi 
ttfque matoruvi recimiento á fu perlbna y acciones, conque CLdeshaze a 
V l°!n tts \ mperta quella vnion reciproca , que ai entre el Rey y el Reyno * 

magis toncupte- "1 r T ■ 7 7 r • 

rum. donde eíte obedece, y aquel manda , por el beneficio qu< 




protinw defwit mudan fas formas de govierno; porque el Principe, que 
AÍSbT.Vol. ^ Y ^ despreciado y aborrecido , teme , del temor nace la 
c.io. crueldad, y defta la ryrania , y no pudiéndola fufrir los 

Poderofos , fe conjuran contradi , y con la afiftencia del 
Pueblo leexpelen , y entonzes reconociendo el Pueblo 
dellos fu libertad, les rinde el govierno , y fe introduce la 
Ariftocratia, en que mandan los Mejores. Pero fe buel ve 
á los mifraos inconvenientes de la Monarquía : porque 
como fuceden deípues fus hijos -haziendofe hereditario el 
Magiftrado y el dominio, abuían del,governando á vtili- 
dad propia, dedonde refuka , que viendofe el Pueblo ty* 
ranizado dellos, les quita el poder, y quiere que manden i 
-todos , eligiendo para mayor libertad la Democracia, ei 
laqual no pudiéndole mantener la igualdad, crece la in-j 
íblencia, y lainjuíticia,y dellarefultan las fediciones,y tu- 
multos, jcuyaconfufion y daños obligan a buícarvno, 
que mandea todos, conque íé buel ve otra vez a la Mo- 
narquía. Efte circulo fuelen hazer las Repúblicas , y en el 
acontece muchas vezes, perder fu libertad, quando algu- 1 
na Potencia vecina fe vale de la ocafion de fus inquietu- 
dcs, p^ra fugecallas, y dominallas. 

Í.Losl 



POLÍTICA L,X. 4 ¡} 9 

§. Los Imperios eleéfcivos fe pierden, 6 el afeito de los 
Vafallos , guando no correíponden las obras del Eligido 
a la opinión concebida antes, hallándole engañada la 
elección en los prefupueftos falfos del mérito : porque 
muchos parezen buenos para governar, antes de avergo- 
vernado, como parecía Galba. 14 Losquenoconcurrie- H> omnium ti- 
rón en la elección, no fe afeguran jamas del eligido, y efte fafi* **p** mpe- 
temor les obliga a defear, y a procurar la mudanza. Los^ "t^!^' 
que afiftieron con fus votos, fe prometieron tanto de fu Annal. 
favor,que no viendo cumplidas fus efperázas, biven que- 
jofos, fiendoimpofible, que el Principe pueda fatisfazer 
a todos: fueradeque fe cania la gratitud humana, dete- 
nerdelante defi los inftrumcntos de fu grandeza, y los 
aborreze, como a acreedores della. Los Vaíallos, hechos 
a las mudanzas déla eleccion,las aman , y fiempre fe per- 
fuaden a que otro nuevo Principe fera mejor.Los que tie- 
nen voto en la elección llevan mal, queeílé por largo 
tiempo fufpenfa y muerta fu poteftad de eligir, de la qual 
pende fu eftimacion. El Eligido , fobervio cpn el poder, 
quiere eílendelle,y rompe los juramentos y condiciones, 
con que fué eligido, y defpreciando los Nacionales (quá- 
do es Foraftero ) pone en el go vierno a los de fu Nación, 
y engrandeze a los de fu Familia , con que cae en el odio 
de fus Vafallos,y da ocafion a fu ruina: porque todos lle- 
van mal el fer mandados de Eftrangeros. Por trille anun- 
ciodelctufalemlopufoleremias/' tT^Z 

$. Los Imperios adquiridos con la efpada , le pierden: cufades vm\u <u 
porque con las delicias fe apaga el efpiritu , y el valor. *? r * lm & m( i ui > 

í rV • i i ti P' i- -i & daré fuper ct- 

Lareiicidad pertúrbalos coniejos , y trae tan divertidos utta tes iudavo- 
a los Principes, que defprecian los medios, que los cemfuam. 
pufo en aquella grandeza. Llegan a ella con el valor, la ereir * c * 4 ' ? 

Qqq Benigni- 



. 



490 EMPRESA 

uíiamnquf^- benignidad, y el crédito •, y la, pierden con la flaqueza , 
piüejtrfuodbomi- rigor, y la deíeftimacion,con que mudandofe la domina- 

SSü^ cion > fe muda c ™ ella el afeóbo ^ h obediencia ^ U 
utem altos, & fallos. 1 * Eftafuéla caufa delaexpulfion délos Carta 
tona de fe opinto- ne f es etl Ef pa fí a no advirtiendo , que con las raifmas 

ve. Ijdem cum <*- r i • i r/i j r 

áqt %> quelite- tes > con q ue l e adquieren los Eítados , le mantienen : 
™nt, ad injurias, que fueleníermas atentos losConqüiftadores, que 
tinZi^dZ .Sucefores: porque aquellos, para adquirillos, y man 
bunmjt meri- nellos, aplicaron todo fu valor y ingenio, ya eftoshas 
*fimfr> vtvnacu defcuidadoslafücefion. Dedonde nace, que cafi todo* 

iniperantiummu- , _ , 7 7 * r \M 

tatione ){ pfifubdi- los que ocuparon Reynos, los mantuvieron, y cali todos 
ti fe, & affettm \ QS q Ue los recibieron de otros , los perdieron. 17 El Efpiri- 
Polybius. tu Sancho dice,, que los Reynos pafan de vnas Gentes eflj 
z7-Quioccuparüt ©trasporta injufticia, agravios, y engaños, 
mmVdem^eti' ^ ierro e ^ a m ^teria con dos advertencias.La primera, 
nuermt, quivero que las Repúblicas feconfervan, qfiando eftan lejos d< 
tradita ab aiijs aquellas cofas, que caufan fu muerte, y también quando 

Acceperejn ftatm A i n i r i« r \ 

ftr* omnes ami- eitan cerca dellas : porque la confianza es peligróla, yd 

¡erunt, temor folicito,y vigilante. 15 La íegunda, que ni en la per, 

tj .Po. .5, f¿ na . c j e i Principe, ni en el cuerpo de laRepublica^íeandH 

*8. Regnu agen- clefpreciar los inconvenientes, ó daños , aunque fean pe 

tewgememtras- q lie £ os : porque fecretamente , y poco a poco crecen! 

jtiflit¡&s t &mju- deícubriendoíe defpues irremediables v J0 Vn pequeño gd 

úas y & contum- f a no roe el corazón a vn cedro , y le derriba* A la navJ 

has, ¿r diuerfos r • i i i • j i ' 

dolos J mas favorecida de los vientos detiene vn pezezuelod 

Ecclef.cio.8. quanto es- mas poderoía,y mayor fu velocidad ^ masfil 
29+conferuantnr c ]l mente f e deshaze en qualquier coía , qué topa.LigeraJ 

ettam Re(pubUu, i \2L i l vj • n 6 

non fciitm, quia perdidas ocahonaron la ruina de la Monarquía Roma4 
fwcuifuntabijs, na# j¿[ vez es mas pelierofo vn achaque, que vnaen. 

qu& ¡nteritu affe- c jj ijV-j ti j*í- 

rtmjed enaqma lermedad, por eldelcuido en aquel, y la diligencia en 
F*pfu¡tu Nam eita Luego tratamos de curar vna fiebre , ydefprecia 

mo:| 



POLÍTICA LXL 491 

mosvna diftilacion al pecho, de que Cuelen rcfultarma- timr fy*g* 

r , , k ' x cura Reipublxét 

yores enfermedades. confuten ogiu 

Arift. I.5. Pol* 
c.8. 

30* Máxime om- 
»/« quod exigua 
kftiCaueri debet. 
DetrimentU enim 
latenter ohrep'it, 
quia non tctumfi- 
tnul contrahitur* 
Arift. Ibtdem. 




FOrmala harpa vna perfeta Ariftocracia, compuef. 
ta del go vierno Monarchico , y Democrático ; pre- 
fide vn entendimiento , goviernan muchos dedos, y 

Qqcj r obe- 



49* EMPRESA 

obedece vn pueblo de cuerdas* todas templadas , y todas 
conformes en la coníbnancia^no particular, fino CQmur> 
y publica, finque las mayores.difcrepen de las menores. 
Semejante ala harpa es vna República, en quien el largo 
vfo, y experiencia difpufb los que avian de governar, y 
obedeceneftableció las íeyes^onftituyó los Magiftrados: 
diftingió los oficios: feñaló los eftilos, y perficionó en ca- 
davna de las Naciones el orden de República mas con- 
forme, y conveniente a la naturaleza dellas. Dedonde re- 
inita , que con peligro fe alteran eftas difpoficiones anti- 
guas. Ya efta formada en todafrpartesla harpa de los Rey- 
nos, y Repúblicas , y colocadas en fu lugar las cuerdas , y 
aunque parezca, que alguna eftaria mejor mudada,fe a d< 
tener mas fe de la prudencia , y confideracion de los Pre« 
decefores, enleñados del largo vfo, y experiencia: por- 
que los eftilos del govierno,aunque tengan inconvenien- 
tes, con menos daño íe toleran, que fe renuevan. El Prin- 
cipe prudente tiemple las cuerdas afsi como eftan , y no 
las mude , fi ya el tiempo, y los accidentes no lasdefcom- 
pufieren tanto, que defdigan del fin, con que fueron 
conftituidas , como decimos en otra parte. Por lo qual es 
conveniente, que el Principe tenga muy conocida efta 
harpa del Reyno , la Mageftad , que refulta del , y la na- 
turaleza, condición, y ingenio del Pueblo , y del Pala- 
cio, que fon fus principales cuerdas: porque como dize 
el Rey Don Aloníbel Sabio en vnalei de las partidas. 
L,i|.tt»5*p« 2 * Saber conocer los Ornes es Jtnade las cofas , de que el %eimasfe 
dele trabajar , ca pues que con ellos ha de fa^er todos fus fechos, 
menejleresy que los conozca bien. En efto confiften las princi- 
pales artes de Reynar. 

< Princi¡>k eftlairM máxima mjfe fuos* 

Los 



POLÍTICA lxt. 4 9 j 

Los que mas eftudiaron en efto , con mayor facilidad 
governaron fus Eftados. Muchos ponen la mano enefta 
harpa de los Reynos,pocos faben llevar los dedos por fus 
cuerdas, y raros fon los que conozen fu naturaleza , y la 
tocan bien. 

Elíé pues advertido el Principe,en que el Reyno es vna 
vnion de muchas Ciudades, y Pueblos^vn confentimien- 
to común en el imperio de vno, y en la obediencia de los 
demás, a que obligó la ambición, y la fuerza^ la concor- 
dia le formo, y la concordia le fuftenta,- lalufticia, y la 
Clemencia conftituyen fu vida y es vn cuidado de la fa- 
llid agena-, confiíle fu efpiritu en la vnidad de la Religión-,, 
de las mifmas partes que con (la , pende fu confervacion, 
fu aumento, ó fu ruina-, no puede fufrir la compañía^ 
vive expuefto a los peligros •, en el , mas que en otra co«- 
fa, exercita la Fortuna fus inconftancias 5 eftá fugéto a la 
emulación, ya la invidia-, mas peligra en la profperi- 
dad , que en la adveríidad : porque con aquella fe afegu- 
ra , con la feguridad fe enfoberveze , y con la fobervia le 
pierde; o por nuevo fe defcompone, ó por antiguo fe 
deshaze-, no es menor fu peligro en la. continua paz, que 
en la guerra - y por li mifmo fe cae, quando agen as armas 
no le exercitan , y en empezando a caer, no fe detiene^ 
entre fu mayor altura , y fu precipicio.no fe interpone 
tiempo •, los zelos le defienden, y los zelos le fuelen ofen- 
der y íi es muy pequeñoy no fe puede defender, fí muy 
grande, nofefabegovernar j mas obedece al arte, que 
a la fuerza v ama las novedades , y eftá en ellas fij perdi- 
ción -la virtud es-fu falud, el vicia fu enfermedad 5; eí 
trabajo le levanta, y el ocióle derriba 5 con las fortale- 
zas, y confederaciones fe afirma , y con las leyes fe man- 

Qqq 3 tienen 



494 EMPRESA 

tiene ^ el Magiftrado es fu corazón , losConíejos fus ojos 

las armas fus brazos, y las riquezas fus pies. 

§. Defta harpa del Reynorefulta la Mageftad,la qua 

es vna harmonia,nacida de las cuerdas del pueblo,y apro 

i.viuit Domina vada del cielo j x vna repreíentacion del poder , y vnrefc 

fi & ÍüZ% % P lendor dc la íuprema Iurifdicion ; vna fuerza que fe ha- 

fuper fiíium d¿- ze refpetar, y obedecer ; es guarda , y falud del Principa- 

n ¡d £*t™ mñ. ( j . j a pi n i on) y l a f ama l e J an f er , e l am or feguridad j e 

temor autoridad j la oftentacion grandeza; lacerimonia 
reverencia \ la feveridad reípeto ; el adorno eftimacion; 
el retiro la haze venerable \ peligra en el ddprecio , y en 
el odió $ ni fe puede igualar, ni dividir: porque confine 
en la admiración , y en la vnidad $ En ambas Fortunas es 
conftante- v el culto la afirmadlas armas, y las leyes la man- 
tiencn-, ni diiraenla fobervia, nixabeen la humildad; 
bivecon la prudenciarla beneficencia, y muere ama- 
nos del Ímpetu, y del vicio. 

§. El vulgo de cuerdas defta harpa del Reyno es el 
.•- Pueblo. Su Naturaleza es monftruoía en todo,y defigual 
a fi mifma, inconftance, y varia. Se govierna por las apa- 
riencias, fin penetrar el fondo. Con el rumor íe confulta. 
Es pobre de medios , ydeconfejo, finfaber dicernirlo 
falló de lo verdadero. Inclinado fiempre alo peor. Vna 
mifma hora levé vellido de dos afeólos contrarios. Mas 
íe deja llevar dellos,quc de la razón: mas del Ímpetu, que 
de k prudencia: mas de lasfombras, quede la verdad. 
Con el caííigo fe dejaenfrenar. En las adulaciones es dis- 
forme, mezclando alabanzas verdaderas, y faifas. No fa- 
be contenerfe en los medios: ó ama, ó aborrece con 
eftremo; 6 es fum amen te agradecido, ó furriamente in- 
grato ; 6 teme, ó fe haze temer-, y en temiendo, fin rielgo 

fe 



POLÍTICA LXI. 49j 

íedefprecia« Los peligros menores le perturban,, filos vé 
prefentes} y no le efpantan los grandes, fi eftan lejos. O 
firve con humildad, ó manda con fobervia.Ni fabe fer li- 
bre , ni deja de ferio. En las amenazas es valiente , y en 
las obras cobarde. Con ligeras caulas fe altera, y con lige- 
ros medios fe compone. Sigue , no guia. Las mifmas de- 
moftraciones haze por vno, que por otro. Mas fácilmen- 
te fe deja violentar , que perfuadir. En la Fortuna profpe- 
raes arrogante, y impío; enlaadverfarendido,yreligio- 
íb. Tan fácil a la crueldad, comoalamifericordia. Con 
el miímofuror,que faborezea vno, le perfigue defpues. 
Abufa de la demafiada clemencia, y fe precipita con el de- 
mafiado rigor. Si vna vez fe atreve a los buenos, no le de- 
tienen la razon,ni la verguenza.Fomenta los rumores,los 
finje,y crédulo acrecienta la fama. Deíprecia la voz de po- 
cos,y figue lademuchos.Los malos fucefos atribuye a la 
malicia del Magiftrado , y las calamidades a los pecados 
del Principe. Ninguna cofa le tiene mas obediente, que lar 
abundancia, en quien folamente pone fu cuidado. Él ín- 
teres, 6 el deshonor le conmueven fácilmente. Agravado. 
cae,y aliviado cozea. Ama los ingenios fogofos,y precipi- 
tados^ el govierno ambicioíb,y turbulento.Nunca fe ía- 
tisfaze del prefente,y fiempre defea mudanzas en el. Imi- 
ta las virtudes , ó vicios de los que mandan. Invidia a los* 
ricos,y poderofos, y maquina contra ellos. Ama los jue- 
gos^ divertimientos,y con ninguna cofa masque có ellos* 
íe gana fu gracia.Es fuperfticioío en la Religion,y antes o- 
bedecea los Sacerdotes, que a fus.Principes. Ellas fon las 
principales condiciones^ y calidades de la multitud. Pero 
advierta el Principe, que no ai Comunidad, ó Confejo 
grande , por grave que fea , y de Varones fele&os, en quer 

n©> 



49* EMPRESA 

no aya vulgo, y fea en muchas cofas parecido al popular. 

§. Parte es también defta harpa ( y no la menos prin. 
cipal ) el Palacio, cuyas cuerdas, fi con mucha prudencia, 
y deftreza no las tocare el Principe,harandifonante tod 
el govierno, y afsi, para r-enellas bien templadas , convie- 
ne conocer eftas calidades de fu Naturaleza. Esprefun- 
tuófo, y vario. Por inflantes muda colores , como el Ca- 
maleón, fegun fe le ofreze delante la Fortuna profpera , ó 
adverfa. Aunque fu lenguaje es común á todos, no todo 
leentienden. Adora al Principe, que nace, y no fe cura 
del que tramonta. Efpia, y murmura fus acciones. S 
acomoda á fuscoflumbres, y remeda fus faltas. Siempr 
anda a caza de fu gracia con las redes de la lifonja, y adu- 
lación. Atento a la ambición , y al interés. Se aliment 
con la mentira,y aborrece la verdad. Con facilidad cree 1< 
malo, con dificuldad lo bueno. Defea las mudanzas , 
novedades. Todo lo teme, y de todo defeonfia. Sobervio 
en mádar,y humilde en obedecer, Invidiofo de fi mifmo 
y de los de afuera. Gran artífice en difimular, y celar fu 
deíinios.Encubre el odio conla rifa, y las cerimonias. Ei 
publico alaba , y en fecreto murmura. Es enemigo de fi 
mifmo. Vano en las apariencias,y ligero en las ofertas. 

§. Conocido pues elle inftrumento del govierno,y la 
calidades, y eonfonancias de fus cuerdas, conviene que el 
Principe lleve por ellas con tal prudencia la mano, qu 
todas hagan vná igual coníbnancia, en que es menefter 
guardar el movimiento , y el tiempo, fin detenerfeen 
faborezer mas vna cuerda que otra, de aquello que con 
viene alaharmonia, queadehazer, olbidandoíedela 
demás: porque todas tienen fus vezes en el inftrumento 
déla Republica,aunque deíiguales entre fi,y fácilmente fe 

defeon 



POLÍTICA LXL \ 49^ 

deíconcertarian , y harían peligtofas difonancias , íi el 
Principe dieíe larga mano a los Magiftrados, faborcciefe 
mucho la Plebe , ó defpreciaíé la Nobleza. Si con vnos 
guárdale ludida, y no con otros. Si confundiefe los ofi- 
cios de las Armas , y Letras. Sino conociefe bien, que fe 
mantiene la Mageftad con el Refpeto,el Reyno con el A- 
mor, el Palacio con la Entereza, la Nobleza con laEfti- 
macion , el Pueblo con la Abundancia, la lufticia con la 
Igualdad, las Leyes con el Temor , las Armas con el Pre« 
mió , el Poder con la Parfimonia, la Guerra con las Ri- 
quezas, y la Paz con la Opinión. 

§ . Cadavno de los Reyno s es inítrumento diftinto del 
otro en la naturaleza , y difpoficion de íus cuerdas , que 
fon los Vafallos, y afsi<:on diverfa mano, y deftreza fean 
de tocar, y governar. Vn Reyno luele fer como la harpa, 
que no folamente a menefter lo blando de las yemas de 
los dedos, fino también lo duro delasvíías. Otro es co- 
mo el cía vicord io,en quien cargan am bas m anos,paraque 
de laoprefionrefultela-confonancia. Otro es tan delica- 
do, como la zitara, que aun no fufre los dedos, y con vna 
ligera pluma refuena dulcemente. Yaísi efté el Principe 
muy advertido en el conocimiento de eftosinftrumen- 
tos de fus Reynos , y de las cuerdas de íus Vafallos , para 
tenellas bien templadas , fin torzer ( como en Dios lo , " 
confideróSanChryfoftomo 1 ) con mucha íeveridad , ó 2 * Ne . qm 
cudicia fus clavijas: porque la mas fina cuerda,fi no quie- abmmpat* ñeque 
bra, queda refentida, y la difonancia de vna deíeompone nmttit vltra m ' 
alasdemas.yfakaat.xks. t^™. 

Chryfoft. 



Rrf Arci- 



r.exuum 



49* 



EMPRESA 




ARtihcioia la abeja encubre cautamente el arte , con 
que labra los panales. Hierve la obra y nadie íabe 
el eftado , que tiene , y fi tal vez la curiofi dad quito aze- 
challa, formando vna colmena de vidro, definiente 
lo trafparencecon vn baño de cera, paraque no pueda 

a ver 



POLÍTICA tXIL 499 

aver teftigos de fus acciones domefticas. O prudente Re- 
publica, Maeftra de las del Mundo/ ya te u vieras levan- 
tado con el dominio vniverfal de los animales , fi como 
la Naturaleza te diéfcó medios para tu confervacion , te 
uviera dado fuerzas para tu aumento. Aprendan todas de 
ti la importancia de vn oculto filencio, y de vn impene- 
trable ftcreto en las acciones , y refoluciones , y el daño 
deque fedefcubra el artificio y máximas delgovierno, 
las negociaciones y tratados , los intentos y fines, los 
achaques y enfermedades internas. Si uviera entendido 
efte recato de las abejas el Tribuno Druíb , quandovn 
Archite&o le ofreció, que le difpondrja de tal manera las 
ventanas de fu cafa, que nadie le pudiefe fojuzgar, no 
reíponderia,que antes las avriefe tanto, que de todas par- 
ces (e viefe lo que hazia en ella.' Arroganciafué deinge- i.Tuvtnmqmt, 
nuidad, ó confianza de Particular, no deMiniftro, nif l 'i üid y**™ 
de Principe, en cuyo pecho, y palacio es menefterque mummllm, [l't 
aya retretes , donde fin íer vifto , fe coníiilten , y refuel- quUqmá agam, 
van los negocios. Comomifterio fe a de comunicar con 'Ij?*^™ *" m 
pocos el confejo. 1 A la Deidad,queafifteáel, levantó Veli.Patcr.Iz. 
aras Roma, pero eran fubterraneas, fignificando quan i.uabmtcumeu 
ocultos an de fer los confejos. Por efte recato del fecre- ^f^f € ° n f!í 
to pudo crecer , y confervarfe tanto aquella grande- iud¡ t h.c.2. 2: 
za , conociendo , que el filencio es vn íeguro vincu- R°fin. 2. ant. 
lo del govierno. f Tenia aquel Senado tan fiel y pro- ' 
fundo pecho , que jamas fe derramaron fus coníiil- raúhinita* 
tas , y refoluciones- En muchos fíglos no uvo Sena- optmum atque 
dor , que las manifeftaíe. En todos avia orejas para oir, tat, P tm l m urum 
en ninguno lengua para rererir. No se 11 le podría con- rumvmcuium. 
tar lo mifmo de las Monarquías , y Repúblicas pre- Val.Max.U.:. 
fentes. Lo que ayer fe trato en fus confejos, oi fe publica 

R r r 2 en 



foó _ EMPRESA 

4. Ab ettqtu foi- en los títradcs de las Damas, á cuyos halagoj ( contra c 

3¿ ^culpa confejo del Profeta Micheas,*) fe defeubren fácilmente 
criétui. los Maridos, y ellas luego á otras , como fucedió en el fe 

Mich.c 7. y. cret0> q ue £ Máximo á fu muger Marcial Por ellos ar 

5. Quoduaximti ca duzes pafan luegolos fecretos á los Embajadores d 

vxort Mam* ape- ~ . . r v D . • r r Lr • r 

rmjfe, ¡Ua Uw*, Principes, acuyaatenciotvtiingunoiereierva.Eípiasfoa 
snaru id cafan, publicas, ybuzanos de profundidades. Difcreta aquella 
República, que no los admite de aliento. Mas dañofos 
far¡ ' Lcognintm: ^ vt ^ es ^ on a " publico fofiego. Mas guerras an levan ta- 
tQnfihajocQSypro- do, que compuefto pazes. Siempre fabrican colmenas de 
ut "ft%7hí vidro > P ara aechar lo que fe refuel ve en los Confejos. BU 
ftiumwperniciem vapues el Principe cuidadofoen dar baños á losrefqui- 
tgts vertebau c ¡ os ¿ e f us Co n f c jos. paraq ue no fe afome por ellos la cu- 

Tac.U.Annal. . r . . ' r \ L l , ~ l c ., 

riondadr porque h los penetra el Enemigo, racilmente 

7. Ne arcana do- , • • r 11 7 . i_ • '*■* 

mm y m confina l° s contramina, y le arma contra ellos, como iiaziaGer- 
amiwum, mini- manico , fabiendo los definios del Enemigo/ En efto fe 
Mgay^ fumíó el confe P> que dio Salluftio Crrfpo á Livia,que no 
Tadt.l.i.Ann. fedivulgafen losfecretos déla cafa, los confejos délos 
s.sirafumfutr¡t amigos, ni los minifterios de la malicia. 7 En defeu. 
tídetYmefr 6 friendo Samfon á Dalila , donde tenia fus fuerzas , 8 dio 
ludo mea.&Lf- ocafion a la malicia , y las perdió. 5 Los definios ocultos 
ciam, eroqueficut llenan á todos de temor , y llevan con figo el crédito , y 
ludk.i6 l "i 7 aunque fean mal fundados, les halla defpues caufas razó- 
se* ««wc mibt nablcs el difeuríb en fe déla buena opinión. Perdería^ 
aperuit corfium. mos el concepto , que tenemos de los Principes , y de las 
1 Repúblicas, fi fupiefemos internamente lo que pafa den. 

tro de fus Confejos. Gigantes fon de bulto , que fe ofre- 
zen altos, y poderofos á la vifta, y mas atemoriza^ 
que ofenden i pero fi losreconozeel miedo, hallará , que 
fon fantafticos,governados,y fuftentados de hombres de 
no mayor eítatura, que los demás, Los Imperios ocultos 

en 



POLÍTICA LjXII. joí 

en fus confejos^y definios caufan refpeto , los demás def- 
precio. Que hermofo fe mucura vn rio profundo/ ,0 que ló sicut aqi ; 
feo el que defeubre las piedras,y las obas de fu madre ! á profunda, fu c»n¿ 
aquel ninguno fe atreve á vadear, á efte todos. Las gran- -£ /m m cord ' vm * 
dezas que fe conciben con la opinión , fe pierden con la 
vifta.Defde lejos es mayor Irreverencia." Porel© Diosen gtnqm reuerítia* 
aquellas conferencias con Moyíen en el monte Sinaifo- Tac Li. Ann. 
bre la lei.y govierno del Pueblo.no lelamente pufo girar- ' 1 : Ecce u f g runt 
das de fuego a la cumbre , lino la cubrió con elpelas nu- m harefuigura><¿r 
bes, ^paraque nadie los azechafle,mandando,que ningu- ''»**« denfifrma 
no íe arrimafe á la falda fopenade muerte." Aun para las Ex^d.^X* 
confultas,y ordenes de Dios,con vino hazellas mifteriolas , gánete, neaf- 
con el retiro , que fera pues en las humanas , no a viendo tendatk ¡n mon~ 
confejo de Sabios fin ignorancias? Quado falen eflpubli- ^¡^mZ 
co fus refolucioneSjparezencompueftaSjy ordenadas con quitatgeritmon- 
gran juicio. Repreíentanla Mageftad , y la prudencia del tem >mortemorte- 
Principe, y en ellas fuponemosconfideraciones y caulas, Exod.19.12, 
que no alcázamos,y avezes les damos muchas,que no tu- 
vieron. Si fe oyera la conferenciados fundamentos, y los 
definios,nos riy eramos dellas. Afsi fucede en los teatros^ 
donde falen compueftos los perfonajes, y caufan refpeto, 
y alia dentro en el veftuario íe reconoze fu vileza •, todo/ 
elta rebuelto ? y confuíb.Por lo qüal es de mayor inconve- 
niente, quelosmifteriosdel goviei^lofe comuniquen á 
Forafteros^los quales tenia por fofpechofosel Rey Don L.4.tr.*Kb.t, 
Enrique el Segundo , y aunque muchos feran fieles , lo Recpp. 
mas fegutt*es,no admieillos al manejo de eftado,o de ha- 
zienda, H quando no fon Vaíallos , o de igual calidad. I4 ' N ^ W ^" 
Si el Principe quifiere, que fe guarde íecrcto en íus uemt, fermentar 
Confejos , deles exemplo con fu íilencio , y recato en aruna - 
celar fus definios. Imite áMetello , el qual decia ( como c ' # ¿e c^mov 

Rrr 3 también 



I 

iam 

non 



yoi EMPRESA 

i.Tibewqueet- también el Rey Don Pedro de Aragón) que quemaría 
""¡ídem Tí** ^ u cam ^ a > A íupiefc fus fecretos. Haga eftudio particular 
ñama % finad- en cubrir fu animo : porque quien fuere dueño de íiiin- 
fZ^&%í unción , lo fera del principal inftrumento de reinar. Co- 
ra verL: tune ve- nociendo efto Tiberio, aunque de fu natural era oculto, 
J*» **"*&*&*- p U f mayor cuidado en íerlo , quando trató de fucederá 
abdentl ***** A ugufto en el Imperio. 11 Los fecretos no fe an de comu- ; 
Tac!, i. Anna!. nicará todos los Minift ros, aunque fean muy fieles, fino ■ 
btrare*' r fia^ á aquellos, quean de tener parte en ellos, ó que fin ma- 
quemquam, ntfi yor inconveniente, rio fepuedeeícu (arel hazellos parti- 
rá™» , dr r*ft>- cipes. QuandoChrifto quifo , que no íepublicafevn mi- 
to, ¿r Uarrnnu * r . •> r t r V x i a ni 

Luc.c8.yi. lagro luyo, lolamente le no de tres Aportólos: porque en 
17. sitamtnno- todos no eftaria feguro el fecreto." Mucho cuidado es 
itiwfrquamfa'* m«*efter , para guardalle : porque fi bien eftá en nueftro 
tere. Tac.in vi- arbitrio el callar, I7 no eftá aquel movimiento interno de 
ta Agnc. los afeótos y pailones, ó aquella íangre ligera de laver- 

quitu m habita- guenza,queenel roltro, y en los ojos reprelenta loque 
cuiú eomm : ¡n eftaoculto en el pecho/ 8 Suele el animo pafarfe, como el 

med'ocorum, 1 r 1 1 n«- r • 1 11 

pfa!. 54,1 6. papel , y le lee por encima lo que elta elenco dentro del, 
19. m Agripa* como en el de Agrippina fe traflucia la muerte de Brita- 
fi!rZh neZ, "ico, finque pudiefe encubrillael cuidado.^ Advertidos 
quantum vuitu ' defto Tiberio, y Augufta, no lespareció, que podrían di- 
premerctur, emt- firnuíar elgufto , qije tenían déla muerte de Germánico, 
Annal. ' '' y no íe dejaron vqíjen publico. 10 No es folala lengua 
ao. Anneommum quien manifefta lo que oculta ekorazon . otras muchas 

eculit vultum eo- J . 1 * 11 n r 1 

rum fautantibm, ai n0 menos parleras, que ella-, eltas Ion, el amor, que co- 
fdfi. imeiiigeun- mo esfuego alumbra y y deja patentes los retretes del pe- 
Anní 4C ' I,b ' J * c h° : l a i ra q Lle hierve, y rebofa: el temor á la pena: 
u.Atqueyfema:- la fuerza del dolor : el interés: el honor, ólainfamia: la 
fm ^ & magna vana gloria de lo que fe concibe, defeofa que íc fepaan- 

copitanontt ma- ' ■■■ er 1 • 1 1 r • 1 v 

nfejhs erai/q&Xth S ue * e cxecute,y la enagenacion de los lentidoSjO por 

el 



POLÍTICA LXIL ;oj 

ti vino, ó por otro accidente. No ai cuidado , que pueda u r ü Uttti f m v/g» 

i r • n r • i t í r famombm fimu- 

delmentir citas elpias naturales, anees con el milmole uret. Tac.íir. 
deícubrenmas, cómofucedió áScevino en la conjura- Annal. 
cion, quemaquinava, cuyo Temblante cargado de ima- ^ll^uañuilTu- 
ginacioneSjmanifeftavaíuintentOjyleacufava, aunque Utuamiu, doto- 
con vagos razonamientos Fe moftrava alegre." Y íi bien ^¿ JfeSw^ 
con el largo vfo fe puede corregir la Naturaleza, yenk- faden d,d t 



iicerau 



Salla al fecreto y recato , como aprendió O&avia (aun- Ta cl.i3. Ann. 
que era de poca edad) atener efcondidofu dolor, ó fu U¡& ( o^u"tud^ 
afe&o," y Nerón perficionó fu natural aftuto en celar »' exeratusyveu- 
fus odios, y disfrazallos con halagos engaííofos: X5 no ZtftuZ'^" 1 ' 
íiempre puedeel arte eftar tan en fi , que no fe defeuide, y Tac. J.14. Ann. 
deje correr al movimiento natural^principalmente quan- **• Q& MS** 
do la malicia le defpierta, y incita. Efto fucede de diferen- f u ¿ t °* er Jtn ~ 
tes maneras, las quales feñalaré aqui, paíaque el Principe F * ccI * ^ui4¿ 
efté advertido, ynofedejeabrirelpecho,yreconozerlo \l¡qu1^Zaá 

que en el fe OCulta. inltciebantut pra- 

Suele pues la malicia tocar aftutamente en el humor m fe monh M>n- 
pecante,paraque falté afuera, y manifiefte los penfamien- pimuiare. "~ 
tos. 14 Afsi lo hizo Seyano , induciendo a los Parientes de Tac - !*£ An *. 
Agrippina, que encendiefen íus efpiritus altivQs,y la obli- ] A rJi U Q l uuiúpL 
gafen á defeubrir fu defeo de Reynar , con que fuefe fof- &$» vocem «;* 
pechofaá Tiberio. 11 '^gZ?^* 

Lo mifmo fe coniigue con las injurias, las quales fon admonuiu ¡del u- 
llaves del corazón. Muy cerrado era Tiberio , y no pudo dt > i u,a mn r *- 
contenerfe , quando le injurió Agrippina. 1 * TaTíib. 4 . Ann. 

Quien encubriendo fus intentos da á entender otros *7« p °ft** *#*- 
contrarios, defeubre lo que fe fíente dellos , artificio , de ^ifnlf 1 ™^ 
que fe valió el mifmo Emperador Tiberio , quando para protaum vohm* 
penetrar el animode los Senadores, moftró, que no que- *?*"* tndu£tam 
na acetar el Imperio. 1 ? TariU.i . Ann. 

Es 



yo4 EMPRESA 

¿S.Simul honor* _ , . » t , f 

* Germánico, a- Es también aftuto ardid , entrar a lo largo en las ma* 
grippma mifetas, terias , alabando , ó vituperando lo que (¿quiere deícu- 
qJlms^mmlvt brit y y haziendofe cómplice en el delito,ganar la confian- 
jmtmoUes mes* za, y obligar a deícubrir el íentimiento, y opinión. Con 
tám^faditía- e ^ a traza Saciar alabando a Germánico , compadecicn- 
ctymas , ¡unxit doíe de Agrippina,y acufando a Seyano,fe hizo confiden-' 
quejtm; audentius Ce ¿ c Sabino, y defcubrió en el fu aborrecimiento , y odio 

tam onerat Seía- ¡i ... ' • ¿ 7 J 

m<m 3 f6wtü, fu- contra Seyano.* 8 

ferbüpsew,ne Muchas preguntas juntas fon como muchos golpes, 

in Tibertum qui- ¿?'j -r • i i •', - i 

dem conutcio \b- tlra Q° s a vn milmo tiempo , que no los puede reparar el 
ftinet. iique fer- cüidado,y defarman el pecho mas cerrado, como las que 
mines, tanqmm hizo Tiberio alhiiodePifon." Hechas también derepen- 

vetita mifcmpet, , . . J , . A r . _ lf _.., \ 

focie-M* atm- te turban el animOjComo las de Alimo Gallo a Tiberio, 30 
cuu faceré. Acü q ue aunque tomó tiempo para refponder, nopudo ocul- 

VltroSabimtsquA * * r . * \ • r a r • ,. 

rere tañare, ven- car tanto * L1 enojo, que noleconociele AiiniCH 31 
titaredomum,do- La autoridad del Principe , y el refpeto a la Mageftad 
M¡fn%7e}mf OD ^g a muc ho a cezir la verdad, aunque alguna vez tam- 
Tac.lib.4.Ann. bien a la manara, por hazer buena íu pregunta, afsi fuce- 
zy.crebris inter- ¿j a quando el mifmo Emperador Tiberio examinava a 

rogationwus ex- . D l - - * 

quirit, quakm P/- IOS KCOS. 

fi diem fuprenm, p r las palabras caídas en di verlos razonamientos , y 
fet. ^qwiüpfií converfaciones , introducidas con deftreza ít lee el ani- 
raque fapienter, mo, corno por los pedazos juntos de vna carta rota íe lee 
quídam tnconfui-\ oc . ue cont i ene : con e ft a obfervacion conocieron los 

uus remóndente, i. r 

Tacl.3.Ann. Conjurados contra Nerón, que tendrían de lu partea 
so.vercuiftts im- Fenio Rufo." 

Zne*%dúúum §- De todoefto podra el Principe inferir el peligro de 
remuit. los fecretos , y cjue íi en nolotros mifmos no eftan íegu- 

^fLlnwi¡u f0S ' menos lo eftarán en otros. Por lo qual no los debe 
offenfmem con- fiar de alguno, fi fuere pofible : porque fon como las mi- 
}(tiaucrat. nas c - ue CT1 cen j enc } muchas bocas , -fe exhala por ellas 

el 



POLÍTICA LXII. 



W 



el fuego J y no hazenefeto. Perofilanecefidad obliga-* 2 >xon tempe- 
te a fiallosde fus Miniftros , y viendo que fe revelan , <\uup"wM™£ m 
fiere faber, en quien eftá la culpa, finja diveríbs Íccte- vul *u>úqúdttft 
tos mifleriofbs , y diga a cadavno dellosvnfecretodi-^^T^^ 
rente,y por el que le divulgare , conozera quien los deU federe, aut eluden 
cubre. *<**»,# ty 

No parezcan ligeras eftas advertencias , pues de cau- erav¿$¡fr¿ m 
(as muy pequeñas nacen los mayores movimientos de w*fmjet. 
las cofas, ,4 Los diques de los Imperios mas poderoíbs acit * l '* Ao * 
cftan fugetos a que los deshaga el mar por vn pequeño }} X mZuüÑ!! 
refquicio de la curiofidad»Si efta roe las raizes delfecreto, des. 
dará en tierra con el árbol mas levantado» Tac Jib.t $.a* 

finevfufmit» ár- 
trofpicere iUapru 
moafpeftuleuia, 
tx quits magnaru 
fape rerum motut 
iriuntur, 
Tac.nb.4* An* 




Sff 



Afsi 



EMPRESA 




AS sí mifmas deben correfponder las obras en fiís 
principios, y fines. Perficionefe la forma , que ah 
de tomar, fin variaren ella. No deja el Alfaharero correr 
tan libre la rueda,ni lleva can inconfiderada la mano, que 
empieze vn vaíb>y faejue otro diferente. Sea vna la obra, 

pare. 



POLÍTICA LXIIL jo? 

parecida, y conforme a fímifma. 

Jmphora Coepit Horac. 

Inítitui cúrrente rota, tur 7?rceus extt i 
íDenlquefit quod Yts^ftmplex dumtaxM,& %mm r 
Ninguna cofa mas dañbfa, ni mas peligrofa en los Princi- 
pes,quela defigualdad de fus acciones y govierno , guan- 
do no correfponden los principios a los fines. Defprecia- 
do queda el que empezó a governar cuidadofo, y fe def- 
' cuidó defpues. Mejor le eílu viera aver feguido fíempre vti 
mifmo pafo,atinque fuefe flojo. La alabanza, que mere- 
cieron fus principios, acula fus fines. Perdió Galba el ere* 
dito : porque entró,ofreciendo la reformación de la mili- 
cia,y levantó deípues en ella perlbnas indignas. l Muchos i.mcenim ai 
Principes parezen buenos, y fon malos; Muchos difeur- \™ c J° r r ™ am u * 
ren con prudencia, y obran fin ella. Algunos ofrezen Tac.lib.i.Hift. 
mucho,y cumplen poco.Otros fon valientes en la paz , y 
cobardes en la guerra , y otros lo intentan todo , y nada 
perficionan.Efta difbnancia es indigna de la Mageftad,en 
quien fe a de Ver fiempre vna conftancia fegura en las o- 
bras,y palabras»Ni el amor,nilaobediéciaeftán firmes en 
vn Principe defiguala fi mifmo. Por tanto debe confide- 
rar,antes de refol verle, íi en la execucion de fus confejos, pppu^tGracori 
correíponderan los medios a los principios,y fines, como prombiü eñ> fuá 
lo advirtió Gofredo. _ ■.■; Z^f' 

AqueÍ } cbeJonoaltÍ¡)rÍncÍptjOrclitÍ TaCcant.i. meas explicares,, 

©i tutta Vobra U filo, ¿l fin rifandd. Prora ¡taque &. 

T 111 • J r t i puppi fummam 

La tela del govierno no lera buena , por mas realzes que C0Y ¡^ m ¡i r ¡fi- 
tenga , fi no fuere igual. No bafta mirar , como fe a de gmfcamusjro- 
empezar,íino como fe a de acabar vn negocio. Por la po- la!&pupp^tíZ' 
pa , y proarde vn navio entendían los Antiguos vn perfe* quam acápite, & 
oto confejo,bien confiderado en fu principio, y fin, fc De- caice^tma 

bfffc donde 



jo8 EMPRESA 

donde tomo ocafion el cuerpo defta Empreía, fignifican. 
do en ella vnconfejo prudente, atento a fus principios,y 
fines por la navegue con dos ancoras por proa, y popa íe 
aíéguradelatempeftad. Poco importaría la vna folaen 
la proa,6 jugafe el viento con la popa , y diefe con ella en 
los efcollos. 

$> Tres coías fe requieren en las refbluciones, pruden- 
cia y para deliberallas, deítreza, para diíponellas , y con- 
ítancia,para acaballas. Vano fuera el trabap,y ardor en 
fus principios , fi dejafemos ( como fuele fuceder ) inad- 
$. Acr'tbuttVtfa- vertidos los fines/ 3 Con ambas ancoras es menefter, que 
ZlrilfofiTe^ k & afegure la prudencia. Y porque efta folamente tiene 
TacJib^.An, ojos para lo pafado, y prefente,y no para lo futuro,y def- 
te penden todos los negocios , por efo es menefter, que 
por ilaciones, y difeuríbs conjeture, y pronoftique lo que 
por eílos , 6 aquellos medios fe puede confeguir , y que 
para ello fe valga de la conferencia, y del confejo , el qual 
L. ^.tt^.p.i. ( como dijo el Rey Don Áioníb el Sabio ) es buen anteTtt- 
4. omnes qm ma~ dimiento, que Orne tomafibre. cojas dudofos. En el fe an de con- 

gnarum rerum^ Aderar otras tres cofasXo Fácil, lo Honefto. y lo Prove- 
ía/i* /»/ííf>/;</, * r r - ^ -i 1 r- • 

¿limare debent, c hoío,y en quien aconleja, que Capacidad,y Experiencia 
Aiiquodmchoatir tiene. Si le mueven Interefes , ó Fines particulares. Si fe 

^sfhrhfml' GÍ * rezeal P*% > y dificultades de laexecucion, y por 
dutpromptumef- quien correrá la Infamia, ó la Gloria del fuceíb. 4 Hecho 
fettu, auteerti m e ft e exame n , y refuelto el confejo , fe deben aplicar me- 
ipfe qvi fuadetyco- oi° s proporcionados alas calidades dichas: porque no 
jidtiraduscíi } adtj- fera Honeílo , ni Provechofo lo que íe alcanzare con me- 
uiZfZmf&fi ^ os in julos, ó coftofos •, en que también fe deben coníí- 
jormucjiptisaf- derar quatro tiempos, que concurren en todos los nego- 
fueritycmfummu ^^ y principalmente en las enfermedades de lasRepu. 

deííts acqutratur. T i-i F r 111 ^n 

Tac.iib 2. Hift, blicas^o de otra luerte, que en las de los cuerpos. Eltos 

feth 



POLÍTICA LXIIL jo 9 

fon el Principio, el Aumento,el Eftado,y la Declinación, 
con cuyo conocimiento aplicados los medios a cadavno 
de los tiempos, fe alcanza mas fácilmente el intento, ó 
íe retarda , fi fe truecan , como fe retardaría el curfo de 
vna nave, íi fe pafafe a la proa el timón. La deílreza con- 
fine en íaber eligir los medios proporcionados al fin, que 
fe pretende, vfando avezes de vnos , y avezes de otros, en 
que no menos ayudan Los que fe dejan de obrar , que 
los que fe obran,como fucede en los conciertos de varias 
vozes, que labantadas todas, vnascefan, y otras ento- 
nan, y aquellas, y eftas caufan la armonía. No obran 
por fi folos los negocios , aunque los folicite fu mifma 
buena difpoficion,y la juftificacionjó la conveniencia co- 
mún, y fino fe aplica a ellos el juicio, tendrán infelices 
fucefos, ' Pocos fe errarían, fi fegovernafen con atención, 5- Xamhaghú* 
pero 6 fe canfan los Principes , ó defprecian las futilezas, }¿"¡ !%%$?£. 
y quieren obftinados coníeguir fus intentos a fuerza del bibeas,permciofi 
poder. Delfevalefiemprela ignorancia, y de los parti. xáTlt^Híl* 
dos la prudencia* Lo que no puede facilitar la violen- 
cia , facilite la mana, confultada con el tiempo, y la oca- 
fion. Aísi lo hizo el Legado Cecina , quando no pudien- 
do con la autoridad, y los ruegos detener las Legio- 
nes de Germania ,que concebido vn vano temor huyan, 
fe refolvió a echarfe en los portales , por donde avian 
de pafar , con que fe detuvieron todos por no atropellar- 
le. 6 Lo mifmo avia hecho antes Pompeyo en otro ca- ó.Prokftusmh- 
fo femejante.Vna palabra a tiempo, da vna vicoria. Efta r ^^^ 
va el Conde de Cartilla Fernán González , puefto en or- qwaper corpas 
den fu exercito,para dar la batalla a los Africanos,y avie- u s aú eundlm 
do vn Caballerodado deefpuelas al caballo, para adelan- Tac.lib.i.Án." 
tarfe, fe abrió la tierra, y le tragó. Alborotofe el exerci- Mar.Hift. Hifp. 

Sff 3 to,yel 



V 



i 



fio EMPRESA 

to,yel Conde dijo. Tues la tierra no nos puede fufrir, menos nos 
fufriran los enemigos, y acometiendo los venció. No fué me- 
nos advertido lo que fucedió en la batalla de Chirinola, 
donde creyendo vn Italiano,que losEfpañoles eran ve 
cidos,echó fuego á los carros de pólvora , y conturbad 
el exercito con tal accidente , le animó el Gran Capitán, 
diciendo. 'Buen anuncio amigos, eflasfon las luminarias de la Yt~ 
toña, y aísi fucedió. Tanto importa la biveza de ingenio 
en vn Miniftro,y elfaber víardelasocafiones, aplicando 
los medios proporcionados a los fines , y reduciendo los 
cafoáá fu conveniencia. 

§. Quando hecha buena elección deMiniftros para 
los negocios,y aplicados los medios, que di&are la pru* 
dencia, no correfpondiere el fucefo que íe defeava / no fe 
arrepienta el Principe , pafe por el con conftancia : por- 
que no es el cafo, quien mide las refoluciones , finóla 
prudencia. Los accidentes, que no fe pudieron prevenir, 
no culpan el hecho, y acufar el averfe intentado, esim- 
prudencia.Efto fucede a los Principes de poco juicio, y va- 
lor, losquales oprimidos de los malos fucefos , y fuera 
de fi, fe rinden a la imaginación, ygaftan eneldifcuríb 
de lo que ya pasó el tiempo, y la atención , que fe avia dé 
emplearen el remediojbatallando configo mifmos , por 
no aver feguido otro confejo , y culpando a quien le dio, 
- Vll ' t j¡ ne m fl. fin confiderar , fi fué fundado en razón , ó no. 7 De don- 
i,on;hiifactai,& de nace el acobardarfe los Confejeros en dar fus pareze- 
pfiMm non ^t dejando pafar las ocafiones fin ad vertillas al Princi- 
Escl.051.14. p e > pornoelponer lugracia, yla reputación alaincer. 
tidumbre de los fucefos. Deftos inconvenientes debe 
huir el Principe , y eftar confiante en los cafos adverfo¿, 
efeufandoafús Miniftros, quando no fueren notoria- 

mente 



política lxiii. ¿ u 

mente culpados en ellos ,paraque con mas aliento le afit 
tana vencerlos. Aunque claramente aya errado en las 
refoluciones , ya executadas , es menefter moftrarfe fere- 
no. Lo que fué, no puede dejar de aver íido. A los cafos 
paíados íe a de bolver los ojos , para aprender , no para 
afligirnos.Tanto animo es menefter,para palar por los er- 
rores,como por los peligros. Ningún govierno fin ellos. 
Quien los temiere demafiadamente , no fabra refolverfe, 
y muchas vezes es peor la indeterminación , que el error. 
Confiderado, y refuelto Ingenio an menefter los nego- 
cios. Si cadavno uvieíe de llevarfe toda la atención , pa- 
decería n los demás con grave daño de los negociantes, y 
del govierno. 




Vsb 



n* 



EMPRESA 




VS6 la Antigüedad de carros falcados en la guerra, 
los quales á vn tiempo fe móvian , y executavan,^ 
governadas devn miímoimpulfolas ruedas, y las falces. 
La refolucion en aquellas era herida en ellas , igual a am- 
bas la celeridad,y elefe&o , fimbolo en efta emprefa de 

las 



POLÍTICA LXÍV.. jij 

las condiciones de la execucion , como lo fueron en Da- 
niel las ruedas de fuego encedido del trono de Dios, x fig- '• ^ionm tm 
nificando.por ellas la a&ividad de fu poder , y la prefteza ~^a^ 
con que obra. Tome la prudencia el tiempo conveniente Dantc.7. I0 - 
(como emos dicho) paralacohfulta, pero el refolver, y 
exécutar tenga entren* tal correípondencia,que parezca es 
vn mifmo movimiento el que los govierna, finque fe in- 
terponga la tardanza de la execucion : porque esmenef- 
ter, que la confulta, y lá execucion fe den las manos , pá- 
raque afiftida la vna de la otra,obren buenos efeoos. * El 2 * f»»ñym in+ 
Emperador Carlos Quinto folia decir , que la tardanza &7bfc7JfXeris, 
era alma del confejo, y la celeridad de la execucion, y [mami fatio apta 
juntas ambas la quinta eflencia de vn Principe prudente. ^tXTnáZlTaU 
Grandes cofas acabó el Rey Don Femando el Catholi- "mm aitenm 
co,porque con maduro confejo prevenía las emprefas ; , y aux < ll °vwt° 
con gran celeridad las acometía. Quando ambas virtudes 
fe hallan en vn Principe, no fe aparta de fu lado la Fortu- 
nata qual nace de la ocafíon, y eftá pafa prefto , y nunca 
buelvcEn vn inflante llega lo que nos conviene,b pafa la 
que nos daña. Por efto reprehendía Demofthenes á los 
Athenienfes , diciendoles , que gaft^van el tiempo en el 
abarato de las Cofas , y que las ocafiones no efper a van á 
fus tardanzas. Si el confejo es conveniente, loque fetat- 
dare en la execucion , fe perderá en la conveniencia \ no á 



deaver dilación eti aquellos confejos,, que no fon laudá- 
bles,íiho defpues de exécutados. J Embrión es el confejo, $. ti 



Nüllus canüa* 



y mientras la execüción,qüe es fu alma, noleanirha, y '^om locas efim 
informará muerto. Operación es del entendimiento ^^fíBSi 



Hift, 



j, 4 EMPRESA 

de fe a de deliberar. Iacobo Rey de Ingalaterta aconfejo 
á fu hijo,que fuefe advertido,y atento en confultar:firme, 
y ¿onftanteen determinar:pronto,y refuelto enexecutar, 
pues para efto vltirao avia dadala Naturaleza pies,y ma- 
nos con fabrica de dedos , y arterias tan difpueftas para la 
execucion de las refoluciones. A k tardanza tiene por fer- 
vidumbre el Pueblo. La celeridad es dePrincipes : por» 
^.BarbArucun- que todo eafacilal '.poder. 4 En fus acciones fueron los 
aatiojerutiü: Romanos confiderados , y todo lo vencieron con la con- 
gwm videtur. ftancta ,,y paciencia. Erólas grandes Monarchias es ordi- 
Tacüb.<k An. nario el vicio de la tardanza en las execuciones , nacido 
de la confianza del poder , como fucedia al Emperador 
i.Quopiwvmuw Qthon, T y también por lo ponderólo* de aquellas gran- 
2 r ¿í" des ruedas ,/obre las quales juega fu grandeza, y por no 
*rat. aventurar loadquirido, contento el Principe con los con- 

Tac.tib.2. Hift. nncs J c fu Imperio. Lo que es flojedad , fe tiene por pru- 
&. Etmetm tem- dencia , como fué tenida la del Emperador Galba. ' Alsi 
f quíTfe^J^ i>Vt creyeron todos coníervarfe, y fe perdieron. La juventud 
trat j ftpentu de los Imperios fe baze robufta eon la celeridad r ardien- 
y£7b r# doenellalafangre/ylosefpiritus de mayor gloria, y de 
* mayor dominio, y arbitrio fobre las demás Naciones. 
Obrando, y atreviendofe creció la República Romana, 
no con aquellos confejos perezofbs , que llaman cautos 
j.Agauto.auden- los tímidos. 7 Llega defpues la edad de conííftencia, y el 
dique res Roma- re fo eto y autoridad mantienen por largo efpacio los Im- 
fegmbm cottfiíijs, perios , aunque les ralte el ardor de la rama , y el apetito 
tu* úmtdi cauta ¿ Q adquirir mas , afsi como el mar conferva algún tiem- 
Tíx.hW. poííi movimiento, aun deípues de calmados los vien- 
tos. Mientras pues durare efta edad de confidencia , fe 
puede permitir lo eípaciofo en las refoluciones : por- 
que fe gana tiempo , para gozar en quietud lo adquirido, 

y fon 



POLÍTICA LXIV. jiy 

y ion peligrofbs los coníejos atrojados. En efte cafo íe i 
de entender aquella fentencia de Tácito, queíe mantie- 
nen mas fcguraslas Potencias con los coníejos cautos, 
que con tes orgullo ios. * Pero en declinando de aquella %.uu%úmt*i- 
edad:quando faltan las fuerzas,quando les pierden el reP **&** \f crmt " 

*¡* r i • * i i A-i r ¡nú conmt tu- 

f>eto,y fe les atreven, conviene mudar de eítuo,y aprelu- tm h ¿gf U 
rar los conícjos,y las refolucion es,y bol ver á recobrar los Tacaba i . A*. 
brips,y calor perdido,y rejubenecer # antes que con lo de- 
crepito de la edad no fe puedan fuílentar,y caigan mifera- 
blenacnte^esfallecidas fus fuerzas. En loseítados meno- 
.resno fe pueden coníiderareftas edades, yes menefter, 
que fiempre efte vigilante la atención , para deíplegar to- 
das las velas,quando foplare el Zefiro de fu Fortuna^por- 
queya á vnos, y ya á otros favoreze a tiempos , bienafsi 
como por la circunferencia del Orizonte íe levantan 
vientos , que alternativamente dominan fobre la tierra. 
Favorables Tramótanas tuvieron los Godos,y otras Na- 
ciones vecinas al polo, de losquales fupieron también 
gozar,defplegando luego fus eftandartes,<jue penetraron 
hafta las colunas de Hercules, términos entonzesdela 
cierra. Pasé aquel temporal , y corrió otro en favor de o* 
tros Imperios. 

$. La conñanciaen la ejecución de los confejos re- 
fueltosjó fean propios.ó ágenos « es muy importante. Por 
taltalle a Petho dejo de triunfar de los Parthos. 9 Cah to* traíiu uuiptt- 
&os ios ingenios fogolbs, y aprefurados íe refuelven pref- ***> fi p ^ho s m 
to,yprefto fe arrepienten; hierven en los principios, y &$%$%£' 

Íelan en los fines \ todo k> quieren intentar , y nada acá» ftmtafuígtt. 
an, femejantes á aquel animal , llamado Calipedes > Tac,llb,I * AfU 
queíe mueve muy aprifa, peto no adelanta vn pafoen 
mucho tiempo.En todos los negocios es menefter la pru- 

Tu t dencia, 



n & EMPRESA 

dencia* y la fortaleza : U yna que dilponga, y la otra que 

perficione. A vna buena refolucion fe allana todo, y con- 

tra quien entra dudofo,fe arman las dificultades, y fedek 

deñan,y huyen del la&ocaíiones ♦ Los grandes Varones fe 

detienen en deliberar, y temen lo que puede fuceder, pero 

io.y¡r earatiotie ¿ n refolviendofe,obran con confianza. I0 Si cfta falta,, fe 

dllikrZl m defcaece el animo,y no aplicando los medios convenien. 

qutdem ctmttetur, tes,defifte de la emprefa. 

t&Z* £ Pocos ne g° cios 1 ai 1 u * no los pueda vencer el inge- 
conmgerejn age- nio,ó que defpues no los facilite la ocaííon , ó el tiempo. 
doautem confdat. p Q r efto no conviene admitir en ellos la efclufiva.fíno de- 
jallos bivos. Roto vn criílal no fe puede vnir , afsi los ne- 
gocios. Por mayor que fea la tempeftad de las dificulta- 
des, es mejor que corran con algún fenodevela > para- 
que refpiren,que amainallas todas. Los mas de los nego- 
cios mueren á manos de la defefperacion. 

Es muy necefario,que losque an de executar las orde- 
nes,las aprueven: porque quien las contradijo, ó no las 
juzgó con venientes, ó halló dificultad en ellas, ni feapli. 
cará,como conviene,ni fe le dará mucho,que fe yerren.El 
Miniftro que las aconfejó,fera mejor executor.porque tie. 
ne empeñada fu reputación en el acierto. 




Echada 



política lxv. 




EChada vria piedra en vn lago,fe van encrefpándo, y 
multiplicando tantas olas , nacidas vnas de otras, 
que quando llegana la orillaron cafi infinitas, turbando 
el criftal de aquel lifo,y apacible efpejo,donde las efpecies 
de las cofas,que antes fe reprefemavan perfectamente , fe 

Ttt 3 mezclan, 



jr* EMPRESA 

mezclan, y confunden. Lo mifmo fucede en el animo 
defpues de cometido vn error , del nacen otros muchos, 
ciego , y con fufo el juicio , y levantadas Us olas de la vo- 
luntad , con que no puede el entendimiento dicernir la 
verdad de las imagines de las cofas , y creyendo remediar 
vn error, da en otro , y afsi fe van multiplicando muchos, 
los quales, quanto mas diftaates del primero^ ion mayo* 
res ,como las olas mas apartadas del centro , que las pro- 
duze. La razón es , porque el principio es la mitad del to- 
do^ vn pequeño error en el correíponde a las demás par- 
1. 1» priaápu tes. ' Por efto fe a de mirar mucho en los errores prime- 
emmpeccatur. ros . por q ue cs impofifele,quedeípues no refulte dellos al- 
d.átur e(fe dwu- gun mal. * tito le experimento en Mahniiaj caíale con 
dumtot¡uí,itaque Sophonifta,reprehendele5cipion,quiere remediar el yer- 
pw erratumeor- ro >7 haze otro mayor, matándola con yervas venenólas. 
refpandens eft ad Entrégate el Rey V Vi tiza a los vicios , borrando la gloria 
ArTífíuPoLc. d e l° s f ences principios de fugovierno, yparaqucenei 
4. no fe nótale el numero,que tenia de Concubinas^las per- 

1. cumjieri wn mkc a fus Vafallos , y porque efta licencia fe difimulafc 
pofittvtfimprt' mas. promulga vnalei, dando licencia, paraque los Ec- 
mpuutumfuc- clelialricos le pudieien calar, y viendo que eltos errores 
ñt,non dd extre- f e oponían a la Religión, niega la obediencia al Papa,dc- 
^wdeuadaT. * " donde cayó en el odio de Cu Reyno , y para afegurarfe 
Arift.l. 5. PoI.c. dd ^ mandó derribar las fortalezas, y murallas, con que 
*• Eípaiia quedo expuefta ala invafion de los Africanos* 

Todos eáos crrores,nacidos vnos de otros , y multiplicad 
^Teroxfceiern, ¿ Q$ j e a p nc f uraron l a muerte. En laperlbnadel Duque 

prouenerant,vo- Valentín fe vio también efta producion de inconvenien- 
lutare fecumjuo- ces# Pensó fabricar fu Fortuna con las ruinas de muchos. 

nammodoGer- n ' v - • r 1 • 

manici dberos P ara e ^° no u y° tyrania , que no inténtale , lasprimeras 
peracneret. leanimaron a las demás , ' y lo precipitaron perdiendo 

Tac.Iib.* An.' cl £fta- 



POLÍTICA LXV. S i 9 

elEftado y la vida-, 6 mal difcipulo Jj ó mal Maeftrodc 
Machavelo / 

§. Los errores de los Principes le remedian con difi- 
cultad : porque ordinariamente fon muchos interefados 
en ellos. También la obftinacion , o la ignorancia fuelen 
caufar tales efe&os.Los ingenios grandes , que cafi fíem- 
pre ion ingenuos,y dóciles, reeonozen fus errores t y que- 
dando entenados con ellos,los corrigen^bol viendo a des- 
hazer piedra á piedra el edificio mal fundado, para afir- 
mar mejorfus cimientos. Mote fue del Emperador Fili- 
pe el Tercero : Quod mole captum eft,ne pigeat mntaffe. El cjue 
bolvió acras , reconociendo , que no llevava buen cami- 
no,mas fácilmente le recobra. Vano fuera defpues el arre- 
pentimiento. 

Hiliu^at enoresmerfa rampuppefkteri. el md. 

Es la razón de Eftado vna cadena , que roto vn eslabón 
queda inutiljííno fe Gielda.EiPrinGÍpe,que reconocido él 
daño de fus refolucionss, fas deja correr, mas ama fu ofu 
nion,que el bien publico,mas vna vana fombra degloria^ 
que la verdadt quiere parezer confiante, y da en pertinaz. 
Vicio fuele íer de la Soberania^ueíiaze reputación de no 
retirar efpafo. 

Quamcjue regale hoc putei S«ncc» 

Sceptrisjuperbas qpfauU admouit manta , 

. QuaCéepit,ire. 
En efto fué tan fugeto a la razón el Emperador Carlos* 
Quinto y que aviendo firmado vn privilegio, le ad virtie* 
ron , que era contra jufticia, y mandando, que fe le tru- 
jeíen, le raigo y diciendo. Mat quiero rajgar mi firma* que 
m¡ alma. Tyrana obítihadon es conozer , y no emendar 
los errores* El fuftentallos por reputación ,: es querer 

pecar 



yi9 EMPRESA 

pecar muchas vezes, y complazérfe de la ignorancia : e 
<. 17a pobatum dorallos, es dorar el yerro , que prefto fe defeubre, y que 
cjtp.ciegesegre- da, como antes. Vn error emendado haze mas feguro e 
gias, exempu bo- ac j erto y avezes convino aver errado , para no errar def- 
ex Actm ailorum pues mas gravemente, lan naca es nueítra capacidad, 
& n K.< . q u e tenemos por maeftros a nueftros mífm os errores 
" Déllos aprendimos a acertar. Primero dimos en los in- 
quod bominemfe- convenientes , que en las buenas leyes , y conitituciones 
cijfetm tena, delgovierno. 4 La mas fabia República padeció muchas 
6?\ntmnt ?a- imprudencias en fu forma de govierno, antes que llegafe 
mareb^nonfo- a perficionarfe. Solo Dios comprehendio ab eterno fin 
lum doceHtes,fed error j a fabrica defte Mundo' y aun defpues en cierto 

cttam errantes. 1 r • n • 1 1 J • 1 11 1 * 4 

Amb.lib.i.de modo le vio arrepentido de aver criado al nombre. f Mas 
Abr.ctf. debemos algunas vezes a nueftros errores, que a nuef 

y.Nondebetre- tros aciertos : porque aquellos nos enfeñan, yeitos nos 
IwMecundum defvanezen. No folamente nos dejan advertidos los Pa 
varietatem fém- triarchas, que enfeñaron, fino también los que erraron. f 
porum, flama ^ ^ a fombra dio luz a la pintura , naciendo della vnartc 

quandoque vane' -n r» 

tur humana^™- tan maravillóla, 

fertim,cum vr- N fiempre.la imprudencia es culpa de los errores : 

veris necetiitas,vel . 1 • 1 1 r * 1 

mdens, vtiiitas tiempo , y los accidentes los caulan. Lo que al pnncipi< 
idexpofuit. fué convenient^es dañólo defpues. La prudencia mayoi 
d^cóf.fc Affi/ no P Lle( i e tomar refoluciones , que en todos tiempos feai 
ú Necputareiie-^ DlKn:LS ' ® c donde nácela necefidad demudarlos con- 
fortó,^ diuerfa fejos , 6 revocar las Leyes , y Eftatucos , principalmente, 
tubeamMtexan:- q inri ¿ es ev jd e n;te la vtilidad , * ó quahdo fe topa con 

mmoflnvemre / . x r , n « ' . --.* ^ , l , 

lemtate, fed pro los inconvenientes, o le halla el Principe engañado en la : 
quaiitate t & m- reíacion,que le hizieron. En efta razón fundo el Rey Af* 
lum^vtrlSn. ^ vo ' a e f Cu f a de aver revocado las ordenes, que mal inl 
cjtpofatvüi'tas, formado de Aman,avi,a dado contra el Pueblo de Dios. ' 
rah ^ nu ¿ nuw% E n e ^ os ) > r otros cáfos no és ligereza, finojbrudencia riiu- 
1,c * 1 ' 9 ' ^ dar 



POLÍTICA LXV. jii 

dar de confejo, y de refoluciones,y no fepuede llamar in- 
conftancia, antes confiante valor en feguir la razón , co- 
mo lo es en la veleta,el bolverfe al viento,y en la agujade 
marcar,no quietaríe,hafta averie fijado a la vifta del Nor- 
te. El Medico muda de remedios fegun la variedad de los 
accidentes: porqué fu fin en ellos es la (alud.Las enferme- 
dades, que padezen las Repúblicas, fon varias,y afsi an de 
fer varios los modos de curallas. Tenga pues el Principe ¡ 
por gloria el reconozer,y corregir fus decretos,y también 
ius errores, fin avergonzaríe.Elcometellos,pudo fer def- 
cuido,elemendallos, es difereto valor ; y la obftinacion 
fiempre necia , y culpable. Pero lea oficio de la pruden. 
cia hazello con tales pretextos, y en tal fazo n, que no 
caiga en ello el Vulgo : porque como ignorante, culpa 
igualmente por inconfideracion el yerro, y por liviandad 
la emienda. 

§. Aunque aconfejamps la retra&acion de los erro- 
res, no a de fer de todos : porque algunos fon tan pe- 
\ queños , que peía mas el inconveniente de la ligereza , y 
deferedito en emendallos , y afsi conviene dejallos pafar, 
quando en fimifmos fedeshazen, ynoan depararen 
mayores. Otros ai de tal naturaleza , que importa fegui- 
llos,y aun esforzallos con animo,y conftancia: porque es 
mas confidcrable el peligro de retirarle dellos, lo qual fu- 
cede muchas vezes en los empeños de la guerra. Nego- 
cios ai,en que para acertares menefter exceder,aunque íe 
toque en los errores,como quien tuerze mas vria vara,pa- 
raenderezalla, yentonzes no fe debe reparar mucho en 
ellos, ni en las caufas,ni en los medios, como no fean in- 
boneftos,ni injuftos,y fe eíperen grandes efedros : porque 
con ellos fe califican , y mas le pueden llamar diípoficio- 

Vuu nes 



S t % EMPRESA 

nes del acierto , que errores. Otros van mezclados en 
las grandes refutaciones , aunque fean muy acertadas 
no de otra fuerte, queeftanlas roías tan cercadas de las 
efpinas, que fin ofenfa no puede cogellas la mano. Eftc 
fucede, porque en pocas cofas, que convienen a lo vni* 
verfal, deja de intervenir algún error dañólo a lo parti 
cular. Confian los cuerpos de las Repúblicas de partes di 
ferentes , y opueftas en las calidades, y humores , y el re 
rttedio , que mira a todo el cuerpo, ofende a alguna par 
te, y afsi es meneflerla prudencia del quegovierna , para 
pelar los daños con los bienes , y vn gran corazón , para 
la execucion, finque por el temor de aquellos, fe pier 
dan ellos. 




La 



política lxvi. 



m 




I r A renovación da perpetuidad á las coías caducas 
j por naturaleza. Vnos individuos fe vari eternizan- 
do en otros, coníervadasaísilas eípecies. Poreftocon 
gran prudencia. el Labrador haze planteles, para fubfti- 
tuir nuevos arboles en lugar de los que mueren. No deja 

Vuu i al cafo 



ji4 EMPRESA 

al cafo efte cuidado: porque , ó le falcarían plantas , ó no 
ferian las queavria menefter,y en los lugares convenien- 
tes, ni nacerían por fi mifmas derechas,!! el arte no las en- 
caminafe , quando eftan tiernas : porque defpues ningu- 
na fuerza feria bailante ácorregillas. No menor cuida- 
do á menefter la Iuventud, paraque falga acertada, y 
principalmente en aquellas Provincias, donde ladifpo- 
ficion del Clima cría grandes ingenios , y corazones , los 
quales fon como los campos fértiles, que muy preftoíe 
convierten en felvas, fi el arte, y la cultura no corrige con 
tiempo fu fecundidad. Quanto es mayor el efpiritu,tanto 
mas danofo á la Republica,quando no le modera la edu- 
cación. A fi mifmo no fe puede fufrir vn ánimo altivo , y ] 
briofo.Defprccia el freno de las leyes,y amala libertad , y 
es menefter,que en el obre mucho el arte, y la enfeñanza, 
y también la ocupación en cxercicios gloriólos. Quando 
la Iuventud es adulta,fuele fer gran laftre de fu ligereza,el 
ocupalla en manejos públicos. Parte tuvo ( fegun creo; 
ella razón, paraque algunas Repúblicas admitiefen lo 
mancebos en fus Senados. Pero el medio mejor es, el que 
haze el Labrador, trafplantando los arboles, quando ion 
tiernos r con que las raizes , que viciofamentc fe avia» 
efparcido, fe recogen, y fe levantan derechamente los 
troncos.Ninguna Iuventud fale acertada en la mifma Pa- 
tria. Los pariétes,y los amigos la hazen licencióla, y atre 
vida. Noafsienks tierras eftranas, donde la nccefidac 
obliga á la confideracion en componer las acciones , y en 
grangear voluntades. En la Patria creemos tener licencia 
para qualquier excefb,y quenos le perdonaran fácilmen- 
te. Donde np fomos conocidos, tememos el rigor de las 
leyes. Fuera de la patria fe pierde aquella rudeza,y enco- 
gimiento 



POLÍTICA LXVI. jij 

gimiento natural raquella altivez necia, y inhuman^, que 
ordinariamente nace , y dura en los que no an praticado 
con diverías Naciones. Entre ellas fe aprenden las len- 
guas , fe conocen los naturales , fe advierten las coftum. 
bres,y los eftilos,cuyas noticias forman grandes Varones 
para las artes de la paz, y de la guerra. Platón , Lycurgo, 
Solón , y Pythagoras peregrinando por diverfas Provin- 
cias,aprendieron a fer prudentes Legisladores,y Philofo- 
phos.En la Patria vna mifma Fortuna nace, y muere cor* 
los hombres : fuera della fe hallan las mayores. Ningún? 
Planeta fe exalta en fu caíá,fino en las agenas, fi bien fue- 
len padecer detrimentos,y trabajos. 

§. La peregrinación es granMaeftra de la prudencia, 
quando fe emprende,para informar , no para deleitar ib- 
lamen teel animo.En efto fon dignas de alabanza las Na- 
ciones SeptentrionaleSjCjue no con menos curiofidad,que 
atención , falen á reconozer el Mundo , y a aprender las 
lenguas, artes, y fciencias. Los Efpañoles, que con mas 
comodidad, que los demás pudieren praticar el Mundo, 
por lo que en todas partes fe eftiende fu Monarquía , fon 
los que mas retirados eftan en fus Patrias , fino es quan- 
do las armas los facan fuera dellas^ importando tanto, 
que los que goviernan di verías Naciones r y tienen guer- 
ra en diferentes Provincias , tengan dellas perfecto cono- 
cimiento. Dos cofas detienen á los Nobles en fus Patrias, 
el bañar á Eípaña por cafi todas las partes el mar , y na 
cftar tan á la mano las navegaciones, como los viajes por 
tier ra,y la prefuncionjuzgando que fin gran orientación, 
y gallos no pueden falir de fus cafas, en que fon mas roo- 
deftos losEftrangeros, aunque íean hijos de Ios-mayores» 
Principes- 

Vuu 3 }».No» 



f i6 EMPRESA 

§. No Tolo fe a de trasplantar la Iuventud , fino tam- 
bién formar planteles de Sugetos , que vayan fucedien< 
en los cargos,y oficios , fin dar lugar, á que fea meneft< 
bufcar para ellos hombres nuevos , fin noticia de los ne- 
gocios^ de las artes , los quales con daño déla República 
cobren efperiencia en (as errores , que es lo que da á en- 
tender efia emprefa en las Fafces, fignificando por ellas el 
Magiftrado,cuyas varas brotan a otras , y porque en cada 
vna de las tres formas de República , Monarquía, Arifto- 
cracia,y Democracia,íbn diverfos los goviernos, an de fer 
diverfos los exercicios de la Juventud fegun fus inftitu- 
tos, y fegun las cofas , en que cada vna de las Repúblicas á 
meneftermas hombres eminentes. Enefto pulieron fu 
mayor cuidado los Perfas , los Egipcios , los Chaldeos,y 
Romanos, y principalmente en criar Sugetos para el Ma- 
giftrado:porque en fer bueno,ó malo , confine la coníer- 
vacion,ó la ruina de las Repúblicas, de las quales es alma, 
y fegun fu organización , afsi fon las operaciones de todo 
el cuerpo. En Efpaña con gran providencia fe fundaron 
Colegios, que fuefen feminarios de infignes Varones para 
el go vierno,y adminiftracion de la juñicia , cuyas confti- 
tuciones,aunque parezen ligeras , y vanas , ion muy pru- 
dentes-.porque enfeñañ á fer modeftos , y á obedezer á los 
que defpucs an de mandar. 

§. En otra parte pulimos las Sciencias entre los inftru- 
mentos politicos de reinar,en quien manda, y aqui fedu- 
da,fi feran convenientes en los que obedecen , y íi fea de 
inftruir en ellas a la Iuventud popular.La Naturaleza co- 
locó en la cabeza^omo en quien es Principefa del cuerpo 
el entendimiento, que aprendiefe las fciencias, ylame- 
moria p que las coníer vafe: pero á las manos, y á los demás 

miem- 



POLÍTICA LXVt ji 7 

mietnbros,folamente dio vna aptitud para obedecer.Los 
hombres fe juntaron en comunidades con fin de obrar, 
no de efpecular: mas por la comodidad de los trabajos re- 
ciprocaste por la agudeza de las teóricas. No fon feli- 
ces las Repúblicas por lo que penetra el ingenio T fino por 
lo que perfíciona la mano. La ociofidad del eftudio le ce- 
ba en los vicios,y conferva en el papel, a quantos inventó 
la malicia de los Siglos. Maquina contra el govierno, y 
perfuade fediciones á la Plebe. A los ñfparcanosle§pa- 
recia,que lesbaftava íaber obedecer,fufrir,y vencer. ' Los i. timas advfi 
Váfallos muy difcurfiftas. y fcientificos aman fiempre las f altemd! f"l>™t> 
novedades,calumman el govierno, diíputan las reiolu- apiina erar,vt 
ciones del Principe , defpiertan el Pueblo , y le folevan. P alchre p*rerm, 
Mas pronta, que ingeniofa a de fer la obediencia: mas fen- letnjtuilulna 
cilla , que aftuta. r : La ignorancia es el principal funda- *»cne*u 
mentodel Imperio del Turco. Quien en el fembrafe las PlutarcJl - 
fcienciasJe derribada fácilmente. Muy quietos, y felices y Patres r va ^ 

, . i cr • i ir • 11 "Mt confito, po- 

biven los higmzaros, donde no le exercitan mucho las puiofapiTuac/ne^ 
fciencias , y defembarazado el juiciode íbfifterias , no fe ^Uídttas ep 
goviernan con menos buena política, que las demás Na- a u ■ 
ciones.Gon la atención en las fciencias fe enflaquezen las 
fuerzas,y fe envilezen los ánimos, penetrando con dema- 
fiada biveza lospeligros.Su dulzura,fu gloria , y fus pre- 
mios traen cebados á muchos, con que falta gente para 
las armas,y defenfade los eftados , a los quales conviene 
<mas, que el Pueblo exceda en el valor , que en las letras. 
-Lo generoft) dellas haze abórrezer aquellos exercicios, 
en que obra el cuerpo,y no el en tendimien to.Con el eftu- 
dio fe crian melancólicos losingenios,aman la foledad , y 
el celibato, todo opuefto a lo que ámenefter la Republi- 
ca,paramultiplicarfe,y llenarlos oficios y pueftos, y para 

defea» 



yi8 EMPRESA 

defenderte y ofender. No haze ab undantes, y populares £ 
las Provincias el ingenio en las fcienrias, fino la indoftria 
en las artes,en los tratos,y comercios,como vemos en los 
Paifes bajos. Bien ponderaron eftos inconvenientes los 
Alemanes,y otras Provincias, que fundaron fu Nobleza 
en las armas folamente , teniendo por bajeza recibir gra- 
dos^ pueftos de letras, y afsi todos los Nobles fe aplican 
a las armas, y floreze la milicia. Si bien con lasfciencias 
le apura el conocimiento del verdadero culto , también 
con ellas fe reduce a opiniones , de donde refulta la varie- 
dad de las Sedas, y deltas la mudanza de los Imperios 
y ya conocida la verdadera Religión mejor leeftuviera 
al. Mundo vna fincera,y crédula ignorancia, que la íbber- 
via,yprefunciondelíaber, expueña a enormes errores. 
Ellas, y otras razones perfuaden la eftirpacion de 1 
(ciencias íegun las reglas políticas , que folamente atien- 
den ala dominación, y no al beneficio de los Subditos 
pero mas fon máximas de Tyrano, que de Principe julio 
que debe mirar por el decoro, y gloria de fus eftados 
en los quales fon convenientes , y aun necelarias la 
íciencias , para deshazer los errores de los Sc&arios , in- 
troducidos,donde reina la ignorancia : para adminiílra 
la juílicia, y para confervar,y aumentar las artes, y prin- 
cipalmente las militares , pues no menos defienden 
las Ciudades los Hombres do<5tos,que los Soldados , co 
mo lo experimentó Zaragoza de Sicilia en Archimedes 
y Doía en fu dodo,y leal Senado, cuyo confejo , y inge 
niofas maquinas,y reparos,y cuyo heroico valor mantu- 
vo aquella Ciudad contra todo el poder de Francia, avié- 
dofe buelto los Mufeos en Armerías, las Garnachas en 
petos , y efpaldares , y las plumas en efpadas , las quales 

tenida 



política lxvi. X i 9 

teñidas en íangre Franceía cfcrivieron fus nombres, y fus 
hazañas en el papel del tiempo. El excefo fojamente pue- 
de fer dañofo,afsi en el numero de las Vniverfidades, co- 
mo de los que fe aplican a las (ciencias , ( daño que fe ex- 
perimenta en Eípaña)fiendo conveniente, que pocos íc 
empelen en aquellas , que firven á la eípeculacion , yak 
jufticia , y m uchos en las artes de la navegación, y de la 
guerra.Para efto cónvendria,que fuefen mayores los pre- 
mios de eftas,que de aquellas , paraque mas fe inclinen á 
ellas .pues por no eftar afsi conftituidos en Efpaña , fon 
tantos los que fe aplican á los eftudios , teniendo la Mo- 
narquía mas necefidad (para fu defenfa y confervacion) de 
Soldados,que de Letrados,vicio, que también fuele nacer 
juntamente con los triunfos , y trofeos militares , que- 
riendo las Naciones vitoriofas , vencer con el ingenio , y 
pluma á los que vencieron conclvalor,ylaefpada. Al 
Principe buen Governador tocará el cuidado defté reme- 
dio, procurando difponer la educación déla Iuventud 
con tal juicio,que el numero de Letrados, Soldados, Ar- 
tillas , y de otros oficios fea proporcionado al cuerpo de 
fuEftado. 

§. También fe pudiera coníiderar efta proporción en 
los que fe aplican ala vida Eclefiaftica, y Monaftica, 
cuyo exceío es muy dañofo a la República , y al Principe. 
Pero no fe debe medir laPiedad con la regia politica , y 
en la Iglefia Militante mas fuelen obrar las armas efpiri- 
tuales , que las temporales. Quien inípira a aquel eftado, 
afifte a fu confervacion,fin daño de la Republica.Con to- 
do efo como la prudencia humana á decreer, pero jio ef- 
perar milagros , dejo confiderar á quien toca , fi el exceíb 
de Eclefiafticos , y el multiplicarfeen fi mifmas las ReÜ- 

X x x giones 



yja EMPRESA 

gioaes es cfefíguat al poder de los Seglares, quelosand< 
fuftentar,ó dañofo al mifmo fin de la Igíefia,en que ya 1; 
providencia de los Sagrados Cañones , y Decretos Apof- 
tolicos previnieron el remedio , aviendo el Concilio La- 
teranenfe en tiempo de Inocencio Tercero prohibido lí 
¿.tienimiate- ¡ ntro ducion denuevas Religiones. * El Confejo Real di 
MgrauminEc- Caftilla con fultó aSuMageftad el remedio, proponien- 
do De¡ confit- dole,que fe fuplicafe al Papa , que en Caftilla no recibie* 
fmlter \n\nU- & n cn * as Religiones a los que no fuefen de i<S.años,y que ; 
mwynequuieu- hafta los 20. nfrfe hiziefen las profeíiones , pero la piedac 



un nouam ^ -'- con fi a da, y el efcrupülo opueftoá la prudencia, dejan 

correr femejantes inconvenientes* 
■zeiigionemcon- ^ ^ p oco importaría efta proporción en los que ande 



gionem inuemat, 
fed ijuicumque ¿ 
üeligionemcon- 
uertí voluerityVtia 
ex apprübatis a\ 
ftímat. 
ConciLLater. 



ex ápprobatk af- atender al trabajo, o a la elpeculacion , lino cuídale e 
ftíwat. Principe del Plantel popular , de donde a de nacer el nu- 

mero baftante de Ciudadanos , que eonftituyen laform; 
de Republicanos qualespof inflantes va difminuyendo e 
tiempo, y la muerte. Los Antiguos pulieron gran cuida- 
do en la propagación , paraque fe fuefen fubftituyendo 
ios individuos, en que fueron tan advertidos los Roma- 
nos, que fefialaron premios a la procreación, y notaron 
con infamia el celibato. Por merit6,y fervicio al publico, 
4 oñendtte Popw P ro P on i a Germanico,que tenia fei$ hi jos,paraque fe ven- 
lo Romanj d ui gafe fu muerte, 4 y Tiberio refirió al Senado ( como poi 
• Augufi xeptemé p re f a oio de felicidad > aver parido la muger de Drufo dos 

eavdtmque Con- f < r r 7 i A rn i 

uigemmeam: m- juntos. ' La tuerza délos Reynos conlute en el numero 
fíteratejexLkeros. de los Vafallos. Quien tiene mas,es mayor Principe , no 
el que tiene mas Eftados.-porque eftos no fe defienden, ni 
manorurúeiufdm ofenden por íi mifmos, fino por fus habitadores , en los 
f*f¡¡ljj viro gem¡- quales tienen vn firmifimo ornamento, y afsi dijo el Em- 

^U^^^ T ^^ ^ ¿ ^ no > q ue í«*ri* w<* tener abundante degente el 

Imper'tQ) 



POLÍTICA LXVT. yj* 

Imperiorfüe deriquezasy y con razón, porque las riquezas fin 
gente llaman laguerra,y no fe pueden defender , y quien 
tiene muchos Vaíállos,tiene muchas fuerzas,y riquezas/ ¿. cum ampian 
En la multitud deilos confifte (como dijo el Eipiritufari- 2^|¡2¡f 
éfco) la dignidad de Principe, y en la depoblacion fu igno- potins } quampe. 
minia. 7 PorefoalRey Don Alonfo el Sabio le pareció, '^Wmcop 
que debia el Principe íer muyfolicito en guardar fu tier- l. cum retío §. 
ra,de manera queje riónyermenlásVillas ¿ninfos otros lugares, fipluresff.de 
ninje derriben los Muros, nin las Torres , nin las Cajas , por mala por,clu 
guardia, e eltf{é, que dejlaguifa amare ,e tupiere honrada > eguar- ■ ' 
dada fu tierra, Jera el, e los que hi unieren, honrados, i ricos , e abun- t> « ü íí benitas 
dados, e tenidos por ella. Pero como tan prudente,y advertido Regif:&mpau- 
Legisladoradv¡rtió,queel Reyno fe debia poblar de buena ^^¡¡$f. 
Gentej antes de losjuyos que de los ágenos, fríos pudiere aüer, afi co- prou.14.28. 
mo de Caballeros^ de Labradores ,ede Menejlrales» En que con l . i.tt. 1 C p.2. 
gran juicio previno, que la población no fuefe folamente 
de Gente plebeyarporque obra poco por fi mifma, fino es 
acompañada de la Nobleza,laqual es fu efpiritu, que la 
anima,y con fu exemplo la perfuade a lo gloriofo,y a def- 
preciar los peligros.Es el pueblo vn cuerpo muerto fin la 
Nobleza , y aísi debe el Principe cuidar mucho de fu coh- 
fervacion, y multiplicación, como lo hazia Auguíto , el 
qual no folamente trató de cafar á Hortalo noble Roma. 
no,fino le dio también con que fe fuftentaíe : porque no 
fe extinguiefe fu noble familia. 8 Efta atención es grande 8. Neeiaripma 
en Alemania , y por efto antiguamente no fe dava dote a f am ' l:aextJtí - 
lasmugcres , 9 y 01 fon muy corta$,paraqueiolamente lea TacJib.i.Am 
fu dote la virtud, y la Nobleza, yfemirealacalidad,"y ^.Dotemnvxot 
partes naturales, y no a los bienes.cott que mas facilmen» mamojedvxon 
te le ajulten los caíamientos, tinque la cudicia pierda Tacdemore 
tiempo en bufcar la mas rica, motivos, que obligaron a Ger, 

Xxx % L'icur- 



si i EMPRESA 

juco* 1 * 1 *' Licurgo a prohibir las dotes , y al Emperador Carloí 
io.staiuitvirg¡- Quinto a ponellestafa, y afsi reprehendió Ariftotelesa 
nesfine dote nube* \ os Lacedemonios ; porque davan grandes dotes a fus hi« 
T ¡Ugeien]wlnln j as - IO Quiíb también el Rey D. Alonfo , que (clámente 
fecuma. en cafo de necefidad íe poblaíe el Eltádo de Gente foraf» 

Jj°^L'ti;. c era, y con gran razón: porque los de diferentes coflum- 

iul¿UArequiin~ » J ,. P r • i n« 

qmiinos^ & adue- bres,y religiones mas ion enemigos dómemeos , que ve- 
nju antehacin c inos q Ue es l que obligó á echar de Efpaña a los ludios, 

Cimtatem recepe- t 7 \ M JJ -,, . , r r . . 5 

runtM magna ex y a los Moros. Los Eítrangerosrntroducen i us vicios, y 
faru fediñombus opiniones impías , y fácilmente maquinan contra los na* 
AnUuTpo!. turales. " Elle incóveniente noes muy c6íiderable,quan- 
c.3. do folamente fe traen Forafleros, para la cultura de los 

íZ : Etmn€svtros campos, y para las artes, antes muy conveniente. Selim 

robufiosjeptem • r '/ r > . / . 

müitatá amfites, emperador délos lurcos embio a Coitantinopla graa 
&mciufores miite numero de Oficiales del Cairo* Los Polacos aviendo el*. 
tiJ^ptopriam gidopor Rey aEnrico Duquede Anjou capitularon con 
fopuh Romam ti- el ? que lle.vafe Familias de artífices.. Quando Nabucodo. '; 
&)íop¡n k Ic2 nofordcftruyóalcrufalem, facódellamii cautivos ofr- 
imperij faciorum erales. " Pero,porque para efte medio fuele faltar la indu- 
^lñaM° n J ua ft f i a ) ó fe deja de intentar por la coila, y por fi folo no es 
Ciccr.pro.íeg. baílate, pondré aquí las caufas de las defpoblaciones, pa- 
Wan. raque fiendo conocidas fe halle másfacilmente el reme- 

^mAnmtám dio.Eílas pues,© fon externas,ó internas.Las externas fon 
itatu morarew, la guerra,y las colonias.La guerra es vn monílro ,que íe 
vecproximiipcj} alimenta con la fangre humana, y como para confervar 

exeeffumeman- tc/ i 1 • 11 r * • • 

núvwñtRoma- e ¿ hü&do ,cs conveniente mantenella hiera, a imitación 
niscojéniat conde- d e los Romanos, IJ fe haze a collade las vidas,y de las ha- 
^uinJuípl- ° z^das de los Subditos.Las colonias no fe pueden man- 
iit<s miles, cjrpoít tener fin gran extracción de gente, como fucede a las de 

^ZZujtm Ef P afia * ^r ello los Romanos durante la guerra de Ani- 
fttrgemu! bal ,,y algunosaños defpues, cefarondelevantallas,' 4 y 
veiidusü. Velleyo 



política lxvi. JJ3 

Velleyo Paterculo tuvo por dañofo , que fe conftituyefen 
fuera de Italia : porque no podían áfiftir al corazón del 
Imperio. ,y Las demás caulas deladefpoblacion fonin- ty inkgibus 
ternas. Las principales fon los tributos.La falta de la cul- Grac} ! l a inter P"- 
tura de los campos,de las artes del comercio, y del nume- rauer m , quo d ex - 
ro excefivo de los días feriados, cuyos daños , y remedios^ 4 **&* coló- 
fe reprefentan en otras partes defte libro. VclícUib i 

La Corte es caula principal de la defpoblacion:porque 
como el higado ardiente trae a (i el calor natural , y deja 
* ftacas,y fin efpiritu las demás partes , afsi la pompa de las 
CorteSjfuscomodidades/us delicias,la ganancia de lasar. 
tes,la ocafion de los premios tira a íi la Gente, principal- 
mente a los Oficiales y Artillas, juzgando , que es mas o- 
ciofa vida la de fervir,que de trabajar. También los Titu- 
lados por gozar de la prefencia del Principe,y lucirfe,de£. 
amparan fusEftados,y aííftenen la Corte, conqueno l6 ; Jm tn¡mm 
cuidando dellos, y trayendo fus rentas para fu fuftento, y timp^umZfX 
gados fuperfluos,quedan pobres y defpoblados , los qua- b*J"tator¡busfpo- 
les ferian mas ricos.y mas poblados , fi biviefe enellos el fjZT g ^ amo 
benor. EltoSjyotrós inconvenientes comidero prudente- popubfáejijurb» 
menteel Emperador Iuftiniano,y para fu remedio levan- d,ueY í orum hom i~ 
tó vn Magiñrado , l6 y el Rey Don luán el Segundo orde - \r\coilmm }L 
nó,que los Grandes, y Caballeros, y otras períbnas , que $****&, & cui- 
avian venido a fu Corte,bol viefen a fus cafas , como lo a- Authíe ojal 
via hecho >eL Emperador Trajano. ^ i 7 .j^,,j*' 

Los fideicomifos , ó mayorazgos deEípaíía fon muy entm jV tdevna 
dañólos ala propagació.-porque el Hermano mayor car- f ub P AMta > i utbtt * 
ga con toda la hazienda , ( cola que pareció injuíta al Rey fuccep 0i aiij a.btt- 
Teodorico 17 ) ylosotro&nopudiendocafarfe, bkh#zcn d4 "" r4 ti luant > 
Religiofos,o faléaíervif a laguerra.Por eño Plato llama- VclZlTinge- 
vaaíaRiqueza,y ala Pobreza antiguas peftesde íasRepu- mfcanu 

Xxx j blicas, Caf ' fíb - uE P^ 



í5 4 "EMPRESA 

blicas,conociendo,que todos los daños nadan de eftar en 
ellas mal repartidos los bienes. Si todos los Ciudadanos 
tuviefenvna congrua fuftentacion , florefcerianmaslas 
Rcpublicas.Pero fi bien es grande efta con veniencia,no es 
menor la de confervar la Nobleza por medio de los fidei- 
comifbs,y que tenga con que poder fervir a fu Principe, y 
a la República,- y afsi podrían confervaríe los antiguos , y 
,„ no permitillos fácilmente a la Nobleza moderna, orde- 

1 8, Commodti esl * , , . ir*. i 11 

ctumvihAnditA- nando tambien,que los Parientes dentro del quarto gra- 
tes non donatione, ¿o f ea n herederos forzofos,fi no en toda la hazienda , en 
^nüuld'mtm! ' a 'g una P arte conítderable, ,8 con que feefcufarian las do- 
__ AriíUib.5.Pol. naciones,y mandas,que mas firven a la vanidad, que a la 
c,8# Republica,y también aquellas, que con devota prodiga- 

19. DixeutMoj- y j a( j • g Uarc j ari mo do n i tienen atención a la fangre 

ft 3 pliu offert Po- 1 1 /* - n r r* • 

pdus quamne- propia,dejando fin luítento a fus Hermanos, y Parientes 

cejfarwm eft, contra el orden de la Charidad , con que las Familias fe 

* 3 extinguen, las rentas Reales fe agotan, elPuebloqueda 

^uoyCesfrlfonis infuficiente para los tributos: crefce el poder de los exem- 

yoceeantar'hne ptos,y mengua la'juf ifdicion del Principe. De los incon 

Vl mu™o U ¡feMt ven ¡entes defte excefo advertido Moy fen, l9 prohibió por 

vitra'm opere sa- edito las ofertas al Santuario, lo aunque Dios aviafido 

aiiárij,ficquecef- auCor dellas,y fe ofrecían con mente pura,yreligiofa." La 

nlríbui tofferUií, República de Venecia tiene ya prevenido el remedio en 

e)¡ quod oblata, f u s ¿ ecretOS. 

^fuuZlunu' $• Mucho' es menefter advertir en el tiempo, para lo^ 
Exod.c $6.6> cafamientos:porque fi fe detienen,peligra la fucefion, y la 
u.omnesvirt, República padeze con la incontinencia de los mancebos 
& midieres men- p 0J . ca f ari Si f e anticipan , fe hallan los hijos cafi tan mo¿ 

te denota obtuU- * , 1 r 1 • 1 1 r • \ • 

nmt donaña.vt zos,como ios padres,y les pierden el reipeto, o ímpacien-* 
fmcnt opera^u*. f es c { c l a tardanza en la lucefion maquinan contra ellos. 

iujferat Deus. x 

Exod.35.19. 

La 



política Lxvir. 




LA política deftos tiempos prefupone la Malicia y eí 
Engaño en todo,fí fe arma contra el de otros mayo* 
res,fin refpeto á latReligk>n,al¿ lufticia, y Fe publica. En. 
feria por licito todo lo que es conveniente á la conferva- 
cion y aumento, y'ya comunes eftas artes batallan entre 

fi,fe 



Si 6 EMPRESA 

fi, fe confunden , y fe caftigan vnas con otras á cofta del 
publico fofiego, fin alcanzar fus fines. Huya el Principe 
de tales Maeftros,y aprenda de la mifma Naturaleza , en 
quien fin malicia, engaño , ni ofenfa efta la verdadera ra- 
zón de eftado. Aquella folamente es cierta , fija , y íblida, 
que vfa en el govierno de las colas vegetativas , y bivien- 
tes,y principalmente la que por medio de la razón dióta i 
cada vno de los hombres en fu oficio , y particularmente 
a los Paftores , y Labradores paralaconíervacion , y au- 
mento del ganado , y de la cultura : de donde quiza los 
Reyes , que del cayado , ó del arado pafaron al ceptro, 
l a ¡*difr?rdMt!& Tupieron mejor governar fus Pueblos. Valefe el Paftoi 
ddacerat Gregem (cuya obligación , y cuidado es femejante al de los Prin- 

f ^mlnmUe§blc c *P es ' ) - a ' ec k e >y ^ ana ^ e f" g an *do, pero con tal con- 

diátDommtu íideracion, quenileíacalaíangre, ni le deja tan raíala 

vetuifraelad pie^que no pueda defenderfe del frió, y delcalor.Afside- 

T *ltpopuim be «1 Principe ( como dijo el Rey Don Alonfo ) guardar 

neum. mas la pro comunal, que lafuya mifma , porque el bien ,y la riqueza 

¿erem.13.1. fai¡ QS escomo ^ U y at No corta el Labrador por el tronco el 

L. i?.tt.i.p. 2. 2V fo \ ^ a unque a y a menefter hazer lena para fus víos do« 

mefticQs,fino le poda las ramas,y no todas , antes las deja 

de fuerte, que puedan bolver á brotar, paraque vcftido,y 

poblado de nuevo, le rinda el año figuiente el mifmo be- : 

neficio-, confideracion , que no cae en el Arrendador, 

porque no teniendo amor a la heredad, trata íblamen- 

re ds desfratalla en el tiempo que la goza, aunque def- 

i.Aiiterwimur p Ues quede inútil a fu Dueño. x Efta diferencia ai entre 

KZmoiAtu. d Señor natural , y -el Tyrano en laimpoficion de los tri- 

Qaint.deOrar, butos. Efte como 'violento pofeedor, que teme perdei 

preño el Reyno , procura desfrutalle , mientras fe le deja 

gozar la violencia, y no repara enarrancalle tanderañ 

la; 



política lxvii. j} T 

las plumas,quc no puedan renazer. Paftor es que no apa- 
cienta á fu ganado, fino a fi mifinp, * y como Mercenario y - .. 
no cuida del, y le defampara. 4 Pero el Principe natural ifraei^uipafeZ 
confidera la juftificacion de la caufa,la cantitad,y el tiem- ¡^tfmetipfou 
po que pide la necefidad , y la proporción de las hazien- zcc #3 * 1 * 
das,y de las períonas en el repartimiento de los tributos, y mm,& qm non 
trata fu Rey no no como cuerpo , que a de Fenezer con fus e ftp*fiw,cim «3 
dias,fino como quien á de durar en fus Sucefores^econo-^/^^ ^* 
ciendo que los Principes fon mortales ¡ y eterno el Rey- n)entm,&d\mtt* 
no, ' y efperando del continuados frutos cada año,le con- ^^^^ 
ferva,como feguro depolito de fus riquezas,deque fe pue- ?r ] ncipes worm 
da valeren mayores neceíidades: porque, como dijo el uies y Rempubi,a 
Rey Don Alonfo en fus partidas,tomandolo de Ariftote- ^Tb a 
les en vn documento, que dio á Alexandro Magno i El ' • .' 
mejor tefero y que el%ey ha,é el quemas tarde Je pierde, es el Tueblo, . 

quando bien es guardado , é con ejlo acuerda lo que dijo el Emperador 
IuJliniano y que entonces fin el %eyno % é la Cámara del Emperador , ¿ 
del%ey ricos , i abundados , quandofus Vafallosfon ricos , efu tierra 
ahondada. 

§. Quando pues impone tributos el Principe con eíbt 
moderación, deuda es natural en los Vafallos el concede- 6. tuque qvim 
llos,y efpecie de rebelión el negallos : porque folamentc S^^»X 
tiene efte dote la Dignidad Real , y efte focorro la neceíi- [mefiípend^ «<?- 
dad publica.No puede aver paz fin las armas,ni armas fin i u 'fop e »¿j*ifi»* 
fueldos , ni fueldos fin tributos. í Por efto el Senado de ql €U nt. 
Romafeopufo al Emperador Nerón , quequeria remitir Tac.Hb.4. Bift. 
los tributos,dicieiidole,que fin ellos fe difol vería el impe- 7- Difiíuuonm 
rio. 7 Son los tributos precio de la paz. Quando eftos ex-^^-^^jl 
ccden,y no vé el Pueblo la necefidad , que obligó a impo-/>«W/f<« /«/?/«*- 
nellos , fácilmente fe levanta contra fu Principe. Por efto ™' fim **? 
fe hizo mal quifto el Rey Don Alonfo el Magno, y fe vio Tac.l¡b.i 3. An,* 

Yyy en gran- 



538 EMPRESA 

en grandes trabajos, y obligado a renunciar la Corona, ) 
M«:.Hiíl Hifp. por lo mifmo perdió la vida y el Reyno el Rey de Galici 
Don García. Bien ponderado tenia efte peligro el Re^ 
Don Enrique el Tercero , quando aviendole aconfejado, 
que impufiefe tributos para los gaftos de la guerra , ref- 
pondió : Que temía mas las maldiciones del Pueblo, que afta 
Enemigos £A dinero Tacado con tributos injuftos eftá mez* 
ciado con la fangre de los Vafallos , como la brotó el ef* 
Mont Goron. cu ¿ ^ que rompió S. Francifco de Padua delante el Rey 
dePad. de Ñapóles Don Fernando, yfiempre clama contrae! 

Principe. Y afsipara huir deftos inconvenientes^©, fe ar* 
de echar grandes tributos, fin ave* hecho antes capaz a 
Reyno de la necefidad : porque quando es conocida, y e 
empleo juftificado, fe anima ,y confíente qualquier pelo 
como fe vio en los que irnpufoel Rey Don Fernando e 
Quarto,y en la concefion,que hizieron las Cortes de To-> 
Már.Hift. Hiíp. j ec j en c i em p del Rey Don Enrique el Tercero de vn 
millón, y que íi no baftafe , para fufteñ tar la guerra con 
tra los Africanos, fe eehafen otras impoficiones , finque 
fuefe menefter el coníentimiento de las Cortes.porque f 
bien no toca a los Particulares el examinarla jufticia de 
los tributos , y algunas vezes no pueden alcanzar las cali- 
fas de los empleos , ni fe les pueden comunicar fin eviden- 
8; Tíbi funimum te peligro de losfacramentos de Reynar, 8 fiempre ai cau- 
&¡7ederefnTu ^ as generales , que fe les pueden reprefentar fin inconve- 
obfequij gloria re- niente,y aunque el echar tributos , perteneze al fupremo 
XacJUb 6 An d°rninio,a quien afilie la razón natural,y divinajy quan- 
do fon judos, y forzofos, no es menefter el confentimien- 
to délos Vafallos : porque (como dijo el Rey Don Alon- 
fo el Sabio) El%e'ppuede demandar , e tomar al %eino lo c¡ue ufá- 
ronlos otros ^eyes, e aun mas en U¿ facones , que lo uniere engtan 

mem- ! 



POLÍTICA lxvil x 9 

wenc?ter,para pro cumunal de la tierra. Con todo efo ferá pru- 
dencia del Principe, procuralle con deftrezajó difponer de 
tal fuerte fus ánimos, que no parezca fuerza : porque no 
todo lo que fe puede, fea de éxecutarabíbluíamente. Es 
«1 tributo vn freno del Pueblo ( afsí le llaman las Sagra- 
das Letras >) con eleftá mas obediente, y el Principe mas 9 ¿ t tti a t Dau¡ ¿ 
poderofo , para corregille, tacando del fuerzas contra fu fieman mbuti. 
mifma libertad : porque no ai quien baíteagovernara *.Reg.8.i. 
.Vafallos exemptos.Pero a de fer tan fuave efte freno , que 
no fe obílinen, y tomándole entre ios dientes , fe precipi- 
ten, como prudentemente lo confideró elReyFlavio 
Her vigió en el Concilio Tóletano XIII. diciendo,que en- 
tonzes eftava bien governado el Pueblo,quando ni el pe- 
lo inconfiderado de las impoíiciones le agravava^ni la in- 
difcreta remifion poriia a peligro fu confervacion.*El *vtnecmtm* 

t • r l i -ir • r ' i • r exattio pópalos 

Imperio lobre las vidas le exercita iin peligro : porque le g rauetínec indi- 
obra, por medio de la lei , que caftiga a pocos por benefi- í mt * "mifioflf 
ció de los demás : pero el imperio fobre las haziendas en ?* í enti£ f 4CtAt 

1 l L • 1- r depewe. 

las materias de contribución es peligrólo : porque com- Conc.Tol.xn/. 

prehende a todos , y el Pueblo íuele fentir mas los daños 

de la hazienda,que los del cuerpo, principalmete quando 

es adquirida con el fudor y la fansre , y fe a de emplear en ! °* ^ 7 « w jWf- 

I J i- j'"l*í • 3 1 r i i i " e »> vominu ¡fió- 

las delicias del Principe, en que debe conliderar lo que el rum^mprofem 

Rey David , quando no quifo bever del agua de la cifter- f nt > & *n»"* r « 

i .. -J c ii 1 • ii i- r i peritnlumb,b<fin% 

na,que le trujero tres boldados,rompiendo los Eíquadro- 2.iie>. > a. 1 7 . 
nes del Enemigo,por no beverd peligro,y fangre,que les n ; Ter0Cifim ' 
avia collado. ,0 Y no.es buena razón de Eftado tener con mw üfuwpta, 
tributos m uy pobres a los Vafallos,paraque eílen mas. fu- T qulbt4S6h & c " 

J V- , . n i '" - r Jtatem, ac metum 

getos.porque li bien la pobreza, que nació co nolotros^p exfitgmjs maxi- 
es accidental,humilla los ánimos, los levanta la violenta, ma P eccandi 
y los perfuade a maquinar contra fu Principe. " A David TaSb.VA¿ 

Yyy z lejun- 



}4o EMPRESA 

fe juntaron contra Saúl todos los que eítavan pobres , ¡ 
™* EfftfMmyií ' empeñados. n Nunca mas obediente vn Reyno , que- 
rrá m anguftil quando eftá rico,y abundante. El Pueblo de Dios , aun 
conmtut^&op- que duramente tratado en Egypto , fe olbidó de fu liber 
& amlro al a7¡mo, tad P or la abundancia,quc gozava alli,y luego que le faU 
&faaus eíieo- tó en el deíierto ,, échemenos aquella fervidumbre , y la 

X£c7¿ 2 . llorava - 

$■•■ Quando^el Reyno feuviefedado con condición; 
que fin fu confen ti miento no fe puedan echar tributos, 
ó fe le concediefe deípues con decreto general,como fe hi- 
Mar.Hift.Hifp. zoen las Cortes de Madrid en tiempo del Rey Don A- 
lonfo VndecirnOjOadquiriefepor preferipcion immemo- 
rial elle derechOjComo en Efpaña,y Francia , en tales ca- 
fes feria obligación forzóla, elperar el confen timiento de 
las Cortes, y no exponerte el Principe al peligro , en que 
fe vio Carlos Séptimo Réjale Francia por aver querido 
imponer dehecho vn tributo.Para el vno, y otro cafo có:. 
viene mucho acreditarfe tanto el Principe con fus Vafa- 
llos, que juzguen por conveniencia el peíb, que les impo^ 
ne en fe del zelode fu confervacion,y confientan en el,re- 
mitiendofe a fu prudencia, y conocimiento vni veríal del 
citado de Iasxoías , como fe remitieron a la de lofeph los 
de Egypto , aviendoles impuefto vn tributo de la quinta, 
j¡. s*h¡s mitra parte de fus frutos. ,J Quando el Pueblo hiziere efta con- 
¡nmdnutuaejí: fianza del Principe, debe el atender mas a no agrá valle 
'tmÁQrinmnt ^ n g ran cau &>y con madura confulta de fu Confejo.Pcro 
fin, & Uilftu fila necefidad fuere tan vrgente ,, que obligare a grandes 
Mumtu Ji*gt. t r ib utos } procure empleallos bien .-porque ninguna cok 
* 2 ' fíente mas el Püeblo^ue no ver feuto del peíb, que fufire > 
y que la fubftancia de fus haziendas fe confuma en vfos 
inucilcs,y en celando la necefidad , quite los tributos tm- 

pueftos 



POLÍTICA LXVII. 541 

pueftos en ella, finque fuceda lo que en tiempo de Vefpa- 
fiano,que fe perpetuaron en la paz los tributos , que e(cu- 
só la necefídad de las armas: ,4 porque jdeípues los te- , 4 . ^ ece f ltate 
raen , y rehuían los Vafallos, aunque fean muy ligeros, ^mmm txcufa- 
penfando > que an de fer perpetuos. La Reyna Doña Ma- *¿J¡f™ m fatc 
riagrangeó las voluntades del Reyno , y lo mantuvo fiel Tac.líb.2.Hiít. 
en fas mayores perturbaciones , quitando las filas, que fu Mar.Hift.Hifp. 
marido el Rey Don Sancho el Quarto avia impueílo fo- 
bre los mantenimientos. 

§ . La mayor dificultad confííle en perfuadiral Reyno, 
que contribuya para mantener la guerra fuera dehporque 
no fabe comprehender la conveniencia de tenella lejos, y 
^en los Eftados ágenos, para^confervar en paz los propios, 
y que es menos péligrofo el reparo, que haze el eícudo,que 
el que recibe la zelada : porque aquel ella mas diftante de 
la cabeza.Es muy corta la villa del Pueblo, y no mira tan 
adelante. Mas fíentela graveza prefente , que el beneficio 
futuro,fin corífiderar,que defpues no bailaran las hazien- 
das publicas,y particulares a reparar tos daños* 1 * Y aísi es *> *^«»m 
meneíler toda la deílreza,y prudencia del Principe , para prLL'Zlmm* 
hazelle capaz de fu miíma conveniencia. parcendo,remat* 

$. En las contribuciones fe a de tener gran conñdcv2L~ Pf"" 14 '™?'*". 

j t vi Li r j i -i_ nwttmcumbem- 

Clon de no agravar la NobIeza:porque iiendo los tributos bm demum maiv, 
los que la diftinguen de los pecheros , fíente mucho veríe de &ratofae r*- 
igualar con ellos,rotos fus privilegios , adquiridos con la [mLmTmC- 
virtud y el valor. Por eílo los Hidalgos de Cartilla toma- me »**- 
ron las armas contra el Rey Don Aloníb el Tercero , que au Iov * 
les quifo obligar álaimpoficion de cinco maravedís de. MaivHlft * H:f í^ 
oro al año para los gallos de la guerra. 

§. No fe ande imponer los tributos en aquellas co- 
fas^ que fon precitamente neceíarias para la vida, fino 

Yyy j, en las 



j4z EMPRESA 

en las que íírven á las delicias,á la curiofidad,al ornato, y 
á la pomparon lo qual quedando caíiigado el excefo,cae 
el mayor pefo fobre los ricos, y poderoíos, y quedan ali- 
viados los labradoreSjyoficialeSjque ion la patte,que mas. 
conviene mantener en la República. Los Romanos car- 
garon grandes tributos fobre las a.romas^perlas, y piedras 
preciofas,que fe traian de Arabia. Alexandro Severo los 
impufo fobre los oficios de Roma , que fervian mas a la 
lafcivia,que á la neceíidad. Parte es de reformación enca- 
rezer las delicias. 

§. Ningunos tributos menos dañofosá los Reynos, 
que los que fe imponen en los puertos fobre las mercan- 
cias,que fe íacan: porque la mayor parte pagan los ForaC 
teros. Por eftocon gran prudencia eftan en ellos confti- 
- cuidas las rentas Reales de Ingalacerra, dejando libre de 
:impoííciones al Reyno. 

§. El mayor inconveniente de los tributos , y regalías 
Cicer, e ftá en l° s Receptores,y Cobradores: porque avezes bazé 

1 6. FopuUm metí mas daño,que los mifmos tributos,y ninguna cofa llevan 
exattores {ni fpo~ mas impaciéntemete los Vafallos, que la violencia de los 
ifaU.iV. Miniílros en fu.cobranza. Sola Sicilia (dize Cicerón) que 

17. vortus ñopos & moftrava fiel en fufrillos con paciencia. Dellos fe quejó 
nauu veniens mn £)j os p 0r l a boca de Ifaias , que avian defpojadofu Pue- 
IZtpo^í' bl °- U En Bgipto era vn-Propheta Prefidente de los tribu- 
naufragmjtwa- tos : porque fulamente de quien era dedicado a Dios , fe 
mtsnomcwrewt p0 ¿|j an g ar y j e ft an en manos de Negociantes, y Vfure- 

txlgentium : quos t V . ■ 11 Y 

frequenterpitu ros,que no menos delpojan a la nave,que llega al puerto, 
<é$xgm damna, q Ue e i naufragio, I7 y como los Vandoleros , demudan al 
tanlau^ragtí Caminante quepafa devn confina otro. Que mucho 
Caíriod.lib.4. pues que falte el comercio a los Reynos , y que no les en- 
E P- *9- eren de a fuera las monedas, y riquezas , fi an de eftar ex- 

Mar.Hia.Hifp. pueíhí 



POLÍTICA LXVII. J43 

puedas al robo i y que mucho que fientan los Pueblos 
las contribuciones,!? pagan vno al Principé,y diez á quien 
las cobrad Por eftos inconvenientes en las Cortes de-Gua- 
dal ajara en tiempo del Rey Don luán el Segundo ofreció 
el Reyno de Canilla vn férvido deciento y cinquenta 
mil ducados , con tal,que tuviefe los libros del gafto y re- 
cibo,paraque conftafe,de fu cobranza , y fi fe empleavan 
bien,y no á arbitrio de los que governavan áCaftilla por 
la minoridad del Rey. Poreftoel Reyno de Francia pro- Mar,H¡ft.<Hjf p . 
pufo a Henrique el Segundo, que le quitafe los exactores, 
vlepondria donde quifiefe fus rentas Reales, y aunque 
inciinóaello, no faltaron defpuesConfejeros, quecon 
aparentes razones le diluadieron. Lo miímo an ofrecido 
diverías vezes los Reynos de Cartilla , obligandofe tam- 
bién al deíempeño de la Corona, pero fea juzgado, que 
feria defcredito de la autoridad Real el dalle por tutor al 
Reyno, y peligrofa en el efta poteftad. Pero la cauía mas 
cierta es,que fe deja de mala gana el manejo de la hazien* 
da,y laocafion de enriquezer con ella a muchos. No efta 
I el crédito del Principe en adminiílrar, fino en tener. No 
fué menos atenta la República Romana á fu reputación, 
que quantas a ávido en el Mundo , y reconociendo efte 
pefo de las cobranzas, ordenó , que los mifmos Pueblos ■> 
beneficiafen , y cobrafen fus. tributos, y no por efto dejo 
de tener la mano fobre fus Magiftrados.paraque fin ava- ! Ne pro " mi <* 
ricia, y crueldad le cobralen , en que rué muy cuidadofo tutbamur, vtque 
Tiberio. 18 La fuavidad en la cobranza de vn tributo obXx- ve l era $ ne auari - 
ga a la conceiian.de otros. tmd0 fmuiñ 

toL'rarent. 
Tac.Iib.^. Así. 

Ingenio*- 



J44 



EMPRESA 




INgeniofos los Griegos cnbolvieron en fingidos acon- 
tecimientos (como enGerolificos los Egipcios )m* 
folamente la Philoíbphia natural, fino también la ma* 
ral,y la política , ó por ocultallas al Vulgo, ó por impri- 
millas mejor en los ánimos, con lo dulce , y entretenido 

de la 



' 



POLÍTICA LXVIIL j 4y 

<Ielas fatulas. Quefieridopues fignificar el poder de la 
navegadon, y las riquezas, que con ella fe adquieren, 
fingieron aver aquella nave Argos ( que fe atrevió la pri- 
mera a deíafírfe de la tierra , yentregarfea los golfos del 
rnar^) conquiftado el Vellocino, piel de vncarnero,que 
en ve£ dé latía dáva oro, cuya hazaña mereció, que 
fuefe coníagradaa Palas Diolade las armas, y frailada da 
al firmamento porvhadefusconftelaciones en premio 
de fus peligrofos viajes, a viendo deícubierto al Mundo, 
que fe podían con el remo, y con la vela abrir caminos 
entre los montes délas olas , y conducir por ellos alpafb 
del viento las armas , y el comercio a todas partes. Eira 
moralidad, y el eírarya en el globo celefte puefta por 
eftrella aquella nave, dio ocafion, para pintar dos en eña 
Emprefa, que fuefen polos del Orbe terreftre , moftran- 
doa los ojos, que es la navegación la que fuftenta la 
tierra con el comercio, y la que afirma fus dominios 
con las armas, Mobiles fon eftos polos de las naves , pero 
en fu mobilidad cbníifte la firmeza de los Imperios. Ape- 
nas a ávido Monarquía , que fobre ellos no fe aya fun- 
dado , y mantenido. Si le faltafen a Efpaña los dos po- 
los del mar Mediterráneo , y Océano, luego cairia fu 
grandeza : porque como confia de Provincias tan diñan- 
tes entre fi , peligrarían , fi el remo y la vela no las vnie- 
íen^yfacilitafen losíbcorrosy afiftencias, parafucon- 
fervacion y defenía , fiendo puentes del mar las naves , y 
galeras. Por efto el Emperador Carlos Quinto , y el Du- 
quedeAlva Don Fernando aconfejaron al Rey Don Fi- 
lipe el Segundo, que tu vieíe grandes fuerzas por mar. 
Efta importancia reconoció el Rey Siíébuto, fiendo el 
primero, que las vsó en los mares de Eípaña.Confejo fué 

Zzz tam- 



J4 6 EMPRESA 

también de Themiftocles , dado a fu República , de qu< 
fe valieron los Romanos, para hazerfe Señores del Mun- 
do. Aquel elemento cine, y doma la tierra. En el fe 
lian juntas la fuerza, y la velocidad. Quien con valoi 
las exercita , es arbitro de la tierra. En ella las arm; 
amenazan , y hieren a (ola vna parte : en el mar a to< 
Ningún cuidado puede tener fíempre vigilantes > y pi 
venidas las codas: ningún poder preíidiallas baftant 
mente* Porel mar vienen a fer tratables todas las Nacio- 
nes, las quales ferian incultas , y fieras ^ fin la comunica- 
ción de la navegacíon,con que fe hazen comunes las len- 
guas, como lo eníeñó la Antigüedad, fingiendo, que ha- 
blava el timón de la nave Argos, para dar a entende^qut 
por fu medio fe tratavan „ y praticavan las Provincias 
porque el timón es quren comunica acadavna los bie- 
nes, y riquezas de las demás, dando reciprocamente 
efta Provincia a la otra , laque le falta r cuya necefidad, 
y conveniencia obliga a buena correfpondencia, y amor 
éntrelos hombres por la necefidad , que vnos. tienen de 
otros. 

§. Eííe poder deF mar es mas conveniente a vnos Rey- 
nos , que a otros ,. fegun fu difpoficion y 4iúo. Las Mo- 
narquías fítuadas en A fia mas an menefter las fuerzas de 
tierra, que las de mar. Venecia , y Genova , que hizieron 
fu aliento, aquella en el agua, y efta vecina a ella, y en fi- 
tio, que mas pareze eícollo del mar, que feno de la tier- 
ra, impraticable al arado, y cultura, pongan fus fuerzas 
en el remo, y vela.Quando fe preciaron dellas,fueron re-» 
midas, y glorioíasenel Mundo ambas Repúblicas. Eípa- 
na, que retirándote de los Perineos > fe arroja al mar , y íe 
interpone entre el Océano , y el Mediterráneo, funde fu 

poder 






política lxviii. ht 

poder en las armas navales, fi quifiere alpirar al dominio 
vniverfal,yconíervalle. La diípoficion es grande, y mu- 
cha lacomodidád de los puertos , para mantenellas , y 
para impedir la navegación a las demás Naciones , que Ce ' «° tye,tud¡xi- 

* • n • r i ni ftt: perfeüidecorU 

ennquezen con ella-, y crian tuerzas, para hazelle laguer- eg0 r¿ m & m 
ra. Principalmente fi con las armas fe afegurare el comer- md* mawfiu. 
cio,y mercancia,la qual trae configo el marinaje,haze ar- E2ech » c «*7.3« 
merias,y alnragazenes los puertos-.los enriquece de todas 2> °? ne ' naues 

i r r b - i j ivrui ir» mam t & nauta 

las colas necelanas para las armadas ,da lubitancia al Rey* earum fmmt m 
no,conquemantenellas>y le puebla,y multiplica.Eftos,y W u !° »<£<*<*- 
otros bienes feñaló Ezechiel debajo de la alegoría de na- Ezech.ikdem*' 
ve,que fe halla van en Tyro (ciudad fituada en el corazón $&rft,$ \^ % 
del mar 1 ) por el trato que tenia con todas las Naciones; ' ■& tyu* w*ntm 
porque a ella cocurrian las naves, y marineros. 1 Los Per- beiíatomtai: dy- 
ías,Lydio$,y Lybios militavanen fucxercito,ycolgavan ?», &gaie*m 
enellafusefcudos, y almetes.' Los Carthadnefes la lie- ^^mt m u 

* l •■■■ . & pro úrnatu tua. 

navan de todo genero de riquezas, plata, hierro , y los de- £zech.ibidem. 
mas metales. 4 No avía bienes en la tierra, que no fe halla- ^.canhagmenfes 
íen en fus ferias, y afsi la Hamo abundante, y glorióla,* y ne £°* lato j es *«U 
que lu Rey avia multiplicado lu fortaleza con la negocia- tt am „ ¿mitUm, 
cion/ Las Repúblicas de Sidon, Ninive, Babilonia, Ro- agento , ferro* 
ma, y Cartago con el comercio, y trato florecieron en ri- %Zí!mfnZ 
«juezas , y armas. Quando faltó á Venecia , y Genova el dmas tuas. 
trato y navegación , faltó el exercicio de fu valor, y la lbldem * 
ocaíion de fus glorias, y trofeos. Entre breves términos J¿Sf¿" es ¿ 
de arena, inculta al azadón , y al arado , fu lienta Olanda m corde mam. 
poderofos exercitos con la abundancia , y riquezas del E2 ech.ibidem. 
mar, y mantienépopulofas Ciudades , tan vecinas vnas 6 r '^T l l xtuAí J 

1 J i r i- r n i fapientta tm , & 

a otras, que no las pudieran luitentar los campos mas m negotiamne 
fértiles de la tierra.Francia no tiene minas de plata,ni oro, * u * wdt'pf'ctfi 

d. t i i • r i tibí fortitudinem. 

trato, y puenlesinvencionesde hierro, plomo, £ ze ch.c.28.5. 

Zzz 2 yefta- 



54 $ EMPRESA 

yeftaHohazepreciofafuindullria,y feenriquéze, ynof- 
otros defcuidados perdemos los bienes del mar. Con in- 
menfo trabajo, y peligro traemos áEípana de las partes 
mas remotas del Mundo los diamantes, las perlas , las 
aromas, y otras muchas riquezas, y no pafando adelante 
con ellas, hazen otros grangeria de nueftro trabajo, co- 
municándolas a las Provincias de Europa, África, y Afia. 
Entregamos áGenovefes la plata, yeloro, conquene- 
gocien, y pagamos cambios, y recambios de fus negocia- 
ciones. Salen de Elpaña la feda , la lana, la barrilla, e 
azeroyel hierro^y otras diverfas materias , y bol viendo a 
ella labradas en diferentes formas , compramos las mif- 
mas cofas muy caras por la conduta , y hechuras. Defuer- 
te que nos es coftofo el ingenio de las. demás Naciones. < 
Entran en Efpaña mercancías , que ó folamente firven a 
lavifta, ó fe confumen luega, y facan por ellas el oro 
y la plata , con que (como dijo el Rey Don Enrique e 
Segundo ) fe enriquecen , i fe arman los Eftrangeros , i auna 
las T?e%es los Enemigos en tanto que fe empobrecí nuejlros 
Vafallos* Queja fué efta del Emperador Tiberio, viendo 
elexcefo de perlas, y piedras preciofas en las Matronas 
7>. Qms upidum Romanas. 7 Vna gloria immortal leefperaá V.A» fifa- 
< ?" s *^ c¡mi * no ~ voreciere, y honrare el trato, y mercancía, exercita- 
authofliies £<?»- daen los Ciudadanos por ellos mifmos, y en los No- 
m 9 transfmm- bles por terceras perfonas; pues no es mas natural la 
Anníd! C ■ ** íema de los frutos de la tierra,, que la de la permuta, , 
dando vnas cofas por otras, ó en vez dellas, dinero; 
No defpreciaron la mercancia, y trato los Principes 
de Tyro, ni las flotas , que el Rey Salomón embia- 
va á Tharíis , traían folamente las coías necefarias , fino 
aquellas también y con que podia grangear , y aumentar 

fus 



política lxviit. 

• 

fas riquezas,) 7 hazerfe mayor fóbre todos los Reyes de la 8 - £"'<*</*/« r*- 
tierra. 8 Pompeyo tenia á ganancia fu dinero. La Noble- f/"^^^^' 
za Romana , y la Carthaginefa rio íe eíeurecieron con el mtLpet tres amos 
trato,y negociaciones. Colegio formo Roma de Mercan- ¡f 4 / m lhar f tsr > 
tes, de donde píenlo, que aprendieron Olandeles a le- gentuw>& ama* 
yantar fus Compañías. Con mayor comodidad fe pudie- & áent * s ziepbi. 

fo ^ s l r ~ r i - i torttm, &pmias i 

rmar enlüpana, aleguradas con navios armados, & panos. Magm. 

con que no folamente correrían en ella las riquezas, fino^í» eñ erg* 
también florecerían las armas navales , y feria formida-^^^^ 
ble a las demás Naciones. Conociendo eftas convenien- ten* dimtijs , & 
cias los Reyes de Portugal abrieron por ignotos mares f a F™ tta * 
con las armas el comercio en Oriente , con el comercro 9 . Dommabitur 
füftentaron las armas , y fundando con eftas , y aquel vn amari v íf e ^ 
nuevo, y dilatado Imperio/ introdujeron la Religión y la f ^r qtle ¿j J^l 
qual no pudiera volar a aquellas remotas Provincias , ni minos otbis ur- 
defpues á las de Occidente, por la indiaftria,y valor de los p^ .- g 
Caftellanos,fi las entenas con plumas de lino,y pendien- lo.Ecteijttdetígh 
tes del árbol de la cruz, no u vieran íido fus alas y con que ve "' ent >& *" e #«• 
llego á darte á conozer a la Gentilidad , la qual extraño mari>&°ifi¡deter~ 
los nuevos Huefpedes, venidos de Regiones tan ctíftaÉr- >{■ *4*fo*ft* 
tes, que ni aun por relación los conock, 10 y recibiendo i^azulftauafi 
dellos la verdadera luz del Evangelio y y el divino Pan del namstnjt'mru, <fe 
Sacramento , llevado de tan lejos, " exclamó jubilante hng \ ' t ortans M- 
conlíaias: Qutenparami bien engendro aefhosl Yo efteril, yo Prou.c3a.14, 
\dejt errada, i cauúJ>a y i quienjsijlentba eflos? lo defamparaday ifo- lZí 2£ s í em,p 
\la,i eftos adonde eftí&an* n JeriíJJ&^ln^ 

§. No menos importaría, que como los Romanos riensjranfmigfa- 
afirmaron fu Imperio, poniendo preíidios en Conftanti- MuaX'^utri* 
nopla,en Rhodas,en el Rhenoj y en Cádiz, como en qua- uUiegodettMt*> 
tro ángulos principales del, fe colocafen también en dife- &f oIa: & # v& 
rentes partes del Océano, y Mediterráneo las Religiones i(ui^, lv . 

Zzz 3 milita- 



yyo EMPRESA 

militares de Efpaña , paraque con noble emulación cor- 
riefen Itfs mares , los limpiafen de cofarios , y afegurafen 
las mercancias.Premios fon bailantes del valor, y virtud 
aquellas infignias de Nobleza, y íilficientemente ricas fu$ 
encomiendas, para dar principio á efta heroica obra , di* 
gna de vn heroico Rey, y quando no baftafen fus rentas,)! 
noíe quiíiefe deípojar la Corona del dote de losMáefi 
trazgos, dados por la Sede Apoftolica en adminiítracionj 
íe podrían aplicar algunas rentas eclcfiafticas. Pen íamieni 
to fué efte del Rey Don Fernando el Catholico, el quat 
tenia trazado de poner en Oran la orden de S.Tiago,y ea 
BugiayTripol las de Alcántara, y Calatrava, aviendo 
para ello alcanzado del Papa la aplicación de las rentasi 
de los Conventos del Villar de Venas,y de San Martin en 
la Diocefi de S.Tiago,y Oviedo. Pero no íe pudo exccutár 
por el embarazo, que le íbbrevino de las guerras délta- s 
lia , ó porque Dios refervó efta empreíapara gloria de o- 
tro Rey, a que no debe oponerle la razón de eftado de no 
dar cabeza á los Nobles, de que refultaron tantos alboro- 
tos en Canilla, quando avia Macftres délas Ordenes mi. 
litares : porque ya oí á crecido tanto la grandeza de los i 
Reyes con las Coronas , que íe an multiplicado en fus 
fien es, que no fe puede temer efte inconveniente , princi-, 
pálmente eftando fuera de Efpaña lasordenes,y incorpo-^ 
rados en la Corona los Maeftrazgos. 



Ni 



política lxix. 



5Ji 




Ni vn inflante quifo la divina Providenciare eíhí* 
vicfeefta Monarquía del Mundo fin el oro,y el aze- 
to: aquel para fu confervacion , yeftepara firdefenfa: 
porque fi ya no los crió con ella mifma, trabajó el Sol,. 
Go vernador fegundo délo criado,defde que fe le encargo 

la 



f S t EMPRESA 

la confervacion de las cofas, en purificar, y dorar los mi 
ncrales, y conftituir erarios en los montes, donde tam 
bien Marte Prefidentede la guerra endureció lasmatc 
rias, y reducidas a hierro, yazero, hizo armerías, 
brazos de las Repúblicas fon las armas: fu fangre, y eípi 
ritus los teforos, y fi eftos no dan fuerza a aquellos,y coi 
aquellos no (e mantienen eftos , caen luego defmayadas 
las Repúblicas, y quedan expueftas a la violencia. Pli- 
niodice, que ai en las Indias vna efpecie de hormigas, 
que en vez de granos de trigo , recogen los del oro : No 
les dio la Naturaleza el vio del , pero quifo, que como 
Maeftras de las demás Repúblicas les enfefialen la im- 
portancia de ateforar. Y fi bien algunos Políticos fon de 
opinión, que no íe an de juntar té-foros , porque lacudi- 
cia defpierta las armas de los enemigos , como fucedió a 
i.Lmtus efi au- Ezechias poraver moftrado fus riquezas a los Em baja- 
ra» ¡n aduemu dores de Afyria, * y los Egipcios por efte temor confu- 

eorum, & oíietuf.it - r i • i ni * r i 

tu domum aroma- roían en fabricas Jas rentas Reales, no tienen tuérzalas 
tum , & au- razones, que traen , ni eftos exemplos: porque aEze- 
r £Z' t«Z ge V chías no k fobrevino la guerra por a ver moftrado fus te- 1 

tum,&pigmenta & r . 

varia, vnguenta loros , uno por la vanidad de moitrallos , teniendo en 1 
ijuoque.&domt-m c \\ os mas q lie en Dios, fu corazón , y afsi le predijo I 

va[onim4uorum i Tr • i • i • , i t- • • i i- 

é-omnia.qtu ha- naias, que los perdería^ r y los Egipcios no por el peligro, I 
bere pterat m fino por tener divertidos los Subditos, ( como diremos) I 
líuac.za i \ Y P or vana g' or * a ' os ocupa van en fabricas. Quando él I 
i.Díxitqueifat.ti Principe acaudala teforos por avaricia, y no fe vale de*. I 
Ez.echit:*udifer- líos en las ocaííonesforzofas deofenfa , 6 defenla, y por 1 

&*£*£ "° § aftallos ' ticne ^proveídos, , y flacos fus prefidios , y 
& aufr/ítur om- fus armas, bien creo, que llamará contra fi las de fus ene- 1 
pjdytjusftmt tu mi^os, dándoles ócafion, paraque fragüen llaves de aze- 1 

domo tua. ° ' i-r ' . r ^ & , r , 

4.Reg.c 20.7. ro > con que abrir lus erarios, pero quando contervalosj 

teforos 



POLÍTICA LXIX. tfj 

empleos forzofbs, fe hará terrier , y refpetar de fus eaemi- 

gós: porque el dinero es elnervio de la guerra. } con el fe ?• Sed r mhl - Aqta 

r a * < ^ c i i • fatigabat, quam 

ganan Amigos, y Conrederados,y no menos atemorizan pummum con- 
los teforos en los erarios, que las municiones, las armas,y wtftw- >. ev ejfe 
pertrechos en las armerías , y las naves 7 y galeras en los danám." 
arzénales. Concite fin no es avaricia el juntallos , fino Taclib. i.Hift. 
prudencia política , como lofué la del Rey Don Fernan- 
do el Cathohco, cuya fama de mifcrable quedó def- 
mentida en fu muerte , no avien do fe hallado en fu poder 
fuma confiderable de dinero. Lo que guardava lo em- 
plea va en la fabrica de la Monarquía, y pufo fu gloria, no 
' en a ver ganado, fino en tener con que gaftar. Pero es me- 
nefter advertir, que algunas vezes fe areforacon grandeza 
de animo, para poder executar gloriofos penfamientos, 
y defpues fe convierte poco a poco en avaricia, y primero „ ,. , ,. 
leve la ruina de los Eltados , que íe abran los erarios para pss apriuatü h*> 
fii remedio* Fácilmente fe deja enamorar de las riquezas hiú > <¡Wmr* 
el corazón humano , y fe tonvierte en ellas. ' 3w^T* 

f. No bafta, que los teforos, eften repartidos en el Eutropius. 
cuerpo déla República, como fue opinión deChloro: 4 5. venes qms au* 
porque las riquezas en el Principe fon feguridad , en los fm > & ¡>Pf s >F** 
subditos peligro. Cerial dijo a los de 1 revens,que íus n- í4w /¿, Tací. 4* 
quezas les caulavan la guerra. 5 Quando la Comunidad H «fo>r. 
es pobre,y ríeoslos particulares, llegan primero lospeli- ^^Uxñ%cira 
gros, que las prevenciones.Lós confejos fon errados: por* ^¡Zlntfit 
que huyen de aquellas refoluciones , que miran a lacón- pul tilos, quunt- 
fervacion común ' viendo que fean de executar a coila de ¡fJ tt P ubliC0 h *; 
las haziendas particulares, y entran forzados en lasguer- magnxbeUgen- 
ras. Por eílo le pareció a Ariftoteles , que eftava mal for- u ccacthpecimu* 

i 1 r» ii- i 1 r-r 1 1 • Agre confetmu 

mada la República de los Eipartanos , en la qual no avia Ari ^ i^poí, 
bienes públicos/ Y fi fe atiende mas al bien particular, cé. 

Aaaa que 



Sf4 EMPRESA 

7. Tmato v/*«i que al publico, 7 quanto menos fe atenderá a remediar 
pJPu!u Um con' el daño propio el de la Comunidad i Efte inconve- 
Tacüb <$.Ann. niente experimenta la República de Genova, y amella 
D.Auguíü.5. caufa atribuye Catón la ruina de la Romana en la Ora- 
de cnm.D.c.u. cion^qüe refiere Saluftio aver hecho al Senado contra los 
cómplices en la conjuración deCacalkia^ porque (como 
explica S. Auguftin ) fe apartó de fu primer inftituto^ en 
que eran pobres los Particulares, y rica la Comunidadjdc 
que hizo mención Horacio quejandofe dello : 
TsL&n ita %omutt 
Borato tPr¿/criptm , <S* íntonji Catow 

Aujpiajs , Tí)etemn<¡He norma r 
fpriuatus illis cenftts erat breáis r 
Commune yndgnum. 
§. Los Reyes grandes defprecian la atención en atefo- 
rar, ó en conlervar lo ya ateíbrado^ fiados en fu poder , y 
fe dejan llevar de la prodigalidad , fin confiderar r que en 
noaviendoteforosparalasnecefidadcs, es fuerza cargar 
con tributos a los Subditos, con peligro de fu fidelidad > 
y que quanto mayor fuere la Monarquía, tanto mayo- 
res fon los gaftos, que fe k ofrecen. Son Briareoslos 
Principes, que {¡reciben por einquenta manos, gaftan 
por ciento. No ai fuftancia en los Reynos mas ricos para 
vna mano prodiga. En vna hora vaciarlas nubes los va- 
pores , que recibieron en muchos dias. Lo$tefbros,que 
por largos ííglosavia acaudalado la Naturaleza en los 
fecretos erarios de los montes,, n© bañaron a la impru- 
dente prodigalidad de los Emperadores Romanos. Efto 
fuele fuceder a los Sueefores > que hallaron ya juntos 
losteforos: porque vanamente confumen lo que no 
Icscoíló trabajo •, rompen luego las prefas délos erarios, 



yinun- 

■ 



POLÍTICA LXIX. ■ jjf 

y inundan con delicias fus Eftados. En menos de tres 
-años deíperdició Caligula íeícntayíeis millones de oro, 
aunque entonzes valia vn efeudo , !o que agora diez. Es 
locoelpoder,yamenefter, que le corrija la prudencia 
económica : porque fin ella caen luego los Imperios. El 
Romano fué declinando áeíde que por las prodigalida- 
des, y excefi vos gaftos de los Emperadores , fe confumic- 
ron fus teforos. El Mundo fegovierna con las Armas, y 
Riquezas. Efto fignifica ella Emprefa en la efpada , y el 
ramo de oro, que fobreel orbe de la tierra levanta vn 
brazo, moftrando que con el vno , y el otro fe govierna, 
aludiendo a la fábula de Eneas en Virgilio, que pudo<:on 
ambos penetrar al infierno, y gendir fus Monftros , y Fu- 
rias. No hiere la eípada , que rro tiene los filos de oro, ni 
baña el valor, fin la prudéda económica, ni las armerías, 
fin los erarios, y afsino debe el Principe, reíblverfe ala 
guerra, fin aver reconocidoprimero, fi puede íiiftentalla. 
Por efto pareze conveniente, que el Préndente de hazien- 
«Ja fea también Gonfejero de Eftado, paraque refiera en el 
Coníejo , como cftan las rentas Reales , y que medios ai 
para las armas.Muy circunfpe&o a de fer el poder, y muy 
confiderado en mirar lo que emprende. Loquehazela 
vifta en la frente,haze en el animo la prudencia económi- 
ca: fi efta falta en las Repúblicas , y Rey nos, feran ciegos, 
y como Polifemo, roto aquel luminar de fu frente por la 
aftucia de Vlyfes,arrojava vanamente peñaíco$,para ven., 
garfe, arrojarán inútilmente fus riquezas, y teforos. Har- 
tos hemos vifto en nueílros tiempos confumidos fin pro- 
vecho en diverfiones por temores imaginados, en exerci- 
tos levítados en vano,en guerras,que las pudiera aver ef- 
cufado la negociación,© la difimulacion,en afiftencias de 

Aaaa 2 dünere 



f T $ EMPRESA 

dinero mal logradas, y en otros gados, conque creyendo 
los Principes quedar mas>fuertes, an quedado mas flacos. 
Las oftentaciones,y amenazas del oro,arrojado fin tiem- 
po, y fin prudencia, enfrmifmas íedeshazen, y las fe. 
gundasfon menores) que las primeras , yendoíe enfla- 
queciendo vnas con otras* Las fuerzan fe recobran fácil- 
mente, las riquezas no buelven a la mano. Dellas no fe a 
devfar,finoenlasocaíioncsforzofas, y inexcufables. A 
los primeros Monillos, quefeleopufieronaEneas, no 
facó el ramo de pro , finóla efpada. 
VJrgÜ.. Corripit kkfubita trepida formidine ferrum 

Éneas ;, JiriSlamque aciem T^enientibus offerfr. 
PeE@defpues,quando vió^que no baftava la fuerza de los 
laiegoSjnLIa negociación^ moverá Acheronte, paraque 
le paíaíe de la otra parte del rio, fe valió del ramo de oro 
(guardado, y oculto fmfta entonzes) y le obligó con 
%mtm abfcodi- el don , aplacando, fus iras.* 
tuextinguüiras.. Si te nulla molíet tanU pietatis imam + 

At ramum hunc [apertt ramum, qut Iwjte latemt) 



"^irgií* dgnojcas* Túmida ex ira tune corda refidunt r 

Ñec plura his Ule admimns loenerabilé donum. 
Fatalis ürg& longo, pojl tempere Tfifum , 
Qdruléam adl?ertit puppim. 
Procuren pues los Principes mantener fíempre claros r y 
gerfpicaces fbbre íus ceptros eftos ojos de la prudencia,, 
y no íe defdeíxende la economía, pues della depende fu 
confervacionvy fon Padres de familias de íus Vafallos¿ 
El rqxagQanim o corazón de Augufto fe reducía por efc 
bien publico (como dezimos en otra parte ) á eferivir 
por fu mano la entrada,y íalida de las rentas del Imperio^ 
Si en Efpaña u viera fido menos prodiga l&guerra , y mas* 

econo- 



política lxix; #? 

económica la paz y fe uviera. levantádo-eon el dominio 
vniverfal del. Mundo. Pero con el deícuido,que engendra 
la grandeza, a dejado pafar alas demás Naciones las ri- 
quezas, que 1$ uvieran hecho invencible. De la inocencia 
délos Indios las compramos por la permuta de cofas vi- 
les, y defpues,,no menos fimples,que ellos, nos las llevan 
losEftrangeros, y nos dejan por ellas el cobre, y el plo- 
mo. Esel Reyno deGaftillaelquecon fu valor, y fuer- 
zas levantó la Monarquía-, triunfan los demás , y el pa*- 
deze, fin acertar stvalerfe de los grandes teforos, que en- 
tran en el.Afsiigualó las Potencias la divina Providencia^ 
A las grandes les dio fuerza r perono induílria , y al con- 
trario á las menores» Pero porque no parezca , que deícu- 
bro, y no euro las heridas , feñalare aqjii brevemente fus» 
eaufas,y íus remedios* No feran eftosde quintas efencias^ 
ny de arbitrios efpeeúlativosy qtie con admiración acre- 
dita la novedad, y con daño reprueva la efperiencia, fino 
aquellos, que dicta la mifma razón natural ,. y por co- 
munes deíprecia la ignorancia. 

Son los frutos delatierralá principal riqueza. No ai 
mina mas rica en los Rey nos, que la agricultura. Bien 
lo conocieron los Egipcios i que remata van el ceptro en 
vna rejade arado-, fignificando , que enella confiftia fu 
poder r y grandeza. Mas rinde el monte Vefuvio en fus 
vertientes, que elzerrodePotofien fus entrañas, aun- 
que fon de plata. Noacafo dio la Naturaleza en todas 
partes tan pródigamente los frutos, ., y celó en los pro- 
fundos fenos*de la tierra la plata, y el oro. Con adver- * < Max ™fJ* r *; 
teñera hizo comunes aquellos, y los pulo io-bre la tierra; vimt, &fructtbi*- : 
porque avian de fuften tar al Mundo/ y encerró ellos me- v * ba Z k \ 
taies , paraque coftafe traba jo el hallarlos , y purificarlos^ c . ", ' 

A-a a. a j y -na* 



57* EMPRESA 

y no fuete dañofa á los hombres íii abondacia¿fí excedie- 
fen de lo que era menefter para el comercio , y trato por 
medio de las monedas , en lugar de la permuta de las co- 

Mar.Hift. Hifp. las . Con los frutos de la tierra fe fuftentó Eípaña tan rica 
en los figlos paíados , que a viendo venido el Rey Luis de 
Fracia a la Corte de Toledo(en tiepodel Rey Don Alón- 
fo el Emperador) quedó admiradp dofugrandeza,y luci- 
miento, y dijo no aver vifto otra igualen Europa,y Aíia, • 
aunque a^ia corrido por fus Provincias con ocafion del 
viajeá k Tierra San&a.Efte efplendor«conférvava enton- 

MitMkllify zesvnReydeCaftilla, trabajado con guerras internas, y 
ocupada de los Africanos la mayor*parte defus Reynos,y 
ftgun cuentan algunos Autores para la guerra Sagrada íc 
juntaron en Canilla cien mil Infantes de gente foraftera, 
y diez mil caballos , y íefenta miiearros de bagaje,yá to- 
cios los foldados, oficiales, y Principes les davael Rey 
Oon Alonfo el Tercero cada día &eldo,íegun fus pueftos, 
y calidad* Ellos gaftos,y provifiones,cuya verdad defacre- 
dita la experiencia preftnte, y les exercitos del Enemigo, 
mucho mas numerólos, pud&íiíftentar fola Caftilla , fin 
efperar riquezas eftrangeras, expueftas al tiempo , y á los 
Enemigos, hafta que derrotado, vn Vizcaíno le dejo la 
Fortuna, ver, y demarcar a^uel nuevo Orbe, ónocono* 
cido, ó ya olbidado de Sos Antiguos, para gloria de 
Colon, elqual {muert® aquelEípañol primer deícu- 
bridor , y llegando a fe manos las demarcaciones , que 
avia hecho) fe refolvioí averiguar el defeubrimientode 
Provincias tan remotas, no a cafo retiradas de laNatu* 
raleza con montes interpueftos de olas. Comunicó lu 
penfamiento con algunos Principes , para intentalle con 
fus afiftencias, perd ninguno dio crédito á tan gran no- 
vedad, 



política lxk. w 

vedad, en qué fin viera (ido en ellos advertencia, y no 
falca de fe, uvieran merecido el nombre de prudentes^ 
que ganó la República de Carthago, quando aviendofe 
prefentado en fu Senado vnos Marineros, que referían 
aver hallado vna iíla muy rica , y deliciofa ( que íe esee 
era la Efpañola ) los mando matar juzgando, que feria 
dañofo fu defeubrimiento á la República. Recurrió vlti- 
mamente Colon álos Reyes Catholicos Don Fernán- 
do , y Dona Ifabel y cuyos generoíbs ánimos, capazes de 
mxicHos Mundos, no feeontentavan convnofolo, y 
aviendole dado crédito , y afiftencias, fe entegró á las in- 
,men(as olas del Océano , y defpues de largas navegacio- 
nesy en que no fué menos peligrofa la defeonfianza der 
Üís Compañeros, que los desconocidos piefagos del 
mar , bol vio á Efpaña con las naves tanteadas de barras 
de plata f y oro. Admiró el Pueblo en lasriberas de Gua- 
dalquivir aquellos preciólos partos de la tierra, facados á 
luz porkt fatiga de los Indios , y conducidos pornuefiro 
atrevimiento >: yinduftria. Pero todo lo alteró lapoíe- 
fíon, ; y abundancia de tantos bienes. Arrimó luego la 
Agricultura el arado , y vellida defeda curó las mano* 
endurecidas con el trabajo. La Mercancía con efpiritu* 
nobles trocólos bancos por lasiíllasginetas, y filió i 
ruar por las calles. Las Artes fe defdeñaron de los mftru- 
mentos mecánicos. Las Monedas d&plata r y©*o des- 
preciaron el villano parentefco*deliLiga, y Readmi- 
tiendo el de otros metales , quedaron puras, y nobles, 
,y fueron apetecidas , y bulcadas por varios- medios de 
las Naciones. Las cofas fe enfobervedeFon , y defef- 
timadala plata, y el oro levantaron ííis precios. Alo$ 
' ReyesTucedió caí! lo mifmo^ que al Emperador Ne~- 



¿66 EMPRESA 

ron,quaiido le engaño vh Africano , diciendo , que avij 
hallado en fu heredad vn gran teforo , que íe creía averl 
efeondido la Rey na Dido , o porque la abundancia de h 
riquezas no eftragafe el valor de fus Vafallosyó porque 
cudicia no le crugeíe a fu Reyno la guerra: lo<jual creid< 
del Emperador, y fuponiendo ya por cierto aquel teíbro, 
fe gaftavan las riquezas antiguas con vana eíperanza de 
io. Giifíebat-n- las nuevas, fiendo el efperal las califa déla necefidadpu- 
teftm luxurta ¡fe D j.¡ ca « Q on \¿ m ifma efperanza nos perfilad i mos,que ya 

inxnwnfmmba „ . J. r ■ »~1 7 

turque veteres o- no eran meneíter Éranos rijos , yquebaltavan aquellos 
P es > <i u 4 ohUüi mobles, y inciertos de las flotas, fin con fid erar, que nuef- 
anZsTro'd'gcm. u '° poder eítava pendiente del arbitrio délos vientos, y 
Qmn, & ¡ndeum de las olas , como dijo Tiberio , que pendía la vida del 
largiebatur,&d l p ue ^[ Romano , porque le venia el fuftento de Provia- 
tío wter caufat cías vi tramar mas , " peligro que comidero Alero , para 
■¡mUtufauperta- petíuadir á Gofredo.que defiftieíe de la guerra Sagrada. 

íis a át i acit. •■ . . c 

\ib.i6. AnoaL v & a * ^ entl aunque illH^er tuo dipende ? T «» 

n.At bercuti ne- Y como los hombres fe prometen mas de fusfentaSjde 
mo refert, tjmd que ellas fon, v " creció el faufto,y aparato Real , aumen-, 

ppuii Rotnattí per Corona en confianza de aquellas riquezas advenedizaí 
áuett*maris,& ] as ,q ua l es mal adminiílradas. y mal confervadas , rí 

UmpeiUtum quo- . ..« i n > n v r i 

tdie voiuitur. pudieron baítar a tantos ganos , y dieron ocaiion al em- 
Tacl.^.Ann. peño, y efteá los cambios, y víuras. Creció la necefi- 
iz. s&ptenmic ¿¿¿^ y obligó ácoftofos arbitrios. El mas dañoíb fué la 
Iwplw quamm alteración de las monedas,fiti advertir,que fe deben cort- 
tos eft, ¡peram bo- feivar puras, como la Religión , y que los Reyes Don A- 
** n í s : c x lonfo el Sabio, Don Alonfo Vndecimo , y Don Enrique 
inílít. quib. ex. el segundo , que las alteraron , pulieron en gran peligro 
cauf man. e ¡ R C y tlo ? y f üs períbnas, en cuyos daños debiéramos ef- 
MirrHift. Hifp .carmenrar,pero quando los males lonfatales, no perlua- 

den 



POLÍTICA LXIX. 561 

den las experiencias, ni los exemplos. Sordo pues á tan- 
tos avifos el Rey Filipe Tercero, dobló el valor de la mo. 
nedadebellon, hada entonzes proporcionado paralas 
compras de las cofas menudas , y para igualar el valor de 
las monedas mayores. Reconocieron las Naciones eílran- 
geras la eftimacion, que dava el cuno a aquella vil mate- 
ria, y hizieron mercancia della , trayendo labrado el co- 
bre á las coilas de E(paña,y lacado la plata, y el oro, y las 
demás mercancías , con que le hizieron mas daño , queíi 
u vieran derramado en ella todas las ferpientes, y anima- 
les ponzoñofos de África, y los Eípañoles, que en vn tié- 
po fe reian de los Rhodos,porque vfavan monedas de co- 
bre^ las querían introducir en Efpaña, fueron riía de las 
Naciones. Embarazofe el comercio con lo ponderofo, y 
bajo de aquel metal. Alzaronfe los precios, y fe retiraron 
las m&rcancias , como en tiempo del Rey Don Alorifo el 
Sabio.Cesó la-compra, y la venta, y fin ellas menguaron 
las rentas Reales , y fué necefario bufear nuevos arbitrios 
de tributos,y impoficionés, con que bolvióá coníumirfe 
la fuftancia de Caftilla, faltando el trato,y comcrcio,y o- 
biigó á renovar los mifmosinconvenientes,nacidos vnos 
de otros, los quales hizieron vn circulo perjudicial, ame- 
nazando mayor ruina,fi con tiempo no fe aplica el reme- 
dio , bajando el valor de la moneda de bellon a fu valor 
intrinfeco. Quien pues no fe perfuadiera , que con el oro r 3- vires lux * 
deaquel Mundo fe avia de conquiílar luego efte, y ve- ^ nt Z mcrem 
mos t que fe hizieron antes mayores emprefas con el va- difapimam , & 
lor folo, que defpues con las riquezas, como lo notó ; JS^S 
Tácito del tiempo de Viteüio/ 3 Eftos milmos daños quam pecumares 
del deícubrimiento de las Indias experimentaron luego Bma ™ m ' l * m 
los demás Reynos, y Provincias eítrangeras, por lafé h¡Ó1 

Bbbb de 



,6z EMPRESA 

de aquellas riquezas, yalmifmopaíb, que*n Cartilla, 
fubió en ellas el precio de las cofas,y crecieron los gaítos, 
mas de loquefufrian las rentas propias, hallándole oi 
con los mifmos inconvenientes, pero tanto mayores, 
quanto eftan mas lejos , y es más incierto el remedio d< 
la plata, y oro, que á de venir de las Indias, y les i dec< 
municar Efpaña. 

§. Eftos fon los males, que an nacido del deícubri- 
miento de las Indias , y conocidas fus canias , fe conozerr 
fus remedios. El primero es , que no fedefprecie la Agri- 
cultura en fe de aquellas riquezas , pues las de la tierra 
fon mas naturales, mas ciertas, y mas comunes a todos, 
y afsi es menefter con ceder privilegios a los Labradores, 
y librallos de los pefos de la guerra , y de otros. 

El fegundo es, que pues las coías fe reftituyen por 
medios opueílos a aquellos , con que fe deftruyeron , y 
losgaftos fon mayores, quela expectación de aquellos 
minerales, procure el Principe, como prudente Padre de 
14. vtratioque-$ Ltm tiz s > y como aconfejaron los Senadores a Nerón,' 4 
fiuum, ánecefi- quelas rentas publicas, antes excedan , que falten a los 
^terffclwuZ g^ftos, moderando losfuperfluos , a imitación del Em- 
rmt, ¿ perador Antonino Pió , el qual quitó los fueldos , y ga 
Tac I.13. Ann. j e s inútiles del imperio, como también los reformó e 
Emperador Alexandro Severo, diciendo, que era ti- 
rano el Principe , que los (uftentava con las entrañas de 
fus Provincias. Lloretvpocos tales reformaciones , y no 
clReyno. Si dotó el deíbrden, y falta de providencia 
los puertos, los oficios, y los cargos de lapazy y déla 
guerra : fi los introdujo la vanidad a titulo de grandeza, 
¡jorque no los a de corregir la prudencia , y como quan- 
to fon mayores las Monarquías , tanto fon mayores (u& 

defo r- 



POLÍTICA LXIX. 56} 

deíbrdenes,afsi tambiea lo fcran los efetos defte remedio. 
Ningún tributo , ni renta mayor , que efcufar ganos. El 
curio del oro, que pasó, no buelve.Con las prefas crece el 
caudal de los rios.El detener el dinero,es fijar el azogue,y 
la mas íegura r y rica piedra filofofal. Dedonde tengo por 
cierto , que íi bien informado vri Rey por los Miniftros 
de mar,y tierra de los gaftos,que fe pueden efcufar, íe de- 
terminafeamoderallos,quedarian tan francas fus rentas, 
que baftarian al defempeño , ai alivio de los tributos , y 
á acumular grandes teíoros, como lo hizo el Rey Don Mar.Hift.Hifp. 
Enrique el Tercero, el qual hallando muy empeñado 
el patrimonio Real trato en Cortes generales de fu reme- 
dio , y el que fe tomófué el mifmo , que proponemos, 
abajando los fueldos, las penfiones, y acortamientos íe- 
gun fe da van en tiempo de los Reyes pafados. En que 
también fe avia de corregir el numero de tantos Tefore- 
ros, Contadores, y Receptores , los quales ( como deci- 
mos en otra parte) fon arenales de Livia, donde fe fecan, 
y confumen los arroyos délas reptas Reales, que pafan 
por ellos. El Gran Turco , aunque tiene tantas cobran- 
zas , fe vale de folos dos Teforeros para ellas , vno en A - 
fia , y otro en Europa. El Rey Enrique Quarto de Fran- * Scd W"»am 

. / L . J i-v • v n Plwumque in no- 

cia (no menos económico, que valiente) reconoció elte nuüucaufis mué- 
daño, y redujo a numero competente los Miniftros de lá recunda pnm& 
hazienda Real. mh.attom ajl m - 

" *>v.«i. gimitr, vtettam 

El tercer remedio es, que pues por la importunidad de non concedenda 
los Pretendientes, aquienfe ríndela generofidad délos f'^"f* ¿ 
rrincipes, * lacadellos privilegios, elenciones y y merce- nonexcc.Ui. 
des prejudiciales a la hazienda Real , fe revoquen , quan- l. i j.tr.ioJ.j; 
doconcurren las caulas, que movieron alos ReyesCa- ^ eco P- • 

JL 1- 1 1 I r» r-v H ■ • 1 Á L.?.tt. 10. I.<. 

tnolicos a revocar las del Rey Don Enrique el Quarto ^ eeo p. 

B bbb 2 en 



jó> EMPRESA 

envna Leide la Recopilación. Porque (como dijeran 
en otra Lei) no contiene a los %eyes Tpfarde tanta largue^a y 
Recop*' 10 <¡ ue f ea convertida en dejlmcion, porque la franqueza debefer 
l>fada con ordenada intención, no menguando la Corona Q^eal, ni 
Id (Rjal Dignidad, y fi ó la neceíidad , ó la poca; adverten- 
cia del Principe no repara en ello, fe debe remediar def. 
pues. Por eílo hecha la renunciación de la Corona del 
Rey Don Ramiro de Aragón , íe anularon todas las do- 
naciones ,que avian dejado fin fuerzas el Reyno. Lo mif- 
i pconnascme mohizieron el Rey Don Enrique el Segundo, llamada 
a ureas babentfu- etlviberal , y la Reyna Dona Iía